Diabetes mellitus

24 octubre 2020

La OMS admite que el remdesivir y otros fármacos usados contra el covid-19 tienen poco o ningún efecto: ¿qué alternativas existen hoy?

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:11

Tedros OMSUn total de 11.266 pacientes adultos de 30 países participaron en el estudio, que también evaluó los efectos de la hidroxicloroquina, la combinación de medicamentos anti-VIH lopinavir/ritonavir y el interferón.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló la semana pasada que el remdesivir, así como algunos otros fármacos de los que se pensaba que podían ser eficaces en el tratamiento del covid-19, no mostraron ningún resultado positivo contra esa enfermedad en el marco de un ensayo clínico. El remdesivir, uno de los medicamentos más esperanzadores, había sido aprobado para su uso en varios países.
Tras esos resultados, los especialistas siguen realizando estudios para encontrar alternativas. ¿Cuáles son los candidatos más probables, entre los fármacos existentes, para suavizar el impacto de la enfermedad y reducir el número de víctimas?
El estudio de la OMS y sus resultados
Meses antes de que se dieran a conocer los resultados de ese estudio de la OMS, el pasado 1 de mayo, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) autorizó el uso de emergencia del remdesivir. Utilizado desde entonces en varios países, fue uno de los medicamentos que se le suministraron recientemente al presidente Donald Trump, cuando este dio positivo al SARS-CoV-2.
Sin embargo, el inesperado resultado del ensayo clínico internacional Solidarity, de la OMS, y cuya versión preimpresa fue publicada el 15 de octubre en el portal medRxiv, mostró que el fármaco no es eficaz contra el coronavirus. Aparte del remdesivir, el estudio evaluó los efectos de la hidroxicloroquina, la combinación de medicamentos anti-VIH lopinavir/ritonavir y el interferón, aplicados a un total de 11.266 pacientes adultos en 405 hospitales de 30 países.
De acuerdo con la investigación, los régimenes de tratamiento con dichos fármacos parecieron tener “poco o ningún efecto” sobre la mortalidad en el transcurso de 28 días, o en la duración del curso hospitalario entre los pacientes hospitalizados con covid-19. Las pruebas de la hidroxicloroquina y la combinación de lopinavir/ritonavir se suspendieron ya en junio, tras demostrarse ineficaces.
En ese contexto, la compañía Gilead Sciences, que desarrolló el remdesivir, publicó un comunicado en el que afirmó que los resultados “parecen inconsistentes con la evidencia más sólida de los múltiples estudios aleatorios controlados publicados en revistas revisadas por pares que validaron el beneficio clínico” del fármaco. “Los beneficios del Veklury [remdesivir] fueron demostrados en tres ensayos clínicos aleatorios y controlados, incluso un ensayo clínico aleatorio, doble ciego y controlado con placebo (ACTT-1): el estándar de oro para evaluar la eficacia y seguridad del fármaco en investigación”, sostuvo la empresa.
“Nos preocupa que los datos de este ensayo global de etiqueta abierta no se hayan sometido a la rigurosa revisión necesaria para permitir una discusión científica constructiva, especialmente dadas las limitaciones del diseño del ensayo”, destacaron desde Gilead Sciences.
El remdesivir fue estudiado también por la farmacéutica estadounidense Eli Lilly and Company. En septiembre, la empresa señaló, tras un estudio con más de 1.000 participantes, que la combinación del baricitinib —un fármaco utilizado para tratar la artritis reumatoide severa— y el remdesivir puede reducir el período de recuperación de un infectado.
Las conclusiones de la OMS, sin embargo, no resultaron ser fatales para el remdesivir, ya que este 22 de octubre recibió la aprobación de la FDA, convirtiéndose de esa manera en el primer y por el momento único fármaco cuyo uso se autoriza formalmente para el tratamiento del covid-19 en EE.UU.
Alternativas
Tras la publicación de los primeros resultados del estudio, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, indicó que el proyecto todavía no ha llegado a su fin y que se siguen estudiando los efectos de otros medicamentos, incluyendo anticuerpos monoclonales y nuevos antivirales, y que se está reclutando a unos 2.000 pacientes cada mes.
El uso de anticuerpos monoclonales fue estudiado también por Eli Lilly and Company, pero la semana pasada la farmacéutica anunció que su ensayo clínico se detuvo por motivos de seguridad. Una portavoz de la firma señaló que esta acepta la recomendación de la Junta de Monitoreo de Seguridad de Datos (DSMB, por sus siglas en inglés), un grupo independiente de expertos médicos que monitorea los ensayos clínicos y que había recomendado una pausa en las pruebas denominadas ACTIV-3.
De momento, el medicamento más prometedor en la lucha contra el coronavirus es la dexametasona. Los autores del proyecto ‘Recovery’ (Recuperación), que se lleva a cabo en el Reino Unido, indicaron en junio que el fármaco reduce la tasa de mortalidad de los pacientes con ventilación artificial en aproximadamente un tercio, en comparación con el grupo que recibió atención estándar. Los especialistas precisaron que el riesgo de muerte para los pacientes graves con ventilación artificial se redujo del 40 % al 28 %.
Martin Landray, profesor de Medicina y Epidemiología en el Departamento de Salud de la Población en la Universidad de Oxford y uno de los principales autores del estudio, explicó que estos hallazgos sugieren que por cada ocho pacientes tratados con ventiladores, se podría salvar a uno si todos reciben dexametasona. Al mismo tiempo, según la investigación, el fármaco no tuvo ningún efecto en los pacientes que no requirieron asistencia respiratoria, fuese mediante un ventilador o máscara con oxígeno.

El director general de la OMS también evaluó de manera positiva el efecto de la dexametasona y la semana pasada afirmó que, hoy por hoy, es el único fármaco que ha demostrado ser eficaz contra la forma más grave de covid-19.

Fecha:23/10/2020

Fuente: Rusia Today.

https://actualidad.rt.com/actualidad/370793-oms-afirmar-remdesivir-farmacos-usados-ineficaces-alternativas?utm_source=Email-Message&utm_medium=Email&utm_campaign=Email_daily

Se descubre un cuarto grupo de glándulas salivales mientras hacían una investigación sobre el cáncer de próstata

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:07

Glandulas salivales en gargantaCientíficos en Países Bajos descubrieron un cuarto grupo de glándulas salivales mientras hacían una investigación sobre el cáncer de próstata.
Los nuevos órganos están en el punto donde se encuentran la cavidad nasal y la garganta. Por el momento se contaban tres grupos de glándulas salivales.
El descubrimiento se dio cuando se analizaban imágenes tomadas por un escáner. Los investigadores hallaron un par de glándulas planas y delgadas. Están escondidas en la base del cráneo y las han denominado “glándulas tubarias”. Fueron examinados 100 pacientes para confirmar el hallazgo.
El oncólogo Wouter Vogel cree que estás glándulas puede explicar la resequedad en la boca y los problemas para tragar que sufren los pacientes que se someten a radioterapia.
“La radioterapia puede dañar las glándulas salivales, lo que puede provocar complicaciones”, dijo Vogel. “Los pacientes pueden tener problemas para comer, tragar o hablar, lo que puede ser una carga real”.
El nuevo descubrimiento ayudaría a los pacientes con cáncer a sufrir menos efectos secundarios después de las sesiones de radioterapia.

Fecha: 23/10/2020

Fuente:http://www.cubadebate.cu/noticias/2020/10/23/gracias-a-una-investigacion-sobre-el-cancer-de-prostata-descubren-nuevo-organo-en-la-garganta/

22 octubre 2020

Investigaciones respecto al uso de sucralosa en alimentos

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:20

Edulcorante SucralosaLa sucralosa conocida más comercialmente como Splenda es un organoclorado, que es utilizado como enducolorante en los alimentos y bebidas. Su función es actuar en los receptores del tracto gastrointestinal, generando un sabor dulce y produciendo una estimulación de la secreción hormonal. Este educolorante puede llegar a ser hasta 650 veces más potente que el azúcar común.
Debido a su bajo contenido calórico, muchas personas hemos optado por sustituir el azúcar regular por la sucralosa, pero ¿es esto realmente beneficioso para la salud? ¿tiene algunos efectos secundarios adversos? A continuación  presentamos toda la información basada en las investigaciones realizadas recientemente.
Las autoridades sanitarias han declarado que la sucralosa no representa ningún riesgo para la salud, sin embargo, algunos estudios realizados recientemente disciernen con esta información.
Un estudio realizado con personas que presentaban obesidad severa y quienes no consumían continuamente sucralosa, se sometieron a un examen de 5 horas de modificación oral de glucosa en dos grupos distintos. El primer grupo consumió sucralosa mientras que el segundo solo agua sin nada añadido. Los resultados mostraron que aquellos que habían consumido sucralosa tuvieron una elevación de los niveles de glucosa en un 14% y de la insulina en un 20% comparados con quienes solamente habían bebido agua.
En otro estudio realizado con personas sin sobrepeso u obesidad, y que no tenían ningún otro tipo de condición médica, no se encontraron efectos de la sucralosa en los niveles de glucosa ni de insulina, sin embargo, es importante destacar que estas personas eran consumidores asiduos de sucralosa.
Un estudio realizado con ratas se encontró que la sucralosa tenía efectos negativos en la flora intestinal. Las ratas que consumieron este enducolorante tuvieron 47-80% menos bacterias anaerobias en sus intestinos.
Estas bacterias son benéficas para el funcionamiento adecuado de la flora intestinal. Lo más preocupante fue que la flora intestinal no se recuperó aun después de 12 semanas de que el experimento fue completado.
Sin embargo, es importante recalcar que el estudio fue realizado en ratas y esta información aún no ha sido estudiada en humanos.
Una de las creencias populares es que la sucralosa ayudará a bajar de peso, sin embargo, las investigaciones han logrado demostrar que el empleo de endulcolorantes no tienen un impacto significativo en la reducción del peso corporal.

Conclusión: Si se está acostumbrado al uso de la sucralosa y el organismo lo tolera bien, seguramente no deben aparecer problema si se utiliza con moderación. Ya que las evidencias encontradas por las investigaciones no han sido lo suficientemente significativas como para declararla como dañina.

Fecha:24/9/2020
Fuente: https://www.todo-mail.com/content.aspx?emailid=18626

Embarazo y metformina

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 9:08

Feig DS, Donovan LE, Zinman B, et al. Metformin in women with type 2 diabetes in pregnancy (MiTy): a multicentre, international, randomised, placebo-controlled trial. Lancet Diabetes Endocrinol. 2020 Oct;8(10):834-844. doi: 10.1016/S2213-8587(20)30310-7. (Original study)
Abstract
BACKGROUND: Although metformin is increasingly being used in women with type 2 diabetes during pregnancy, little data exist on the benefits and harms of metformin use on pregnancy outcomes in these women. We aimed to investigate the effects of the addition of metformin to a standard regimen of insulin on neonatal morbidity and mortality in pregnant women with type 2 diabetes.
METHODS: In this prospective, multicentre, international, randomised, parallel, double-masked, placebo-controlled trial, women with type 2 diabetes during pregnancy were randomly assigned from 25 centres in Canada and four in Australia to receive either metformin 1000 mg twice daily or placebo, added to insulin. Randomisation was done via a web-based computerised randomisation service and stratified by centre and pre-pregnancy BMI (<30 kg/m2 or =30 kg/m2) in a ratio of 1:1 using random block sizes of 4 and 6. Women were eligible if they had type 2 diabetes, were on insulin, had a singleton viable pregnancy, and were between 6 and 22 weeks plus 6 days’ gestation. Participants were asked to check their fasting blood glucose level before the first meal of the day, before the last meal of the day, and 2 h after each meal. Insulin doses were adjusted aiming for identical glucose targets (fasting glucose <5•3 mmol/L [95 mg/dL], 2-h postprandial glucose <6•7 mmol/L [120 mg/dL]). Study visits were done monthly and patients were seen every 1-4 weeks as was needed for standard clinical care. At study visits blood pressure and bodyweight were measured; patients were asked about tolerance to their pills, any hospitalisations, insulin doses, and severe hypoglycaemia events; and glucometer readings were downloaded to the central coordinating centre. Participants, caregivers, and outcome assessors were masked to the intervention. The primary outcome was a composite of fetal and neonatal outcomes, for which we calculated the relative risk and 95% CI between groups, stratifying by site and BMI using a log-binomial regression model with an intention-to-treat analysis. Secondary outcomes included several relevant maternal and neonatal outcomes. The trial was registered with ClinicalTrials.gov, NCT01353391.
FINDINGS: Between May 25, 2011, and Oct 11, 2018, we randomly assigned 502 women, 253 (50%) to metformin and 249 (50%) to placebo. Complete data were available for 233 (92%) participants in the metformin group and 240 (96%) in the placebo group for the primary outcome. We found no significant difference in the primary composite neonatal outcome between the two groups (40% vs 40%; p=0•86; relative risk [RR] 1•02 [0•83 to 1•26]). Compared with women in the placebo group, metformin-treated women achieved better glycaemic control (HbA1c at 34 weeks’ gestation 41•0 mmol/mol [SD 8•5] vs 43•2 mmol/mol [-10]; 5•90% vs 6•10%; p=0•015; mean glucose 6•05 [0•93] vs 6•27 [0•90]; difference -0•2 [-0•4 to 0•0]), required less insulin (1•1 units per kg per day vs 1•5 units per kg per day; difference -0•4 [95% CI -0•5 to -0•2]; p<0•0001), gained less weight (7•2 kg vs 9•0 kg; difference -1•8 [-2•7 to -0•9]; p<0•0001) and had fewer caesarean births (125 [53%] of 234 in the metformin group vs 148 [63%] of 236 in the placebo group; relative risk [RR] 0•85 [95% CI 0•73 to 0•99]; p=0•031). We found no significant difference between the groups in hypertensive disorders (55 [23%] in the metformin group vs 56 [23%] in the placebo group; p=0•93; RR 0•99 [0•72 to 1•35]). Compared with those in the placebo group, metformin-exposed infants weighed less (mean birthweight 3156 g [SD 742] vs 3375 g [742]; difference -218 [-353 to -82]; p=0•002), fewer were above the 97th centile for birthweight (20 [9%] in the metformin group vs 34 [15%] in the placebo group; RR 0•58 [0•34 to 0•97]; p=0•041), fewer weighed 4000 g or more at birth (28 [12%] in the metformin group vs 44 [19%] in the placebo group; RR 0•65 [0•43 to 0•99]; p=0•046), and metformin-exposed infants had reduced adiposity measures (mean sum of skinfolds 16•0 mm [SD 5•0] vs 17•4 [6•2] mm; difference -1•41 [-2•6 to -0•2]; p=0•024; mean neonatal fat mass 13•2 [SD 6•2] vs 14•6 [5•0]; p=0•017). 30 (13%) infants in the metformin group and 15 (7%) in the placebo group were small for gestational age (RR 1•96 [1•10 to 3•64]; p=0•026). We found no significant difference in the cord c-peptide between groups (673 pmol/L [435] in the metformin group vs 758 pmol/L [595] in the placebo group; p=0•10; ratio of means 0•88 [0•72 to 1•02]). The most common adverse event reported was gastrointestinal (38 events in the metformin group and 38 events in the placebo group).
INTERPRETATION: We found several maternal glycaemic and neonatal adiposity benefits in the metformin group. Along with reduced maternal weight gain and insulin dosage and improved glycaemic control, the lower adiposity and infant size measurements resulted in fewer large infants but a higher proportion of small-for-gestational-age infants. Understanding the implications of these effects on infants will be important to properly advise patients who are contemplating the use of metformin during pregnancy.
FUNDING: Canadian Institutes of Health Research, Lunenfeld-Tanenbaum Research Institute, University of Toronto.
Fecha:27/9/2020

https://www.evidencealerts.com/Articles/AlertedArticle/94387

Dos estudios señalan un vínculo entre el tipo de sangre y la susceptibilidad a Covid-19

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:03

HematiesLas personas con el grupo sanguíneo O pueden tener el menor riesgo de infección; las personas con A y AB pueden tener un mayor riesgo de resultados clínicos graves
Dos estudios publicados en  “Blood Advances”sugieren que las personas del grupo sanguíneo O pueden tener un riesgo menor de infección por covid-19 y una menor probabilidad de resultados graves, incluidas complicaciones, si se enferman.
Desde el inicio de la pandemia existe una necesidad urgente para identificar los factores de riesgo del coronavirus y las posibles dianas terapéuticas. Hace unos meses se sugirió el potencial papel del grupo sanguíneo en la predicción del riesgo y las complicaciones de la infección.
Ahora, estos dos nuevos estudios añaden evidencia de que puede haber una asociación entre el tipo de sangre y la vulnerabilidad al covid-19; sin embargo, se necesita más investigación para comprender mejor por qué y qué significa para los pacientes.
Según estos dos trabajos las personas con tipo de sangre O pueden ser menos vulnerables a la infección por covid-19
El primer estudio, realizado de forma retrospcectiva afirma que el tipo de sangre O puede ofrecer cierta protección contra la infección por covid-19. Los investigadores compararon los datos del registro de salud danés de más de473.000 personas a las que se les realizó la prueba de covid-19 con los datos de un grupo de control de más de 2,2 millones de personas de la población general.
Los resultados sugieren también que las personas con los tipos de sangre A, B o AB pueden tener más probabilidades de infectarse con covid-19 que las personas con el tipo O.
Entre las personas que dieron positivo para covid-19, encontraron menos personas con el tipo de sangre O y más con los tipos A, B y AB.
Los investigadores no encontraron ninguna diferencia significativa en la tasa de infección entre A, B y los tipos AB.
Dado que las distribuciones de grupos sanguíneos varían entre subgrupos étnicos, los investigadores también controlaron el origen étnico y mantuvieron que menos personas con el tipo de sangre O dieron positivo al virus.
“Es importante considerar el grupo de control adecuado porque la prevalencia del tipo de sangre puede variar considerablemente en diferentes grupos étnicos y diferentes países”, señala el autor del estudio Torben Barington, delHospital Universitario de Odense y la Universidad del Sur de Dinamarca. “Tenemos la ventaja de contar con un grupo de control fuerte: Dinamarca es un país pequeño, étnicamente homogéneo con un sistema de salud pública y un registro central de datos de laboratorio, por lo que nuestro grupo control se basa en la población, lo que da a nuestros hallazgos una base sólida”.
El segundo trabajo, realizado en Canadá, concluye que los grupos sanguíneos A y AB se asocian con un mayor riesgo de resultados clínicos graves de covid-19. El estudio señala, asimismo, que las personas con los grupos sanguíneos A o AB parecen exhibir una mayor gravedad de la enfermedad viral que las personas con los grupos sanguíneos O o B.
Los investigadores examinaron datos de 95 pacientes con covid-19 en estado crítico hospitalizados en Vancouver y descubrieron que los pacientes con los grupos sanguíneos A o AB tenían más probabilidades de requerir ventilación mecánica, lo que sugiere que tenían mayores tasas de lesión pulmonar por covid-19. También vieron que más pacientes con grupos sanguíneos A y AB requirieron diálisis por insuficiencia renal.
En conjunto, estos hallazgos sugieren que los pacientes de estos dos grupos sanguíneos pueden tener un mayor riesgo de disfunción o insuficiencia orgánica debido a covid-19 que las personas con tipos de sangre O o B.
Los pacientes de estos dos grupos sanguíneos pueden tener un mayor riesgo de disfunción o insuficiencia orgánica debido a covid-19 que las personas con tipos de sangre O o B.
Además, mientras que las personas con tipos de sangre A y AB permanecieron en el hospital más tiempo que aquellos con tipos O o B, en la unidad de cuidados intensivos (UCI) durante un tiempo promedio más largo, lo que también puede indicar un mayor nivel de gravedad de la virosis.
“La parte única de nuestro estudio es nuestro enfoque en el efecto de gravedad del tipo de sangre en el covid-19. Observamos este daño pulmonar y renal y, en estudios futuros, querremos descubrir el efecto del grupo sanguíneo y del covid-19. en otros órganos vitales”, afirma el autor del estudio Mypinder S. Sekhon, de la Universidad de Columbia Británica.

Fecha: 15/10/2020
Fuente: https://www.abc.es/salud/enfermedades/abci-estudios-senalan-vinculo-entre-tipo-sangre-y-susceptibilidad-covid-19-202010141817_noticia.html

13 octubre 2020

Insulina Icodec una vez a la semana en diabetes tipo 2

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 8:54

Rosenstock J, Bajaj HS, Janez A, et al. Once-Weekly Insulin for Type 2 Diabetes without Previous Insulin Treatment. N Engl J Med. 2020 Sep 22. doi: 10.1056/NEJMoa2022474. (Original study)
Abstract
BACKGROUND: It is thought that a reduction in the frequency of basal insulin injections might facilitate treatment acceptance and adherence among patients with type 2 diabetes. Insulin icodec is a basal insulin analogue designed for once-weekly administration that is in development for the treatment of diabetes.
METHODS: We conducted a 26-week, randomized, double-blind, double-dummy, phase 2 trial to investigate the efficacy and safety of once-weekly insulin icodec as compared with once-daily insulin glargine U100 in patients who had not previously received long-term insulin treatment and whose type 2 diabetes was inadequately controlled (glycated hemoglobin level, 7.0 to 9.5%) while taking metformin with or without a dipeptidyl peptidase 4 inhibitor. The primary end point was the change in glycated hemoglobin level from baseline to week 26. Safety end points, including episodes of hypoglycemia and insulin-related adverse events, were also evaluated.
RESULTS: A total of 247 participants were randomly assigned (1:1) to receive icodec or glargine. Baseline characteristics were similar in the two groups; the mean baseline glycated hemoglobin level was 8.09% in the icodec group and 7.96% in the glargine group. The estimated mean change from baseline in the glycated hemoglobin level was -1.33 percentage points in the icodec group and -1.15 percentage points in the glargine group, to estimated means of 6.69% and 6.87%, respectively, at week 26; the estimated between-group difference in the change from baseline was -0.18 percentage points (95% CI, -0.38 to 0.02, P = 0.08). The observed rates of hypoglycemia with severity of level 2 (blood glucose level, <54 mg per deciliter) or level 3 (severe cognitive impairment) were low (icodec group, 0.53 events per patient-year; glargine group, 0.46 events per patient-year; estimated rate ratio, 1.09; 95% CI, 0.45 to 2.65). There was no between-group difference in insulin-related key adverse events, and rates of hypersensitivity and injection-site reactions were low. Most adverse events were mild, and no serious events were deemed to be related to the trial medications.
CONCLUSIONS: Once-weekly treatment with insulin icodec had glucose-lowering efficacy and a safety profile similar to those of once-daily insulin glargine U100 in patients with type 2 diabetes. (Funded by Novo Nordisk; NN1436-4383 ClinicalTrials.gov number, NCT03751657.).
Fecha:9/10/2020
Fuente: https://www.evidencealerts.com/Articles/AlertedArticle/94422

Científicos japoneses descubren que el coronavirus permanece activo en la piel durante 9 horas

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:48

epidermisEs cinco veces más que el virus de la influenza A.
Científicos japoneses de la Universidad de Medicina de la Prefectura de Kioto, en un reciente estudio, han descubierto que el coronavirus SARS-CoV-2 puede permanecer activo en la piel humana durante unas 9 horas, cinco veces más que el virus de la influenza A (IAV). La investigación, que se publicó en la revista académica Clinical Infectious Diseases, reitera la importancia de la higiene personal y el lavado de las manos.
Para llevar a cabo el estudio y no poner en peligro a personas sanas, los investigadores usaron piel humana obtenida de muestras de autopsias. Al mezclar el SARS-CoV-2 y el virus de la influenza A con el medio de cultivo o moco de las vías respiratorias superiores y aplicarlo en la piel humana, encontraron que el tiempo de supervivencia del coronavirus fue significativamente mayor: 9 horas del SARS-CoV-2 frente a 1,8 horas del IA
Cabe destacar que ambos virus se inactivaron más rápidamente en la piel que en otras superficies como acero inoxidable, vidrio y plástico. Además, el virus de la influenza A se inactivó más rápidamente en moco que en medio de cultivo en estas superficies, mientras que el SARS-CoV-2 mostró una estabilidad similar en ambas condiciones.
El tiempo de supervivencia en acero inoxidable, vidrio y plástico fue significativamente mayor para el SARS-CoV-2 (11 horas) que para el IAV (1,7 horas). No obstante, ambos virus se inactivaron por completo en 15 segundos tras el tratamiento con etanol 80% (alcohol etílico). Así que un desinfectante con la proporción de alcohol etílico indicada mata sin dificultad ambos virus.
De este modo, el equipo ha llegado a la conclusión de que la supervivencia de 9 horas del SARS-CoV-2 en la piel humana puede aumentar el riesgo de transmisión por contacto en comparación con el virus de la influenza A, acelerando así la pandemia, pero la higiene adecuada de las manos puede prevenir la propagación de esta infección, que se ha cobrado la vida de más de un millón de personas en todo el mundo.

Fecha:8/10/2020
Fuente: https://actualidad.rt.com/actualidad/368948-cientificos-nipones-hallar-coronavirus-permanecer-activo-piel-humana-9-horas?utm_source=Email-Message&utm_medium=Email&utm_campaign=Email_daily

6 octubre 2020

Inclisiran para el tratamiento de la hipercolesterolemia(revisión sistemática)

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 9:38

Khan SA, Naz A, Qamar Masood M, et al. Meta-Analisis del Inclisiran para el tratamiento de la hipercolesterolemia. Am J Cardiol. 2020 Aug 15. pii: S0002-9149(20)30866-3. doi: 10.1016/j.amjcard.2020.08.018. (Systematic review)

Resumen
La terapia con estatinas se mantiene como el estandar de oro para controlar la hipercolesterolemia. No obstante un número importante de pacientes no llegan a alcanzar las dianas de normalidad en las lipoproteinas de baja densidad(LDL) a pesar del empleo de las dosis máximas del tratamiento con estatinas y algunos no toleran estos fármacos. La aprobación de los inhibidores de la proproteina convertasa subtilisina/kexina tipo 9 está cambiando las posibilidades para esos pacientes. Aunque la necesidad de frecuentes inyecciones limita la aceptación y el empleo para estos enfermos. Recientemente, la inyección de inclisiran dos veces al año, una discreta interferencia en el RNA, ha demostrado inhibir la síntesis hepática de la proproteina convertasa subtilisina/kexina tipo. Sin embargo, en ensayos clínicos seleccionando al azar los pacientes han sido subestimados para los puntos finales clínicos, haciendo necesario un meta-análisis de esos ensayos. La diferencia de medias en el peso fue descrita para describir las variables continuas y el grupo de índices de riesgo, calculado empleando el modelo de efectos aleatorios que se utilizaron para describir las variables discretas.. Los datos de 3 ensayos clínicos aleatorizados comprendieron 3,600 pacientes que mostraban que el inclisiran disminuia el LDL-colesterol en 51% (Intervalo de confidencia de 95%, 48 to 53%; p < 0.001) comparado contra placebo. Esto fue asociado con una 24% mas bajo de eventos adversos cardiovasculares (Riesgo relativo=0.76; Intervalo de confidencia de 95% , 0.61 to 0.92). Fue significativo la disminución del colesterol total en 37%, apolipoproteina B en 41%, y no la HDL-colesterol para un 45% ( p < 0.001). No se encontraron diferencias en los eventos adversos ni trastornos en las pruebas de función hepática o niveles de creatinina entre las estrategias de tratamiento.. Sin embargo, una reacción ligera en el sitio de la inyección del inclisiran se presentó en el grupo que recibió el tratamiento. En conclusiones,  en los pacientes con hipercolesterolemia el inclisiran dsiminuyó los niveles de LDL cholesterol en 51% sin eventos adversos significativos. Adicionalmente estuvo asociado el tratamiento con una tasa más baja de eventos adversos cardiovasculares.

FECHA: 30/9/2020
Fuente: https://www.evidencealerts.com/Articles/AlertedArticle/94333

5 octubre 2020

Nuevas evidencias del papel de la vitamina D en pacientes con Covid-19

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 18:15

La vitamina D acaba de emerger con potencia inusitada en una serie de informes que aparecieron en cadena en al menos tres de los más importantes medios científicos del mundo, todos ellos, advirtiendo el valor y consecuencias de su presencia o no en los pacientes. Su deficiencia está asociada con reacciones inflamatorias y disfunción inmune por lo que predispone a los individuos a infecciones severas. Uno de los estudios publicado por ClinOwl, plataforma especializada en el descubrimiento de contenido para profesionales de la salud, explica las diferencias que hay entre distintos grupos de población en cuanto a la susceptibilidad, gravedad y mortalidad del coronavirus. La investigación, sostiene que esta deficiencia posiblemente explica la mayor tasa de mortalidad entre personas diabéticas, hipertensas y los adultos mayores. La deficiencia grave de esta vitamina está relacionada con la coagulopatía asociada a Covid-19, según expresa el documento.
Esta vitamina produce efectos antivirales por mecanismos tanto directos como indirectos. Mientras que su deficiencia puede aumentar la probabilidad de infección por virus como el retrovirus, la hepatitis y el dengue. Esta vitamina ayuda además al metabolismo óseo, la autorregulación del calcio y las funciones del sistema inmune.
Otro informe de la prestigiosa revista científica JAMA ha descubierto que el tratamiento con vitamina D reduce la incidencia de infecciones virales del tracto respiratorio, especialmente en pacientes con deficiencia de este compuesto. Aunque el grupo de especialistas de la Universidad de Chicago que estuvo a cargo de la investigación, dice “desconocer si la vitamina D está asociada con la incidencia de la enfermedad por coronavirus”. Aún así, su conclusión indicó que “el estado de vitamina D probablemente deficiente se asoció con un mayor riesgo de Covid-19″.
La alta prevalencia de insuficiencia de vitamina D es un problema de salud pública particularmente importante porque la hipovitaminosis D es un factor de riesgo independiente de mortalidad total en la población general. Investigaciones emergentes respaldan el posible papel de la vitamina D contra el cáncer, las enfermedades cardíacas, las fracturas y caídas, enfermedades autoinmunes, influenza, diabetes tipo 2 y depresión. Muchos proveedores de atención médica han aumentado sus recomendaciones para la suplementación con vitamina D a al menos 1000 UI.
El estudio de los profesionales de Chicago -publicado en JAMA- proporciona la primera evaluación de la asociación de la deficiencia de vitamina D y el tratamiento potencialmente insuficiente con la prueba positiva de Covid-19. El análisis multivariado sugiere que las personas que probablemente tuvieran niveles deficientes de vitamina D en el momento de la prueba de Covid-19 tenían un riesgo sustancialmente mayor de dar positivo por Covid-19 que las personas que probablemente tuvieran niveles suficientes. El hecho de que no se haya encontrado que los pacientes con niveles deficientes de última vitamina D que recibieron un tratamiento aumentado tuvieran un mayor riesgo de la virosis en comparación con los pacientes con un nivel probable de vitamina D suficiente puede sugerir un efecto protector del tratamiento, pero los intervalos de confianza en las tasas estimadas para estos los grupos son demasiado amplios para excluir la posibilidad de ningún efecto del tratamiento.
“Nuestros hallazgos sobre el mayor riesgo de dar positivo en la prueba de Covid-19 con un estado de vitamina D probablemente deficiente en comparación con un estado probable de vitamina D suficiente contrasta con los hallazgos de un estudio reciente de un grupo de profesionales de Instituto de Salud de Glasgow en Inglaterra”, dijo David O. Meltzer, a cargo del grupo de médicos de Chicago. Ese artículo examinó la asociación entre la deficiencia de vitamina D y la prueba positiva de Covid-19 en el Biobanco del Reino Unido y no encontró una estadísticamente significativa. Sin embargo,los niveles de vitamina D estudiados estaban entre 10 y 14 años antes del diagnóstico de Covid-19, y el análisis no controló el tratamiento después de evaluar los niveles. “Cuando examinamos nuestros datos limitando los niveles de vitamina D a aquellos que estaban más distantes o no tenían en cuenta el tratamiento, también encontramos asociaciones más débiles de niveles deficientes de vitamina D con pruebas positivas para Covid-19″, concluyó Meltzer.

Fecha:29/9/2020

Fuente:https://www.infobae.com/salud/ciencia/2020/09/08/covid-19-la-ciencia-confirmo-que-la-deficiencia-de-vitamina-d-aumenta-el-riesgo-de-contagio/

Nuevas Guias en Diabetes

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 17:58

Guías clínicas de la Asociación Americana de Diabetes. La ADA         ( American Diabetes Association) ha publicado recientemente sus Estándares de Cuidados Médicos en Diabetes 2020.

Descargar en pdf

La red del Grupo de Estudio de la Diabetes en Atención Primaria de la Salud (GEDAPS) originario de Cataluña, hace un análisis, en español, de las nuevas Guías clínicas de la ADA (Los Standards of Medical Care in Diabetes 2020, Resumen redGDPS (ADA 2020). Ud.

Descargar en pdf

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus