La calidad y cantidad del sueño afectan el riesgo de enfermedad cardiovascular

Posted at — cardiocirugia — mayo 8th, 2011 — 12:34 under Temas de opinión

La investigadora Marieke Hoevenaar-Blom (Instituto Nacional de Salud Pública y Medio Ambiente, Bilthoven, Países Bajos) dijo que existen varias investigaciones que han encontrado una asociación entre poco sueño y un aumento en el riesgo de ECV y espera que los resultados confirmen que la falta de sueño es un factor de riesgo para ECV. Esta investigadora informó sobre los resultados que obtuvo después de 12 años de seguimiento de una cohorte holandesa; su trabajo ha sido aceptado por la revista Sleep para ser publicado [1]. Al hablar con heartwire dijo que lo importante era evaluar la calidad de sueño de los pacientes, ya que esto podría ser un factor de riesgo para ECV y que algunos consejos, como no tomar bebidas con cafeína después de una cierta hora, podrían ser útiles.

En un estudio llamado MORGEN (Monitoring Project on Risks Factors and Chronic Diseases in the Netherlands), Hoevenaar-Blom investigó la asociación entre la duración y calidad de sueño, y la incidencia tanto de ECV como de enfermedad coronaria EC. La información sobre duración y calidad de sueño se obtuvo a través de un cuestionario que contestaron 20 432 personas (aproximadamente la mitad mujeres la otra mitad hombres, entre 20 y 65 años), los datos de morbilidad y causas de muerte fueron obtenidos de registros nacionales. La duración del sueño se dividía en tres categorías: corta, en el caso de 6 horas o menos de sueño; normal, entre 7 y 8 horas, y mucho, 9 horas o más; siempre sobre un período de 24 horas. En cuanto a la calidad, se evaluó con la siguiente pregunta: “¿Se despierta usted descansado?” La pregunta que se quería contestar en el estudio fue: “¿Cuál es la asociación entre la duración del sueño y la ECV y la EC? y podemos considerar que la calidad del sueño es un factor que modifica esta asociación” Después de 10 a 15 años de seguimiento, 1486 participantes tuvieron un episodio de ECV, el cual fue mortal para 177 de ellos.

Cuando se compararon las diferentes categorías de sueño, los que dormían poco tenían un riesgo 15% más alto de tener una ECV, comparados con los que tenían un sueño normal; estos resultados eran significativos. Este mismo grupo de personas que duermen poco tuvieron un riesgo 23% mayor para EC. Al evaluarlo en forma independiente, no se encontró ninguna asociación entre calidad de sueño e incidencia de ECV, pero cuando se evaluó calidad en combinación con cantidad de horas de sueño, los que dormían poco y tenían una mala calidad de sueño tenían un riesgo 65% más alto para ECV y 85% más alto para EC, que aquellos con horas normales y buena calidad de sueño. Estos investigadores, a diferencia de previos estudios, no encontraron ninguna asociación entre las personas que duermen mucho y la incidencia de ECV.

La conclusión es que el grupo que duerme poco tiene mayor riesgo, tanto para ECV como para EC, y el riesgo es más alto cuando se suma poco sueño a mala calidad de sueño.

Referencia

o    Hoevenaar-Blom MP, Spijkerman AMW, Kromhout D, et al. Sleep duration and sleep quality in relation to 12-year cardiovascular disease incidence: The MORGEN Study. Sleep 2011; En línea.

Fuente: http://www.theheart.org

No responses yet

If comments are open, but there are no comments.

Trackback URI | Comments RSS

Deja un comentario

*