Diabetes mellitus

23 septiembre 2017

¿Quién ha sido considerada como la primera científica de la historia?

Filed under: Historia — Arturo Hernández Yero @ 14:24

AgnocideTuvo que vestirse de hombre y trasladarse a Alejandría a estudiar, donde gracias a su maestro, el famoso médico Herófilo, sacó la mejor nota en el examen final de medicina.

Se llamaba Agnocide y era ateniense. Corría el siglo IV a.C y con gran decisión, además de permiso paterno, se cortó el cabello, se vistió de hombre para simular ser un varón y se trasladó a Alejandría para estudiar medicina y obstetricia.

De mano del famoso médico griego Herófilo recibió los conocimientos suficientes para sacar la mejor nota en el examen final de medicina.

En 350 a.C. regresó con el título de ginecología en la mano a Atenas, pero manteniendo su camuflaje masculino. Creó su propio consultorio para atender a mujeres de la nobleza en su ciudad natal hasta que acusaciones provocadas por la envidia casi le impiden seguir con sus investigaciones ginecológicas.

Poco a poco Agnocide se fue convirtiendo en la doctora de cabecera de muchas de las acomodadas damas de Atenas, pues encontraban en ella una comprensión especial que no hallaban en otros médicos. Confesó a sus pacientes más allegadas su condición de mujer. Pero debido a la competencia que sentían sus colegas masculinos se difundieron acusaciones de intento de violación a dos de sus pacientes, situación en la que se vio obligada a destapar su secreto.

Al final, el tribunal sólo pudo imputarla por “suplantación de identidad “y su veredicto de condena por hacerse pasar por un hombre y ejercer una profesión prohibida para las mujeres fue la pena de muerte. La respuesta a este injusto desenlace fue una inmensa solidaridad de la clase alta femenina de Atenas, que se organizó para defenderla y utilizar todas las influencias que pudieron para ejercer toda la presión necesaria para evitar la muerte de Agnocide. Finalmente, sus pacientes consiguieron salvarla. El juez cedió a que Agnocide continuase con su labor médica en libertad, con su verdadera identidad de mujer.

Rememorar a Agnocide es evocar a todas aquellas mujeres que a lo largo de la historia han luchado por un sueño, el de investigar, pese a las adversidades de su tiempo. Incomprendidas, olvidadas, marginadas e incluso repudiadas, estos podrían ser los calificativos de muchas de esas esforzadas mujeres que han tenido que cortarse el pelo y poner ropas de hombre para poder colarse en centros de estudio, exclusivos para varones.
Por María Fernández Rei

Fecha: 14/07/2017

https://www.muyhistoria.es/curiosidades/preguntas-respuestas/quien-ha-sido-la-primera-cientifica-de-la-historia-791424076904

¿La gripe puede producir diabetes tipo 1?

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 14:13

Glucometro 4La infección por la gripe H1N1 (también llamada gripe porcina) puede poner a los individuos, en particular a los niños, en un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 1 (DMT1), según sugiere una nueva investigación presentada en la Reunión Anual de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes, que se celebró en Lisboa, Portugal.
El estudio a nivel nacional encontró que los noruegos de 30 años de edad o menores que estaban infectados con el virus de la gripe H1N1 u hospitalizados con influenza durante la pandemia 2009-2010 presentaban el doble de probabilidades de desarrollar diabetes tipo 1(DMT1) que la población general.
La DMT1 es una enfermedad crónica autoinmune en la que el sistema inmunológico destruye las células necesarias para controlar los niveles de azúcar en la sangre. Cada año, se diagnostican en el mundo más de 65.000 nuevos casos de diabetes tipo 1, pero no está clara la causa exacta de la entidad. Las personas heredan una susceptibilidad genética a la enfermedad, pero también hace falta un detonador ambiental para que surja. Las infecciones virales pueden proporcionar ser ese activador. La infección con la gripe H1N1 se ha relacionado previamente con el desarrollo de trastornos autoinmunes, incluyendo la narcolepsia.
En este estudio, la doctora Paz Lopez-Doriga Ruiz y colegas del Instituto Noruego de Salud Pública y el Hospital Universitario de Oslo, en Noruega, analizaron los registros de salud noruegos de toda la población noruega de 30 años y menos (2,28 millones de personas) entre junio de 2009 (cuando una pandemia de gripe H1N1 se extendió a través de Noruega) y junio de 2014 para investigar si el diagnóstico de gripe pandémica está relacionado con un mayor riesgo de DMT1. Se ajustaron los resultados por factores influyentes, incluyendo el año de nacimiento, sexo, lugar de nacimiento, educación y vacunación contra la influenza pandémica.
Eleva un 25 por ciento las probabilidades de desarrollar diabetes en niños
Después de la pandemia de 2009, 2.376 personas fueron diagnosticadas con DMT1. Aquellos que informaron de haber sufrido una enfermedad similar a la influenza durante la pandemia tuvieron un 18 por ciento más probabilidades de ser diagnosticados posteriormente con DMT1 que aquellos que no sufrieron gripe. Esta asociación fue aún más fuerte en niños de 15 años o menos, que tenían un 25 por ciento más posibilidades de desarrollar DMT1.
Los resultados también mostraron que los noruegos con influenza H1N1 confirmada por laboratorio o que fueron hospitalizados con un diagnóstico de gripe durante la temporada pandémica tuvieron un riesgo doble de desarrollar diabetes tipo 1 en comparación con la población noruega en general. Por el contrario, los diagnosticados con enfermedad similar a la influenza en la atención primaria no estaban en un riesgo significativamente mayor de desarrollar DMT1, bien porque sus casos fueron menos graves o porque eran de una variedad de la gripe H1N1, según los autores.
Los autores concluyen: “Este estudio puede apoyar la hipótesis de que las infecciones respiratorias pueden contribuir al desarrollo de la diabetes tipo 1, debido al estrés y la inflamación en los individuos predispuestos”.

http://www.elmedicointeractivo.com/articulo/internacional/gripe-puede-producir-diabetes-tipo-1/20170914124515113246.html

Una nueva categoría: “diabetes en remisión”

Filed under: Temas de IntraMed — Arturo Hernández Yero @ 14:05

Reconocer y codificar con precisión la reversión de la diabetes tipo 2 es clave para mejorar los resultados y reducir los costos de atención médica.

En el sitio IntraMed

Descubren la causa de las enfermedades autoinmunes

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 14:02

¿Por qué nuestro cuerpo puede volverse contra nosotros mismos? El desencadenante era un misterio. Hasta ahora.
Un equipo de científicos del Boston Children’s Hospital y de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard (EE. UU.) ha identificado -gracias a experimentos con ratones- una reacción en cadena que explica por qué nuestros propios cuerpos pueden volverse contra las células sanas. Este descubrimiento podría transformar nuestro conocimiento sobre las enfermedades autoinmunes y la forma en que las tratamos.

¿Cuál es el desencadenante?
La reacción, descubierta después de cuatro años de investigación en ratones, ha sido descrita como un “tren fuera de control” donde un error conduce al organismo a desarrollar una forma muy eficiente de atacarse a sí mismo.

El estudio se centró en las células B (debido a que los linfocitos B tienen un papel importante en la regulación del sistema inmunitario, tanto en condiciones fisiológicas como patológicas). Normalmente estas células producen anticuerpos y programan las células inmunitarias para atacar antígenos no deseados (o sustancias extrañas), pero los expertos encontraron un “interruptor de anulación” en las células B de los roedores que distorsionó este comportamiento y causó ataques autoinmunes.

Las enfermedades autoinmunes serían como el ‘fuego amigo’ en el combate
Según uno de los autores del trabajo, Michael Carroll, “una vez que se pierde la tolerancia del cuerpo a sus propios tejidos, la reacción en cadena es como un tren fuera de control. La respuesta inmune contra las proteínas del propio cuerpo, o antígenos, se ve exactamente como si el organismo estuviera respondiendo a un patógeno extraño”.

Estas células B podrían a su vez explicar el fenómeno biológico conocido como epítopo (porción de una macromolécula que es reconocida por el sistema inmunitario) donde nuestros cuerpos comienzan a cazar diversos antígenos que no deben estar en la “lista de limpieza/caza del sistema inmune”.

La difusión de epítopos en el organismo sí que se ha observado durante mucho tiempo en laboratorio, pero los científicos desconocían de qué forma sucedía y por qué las enfermedades autoinmunes evolucionan con el tiempo para dirigirse a un catálogo en constante expansión de órganos y tejidos sanos.
Por ello, los investigadores examinaron un modelo de ratón con la enfermedad autoinmune del lupus, considerada una modalidad “clásica” de la enfermedad autoinmune en la que se basan muchas otras.

“El lupus es conocido como el gran imitador, porque la enfermedad puede tener tantas presentaciones clínicas diferentes que se asemeja a otras condiciones comunes. Es una enfermedad de múltiples órganos afectados y con una plétora de potenciales objetivos antigénicos”, comenta Søren Degn, coautor del trabajo.
Los científicos utilizaron proteínas marcadoras fluorescentes para rastrear distintas células B en el cuerpo de los roedores. Cuando las células B detectan un cuerpo extraño -o algo sano que parece ser un cuerpo extraño- se mueven en grupos llamados centros germinales (es por este motivo por el que los ganglios linfáticos se hinchan cuando tenemos un resfriado, por ejemplo).

“Una vez que se pierde la tolerancia del cuerpo a sus propios tejidos, la reacción en cadena es como un tren fuera de control”
Los clones de las células B luchan entre sí dentro de estos centros para que el cuerpo pueda determinar qué anticuerpo es el más adecuado para combatir la amenaza y, en el caso de este estudio, significaba que un color ‘ganaba’ frente a los demás.

El problema surge cuando el cuerpo identifica incorrectamente una proteína normal como una amenaza. Cuando eso sucede, se producen autoanticuerpos que resultan muy eficaces para dañar nuestros propios cuerpos.

Los investigadores han descubierto que “con el tiempo, las células B que inicialmente producen los autoanticuerpos comienzan a reclutar otras células B para producir autoanticuerpos adicionales dañinos”, dice Degn.

La enfermedad celíaca, la hepatitis autoinmune, la tiroiditis de Hashimoto, la artritis reumatoide, el lupus eritematoso sistémico y discoide, la psoriasis o el síndrome de Guillain-Barré, son algunas de ellas
Hasta ahora esto solo se ha observado en ratones, pero los investigadores quieren utilizar esta técnica de ‘confeti’ para ver de qué forma se regula y se acelera esta producción de células B de autoanticuerpos.

El bloqueo de los centros germinales podría suponer una ruptura en el círculo vicioso que crean las enfermedades autoinmunes pues bloquearía eficazmente la memoria a corto plazo del sistema inmunológico.

“Este hallazgo fue una sorpresa. No sólo nos dice que las células B autorreactivas están compitiendo dentro de los centros germinales para diseñar un autoanticuerpo, sino que también vimos que la respuesta inmune se amplía para atacar a otros tejidos del cuerpo, llevando a que el epítopo se extienda a la velocidad de un tren fuera de control”, aclara Carroll.
Referencia: Søren E. Degn, Cees E. van der Poel, Daniel J. Firl, Burcu Ayoglu, Fahd A. Al Qureshah. Clonal Evolution of Autoreactive Germinal Centers. Cell. 2017. DOI: http://dx.doi.org/10.1016/j.cell.2017.07.026
Por: Sarah Romero

Fecha:14/09/2017

https://www.muyinteresante.es/salud/articulo/descubren-la-causa-de-las-enfermedades-autoinmunes-531504512358?utm_source=Cheetah&utm_medium=emailMUY&utm_campaign=170906_Newsletter

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus