Diabetes mellitus

10 junio 2013

Asocian consumo de huevo con la diabetes

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:58
Una revisión de la literatura médica revela que comer un huevo por día o más no aumenta el riesgo de desarrollar enfermedad cardíaca o tener un accidente cerebrovascular (ACV). Pero los que lo hacen son un 42 por ciento más propensos que los que rara vez comen huevo a ser diabéticos.
 
Esto “genera más preguntas que respuestas”, dijo el doctor Luc Djousse, profesor asociado de la Facultad de Medicina de Harvard y que no participó del estudio.
 
Djousse realizó distintos estudios y obtuvo resultados contradictorios sobre si los adultos que consumen huevo con regularidad tienen riesgo de desarrollar diabetes.
 
Ahora, el equipo del doctor Ka He, profesor de Indiana University, Bloomington, analizó todas las pruebas disponibles de los estudios sobre la salud de esos consumidores y combinó la información de 22 investigaciones que habían durado entre seis y 20 años. Los autores agruparon a los participantes según cuántos huevos solían consumir e identificaron qué enfermedades habían desarrollado.
 
En ocho estudios sobre casi 350.000 adultos se detectaron unos 9800 casos de enfermedad cardiovascular.
 
Los resultados combinados mostraron que los que consumían por lo menos un huevo por día no eran más propensos a padecer una cardiopatía o tener un ACV que los que comían huevo menos de una vez por semana.
 
El diseño del estudio impidió que el equipo pudiera encontrar una explicación de ese resultado, pero en American Journal of Clinical Nutrition publica que podrían ser varias.
 
Por un lado, varios estudios se habían realizado en países occidentales, donde la alimentación es rica en colesterol. De modo que agregar uno o dos huevos por día no haría una gran diferencia en los niveles totales de colesterol en sangre.
 
“En otras palabras, esas poblaciones no serían tan sensibles al consumo de huevo”, dijo He.
 
El autor aclaró también que el huevo es un alimento que contiene algo más que colesterol. Sugirió que sería posible que otros nutrientes “atenúen o inhiban los efectos adversos del colesterol”.
 
Pero los huevos no fueron tan inofensivos al analizar el riesgo de desarrollar diabetes. En cinco estudios sobre diabetes tipo 2 en un total de 69.297 participantes, el equipo halló que los que consumían huevo todos los días eran un 42 por ciento más propensos a desarrollar la enfermedad que los que rara vez lo hacían.
 
Los CDC estiman que el 22 por ciento de los estadounidenses de entre 65 y 74 años es diabético.
 
“Entonces, la población debería utilizar el sentido común y comer huevo con moderación (no más de seis por semana, sobre todo si incluye la yema) dentro de una dieta saludable”, dijo Djousse. “Las personas diabéticas deben tener más precauciones y no comer demasiado huevo”.
Por Kerry Grens NUEVA YORK (Reuters Health)
 FUENTE: American Journal of Clinical Nutrition
  http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=80439

Los inhibidores del SGLT2 en el tratamiento doble o triple de la diabetes de tipo 2

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 9:55
Pese al número de medicamentos disponibles para tratar la diabetes de tipo 2, muchas personas que padecen esta enfermedad no logran un control satisfactorio de la glucemia. Algunos fármacos hipoglucemiantes tienen efectos adversos como aumento de peso o hipoglucemia. La diabetes de tipo 2 por lo general es una enfermedad progresiva y la mayoría de los pacientes precisa tratamiento con combinaciones de fármacos hipoglucemiantes. Los inhibidores del cotransportador de sodio y glucosa 2 (SGLT2) representan una nueva clase de compuestos hipoglucemiantes.
El BMJ Open publicó recientemente un estudio que se trazó como objetivo valorar la eficacia clínica y la tolerabilidad de los inhibidores del SGLT2 en el tratamiento doble o triple de la diabetes de tipo 2.
Las fuentes que utilizaron los autores para recabar información pertinente fueron:  MEDLINE, Embase, Cochrane Library (todas las secciones); Science Citation Index; registros de estudios clínicos; resúmenes de congresos; autoridades reguladoras de fármacos; bibliografías de los estudios consultados. Y los criterios de inclusión consistieron en estudios aleatorizados comparativos sobre los inhibidores del SGLT2 comparados con placebo o un compuesto activo para el tratamiento doble o combinado de la diabetes de tipo 2.
Con respecto a la metodología de investigación se trató de un análisis sistemático y se tuvo en cuenta la valoración de la calidad utilizada en la calificación del riesgo de sesgo de Cochrane.
En siete estudios, publicados en su versión completa se valoró la dapagliflozina y en uno la canagliflozina. La calidad de los estudios al parecer fue satisfactoria. La dapagliflozina en dosis de 10 mg redujo la HbA1c en -0,54% (diferencias medias ponderadas -DMP-); IC del 95: -0,67 a -0,40) en comparación con placebo, pero no hubo ninguna diferencia en comparación con la glipizida. La canagliflozina redujo la HbA1c un poco más que la sitagliptina (hasta -0,21% frente a la sitagliptina). Tanto la dapaglifozina como la canagliflozina produjeron pérdida de peso (DMP para la dapagliflozina: -1,81 kg (IC del 95%: —2,04 a -1,57), para la canagliflozina hasta -2,3 kg en comparación con placebo.
Las extensiones del estudio a largo plazo indicaron que se mantuvieron los efectos en el curso del tiempo. En la actualidad se dispone de datos sobre la canagliflozina sólo para un estudio. Se desconocen los costos de los fármacos de manera que no se puede valorar la rentabilidad. Se necesitan más datos en torno a la tolerabilidad y la Food and Drug Administration tiene inquietudes con respecto a la posibilidad de cáncer de mama y de la vejiga.
Más allá de estos aspectos, en virtud de lo analizado, los autores concluyeron que la dapagliflozina parece ser eficaz para reducir la HbA1c y el peso corporal en pacientes con diabetes de tipo 2, aunque se necesitan más datos sobre toxicidad.
 
Referencias
Clar C. et al, Systematic review of SGLT2 receptor inhibitors in dual or triple therapy in type 2 diabetes, BMJ Open, Home , Volume 2, Issue 5
 

Los “paquetes” de dieta ayudan a adelgazar aún más

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:49

 En un nuevo estudio, los participantes a dieta que adquirieron paquetes de alimentos con porciones controladas adelgazaron casi el doble que los que sólo recibieron consejos sobre cómo consumir menos calorías.
 
El doctor Michael Dansinger, nutricionista del Centro Médico de Tufts, dijo que el tener menos libertad para elegir las comidas ayudaría a alcanzar las metas durante una dieta para adelgazar.
 
La dieta estudiada fue el plan llamado Medifast 5 & 1, que consta de cinco comidas por día en paquetes individuales y una comida de verduras y proteína preparada por el usuario. Se puede optar entre 70 alimentos para organizar las cinco comidas diarias que aportan un total de 1.000 calorías.
 
Los usuarios pueden adquirir distintos niveles de apoyo, como consultas con dietistas y el acceso a recetas. El plan cuesta unos 300 dólares por mes.
 
Los autores del estudio reunieron a 60 personas para realizar el plan gratuitamente y compararon los resultados con los de otras 60 personas que recibieron orientación sobre cómo consumir sólo 1.000 calorías por día con los alimentos que ellos mismas compraban y preparaban (grupo control).
 
El objetivo de las primeras 26 semanas era adelgazar; en la segunda etapa, la meta era el mantenimiento. Todos los participantes eran obesos (IMC de entre 35 y 50).
 
Al final del estudio, 15 personas del grupo control y 10 usuarios del plan Medifast abandonaron el experimento. A los seis meses, todos los que habían cumplido la dieta, con o sin paquetes individuales, adelgazaron. Los usuarios del plan Medifast pesaban unos 7,5 kg menos, lo que equivale al 6,7 por ciento del peso inicial.
 
Dansinger consideró que ese resultado es modesto, pero con gran impacto en la salud. “Muchos estudios demostraron que mejora el nivel de glucosa en sangre en los diabéticos o que retrasa el paso de la prediabetes a la diabetes tipo 2 y que reduce otros factores de riesgo cardíacos, como la hipertensión, el colesterol elevado y la inflamación”, dijo.
 
El grupo control adelgazó unos 3,8 kg, lo que equivale al 3,4 por ciento del peso inicial.
 
El plan Medifast redujo significativamente la grasa corporal, la circunferencia de cintura y el colesterol.
 
De los 7,5 kg en promedio que adelgazaron los usuarios del plan Medifast, alrededor de 6 kg eran de grasa. El grupo control perdió unos 3,7 kg de grasa. Los autores no analizaron los efectos de las dietas en la masa muscular.
 
Los usuarios del plan Medifast perdieron unos 5,7 cm de cintura y lograron reducir unos 8,4 mg el valor de colesterol, comparado con, respectivamente, 3,7 cm y 1,1 mg en el grupo control.
 
Pero, en el tiempo, ambos grupos tendieron a volver al peso original. Al año, los usuarios del plan Medifast pesaban unos 4,5 kg (4,2 por ciento) menos que al inicio del estudio, mientras que el grupo control pesaba casi 2 kg menos (1,7 por ciento).
 
El autor principal del estudio, James Shikany, opinó que los resultados demuestran que el plan Medifast hace que sea más difícil consumir más calorías que las indicadas.
 
Para Dansinger, los resultados con la dieta Medifast entrarían en el medio del resto de las intervenciones para adelgazar. Algunos enfoques, como cirugía bariátrica o las dietas extremas, pueden lograr mejores resultados.
 
Medifast financió el estudio y uno de los coautores declaró haber trabajado como consultor para la empresa.
 Por Kerry y Grens
 NUEVA YORK (Reuters Health) –
http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=80196

1 junio 2013

Fármaco lixisenatida refuerza la acción de la insulina en el control diabético

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:19

 Agregarle lixisenatida al tratamiento con insulina induce una mejoría en los diabéticos que no responden adecuadamente a la terapia oral.
“En general, el control de la glucosa en ayunas de los pacientes con diabetes tipo 2 es más efectivo que el control de los picos de glucosa después de las comidas”, dijo el doctor Matthew C. Riddle.
“El estudio GetGoal-Duo 1 demostró que una inyección matinal de lixisenatida (Sanofi), un nuevo agonista del receptor de GLP-1, sería una nueva opción para mejorar los niveles de glucosa después de las comidas si la insulina controla la glucosa en ayunas”, agregó.
En la revista Diabetes Care, el equipo de Riddle, de la Universidad de Salud y Ciencia de Oregon, en Portland, publica los resultados de un estudio de cohorte sobre pacientes con diabetes desde hacía alrededor de 9,2 años. Todos tomaban metformina.
Durante 12 semanas, utilizaron la insulina glargina, titulada sistemáticamente.
El nivel de HbA1C cayó del 8,6 al 7,6 por ciento. A los 446 pacientes con niveles de glucosa en ayunas en o por debajo de 7,8 mmol/L y HbA1c de entre el 7 y el 9 por ciento, el equipo los dividió en dos grupos que, al azar, utilizaron 20 mg de lixisenatida o placebo durante 24 semanas. La titulación de la insulina continuó.
La lixisenatida redujo los niveles de HbA1C aún más que el placebo (un 0,71 versus un 0,40 por ciento). Muchos más pacientes en tratamiento activo alcanzaron un nivel de HbA1C por debajo de 7 por ciento (un 56,9 versus un 38 por ciento).
El fármaco también redujo mucho más la glucosa en sangre (3,2 mmol/L) a las dos horas del desayuno.
Ambos grupos engordaron, pero significativamente menos con el uso de lixisenatida (0,3 versus 1,2 kg).
La hiploglucemia aumentó levemente con el uso de lixisenatida. Las náuseas y los vómitos fueron los efectos adversos más comunes y causaron la suspensión del tratamiento en el 4 por ciento de los casos.
Las reacciones cutáneas en el sitio de la inyección se triplicaron en el grupo tratado con lixisenatida, pero sólo dos pacientes suspendieron el tratamiento por ese motivo.
Para los autores, “este enfoque terapéutico merece ser considerado un método alternativo para intensificar el tratamiento cuando no se alcanza la meta de HbA1c después del inicio del tratamiento con insulina basal”.
Por David Douglas
NUEVA YORK (Reuters Health) –
FUENTE: Diabetes Care, 2013
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_136705.html

Algunas estatinas pueden interferir con el ejercicio

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:14

Se señala que la estatinas, los fármacos más ampliamente prescritos en todo el mundo, reducen el colesterol y evitan la cardiopatía en personas con obesidad, diabetes y síndrome metabólico, que es una combinación de trastornos médicos que comprenden adiposidad corporal excesiva o altas cifras de presión arterial, glucemia o colesterol. Sin embargo, investigadores de la Universidad de Missouri descubrieron que la simvastatina, un tipo genérico de estatina previamente comercializado con el nombre de patente “Zocor”, interfiere en los efectos positivos del ejercicio en adultos obesos y preobesos.
“Se ha demostrado que la aptitud física es el indicador más importante de longevidad y salud por cuanto protege a las personas contra diversas enfermedades crónicas”, dijo John Thyfault, profesor asociado de nutrición y fisiología del ejercicio de la Universidad de Missouri. “Es necesaria la actividad física diaria para mantener o mejorar la aptitud física y por consiguiente obtener mejores resultados en la salud. Sin embargo, si los pacientes comienzan a hacer ejercicio y a tomar estatinas al mismo tiempo, parece que las estatinas bloquean la posibilidad de que el ejercicio mejore los grados de aptitud física”.
Thyfault dice que muchos cardiólogos quieren recetar estatinas a todos los pacientes de determinada edad independientemente de que tengan síndrome metabólico; estos fármacos también se recomiendan a las personas con diabetes de tipo 2. Recomienda que los cardiólogos sopesen con más detenimiento los efectos positivos y los riesgos de las estatinas tomando en cuenta estos nuevos datos en torno a su efecto sobre el ejercicio.
“Las estatinas se han utilizado apenas en los últimos 15 a 20 años de manera que no sabemos cuáles serán sus efectos a largo plazo en la aptitud aeróbica y la salud global”, dijo Thyfault. “Si los fármacos complican el mejoramiento y el mantenimiento de la aptitud física, no a todas las personas se les debiera recetar estatinas”.
Thyfault y sus colaboradores cuantificaron la aptitud cardiorrespiratoria en 37 individuos obesos previamente sedentarios de 25 a 59 años de edad con bajos grados de aptitud física. Los participantes cumplieron el mismo programa de ejercicio en el campus de la Universidad de Missouri durante 12 semanas; 18 de las 37 personas también tomaban 40 mg de simvastatina al día.
Las estatinas afectaron en grado significativo los resultados del ejercicio de los participantes. Los del grupo que sólo realizó ejercicio incrementaron su aptitud cardiorrespiratoria un promedio de 10% en comparación con un aumento del 1,5% en los participantes a los que también se les recetó estatinas. Así mismo, el contenido mitocondrial del músculo esquelético, la región donde las células musculares convierten oxígeno en energía, disminuyó 4,5% en el grupo que tomaba estatinas en tanto que el grupo que sólo efectuó ejercicio tuvo un incremento del 13%, una respuesta normal después del programa de ejercicio.
Thyfault señala que en las investigaciones futuras se determinará si las dosis más bajas de simvastatina u otros tipos de estatinas también influyen en los resultados del ejercicio en las personas y por consiguiente en su riesgo de enfermedades como la diabetes de tipo 2. El comenzar con un esquema de estatina después del ejercicio y obtener un grado de aptitud más alto puede reducir los efectos del fármaco sobre la aptitud física, dijo.
 
  Fuente: doctors.net.uk, 28/05/2013

Se asocia la cesárea con la obesidad infantil

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:08
 Son más los bebés nacidos por cesárea que por vía vaginal los que se convierten en niños y adolescentes obesos, según revela un estudio sobre más de 10.000 chicos en el Reino Unido.
 
Los de 11 años que habían nacido por cesárea, por ejemplo, eran un 83 por ciento más propensos a tener sobrepeso u obesidad que los niños que habían nacido por vía natural, tras considerar factores como el peso materno o la duración de la lactancia.
 
Esto coincide con los resultados de una reciente revisión de nueve estudios publicados. La cesárea “tendría consecuencias que ignoramos para los niños en el largo plazo”, dijo la autora principal, doctora Jan Blustein, de la Facultad de Medicina de la New York University.
 
Los CDC estiman que las cesáreas crecieron de uno de cada cinco partos en 1996 a uno de cada tres en el 2010.
 
Blustein aclaró que la magnitud del riesgo de obesidad en los niños “no es enorme” ni debería influir en aquellos casos en los que existe un motivo médico para realizar una cesárea. Pero “una mujer que están pensando en una cesárea electiva debería conocer ese riesgo”, dijo la autora.
 
El equipo de Blustein analizó información de los bebés nacidos en Avon, en el Reino Unido, en 1991 y 1992. Los siguieron hasta los 15 años de edad. El 9 por ciento había nacido por cesárea y tendían a ser algo más pequeños (unos 56 gramos menos) que el resto, que había nacido por parto vaginal.
 
Pero a partir de las seis semanas de vida, los bebés que habían nacido por cesárea pesaban más que el resto en casi todos los controles médicos. Eso se aplicó especialmente en los hijos de mujeres con sobrepeso, según publica el equipo en International Journal of Obesity.
 
La tasa de sobrepeso y obesidad en la cohorte fue del 31 por ciento a los tres años y del 17 por ciento a los siete y 15 años.
 
Blustein comentó que los estudios no han podido demostrar que la cesárea sea per sé la causa por la que algunos bebés tienden a engordar. Si es así, su hipótesis apunta a la falta de exposición a las bacterias amigables en el canal de parto.
 
“La colonización temprana del intestino con las bacterias sería muy importante. Pero se necesitan más estudios antes de poder explicar los mecanismos de ese proceso”, comentó Teresa Ajslev, del Instituto de Medicina Preventiva de Frederiksberg, en Dinamarca.
 
De cualquier manera, si se identifica la causa real, a los bebés que nacen por cesárea se les podrían administrar dosis de esas bacterias “buenas” para lograr un equilibrio de la flora intestinal.
 
No obstante, también es posible que las bacterias no tengan nada que ver con la relación entre la cesárea y la obesidad.
 
“La obesidad es un factor de riesgo materno para indicar la cesárea, de modo que ese es el problema para determinar si se trata de un algo real o una cuestión de selección”, ya que los padres con sobrepeso son más propensos a tener hijos con sobrepeso.
 Por Genevra Pittman
 
NUEVA YORK (Reuters Health) –
FUENTE: International Journal of Obesity

Las personas se sirven porciones más grandes cuando comen alimentos “saludables”

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 7:59

comida_ria

 Un nuevo estudio demuestra que la gente se sirve porciones más grandes cuando los alimentos son “saludables”, aun en el caso de que aporten la misma cantidad de calorías que otros productos.
 
“La gente piensa que (la comida sana) tiene menos calorías”, indicó Pierre Chandon, profesor de marketing del Centro para la Investigación de las Ciencias Sociales INSEAD de Francia. Por lo tanto, “tienden a consumir más”, comentó.
 
Esa idea errónea lleva a la población a comer porciones más grandes de los alimentos saludables y, por lo tanto, a ingerir más calorías.
 
“Los alimentos se promocionan como saludables por un motivo, porque los productores piensan, y correctamente, que esas etiquetas influirán en nuestras decisiones de consumir sus productos y, quizás, en mayor cantidad”, comentó la doctora Cliodhna Foley Nolan, directora de Salud y Nutrición Humana de Safefood, una agencia oficial de Irlanda.
 
La profesional le solicitó la realización del estudio a Barbara Livingstone, profesora de la Universidad de Ulster.
 
Foley Nolan dijo que el tamaño de las porciones aumentó con el paso de los años y Safefood quería saber si la promoción de los alimentos saludables y nutritivos influía de alguna manera. Para eso, el equipo de Livingstone pidió a 186 adultos que evaluaran las porciones de distintos alimentos.
 
Frente a dos tazones de col, los participantes se sirvieron más cantidad del que estaba etiquetado como “saludable” que del que era “estándar”. Por ejemplo: los hombres obesos se sirvieron 103 g de col saludable y 86 g de col estándar. En realidad, la versión saludable aportaba tantas calorías (224/100 g) como la estándar (223/100 g).
 
Además, tendían a subestimar la cantidad de calorías por porción de la col “más saludable”: pensaban que aportaban unas 113 calorías. En cambio, estimaban mejor el aporte calórico de la versión estándar.
 
Chandon, que no participó del estudio, comentó que se tiende a estereotipar los alimentos; piensan que porque son más saludables en un aspecto (por ejemplo, porque son reducidos en grasa) lo son en su totalidad. Pero, de hecho, los alimentos considerados saludables no siempre aportan menos calorías.
 
“Pensamos que este tipo de marketing (…) de etiquetar los productos como más saludables, nos da cierta licencia para comer más y eso puede ser peligroso” para el peso corporal, según dijo Foley Nolan.
 
Consideró que los resultados permitirán diseñar políticas nutricionales y campañas de educación para que la población pueda tomar decisiones alimentarias saludables.
 
Por Kerry Grens
 NUEVA YORK (Reuters Health)
FUENTE: Int J Obesity, 2013 
http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=80370

« Página anterior

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus