Diabetes mellitus

15 febrero 2014

Identifican 7 regiones nuevas del ADN vinculadas con la diabetes tipo 2

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:33

El descubrimiento de siete nuevas regiones del ADN vinculadas con la diabetes tipo 2 podría llevar a nuevas maneras de pensar sobre la diabetes y a nuevos tratamientos para la enfermedad, sugieren los investigadores.

Los hallazgos estaban entre los resultados del mayor estudio hasta la fecha sobre la genética de la diabetes, que compiló información genética sobre las personas de cuatro grupos étnicos distintos, apuntaron los autores del estudio.

En el estudio participaron más de 48,000 pacientes de diabetes y casi 140,000 personas sin la enfermedad. Al examinar más de 3 millones de variantes de ADN, los investigadores pudieron precisar las regiones que tienen un efecto incluso pequeño sobre el riesgo de las personas de diabetes tipo 2.

Dos de las regiones de ADN identificadas en el estudio están cerca de genes que muestran una asociación potente con unos niveles altos de insulina y glucemia. Esto ilumina cómo los procesos básicos del organismo tienen que ver con el riesgo de diabetes tipo 2, señalaron los investigadores.

“Aunque los efectos genéticos podrían ser pequeños, cada señal nos dice algo nuevo sobre la biología de la enfermedad”, comentó en un comunicado de prensa de la Universidad de Oxford la primera autora del estudio, la Dra. Anubha Mahajan, que trabaja en la universidad, en Inglaterra.

“Estos hallazgos podrían conducirnos a nuevas formas de pensar sobre la enfermedad, con el objetivo final de desarrollar terapias novedosas para tratar y prevenir la diabetes”, afirmó Mahajan. “Hay muchos motivos para pensar que unos fármacos que actúen sobre esos procesos biológicos tendrían un impacto mucho mayor sobre la diabetes de un individuo que los efectos genéticos que hemos descubierto”.

La investigación fue llevada a cabo por un grupo internacional de científicos de 20 países, en cuatro continentes. Los científicos señalaron que el estudio incluyó a hispanos y asiáticos, no solo a personas de ascendencia europea. A medida que más información genética sobre personas del sur de Asia y de África se haga disponible, será posible examinar más de cerca los genes vinculados con la diabetes tipo 2, aseguraron.

Mark McCarthy, el investigador principal del estudio, dijo que “una de las características llamativas de estos datos es la cantidad de variación genética que influye sobre la diabetes que es compartida entre los grupos étnicos importantes”.

“Esto nos permitió combinar los datos de más de 50 estudios de todo el mundo para descubrir nuevas regiones genéticas que afectan el riesgo de diabetes”, apuntó en el comunicado de prensa McCarthy, del Centro de Genética Humana Wellcome Trust de Oxford.

“El solapamiento en las señales entre las poblaciones de origen europeo, asiático e hispano plantea que las regiones de riesgo que hallamos hasta la fecha no explican las claras diferencias en los patrones de la diabetes entre esos grupos”, planteó McCarthy.

El Dr. Andrew Morris, investigador principal, también del Wellcome Trust, dijo que los hallazgos deben aplicar también a otras enfermedades comunes.

“Al combinar datos genéticos de los distintos grupos étnicos, deberíamos también esperar poder identificar nuevas variantes de ADN que influyan sobre el riesgo de enfermedad cardiaca y sobre algunos tipos de cáncer, por ejemplo, que sean compartidas entre los grupos étnicos”, comentó Morris en el comunicado de prensa. “Tiene el potencial de tener un impacto importante sobre la salud pública global”.

El informe aparece en la edición en línea del 9 de febrero de la revista Nature Genetics.

Mary Elizabeth Dallas

FUENTE: University of Oxford

http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=82998

9 febrero 2014

Mipomersen, un inhibidor de la síntesis de apolipoproteina B, reduce las lipoproteínas aterogénicas

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 18:16

Thomas GS, Cromwell WC, Ali S, et al. Mipomersen, un inhibidor de la síntesis de apolipoproteina B, reduce las lipoproteínas aterogénicas en pacientes con hipercolesterolemia severa y riesgo cardiovascular elevado: ensayo clínico controlado contra placebo, aleatorizado y a doble ciega. J Am Coll Cardiol. 2013 Dec 10;62(23):2178-84. doi: 10.1016/j.jacc.2013.07.081. Epub 2013 Sep 4. (Original) PMID: 24013058

OBJETIVOS: Este estudio fue desarrollado para examinar la eficacia y la seguridad de mipomersen  en  reducir los lípidos y las lipoproteínas aterogénicas  en pacientes con hipercolesterolemia.
ANTECEDENTES: Muchos pacientes en terapias para la disminución de lípidos siguen siendo incapaces de alcanzar los niveles adecuados en la  lipoproteína de baja densidad (LDL). El mipomersen, un inhibidor del oligonucleótido  anti sentido de la apolipoproteina B, reduce el colesterol de LDL y las lipoproteínas aterogénicas.
Métodos: Este estudio aleatorizado multicéntrico a doble-ciega, reclutó a 158 pacientes con niveles basales de LDL cholesterol mayor o igual a 100 mg/dl con un elevado riesgo para enfermedad coronaria, que habían recibido tratamiento con dosis máxima de fármacos antilipémicos. Los pacientes recivieron semanalmente 200 mg de  mipomersen  subcutáneo (n = 105) o placebo (n = 52) durante  26 semanas, con un periodo de seguimiento de  24-semanas. La randomización se estratificó en relación con pacientes que padecían diabetes tipo 2.
RESULTADOS: 60 pacientes con mipomersen y 44 con placebo  completaron el  tratamiento. La media basal de los niveles de  LDL cholesterol  fueron de   122.7  y 122.6 mg/dl  en el placebo y en los que recibieron el  mipomersen, respectivamente.  El mipomersen redujó el  LDL cholesterol  en -36.9% comparado con  el  placebo que disminuyó en  -4.5% (p < 0.001). La diana para el LDL cholesterol (<100 mg/dl) fue logrado en  el 76%  de los que recibieron el  mipomersen  y el 38% de los pacientes con placebos.  El mipomersen tambien redujo significantivamente la   apolipoproteina B (-38%)  y la  lipoproteina(a) (-24%) (p < 0.001).
Los eventos adversos más frecuentes fueron  reacción en el sitio de inyección (78% con mipomersen y 31% con el placebo) y síntomas similares a un resfriado  (34% con el mipomersen, 21% con el placebo). Las elevaciones en transaminasas y grasa en el hígado también ocurrieron en algunos pacientes, y estos niveles volvieron hacia los valores basales después de cesar el tratamiento.
CONCLUSIONES: El mipomersen redujo el LDL cholesterol significativamente  la  apolipoproteina  B, y la  lipoproteina(a) en pacientes con  hipercolesterolemia con  riesgo de  enfermedad cardiocoronaria  no controlada por las terapias  existentes .
(Safety and Efficacy of Mipomersen [ISIS 301012] as Add-On Therapy in High Risk Hypercholesterolemic Patients; NCT00770146).

8 febrero 2014

Identifican nuevos genes vinculados con la grasa abdominal

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 17:09

obeso-con-cinta-en-la-cintura

Los investigadores que identificaron cinco genes nuevos vinculados con la grasa abdominal afirman que sus hallazgos podrían ayudar en los esfuerzos por desarrollar fármacos para tratar la obesidad o las enfermedades relacionadas con la misma, como las enfermedades cardiacas, la diabetes y el cáncer.

Los investigadores observaron a más de 57,000 personas de ascendencia europea, y buscaron los genes asociados con la grasa abdominal, independientes de la obesidad general. Examinaron más de 50,000 variantes de 2,000 genes.

El equipo halló tres nuevos genes asociados con un aumento en la proporción entre cintura y cadera tanto en mujeres como en hombres, e identificaron dos genes más que parecen afectar la proporción entre cintura y cadera solo en las mujeres. La proporción entre la cintura y la cadera se utiliza para medir la grasa abdominal de una persona. Se cree que la genética explica entre el 30 y el 60 por ciento de la proporción entre cintura y cadera.

La grasa abdominal es un predictor de las enfermedades relacionadas con la obesidad, según los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de EE. UU.

El nuevo estudio halló que de los dos genes que parecen afectar solo a las mujeres, uno conocido como SHC1 parece interactuar con 17 proteínas más que se sabe que tienen un rol en la obesidad. Se halló que el SHC1 es altamente activo en tejido graso.

“Es la primera vez que el SHC1 se ha asociado con la grasa abdominal”, aseguró en un comunicado de prensa de la Universidad de Louisville la autora del estudio, Kira Taylor, profesora asociada de la Facultad de Salud Pública y Ciencias de la Información de la universidad.

“Creemos que este descubrimiento representa una gran oportunidad para la química médica, y al final, para la medicina personalizada”, aseguró Taylor. “Si los científicos pueden hallar una forma de refinar la [actividad] de este gen, podríamos potencialmente reducir el riesgo de la grasa excesiva en la parte media y sus consecuencias, como las enfermedades cardiovasculares”.

El estudio aparece en una edición reciente en línea de la revista Human Molecular Genetics.

Las investigaciones anteriores hallaron que los ratones sin la proteína SHC1 son más delgados que los que tienen la proteína, según el comunicado de prensa.
Robert Preidt
FUENTE: University of Louisville

http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=82819

Progreso en la investigación sobre los efectos secundarios de la simvastatina

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 16:59

Un tratamiento sencillo con complementos de Q10 puede reducir el dolor muscular y la fatiga
Un reciente estudio danés ha mostrado que las simvastatinas, un popular medicamento reductor del colesterol, causan intolerancia a la glucosa, reducen los niveles de Q10 y la respiración mitocondrial. Los científicos vinculan la reducción de los niveles de Q10 al dolor muscular y la fatiga. Los complementos de Q10 podían ser la respuesta para los pacientes que toman estatinas y que padecen dichos efectos secundarios.

Un 40% de los pacientes que toman estatinas y un 0% de los componentes del grupo de control experimentaron dolor muscular y una reducción de la tolerancia al ejercicio, según un nuevo estudio danés publicado en el Journal of the American College of Cardiology (1). Además, entre los pacientes que eran tratados con estatinas, los científicos observaron una deficiencia de la tolerancia a la glucosa, así como una reducción de la sensibilidad a la insulina. Curiosamente, la intensidad de dichos efectos secundarios puede limitarse mediante la toma de complementos de la coenzima Q10 junto con los medicamentos de estatinas.
Clínicamente relevante
Este estudio se puede emplear de forma práctica, puesto que los pacientes son tratados con simvastatina de forma crónica (10-40 mg/día durante un promedio de 5 años). Se han llevado a cabo otros estudios sobre células o músculos esqueléticos tratados de forma intensiva con concentraciones de estatinas muy altas que, en consecuencia, no son relevantes clínicamente (1).
Reducción eficaz del dolor
La coenzima Q10 la podemos obtener a través de ciertos alimentos, pero de forma muy limitada – según un estudio llevado a cabo en 2010, la ingesta diaria es únicamente de 3-6 mg/día (2). Teniendo en cuenta esto, parecen obvios los beneficios de tomar complementos de coenzima Q10 junto con los medicamentos de estatinas como método para aliviar los efectos secundarios. Los resultados positivos de esta combinación se vieron en un estudio americano del 2007. Los científicos asignaron a los doloridos usuarios de estatinas la toma diaria durante un mes de, o bien un complemento de 100 mg de coenzima Q10, o bien comprimidos de placebo idénticos. Los pacientes que tomaron los complementos de coenzima Q10 tuvieron una reducción del 40 % de su dolor muscular y se sintieron mucho menos limitados por los efectos secundarios que los componentes del grupo de control (3).

La coenzima Q10 está disponible sin receta y también se emplea ampliamente con otros propósitos, como, por ejemplo:
– mejorar el rendimiento cardiaco (incremento de la fuerza de contracción)
– incrementar la fertilidad masculina
– prevenir la gingivitis
– incrementar la resistencia (entre atletas)
Es importante el nivel de actividad
Cuando las células musculares no son capaces de fabricar suficiente energía para funcionar adecuadamente, pueden aparecer problemas, como, por ejemplo, dolor y menos tolerancia al ejercicio. Un estudio anterior acerca de pacientes bajo tratamiento con estatinas tomó en consideración el nivel de actividad. El grado de dolor muscular iba desde el 10% en el grupo de pacientes sedentarios hasta el 75% de los atletas (4). Esto representa una paradoja. Por un lado a las personas que tienen unos niveles altos de colesterol sanguíneo se les recomienda generalmente la práctica de ejercicio físico. Sin embargo, por el otro lado las estatinas de las cuales dependen pueden llegar a dificultar, o incluso imposibilitar, que hagan ejercicio.
Niveles reducidos de Q10
Lo que parece ser la causa subyacente de los síntomas es que las estatinas no solo inhiben de forma eficaz la síntesis del colesterol, sino también la síntesis del compuesto vital coenzima Q10, ya que se originan en el mismo proceso bioquímico (la ruta del mevalonato). Y la coenzima Q10 es esencial para el transporte de los electrones para la producción del ATP en el interior de las mitocondrias –como se puede apreciar a continuación (figura 1 del estudio (1))-:

Representación simplificada de la cadena de transporte de electrones ilustrando la función de transporte de electrones del Q10
Los complejos productores de especies de oxígeno reactivos se han enfatizado. Debajo de cada complejo se ven los substratos e inhibidores que se emplearon. ADP = adenosina difosfato; Asc = ascorbato; ATP = adenosina trifosfato; Pi = fosfato; Q10 = coenzima Q10; TMPD = N,N,N′,N′- tetrametil-p-fenilendiamina. Ref.: (1)

Fuentes:
1. Larsen et. al.: Simvastatin Effects on Skeletal Muscle: Relation to Decreased Mitochondrial Function and Glucose Tolerance in
Journal of the American College of Cardiology, Vol. 61, No. 1, 2013
2. Pravst et. al.: Coenzyme Q10 contents in foods and fortification strategies in Crit Rev Food Sci Nutr. 2010 Apr;50(4):269-80
3. Caso et. al.: Effect of coenzyme q10 on myopathic symptoms in patients treated with statins in American Journal of Cardiology 2007 May 15;99(1):1409-12
4. Meador and Huey: Statin-associated myopathy and its exacerbation with exercise in Muscle Nerve 2010;42;469-479

http://www.vademecum.es/noticia-130422-progreso+en+la+investigación+sobre+los+efectos+secundarios+de+la+simvastatina_6964

« Página anterior

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus