Diabetes mellitus

11 junio 2017

La dieta baja en sodio podría no reducir la presión arterial

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 15:44

Sal y saleroUn nuevo estudio que siguió a más de 2.600 hombres y mujeres durante 16 años encontró que consumir menos sodio no se asocia con presión arterial más baja. Los nuevos hallazgos ponen en duda los límites de sodio recomendados por las actuales Guías Alimentarias para los Estadounidenses.
La doctora Lynn L. Moore, profesora asociada de Medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston, en Estados Unidos, presentará la nueva investigación en las Sesiones Científicas y Reunión Anual de la Sociedad Estadounidense de Nutrición durante la reunión de Biología Experimental 2017, celebrada en Chicago, Estados Unidos.
“No vimos ninguna evidencia de que una dieta baja en sodio tuviera efectos beneficiosos a largo plazo sobre la presión arterial -afirma Moore-. Nuestros hallazgos se suman a la creciente evidencia de que las recomendaciones actuales para la ingesta de sodio pueden estar equivocadas”. En las ‘Directrices Dietéticas para los Estadounidenses’ para 2015-2020 se recomienda limitar la ingesta de sodio a 2.300 gramos al día para las personas sanas.
Para el estudio, los investigadores siguieron a 2.632 hombres y mujeres de 30 a 64 años de edad que formaban parte del ‘Framingham Offspring Study’. Los participantes tenían presión arterial normal al inicio del estudio, pero, durante los siguientes 16 años, los autores encontraron que los que consumían menos de 2.500 miligramos de sodio al día tenían una presión arterial más alta que los que ingerían mayores cantidades de sodio.
El potasio, importante para disminuir la presión arterial
Otros grandes análisis publicados en los últimos años han encontrado lo que los investigadores llaman una relación en forma de ‘J’ entre el sodio y el riesgo cardiovascular, es decir, las personas con dietas bajas en sodio (según lo recomendado por las ‘Directrices Dietéticas para los Estadounidenses’) la ingesta de sodio (por encima de la ingesta habitual del estadounidense promedio) tenían mayores riesgos de enfermedad cardiaca.
Aquellos con el menor riesgo seguían ingestas de sodio promedio, que es la gama consumida por la mayoría de los estadounidenses. “Nuestros nuevos resultados apoyan estos otros estudios que han cuestionado la sabiduría sobre la ingesta dietética de sodio baja en la población en general”, señala Moore.
Los investigadores también encontraron que las personas participantes en el análisis que tomaban mayores cantidades de potasio, calcio y magnesio mostraron una presión arterial más baja a largo plazo. En el estudio Framingham, las personas con mayor ingesta combinada de sodio (3.717 miligramos por día en promedio) y potasio (3.211 miligramos por día en promedio) tuvieron la presión arterial más baja.
“Este estudio y otros señalan la importancia de una mayor ingesta de potasio, en particular, en la presión arterial y, probablemente, los resultados cardiovasculares, destaca Moore. Espero que esta investigación ayude a reorientar las actuales guías alimentarias para los estadounidenses sobre la importancia de aumentar la ingesta de alimentos ricos en potasio, calcio y magnesio con el propósito de mantener una presión arterial saludable”.
Moore considera que es probable que un subconjunto de personas sensibles a la sal se beneficiarían de la disminución de la ingesta de sodio, pero señala que hace falta más investigación para desarrollar métodos más fáciles para detectar la sensibilidad a la sal y para determinar las directrices adecuadas para las ingestas de sodio y potasio en este grupo de personas sensibles a la sal.
Fuente:http://www.elmedicointeractivo.com/articulo/internacional/dieta-baja-sodio-podria-no-reducir-presion-arterial/20170503113336111517.html
Fecha: 12/05/2017

La Academia de Medicina: “La homeopatía es acientífica y se debe rechazar como práctica clínica”

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:41

El presidente de la Real Academia Nacional de Medicina, Joaquín Poch, ha dicho a Diario Médico que la homeopatía “es acientífica, no está respaldada por ningún procedimiento metodológicamente válido y se debe rechazar como práctica clínica”.

Las instituciones continúan dando la espalda a la homeopatía. La Real Academia Nacional de Medicina, preguntada por DM sobre su posicionamiento sobre uso, se alinea con la postura recientemente mostrada por la Real Academia de Farmacia y considera que la homeopatía no tiene ninguna evidencia científica y que no debe utilizarse en la práctica clínica.
Así lo ha señalado a este periódico Joaquín Poch, presidente de la Academia. La institución señala que no tiene ningún posicionamiento oficial hecho público al respecto, y que, en principio, no trabaja en documento alguno similar al de la Academia de Farmacia. En todo caso, su postura queda clara en palabras de Poch a este periódico: “La homeopatía es una práctica absolutamente acientífica”
Poch añade: “No está respaldada por ningún procedimiento metodológicamente válido y, por lo tanto, se debe rechazar como práctica clínica y no se le puede conceder ningún valor terapéutico que vaya más allá del simple efecto placebo”.
Con esta posicionamiento, la Real Academia se suma a numerosas instituciones profesionales (OMC, colegios de médicos, sociedades científicas, universidades, etc.) que, en los últimos tiempos, han mostrado un claro rechazo teórico al uso de homeopatía.
En el caso más reciente, la Real Academia de Farmacia se mostró muy clara y crítica en un extenso documento sobre esta pseudociencia: “No hay argumentos científicos que apoyen la eficacia de los medicamentos homeopáticos y justifiquen su utilización clínica”, resumía.
José A. Plaza

http://www.diariomedico.com/2017/06/08/area-profesional/sanidad/la-academia-de-medicina-la-homeopatia-es-acientifica-y-se-debe-rechazar-como-practica-clinica

Fecha: 8/06/2017

¿Qué es la diabetes subclínica?

Filed under: Temas de IntraMed — Arturo Hernández Yero @ 8:36

La evidencia muestra que los marcadores diagnósticos actuales de diabetes tipo 2 (DMT2), que son la glucemia en ayunas, la prueba oral de tolerancia a la glucosa y la HbA1c son criterios diagnósticos tardíos en vista de las complicaciones y comorbilidades, que también pueden afectar a personas normoglucémicas. La resistencia a la insulina y la hiperhormonemia (insulina, amilina, glucagón) son patognomónicas de la DMT2, que ya puede existir en estados subclínico entre personas normoglucémicas, por lo demás sanas. La resistencia a la insulina y la hiperinsulinemia se pueden calcular a partir de la insulinemia en ayunas como una variante independiente en la normoglucemia. Se presenta una visión general de los criterios diagnósticos actuales, el inicio de la enfermedad, sus complicaciones, comorbilidades y las intervenciones posibles sobre los hábitos de vida. Se propone la detección temprana de la diabetes subclínica a través de la evaluación de la insulinemia en ayunas.
Más en el sitio IntraMed

El pan integral no es más sano que el blanco

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:31

pan-y-trigo_0 Un experimento indica que la reputación del pan elaborado con harinas sin refinar es un falso mito y que cada persona lo asimila de un modo diferente. El pan es un alimento básico de la dieta, y, últimamente, los consumidores le exigen no solo mayor calidad, sino también que incorpore ingredientes más sanos. En este sentido, una idea comúnmente aceptada que el pan integral (elaborado a base de harinas sin refinar) es mejor que el blanco (con harinas refinadas). ¿Seguro? Un grupo de científicos del Instituto Weizman, en Israel, han hecho un experimento para respaldar o desterrar el prejuicio. Los investigadores dividieron a los voluntarios en dos grupos: uno de ellos aumentó el consumo de pan blanco durante una semana  -les aportaba el 25% de las calorías-, mientras que el resto hizo lo mismo, pero con productos elaborados a base de trigo integral. Luego pasaron dos semanas sin probar el pan y repitieron el proceso intercambiando las dietas. Antes y durante el ensayo, los expertos del Instituto Weizman midieron varios marcadores bioquímicos: los niveles de glucosa, minerales, colesterol, enzimas renales y hepáticas o parámetros que indican inflamación o daños en los tejidos. Y el resultado, publicado en la revista Cell Metabolism, fue que los cambios de dieta no alteraban significativamente ninguno de esos valores. Pero también hicieron un importante descubrimiento: que la mitad de los participantes del estudio respondían mejor, desde el punto de vista de los niveles de glucosa, al pan blanco y la otra mitad al de trigo entero. Es decir, que cada persona reacciona de un modo diferente y que los valores nutricionales no se aplican por igual, como se hace habitualmente. Con los datos obtenidos, los expertos han creado un algoritmo capaz de predecir cómo afecta individualmente el tipo de pan que incorporemos a la dieta, lo que abre la puerta a una especie de menús científicamente personalizados. Por: Pablo Colado http://www.muyinteresante.es/salud/articulo/el-pan-integral-no-es-mas-sano-que-el-blanco-551496825499?utm_source=Cheetah&utm_medium=emailMUY&utm_campaign=170609_Newsletter Fecha: 6/06/2017

Nueva técnica para medir la actividad del tejido adiposo marrón

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:24

Dolors Serra, Laura Herrero y María Calderón Domínguez, del Instituto de Biomedicina de la Universidad de Barcelona (IBUB), han liderado el desarrollo de una técnica para medir la actividad del tejido adiposo marrón. Este método sirve para analizar fármacos que podrían combatir la obesidad. Expertos del Instituto de Biomedicina de la Universidad de Barcelona (IBUB) han desarrollado una técnica para medir la producción y la utilización de la energía en el tejido adiposo marrón. Este método, publicado en la revista Advanced Science, mejora la precisión de las técnicas anteriores para estudiar la funcionalidad del tejido adiposo, y además, se puede utilizar para analizar fármacos que podrían combatir la obesidad. Esta enfermedad ha doblado su prevalencia entre 1980 y 2014, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y es un importante factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, diabetes, Alzheimer o varios tipos de cáncer. El trabajo ha sido dirigido por Dolors Serra, Laura Herrero y María Calderón Domínguez, de la Facultad de Farmacia, el IBUB y el Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (Ciberobn), perteneciente al Instituto de Salud Carlos III. También han participado David Sebastián y Antonio Zorzano, de la Facultad de Biología de la Universidad de Barcelona, el Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona) y el Ciber de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (Ciberdem), así como Martín Alcalá y Marta Viana, de la Universidad CEU San Pablo (Madrid). La nueva técnica se basa en la tecnología Seahorse y permite estudiar parámetros de la bioenergética mitocondrial del tejido adiposo, como la cantidad de oxígeno dedicada a producir energía y la capacidad respiratoria máxima del tejido. Además, lo hace directamente en explantes. “Hasta ahora, la respiración celular se había analizado en células de cultivo o mitocondrias aisladas que eran propensas a romperse durante el proceso de separación. El hecho de tener en cuenta todo el tejido y no solo las poblaciones celulares es un enfoque directo que proporciona una visión más realista de la respiración fisiológica”, explica Dolors Serra, investigadora principal del Grupo de Regulación del Metabolismo Lipídico en la Obesidad y la Diabetes de la UB. Una diana terapéutica contra la obesidad Comprender la actividad del tejido adiposo es importante por la implicación de este órgano en la fisiopatología de la obesidad. “La capacidad del tejido adiposo marrón para oxidar la grasa y disipar la energía en forma de calor ha centrado la atención de los investigadores en su potencial como diana terapéutica para tratar diversas condiciones metabólicas, incluidas la obesidad y la diabetes”, explica Laura Herrero, directora del trabajo de investigación. Testar fármacos para activar la termogénesis Tradicionalmente, la presencia de tejido adiposo marrón se consideraba residual en los seres humanos adultos, y se pensaba que solo estaba en los bebés. Sin embargo, en el año 2009 varios grupos de investigación independientes detectaron la presencia de tejido adiposo marrón en humanos adultos, y constataron que disminuye con el envejecimiento, la obesidad y la diabetes. Según los investigadores, las aplicaciones de este método incluyen el análisis de cómo diferentes factores -dieta, envejecimiento o los genotipos, por ejemplo- pueden afectar la funcionalidad del tejido adiposo marrón. Asimismo, es posible adaptar este método para probar fármacos que podrían activar la termogénesis como estrategia antiobesidad. http://endocrinologia.diariomedico.com/2017/06/06/area-cientifica/especialidades/endocrinologia/nueva-tecnica-para-medir-la-actividad-del-tejido-adiposo-marron Fecha:8/06/2017

Actualizaciones desde el congreso de la American Academy of Clinical Endocrinologists (AACE) 2017

Filed under: Temas varios — Arturo Hernández Yero @ 8:17

Dr. José Gotés Palazuelos
19 de mayo de 2017
Hola, buen día, soy el Dr. José Gotés Palazuelos, estoy grabando desde México para Medscape en Español. En esta ocasión, me gustaría comentarles de algunos de los temas más relevantes que se trataron en el congreso de la American Academy of Clinical Endocrinologists (AACE) realizado a principios de mayo de este año en la ciudad de Austin, Texas, Estados Unidos.
Avances tecnológicos en el manejo de pacientes con diabetes mellitus
En primera instancia, uno de los temas que se analizaron con mayor interés fue el de los avances tecnológicos en el manejo de pacientes con diabetes mellitus. En general, se reiteró la importancia del monitoreo de glucosa en el seguimiento de los pacientes con diabetes que usan esquemas de insulina.[1]
Sabemos que el auto monitoreo mejora el control glucémico y permite realizar ajustes oportunos previniendo eventos de hipoglucemia.
Uno de los avances más importantes en el área del seguimiento en el control glucémico es el desarrollo del monitoreo continuo de glucosa (MCG) que permite conocer el estado glucémico a través de un sensor subcutáneo que mide la concentración intersticial de glucosa. Dichos dispositivos poseen la capacidad de dar datos en tiempo real como la concentración promedio de glucosa, las tendencias en el perfil de glucosa diario y generar alertas de hipoglucemia.
En el congreso se comentó sobre la necesidad de estandarizar el reporte de dichos dispositivos, es decir, establecer los parámetros indispensables que ayuden a las decisiones clínicas en el manejo de estos pacientes.
Por otra parte, también se refirió al uso de este tipo de monitoreo acoplado a bombas de insulina en el que el sensor envía datos hacia la bomba de insulina para suspensión de dosis en casos de hipoglucemias e incluso para el cálculo de dosis a aplicar en base a los gramos de carbohidratos consumidos.
Estos sistemas pudieran beneficiar a pacientes con hipoglucemias frecuentes o nocturnas e importante variabilidad glucémica.
Por lo anterior, creo que en los siguientes años continuarán estos avances que permitirán mejorar el control glucémico de los pacientes con diabetes.
Dislipidemia y obesidad
Otro de los temas recurrentes en el congreso fue la revisión de las guías de tratamiento para dislipidemia y obesidad.[2,3]
En un simposio dedicado al análisis de las nuevas guías de la AACE para dislipidemia, fue interesante observar que este consenso introduce una nueva categoría de riesgo cardiovascular denominada “riesgo extremo” en el que se coloca a pacientes con enfermedad cardiovascular establecida y diabetes, enfermedad renal crónica etapa 3-4, o hipercolesterolemia familiar, así como aquellos con enfermedad cardiovascular progresiva a pesar de LDL menores a 70 mg/dl.
La intención de ello es que se identifique a estos pacientes para llevarlos a metas todavía más rigurosas de tratamiento, es decir, niveles de LDL menores a 55. Ello en base a la evidencia de estudios como el IMPROVE-IT y FOURIER donde se mostró que los pacientes con niveles de LDL aún por debajo de 70 presentan reducciones importantes en el riesgo cardiovascular.
Por otra parte, también se discutieron las nuevas guías de la AACE para el tratamiento de la obesidad. La AACE ha propuesto cambiar el término de obesidad por el de enfermedad crónica basada en adiposidad con la idea de describir la naturaleza crónica del padecimiento. Este consenso favorece el tratamiento médico de la obesidad a partir del análisis del riesgo y de la presencia de complicaciones asociadas y no solo a partir de la cifra de índice de masa corporal (IMC), por ejemplo, este documento justifica el tratamiento agresivo de individuos con IMC arriba de 25 kg/m2 con al menos una complicación asociada a obesidad.
Tanto la guía de dislipidemia como la de obesidad son documentos interesantes, que deben tomarse como referencia, sin embargo no suplantan el juicio clínico en la toma de decisiones terapéuticas.
Metabolismo óseo
Uno de los temas a los que mayor preponderancia se le dio fue el de hueso. En una de las conferencias más interesantes, se colocó al tejido óseo como parte de un complejo sistema endócrino de balance mineral, de regulación energética y de la reproducción.
A partir de diversos trabajos de ciencia básica, ahora sabemos que la ausencia de leptina, que es una hormona anorexigénica, incrementa la cantidad de tejido óseo, mientras que la ganancia de su función reduce la cantidad de hueso.
En contraparte, el hueso también se encarga de generar sustancias que pueden influir en el metabolismo energético corporal. Una de ellas es la osteocalcina, una proteína ósea que pudiera participar en el metabolismo de carbohidratos a partir de incrementar la sensibilidad periférica de la insulina e incluso funcionar como secretagogo de la misma.
También se ha hipotetizado que la osteocalcina participa en la producción de testosterona y que posee efectos en la cognición.
Todo lo anterior nos indica que el hueso es una estructura dinámica, no solo en el recambio óseo y metabolismo mineral, sino que pudiera estar involucrado en múltiples procesos sistémicos.
Otras actualizaciones
Por último solo quiero resaltar dos trabajos que aportan nuevos datos en nuestra área. En el primero, se mostró la importancia de las alteraciones endocrinológicas en pacientes tratados con los nuevos anticuerpos para los inhibidores de punto de control inmunológico para cáncer de pulmón, vejiga o melanoma.[4] Los trastornos hormonales más frecuentemente encontrados en estos pacientes han sido hipofisitis, hipotiroidismo y tiroiditis, por lo que es necesario estar al pendiente de ellos ya que las alteraciones requieren la mayoría de las veces tratamiento.
En el segundo trabajo, a un pequeño grupo de mujeres con síndrome de ovarios poliquísticos (SOP) se le encontró que la medición de un anticuerpo contra la hormona liberadora de gonadotropina poseía una sensibilidad y especificidad de 87 y 91%, respectivamente, para el diagnóstico del síndrome.[5] La importancia de dicho hallazgo aún está por determinarse, pero es un área que valdrá la pena seguir y que pudiera relacionar al sistema inmune dentro de la patogenia del síndrome de ovarios poliquísticos.
Dr. José Gotés Palazuelos para Medscape en Español.
Referencias
1.Bailey TS, Grunberger G, Bode BW, y cols. American Association of Clinical Endocrinologists and American college of Endocrinology 2016 outpatient glucose monitoring consensus statement. Endocr Pract. 2016;22(2): 231-261.
2.Jellinger PS, Handelsman Y, Rosenblit PD, Bloomgarden ZT, y cols. American Association of Clinical Endocrinologists and American College of Endocrinology Guidelines for Management of Dyslipidemia and Prevention of Cardiovascular Disease. Endocr Pract. Abr 2017;23(Suppl 2):1-87. doi: 10.4158/EP171764.APPGL. Guía
3.Mechanick JI, Garvey T. Adiposity-Based Chronic Disease as a New Diagnostic Term: The American Association of Clinical Endocrinologists and American College of Endocrinology Position Statement. Endocr Pract. Mar 2017;23(3): 372-378. Posicionamiento
4.Clarine L, Rodriguez Martinez R, Levine M, McGarvey M, Chang A. 22 Month Review of Immune Checkpoint Inhibitor Associated Endocrine Disorders at a Southern California Teaching Hospital. Congreso Anual de la American Association of Clinical Endocrinologists (AACE) 2017. Presentado el 6 de mayo de 2017. Austin, Texas, Estados Unidos. Resumen 716
5.Glueck J. What’s New with PCOS. Presentado el 3 de may de 2017. Austin, Texas, Estados Unidos.

Fuente: Actualizaciones desde el congreso de la American Academy of Clinical Endocrinologists (AACE) 2017 – Medscape – 19 de mayo de 2017.

http://espanol.medscape.com/verarticulo/5901445?src=mkm_latmkt_170609_mscmrk_sptop5june_nl&impID=1364252&faf=1

Fecha: 8/06/2017

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus