¿«Rimado» del canal medular?

Posted at — Julio César Hernández Perera — abril 3rd, 2012 — 15:43 under El idioma y la medicina

Por: Dr.C. Julio César Hernández Perera.

Hace unos días estuve presente en una reunión de ortopédicos. En esa actividad me llamó poderosamente la atención una palabra que me parecía estar mal empleada.

Al hablar del tratamiento de fracturas óseas, explicaban que podían emplear clavos intramedulares «rimados» o no. Así busqué algunos artículos médicos en español y se puede encontrar con facilidad expresiones como esta:

«Las series comparadas reportan mayor número de reintervenciones en los casos en que no se utilizó el “rimado” del canal medular.» (Castillo García I et al. Lesiones traumáticas expuestas: Parte I. Rev Cub Med Mil. 2006;35).

«Rimado» es una palabra que proviene del verbo «rimar». Según el Diccionario de la lengua española -vigésima segunda edición-, este verbo tiene los siguientes significados:

‘Dicho de un poeta: hacer una palabra asonante o consonante de otra.

‘Dicho de una palabra, ser asonante, o más especialmente, consonante de otra.

‘Componer en verso.’

Como se puede ver, ninguno muestra el sentido lógico de lo que se quiere expresar con esta técnica quirúrgica.

¿Entonces, qué es lo que ha pasado?

Una vez más, las malas traducciones del inglés al español… Y veamos a continuación la razón.

En idioma inglés se emplea con este sentido la palabra «reamed». Este es un ejemplo de expresión: «Reamed versus undreamed femoral nails»

Su traducción al español, aunque se parezca, no es «rimado». La traducción válida es escariado o fresado, participios de los verbos escariar y fresar, respectivamente.

Escariar es una palabra que no se emplea con mucha frecuencia en nuestro idioma, según el diccionario, es un verbo transitivo que significa agrandar o redondear un agujero abierto en metal, o el diámetro de un tubo, por medio de herramientas adecuadas.

Como han podido advertir, muchas veces empleamos palabras que imaginamos que están apropiadamente usadas y no es así. Pienso que este es un buen ejemplo. Y para hablar de cosas increíbles con la traducción de las terminologías médicas de un idioma a otro, empleamos la misma fuente del ejemplo que mostramos al inicio de este trabajo:

«El método de enclavijado intramedular con “rimado” o no del canal medular ha tenido defensores y detractores debido al tema de la privación del aporte sanguíneo, (…) sin dejar de tener en cuenta que el mismo daño provoca el clavo que el “escarificador” de su mismo diámetro.»

¿Se dieron cuenta? ¿El empleo de este instrumento -escarificador-, es para rimar o para escariar (o fresar)? Entonces no nos compliquemos más, lo anterior podría haber sido redactado de esta manera:

«El método de enclavijado intramedular, con canal medular escariado o no, ha tenido defensores y detractores debido al tema de la privación del aporte sanguíneo, (…) ».

Fuentes.
Diccionario de la lengua española – Vigésima segunda edición.

No responses yet

If comments are open, but there are no comments.

Trackback URI | Comments RSS

Deja un comentario

*