« | Main: | »

ESPECIAL Bibliomed Suplemento: Infección por virus Zika. Complicaciones, diagnóstico y epidemiología

By bmn | febrero 8, 2016

actualidadLa infección por el virus del Zika es causada por la picadura de mosquitos infectados del género Aedes; se identificó por vez primera en Uganda, en 1947, en macacos de la India; posteriormente, en 1952, se identificó en seres humanos en Uganda y la República Unida de Tanzania. Los primeros brotes de enfermedad por el virus se describieron en el Pacífico en 2007 y 2013 (Yap y Polinesia francesa, respectivamente), y en las Américas (Brasil y Colombia) y África (Cabo Verde) en 2015. De igual modo, más de 13 países de las Américas han notificado infecciones esporádicas por el virus de Zika, lo cual indica su rápida expansión geográfica.

Los síntomas más comunes del Zika son: fiebre leve y exantema (erupción en la piel o sarpullido); suele acompañarse de conjuntivitis, dolor muscular o en las articulaciones, con un malestar general que comienza entre 2 y 7 días luego de la picadura de un mosquito infectado. Tales síntomas son similares a los del dengue o del chikungunya, que también son transmitidas por el mismo tipo de mosquito.

Sólo una de cada cuatro personas desarrolla los síntomas de la infección por el Zika, y entre quienes sí son afectados, la enfermedad es usualmente leve. Las complicaciones (neurológicas, autoinmunes) son poco frecuentes, pero se han descrito en los brotes de la Polinesia y más recientemente en Brasil. El 28 de noviembre de 2015, el Ministerio de Salud de Brasil estableció la relación entre el incremento de microcefalia en el nordeste del país y la infección por Zika durante el embarazo.

El diagnóstico se basa mayormente en los síntomas clínicos del paciente, y las circunstancias epidemiológicas (brote de Zika en el lugar donde vive, viajes a zonas donde circula el virus). Hasta la fecha, no existen vacunas ni tratamientos específicos para esta enfermedad. Los pacientes deben permanecer en reposo, beber líquidos suficientes y tomar analgésicos comunes para el dolor. Si los síntomas empeoran se recomienda consultar al médico.

La prevención consiste fundamentalmente en la eliminación y control de los criaderos del mosquito Aedes Aegypti. Se recomienda además, evitar las picaduras con la ayuda de ropas que cubran el cuerpo tanto como sea posible y el uso de repelentes para insectos. Se aconseja además el uso de barreras físicas como mosquiteros o el cierre de puertas y ventanas.

La Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud trabajan activamente para que los países afectados puedan desarrollar o mantener la capacidad de detectar y confirmar casos de Zika, conocer cómo atender a las personas afectadas, así como implementar estrategias efectivas para reducir la presencia del mosquito y minimizar la posibilidad de brotes.

En Cuba, hasta febrero del 2016 no se ha detectado ningún caso con manifestaciones clínicas compatibles con la enfermedad por el virus del Zika, aunque se vigilan y estudian todos los síndromes febriles inespecíficos para identificar precozmente la presencia de estas enfermedades.

A continuación se presenta bibliografía actualizada sobre las complicaciones, el diagnóstico y la epidemiología de la infección por el virus del Zika.

Lic. Sonia Santana Arroyo | Diseminación Selectiva de la Información (DSI) | Biblioteca Médica Naciona | Cuba

Más Información

Diferencias entre el Zika y el Dengue

Topics: Actualidad | Comentarios desactivados

Los Comentarios están cerrados.