Terapias innovadoras para controlar la hipertensión en México

Posted at — Mario Hernández Cueto — agosto 23rd, 2012 — 7:16 under noticia

Terapias innovadoras para controlar la hipertensión en México

Tecnologías para la presión arterial La hipertensión arterial (presión sanguínea elevada) es una enfermedad grave y letal que puede desencadenar graves complicaciones vasculares como infarto al miocardio, insuficiencia renal y enfermedad vascular cerebral.

En México, se ha estimado una prevalencia de alrededor del 30% de la población total en la población mayor a 20 años es del 30%, es decir uno de cada tres mexicanos es hipertenso y de ellos de ellos sólo el 19% de los pacientes hipertensos están bajo control.

La hipertensión es una enfermedad en sí misma y no sólo un simple factor de riesgo de enfermedad cardiovascular. La presión arterial es la fuerza con la que fluye la sangre dentro de los vasos sanguíneos.

Se mide en dos variantes, por ejemplo 112/78 mm Hg. El primer número (la presión arterial “alta” o sistólica), es la presión que se ejerce cuando late el corazón. El segundo número (presión baja o diastólica), es la presión cuando el corazón descansa entre latidos. La presión arterial normal se encuentra debajo de 140/90 mm Hg Si usted es un adulto y su presión sistólica mide entre 120 y 139, o su presión diastólica mide entre 80 y 89 (o ambos), entonces usted tiene “prehipertensión”.

La presión arterial alta no da síntomas pero dentro del organismo día a día ocasiona estragos dañando no sólo al corazón sino a otros órganos como el cerebro, los riñones y las arterias. La presión arterial alta es una enfermedad muy grave y letal ya que si no se controla puede ocasionar de súbito: Enfermedad Vascular Cerebral (coloquialmente conocida como embolia cerebral), Ataque al corazón, angina o ambos, Insuficiencia cardiaca, Insuficiencia renal, Enfermedad arterial periférica.

El tratamiento para controlar la hipertensión debe disminuir la presión sistólica y diastólica pero también debe proteger los órganos blancos como cerebro y riñones. Debe controlar la hipertensión arterial de manera rápida y eficaz (en no más de un par de semanas) y debe tener pocos efectos secundarios.

Las personas que tienen mayor riesgo de desarrollar hipertensión son:

Las personas con familiares cercanos que tienen hipertensión arterial
Las personas mayores de 35 años
Las personas que tienen exceso de peso
Las personas que no son activas físicamente
Las personas que consumen demasiada sal
Las personas que consumen demasiado alcohol
Las personas con diabetes, gota o enfermedades renales
Las mujeres embarazadas
Las mujeres que toman pastillas anticonceptivas, que tienen sobrepeso, que tuvieron hipertensión arterial durante el embarazo, que tienen antecedentes familiares de hipertensión arterial o que tienen una enfermedad renal leve

Con el objetivo de que las personas diagnosticadas con presión arterial alta, se protejan de mejor manera contra esta enfermedad y no abandonen el tratamiento, Daiichi Sankyo presenta Openvas Co una moderna terapia que combina dos sustancias potentes, rápidas y eficaces en el control de la hipertensión y que además confiere mayor cardioprotección a los pacientes.

De acuerdo con el Director Médico y de Asuntos Regulatorios del laboratorio Daiichi Sankyo, el Dr. Martín Bravo, hay dos causas primordiales que propician el abandono de las terapias para controlar la hipertensión “la primera es que el tratamiento es para toda la vida y la segunda es la cantidad de medicamentos que deben tomar los pacientes, que en algunos casos llega a ser mayor a 20 pastillas diarias”.

Por ello, agregó el especialista, “los pacientes con hipertensión requieren terapias precisas y en combinación, es decir varias sustancias en una sola toma para alcanzar el control de la enfermedad de manera más efectiva”.

Un ejemplo de estas novedosas combinaciones es Openvas Co, terapia que mezcla olmesartán, un potente y eficaz antihipertensivo. Y la hidroclorotiazida, diurético también muy efectivo para tratar la presión alta. Dicha combinación ofrece beneficios adicionales a los pacientes.

La hipertensión arterial, o presión sanguínea elevada, es una enfermedad grave y letal que puede desencadenar severas complicaciones vasculares como infarto al miocardio, insuficiencia renal y enfermedad vascular cerebral, entre otras.

Datos de la última Encuesta Nacional de Salud y Nutrición, estiman que en México hay alrededor de 17 millones de personas mayores de 20 años diagnosticadas con este padecimiento. Sin embargo, se pronostica que hay 13 millones más en el mismo rango de edad que tiene hipertensión arterial y no lo saben.

El Dr. Abraham Majluf, investigador de la Coordinación de Investigación en Salud del Instituto Mexicano del Seguro Social, se refiere a la hipertensión arterial como una enfermedad crónica de origen desconocido, en la cual la presión sanguínea es mayor a los parámetros considerados óptimos (110 presión diastólica o alta y 70 presión sistólica o baja). Sin bien, la hipertensión arterial se hacía presente a partir de los cuarenta años, cada vez se detectan más casos en personas que apenas pasan los veinte años, debido a factores como mala alimentación, los índices de obesidad y el sedentarismo.

De acuerdo con el especialista “es importante considerar que entre más rápido y mejor sea el tratamiento para controlar la hipertensión arterial, mejor será el resultado deseado y mejor será la cantidad y calidad de vida de los pacientes, desgraciadamente se tiene estimado que en México solo el 10 por ciento de estos recibe el tratamiento adecuado”.

Y agregó “Openvas Co (olmesartán + hidroclorotiazida) se toma una sola vez al día, lo que representa una eficaz opción de tratamiento para pacientes con hipertensión arterial”.

Finalmente el Dr. Martín Bravo, comentó que en un futuro cercano Daiichi Sankyo estará presentando nuevas combinaciones para el control de la presión arterial alta, que concentrarán nuevas sustancias, lo que permitirá a los pacientes estar mejor protegidos y así lograr mejores resultados en el control de la hipertensión.

Ahora hay aparatos domésticos que te pueden orientar hacia cómo está tu presión, no dejes de checarte y evita llegar a un infarto o problema cardio o cerebrovascular grave. No te automediques, consulta siempre a tu médico y obtén un buen diagnóstico y un tratamiento especial para ti,

(Fuente: Cronica.com.mx)

No responses yet