Diabetes mellitus

16 agosto 2013

Ancianos con diabetes mellitus de tipo 2: retos actuales para la salud pública cubana

Filed under: Artículos cubanos — Arturo Hernández Yero @ 16:56

Ancianos con diabetes mellitus de tipo 2: retos actuales para la salud pública cubana

MsC. María de la Caridad Casanova MorenoI y MsC. Maricela Trasancos DelgadoII

I Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología, Pinar del Río, Cuba.

II Hospital General Docente “Abel Santamaría Cuadrado”, Pinar del Río, Cuba.

Valor pronóstico de glucemia en ayunas al ingreso en personas con infarto agudo del miocardio

Filed under: Artículos cubanos — Arturo Hernández Yero @ 16:49

Valor pronóstico de la primera glucemia en ayunas al ingreso hospitalario en personas con infarto agudo del miocardio

Dra. Irina Valdés Janllura,(I) Dr. Manuel Emiliano Licea Puig,(I) Dra. Irma Fernández Maderos,(II) Dra. Nurys Bárbara Armas Rojas(III)

(I) Instituto Nacional de Endocrinología (INEN). La Habana, Cuba.

(II) Centro de Investigaciones Médico-Quirúrgicas (CIMEQ). La Habana, Cuba.

(III) Instituto Nacional de Cardiología y Cirugía Cardiovascular. La Habana, Cuba.

Una sola prueba podría revelar la necesidad de usar insulina en el embarazo

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 16:42

embarazada-sentada

El diagnóstico de diabetes mellitus gestacional (DMG) podría hacerse sólo con una prueba de reacción a la glucosa (GCT, por su nombre en inglés), dijeron investigadores.

Los autores de un nuevo estudio aseguran que las embarazadas con más de 200 mg/dL en la prueba con 50 gramos son más propensas a necesitar insulina para controlar la DMG.

“Los médicos pueden utilizar los resultados de esta prueba para diagnosticar la DMG en las embarazadas sin exponerlas al test oral de tolerancia a la glucosa durante tres horas (OGTT)”, publica el equipo en American Journal of Obstetrics and Gynecology.

“De hecho, hallamos que las mujeres con GCT >200 mg/dL tenían una necesidad aún mayor de insulina que las mujeres diagnosticadas con OGTT con 100 g”, dijo la autora principal, doctora Teresa Hillier, endocrinóloga del Centro para la Investigación de la Salud de Kaiser Permanente en Portland, Oregon, y Honolulu, Hawái.

Con su equipo, analizó información de 64.687 embarazadas sin diabetes preexistente evaluadas para detectar DMG durante 16 años en dos regiones de un plan de salud de Estados Unidos. Tenían por lo menos 18 años y distintas etnias. Ningún embarazo fue gemelar y todos los partos fueron de bebés con vida.

A todas las mujeres se les hizo una GCT con 50 g en una hora. A las 11.243 mujeres (el 17,4 por ciento) con un resultado mayor a 140 mg/dL se le realizó una segunda prueba (OGTT de 100 g en tres horas): 595 (el 0,9 por ciento de la cohorte) tenía un resultado de GCT superior a 200 mg/dL.

El 2 por ciento de las embarazadas necesitó insulina (entre el 0,1 por ciento de las mujeres con GCT normal hasta el 49,9 por ciento de las mujeres con GCT mayor a 200 mg/dL).

Las mujeres diagnosticadas a las 16 semanas de gestación eran obesas o pertenecían a etnias de alto riesgo, como las afroamericanas, las chinas, las filipinas, las hawaianas y las japonesas, y necesitaban insulina con mucha más frecuencia que las participantes de bajo riesgo.

El doctor Didac Mauricio, jefe médico del Departamento de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Germans Trias i Pujol, en Badalona, España, consideró que estos resultados aportan información importante y modificarían la práctica clínica.

“En nuestra clínica para embarazadas, conversamos sobre estos resultados y casi seguramente usaremos la GCT de 50 g como prueba diagnóstica de la DMG sin otros análisis”, dijo.

Uno de los coautores, doctor Keith Ogasawara, perinatólogo jefe del Departamento de Obstetricia y Ginecología de Kaiser Permanente, en Hawái, Honolulu, agregó: “Las mujeres de alto riesgo con DMG detectada con una pesquisa durante el primer trimestre (a las 16 semanas de gestación) son mucho más propensas a necesitar insulina que las mujeres con DMG diagnosticada entre las 24 y 28 semanas. La detección temprana beneficiaría a esas mujeres”.

Hillier y Ogasawara indicaron que, por ahora, las herramientas de pesquisa y diagnóstico de la DMG son un punto de controversia clínica.

El Congreso Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos recomienda la pesquisa de dos pasos, mientras que la Asociación Estadounidense de Diabetes aconseja utilizar el OGTT de 75 g en un paso con criterios unificados para las embarazadas.

Por Lorraine L. Janeczko

NUEVA YORK (Reuters Health) –

FUENTE: American Journal of Obstetrics and Gynecology, online 1 de julio del 2013

Reuters Health

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_139528.html

Identifican un gen relacionado con la obesidad

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 16:36

gen-molecula

Los investigadores han identificado un gen asociado con el sobrepeso y la obesidad tanto en pacientes psiquiátricos como en personas de la población en general.

Se sabía que el gen CRTC1 tiene que algo que ver con la obesidad y el equilibrio energético (las calorías que se toman al comer y al beber frente a las calorías quemadas mediante la actividad física) en los animales, pero se desconocía su papel en los seres humanos.

En este estudio, los investigadores examinaron si diferentes versiones del gen CRTC1 estaban asociadas con el peso en los pacientes psiquiátricos y en las personas de la población en general.

“Nuestros resultados sugieren que el CRTC1 juega un papel importante en la gran cantidad de casos de sobrepeso y obesidad observados en los pacientes psiquiátricos. Además de esto, el CRTC1 podría tener relevancia en la genética de la obesidad en la población en general, con lo que mejora nuestra comprensión de los múltiples mecanismos que ejercen una influencia sobre la obesidad”, escribieron Eva Choong, del Hospital de la Universidad de Lausana, en Suiza, y sus colaboradores.

El estudio aparece en la edición en línea del 7 de agosto de la revista JAMA Psychiatry.

Los investigadores también hallaron una fuerte asociación entre las variantes del CRTC1 y los niveles de grasa en las mujeres mayores de 45 años. Este hallazgo muestra la necesidad de se realicen más investigaciones sobre el vínculo entre los niveles de grasa y la reproducción, indicaron los investigadores en un comunicado de prensa de la revista.

MIÉRCOLES, 7 de agosto (HealthDay News) —

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTE: JAMA Psychiatry, news release, Aug. 7, 2013

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_139590.html

Los antibióticos del grupo de las quinolonas pueden provocar cambios bruscos en la glucemia de las personas con diabetes

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 16:31

Los pacientes de diabetes que toman una cierta clase de antibióticos son más propensos a padecer fluctuaciones acusadas en la glucemia que los que toman otros tipos de fármacos, según un nuevo estudio.

El aumento del riesgo era bajo, pero los médicos deberían tenerlo en cuenta a la hora de recetar esta clase de antibióticos, conocidos como fluoroquinolonas, a personas con diabetes, indicaron los investigadores. Este tipo de antibióticos, que incluyen medicamentos como el Cipro (ciprofloxacina), el Levaquin (levofloxacina) y el Avelox (moxifloxacina), se usan comúnmente para tratar algunas enfermedades, entre las que se encuentran las infecciones en el tracto urinario y la neumonía adquirida en la comunidad.

Un experto comentó que el estudio debería servir como una llamada de alerta para los médicos.

“Dada la cantidad de alternativas que hay, los médicos pueden pensar en recetar otros antibióticos… en lugar de las fluoroquinolonas (sobre todo la moxifloxacina) a los pacientes con diabetes”, señaló el Dr. Christopher Ochner, profesor asistente de pediatría y medicina adolescente en la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York. “En general, este estudio demuestra que se ha de poner más atención en las interacciones particulares del medicamento con la afección”.

El estudio contó con aproximadamente 78,000 personas con diabetes en Taiwán. Los investigadores observaron el uso que los pacientes hicieron de tres clases de antibióticos: las fluoroquinolonas, las cefalosporinas de segunda generación (la cefuroxima, el cefaclor o el cefprozil), o los macrólidos (claritromicina o azitromicina).

Los investigadores también observaron las visitas a la sala de emergencias u hospitalizaciones por cambios bruscos en la glucemia en los pacientes en los 30 días anteriores a que empezaran a tomar los antibióticos.

Los resultados mostraron que los pacientes que tomaron las fluoroquinolonas eran más propensos a sufrir grandes fluctuaciones en el nivel de azúcar en la sangre que los que tomaron los otros tipos de antibióticos. El nivel de riesgo varió en función de la fluoroquinolona específica de que se tratara, según el estudio, que fue publicado en la revista Clinical Infectious Diseases.

La incidencia de la hiperglucemia (nivel alto de azúcar en la sangre) por cada 1,000 personas fue de 6.9 para las personas que tomaban moxifloxacina, 3.9 para las que tomaban levofloxacina y 4.0 para las que tomaban ciprofloxacina. La incidencia de la hipoglucemia (un nivel bajo de azúcar en la sangre) fue de 10 por cada 1,000 personas que tomaban moxifloxacina, 9.3 para las que tomaban levofloxacina y 7.9 para las que tomaban ciprofloxacina.

La incidencia de la hiperglucemia por cada 1,000 personas fue de 1.6 para las personas que tomaban la clase de antibióticos macrólidos y de 2.1 para las personas que tomaban cefalosporinas. La incidencia de hipoglucemia por cada 1,000 personas fue de 3.7 en el caso de los macrólidos y de 3.2 en el caso de las cefalosporinas.

“Nuestros resultados identificaron a la moxifloxacina como el medicamento asociado con el riesgo más alto de hipoglucemia, seguido de la levofloxacina y la ciprofloxacina”, escribieron la Dra. Mei-Shu Lai, de la Universidad Nacional de Taiwán, y sus colaboradores.

Según ellos, los médicos deberían tener en cuenta otros antibióticos si existe la preocupación de que los pacientes pudieran sufrir fluctuaciones acusadas de azúcar en la sangre.

“El estudio… no prueba que haya una conexión causal entre las fluoroquinolonas y la falta de regulación del azúcar en la sangre”, señaló Ochner. Pero considera que el estudio ofrece evidencias de que las personas con diabetes podrían estar en un riesgo mayor en el caso particular de la moxifloxacina.

“Si se va a recetar moxifloxacina a los pacientes con diabetes, en ese caso debería haber la expectativa de obtener algún beneficio adicional que justificara el aumento del riesgo”, indicó Ochner.

Pero otra experta afirmó que podría haber otras explicaciones de por qué las personas que toman fluoroquinolonas tenían más fluctuaciones en la glucemia.

“Es difícil extraer la conclusión de que las fluoroquinolonas por sí mismas son las culpables, ya que todos estos pacientes tenían infecciones, y éstas pueden llevar a la hipo o la hiperglucemia a las personas con diabetes”, aseguró la Dra. Alyson Myers, endocrinóloga en el Hospital de la Universidad de North Shore, en Nueva York.

“Además, las personas del grupo de las fluoroquinolonas eran más propensas a tener una enfermedad renal crónica o a estar tomando esteroides: la primera puede aumentar la tasa de hipoglucemia y la segunda puede aumentar la tasa de hiperglucemia”, apuntó Myers. “Otro factor que puede crear confusión sería el tipo de tratamiento para la diabetes que estaban recibiendo los pacientes, dado que tanto las sulfonilureas como la insulina están asociadas con un riesgo mayor de hipoglucemia que otros medicamentos para la diabetes”.

JUEVES, 15 de agosto (HealthDay News) —

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTES: Christopher Ochner, M.D., assistant professor, pediatrics and adolescent medicine, Icahn School of Medicine at Mount Sinai, New York City; Alyson Myers, M.D., endocrinologist, North Shore University Hospital, Manhasset, N.Y.; Clinical Infectious Diseases, news release, Aug. 15, 2013

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_139797.html

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus