Diabetes mellitus

31 julio 2013

Una pérdida de peso considerable en prediabéticos puede evitar la diabetes de tipo 2

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 12:47

Las personas con prediabetes que reducen aproximadamente 10% de su peso corporal en un lapso de seis meses después de establecido el diagnóstico disminuyen bastante su riesgo de presentar diabetes de tipo 2 en los tres años subsiguientes, según los resultados de una investigación dirigida por científicos de la Universidad Johns Hopkins.

Los investigadores dicen que los hallazgos ofrecen a pacientes y médicos una guía respecto a cómo el cambio en la conducta a corto plazo puede afectar a la salud a largo plazo.

¨Por algún tiempo hemos sabido que cuanto mayor es la pérdida de peso, tanto menor es el riesgo de que se presente diabetes¨, dijo la directora del estudio Dra. Nisa Maruthur, M.H.S., profesora asistente en la División de Medicina Interna General de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins. ¨Ahora entendemos que podemos obtener un gran provecho en la salud si las personas reducen su peso en esos primeros seis meses al adaptarse a una nueva forma de consumir alimentos y hacer ejercicio. La pérdida de peso considerable a corto plazo claramente debiera lograr muchas ventajas en la prevención de la diabetes¨.

La prevención de la prediabetes para evitar que se convierta en una diabetes declarada es decisiva, dice Maruthur. La diabetes no controlada ―caracterizada por una hiperglucemia excesiva― puede originar daño ocular, renal y nervioso, así como enfermedades cardiovasculares. La nueva investigación parece indicar que si las personas con prediabetes no reducen lo suficiente su peso corporal en estos primeros meses, los médicos pueden desear valorar un tratamiento más intensivo, por ejemplo, añadir una medicación para disminuir más los valores de glucemia.

Un informe sobre la investigación se publica en la versión en línea de Journal of General Internal Medicine.

Maruthur y sus colaboradores basaron sus conclusiones en el análisis de datos del Programa de Prevención de la Diabetes (DPP), el estudio de prevención de la diabetes más extenso que se haya realizado en Estados Unidos. Las personas con preobesidad e hiperglucémicas fueron incorporadas entre 1996 y 1999 y fueron objeto de seguimiento durante un promedio de 3,2 años. Más de 3000 participantes de 27 centros médicos académicos fueron asignados de manera aleatoria a uno de tres grupos: una intervención intensiva de modificación del estilo de vida, dosis del fármaco antidiabético metformina para reducir las concentraciones de glucosa en sangre, o bien, placebo. La Dra. Maruthur y sus colaboradores buscaron información en el estudio para identificar vínculos entre la pérdida de peso a corto plazo, la reducción de las concentraciones de glucosa en sangre y la repercusión en el riesgo de que se presentara diabetes a más largo plazo.

Los pacientes con prediabetes tienen valores de glucemia más elevados que los normales pero no tan altos que se clasifiquen como diabetes de tipo 2. Si bien no todas las personas con prediabetes presentan diabetes de tipo 2 declarada, sin ninguna intervención, el riesgo de adquirirla al cabo de 10 años aumenta considerablemente y puede haber ya iniciado el daño a la salud.

La Dra. Maruthur dice que la buena noticia es que los estudios como el de ella muestran que el avance de la prediabetes a la diabetes de tipo 2 no es inevitable y que los cambios en el estilo de vida pueden normalizar de nuevo las concentraciones de glucosa en sangre.

A los participantes en el grupo del DPP sujetos a cambios en el estilo de vida se les recomendó mejores hábitos alimentarios, se les dio instrucciones para realizar ejercicio 150 minutos a la semana y se les proporcionó una asesoría personal durante los primeros seis meses y a partir de entonces una asesoría de grupo. Los investigadores detectaron que los pacientes del grupo con intervención en el estilo de vida que redujeron 10% o más de su peso corporal tuvieron una disminución de 85% en el riesgo de presentar diabetes al cabo de tres años. Incluso una pérdida de peso más moderada mostró efectos favorables. Los que redujeron 5% a 7% su peso corporal disminuyeron 54% su riesgo de presentar diabetes tres años más tarde.

Los que recibieron metformina, un fármaco que evita que el hígado produzca demasiada glucosa, no redujeron en grado importante su peso en promedio. Sin embargo, en aquellos cuyas concentraciones de glucosa en sangre descendieron significativamente en los seis meses subsiguientes a la administración del medicamento, también disminuyó el riesgo subsiguiente de que se presentara diabetes.

La Dra. Maruthur dice que el riesgo fue más bajo en pacientes que redujeron su peso y también las cifras de glucosa sanguínea, según se determinó mediante un análisis de la sangre en ayunas.

¨Por lo general me entusiasma si un paciente pierde 3% a 5% de su peso corporal después de seis meses, pero basándome en este conocimiento, si los pacientes no están reduciendo más su peso corporal y su glucemia persiste elevada, podría ser el momento para aumentar el tratamiento y prescribir metformina¨, dijo.

La Dra. Maruthur dice que pocos médicos utilizan metformina en personas con prediabetes, pero dado lo que demuestra su nuevo estudio, podría ser congruente que valoraran la prescripción del fármaco a los pacientes que no pueden o que no están dispuestos a reducir un peso considerable a corto plazo.

Cuando los análisis de la sangre indican prediabetes, médicos como la Dra. Maruthur a menudo comentan con sus pacientes los cambios que pueden ayudar a evitar la diabetes de tipo 2. ¨Ahora mismo el médico y el paciente comentan esto y es posible que no lo vuelvan a comentar hasta la próxima consulta, que puede ser después de seis meses o incluso más¨, dice. ¨Esta rutina no nos está llevando a ningún lado¨.

Afirma que los médicos no proporcionan efectivamente programas de modificación de la conducta, porque el seguro de salud raras veces lo cubre. La nueva investigación indica cuán valiosas y potencialmente rentables podrían ser estas intervenciones.

Fuente: Medical News todayhttp://www.medcenter.com/Medscape/content.aspx?id=81238&bpid=88&langtype=15370&faf=1

No hay comentarios

Aún no hay comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.

Disculpa, los comentarios están cerrados.

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus