Diabetes mellitus

2 julio 2018

¿Es posible diagnosticar diabetes mediante una sola prueba de sangre?

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 18:33

Glucometro 4Es posible diagnosticar diabetes determinando la glucemia en ayunas y la hemoglobina glucosilada (HbA1c) en la misma muestra de sangre sin que tenga que regresar el paciente a una segunda consulta, señalan nuevos datos.(1)
Los hallazgos, del estudio prospectivo del Riesgo de ateroesclerosis en las comunidades (ARIC), fueron publicados el 18 de junio en la versión electrónica de Annals of Internal Medicine por Elizabeth Selvin, Ph. D., de la Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health, en Baltimore, Estados Unidos, y sus colaboradores.
La American Diabetes Association (ADA) recomienda que se utilice una prueba de glucemia en ayunas, HbA1c o una prueba de tolerancia a la glucosa oral para la detección inicial de la diabetes(2). Si los resultados superan los umbrales diagnósticos, recomiendan una segunda prueba (una repetición de la misma o una diferente) a menos que el paciente tenga signos claros de hiperglucemia. Esta segunda prueba, dice la ADA, se debería “realizar sin demoras, utilizando una nueva muestra de sangre para la confirmación del diagnóstico”.
Sin embargo, de acuerdo con nuevos hallazgos de un seguimiento a 25 años de 12.199 participantes en ARIC sin diabetes diagnosticada al inicio, utilizar la misma muestra para determinar la glucemia en ayunas y la HbA1c tuvo un alto valor predictivo positivo para el diagnóstico subsiguiente de diabetes, así como enfermedad cardiovascular y nefropatía y mortalidad.
“Los resultados de nuestro estudio indican que las dos pruebas en una misma muestra de sangre proporcionan confirmación adecuada de la diabetes, lo que puede permitir una simplificación importante de las guías de práctica clínica actuales”, dijo Selvin en un comunicado de prensa de su institución.
“Los médicos ya están haciendo estas pruebas al mismo tiempo; si un paciente es obeso, por ejemplo, y tiene otros factores de riesgo para diabetes, es probable que ordenen pruebas tanto para la glucosa como para la HbA1c de una sola muestra de sangre”, señaló. “Es solo que las guías no permiten claramente utilizar las pruebas de una muestra de sangre para establecer el diagnóstico inicial de diabetes”.
“Espero que estos resultados den lugar a un cambio en las guías clínicas cuando sean revisadas a principios de 2019, lo cual podría volver mucho más eficiente la identificación de la diabetes en muchos casos”, añadió Selvin.
¿Innovadoras y prácticas? Pero los resultados requieren replicación
Los resultados también demostraron una sensibilidad relativamente baja para los incrementos aislados de la glucosa en ayunas o la HbA1c en un solo momento. Por consiguiente, en estas situaciones sería necesaria una segunda prueba en un futuro “para garantizar que no se pasen por alto casos, lo cual es congruente con las recomendaciones clínicas actuales”, señalan los investigadores.
Además, añaden, “estos resultados necesitarán confirmarse en otras series de datos”.
En un editorial adjunto, el Dr. K. M. Venkat Narayan y Ram Jagannathan, Ph. D., de la Emory University, en Atlanta, Estados Unidos, consideraron el enfoque del estudio “innovador y práctico”, mientras que “utilizar una prueba repetida en una nueva muestra de una consulta subsiguiente para confirmar la diabetes puede ser engorroso, inconveniente y costoso desde el punto de vista logístico, y puede demorar el tratamiento del paciente”.[3]
El Dr. Narayan y Jagannathan añaden: “La detección temprana y el diagnóstico de la diabetes son decisivos para el inicio apropiado de intervenciones que prevengan o retrasen las complicaciones. Simplificar los métodos para identificar y confirmar diabetes facilitará esta prioridad clínica y de salud pública importante”.
Sin embargo, al igual que los autores, los editorialistas advierten que el enfoque “necesita reproducirse en otras poblaciones antes que sea un procedimiento clínico aceptado”.
La diabetes no diagnosticada confirmada predice un diagnóstico más tardío
El reclutamiento en ARIC, un estudio prospectivo que se está realizando en casi 16.000 adultos caucásicos y de raza negra de cuatro poblaciones de Estados Unidos, comenzó durante el periodo de 1987 – 1989. Para este estudio, Selvin y sus colaboradores utilizaron la consulta 2, en 1990 – 1992, como referencia pues esta fue la primera vez que se determinó la HbA1c.
Se utilizó la información de un total de 12.199 participantes sin diabetes inicial para el análisis de nuevos casos de diabetes.
La diabetes no diagnosticada confirmada se definió como una HbA1c ≥ 6,5% y una glucemia en ayunas ≥ 126 mg/dl (≥ 7,0 mmol/l) entre los individuos sin diabetes diagnosticada. La diabetes no diagnosticada confirmada se definió como la falta de diagnóstico de diabetes y elevación en solo una de las dos determinaciones.
La diabetes diagnosticada inicial se definió por la utilización de medicamento hipoglucemiante comunicada por el participante o un diagnóstico por médico durante el seguimiento.
Hubo 978 individuos con elevación de la glucemia en ayunas o de la HbA1c cuando se evaluaron en 1990 – 1992, incluyendo a 39% con diabetes no diagnosticada confirmada y 61% con diabetes no diagnosticada no confirmada.
Cabe hacer notar que la elevación aislada de la glucosa en ayunas fue 4 veces más común que la elevación aislada de la HbA1c (4% frente a 1%).
Selvin y sus colaboradores encontraron que el incremento de las concentraciones de glucosa en ayunas y HbA1c a partir de una sola muestra de sangre inicial tuvo una sensibilidad moderada (54,9%) pero una alta especificidad (98,1%) para identificar a los pacientes a los que se diagnosticó diabetes durante 5 años de seguimiento, aumentando la especificidad a 99,6% a los 15 años.
En general, las incidencias acumuladas ajustadas de diabetes entre los participantes con las dos pruebas positivas al inicio fueron 42,0% a los 5 años, 97,3% a los 15 años y casi 100% hacia los 20 años.
En cambio, los que solo tuvieron un resultado con valores elevados mostraron una incidencia acumulada ajustada de solo 9,9% a los 5 años y 71,7% a los 15 años.
A los 15 años y después del ajuste completo, los odds ratios (OR) para nuevos casos de diabetes diagnosticada fueron 4,17, 4,82 y 15,93 para la hiperglucemia en ayunas aislada, la elevación aislada de la HbA1c y las elevaciones en ambas (diabetes no diagnosticada confirmada) en comparación con no diabetes, respectivamente (todas significativas).
La categoría de “diabetes no diagnosticada confirmada” también predijo en grado significativo nefropatía crónica (OR: 1,51), enfermedad cardiovascular (OR: 1,52), artropatía periférica (OR: 2,48) y mortalidad por todas las causas (OR: 1,49) a los 15 años.
“Nuestros hallazgos respaldan la utilización clínica de una combinación de cifras de HbA1c y de glucosa en ayunas de una sola muestra de sangre para identificar casos de diabetes no diagnosticada en la población”, reiteran los investigadores.
Advertencias: “Intercambio necesario entre sensibilidad y especificidad”
El Dr. Narayan y Jagannathan citan algunas limitaciones del estudio, algunas de las cuales los autores también señalaron. En primer lugar, los intervalos de 5 años entre las determinaciones de glucosa en el estudio fueron mucho más prolongados que lo que cabría esperar en la práctica clínica. En segundo lugar, el estudio incluyó únicamente a estadounidenses de raza negra y caucásicos de 45 a 64 años, de manera que es dudosa la posibilidad de generalización a otros grupos de pacientes.
Es muy importante, dicen, que la concordancia entre la elevación de las cifras de HbA1c y de glucosa en ayunas en las muestras únicas fue de aproximadamente 40% en este estudio, en comparación con cerca de 70% para las determinaciones repetidas de la glucosa en ayunas en diferentes lapsos de tiempo, según se basa en los criterios habituales.
Por consiguiente, dicen los editorialistas, “los criterios propuestos por Selvin y sus colaboradores pueden pasar por alto un gran número de personas con diabetes. Este intercambio entre sensibilidad y especificidad es importante dado que la evidencia ahora favorece a las intervenciones tempranas para las personas con diabetes no diagnosticada e incluso prediabetes”.
El estudio ARIC fue financiado por el National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases y el National Heart, Lung, and Blood Institute. Los autores y los editorialistas han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.
Referencias
1.Selvin E, Wang D, Matsushita K, Grams ME, Coresh J. Prognostic Implications of Single-Sample Confirmatory Testing for Undiagnosed Diabetes: A Prospective Cohort Study. Ann Intern Med. 19 Jun 2018. doi: 10.7326/M18-0091. PMID: 29913486. Resumen
2.American Diabetes Association. 2. Classification and Diagnosis of Diabetes: Standards of Medical Care in Diabetes-2018. Diabetes Care. Ene 2018;41(Suppl 1):S13-S27. doi: 10.2337/dc18-S002. PMID: 29222373. Artículo
3.Narayan KMV, Jagannathan R. Two in One: Diagnosing Type 2 Diabetes With Single-Sample Testing. Ann Intern Med. 19 Jun 2018. doi: 10.7326/M18-1477. PMID: 29913515. Editorial
Miriam E. Tucker
Fecha:26/06/2018

Fuente: Medscape ¿Se puede diagnosticar diabetes mediante una sola prueba sanguínea? – Medscape – 26 de jun de 2018.

https://espanol.medscape.com/verarticulo/5902876?nlid=123389_4001&src=WNL_esmdpls_180702_mscpedit_gen&uac=120961CT&impid=1674558&faf=1

No hay comentarios

Aún no hay comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.

Disculpa, los comentarios están cerrados.

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus