Diabetes mellitus

24 octubre 2020

La OMS admite que el remdesivir y otros fármacos usados contra el covid-19 tienen poco o ningún efecto: ¿qué alternativas existen hoy?

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:11

Tedros OMSUn total de 11.266 pacientes adultos de 30 países participaron en el estudio, que también evaluó los efectos de la hidroxicloroquina, la combinación de medicamentos anti-VIH lopinavir/ritonavir y el interferón.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló la semana pasada que el remdesivir, así como algunos otros fármacos de los que se pensaba que podían ser eficaces en el tratamiento del covid-19, no mostraron ningún resultado positivo contra esa enfermedad en el marco de un ensayo clínico. El remdesivir, uno de los medicamentos más esperanzadores, había sido aprobado para su uso en varios países.
Tras esos resultados, los especialistas siguen realizando estudios para encontrar alternativas. ¿Cuáles son los candidatos más probables, entre los fármacos existentes, para suavizar el impacto de la enfermedad y reducir el número de víctimas?
El estudio de la OMS y sus resultados
Meses antes de que se dieran a conocer los resultados de ese estudio de la OMS, el pasado 1 de mayo, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) autorizó el uso de emergencia del remdesivir. Utilizado desde entonces en varios países, fue uno de los medicamentos que se le suministraron recientemente al presidente Donald Trump, cuando este dio positivo al SARS-CoV-2.
Sin embargo, el inesperado resultado del ensayo clínico internacional Solidarity, de la OMS, y cuya versión preimpresa fue publicada el 15 de octubre en el portal medRxiv, mostró que el fármaco no es eficaz contra el coronavirus. Aparte del remdesivir, el estudio evaluó los efectos de la hidroxicloroquina, la combinación de medicamentos anti-VIH lopinavir/ritonavir y el interferón, aplicados a un total de 11.266 pacientes adultos en 405 hospitales de 30 países.
De acuerdo con la investigación, los régimenes de tratamiento con dichos fármacos parecieron tener “poco o ningún efecto” sobre la mortalidad en el transcurso de 28 días, o en la duración del curso hospitalario entre los pacientes hospitalizados con covid-19. Las pruebas de la hidroxicloroquina y la combinación de lopinavir/ritonavir se suspendieron ya en junio, tras demostrarse ineficaces.
En ese contexto, la compañía Gilead Sciences, que desarrolló el remdesivir, publicó un comunicado en el que afirmó que los resultados “parecen inconsistentes con la evidencia más sólida de los múltiples estudios aleatorios controlados publicados en revistas revisadas por pares que validaron el beneficio clínico” del fármaco. “Los beneficios del Veklury [remdesivir] fueron demostrados en tres ensayos clínicos aleatorios y controlados, incluso un ensayo clínico aleatorio, doble ciego y controlado con placebo (ACTT-1): el estándar de oro para evaluar la eficacia y seguridad del fármaco en investigación”, sostuvo la empresa.
“Nos preocupa que los datos de este ensayo global de etiqueta abierta no se hayan sometido a la rigurosa revisión necesaria para permitir una discusión científica constructiva, especialmente dadas las limitaciones del diseño del ensayo”, destacaron desde Gilead Sciences.
El remdesivir fue estudiado también por la farmacéutica estadounidense Eli Lilly and Company. En septiembre, la empresa señaló, tras un estudio con más de 1.000 participantes, que la combinación del baricitinib —un fármaco utilizado para tratar la artritis reumatoide severa— y el remdesivir puede reducir el período de recuperación de un infectado.
Las conclusiones de la OMS, sin embargo, no resultaron ser fatales para el remdesivir, ya que este 22 de octubre recibió la aprobación de la FDA, convirtiéndose de esa manera en el primer y por el momento único fármaco cuyo uso se autoriza formalmente para el tratamiento del covid-19 en EE.UU.
Alternativas
Tras la publicación de los primeros resultados del estudio, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, indicó que el proyecto todavía no ha llegado a su fin y que se siguen estudiando los efectos de otros medicamentos, incluyendo anticuerpos monoclonales y nuevos antivirales, y que se está reclutando a unos 2.000 pacientes cada mes.
El uso de anticuerpos monoclonales fue estudiado también por Eli Lilly and Company, pero la semana pasada la farmacéutica anunció que su ensayo clínico se detuvo por motivos de seguridad. Una portavoz de la firma señaló que esta acepta la recomendación de la Junta de Monitoreo de Seguridad de Datos (DSMB, por sus siglas en inglés), un grupo independiente de expertos médicos que monitorea los ensayos clínicos y que había recomendado una pausa en las pruebas denominadas ACTIV-3.
De momento, el medicamento más prometedor en la lucha contra el coronavirus es la dexametasona. Los autores del proyecto ‘Recovery’ (Recuperación), que se lleva a cabo en el Reino Unido, indicaron en junio que el fármaco reduce la tasa de mortalidad de los pacientes con ventilación artificial en aproximadamente un tercio, en comparación con el grupo que recibió atención estándar. Los especialistas precisaron que el riesgo de muerte para los pacientes graves con ventilación artificial se redujo del 40 % al 28 %.
Martin Landray, profesor de Medicina y Epidemiología en el Departamento de Salud de la Población en la Universidad de Oxford y uno de los principales autores del estudio, explicó que estos hallazgos sugieren que por cada ocho pacientes tratados con ventiladores, se podría salvar a uno si todos reciben dexametasona. Al mismo tiempo, según la investigación, el fármaco no tuvo ningún efecto en los pacientes que no requirieron asistencia respiratoria, fuese mediante un ventilador o máscara con oxígeno.

El director general de la OMS también evaluó de manera positiva el efecto de la dexametasona y la semana pasada afirmó que, hoy por hoy, es el único fármaco que ha demostrado ser eficaz contra la forma más grave de covid-19.

Fecha:23/10/2020

Fuente: Rusia Today.

https://actualidad.rt.com/actualidad/370793-oms-afirmar-remdesivir-farmacos-usados-ineficaces-alternativas?utm_source=Email-Message&utm_medium=Email&utm_campaign=Email_daily

Se descubre un cuarto grupo de glándulas salivales mientras hacían una investigación sobre el cáncer de próstata

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:07

Glandulas salivales en gargantaCientíficos en Países Bajos descubrieron un cuarto grupo de glándulas salivales mientras hacían una investigación sobre el cáncer de próstata.
Los nuevos órganos están en el punto donde se encuentran la cavidad nasal y la garganta. Por el momento se contaban tres grupos de glándulas salivales.
El descubrimiento se dio cuando se analizaban imágenes tomadas por un escáner. Los investigadores hallaron un par de glándulas planas y delgadas. Están escondidas en la base del cráneo y las han denominado “glándulas tubarias”. Fueron examinados 100 pacientes para confirmar el hallazgo.
El oncólogo Wouter Vogel cree que estás glándulas puede explicar la resequedad en la boca y los problemas para tragar que sufren los pacientes que se someten a radioterapia.
“La radioterapia puede dañar las glándulas salivales, lo que puede provocar complicaciones”, dijo Vogel. “Los pacientes pueden tener problemas para comer, tragar o hablar, lo que puede ser una carga real”.
El nuevo descubrimiento ayudaría a los pacientes con cáncer a sufrir menos efectos secundarios después de las sesiones de radioterapia.

Fecha: 23/10/2020

Fuente:http://www.cubadebate.cu/noticias/2020/10/23/gracias-a-una-investigacion-sobre-el-cancer-de-prostata-descubren-nuevo-organo-en-la-garganta/

22 octubre 2020

Investigaciones respecto al uso de sucralosa en alimentos

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:20

Edulcorante SucralosaLa sucralosa conocida más comercialmente como Splenda es un organoclorado, que es utilizado como enducolorante en los alimentos y bebidas. Su función es actuar en los receptores del tracto gastrointestinal, generando un sabor dulce y produciendo una estimulación de la secreción hormonal. Este educolorante puede llegar a ser hasta 650 veces más potente que el azúcar común.
Debido a su bajo contenido calórico, muchas personas hemos optado por sustituir el azúcar regular por la sucralosa, pero ¿es esto realmente beneficioso para la salud? ¿tiene algunos efectos secundarios adversos? A continuación  presentamos toda la información basada en las investigaciones realizadas recientemente.
Las autoridades sanitarias han declarado que la sucralosa no representa ningún riesgo para la salud, sin embargo, algunos estudios realizados recientemente disciernen con esta información.
Un estudio realizado con personas que presentaban obesidad severa y quienes no consumían continuamente sucralosa, se sometieron a un examen de 5 horas de modificación oral de glucosa en dos grupos distintos. El primer grupo consumió sucralosa mientras que el segundo solo agua sin nada añadido. Los resultados mostraron que aquellos que habían consumido sucralosa tuvieron una elevación de los niveles de glucosa en un 14% y de la insulina en un 20% comparados con quienes solamente habían bebido agua.
En otro estudio realizado con personas sin sobrepeso u obesidad, y que no tenían ningún otro tipo de condición médica, no se encontraron efectos de la sucralosa en los niveles de glucosa ni de insulina, sin embargo, es importante destacar que estas personas eran consumidores asiduos de sucralosa.
Un estudio realizado con ratas se encontró que la sucralosa tenía efectos negativos en la flora intestinal. Las ratas que consumieron este enducolorante tuvieron 47-80% menos bacterias anaerobias en sus intestinos.
Estas bacterias son benéficas para el funcionamiento adecuado de la flora intestinal. Lo más preocupante fue que la flora intestinal no se recuperó aun después de 12 semanas de que el experimento fue completado.
Sin embargo, es importante recalcar que el estudio fue realizado en ratas y esta información aún no ha sido estudiada en humanos.
Una de las creencias populares es que la sucralosa ayudará a bajar de peso, sin embargo, las investigaciones han logrado demostrar que el empleo de endulcolorantes no tienen un impacto significativo en la reducción del peso corporal.

Conclusión: Si se está acostumbrado al uso de la sucralosa y el organismo lo tolera bien, seguramente no deben aparecer problema si se utiliza con moderación. Ya que las evidencias encontradas por las investigaciones no han sido lo suficientemente significativas como para declararla como dañina.

Fecha:24/9/2020
Fuente: https://www.todo-mail.com/content.aspx?emailid=18626

Dos estudios señalan un vínculo entre el tipo de sangre y la susceptibilidad a Covid-19

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:03

HematiesLas personas con el grupo sanguíneo O pueden tener el menor riesgo de infección; las personas con A y AB pueden tener un mayor riesgo de resultados clínicos graves
Dos estudios publicados en  “Blood Advances”sugieren que las personas del grupo sanguíneo O pueden tener un riesgo menor de infección por covid-19 y una menor probabilidad de resultados graves, incluidas complicaciones, si se enferman.
Desde el inicio de la pandemia existe una necesidad urgente para identificar los factores de riesgo del coronavirus y las posibles dianas terapéuticas. Hace unos meses se sugirió el potencial papel del grupo sanguíneo en la predicción del riesgo y las complicaciones de la infección.
Ahora, estos dos nuevos estudios añaden evidencia de que puede haber una asociación entre el tipo de sangre y la vulnerabilidad al covid-19; sin embargo, se necesita más investigación para comprender mejor por qué y qué significa para los pacientes.
Según estos dos trabajos las personas con tipo de sangre O pueden ser menos vulnerables a la infección por covid-19
El primer estudio, realizado de forma retrospcectiva afirma que el tipo de sangre O puede ofrecer cierta protección contra la infección por covid-19. Los investigadores compararon los datos del registro de salud danés de más de473.000 personas a las que se les realizó la prueba de covid-19 con los datos de un grupo de control de más de 2,2 millones de personas de la población general.
Los resultados sugieren también que las personas con los tipos de sangre A, B o AB pueden tener más probabilidades de infectarse con covid-19 que las personas con el tipo O.
Entre las personas que dieron positivo para covid-19, encontraron menos personas con el tipo de sangre O y más con los tipos A, B y AB.
Los investigadores no encontraron ninguna diferencia significativa en la tasa de infección entre A, B y los tipos AB.
Dado que las distribuciones de grupos sanguíneos varían entre subgrupos étnicos, los investigadores también controlaron el origen étnico y mantuvieron que menos personas con el tipo de sangre O dieron positivo al virus.
“Es importante considerar el grupo de control adecuado porque la prevalencia del tipo de sangre puede variar considerablemente en diferentes grupos étnicos y diferentes países”, señala el autor del estudio Torben Barington, delHospital Universitario de Odense y la Universidad del Sur de Dinamarca. “Tenemos la ventaja de contar con un grupo de control fuerte: Dinamarca es un país pequeño, étnicamente homogéneo con un sistema de salud pública y un registro central de datos de laboratorio, por lo que nuestro grupo control se basa en la población, lo que da a nuestros hallazgos una base sólida”.
El segundo trabajo, realizado en Canadá, concluye que los grupos sanguíneos A y AB se asocian con un mayor riesgo de resultados clínicos graves de covid-19. El estudio señala, asimismo, que las personas con los grupos sanguíneos A o AB parecen exhibir una mayor gravedad de la enfermedad viral que las personas con los grupos sanguíneos O o B.
Los investigadores examinaron datos de 95 pacientes con covid-19 en estado crítico hospitalizados en Vancouver y descubrieron que los pacientes con los grupos sanguíneos A o AB tenían más probabilidades de requerir ventilación mecánica, lo que sugiere que tenían mayores tasas de lesión pulmonar por covid-19. También vieron que más pacientes con grupos sanguíneos A y AB requirieron diálisis por insuficiencia renal.
En conjunto, estos hallazgos sugieren que los pacientes de estos dos grupos sanguíneos pueden tener un mayor riesgo de disfunción o insuficiencia orgánica debido a covid-19 que las personas con tipos de sangre O o B.
Los pacientes de estos dos grupos sanguíneos pueden tener un mayor riesgo de disfunción o insuficiencia orgánica debido a covid-19 que las personas con tipos de sangre O o B.
Además, mientras que las personas con tipos de sangre A y AB permanecieron en el hospital más tiempo que aquellos con tipos O o B, en la unidad de cuidados intensivos (UCI) durante un tiempo promedio más largo, lo que también puede indicar un mayor nivel de gravedad de la virosis.
“La parte única de nuestro estudio es nuestro enfoque en el efecto de gravedad del tipo de sangre en el covid-19. Observamos este daño pulmonar y renal y, en estudios futuros, querremos descubrir el efecto del grupo sanguíneo y del covid-19. en otros órganos vitales”, afirma el autor del estudio Mypinder S. Sekhon, de la Universidad de Columbia Británica.

Fecha: 15/10/2020
Fuente: https://www.abc.es/salud/enfermedades/abci-estudios-senalan-vinculo-entre-tipo-sangre-y-susceptibilidad-covid-19-202010141817_noticia.html

13 octubre 2020

Científicos japoneses descubren que el coronavirus permanece activo en la piel durante 9 horas

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:48

epidermisEs cinco veces más que el virus de la influenza A.
Científicos japoneses de la Universidad de Medicina de la Prefectura de Kioto, en un reciente estudio, han descubierto que el coronavirus SARS-CoV-2 puede permanecer activo en la piel humana durante unas 9 horas, cinco veces más que el virus de la influenza A (IAV). La investigación, que se publicó en la revista académica Clinical Infectious Diseases, reitera la importancia de la higiene personal y el lavado de las manos.
Para llevar a cabo el estudio y no poner en peligro a personas sanas, los investigadores usaron piel humana obtenida de muestras de autopsias. Al mezclar el SARS-CoV-2 y el virus de la influenza A con el medio de cultivo o moco de las vías respiratorias superiores y aplicarlo en la piel humana, encontraron que el tiempo de supervivencia del coronavirus fue significativamente mayor: 9 horas del SARS-CoV-2 frente a 1,8 horas del IA
Cabe destacar que ambos virus se inactivaron más rápidamente en la piel que en otras superficies como acero inoxidable, vidrio y plástico. Además, el virus de la influenza A se inactivó más rápidamente en moco que en medio de cultivo en estas superficies, mientras que el SARS-CoV-2 mostró una estabilidad similar en ambas condiciones.
El tiempo de supervivencia en acero inoxidable, vidrio y plástico fue significativamente mayor para el SARS-CoV-2 (11 horas) que para el IAV (1,7 horas). No obstante, ambos virus se inactivaron por completo en 15 segundos tras el tratamiento con etanol 80% (alcohol etílico). Así que un desinfectante con la proporción de alcohol etílico indicada mata sin dificultad ambos virus.
De este modo, el equipo ha llegado a la conclusión de que la supervivencia de 9 horas del SARS-CoV-2 en la piel humana puede aumentar el riesgo de transmisión por contacto en comparación con el virus de la influenza A, acelerando así la pandemia, pero la higiene adecuada de las manos puede prevenir la propagación de esta infección, que se ha cobrado la vida de más de un millón de personas en todo el mundo.

Fecha:8/10/2020
Fuente: https://actualidad.rt.com/actualidad/368948-cientificos-nipones-hallar-coronavirus-permanecer-activo-piel-humana-9-horas?utm_source=Email-Message&utm_medium=Email&utm_campaign=Email_daily

5 octubre 2020

Nuevas evidencias del papel de la vitamina D en pacientes con Covid-19

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 18:15

La vitamina D acaba de emerger con potencia inusitada en una serie de informes que aparecieron en cadena en al menos tres de los más importantes medios científicos del mundo, todos ellos, advirtiendo el valor y consecuencias de su presencia o no en los pacientes. Su deficiencia está asociada con reacciones inflamatorias y disfunción inmune por lo que predispone a los individuos a infecciones severas. Uno de los estudios publicado por ClinOwl, plataforma especializada en el descubrimiento de contenido para profesionales de la salud, explica las diferencias que hay entre distintos grupos de población en cuanto a la susceptibilidad, gravedad y mortalidad del coronavirus. La investigación, sostiene que esta deficiencia posiblemente explica la mayor tasa de mortalidad entre personas diabéticas, hipertensas y los adultos mayores. La deficiencia grave de esta vitamina está relacionada con la coagulopatía asociada a Covid-19, según expresa el documento.
Esta vitamina produce efectos antivirales por mecanismos tanto directos como indirectos. Mientras que su deficiencia puede aumentar la probabilidad de infección por virus como el retrovirus, la hepatitis y el dengue. Esta vitamina ayuda además al metabolismo óseo, la autorregulación del calcio y las funciones del sistema inmune.
Otro informe de la prestigiosa revista científica JAMA ha descubierto que el tratamiento con vitamina D reduce la incidencia de infecciones virales del tracto respiratorio, especialmente en pacientes con deficiencia de este compuesto. Aunque el grupo de especialistas de la Universidad de Chicago que estuvo a cargo de la investigación, dice “desconocer si la vitamina D está asociada con la incidencia de la enfermedad por coronavirus”. Aún así, su conclusión indicó que “el estado de vitamina D probablemente deficiente se asoció con un mayor riesgo de Covid-19″.
La alta prevalencia de insuficiencia de vitamina D es un problema de salud pública particularmente importante porque la hipovitaminosis D es un factor de riesgo independiente de mortalidad total en la población general. Investigaciones emergentes respaldan el posible papel de la vitamina D contra el cáncer, las enfermedades cardíacas, las fracturas y caídas, enfermedades autoinmunes, influenza, diabetes tipo 2 y depresión. Muchos proveedores de atención médica han aumentado sus recomendaciones para la suplementación con vitamina D a al menos 1000 UI.
El estudio de los profesionales de Chicago -publicado en JAMA- proporciona la primera evaluación de la asociación de la deficiencia de vitamina D y el tratamiento potencialmente insuficiente con la prueba positiva de Covid-19. El análisis multivariado sugiere que las personas que probablemente tuvieran niveles deficientes de vitamina D en el momento de la prueba de Covid-19 tenían un riesgo sustancialmente mayor de dar positivo por Covid-19 que las personas que probablemente tuvieran niveles suficientes. El hecho de que no se haya encontrado que los pacientes con niveles deficientes de última vitamina D que recibieron un tratamiento aumentado tuvieran un mayor riesgo de la virosis en comparación con los pacientes con un nivel probable de vitamina D suficiente puede sugerir un efecto protector del tratamiento, pero los intervalos de confianza en las tasas estimadas para estos los grupos son demasiado amplios para excluir la posibilidad de ningún efecto del tratamiento.
“Nuestros hallazgos sobre el mayor riesgo de dar positivo en la prueba de Covid-19 con un estado de vitamina D probablemente deficiente en comparación con un estado probable de vitamina D suficiente contrasta con los hallazgos de un estudio reciente de un grupo de profesionales de Instituto de Salud de Glasgow en Inglaterra”, dijo David O. Meltzer, a cargo del grupo de médicos de Chicago. Ese artículo examinó la asociación entre la deficiencia de vitamina D y la prueba positiva de Covid-19 en el Biobanco del Reino Unido y no encontró una estadísticamente significativa. Sin embargo,los niveles de vitamina D estudiados estaban entre 10 y 14 años antes del diagnóstico de Covid-19, y el análisis no controló el tratamiento después de evaluar los niveles. “Cuando examinamos nuestros datos limitando los niveles de vitamina D a aquellos que estaban más distantes o no tenían en cuenta el tratamiento, también encontramos asociaciones más débiles de niveles deficientes de vitamina D con pruebas positivas para Covid-19″, concluyó Meltzer.

Fecha:29/9/2020

Fuente:https://www.infobae.com/salud/ciencia/2020/09/08/covid-19-la-ciencia-confirmo-que-la-deficiencia-de-vitamina-d-aumenta-el-riesgo-de-contagio/

21 septiembre 2020

Los niveles de anticuerpos frente a SARS-CoV-2 pueden persistir cuatro meses

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 17:15

coronavirus.jpg3La respuesta humoral frente a la infección por SARS-CoV-2 puede durar hasta cuatro meses, según concluye un estudio islandés en ‘The New England Journal of Medicine’.
Más del 90% de 1.200 pacientes en Islandia que se recuperaron de la Covid-19 dieron positivo en anticuerpos contra el SARS-CoV-2 (definidos como resultados positivos en dos estudios de anticuerpos paninmunoglobulínicos que cubren IgM, IgG e IgA). Los niveles de anticuerpos aumentaron durante los dos meses posteriores al diagnóstico y luego se estabilizaron, permaneciendo así durante los siguientes dos meses de observación.
“Nuestros resultados indican que los anticuerpos antivíricos frente a SARS-CoV-2 no descienden durante los cuatro meses siguientes al diagnóstico”, escriben los autores del trabajo, con Kari Stefansson como investigador principal. “Estimamos que el riesgo de mortalidad por la infección fue del 0,3% y que el 44% de las personas infectadas por SARS-CoV-2 en Islandia no fueron diagnosticadas por PCR”. Los investigadores también establecen que la infección por el patógeno ha alcanzado a un 0,9% de la población islandesa.
El trabajo incide en una de las principales incógnitas que rodean al coronavirus, y que es de vital importancia en la estrategia de inmunización: ¿Puede una infección por SARS-CoV-2 generar anticuerpos que perduren y proteger así de nuevos contagios a quien la haya superado?
Hay estudios que han demostrado en modelos de primate no humano una relación entre la respuesta humoral a la infección por SARS-CoV-2 y la protección frente a reinfecciones por este virus, pero aún no se ha establecido de forma concluyente en humanos.
Para responder a esta pregunta, investigadores de la biotecnológica islandesa -filial de la estadounidense Amgen- deCODE Genetics midieron los anticuerpos en muestras de suero de 30.576 personas en Islandia. Analizaron 2.102 muestras de 1.237 personas cuatro meses después del diagnóstico de la infección mediante una PCR. También midieron anticuerpos en 4.222 personas en cuarentena que habían estado expuestas al SARS-CoV-2 y en 23.452 personas que desconocían su grado de exposición.
Del total de 1.797 personas que se recuperaron de la infección, 1.107 de 1.215 examinadas (el 91,1%) fueron seropositivas; los títulos de anticuerpos antivirales analizados aumentaron durante los dos meses tras la PCR y permanecieron estables los dos meses siguientes que duró el estudio.
Entre las personas en cuarentana estudiadas, el 2,3% resultaron seropositivas, así como el 0,3% de aquellos con exposición desconocida.
En un editorial que acompaña al trabajo en NEJM, Galit Alter, del Instituto Ragon del Hospital General de Massachusetts, y Robert Seder, del Centro de Investigación en Vacunas de los Institutos Nacionales de Salud, en Bethesda, destacan la “esperanza” contenida en este estudio sobre que la inmunidad alcanzada por el hospedador no sea fugaz, sino más bien similar a la que generan otras infecciones víricas.
Estos científicos reflexionan sobre las implicaciones del estudio: “No está claro si los anticuerpos que persisten confieren protección y retienen la neutralización u otras funciones protectoras requeridas para bloquear la reinfección. Sin embargo, los datos aportados por Stefansson y sus colegas apuntan a la utilidad de los ensayos de anticuerpos como alternativas altamente rentables a las pruebas de PCR para la vigilancia a nivel de población, que es fundamental para la reapertura segura de ciudades y colegios, y como biomarcadores y posibles efectores de inmunidad: herramientas útiles que podemos implementar ahora, mientras exploramos el horizonte (y las páginas de las revistas médicas) en busca de la ola de vacunas que pondrá fin a la pandemia de Covid-19″.
Fecha:2/9/2020
Fuente: Diario Medico, España.

https://diariomedico.com/medicina/inmunologia/los-niveles-de-anticuerpos-frente-sars-cov-2-pueden-persistir-cuatro-meses.html

5 septiembre 2020

La FDA amplía el uso de remdesivir a pacientes ingresados con independencia de su gravedad

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:54

RemdesivirRemdesivir 2

 

 

 

La aprobación de emergencia emitida el pasado mayo se limitaba a los pacientes más graves que necesitaban oxigenoterapia o asistencia respiratoria.

La agencia reguladora estadounidense FDA ha ampliado las indicaciones de la autorización de emergencia que había emitido para remdesivir, de Gilead, para incluir su uso en el tratamiento de los pacientes adultos y pediátricos hospitalizados con Covid-19, sospechado o confirmado, con independencia de la gravedad de la enfermedad.
El pasado mes de mayo, la FDA emitió la autorización de uso de emergencia que daba vía libre al medicamento para el tratamiento de pacientes adultos y pediátricos hospitalizados con Covid-19 grave. Como el organismo señaló en la emisión inicial de lacitada autorización, el uso urgente de remdesivir estaba limitado a los pacientes con enfermedad grave, es decir, con niveles bajos de oxígeno en sangre o que necesitan oxigenoterapia o asistencia respiratoria más intensiva, como un ventilador mecánico.
Ahora, basándose en la revisión en curso de la autorización de emergencia emitida en mayo, incluida una revisión de la totalidad de la información científica disponible en la actualidad, la FDA ha determinado que es razonable creer que remdesivir puede ser eficaz para el tratamiento de la Covid-19 en todos los pacientes hospitalizados. La revisión de la Agencia también ha concluido que los beneficios conocidos y potenciales del medicamento superan los riesgos conocidos y potenciales de estos usos.

Tiempo de recuperación
La ampliación se ha basado en los resultados de un ensayo clínico aleatorio, doble ciego y controlado con placebo, realizado por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, que evaluó cuánto tiempo tardaron los pacientes en recuperarse de la Covid-19 dentro de los 29 días posteriores al tratamiento. El ensayo examinó a 1.062 pacientes hospitalizados con la enfermedad leve, moderada y grave que recibieron remdesivir o placebo, además del estándar de atención. La recuperación de los pacientes se definió como el alta hospitalaria o, entre los ingresados, el hecho de no necesitar oxígeno suplementario ni atención médica continua.
La mediana del tiempo de recuperación de la Covid-19 fue de 10 días para el grupo que recibió remdesivir en comparación con 15 días para el grupo que recibió el placebo, una diferencia estadísticamente significativa según la nota de la propia FDA. En general, las probabilidades de mejoría clínica en el día 15 también fueron estadísticamente más altas en el grupo que recibió remdesivir en comparación con el grupo que recibió placebo. En pacientes hospitalizados con enfermedad leve a moderada, los resultados del tiempo de recuperación, así como las probabilidades de mejora en el día 15, favorecieron numéricamente al grupo de remdesivir y fueron consistentes con los resultados generales del estudio.

Fecha:2/9/2020
Fuente: Diario Médico, España.

https://www.diariomedico.com/medicina/medicina-preventiva/la-carrera-por-aprobar-la-primera-vacuna-de-la-covid-puede-comprometer-la-proteccion.html

La vacuna rusa expone en ‘The Lancet’ los primeros datos de seguridad y eficacia

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:47

Vacunacion en DMLos resultados preliminares de dos estudios en fase inicial de la vacuna rusa muestran que no produce efectos adversos graves y alcanza respuesta de anticuerpos.

La vacuna rusa se somete al escrutinio de la ciencia con la publicación en la revista médica The Lancet de sus resultados en las primeras fases de ensayo clínico. Tras el polémico anuncio por parte del presidente Vladimir Putin de que Rusia había desarrollado una vacuna contra la Covid-19 segura y eficaz, se muestran ahora los primeros datos (revisados por científicos independientes) que avalan esas afirmaciones.
La publicación médica The Lancet expone los hallazgos de la fase 1 de dos estudios clínicos en los que se probó la inmunización rusa, una vacuna que se administra en dos dosis; también informa sobre resultados preliminares de eficacia obtenidos en una fase 2. La vacuna se muestra segura y produce respuesta inmune, medida tanto en la aparición de anticuerpos como en la inmunidad celular.
La vacuna que se presentó con el nombre de Sputnik V implica dos inyecciones (inducción y refuerzo) que utilizan dos vectores de virus causantes del resfriado común, que se debilitan para que no puedan causar enfermedad. En concreto, son el adenovirus humano recombinante tipo 26 (rAd26-S) y el adenovirus humano recombinante tipo 5 (rAd5-S), ambos modificados para expresar la proteína S del coronavirus SARS-CoV-2.
Al emplear dos tipos de vectores adenovirales diferentes en la primera y segunda dosis se busca evitar que el sistema inmune reaccione frente al primer vector y comprometa así la respuesta inmune. Así lo explica el investigador del estudio Denis Logunov, del Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, en Moscú: “Cuando las vacunas de adenovirus entran en las células humanas, entregan el código genético de la proteína ‘spike’ del SARS-CoV-2, que hace que las células produzcan la proteína. Esto ayuda a enseñar al sistema inmunológico a reconocer y atacar el virus SARS-CoV-2. Para obtener una respuesta inmunitaria potente contra el SARS-CoV-2, es importante que se proporcione una dosis de refuerzo. Sin embargo, las vacunas de refuerzo que utilizan el mismo vector de adenovirus pueden no producir una respuesta eficaz, porque el sistema inmunológico puede reconocer y atacar al vector. Eso bloquearía la entrada de la vacuna en las células de las personas y mostraría al organismo cómo reconocer y atacar el SARS-CoV-2. Para nuestra vacuna, utilizamos dos vectores de adenovirus diferentes en un intento de evitar que el sistema inmunológico se vuelva inmune al vector”.
Según detallan los estudios publicados, la vacuna se probó en 76 voluntarios en dos hospitales de Rusia. Los ensayos fueron abiertos y no aleatorizados, lo que significa que los participantes sabían que estaban recibiendo la vacuna y no fueron asignados al azar a diferentes grupos de tratamiento.

En los ensayos participaron adultos sanos de entre 18 y 60 años, que se aislaron en un hospital durante los primeros 28 días, para vigilar de forma intensiva posibles efectos adversos. En la fase 1 de cada ensayo, los participantes recibieron el primero de los componente de la vacuna, y en la fase 2, que comenzó no antes de cinco días después de que comenzara el ensayo de la fase 1, los participantes recibieron la vacuna completa de dos partes (primero el componente rAd26-S, seguida de una vacuna de refuerzo con rAd5 -S en el día 21).
La vacuna resultó segura y se toleró bien, durante el período de estudio de 42 días, sin llegar a detectarse efectos graves. Los eventos adversos más comunes, y que se han referido en vacunas similares, fueron dolor en el lugar de la inyección, fiebre, dolor de cabeza, fatiga y dolores musculares y articulare.
Además, en el ensayo se observó que la vacuna generaba anticuerpos neutralizantes en el día 42 en las personas que habían recibido las dos dosis. Los investigadores midieron la respuesta inmune alcanzada con las células T, que también resultó positiva.
Los autores del trabajo destacan las medidas sin precedentes para desarrollar esta vacuna en Rusia, recordando que sus estudios han permitido la aprobación provisional de la inmunización, si bien, esa licencia está sujeta a un estudio a gran escala en la población general. El ensayo en fase 3 se aprobó el 26 de agosto y tiene previsto incluir a 40.000 voluntarios de diferentes edades y grupos de riesgo.
En un comentario de científicos independientes que acompaña a este artículo en The Lancet, Naor Bar-Zeev, de la Facultad de Salud Pública Johns Hopkins Bloomberg, en Estados Unidos, escribe que los resultados son alentadores “pero pequeños”. El experto reconoce que “la inmunogenicidad es un buen augurio, aunque no se puede inferir nada sobre la inmunogenicidad en grupos de mayor edad, y aún no se ha demostrado la eficacia clínica de ninguna vacuna contra Covid-19. Mostrar seguridad será crucial con las vacunas Covid, no solo para la aceptación de la vacuna sino también para la confianza en la vacunación en general. Los resultados de seguridad hasta ahora son tranquilizadores, pero los estudios hasta la fecha son demasiado pequeños para abordar eventos adversos graves menos comunes o raros”.
El catedrático de Microbiología de la Universidad de Zaragoza, Carlos Martín, cuyo grupo desarrolla una nueva vacuna contra la tuberculosis, destaca como novedad en la vacuna rusa que utiliza dos tipos de vectores en la dosis de inducción y en la de refuerzo, si bien la estrategia vacunal (basada en vector adenoviral) es la misma que la de otras vacunas frente a Covid más avanzadas en la investigación clínica, como la de Oxford/AStraZeneca, la desarrollada por la biotecnológica china CanSino o la que se está ensayando en España de Johnson & Johnson.
“Son vacunas que se han estudiado mucho en el contexto del ensayo clínico, pero recordemos no hay ninguna vacuna basada en vector adenoviral recombinante que esté comercializada. Por eso, si se consigue llevar adelante alguna de estas inmunizaciones será un hito importante, pero tendrá que acompañarse de estudios de farmacovigilancia muy exhaustivos”.
Sonia Moreno

Fecha:4/9/2020
Fuente: Diario Médico, España.

https://www.diariomedico.com/medicina/medicina-preventiva/la-vacuna-rusa-expone-en-lancet-los-primeros-datos-de-seguridad-y-eficacia.html

2 septiembre 2020

Informan del debut de diabetes tipo 1 en un joven tras infección por SARS-CoV-2

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 17:54

Glucometro con puncion digitalNo establece relación causa-efecto, pero un nuevo estudio alerta del potencial daño que puede causar el coronavirus en las células pancreáticas a raíz del caso de un joven de 19 años.

El caso de un joven de 19 años de Kiel, Alemania, diagnosticado con diabetes insulinodependiente (tipo 1) después de recuperarse de una infección asintomática por SARS-CoV-2 ha vuelto a poner sobre la mesa los potenciales efectos a largo plazo de la infección y las nuevas áreas que necesitan ser investigadas en mayor profundidad.
A pesar de que los autores no establecen en este trabajo un vínculo causal directo entre la Covid-19 y la diabetes, los hallazgos sí sugieren que la infección por este coronavirus podría afectar negativamente la función del páncreas, encargado de controlar los niveles de azúcar en sangre, según los datos del informe que analiza este único caso y que se publica hoy en Nature Metabolism.
A pesar de que algunos estudios recientes indican posibles vínculos entre la Covid-19 y la diabetes, los datos son insuficientes para respaldar que la infección causa directamente diabetes en humanos.
Matthias Laudes, Centro Médico Universitario de Schleswig-Holstein de Kiel, en Alemania, y coordinador del equipo que ha analizado el caso, este estudio no indica que la Covid-19 causara diabetes en este paciente. Tampoco se puede descartar la posibilidad de que pudiera haber tenido una forma rara preexistente de diabetes autoinmune tipo 1 autoanticuerpo negativa. Sin embargo, “la infección por SARS-CoV-2 podría afectar negativamente la función pancreática a través de los efectos directos del virus en las células beta. Esta hipótesis necesita más investigaciones epidemiológicas y experimentales para estudiar los posibles vínculos entre la infección por SARS-CoV-2 y el desarrollo de diabetes de nueva aparición”.
En similares términos, se pronuncia Diego Yeste, del Servicio de Endocrinología Pediátrica del Hospital Valle de Hebrón, de Barcelona, quien insiste en que, “ante todo, no hay que alarmar; se trata de un único caso”. Subraya, además, que los datos de incidencia sobre diabetes y niños y adolescentes que han pasado la infección no se han incrementado, más aún teniendo en cuenta que la enfermedad en esta población, afortunadamente, no es muy prevalente y, si se produce, no es mayoritariamente grave. “No hay que crear alarmismo”.
Sí ha señalado que el origen vírico de la diabetes es un aspecto muy controvertido y que, probablemente en este caso concreto pudiera existir alguna forma previa de diabetes, pero para confirmarlo son necesarias investigaciones más sólidas y amplías.

Aumento de la respuesta autoinmune
Esteban Jódar, jefe de Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Quirón Salud, en Madrid, considera que en el caso publicado, “no sabemos si habrá daños a largo plazo del páncreas o de otros órganos, como el pulmón o el corazón. No disponemos de datos, independientemente de este potencial efecto directo, la infección por Covid-19, como cualquier otra, puede disparar la respuesta autoinmune o los mecanismos de estrés inmune que hacen que aparecer la diabetes tipo 1″.
Lo que sí está claro es que el SARS-CoV-2 se introduce en las células humanas al unirse a la glicoproteína ACE-2, que también se encuentra en las células beta pancreáticas humanas, las cuales son clave en la producción de insulina. Se sabe, además, que la ACE-2 es importante para la función de las células beta.
En este nuevo estudio, el equipo de Laudes describe la situación de un joven de 19 años, de raza blanca, que fue ingresado en Urgencias del Centro Médico Universitario de Schleswig-Holstein de Kiel, en Alemania, con fatiga anormal, agotamiento, sed excesiva y micción frecuente. También había perdido 12 kilos de peso corporal en varias semanas.
Los análisis de sangre que se realizaron revelaron una pérdida de la función de las células beta, entre otras características de la diabetes. El paciente no tenía un genotipo de antígeno leucocitario humano de alto riesgo -que predispone a las personas a enfermedades autoinmunes-, pero sí presentaba un genotipo asociado con un riesgo ligeramente elevado de diabetes tipo 1 autoinmune. Sin embargo, el paciente no tenía los autoanticuerpos que se observan típicamente en pacientes con formas comunes de diabetes tipo 1 autoinmune.

Datos paradójicos
El joven dió positivo a la inmunoglobina G, pero no a los anticuerpos de inmunoglobina M contra el SARS-CoV-2, lo que indica, según los autores, que se había infectado entre 5 y 7 semanas antes de ingresar al hospital, periodo en el que sus padres habían regresado de un viaje de esquí en Austria y desarrollaron síntomas típicos de la Covid-19.
Según Laudes, los altos niveles de hemoglobina A1c -un marcador que indica si los niveles de glucosa en sangre han sido más altos de lo normal- en el momento del diagnóstico “podrían sugerir que el paciente había desarrollado recientemente diabetes tipo 1 antes de su infección por SARS-CoV-2″. Sin embargo, también matiza que la cetoacidosis diabética, una complicación grave de la diabetes tipo 1 que aparece cuando el organismo produce un exceso de ácidos en la sangre, puede causar niveles altos de hemoglobina A1c independientemente de la duración de la diabetes, y el paciente experimentó síntomas diabéticos sólo después de la infección.
Raquel Serrano

Fecha:2/9/2020
Fuente: https://diariomedico.com/medicina/endocrinologia/informan-del-debut-de-diabetes-tipo-i-en-un-joven-tras-infeccion-por-sars-cov-2.html

Página siguiente »

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus