Diabetes mellitus

30 agosto 2013

¿Deberían todas las personas mayores de 65 tomar estatinas?

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 14:20

pildoras-en-mano

Los hombres y las mujeres mayores de 65 años de edad que están en riesgo de sufrir alguna enfermedad cardiovascular, pero de los que no se sabe que tengan problemas cardiacos, podrían beneficiarse de los medicamentos para bajar el colesterol, sugiere un estudio reciente.

Los investigadores afirmaron que las estatinas, como el Crestor y el Lipitor, pueden reducir el riesgo de ataque cardiaco y de accidente cerebrovascular (ACV), aunque no parece que eviten la muerte por enfermedad cardiovascular o por otras causas a corto plazo.

“Esta es la primera vez que se demuestra el beneficio que reportan estos medicamentos en esta población de pacientes”, afirmó el autor principal del estudio, el Dr. Pasquale Perrone-Filardi, del departamento de ciencias biomédicas avanzadas de la Universidad Federico II de Nápoles, en Italia.

Estos hallazgos cubren una brecha en las actuales directrices, según Perrone-Filardi. Hasta la fecha, no ha habido ninguna evidencia firme de que las estatinas beneficien a los pacientes que no hayan tenido un ataque cardiaco o un ACV, afirmó. Tampoco ha habido una evidencia que muestre los beneficios de tomar los medicamentos para lo que se llama la prevención primaria.

“[Estos nuevos datos] no [me harían] recomendar a todos los pacientes más mayores que tomasen estatinas, pero quizá sí a los pacientes con hipertensión o aterosclerosis”, señaló Perrone-Filardi.

Para el nuevo estudio, el equipo de Perrone-Filardi revisó los datos de ocho ensayos publicados con anterioridad que contaron con casi 25,000 participantes. Estos pacientes estaban en riesgo de contraer alguna enfermedad cardiovascular, pero no habían sufrido ningún ataque cardiaco o ACV previos.

Este tipo de estudio, llamado metaanálisis, intenta encontrar patrones comunes en los datos de varios ensayos no relacionados entre sí.

En estos ensayos, en los que se comparaban las estatinas y placebos en pacientes a los que se realizó un seguimiento promedio de tres años y medio, las estatinas redujeron el riesgo de ataque cardiaco en aproximadamente un 29 por ciento y el de ACV en casi un 24 por ciento, hallaron los investigadores.

Sin embargo, con respecto a la prevención de la muerte por cualquier causa, las estatinas no tuvieron ningún efecto, afirmaron los investigadores.

A pesar de los nuevos hallazgos, Perrone-Filardi no cree que todas las personas mayores de 65 deban tomar estatinas. Los pacientes que se beneficiarían son los que tienen un riesgo alto de enfermedades cardiovasculares, indicó.

“El problema es que la edad es uno de los factores de riesgo principales de las enfermedades cardiovasculares, así que resulta difícil detectar en la población de personas mayores quiénes son los que tienen un riesgo cardiovascular muy alto”, afirmó.

El estudio, que no fue financiado por ninguna farmacéutica ni por ninguna otra fuente externa, fue publicado el 28 de agosto en la revista Journal of the American College of Cardiology.

En Estados Unidos, las directrices ya recomiendan las estatinas para la prevención primaria del ataque cardiaco y el ACV, indicó un experto.

“Se ha demostrado que las estatinas reducen sustancialmente los eventos cardiovasculares mortales y no mortales en los individuos en los que no sabe si tienen una enfermedad cardiovascular, incluso en hombres y mujeres con un nivel de colesterol que se considera normal”, afirmó el Dr. Gregg Fonarow, vocero de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).

Las directrices de Estados Unidos recomiendan la terapia de estatinas para la prevención primaria en hombres y mujeres independientemente de su edad. Las directrices de la Sociedad Europea de Cardiología (European Society of Cardiology), sin embargo, no recomiendan el uso de las estatinas en las personas mayores, señaló Fonarow.

Los beneficios de las estatinas superan a los riesgos para la prevención primaria en los ensayos clínicos realizados hasta ahora, afirmó Fonarow, profesor de cardiología de la Universidad de California, en Los Ángeles.

“Dado que las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la causa principal de muerte, discapacidad y de gastos en la atención de la salud, tanto en hombres como en mujeres a partir de 65 años de edad (la mayoría de los hombres y mujeres en este rango de edad tienen un riesgo intermedio o alto de sufrir algún evento cardiovascular), las estatinas, junto con una dieta sana y el ejercicio de forma regular, representa una de las… estrategias más efectivas para la salud cardiovascular individual y a nivel poblacional”, señaló Fonarow.

Los costos son algo a tomar en cuenta para cualquier medicamento que se toma con regularidad. En la edición de abril de 2012 de la revista Consumer Reports se afirmaba que el costo de las estatinas variaba mucho, desde unos 12 dólares hasta más de 500 dólares al mes. No obstante, el artículo hablaba de estatinas genéricas que pueden valer solo unos pocos dólares al mes si los proporcionan los programas de alguna cadena de tiendas importante.

MIÉRCOLES, 28 de agosto (HealthDay News) —

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTES: Pasquale Perrone-Filardi, M.D., Ph.D., department of advanced biomedical sciences, Federico II University, Naples, Italy; Gregg Fonarow, M.D., spokesman, American Heart Association, and professor, cardiology, University of California, Los Angeles; April 22, 2012, Consumer Reports Health Best Buy Drugs: Statin Drugs to Treat High Cholesterol and Heart Disease; Aug. 28, 2013, Journal of the American College of Cardiology

HealthDay

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_140212.html

31 julio 2013

Suspender el tratamiento para el colesterol puede estar asociado con un mayor riesgo de Parkinson

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 15:13

Estudios previos sobre la relación entre los fármacos contra el colesterol estatinas y el riesgo de enfermedad de Parkinson han tenido resultados contradictorios

En esta investigación participaron 43.810 personas en Taiwán que tomaban estatinas y no tenían la enfermedad de Parkinson, puesto que allí los médicos suspenden el tratamiento una vez que el paciente alcanza el objetivo de estabilizar sus niveles. “Esta política nos permitió ver si había alguna diferencia en el riesgo de Parkinson en personas que dejaron de tomar estatinas en comparación con los que siguieron con el tratamiento”, dijo el autor del estudio Jou-Wei Lin, de la Universidad Nacional de Taiwán, en Taipei.

El estudio, publicado en la edición digital de ‘Neurology’, la revista médica de la Academia Americana de Neurología, encontró una diferencia entre dos tipos de estatina: las lipofílicas o solubles en grasa, como simvastatina y atorvastatina, se asociaron con un menor riesgo de enfermedad de Parkinson, mientras que no se encontró asociación entre las estatinas hidrofílicas, o solubles en agua, como pravastatina y rosuvastatina.

Aquellos pacientes que dejaron de tomar las estatinas solubles en grasa registraban un 58 por ciento más de probabilidades de desarrollar la enfermedad de Parkinson que los que siguieron tomando los medicamentos, un riesgo absoluto de 2,65 casos por cada millón de personas al día. Este resultado fue consistente, incluso después de ajustar por otras enfermedades como la diabetes y la hipertensión.

30/07/2013 – E.P

http://www.elmedicointeractivo.com/noticias/internacional/121254/suspender-el-tratamiento-para-el-colesterol-puede-estar-asociado-con-un-mayor-riesgo-de-parkinson

19 julio 2013

Más beneficios que riesgos con las estatinas

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 12:14
pastillas
La estatinas (fármacos ampliamente utilizados para bajar el colesterol) tienen pocos efectos secundarios graves, aunque aumentan ligeramente el riesgo de diabetes tipo 2, según la evidencia de una nueva revisión de gran tamaño.
Al analizar 135 estudios anteriores, que contaron con casi 250,000 personas en total, los investigadores descubrieron que los medicamentos simvastatina y pravastatina eran los que producían menos efectos secundarios de este tipo de medicamentos. También hallaron que las dosis más bajas producían menos efectos secundarios en general.
“Como ocurre con cualquier medicamento, las estatinas tienen sus ventajas y sus desventajas”, afirmó el autor principal del estudio, Huseyin Naci, candidato doctoral en el Colegio de Economía y Ciencias Políticas de Londres.
“Hemos mostrado que los efectos secundarios dañinos de las estatinas no son comunes y que los beneficios los superan en gran medida”, afirmó Naci, que también es miembro de investigación en el departamento de medicina poblacional en la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, en Boston.
Los resultados del estudio, que no fue financiado por ninguna farmacéutica, fueron publicados en línea el 9 de julio en la revista Circulation: Cardiovascular Quality and Outcomes.
Las estatinas son medicamentos que se usan para reducir la cantidad de colesterol LDL o colesterol “malo” en la sangre. Los niveles de LDL pueden bajarse mediante cambios dietéticos y el ejercicio, pero para muchas personas es difícil mantener estos cambios en el estilo de vida.
Además, las estatinas podrían resultar útiles para estabilizar las placas en los vasos sanguíneos (las placas pueden romperse y causar un ataque cardiaco o un accidente cerebrovascular) y reducir la inflamación, según la Dra. Suzanne Steinbaum, cardióloga preventiva y directora de Salud de las Mujeres y del Corazón del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. Steinbaum no participó en el nuevo estudio.
En el análisis, los investigadores revisaron los datos de ensayos clínicos aleatorios, algunos de los cuales compararon las estatinas entre sí, y otros que compararon las estatinas con un placebo. El tiempo de seguimiento promedio de los estudios revisados en el análisis fue de 1.3 años.
La revisión incluyó los datos de siete estatinas que se comercializan en la actualidad. La atorvastatina, la simvastatina y la pravastatina fueron las estatinas que más habitualmente tomaron los participantes.
La simvastatina y la pravastatina eran las más seguras, según esta revisión.
En general, los investigadores descubrieron un aumento del 9 por ciento en el riesgo de diabetes tipo 2 en las personas que tomaban las estatinas. Naci afirmó que quizás las estatinas puedan alterar la secreción de insulina, aunque este estudio no examinó los posibles mecanismos por los que las estatinas podrían aumentar el riesgo de diabetes.
“El ligero aumento del riesgo de diabetes es superado en gran medida por los beneficios cardiovasculares de las estatinas”, afirmó.
Las estatinas no se vincularon con ningún aumento en el riesgo de cáncer, según la revisión. “Hay una evidencia concluyente de que las estatinas no aumentan el riesgo de cáncer”, señaló Naci.
El consumo de estatinas se relacionó con un aumento de las irregularidades en las enzimas del hígado. Naci comentó que esos cambios en las pruebas de sangre no provocan ningún síntoma y que son reversibles si se deja de tomar el medicamento. “Si se monitoriza de cerca, no hay por qué preocuparse, y no hay ninguna precaución específica que pueda basarse en nuestro estudio”, aseguró. “Pasar a tomar una estatina asociada con un aumento menor podría ser lo adecuado”.
Los investigadores también descubrieron que cuanto mayor era la dosis, más probable era que las personas tuvieran que dejar de participar en un ensayo debido a los efectos secundarios.
“Los efectos secundarios tienden a aumentar con las dosis más altas”, afirmó la cardióloga Steinbaum. “Queremos usar la menor cantidad de medicamentos que sea posible y combinar el uso de las estatinas con la gestión del estilo de vida. No hay ningún medicamento que sea una solución rápida y una cura, pero merece la pena tomar estatinas si se pueden controlar los efectos secundarios”.
Añadió que aunque la simvastatina y la pravastatina podrían tener menos efectos secundarios, “tienden a ser las estatinas menos potentes. Las estatinas más efectivas suelen ser las que más efectos secundarios tienen”, afirmó Steinbaum.
“No todas las estatinas son iguales”, afirmó el autor del estudio, Naci. “Nuestro estudio aporta evidencias de que los efectos secundarios de las estatinas individuales varían, lo que debería tenerse en cuenta al hacer las recetas”.
FUENTES: Huseyin Naci, M.H.S., doctoral candidate, London School of Economics and Political Science, and research fellow, department of population medicine, Harvard Medical School, Boston; Suzanne Steinbaum, M.D., preventive cardiologist, and director, Women and Heart Health, Lenox Hill Hospital, New York City; July 9, 2013, Circulation: Cardiovascular Quality and Outcomes, online.

1 junio 2013

Algunas estatinas pueden interferir con el ejercicio

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:14

Se señala que la estatinas, los fármacos más ampliamente prescritos en todo el mundo, reducen el colesterol y evitan la cardiopatía en personas con obesidad, diabetes y síndrome metabólico, que es una combinación de trastornos médicos que comprenden adiposidad corporal excesiva o altas cifras de presión arterial, glucemia o colesterol. Sin embargo, investigadores de la Universidad de Missouri descubrieron que la simvastatina, un tipo genérico de estatina previamente comercializado con el nombre de patente “Zocor”, interfiere en los efectos positivos del ejercicio en adultos obesos y preobesos.
“Se ha demostrado que la aptitud física es el indicador más importante de longevidad y salud por cuanto protege a las personas contra diversas enfermedades crónicas”, dijo John Thyfault, profesor asociado de nutrición y fisiología del ejercicio de la Universidad de Missouri. “Es necesaria la actividad física diaria para mantener o mejorar la aptitud física y por consiguiente obtener mejores resultados en la salud. Sin embargo, si los pacientes comienzan a hacer ejercicio y a tomar estatinas al mismo tiempo, parece que las estatinas bloquean la posibilidad de que el ejercicio mejore los grados de aptitud física”.
Thyfault dice que muchos cardiólogos quieren recetar estatinas a todos los pacientes de determinada edad independientemente de que tengan síndrome metabólico; estos fármacos también se recomiendan a las personas con diabetes de tipo 2. Recomienda que los cardiólogos sopesen con más detenimiento los efectos positivos y los riesgos de las estatinas tomando en cuenta estos nuevos datos en torno a su efecto sobre el ejercicio.
“Las estatinas se han utilizado apenas en los últimos 15 a 20 años de manera que no sabemos cuáles serán sus efectos a largo plazo en la aptitud aeróbica y la salud global”, dijo Thyfault. “Si los fármacos complican el mejoramiento y el mantenimiento de la aptitud física, no a todas las personas se les debiera recetar estatinas”.
Thyfault y sus colaboradores cuantificaron la aptitud cardiorrespiratoria en 37 individuos obesos previamente sedentarios de 25 a 59 años de edad con bajos grados de aptitud física. Los participantes cumplieron el mismo programa de ejercicio en el campus de la Universidad de Missouri durante 12 semanas; 18 de las 37 personas también tomaban 40 mg de simvastatina al día.
Las estatinas afectaron en grado significativo los resultados del ejercicio de los participantes. Los del grupo que sólo realizó ejercicio incrementaron su aptitud cardiorrespiratoria un promedio de 10% en comparación con un aumento del 1,5% en los participantes a los que también se les recetó estatinas. Así mismo, el contenido mitocondrial del músculo esquelético, la región donde las células musculares convierten oxígeno en energía, disminuyó 4,5% en el grupo que tomaba estatinas en tanto que el grupo que sólo efectuó ejercicio tuvo un incremento del 13%, una respuesta normal después del programa de ejercicio.
Thyfault señala que en las investigaciones futuras se determinará si las dosis más bajas de simvastatina u otros tipos de estatinas también influyen en los resultados del ejercicio en las personas y por consiguiente en su riesgo de enfermedades como la diabetes de tipo 2. El comenzar con un esquema de estatina después del ejercicio y obtener un grado de aptitud más alto puede reducir los efectos del fármaco sobre la aptitud física, dijo.
 
  Fuente: doctors.net.uk, 28/05/2013

9 abril 2013

Los efectos adversos de las estatinas pueden superarse

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 15:51

 Un estudio sugiere que la mayoría de los pacientes que suspenden el uso de las estatinas para reducir el colesterol por sus efectos adversos u otro motivo, podrían volver a utilizar el mismo fármaco o uno similar sin secuelas en el largo plazo.
 
Esto es importante porque si las personas que necesitan tomar estatinas suspenden el tratamiento tienen riesgo de padecer complicaciones cardíacas graves, de modo que los médicos y los pacientes deberían pensar con cuidado antes de suspender el tratamiento por reacciones adversas leves.
 
“Es muy común que los pacientes escuchen a amigos o lean en Internet sobre estos efectos adversos (…) y digan ‘Nunca volveré a tomar una estatina'”, dijo el doctor Alexander Turchin, coautor del nuevo estudio del Hospital de Brigham, Boston.
 
Pero aclaró que la mayoría de los efectos adversos “no son una contraindicación absoluta” de uso.
 
Un cuarto de los estadounidenses de 45 años o más utilizan estatinas para prevenir infartos o accidentes cerebrovasculares. Los fármacos están especialmente recomendados para diabéticos o personas con antecedentes cardiovasculares. Cuestan entre 11 y más de 200 dólares por mes.
 
El equipo de Turchin revisó las historias clínicas y las anotaciones clínicas de 108.000 pacientes a los que se les había recetado una estatina en uno de dos hospitales de Boston entre el 2000 y el 2008.
 
Unos 57.000 suspendieron el tratamiento por lo menos temporalmente durante el estudio. Menos de 19.000 tuvieron efectos adversos asociados con el fármaco utilizado, según constaba en sus historias clínicas, y 11.000 (10 por ciento de todos los pacientes) suspendieron la terapia por esas complicaciones.
 
Aun así, a la mayoría de los que habían suspendido las estatinas se le recetó el mismo fármaco o uno similar durante el año siguiente y más del 90 por ciento siguió utilizándolo.
 
Esto sugiere que los trastornos musculares y estomacales que sufren algunos usuarios no siempre se deberían sólo a los fármacos o que estarían asociados con un solo tipo de estatina, pero no con esa clase farmacológica, según publica el equipo en Annals of Internal Medicine.
 
“No se repetirían con otra dosis u otra estatina, de modo que habría que volver a intentarlo”, dijo Turchin. La excepción, según advirtió el autor, son los pacientes que desarrollan una reacción grave, riesgosa para la vida, como una enfermedad que causa necrosis muscular llamada rabdomiolisis, después de empezar a tomar las estatinas. Aclaró que en el estudio, ese tipo de reacciones fueron muy raras.
 
El doctor Dennis Ko, cardiólogo del Centro Schulich para el Corazón del Centro de Ciencias de la Salud de Sunnybrook, Toronto, mencionó que sería difícil utilizar las historias clínicas electrónicas para obtener información detallada sobre cuándo y por qué los pacientes suspenden los medicamentos, lo que es una limitación del nuevo estudio.
 
Pero coincidió con la conclusión general: que las estatinas merecen un segundo intento, a pesar de sus efectos adversos leves.
 
“Para los pacientes que se beneficiarán enormemente con estos fármacos, en especial aquellos con (antecedentes cardíacos) o con alto riesgo de padecer enfermedad coronaria, hay opciones para salir adelante y pienso que hay que insistir -sostuvo Ko, que no participó del estudio-. La mayoría de las veces, los efectos secundarios pasarán”.
 
Turchin recomendó que los pacientes que estén preocupados por los efectos adversos, conversen con sus médicos sobre otras opciones.
 By Genevra and Pittman
 
NUEVA YORK (Reuters Health)
FUENTE: Annals of Internal Medicine
http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=79761

3 enero 2013

Expertos aún no pueden explicar la relación entre las estatinas y la diabetes

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:12

farmacos_280

 Un modelo matemático sugiere que la relación entre el uso de estatinas y la aparición de la diabetes tipo 2 no se explicaría por el aumento en la supervivencia que generarían estos populares medicamentos, señalaron investigadores.
“Nuestros resultados respaldan las observaciones previas de que las estatinas elevarían levemente el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 y de que eso no se debe simplemente a que sus usuarios vivan más tiempo”, dijo el doctor Goodarz Danaei.
Aun así, agregó: “Como lo demuestran estudios previos, hasta los pacientes con alto riesgo de desarrollar diabetes (como los que tienen antecedentes familiares) se beneficiarían más con la reducción del riesgo cardiovascular por el uso de estatinas de lo que se arriesgarían por el leve aumento del riesgo de desarrollar diabetes”.
En la revista Diabetes Care, el equipo de Danaei, de la Facultad de Salud Pública de Harvard, en Boston, escribe que dado que la enfermedad cardiovascular y la diabetes comparten ciertos factores de riesgo -como la obesidad y la mala alimentación-, una mayor supervivencia por el uso de estatinas podría aumentar la probabilidad de padecer diabetes.
El equipo analizó los datos de las consultas médicas generales que habían realizado casi 286.000 pacientes de entre 50 y 84 años del Reino Unido en el período 2000-2010. Ninguno tenía diabetes ni tomaba estatinas.
Durante el seguimiento, que duró unos 28,5 meses, 48.013 pacientes empezaron a usar estatinas, 13.455 desarrollaron diabetes y 8.932 participantes murieron.
Con esos datos, el equipo realizó un estudio aleatorio hipotético sobre las estatinas, estimó de manera observacional el efecto de la intención de tratar y ajustó el sesgo de supervivencia diferencial mediante el criterio de proporcionalidad inversa.
Con este enfoque, el inicio del uso de estatinas estuvo asociado con un aumento del riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.
Pero el equipo “no halló pruebas de que ese aumento del riesgo pudiera explicarse con la supervivencia diferencial de los participantes tratados con estatinas”. Lo mismo ocurrió tras limitar el análisis a los adultos mayores.
Los mecanismos biológicos probables detrás de este resultado incluyen la hipótesis de que la simvastatina y la atorvastatina reforzarían la resistencia a la insulina. Pero la fluvastatina la reduciría.
Otras vías de acción probables serían la disminución de la recaptación de la glucosa en los adipocitos o de la secreción de insulina. Para los autores, “se necesitan más estudios para identificar el papel de los distintos mecanismos moleculares”.
Por David Douglas
NUEVA YORK (Reuters Health) –
FUENTE: Diabetes Care, online 17 de diciembre del 2012
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_132616.html

6 diciembre 2012

Las estatinas y hacer ejercicio son el mejor medio para bajar el colesterol

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:12

farmacos_280

 Las personas que hacen ejercicio y además toman estatinas para bajar los niveles altos de colesterol pueden ver reducido su riesgo de mortalidad de forma dramática, sugiere un nuevo estudio de gran tamaño.
“La reducción en el riesgo de muerte es independiente: lo que hacen las estatinas es independiente de lo que hace el ejercicio”, afirmó el investigador principal Peter Kokkinos, profesor del departamento de cardiología del Centro Médico de Asuntos de los Veteranos en Washington, D. C.
“Cuando se combinan los dos, se pueden obtener incluso mejores resultados”, señaló. “Si usted está tomando estatinas, su riesgo de mortalidad es alrededor del 35 por ciento más bajo que para aquellos que no las toman, pero si hace ejercicio, su riesgo de mortalidad desciende conforme su condición física mejora hasta el punto de que puede reducir en un 70 por ciento su riesgo de fallecimiento”.
Kokkinos se refiere a un ejercicio moderado con regularidad, no a grandes esfuerzos. “Andar con paso rápido treinta minutos al día, lo que no es demasiado”, aseguró.
Las estatinas son medicamentos que incluyen el Lipitor (atorvastatina), Lescol (fluvastatina), Pravachol (pravastatina), Crestor (rosuvastatina) y Zocor (simvastatina).
Hay personas que no pueden tomar estatinas por sus efectos secundarios, señaló Kokkinos. “Para esas personas, solo con el ejercicio se reduce el riesgo tanto como con las estatinas, si no más aún”, aseguró. Sin embargo, “no recomendamos que no tomen estatinas”, enfatizó.
El ejercicio somete al cuerpo a una tensión que lo fortalece, indicó Kokkinos. Proteger al cuerpo ante los factores estresantes cambiantes es una adaptación evolutiva, añadió.
“Salga del sofá y ande”, aconsejó Kokkinos. “Todo lo que necesita es andar con paso rápido unos 150 minutos a la semana”.
El informe aparece en la edición en línea del 28 de noviembre de la revista The Lancet.
Para realizar el estudio, el equipo de Kokkinos analizó los registros médicos de más de 10,000 veteranos con niveles de colesterol altos tratados en hospitales de Washington D.C. y de Palo Alto, California. 9,700 eran hombres y 343, mujeres.
Los investigadores evaluaron el nivel de forma física de los participantes a partir de los resultados de pruebas estándares de tolerancia al ejercicio, que se llevaron a cabo entre 1986 y 2011.
Hubo un menor número de fallecimientos en los participantes que tomaban estatinas y estaban en buenas condiciones físicas. Tras 10 años de seguimiento, los que contaban con un mejor estado físico tenían el menor riesgo de mortalidad, observaron los investigadores.
En realidad, estas personas en mejores condiciones físicas redujeron su riesgo de muerte en alrededor del 60 por ciento sin importar si estaban tomando o no estatinas, según el estudio.
Estas diferencias en el riesgo de mortalidad no se pudieron explicar por la edad, el peso, el grupo étnico, el historial de enfermedades cardiovasculares, los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares o por los medicamentos, aseguraron los investigadores.
De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., alrededor de 71 millones de estadounidenses tienen el colesterol alto, un factor de riesgo importante de enfermedades cardiacas, comentaron los autores.
Un experto, familiarizado con los nuevos hallazgos, advirtió que el ejercicio no es un sustituto de las estatinas en las personas con un colesterol alto. Los mejores resultados los obtienen aquellos que toman estatinas y que se encuentran en las mejores condiciones físicas, enfatizó.
“Las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la causa principal de muerte y discapacidad en hombres y mujeres en Estados Unidos”, señaló el Dr. Gregg Fonarow, vocero de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) y profesor de cardiología en la Universidad de California en Los Ángeles.
“Se ha demostrado en multitud de ensayos clínicos que la terapia de estatinas reduce de forma sustancial los problemas cardiovasculares y la mortalidad por cualquier causa tanto en hombres como en mujeres con riesgo de enfermedad cardiovascular”, afirmó.
Algunas personas han pensado que si realizan ejercicio con regularidad y se mantienen en forma físicamente puede que no obtengan beneficio alguno del tratamiento con estatinas y algunos médicos solo tienen en cuenta la terapia de estatinas para los pacientes que no han conseguido modificar su estilo de vida, comentó Fonarow.
Este nuevo estudio muestra que sea cual sea el nivel del estado físico, la terapia de estatinas estaba relacionada independientemente con un riesgo menor de muerte. Los mejores resultados obtenidos en 10 años fueron los de los hombres y mujeres que tomaban estatinas y que se encontraban en las mejores condiciones físicas, observó.
“Estos hallazgos refuerzan aún más la notable seguridad y efectividad clínicas en el mundo real de la terapia de estatinas para evitar y tratar las enfermedades cardiovasculares”, aseguró Fonarow.
MARTES, 27 de noviembre (HealthDay News) —
Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
FUENTES: Peter Kokkinos, Ph.D., professor, Veterans Affairs Medical Center, Washington, D.C.; Gregg Fonarow, M.D., spokesman, American Heart Association, and professor, cardiology, University of California, Los Angeles; Nov. 28, 2012, The Lancet, online
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_131793.html

3 octubre 2012

Estatinas y riesgo de diabetes: más datos

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:19
 La utilización de estatinas se relacionó con un leve incremento de las concentraciones de glucosa en ayunas de pacientes con más riesgo de diabetes de tipo 2 en un nuevo estudio de observación [1].
El estudio, publicado en la versión en línea de BMJ el 13 de septiembre de 2012, fue realizado por la Dra. Nina Rautio (Pirkanmaa Hospital, Tampere, Finlandia) y sus colaboradores. Llegaron a la conclusión de que sus hallazgos indican que la utilización de estatinas “podría tener efectos desfavorables en el metabolismo de la glucosa y… obstaculizar los efectos útiles de la intervención en el estilo de vida de personas con gran riesgo de diabetes de tipo 2″.
La intervención intensiva en el estilo de vida es clave.
Rautio dijo a heartwire que los resultados no se debieran interpretar como un motivo para desalentar el empleo de estatinas en las personas con más riesgo de ECV o con ECV establecida. Sin embargo, hizo hincapié en que los pacientes con alto riesgo de diabetes se beneficiarían de una intervención más intensiva en el estilo de vida. “Los profesionales sanitarios debieran invertir más de su tiempo en cambiar el estilo de vida, sobre todo de los usuarios de estatinas, en una dirección más saludable – es decir, dieta sana, no tabaquismo y actividad física”.
Añadió: “Se ha demostrado que la diabetes de tipo 2 es evitable en personas con muy alto riesgo si se modifican los estilos de vida. Si un paciente se preocupa por los posibles efectos nocivos del tratamiento con estatinas, debe consultar a un médico en torno a esta cuestión y no suspender el tratamiento por sí mismos”.
Al comentar sobre el estudio a heartwire, el experto en lípidos, Dr. Roger Blumenthal (Johns Hopkins University Medical Center, Baltimore, MD) dijo: “Este estudio muy interesante realizado por Rautio et al está basado en datos de observación y esta es su principal limitación. Termina diciendo que las ventajas del tratamiento con estatinas para la prevención de las enfermedades cardiovasculares en las personas con un incremento del riesgo de diabetes de tipo 2 son de todas formas indudables. Estoy de acuerdo con esta última afirmación”.
Ventajas netas
Sin embargo, Blumenthal admitió que las estatinas pueden acompañarse de un incremento moderado de la glucemia en pacientes con múltiples componentes del síndrome metabólico. No obstante, citó el análisis reciente del estudio JUPITER (Justification for the Use of Statins in Primary Prevention: An Intervention Trial Evaluating Rosuvastatin, el cual demostró una ventaja global neta indudable a una media de seguimiento de dos años.
Terminó diciendo: “El mensaje para los médicos es que los pacientes que tienen múltiples componentes del síndrome metabólico deben intentar mejorar más sus hábitos de estilo de vida para combatir el posible incremento de la glucosa cuando se inicia una estatina. Este estudio señala que las estatinas pueden tener efectos desfavorables sobre el metabolismo de la glucosa en determinadas personas, de manera que el cumplimiento de las mejoras en el estilo de vida será muy importante. Esperamos que en el futuro se lleven a cabo más estudios prospectivos sobre este tema”.
En el estudio actual los investigadores realizaron un seguimiento a 2798 pacientes con alto riesgo de diabetes durante un año. Se les dio asesoría para modificar el estilo de vida; se determinó la glucemia en ayunas al inicio y a un año.
Los resultados demostraron que 484 individuos (17,3%) utilizaban estatinas al inicio. De estos pacientes, 7,5% presentaron diabetes de tipo 2 durante el seguimiento en comparación con 6,5% de los que no tomaron estatinas, una diferencia no importante.
Incremento de la glucemia en ayunas:
Sin embargo, la glucemia en ayunas se incrementó 0,08 mmol/l en los usuarios de estatinas pero se mantuvo sin cambio en los no usuarios. Esta fue una diferencia importante y persistió así después del ajuste con respecto a edad, género sexual, glucemia en ayunas inicial, presentación de ECV, uso de antihipertensivos o de coronariopatía, peso corporal y modificación del peso a un año.
Los investigadores señalan: “A nuestro entender, este es el primer estudio en el que se analiza la relación de la modificación del estilo de vida sobre el riesgo de diabetes de tipo 2 según el empleo de estatinas. Esta cuestión tiene suma importancia clínica, ya que ahora sabemos que la diabetes de tipo 2 es evitable mediante cambios en el estilo de vida”.
Señalaron que un incremento de la glucemia en ayunas en usuarios de estatinas indica el agravamiento de la capacidad de secreción de insulina, pero añadió que los valores de glucosa a dos horas, que reflejan sensibilidad a la insulina, tuvieron una reducción similar en usuarios y no usuarios de estatinas.
Rautio señaló que este estudio se basó en la autonotificación por los pacientes y tuvo un periodo de seguimiento relativamente breve, añadiendo: “Se debe investigar la utilidad de la intervención en el estilo de vida con más detalle en usuarios y en no usuarios de estatinas mediante un estudio concebido en forma apropiada”.
Artículo original en inglés, heartwire; 21 sep. 2012) Tampere, Finlandia
http://www.theheart.org/es/article/1451653.do

13 junio 2012

La Sociedad Española de Arteriosclerosis defiende la seguridad de las estatinas

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:25
lluis-massana-y-juan-pedri-botet
Según el responsable científico de la SEA, el Dr. Lluís Massana, se trata del grupo farmacológico con un mayor aval científico, pese a las advertencias de la FDA que cuestionaban su seguridad.
Tras 20 años de utilización en España, las estatinas continúan mostrando un excelente perfil de eficacia, seguridad y tolerancia y, por tanto, los pacientes que las toman pueden seguir haciéndolo con absoluta tranquilidad. Éste ha sido el mensaje que ha transmitido la Sociedad Española de Arteriosclerosis (SEA) después de que la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos lanzase una serie de advertencias de seguridad en relación con el tratamiento con estatinas a pacientes que presentan niveles elevados de colesterol.
Esta declaración fue realizada  durante la rueda de prensa de presentación del 25° Congreso Nacional de la SEA que se celebró  el 8 de junio en Reus, Tarragona. En el acto estuvieron presentes el presidente de la SEA, Juan Pedro-Botet, el presidente del 25º Congreso Nacional SEA y presidente ejecutivo del Comité Científico de la SEA, Lluís Masana, y la vicepresidenta del Comité del Congreso, Rosa Solà.
“Es probablemente el grupo farmacológico cuyas indicaciones tienen un mayor aval científico, por lo que su utilización se basa plenamente en la evidencia científica”, explicó el presidente ejecutivo del Comité Científico de la SEA, quien añadió que “se calcula que por cada 40 mg de colesterol LDL que reducen las estatinas, las probabilidades de presentar un nuevo episodio cardiovascular grave se reducen un 20%”. Además, según el Dr. Lluís Masana, “su utilización en pacientes de alto riesgo reduce el riesgo vascular aproximadamente un 50%, es decir, a la mitad”.
En relación con la advertencia realizada por la FDA sobre la posibilidad de la aparición de alteraciones cognitivas asociadas al uso de estatinas, desde la SEA se aclaró que en ningún caso se ha vinculado el uso de estatinas con una mayor probabilidad de desarrollo de demencia tipo Alzheimer o similares. “Aunque esto está aclarado en el documento, la FDA hace referencia a un tipo de alteraciones de la memoria que no se han logrado definir con claridad, que son transitorias, reversibles e independientes del tipo de estatina, dosis y duración del tratamiento”, anotó el presidente ejecutivo del Comité Científico de la SEA.
JANO.es • 06 Junio 2012 18:41
http://www.jano.es/jano/actualidad/ultimas/noticias/janoes/sociedad/espanola/arteriosclerosis/defiende/seguridad/estatinas/_f-11+iditem-17256+idtabla-1?utm_source=JANO&utm_medium=email&utm_campaign=Jano+diario+-+07%2F06%2F2012

14 marzo 2012

La FDA añade advertencias a la información para prescribir estatinas

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:34

muchacha-tomando-pastilla

 El tomar una estatina puede incrementar la glucemia y las concentraciones de glucohemoglobina (HbA1c), según los nuevos cambios en la información para prescribir aprobados por la Food and Drug Administration (FDA) hoy día para toda la clase de estos fármacos [1].
Según lo informó heartwire, estudios recientes  sobre las conocidas estatinas mostraron un incremento importante del riesgo de diabetes mellitus asociado al tratamiento con altas dosis de estatinas. El estudio Justification for the Use of Statins in Primary Prevention: An Intervention Trial Evaluating Rosuvastatin (JUPITER) mostró un incremento del 27% en los casos de diabetes mellitus en pacientes que tomaban rosuvastatina en comparación con placebo. Así mismo, el subestudio Pravastatin or Atorvastatin Evaluation and Infection Therapy: Thrombolysis In Myocardial Infarction 22 (PROVE-IT TIMI 22) mostró que la atorvastatina en dosis altas puede empeorar el control de la glucemia.
Los nuevos cambios en la información para prescribir aprobados por la FDA también comprenden la posibilidad de que se presenten efectos secundarios cognitivos por lo general leves y reversibles. Además, la información para prescribir lovastatina se ha actualizado en grado importante para incluir contraindicaciones y limitaciones de la dosis del fármaco en pacientes que toman otros medicamentos que pueden aumentar el riesgo de lesión muscular.
La FDA señala que también es importante eliminar la recomendación de que en los pacientes con estatinas se lleve a cabo la vigilancia periódica sistemática de las enzimas hepáticas, pues este enfoque es ineficaz para detectar y evitar las lesiones hepáticas graves “infrecuentes e imprevisibles” relacionadas con las estatinas. El tratamiento con estatinas debe interrumpirse si el paciente muestra signos de lesión hepática importante, hiperbilirrubinemia o ictericia. La información para prescribir ahora señalará que el tratamiento con estatinas no se debiera reiniciar si no se pueden descartar estos fármacos como una causa de los problemas.
7 DE MARZO DE 2012 Reed Miller
(Artículo original en inglés, heartwire; 28 feb. 2012) Silver Spring, EE UU
http://www.theheart.org/es/article/1367277.do

« Página anteriorPágina siguiente »

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus