Diabetes mellitus

19 septiembre 2015

Establecen relación entre uso de antibióticos con el desarrollo de diabetes tipo 2

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:46

Las personas que desarrollan diabetes tipo 2 tienden a tomar más antibióticos en los años previos al diagnóstico que aquellos que no padecen la enfermedad. Así lo ha señalado un estudio publicado en la revista  Journal Of Clinical Endocrinology & Metabolism.
Los investigadores del trabajo revisaron las prescripciones de antibióticos de 170.504 pacientes que tenían diabetes tipo 2 y de 1.3 millones que no la padecían de diversos centros médicos en Dinamarca. Las personas con diabetes tipo 2 rellenaban de media hasta 0.8 prescripciones al año. Entre todos los sujetos del estudio, la media era de 0.5. Los sujetos que habían recibido más prescripciones, estaban más condicionados a ser diagnosticados con diabetes tipo 2. Además, muchos tipos de antibióticos se asociaron con un mayor riesgo de diabetes, pero había un fuerte vínculo en el uso de antibióticos de amplio espectro como la penicilina V.
Mayor uso hasta 15 años antes del diagnóstico
“En nuestra investigación, hemos descubierto que las personas que tienen diabetes tipo 2 usan muchos más antibióticos hasta 15 años antes del diagnóstico en comparación con los sujetos sanos”, explica Kristian Hallundbaek Mikkelse, del Hospital Gentofte en Dinamarca y una de las autoras del trabajo. “Aunque no se puede determinar una causalidad, el estudio señala la posibilidad de que los antibióticos aumentarían el riesgo de diabetes tipo 2. Otra explicación convincente podría ser que las personas desarrollan la diabetes tipo 2 a lo largo de los años y se enfrentan a un mayor riesgo de infección durante ese tiempo”, apunta la experta.
Estudios anteriores han demostrado que los tratamientos con antibióticos pueden alterar las bacterias del intestino de una persona. Es más, sugieren que una determinada bacteria del intestino podrían contribuir al deterioro de la capacidad para metabolizar el azúcar, como ocurre en las personas con diabetes. Esto puede explicar por qué un mayor uso de antibióticos se pueden asociar con el desarrollo de la diabetes tipo 2. “Investigaciones futuras sobre los efectos a largo plazo de los antibióticos en la sangre del metabolismo y la composición de la bacteria del intestino, podrían ayudarnos a tratar este problema”, recalca la expecialista.
29 millones de americanos afectados
Un persona desarrolla la diabetes, que se caracteriza por altos niveles de azúcar en la sangre, cuando no puede producir suficiente insulina o esta hormona no elimina bien el azúcar de la sangre. Más de 29 millones de americanos tienen diabetes, según datos de la Sociedad de Endocrinología. Es más, la diabetes tipo 2, que es de la más comunes, afecta a un 90-95 por ciento de todos los casos. “La diabetes es uno de los mayores retos de la medicina moderna, con una incidencia global cada vez mayor”, concluye Mikkelsen.
Fuente: Diario Médico

5 agosto 2015

Una enzima lipídica intensifica la sensibilidad a la insulina y representa un potencial tratamiento para la diabetes tipo 2

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 21:46

La reducción de las altas concentraciones de una molécula de lípido que suelen presentarse en personas con diabetes y esteatosis hepática no alcohólica rápidamente mejora la sensibilidad a la insulina, han descubierto investigadores de diabetes del Centro Médico UT Southwestern.
La insulina es una hormona crucial que ayuda al organismo a convertir la glucosa en energía, absorber los nutrimentos y reducir el almacenamiento de los glúcidos en forma de lípidos. La sensibilidad deficiente a la insulina disminuye la eficacia de estos procesos y desencadena diabetes y esteatosis hepática. Investigadores de UT Southwestern demostraron que introducir una enzima llamada ceramidasa en ratones diabéticos normalizaba su sensibilidad a la insulina.
“La reducción de las ceramidas también puede hacer que las personas sean más sensibles a la insulina”, dijo el autor principal del estudio, Dr. Philipp Scherer, Director del Centro para la Investigación de Diabetes Touchstone en UT Southwestern. “Nuestros hallazgos parecen indicar un nuevo medio para posiblemente tratar la diabetes tipo 2 y la esteatosis hepática no alcohólica”.
Aunque en la actualidad no se dispone de tal tratamiento, el Dr. Scherer dijo que podría desarrollarse una forma farmacológica de la enzima ceramidasa.
Los hallazgos se describen en la revista Cell Metabolism.
Cuando el organismo consume más ácidos grasos que los que quema, parte del exceso de lípidos se convierte en ceramida. Cuando se acumula demasiada ceramida, el lípido interfiere en la señalización de la insulina y da por resultado resistencia a la insulina y posiblemente diabetes o esteatosis hepática no alcohólica.
“Es un lípido molesto en ocasiones”, dijo el Dr. Scherer, profesor de Medicina Interna y Biología Celular, quien ostenta la presidencia distinguida en la investigación de diabetes Gifford O. Touchstone, Jr. y Randolph G. Touchstone. “Si podemos reducir la ceramida, creemos que entonces se normalizará el metabolismo del cuerpo”.
En su nuevo estudio, los científicos demostraron que el activar a la ceramidasa en ratones diabéticos detonaba la degradación de ceramida, tanto en el tejido adiposo como en el hígado. Esta acción normalizaba luego la sensibilidad a la insulina y tenía el mismo efecto útil cuando se activaba la ceramidasa en los hepatocitos o en los adipocitos. El exceso de ceramidasa era convertido en esfingosina, otro producto secundario de lípidos. Tanto la ceramida como la esfingosina son fuentes de energía, pero los dos lípidos tienen una potencia de señalización metabólica opuesta. Demasiada ceramida señaliza la resistencia a la insulina y la inflamación, en tanto que una mayor cantidad de esfingosina tiene el efecto opuesto.
“Esta investigación parece indicar la existencia de una ‘intercomunicación’ de acción rápida entre el hígado y el tejido adiposo, en la que la ceramida y la esfingosina regulan críticamente el metabolismo de la glucosa y la captación de lípidos por el hígado”, dijo el Dr. Scherer.
Fuente: Medical News Today

26 julio 2015

Vinculan el peso bajo al nacer con un riesgo más alto de padecer diabetes tipo 2 décadas después

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 21:24

El riesgo de sufrir diabetes tipo 2 podría verse afectado tanto por el peso al nacer como por el estilo de vida, según un estudio reciente.
“Encontramos que tanto el peso bajo al nacer como un estilo de vida malsano se asociaron con un riesgo significativamente más alto de diabetes tipo 2″, comentaron el Dr. Lu Qi, profesor asistente del departamento de nutrición y epidemiología de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Harvard, en Boston, y sus colaboradores, en un comunicado de prensa de la revista BMJ, donde se publicaron los hallazgos el 21 de julio.
Además, el efecto más pronunciado se observó en las personas que tenían un peso bajo al nacer y que también llevaban estilos de vidas malsanos en la edad adulta, halló el equipo de Qi.
¿De qué manera influye el peso por debajo del normal de un recién nacido con el riesgo de una persona de sufrir la diabetes tipo 2 en un momento mucho más tardío en la vida? Una experta no relacionada con el estudio dijo que podría deberse a lo que se conoce como la “hipótesis del genotipo ahorrador”.
Esta teoría mantiene que “el crecimiento fetal deficiente lleva a adaptaciones metabólicas realizadas por el feto en un entorno [uterino] con una cantidad limitada de nutrientes”, explicó la Dra. Patricia Vuguin, endocrinóloga pediátrica del Centro Médico Pediátrico Cohen, en New Hyde Park, Nueva York.
Pero cuando la persona crece y se encuentra rodeada de grandes cantidades de alimentos ricos en calorías y que engordan, “el cuerpo no puede adaptarse y contrae enfermedades crónicas, como la diabetes tipo 2″, explicó.
El estudio de la Universidad de Harvard contó con casi 150,000 hombres y mujeres sanos. Se dio seguimiento a su salud y sus conductas durante entre 20 y 30 años. Los investigadores examinaron el peso al nacer de los participantes y también evaluaron qué tan saludables eran sus estilos de vida, basándose en 5 factores: la dieta, fumar, la actividad física, el consumo de alcohol y la grasa corporal.
Durante el periodo de seguimiento, se diagnosticaron más de 11,700 nuevos casos de diabetes tipo 2 entre los participantes.
El estudio no fue diseñado para determinar causalidad. Pero según el equipo de Qi, hubo asociaciones consistentes entre un peso bajo al nacer y el riesgo de diabetes, y entre un estilo de vida malsano y el riesgo de diabetes, y una interacción significativa entre los dos factores juntos y el riesgo de diabetes.
Esto sugiere que algunos casos de diabetes tipo 2 dependen de que una persona presente tanto factores del inicio de la vida (como tener un peso más bajo de lo normal al nacer) como factores de momentos más tardíos de la vida, como el estilo de vida, dijeron los investigadores.
“Los hallazgos sugieren que la mayoría de los casos de diabetes tipo 2 podrían evitarse con la adopción de un estilo de vida más sano, pero una mejora simultánea de los factores prenatales y los posnatales podría evitar más casos”, concluyó el equipo de Qi.
Vuguin se mostró de acuerdo, diciendo que es probable que prevenir la diabetes “mediante la promoción de una dieta sana debería ser una prioridad, sobre todo para las personas que se expusieron a un entorno deficiente durante su vida fetal”.
Otro experto dijo que es probable que el problema solo vaya a peor. “Con la epidemia de obesidad mundial, incluso entre los adolescentes, ahora sufrimos un ‘doble revés’ [el peso bajo al nacer y el estilo de vida] que provoca un amento de la obesidad y la diabetes en los adultos”, dijo el Dr. Dereck LeRoith, profesor de diabetes en la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

Artículo por HealthDay, traducido por Hola Doctor
FUENTES: Patricia Vuguin, M.D., pediatric endocrinologist, Cohen Children’s Medical Center, New Hyde Park, N.Y.; Derek LeRoith, M.D., professor of medicine, endocrinology, diabetes and bone disease, Icahn School of Medicine at Mount Sinai, New York City; BMJ, news release, July 21, 2015

17 julio 2015

La diabetes tipo 2 puede dañar habilidades cognitivas

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 20:29

cien-cerebro-150x150

En apenas dos años, las personas con diabetes tipo 2 podrían contraer problemas con el flujo sanguíneo al cerebro, lo que podría reducir sus habilidades de pensamiento y memoria, sugiere un estudio de tamaño reducido.

“Nuestro hallazgo más importante es que vinculamos la aceleración del declive cognitivo con una regulación dañada del flujo sanguíneo en el cerebro”, señaló la autora principal del estudio, la Dra. Vera Novak, profesora asociada de neurología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, en Boston.

El problema que los investigadores encontraron fue la dilatación de los vasos sanguíneos, que permite que más sangre fluya a través del cerebro. Unas cantidades adecuadas de sangre son esenciales para las habilidades de pensamiento y otras actividades.

Los investigadores encontraron que mientras más altos eran los niveles promedio de glucosa en sangre de una persona en los meses anteriores (medida por Hb A1C), peor era el problema con la dilatación de los vasos sanguíneos, señaló Novak.

El estudio aparece en la edición en línea del 8 de julio de la revista Neurology. Fue financiado por el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento de EE. UU., la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association, ADA), el Centro de Ciencias Clínicas y Traslacionales de la Universidad de Harvard, y el Centro Nacional de Recursos para la Investigación de EE. UU.

En el estudio, los investigadores evaluaron a 40 personas. Su edad promedio era de 66 años. 19 de los voluntarios del estudio tenían diabetes tipo 2, y 21 no sufrían de la enfermedad del azúcar en la sangre.

En la diabetes tipo 2, el cuerpo no usa la insulina con eficiencia, y al final no puede producir suficiente insulina para controlar los niveles de azúcar en la sangre, según la ADA. La insulina es una hormona que es esencial para metabolizar los carbohidratos de los alimentos. Más de 29 millones de personas en Estados Unidos tienen diabetes, y la mayoría tienen diabetes tipo 2, según la ADA.

Los investigadores evaluaron a todos los participantes al inicio del estudio, y una vez más dos años más tarde. Los voluntarios completaron pruebas del pensamiento y la memoria. También se sometieron a IRM para observar el flujo sanguíneo en el cerebro, y a análisis de sangre para medir sus niveles promedio de azúcar en sangre e la inflamación.

A los dos años, los que tenían diabetes tipo 2 presentaban menos capacidad de regular el flujo sanguíneo al cerebro cuando esto resultaba necesario, y puntuaron más bajo en las pruebas de pensamiento y memoria.

En una prueba que observaba el aprendizaje y la memoria, las puntuaciones de los que sufrían de diabetes se redujeron en un promedio del 12 por ciento, de 46 a 41 puntos. Los que no tenían diabetes tipo 2 permanecieron en un promedio de 55 puntos durante los dos años.

Un declive de 46 a 41 equivaldría aproximadamente a recordar 10 palabras en una prueba de memoria la primera vez, y a luego recordar solo 8 o 9 dos años más tarde, explicó Novak. “Fue [en] apenas dos años, eso es lo preocupante”.

Mientras más altos eran los niveles de inflamación, peor era la regulación del flujo sanguíneo, encontró el equipo de investigación. Esto sucedió incluso en las personas que tenían un buen control de su diabetes.

La regulación del flujo sanguíneo se redujo en un 65 por ciento en las personas con diabetes tipo 2, encontraron los investigadores.

El Dr. Marc Gordon, jefe de neurología del Hospital Zucker Hillside del Sistema de Salud Judío North Shore Long Island, en Manhasset, dijo que sugerir que la diabetes tipo 2 está vinculada con una inflamación y un estrés en las células que puede conducir a problemas en los vasos sanguíneos no es algo nuevo.

“Lo nuevo de esto es que están documentando que los cambios en los vasos sanguíneos en respuesta a las circunstancias es lo que parece predecir un declive en la cognición”, señaló Gordon, que también es profesor de neurología y psiquiatría de la Escuela de Medicina Judía Hofstra North Shore Long Island.

En otras palabras, dijo, parece que la incapacidad de los vasos sanguíneos de responder a varias demandas es lo que conduce al problema en el pensamiento, aunque la inflamación también tiene un rol en el daño de los vasos sanguíneos.

En investigaciones anteriores, Novak encontró que el cerebro de una persona con diabetes es, en promedio, unos cinco años más viejo que el cerebro de alguien sin la afección. “En esencia, el cerebro diabético envejece con más rapidez”, planteó.

Los investigadores añadieron que se necesita un estudio con un grupo más numeroso de personas y que dure más tiempo para comprender mejor la forma en que la diabetes tipo 2 podría afectar el flujo sanguíneo al cerebro.
________________________________________
FUENTES: Vera Novak, M.D., Ph.D., associate professor, neurology, Harvard Medical School, and director, Syncope and Falls in the Elderly Laboratory, Beth Israel Deaconess Medical Center, Boston; Marc Gordon, M.D., chief, neurology, Zucker Hillside Hospital, North Shore Long Island Jewish Health System, Manhasset, N.Y., and professor, neurology and psychiatry, Hofstra North Shore-Long Island Jewish School of Medicine; Aug. 4, 2015, Neurology

http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=87272&uid=445164&fuente=inews

25 junio 2015

Secreción de insulina y diabetes tipo 2

Filed under: Temas de IntraMed — Arturo Hernández Yero @ 18:03

¿Por qué fallan las células ß?
Secreción de insulina y diabetes tipo 2
La alteración de la secreción de insulina podría deberse a una disminución de la tasa de secreción celular o a una disminución de la masa de las células β o a ambos. Se analizan en profundidad los mecanismos íntimos del proceso.
Del Sitio IntraMed

27 mayo 2015

Descubren una nueva mutación que puede conducir a mejores medicamentos y prevención de la diabetes

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:21

Un equipo internacional de científicos dirigido por un investigador de Cedars-Sinai ha identificado una nueva mutación genética que al parecer protege a las personas contra la presentación de diabetes tipo 2.
El hallazgo podría conducir al desarrollo de nuevos tratamientos farmacológicos de los casi 26 millones de diabéticos tipo 2 en Estados Unidos que dependen de la insulina o de la medicación oral para controlar la enfermedad potencialmente letal para la cual no se dispone de un tratamiento curativo.
“Tenemos una excelente oportunidad para personalizar el tratamiento y la prevención de esta enfermedad crónica”, dice el Dr. Mark O. Goodarzi, PhD, director de la División de Endocrinología, Diabetes y Metabolismo en Cedars-Sinai. “La identificación de genes que influyen en el riesgo de diabetes va abrir nuevas fronteras en el desarrollo de fármacos contra la diabetes”.
La diabetes tipo 2 afecta a la producción de insulina, la hormona vital reguladora de glucosa, y su capacidad para controlar el metabolismo. La insuficiencia del organismo para controlar la glucosa sanguínea puede desencadenar infartos de miocardio y otros problemas de salud importantes, tales como nefropatía, ceguera e infecciones que pueden ocasionar amputación de las extremidades.
En el estudio, investigadores de Estados Unidos, Asia y Europa analizaron los genes de 81.000 personas que no tenían diabetes tipo 2 y luego compararon su información genética con la de 16.000 diabéticos. Los investigadores descubrieron que una mutación genética en un gen específico -GLP1R- al parecer disminuía 14% el riesgo de presentar diabetes tipo 2.
“Esta mutación recién identificada en tal grupo de estudio extenso es un descubrimiento decisivo en el campo de la investigación de la diabetes”, dice Richard Bergman, PhD, director del Instituto de Investigación de Diabetes y Obesidad en Cedars-Sinai. “Ahora necesitamos comprender mejor por qué y cómo esta mutación genética podría proteger a las personas contra la presentación de diabetes”.
Goodarzi y el equipo de investigación son parte del consorcio internacional Cohortes para Investigación del Corazón y el Envejecimiento en Epidemiología Genómica. El estudio, intitulado “Asociación de Variantes de Chip de Baja frecuencia y de Exoma Infrecuente con la Glucosa en Ayunas y la Susceptibilidad a la Diabetes tipo 2″, fue publicado recientemente en la revista Nature Communications.
Los investigadores también trataron de determinar si la singular mutación genética afectaba a las tasas de obesidad, considerada un importante factor de riesgo para la aparición de diabetes.
“La mutación que descubrimos evita que determinadas personas presenten diabetes, pero no parece afectar a su riesgo de volverse obesas o a su índice de masa corporal”, dijo Goodarzi.
Referencias:
Mark O Goodarzi et al. Low-frequency and rare exome chip variants associate with fasting glucose and type 2 diabetes susceptibility. Nature Communications, 2015; 6: 5897 DOI: 10.1038/ncomms6897

Fuente: Science Daily

10 abril 2015

El sobretratamiento en los pacientes con diabetes tipo 2 es contraproducente

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 11:09

Los mayores de 65 años con diabetes podrían estar recibiendo un ajuste excesivo de sus niveles de glucemia, advierte un estudio que se publicó recientemente  en JAMA Internal Medicine. El nivel de hemoglobina glucosilada (A1c) recomendado se sitúa en cifras que van de menos del 7 % a menos del 6,5 %. No obstante, en pacientes mayores un ajuste muy estricto podría favorecer las hipoglucemias.
Kasia J. Lipska, de la Facultad de Medicina de Yale (New Haven), encabeza este estudio que analiza los niveles glucémicos en pacientes mayores de 65 años con diabetes. Los datos procedían de la cohorte del Nhanes (Encuesta de Examen sobre Nutrición y Salud de Estados Unidos). En total, se estudió la información de 1.288 adultos con diabetes, entre 2001 y 2010.
Los pacientes se dividieron en tres grupos basándose en su situación de salud: muy complejos (presentaban dificultades para realizar al menos dos actividades diarias o dependían de diálisis); complejos (dificultad con al menos dos actividades diarias que implicaran un aparato, o con tres o más afecciones crónicas), y relativamente sanos (sin ningún otro trastorno). De todos ellos, el 50,7 % eran relativamente sanos; el 28,1 % presentaban un situación compleja, y el 21,2 %, muy compleja.
En un 62 %, los niveles de hemoglonina A1c no superaban el 7 %. Esa proporción no difería atendiendo a las categorías de salud (62,8 % en los relativamente sanos; 63 % en los complejos, y 56,4 % en los muy complejos). De esos pacientes con niveles de HbA1c menores del 7 %, el 54,9 % recibía un tratamiento bien con insulina o con sulfonilureas.
Al extrapolar las cifras, los autores concluyen que “dos tercios de los diabéticos mayores con mal estado de salud no experimentan beneficios por el ajuste intenso de la glucemia;por el contrario, el tratamiento parece resultar perjudicial”.

http://endocrinologia.diariomedico.com/2015/01/13/area-cientifica/especialidades/endocrinologia/diabeticos-mayores-65-anos-estarian-sobretratados

19 diciembre 2014

Novedoso enfoque terapéutico en la diabetes tipo 2

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 21:21

Una novedosa combinación de  tres hormonas del grupo de las incretinas digestivas disminuye la glucemia y reduce el tejido adiposo corporal por encima de  los fármacos conocidos. Con el descubrimiento y la validación de tales moléculas novedosas, científicos del Helmholtz Zentrum München (HMGU) y de la Technische Universitat München (TUM), en colaboración con la Universidad de Indiana en Estados Unidos, una vez más han añadido una nueva dimensión a enfoques de tratamiento innovadores para la diabetes de tipo 2 y la obesidad. En tiempos recientes, los investigadores habían obtenido varias moléculas individuales con acción hormonal doble. Ahora, por primera vez los investigadores han logrado concebir una sustancia que combina tres componentes hormonales metabólicamente activos (GLP-1, GIP y glucagón) y ofrece una potencia sin precedente para combatir enfermedades metabólicas en los estudios preclínicos. Los resultados aparecen publicados en la revista científica Nature Medicine.
El equipo de investigadores es dirigido por el médico y científico Matthias Tschöp (Centro de Diabetes Helmholtz en HMGU y Presidente de Enfermedades Metabólicas en TUM) y el químico especialista en péptidos Richard DiMarchi (Universidad de Indiana), que han estado cooperando durante casi una década para lograr mejores tratamientos de la diabetes  tipo 2 y la obesidad. Uno de sus enfoques novedosos es diseñar moléculas que combinen los efectos de hormonas metabólicas específicas. En años recientes, los científicos lograron desarrollar estructuras moleculares hormonales que incorporan la eficacia de dos de estos mensajeros* y, en consecuencia, pueden desencadenar más mejoras metabólicas de lo que previamente fue posible con los enfoques medicamentos conocidos.
La triada de hormonas reduce el peso corporal incluso con más eficacia y mejora la sensibilidad a la insulina.
El Equipo Interdisciplinario Dirigido por Tschöp y DiMarchi está ahora presentando una hormona triple que reduce considerablemente la glucemia, el apetito y el tejido adiposo corporal en modelos animales y a la vez mejora el contenido adiposo en el hígado, las concentraciones de colesterol y la combustión de calorías aun con más eficacia que cualquier acción individual previamente disponible o moléculas de acción doble. El agonista triple puede reducir el peso corporal en cerca de 30%, aproximadamente el doble que el obtenido con un agonista doble en la misma dosis, y a la vez mejora masivamente la sensibilidad a la insulina, curando básicamente a los roedores de obesidad y diabetes.
Efectos sobre los receptores de GLP-1, GIP y glucagón
La hormona triple de manera específica y equitativa tiene acción sobre tres receptores de GLP-1**, GIP*** y glucagón. GLP-1 y GIP contribuyen de manera predominante a la mejor liberación de insulina y a una reducción de las concentraciones sanguíneas de glucosa. GLP-1 además detiene el apetito. La tercera hormona, glucagón, aumenta principalmente la velocidad a largo plazo con la cual se queman calorías y mejora la función hepática. «Este triple efecto hormonal en una sola molécula muestra resultados nunca antes alcanzados. Una serie de centros de control metabólicos son influidos en forma simultánea, a saber, páncreas, hígado, depósitos de tejido adiposo y cerebro», explica el primer autor Brian Finan, quien trabaja como químico y farmacólogo en el Centro de Diabetes de Helmholtz.
“Este último avance nos muestra que estamos en el camino correcto para idear mejores tratamiento para combatir la obesidad y la diabetes”, informa Tschöp. “Ahora los pasos más importantes son estudios clínicos. En forma paralela estamos trabajando en medicamentos personalizados para las necesidades individuales de los pacientes, combinando 4, 5 o más componentes hormonales”.
El objetivo de la investigación en Helmholtz Zentrum München, asociado al Centro de Investigación de Diabetes (DZD) Alemán, consiste en establecer nuevos métodos para el diagnóstico, el tratamiento y la prevención de enfermedades generalizadas importantes y desarrollar más estos lo más pronto posible en el sentido de la investigación transferible a fin de producir beneficios concretos para la sociedad.
Referencias bibliográficas
New multiple action intestinal hormone corrects diabetes, press release 30.10.2013 http://www.helmholtz-muenchen.de/en/news/press-releases/2013/press-release/article/22675/index.html
Doubling down against Diabetes: Turbo-charged Gut Hormones, press release 12.11.2012 http://www.helmholtz-muenchen.de/en/diabetes/news/news/article/20152/index.html
Helmholtz Zentrum Muenchen – Centro de Investigación Alemán para la Salud Ambiental
Fuente: Medical News Today

http://www.medicalnewstoday.com/releases/286637.php

10 noviembre 2014

Control glucémico y daño oxidativo a biomoléculas en diabéticos tipo 2

Filed under: Artículos cubanos — Arturo Hernández Yero @ 9:34

Revista Cubana de Endocrinología 2014;25(2):46-56
Dra. Ela María Céspedes Miranda, Lic. Gretel Riverón Forment, Lic. Celia
Alonso Rodríguez, Dra. Elsa Cabrera Pérez-Sanz

6 octubre 2014

Diabetes tipo 2 en pediatría

Filed under: Temas de IntraMed — Arturo Hernández Yero @ 9:45

La prevalencia de la obesidad infantil se incrementó en las últimas cuatro décadas. En 2010, se estimó que 43 millones de niños tenían sobrepeso en todo el mundo, y se espera que esta cifra aumente hasta los 60 millones en 2020.

Del sitio IntraMed

« Página anteriorPágina siguiente »

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus