Diabetes mellitus

14 septiembre 2021

Efpeneglatide en diabetes tipo 2

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 14:20

Gerstein HC, Sattar N, Rosenstock J, et al. Cardiovascular and Renal Outcomes with Efpeglenatide in Type 2 Diabetes. N Engl J Med. 2021 Jun 28. doi: 10.1056/NEJMoa2108269. (Original study)
Abstract
BACKGROUND: Four glucagon-like peptide-1 (GLP-1) receptor agonists that are structurally similar to human GLP-1 have been shown to reduce the risk of adverse cardiovascular events among persons with type 2 diabetes. The effect of an exendin-based GLP-1 receptor agonist, efpeglenatide, on cardiovascular and renal outcomes in patients with type 2 diabetes who are also at high risk for adverse cardiovascular events is uncertain.
METHODS: In this randomized, placebo-controlled trial conducted at 344 sites across 28 countries, we evaluated efpeglenatide in participants with type 2 diabetes and either a history of cardiovascular disease or current kidney disease (defined as an estimated glomerular filtration rate of 25.0 to 59.9 ml per minute per 1.73 m2 of body-surface area) plus at least one other cardiovascular risk factor. Participants were randomly assigned in a 1:1:1 ratio to receive weekly subcutaneous injections of efpeglenatide at a dose of 4 or 6 mg or placebo. Randomization was stratified according to use of sodium-glucose cotransporter 2 inhibitors. The primary outcome was the first major adverse cardiovascular event (MACE; a composite of nonfatal myocardial infarction, nonfatal stroke, or death from cardiovascular or undetermined causes).
RESULTS: A total of 4076 participants were enrolled; 2717 were assigned to receive efpeglenatide and 1359 to receive placebo. During a median follow-up of 1.81 years, an incident MACE occurred in 189 participants (7.0%) assigned to receive efpeglenatide (3.9 events per 100 person-years) and 125 participants (9.2%) assigned to receive placebo (5.3 events per 100 person-years) (hazard ratio, 0.73; 95% confidence interval [CI], 0.58 to 0.92; P<0.001 for noninferiority; P = 0.007 for superiority). A composite renal outcome event (a decrease in kidney function or macroalbuminuria) occurred in 353 participants (13.0%) assigned to receive efpeglenatide and in 250 participants (18.4%) assigned to receive placebo (hazard ratio, 0.68; 95% CI, 0.57 to 0.79; P<0.001).
Diarrhea, constipation, nausea, vomiting, or bloating occurred more frequently with efpeglenatide than with placebo.
CONCLUSIONS: In this trial involving participants with type 2 diabetes who had either a history of cardiovascular disease or current kidney disease plus at least one other cardiovascular risk factor, the risk of cardiovascular events was lower among those who received weekly subcutaneous injections of efpeglenatide at a dose of 4 or 6 mg than among those who received placebo. (Funded by Sanofi; AMPLITUDE-O ClinicalTrials.gov number, NCT03496298.).

Fecha:16/7/2021
Fuente: https://www.evidencealerts.com/Articles/AlertedArticle/100094

22 marzo 2021

El paciente con altas necesidades de insulina en la era covid

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 18:02

Además del menor riesgo de hipoglucemia, Tresiba U200 permite al paciente una mayor flexibilidad y proporciona menor variabilidad en los controles glucémicos.
Ofrecido por Novo Nordisk

Ángel Merchante es especialista en Endocrinología y Nutrición en la Agencia Valenciana de Salud. El experto comenta las ventajas de la utilización de la insulina basal en diabéticos tipo 2, en estos momentos de pandemia. Este tipo de pacientes crónicos no deben perder la adherencia al tratamiento, ya que tienen alto riesgo de hipoglucemias. La insulina basal supone una ayuda importante para el tratamiento de esta enfermedad.

¿Qué es para usted altas dosis de insulina basal?
Podemos definir como necesidades altas de insulina cuando la dosis a administrar es igual o superior a las 60 Unidades al día. En ese momento, debemos tener en cuenta que cuando la dosis es superior a 80 Unidades, el paciente requiere administrarse dos pinchazos de insulina.
¿Qué porcentaje de pacientes en su consulta pueden requerir altas dosis de insulina y cómo estamos tratando a este tipo de pacientes?
Mi consulta no difiere demasiado de la de otros compañeros, y se sitúa entre un 20 y 25% del total de las personas con diabetes que precisan insulina. En la mayoría de ocasiones, lo que se está haciendo es un fraccionamiento de la dosis de insulina basal, o aumentado los bolos de insulina rápida. En definitiva, un aumento del número de pinchazos, y un deterioro de la calidad de vida de la persona con diabetes.
¿Cuál es el perfil de este tipo de pacientes?
La mayoría son diabéticos tipo 2, con obesidad de distribución central, es decir, con un aumento del perímetro de la cintura que presentan resistencia a la acción de insulina, por lo que para conseguir que la insulina haga su efecto es necesario incrementar mucho la dosis de la misma.
¿Qué tipo de seguimiento requiere?
Habitualmente requieren un seguimiento más estricto porque estos pacientes presentan numerosos problemas. En primer lugar, falta de adherencia al tratamiento, ya que, precisamente por estas necesidades tan elevadas de insulina se desmotivan y dejan de administrarse la dosis de insulina con mayor frecuencia. Esto contribuye, por un lado, a un deterioro en el control glucémico, y por otro, a un mayor riesgo de hipoglucemias. Todos estos motivos hacen que precisen un seguimiento más estrecho y más frecuente.

Y, durante el confinamiento y en la situación en la que nos encontramos, ¿cómo se ha venido gestionando a este paciente?
El confinamiento en líneas generales ha perjudicado de forma considerable a los diabéticos tipo 2. Por un lado han tenido menos posibilidades de realizar ejercicio físico aeróbico, y por otro lado han tenido menor accesibilidad al sistema sanitario por el colapso del mismo. Hemos intentado seguir manteniendo el contacto con estos pacientes al menos de forma telefónica, para solucionar problemas, dudas y realizar ajustes de tratamientos.
Desde principios del año 2020 tenemos en el mercado Tresiba U200, ¿cuál es su experiencia con esta presentación?. ¿Cree que ha cubierto una necesidad?
Sí que tengo bastante experiencia con esta insulina, y creo que aporta ventajas al tratamiento de personas con diabetes, y no solo a los que necesitan dosis altas de insulina.
¿Cuáles son las principales ventajas que ofrece? La primera ventaja es que su perfil farmacocinético es similar al de Tresiba U100 con la que tenemos muchísima experiencia. Por tanto, al igual que Tresiba U100, que muestra menos riesgo de hipoglucemias que el resto de insulina basales, permite una mayor flexibilidad al paciente, y permite conseguir una menor variabilidad en los controles glucémicos. También aporta ventajas en pacientes que requieren dosis altas de insulina. En primer lugar, permite administrar la mitad del volumen que se administraba con Tresiba U100. Además, comparado con Glargina U300, la dosis necesaria para conseguir el mismo efecto puede ser un 20% menor en base a la dosis de insulina basal previa seguida de ajustes de dosis individuales cuando se cambia a Tresiba desde insulina basal dos veces al día o se cambia a Tresiba desde insulina glargina (300 unidades/ml).
Finalmente, la pluma permite la administración de hasta 160 Unidades de insulina en una sola dosis.
¿Cómo se maneja? ¿Presenta algún reto? Como ya he señalado su manejo es sencillo, ya que es similar a la Tresiba U100, y el principal reto es conseguir que la mayoría de las personas con diabetes que precisan dosis altas de insulina puedan beneficiarse de sus ventajas y del dispositivo de administración. La única recomendación sería la de reducir la dosis un 30% cuando se cambia de insulina glargina U300, o un 20 % si el cambio se realiza de insulina glargina U100 si esta se administraba dos veces al día. Si bien la FT recomienda una reducción de la dosis del 20% en base a la dosis de insulina basal previa seguida de ajustes de dosis individuales cuando se cambia a Tresiba desde insulina basal dos veces al día o se cambia a Tresiba desde insulina glargina (300 unidades/ml).
En las circunstancias en las que nos encontramos ¿es una opción a tener en cuenta?
Por todo lo expuesto, Tresiba U200 sería la insulina de elección en los diabéticos que precisan dosis altas de insulina.
¿Cómo podemos animar a otros profesionales sanitarios para hacer el cambio?
La inercia terapéutica es uno de los problemas asistenciales más importantes, que además ahora se ha agravado con la pandemia del SARS COV-2. Es importante que los profesionales sanitarios conozcan la existencia de esta insulina, y se pongan en la piel de sus pacientes. Deben pensar en Tresiba U200 en pacientes que requieren más de 60 Unidades de insulina.
¿Qué beneficios puede reportar tanto a médicos como pacientes?
En mi opinión son numerosos los beneficios, tanto para médicos como para pacientes. Podemos resumir en este punto las principales ventajas de Tresiba U200: permite un menor número de pinchazos, permite administrar la misma dosis de insulina, con un menor volumen, mejorando la adherencia del paciente al tratamiento, y como se ha demostrado en numerosos estudios, todo ello redunda en un mejor control glucémico y un menor número de hipoglucemias.
Recomendaciones basadas en la opinión de expertos.
Consulte siempre la Ficha Técnica completa antes de prescribir este medicamento

https://pro.novonordisk.es/content/dam/hcpexperience/es/es_es/tresiba/Tresiba-FlexTouch_precio.pdf

Este contenido ha sido desarrollado por UE Studio, firma creativa de branded content y marketing de contenidos de Unidad Editorial, para NOVO NORDISK.
Fecha:17/3/2021
Fuente: Diario Médico, España. https://www.diariomedico.com/medicina/el-paciente-con-altas-necesidades-de-insulina-en-la-era-covid.html

17 marzo 2021

El riesgo cardiovascular en la diabetes se puede minimizar

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 18:17

Corazon mas EKGSegún el estudio CAPTURE, patrocinado por Novo Nordisk, una de cada 3 personas con diabetes tipo 2 presenta enfermedad cardiovascular establecida, de las cuales, la gran mayoría (9 de cada 10) presenta enfermedad cardiovascular ateroesclerótica.

La escasez de datos sobre la prevalencia de la enfermedad cardiovascular en pacientes con diabetes tipo 2, subraya la importancia del estudio CAPTURE. Este estudio internacional observacional estimó la prevalencia de la enfermedad cardiovascular establecida en pacientes con diabetes tipo 2 de manera global, incluyendo datos de aproximadamente 10.000 pacientes de 13 países y 5 continentes.
Este estudio estimó la prevalencia de la enfermedad cardiovascular en un 34,8% y de la enfermedad cardiovascular ateroesclerótica en un 31,8%. La enfermedad cardiovascular aterosclerótica se caracteriza por la aparición de placas de ateroma que están compuestas fundamentalmente por lípidos, tejido fibroso y células inflamatorias. Estas acumulaciones reducen la luz de las arterias, y suelen ser la causa de infarto de miocardio e ictus1. Por lo tanto, es de crucial importancia tener controlados a los pacientes con enfermedad cardiovascular aterosclerótica para evitar futuras complicaciones.
El estudio CAPTURE también estableció la prevalencia de la enfermedad cardiovascular por subtipos. El subtipo más común fue la enfermedad coronaria con un 17,7%, seguido de la enfermedad de la arteria carótida (8,4%) y la enfermedad cerebrovascular (7,2%).
La Sociedad Americana de Diabetes (ADA por sus siglas en inglés) recomienda el uso de medicamentos que aportan beneficios cardiovasculares, en pacientes con diabetes tipo 2 y enfermedad cardiovascular aterosclerótica. Estos compuestos incluyen los antagonistas del receptor GLP-1(arGLP-1) y los inhibidores del cotransportador sodio-glucosa tipo 2 (iSGLT-2)2. Sin embargo, a pesar del riesgo cardiovascular que supone padecer diabetes tipo 23,4, y de las recomendaciones presentes en las guías2, el estudio CAPTURE aporta un dato alarmante: menos de 1 de cada 4 pacientes con diabetes tipo 2 y enfermedad cardiovascular establecida reciben tratamiento con medicamentos para reducir los niveles de glucosa con beneficios cardiovasculares.

Es fundamental que prioricemos el factor cardiovascular como una de las claves de la gestión de la diabetes tipo 2

Además, el estudio CAPTURE reveló que sorprendentemente, el uso de medicamentos reductores de glucosa con beneficios cardiovasculares se empleaba en un porcentaje muy similar en pacientes con enfermedad cardiovascular previa y sin enfermedad cardiovascular establecida. Un análisis secundario del estudio CAPTURE determinó que, en pacientes con enfermedad cardiovascular, el 21,5% de los pacientes se trataba con iSGLT-2 o arGLP-1, un 15,1% solo con iSGLT2, un 8,3% solo con arGLP-1 y un 1,9% con ambos. Estos porcentajes, además de ser muy bajos, son similares en la población sin riesgo cardiovascular5. Indicando que estos medicamentos se están suministrando independientemente del riesgo cardiovascular.
La doctora Mosenzon subraya que “es fundamental que prioricemos el factor cardiovascular como una de las claves de la gestión de la diabetes tipo 2. Por un lado, se hace necesaria la concienciación de las personas con diabetes tipo 2 acerca de sus factores de riesgo y, por otro, la investigación activa de los profesionales sanitarios en torno a los mismos. Hoy podemos abordar dichos factores de riesgo a través de tratamientos con demostrados beneficios cardiovasculares”6.
Este estudio pone de manifiesto la necesidad de controlar adecuadamente a los pacientes con diabetes tipo 2 con riesgo cardiovascular. Y propone realizar un mayor uso de fármacos reductores de glucosa que hayan demostrados beneficios cardiovasculares ya que existe la
oportunidad de contribuir a mejorar los resultados cardiovasculares a largo plazo en pacientes con diabetes tipo 2.
El estudio CAPTURE tiene un mensaje claro: implementar las actualizaciones más recientes de las guías de tratamiento para la diabetes tipo 2 y cardiología, para de esta manera reducir el riesgo de episodios cardiovasculares.

Referencias
1. Mosenzon O, Alguwaihes A, Leon JLA, Bayram F, Darmon P, Davis T, et al. CAPTURE: a cross-sectional study of the contemporary (2019) prevalence of cardiovascular disease in adults with type 2 diabetes across 13 countries. In: 56th Annual meeting of the European Association for the Study of Diabetes (EASD). 2020. p. Abstract 158.
2. Addendum. 9. Pharmacologic Approaches to Glycemic Treatment: Standards of Medical Care in Diabetes—2020 . Diabetes Care 2020;43(Suppl. 1):S98–S110. Diabetes Care. 2020 Aug;43(8):1979–1979.
3. Saeedi P, Petersohn I, Salpea P, Malanda B, Karuranga S, Unwin N, et al. Global and regional diabetes prevalence estimates for 2019 and projections for 2030 and 2045: Results from the International Diabetes Federation Diabetes Atlas, 9th edition. Diabetes Res Clin Pract. 2019 Nov;157:107843.
4. Brożek JL, Bousquet J, Baena-Cagnani CE, Bonini S, Canonica GW, Casale TB, et al. Allergic Rhinitis and its Impact on Asthma (ARIA) guidelines: 2010 Revision. J Allergy Clin Immunol. 2010 Sep;126(3):466–76.
5. Vencio S, Alguwaihes A, Leon JLA, Bayram F, Darmon P, Dieuzeide G, et al. Contemporary use of diabetes medications with a cardiovascular indication in adults with T2D: a secondary analysis of the multinational CAPTURE study. In: 56th Annual meeting of the European Association for the Study of Diabetes (EASD). 2020.
6. 1 DE CADA 3 PERSONAS CON DIABETES TIPO 2 PRESENTA ENFERMEDAD CARDIOVASCULAR [Internet]. 2020 [cited 2020 Feb 10]. Available from: https://canaldiabetes.com/1-de-cada-3-personas-con-diabetes-tipo-2-presenta-enfermedadcardiovascular/

Este contenido ha sido desarrollado por UE Studio, firma creativa de branded content y marketing de contenidos de Unidad Editorial, para NOVO NORDISK.

Fecha: 15/3/2021
Fuente: https://www.diariomedico.com/medicina/iese-concluye-su-investigacion-sobre-modelos-de-salud-y-los-retos-del-futuro.html

9 enero 2021

Efectos de los inhibidores de la DPP-4 sobre función renal

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 9:53

O`Hara DV, Parkhill TR, Badve SV, et al. The effects of dipeptidyl peptidase-4 inhibitors on kidney outcomes. Diabetes Obes Metab. 2020 Dec 2. doi: 10.1111/dom.14281. (Systematic review)
________________________________________
Abstract
AIMS: To summarize evidence from randomized controlled trials (RCTs) concerning the effects of dipeptidyl peptidase-4 (DPP-4) inhibitors on kidney outcomes in patients with type 2 diabetes mellitus (T2DM).
METHODS: The Medline, EMBASE and Cochrane databases were searched for RCTs comparing DPP-4 inhibitors with a placebo, active comparator or standard care, with at least 500 person-years follow-up in patients with T2DM and with reporting of kidney outcomes. Treatment effects were summarized using random-effects meta-analysis.
RESULTS: Ten trials including 47 955 patients (mean estimated glomerular filtration rate [eGFR] 71 mL/min/1.73m2 , mean follow-up 10 762 patient-years per trial) were eligible for inclusion. DPP-4 inhibitors were compared with placebo (five trials), active comparator (three trials), and standard care (two trials). Overall, treatment with DPP-4 inhibitors was associated with a greater decline in eGFR than treatment with the comparators (weighted mean difference -1.12 mL/min/1.73m2 , 95% confidence interval [CI] -1.61, -0.62; high-certainty evidence). There were no detectable effects of DPP-4 inhibitors on rates of doubling serum creatinine (risk ratio [RR] 1.10, 95% CI 0.90, 1.34; high-certainty evidence), end-stage kidney disease (RR 0.97, 95% CI 0.77, 1.23; high-certainty evidence), death from kidney causes (RR 1.81, 95% CI 0.67, 4.93; low-certainty evidence), or all-cause mortality (RR 1.01, 95% CI 0.95, 1.09; high-certainty evidence). DPP-4 inhibitors significantly reduced the risks of the surrogate kidney outcome of new albuminuria (RR 0.88, 95% CI 0.8, 0.98; moderate-certainty evidence) and worsening albuminuria (RR 0.88, 95% CI 0.82, 0.94; moderate-certainty evidence). There was no difference in the safety outcome of acute kidney injury (RR 1.04, 95% CI 0.57, 1.87; high-certainty evidence).
CONCLUSIONS: Dipeptidyl peptidase-4 inhibitors are associated with a greater decline in eGFR, despite reducing the development and progression of albuminuria, and have no clear effect on other key kidney outcomes.

Fecha:6/1/2021

Fuente:https://www.evidencealerts.com/Articles/AlertedArticle/96598

27 diciembre 2020

Tratamiento con empagliflozina con metformina en pacientes con diabetes tipo 2

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 10:02

Inzucchi SE, Davies MJ, Khunti K, et al. Empagliflozin treatment effects across categories of baseline HbA1c, body weight and blood pressure as an add-on to metformin in patients with type 2 diabetes. Diabetes Obes Metab. 2020 Oct 20. doi: 10.1111/dom.14234. (Original study)

Abstract
AIM: To investigate the association of different categories of baseline cardio-metabolic risk factors on the treatment effects of empagliflozin 10 and 25 mg when added as second-line therapy to metformin in patients with type 2 diabetes (T2D).
MATERIALS AND METHODS: Patients aged 18 years or older with HbA1c 7.0%-10.0% were included. Analysis of covariance compared change from baseline to weeks 24 and 76 in HbA1c, body weight (BW) and systolic blood pressure (SBP) by respective baseline categories (HbA1c <8.5/=8.5%; BW <80/80-90/>90 kg, SBP <130/130-140/>140 mmHg). Analyses were also conducted with a model using continuous covariates of cardio-metabolic factors.
RESULTS: In total, 637 patients (56.7% males; mean [SD] age 55.7 [9.9] years, HbA1c 7.9% [0.9%], BW 81.2 [18.8] kg, SBP 129.4 [14.6] mmHg) received one or more dose of either empagliflozin 10 mg (n = 217) or 25 mg (n = 213), or placebo (n = 207). At both time points, empagliflozin 10/25 mg versus placebo significantly (P < .0001) reduced HbA1c and BW, with greater reductions in HbA1c at higher baseline HbA1c (P interaction week 24/76 categorical and continuous models: .0290/.1431 and .0004/.0042, respectively) and in BW (P interaction .1340/.0012 and .0202/<.0001, respectively). Both empagliflozin doses also significantly lowered SBP versus placebo at both time points, with similar efficacy by subgroups of baseline SBP. Adverse events were consistent with the established empagliflozin safety profile across treatment groups.
CONCLUSIONS: Empagliflozin, as add-on to metformin, decreases HbA1c and BW, particularly in patients with higher HbA1c and BW baseline values, and effectively lowers SBP.

Fecha:11/12/2020
Fuente:https://www.evidencealerts.com/Articles/AlertedArticle/95948

19 diciembre 2020

Guias para el manejo de la diabetes mellitus en el 2021

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 9:36

ADA guias DMSupplement_1.cover-source

Estándares de atención médica en diabetes mellitus

24 noviembre 2020

Autoinmunidad y aparición de diabetes después de los 40 años

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 9:51

Autor/a: O. Rolandsson, C. Hampe, S. Sharp y colaboradores Fuente: Diabetologia (2020) 63:266–277 Autoimmunity plays a role in the onset of diabetes after 40 years of age

En el presente estudio se encontró que la positividad del anticuerpo GAD65 se asociaba con la incidencia de diabetes después de los 40 años

Introducción
Se ha pensado clásicamente que la diabetes mellitus tiene dos subtipos etiológicos principales: diabetes tipo 1, que se caracteriza por la destrucción autoinmune de las células beta con posterior deficiencia de insulina, y diabetes tipo 2, que se asocia con resistencia a la insulina y un déficit secretora de insulina relativa.
En la diabetes tipo 1, la respuesta autoinmune se manifiesta en la reactividad de las células T y las respuestas de autoanticuerpos dirigidas contra al menos cuatro autoantígenos de células beta, incluida la isoforma de GAD de 65 kDa (GAD65).
Aunque se cree que la patogenia de la diabetes tipo 2 es diferente de la diabetes tipo 1, puede haber cierta superposición; sin embargo, la evidencia de esto es limitada. Las asociaciones de autoinmunidad de células beta, evaluadas por la presencia de anticuerpos GAD65, con el requerimiento de insulina y las complicaciones de la diabetes se han investigado en la diabetes prevalente en adultos. En contraste, solo hay unos pocos estudios prospectivos basados ??en la población que exploran la asociación entre la autoinmunidad y la diabetes incidente.
Además, aunque algunos de estos estudios informaron una asociación, otros no han sido concluyentes. En un metanálisis reciente, Koopman et al informaron que la estimación del riesgo combinado de diabetes tipo 2 incidente para la positividad del anticuerpo GAD65, en comparación con la negatividad del anticuerpo GAD65, fue de 3,36 (IC 95% 1,9, 5,9). Sin embargo, hubo una heterogeneidad significativa entre los estudios en el metanálisis.
La susceptibilidad al desarrollo del anticuerpo GAD65 y la diabetes tipo 1 se explica al menos en parte por los alelos de riesgo ubicados dentro de la región HLA en el cromosoma 6. Hemos demostrado previamente que los haplotipos HLA específicos están asociados con la positividad del anticuerpo GAD65. Se desconoce si estos posibles haplotipos de HLA explican una posible asociación entre los anticuerpos GAD65 y la diabetes de inicio en adultos.
También se ha sugerido que los alelos de riesgo de diabetes tipo 2 están asociados con un subconjunto de diabetes de inicio en adultos que se caracteriza por la presencia de anticuerpos GAD65 en el momento del diagnóstico o alrededor, pero esta asociación puede verse afectada por el nivel de corte utilizado para definir la presencia de autoanticuerpos.

Objetivos / hipótesis
La diabetes tipo 1 y tipo 2 difieren con respecto a factores fisiopatológicos como la función de las células beta, la resistencia a la insulina y la apariencia fenotípica, pero puede haber superposición entre las dos formas de diabetes. Sin embargo, hay relativamente pocos estudios prospectivos que hayan caracterizado la relación entre la autoinmunidad y la diabetes incidente.
Investigamos las asociaciones de anticuerpos contra la isoforma de GAD de 65 kDa (GAD65) con puntajes de riesgo genético de diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2 y diabetes incidente en adultos en la Investigación prospectiva europea sobre cáncer y nutrición (EPIC) -InterAct, un estudio de cohorte de casos anidado en la cohorte EPIC.

Métodos
-Los anticuerpos GAD65 se analizaron en participantes EPIC (mayores de 40 años y libres de diabetes conocida al inicio del estudio) mediante un ensayo de unión a radioligando en una subcohorte aleatoria (n = 15.802) y en casos de diabetes incidentes (n = 11.981).

-Se calcularon las puntuaciones de riesgo genético de diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2.

-Las asociaciones entre los anticuerpos GAD65 y la diabetes incidente se estimaron mediante la regresión de Cox ponderada por Prentice.

Resultados
La positividad del anticuerpo GAD65 al inicio del estudio se asoció con el desarrollo de diabetes durante una mediana de tiempo de seguimiento de 10.9 años (HR para el anticuerpo GAD65 positivo versus negativo 1.78; IC 95% 1.43, 2.20) después del ajuste por sexo, actividad física, tabaquismo y educación.
La puntuación de riesgo genético para la diabetes tipo 1 pero no la diabetes tipo 2 se asoció con la positividad del anticuerpo GAD65 tanto en la sub-cohorte (OR por riesgo genético SD 1.24; IC del 95%: 1.03, 1.50) como en casos incidentes (OR 1.97; IC del 95%: 1.72, 2.26) después de ajustar por edad y sexo.
El riesgo de diabetes incidente en aquellos en el tercil superior del puntaje de riesgo genético de diabetes tipo 1 que también tenían anticuerpos GAD65 positivos fue 3.23 (IC 95% 2.10, 4.97) en comparación con todos los demás individuos, lo que sugiere que 1.8% de diabetes incidente en adultos fue atribuible a esta combinación de factores de riesgo.

Discusión
Este gran estudio europeo prospectivo, basado en la población, encontró una asociación significativa entre la positividad del anticuerpo GAD65 y el desarrollo de diabetes incidente después de los 40 años en individuos libres de diabetes conocida al inicio del estudio en ocho países europeos.
Una puntuación de riesgo genético (GRS) para la diabetes tipo 1, pero no para la diabetes tipo 2, se asoció con la positividad del anticuerpo GAD65. No hubo una asociación general de la diabetes tipo 1 GRS con la diabetes incidente, pero, en el subgrupo de individuos que fueron positivos para los anticuerpos GAD65, la diabetes tipo 1 GRS se asoció fuertemente con la diabetes incidente.
A partir de estos datos, estimamos que poco menos del 2% de todos los casos de diabetes de inicio en adultos son atribuibles a la combinación de tener un alto riesgo genético para la diabetes tipo 1 y ser positivo para los anticuerpos GAD65.
Nuestro estudio proporciona evidencia definitiva de la asociación entre los anticuerpos GAD65 y la diabetes incidente en poblaciones europeas, en virtud del tamaño de la población y el seguimiento exhaustivo (casi 4 millones de personas-año), así como el uso de un método específico para definiendo positividad de anticuerpos.
Este estudio indica que la autoinmunidad desempeña un papel en la etiología de la diabetes del adulto, independientemente de cómo se clasificó clínicamente a las personas.
Estimamos que el 1.8% de los casos de diabetes incidentes en la edad adulta son atribuibles a la combinación de tener un alto riesgo genético para la diabetes tipo 1 y tener anticuerpos GAD65.
Nuestra interpretación es que hay una superposición en la etiología en la diabetes del adulto. Se ha demostrado que la presencia de anticuerpos GAD65 predice una futura disfunción de las células beta que podría ser el resultado de un ataque autoinmune en las células beta, incluso en personas clasificadas como diabéticas de tipo 2.
En algunos casos, el ataque autoinmune no conduce a una falla total de las células beta. El resultado del ataque autoinmune depende mucho de los títulos de los autoanticuerpos, la presencia de múltiples anticuerpos y el riesgo genético. Esta noción de una escala del efecto del ataque autoinmune se vio reforzada por el hallazgo de que los anticuerpos transitorios contra GAD65 condujeron a un inicio más temprano de la diabetes y contribuyeron a una disfunción relativa de las células beta.
El mecanismo podría ser que la resistencia a la insulina aumenta la secreción de insulina de las células beta, exponiendo así más al antígeno (es decir, GAD65, que se co-excreta con la insulina de las vesículas en las células beta) al sistema inmune.
En personas con predisposición a la autoinmunidad, esta respuesta autoinmune hacia las células beta podría conducir a la disfunción de las células beta y / o la muerte de las células beta. Esto sugiere que la presencia de anticuerpos GAD65 es un marcador pancreático de un proceso autoinmune subclínico que podría conducir a la deficiencia de insulina y, posteriormente, a la diabetes tipo 2.

Conclusiones / interpretación
En conclusión, en este gran estudio prospectivo basado en la población, encontramos que la positividad del anticuerpo GAD65 se asoció con la incidencia de diabetes después de los 40 años.
Un GRS para la diabetes tipo 1 -pero no para la diabetes tipo 2- se asoció con la positividad del anticuerpo GAD65 y con la incidencia de diabetes en aquellos que tenían anticuerpos GAD65 positivos.
Nuestros datos sugieren que la diabetes incidente en adultos incluye un elemento de etiología autoinmune, que garantiza más estudios prospectivos sobre los factores de riesgo asociados.
Además, los estudios futuros con un diseño diferente deberían investigar las implicaciones de este hallazgo para la subclasificación de la diabetes incidente en adultos, la selección de modalidades de tratamiento primario y la frecuencia de la evaluación del factor de riesgo para mejorar el pronóstico.

Mensaje final: Nuestro estudio indica que la diabetes incidente en adultos tiene un elemento de etiología autoinmune. Por lo tanto, podría haber una razón para reevaluar la actual subclasificación de diabetes en la edad adulta.

Abreviaturas
EPIC: Investigación prospectiva europea sobre el cáncer y nutrición | GAD65: 65 kDa isoforma de GAD | GRS: Puntuación de riesgo genético | HUNT: Estudio de salud Nord-Trøndelag | rhGAD65: GAD65 humano recombinante | ROC: Característica de funcionamiento del receptor

Fecha:19/2/2020

Fuente: https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=95485&fuente=inews&utm_source=inews&uid=445164

16 noviembre 2020

Insulina regular U-500 en infusión continua vs inyecciones en dosis múltiples en adultos con diabetes tipo 2

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 10:04

Grunberger G, Bhargava A, Ly T, et al. Human regular U-500 insulin via continuous subcutaneous insulin infusion versus multiple daily injections in adults with type 2 diabetes: The VIVID study. Diabetes Obes Metab. 2020 Mar;22(3):434-441. doi: 10.1111/dom.13947. Epub 2020 Jan 26. (Original study)

Abstract

AIM: To compare the safety and efficacy of U500-R delivered by a novel, specifically designed U500-R insulin pump with U-500R delivered by multiple daily injections (MDI).

METHODS: The phase 3 VIVID study randomized people with type 2 diabetes to U-500R by continuous subcutaneous insulin infusion (CSII) or MDI. Participants (aged 18-85 years) had HbA1c =7.5% and =12.0% and a total daily dose of insulin >200 and =600 U/day. After a 2-week transition to three times daily injections of U-500R, participants were treated for 24 weeks with U-500R by CSII or MDI. Treatment arms were compared using mixed model repeated measures analysis.

RESULTS: The study randomized 420 participants (CSII: 209, MDI: 211) with 365 completers. Mean changes from baseline were: HbA1c, -1.27% (-13.9 mmol/mol) with CSII and -0.85% (-9.3 mmol/mol) with MDI (difference – 0.42% [-4.6 mmol/mol], P <0.001); fasting plasma glucose, -33.9 mg/dL (-1.9 mmol/L) with CSII and 1.7 mg/dL (0.09 mmol/L) with MDI (difference – 35.6 mg/dL [-2.0 mmol/L], P <0.001); total daily dose, 2.8 U with CSII and 51.3 U with MDI (P < 0.001). Weight changes and rates of documented symptomatic and severe hypoglycaemia were similar between groups; the CSII group had a higher rate of nocturnal hypoglycaemia.

CONCLUSIONS: In type 2 diabetes requiring high doses of insulin, both methods of U-500R delivery lowered HbA1c. However, the CSII group attained greater HbA1c reduction with significantly less insulin. Individualized dose titration will be important to balance glycaemic control with hypoglycaemia risk.

Fecha:24/2/2020

Fuente: https://www.evidencealerts.com/Articles/AlertedArticle/90303

Agonistas de la dopamina y diabetes tipo 2

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 9:57

Andersen IB, Andreassen M, Krogh J The effect of dopamine agonists on metabolic variables in adults with type 2 diabetes: A systematic review with meta analysis and trial sequential analysis of randomized clinical trials. Diabetes Obes Metab. 2020 Sep 1. doi: 10.1111/dom.14183. (Systematic review)

Abstract

AIM: To assess the metabolic effects of dopamine agonists compared with placebo in randomized controlled trials (RCTs) including adults with type 2 diabetes.

MATERIALS AND METHODS: Eligible trials were identified by searching PubMed, Embase and CENTRAL. The primary outcomes were HbA1c and serious adverse events (SAEs) assessed at longest available follow-up. Secondary outcomes were fasting plasma glucose, adverse events, body weight, hypoglycaemia and triglycerides. We assessed risk of bias and evaluated the certainty of the evidence with the Grading of Recommendations Assessment, Development and Evaluation (GRADE).

RESULTS: Nine RCTs enrolling 3456 participants were included, six of which assessed the effect of bromocriptine, and the other three the effect of cabergoline. Dopamine agonists reduced HbA1c with 0.69 standardized mean difference (95% CI = 0.28 to 1.09; P = .0008; I2 = 80%; GRADE: low) compared with placebo. There was no difference in the effect between bromocriptine and cabergoline. Heterogeneity was partly explained by dosage and study duration, both of which were inversely associated with effect size. Only one large trial reported SAEs and no difference was reported for the risk of an SAE (RR = 0.89; 95% CI = 0.70 to 1.12; P = .32) between active intervention and placebo. Secondary outcomes suggested a decrease in fasting plasma glucose and triglycerides and no effect on the remaining outcomes.

CONCLUSION: Dopamine agonists reduce HbA1c as well as fasting plasma glucose and triglycerides in patients with type 2 diabetes without causing SAEs. These data are based on moderate to low quality evidence thus our confidence in the effect estimates is limited.

Fecha: 6/10/2020

https://www.evidencealerts.com/Articles/AlertedArticle/94503

14 noviembre 2020

Metformina y riesgo de acidosis láctica

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 9:19

Pregunta de investigación: ¿El uso de metformina aumenta el riesgo de acidosis en pacientes con enfermedad renal crónica?
El uso de metformina no se asoció significativamente con la acidosis
Hallazgos
En 2 grandes cohortes retrospectivas de pacientes con diabetes mellitus (Geisinger Health System, n = 75413 y MarketScan, n = 82017), el uso de metformina no se asoció significativamente con la acidosis incidente a una tasa de filtración glomerular estimada (eGFR) superior a 30 ml /min/1.73 m2.
Significado
La terapia con metformina puede ser segura en pacientes con diabetes tipo 2 y eGFR 30 a 60 ml / min / 1.73 m2.
Resumen
Importancia Aproximadamente 1 millón de pacientes en los Estados Unidos con diabetes mellitus tipo 2 y enfermedad renal leve a moderada no reciben terapia dirigida con metformina. Esto puede reflejar incertidumbre con respecto al riesgo de acidosis en pacientes con enfermedad renal crónica.
Objetivo
Cuantificar la asociación entre el uso de metformina y la hospitalización con acidosis en todo el rango de la tasa de filtración glomerular estimada (eGFR), lo que representa un cambio en la etapa de eGFR en el tiempo.
Diseño, configuración y participantes
Cohorte basada en la comunidad de 75413 pacientes con diabetes en Geisinger Health System, con evaluación dependiente del tiempo de la etapa de eGFR desde enero de 2004 hasta enero de 2017. Los resultados se replicaron en 67578 usuarios nuevos de metformina y 14439 nuevas sulfonilureas usuarios de 2010 a 2015, que provienen de 350 sistemas de salud privados de los EE. UU.
Exposiciones: uso de metformina.
Principales resultados y medidas Hospitalización con acidosis (Clasificación Internacional de Enfermedades, Novena Revisión, Código de Modificación Clínica de 276.2).
Resultados
En la cohorte primaria (n = 75413), la edad media (DE) del paciente fue de 60,4 (15,5) años, y el 51% (n = 38480) de los participantes fueron mujeres. Hubo 2335 hospitalizaciones con acidosis en una mediana de seguimiento de 5,7 años (rango intercuartílico, 2,5-9,9 años).
En comparación con el tratamiento alternativo de la diabetes, el uso de metformina dependiente del tiempo no se asoció con la acidosis incidente general (cociente de riesgos ajustados [HR]: 0,98; IC del 95%: 0,89-1,08) o en pacientes con eGFR de 45 a 59 ml / min / 1,73 m2 (HR ajustado, 1,16; IC del 95%, 0,95-1,41) y eGFR 30 a 44 ml / min / 1,73 m2 (HR ajustada, 1,09; IC del 95%, 0,83-1,44).
Por otro lado, el uso de metformina se asoció con un mayor riesgo de acidosis a la TFGe inferior a 30 ml / min / 1,73 m2 (HR ajustada, 2,07; IC del 95%, 1,33-3,22).
Los resultados fueron consistentes cuando los nuevos usuarios de metformina se compararon con los nuevos usuarios de sulfonilurea (HR ajustada para eGFR 30-44 ml / min / 1.73 m2, 0,77; IC del 95%, 0,29-2,05), en una cohorte de propensity-matched (HR ajustada para eGFR 30-44 ml / min / 1,73 m2, 0,71; IC del 95%, 0,45-1,12), cuando se excluyeron los usuarios de insulina basales (HR ajustada para eGFR 30-44 ml / min / 1,73 m2, 1,16; IC del 95%, 0,87- 1.57), y en la cohorte de replicación (HR ajustada para eGFR 30-44 ml / min / 1.73 m2, 0.86, IC 95%, 0.37-2.01).
Conclusiones y relevancia
En 2 escenarios clínicos del mundo real, el uso de metformina se asoció con acidosis solo a eGFR menor a 30 ml / min / 1.73 m2.
Nuestros resultados apoyan el uso prudente de metformina en pacientes con diabetes tipo 2 y eGFR de al menos 30 ml / min / 1.73 m2.

Fecha:20/6/2018
Fuente: http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=92679

Página siguiente »

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus