« | Main: | »

Para Curiosos

By bmn | enero 21, 2013

  • Hígado graso
  • El temible vitiligo
  • Desencadenantes del asma bronquial
  • Las temibles escaras, cómo prevenirlas
  • La conjuntivitis
  • El ozono, elemento atmosférico que se usa para el tratamiento en medicina.
  • Algunos consejos para prevenir el cáncer.
  • Para conocer tu aparato digestivo
  • Infecciones respiratorias agudas
  • ¿Qué hacer con un cuerpo extraño?
  • ¿Qué sabes sobre la mononucleosis infecciosa?
  • ¿Cuáles serán las próximas “nuevas maravillas del mundo”?
    23 Ene 2007, 17:15 | Fuente: MOUSE

    Los Moai, las monumentales estatuas talladas en piedra volcánica, compiten con otros portentos como la Gran Muralla China o el Cristo Redentor de Río de Janeiro, en una votación global que se extenderá hasta el 7 de Julio de este año.

    Las estatutas de piedra de la Isla de Pascua compiten en una particular competencia online que, a través de la votación de internautas de todo el planeta, busca definir las “Nuevas Siete Maravillas del Mundo”.

    El proyecto, que cuenta con el apoyo de la UNESCO, se inició el año 2001 por la “Fundación Nuevas Siete Maravillas del Mundo” y fue creado por el suizo Bernard Weber con el propósito de proteger la herencia de la humanidad.

    El año pasado se realizó la primera etapa determinando un listado con 77 monumentos, de los cuales se eligieron 21 desde donde saldrán los siete ganadores que serán resueltos el próximo 7 de julio del 2007.

    La competencia no es fácil, ya que entre los monumentos que se someten a votación también se encuentran: la Pirámide de Chichen Itza de México, el Cristo Redentor de Río de Janeiro, la Torre Eiffel, la Gran Muralla China, el Kremlin y la Plaza Roja de Moscú, Machu Picchu, las Pirámides de Gizeh, la Estatua de la Libertad, el Opera House de Sydney y el Taj Majal.

    La falta de tiempo
    Autor: J.M. Sanchís de Cibermanagement.net

    Si hay una queja extendida en nuestros días, que afecta a todos, absolutamente a todos es la falta de tiempo. Expresiones del estilo: “no tengo suficiente tiempo”, “necesito más tiempo”, “el día debería tener 28 horas”, están a la orden del día.
    El problema es más importante de lo que en una primera visión pueda parecer, pues los afectados vienen viviendo en un continuo estrés que, en muchas ocasiones, degenerará en enfermedad. La ansiedad, los trastornos del sueño, los desórdenes alimentarios, las afecciones cardíacas parecen interrelacionar bastante, con esta causa. ¿Se puede hacer algo para combatir este inconveniente? Se puede y se debe.

    En primer lugar hemos de partir de una afirmación, que por evidente, no es sin embargo simple recordar, el tiempo no es elástico, por tanto si no podemos aumentarlo, hemos de conformarnos con utilizar el que está a nuestra disposición. Admitido esto, como segundo paso, tenemos que llegar al convencimiento de que dado que se trata de un bien escaso se hace preciso ADMINISTRARLO.

    ¿Cómo se administra el tiempo? ¿Existe la receta mágica para conseguirlo? Seguramente no hay un sistema único y maravilloso de administrar el tiempo. Es más cada uno de nosotros debe comprometerse consigo mismo a generar, a crear, su propio sistema de administración del tiempo. El desarrollo del propio sistema de administración es fundamental, por dos motivos: Lo que funciona para unos, no tiene necesariamente que funcionar para todos. Al asumir el “negocio” de administrar el tiempo disponible, desarrollamos un hábito positivo, que tiende a garantizarnos mejores resultados.

    ¿Cómo se fabrica un sistema personalizado de administración del tiempo? Podemos indicar una serie de orientaciones para conseguir diseñar nuestro propio método de control, en el que podríamos utilizar las siguientes técnicas:

    1. Durante un período de una semana, anote en una libreta, en una agenda, en su ordenador, en qué consume su tiempo. Se sorprenderá de la cantidad de “tiempos muertos”, de asuntos inesperados que reclaman su atención, de cuestiones, sin tanta importancia, en las que invierte un buen puñado de minutos diarios.

    2. Jerarquizar, es una palabra mágica, debemos aprender a distinguir entre lo que es importante y lo que no lo es, entre lo que es interesante, necesario, urgente, importante e inaplazable. Una vez tengamos la costumbre de hacerlo, debemos hacer siempre primero lo más importante, lo más inaplazable y dejar el resto para después.

    3. Concentración, es una fórmula especial, cuando haya decidido qué tiene que hacer ahora, hágalo, olvide todo lo demás, sumérjase en esa tarea y verá como rinde más.

    4. Delegar, se habla mucho de la conveniencia de delegar, es fundamental rodearse de un buen equipo de colaboradores, a quienes podamos encomendar muchas de nuestras tareas. No es admisible refugiarse en la típica excusa de “ellos no saben hacerlo”, es posible que no lo sepan hacer, que no lo hagan como usted, que lo resuelvan de forma distinta. Si no saben realizar esa tarea, enséñeles, el tiempo que invierta en ello será un importante aliado.

    5. Aprenda a hacer varias tareas a la vez, es posible hacer esa llamada importante mientras se dirige a una reunión, tal vez pueda leer ese informe tan significativo mientras le cortan el pelo, sea imaginativo y duplique sus acciones.

    6. Diga no, con una sonrisa, con un gesto afable, niegue su asistencia a una comida innecesaria, no pierda su tiempo en reuniones de menor importancia, no deje que invadan su despacho y los demás le cuenten historias y cuchicheos que le roban su tiempo, hay personas que parecen estar desocupadas todo el día, sea cortés con ellas, pero inflexible en evitar que le roben su tiempo.

    7. Planifique sus tareas, aunque al principio pueda parecer molesto, aburrido, una pérdida de tiempo, esta acción es una de las más importantes que puede realizar en su propio beneficio, los minutos que dedique cada día a organizarse, a planificar sus jornadas de trabajo, le serán muy rentables.

    8. Pierda el tiempo, podemos tener la mejor de las planificaciones de nuestros días, de nuestras semanas, de nuestros meses, pero inevitablemente, casi a diario, van a surgir “fuegos que apagar”, “conversaciones que escuchar”, “llamadas telefónicas ineludibles”, de manera que resulta muy inteligente, en el momento de organizarnos, incluir un porcentaje de minutos diarios para perder, pues querámoslo o no, el efecto se producirá.

    9. Reserve tiempo para sus relaciones familiares, personales, para sus amistades, además de trabajar, debe continuar siendo un ser humano, así que cultive el trato con los demás.

    10. Cuando todo falle, cuando su plan se esfume, cuando el trabajo se acumule, cuando no sepa por dónde empezar, no se angustie, sepa que eso nos pasa a todos más a menudo de lo que se imagina. Cuando llegue a esa situación, respire hondo, sonría, cante una canción, haga algo diferente a lo que normalmente hace, y recuerde que “de perdidos al río”, así que quizás resulte más conveniente salir a dar un paseo y templar los ánimos, antes de reiniciar su tarea.

    Encontrada una estatua de la diosa Hera que data del siglo II

    Las excavaciones en el sitio arqueológico de Dion, en la región griega de Macedonia, permitieron hallar una estatua de la diosa Hera, que data del siglo II d. de C., según se anunció durante un congreso de Arqueología que se celebra en Salónica y que recoge la prensa helena.
    04 Mar 2007, 21:30 | Fuente: AGENCIA EFE

    Según el arqueólogo Dimitris Pandermalis, quien desde hace dos décadas dirige las excavaciones en el recinto de Dion, en Pieria (norte de Grecia), el hallazgo de la estatua revela que ésta formaba parte de un trío de divinidades.

    La estatua de la diosa que según la mitología, era la esposa y a la vez hermana de Zeus, la máxima deidad en la Grecia antigua, ha aparecido sin cabeza y representa al cuerpo de una mujer sentada en un trono, vestida con túnica y con sandalias, mide 1,5 metros de altura y fue encontrada en 2004 en el muro interior de las ruinas de la antigua ciudad sagrada de Dion, conjunto de edificios dedicados a la adoración de los dioses del monte Olimpo, especificó el arqueólogo.

    Previamente se había descubierto otra estatua de Zeus y Pandermalis opina que la tercera pieza, una representación de la diosa Athenea, debe de estar enterrada en las proximidades de la zona excavada.

    El descubrimiento durante las excavaciones de diversas estatuillas de dioses en el recinto lleva por otro lado a los expertos a pensar en que las figuras que componían el templo dedicado a Zeus quedaron esparcidas como consecuencia de inundaciones y otros accidentes naturales, agregó Pandermalis.

    El tiempo que necesitamos para reconstruir el mundo

    Los investigadores, del Instituto Salk para Estudios Biológicos, comprobaron que las características individuales de un objeto son permanentemente ensambladas en una representación global por un proceso de computación que consume alrededor de una centésima de segundo. John Reynolds, profesor en el Laboratorio de Neurobiología de Sistemas, dirigió el estudio.
    01 Mar 2007, 13:13 | Fuente: SOLOCIENCIA.COM

    La cuestión de cómo el cerebro integra diferentes señales es fundamental para la comprensión del proceso sensorial, y se han aventurado diferentes teorías. Este hallazgo de que una pequeña pero sistemática cantidad de tiempo se requiere para computar una muy simple conjunción es importante porque coloca límites muy rígidos sobre la cantidad de tiempo disponible para los mecanismos que median en la realización de este cómputo.

    Para medir el tiempo que requirió la integración, Clara Bodelón, una matemática del laboratorio de Reynolds, diseñó meticulosamente pares de imágenes simples (por ejemplo, un patrón de rayas rojas verticales, y un patrón verde horizontal) las cuales, cuando se presentan con la suficiente rapidez, se cancelan una a la otra y se vuelven invisibles.

    Después de instalar ocho monitores de ordenador capaces realmente de presentar el estímulo lo bastante rápido como para exceder los límites de la percepción (los monitores LCD estándar actuales no refrescan la pantalla con la rapidez que se requería), y después de calibrar meticulosamente los monitores para controlar la actividad de los fotorreceptores individuales en el ojo, los investigadores del Instituto Salk estuvieron listos para dilucidar una vieja y muy debatida cuestión: ¿Cómo se comunican las neuronas para lograr nuestra percepción coherente del mundo?

    A velocidades de presentación muy altas, los estímulos resultaban literalmente invisibles. Pero cuando Bodelón disminuyó la velocidad de presentación, los observadores humanos pudieron advertir la orientación de la imagen. Cuando se disminuyó aún más la velocidad de presentación de los estímulos, los sujetos sometidos a la prueba pudieron distinguir los colores y la orientación, pero fueron incapaces de decir qué imagen (la vertical o la horizontal) era roja o verde. En otras palabras, el cerebro podía ver tanto la forma como el color, pero no podía ver cómo estaban combinados.

    Sólo después de disminuir nuevamente la velocidad de presentación de los estímulos, los observadores pudieron percibir de manera inequívoca el color y orientación de los objetos individuales, indicando ello que el cómputo de toda esta información visual es un proceso que demanda tiempo. Así, las características del estímulo estuvieron disponibles para la percepción antes de que pudieran ser “ensambladas” en conjunto.

    ¿De qué están compuestas las lágrimas?

    Lo que solemos llamar lágrimas recibe el nombre de película lacrimal entre los científicos. Está compuesta de tres diferentes capas microscópicas. El estrato intermedio, acuoso (lo que normalmente consideramos lágrimas de llanto), se encuentra entre un estrato mucoso y un estrato exterior de sustancias grasas y aceitosas colectivamente conocidas con el nombre de meibum.
    En este estrato exterior, los investigadores han encontrado, por primera vez, una nueva clase de lípidos, entre ellos la oleamida, de la que se ignoraba hasta ahora que formase parte de las lágrimas.

    Con cada parpadeo, el meibum se extiende por la superficie del ojo. Mantiene el estrato intermedio acuoso, asegurando que nuestros ojos estén húmedos.

    Haber descubierto la presencia de estos lípidos puede ayudar a que los científicos comprendan mejor las causas de trastornos oculares como la sequedad de ojos, que afecta a muchas personas en el mundo; de 12 a 14 millones sólo en Estados Unidos.

    Kelly Nichols es la autora principal del estudio, y profesora de optometría en la Universidad Estatal de Ohio.

    La falta de ciertos compuestos en la película lacrimal puede producir diversas alteraciones oculares, incluyendo la sequedad ocular. La cantidad de oleamida y la de lípidos relacionados en la película lacrimal pueden tener relación con estas dolencias.

    La sequedad de ojos consiste en un conjunto de síntomas irritantes que incluye daños microscópicos en la parte frontal del ojo. Quienes lo sufren, sienten dolor en sus ojos, y una sensación de quemazón. Pueden notarlos sumamente secos, o experimentar un copioso lagrimeo.

    La oleamida fue identificada primeramente como un lípido en el cerebro. Una de sus funciones en ese órgano es inducir el sueño. También desempeña otras tareas cruciales en el sistema nervioso central. Pero este estudio es el primero en encontrar y describir la oleamida y lípidos relacionados con ella en la película lacrimal.

    El descubrimiento proporcionará un conocimiento más profundo de la función de los lípidos en el organismo humano, particularmente de la oleamida y lípidos relacionados en la señalización celular del ojo y en el mantenimiento de la película lacrimal.

    ¿Sabemos escribir a máquina?
    26 Feb 2007, 10:00 | Autor: José Manuel Gimeno

    Casi hemos conseguido en España que independientemente de su clase social o su lugar de origen, cualquier joven con normal capacidad intelectual, si tiene interés y se esfuerza, pueda estudiar hasta finalizar una carrera universitaria. Cuando alcance esa meta, habrá iniciado su formación a los tres o cuatro años en preescolar y acabará mas o menos a los 24 años, es decir que se habrá pasado 20 años recibiendo clases, 7 horas al día, 5 días a la semana durante unos 8 meses al año, o lo que es lo mismo habrá recibido 23.520 horas de clase.

    Ese es el tiempo es el que se necesita para transformar, un niño en un ingeniero, un médico, un filósofo, o cualquiera de las muchas ramas y especialidades del saber que se imparten en el país. Sea cual sea lo la licenciatura alcanzada, habrá estudiado asignaturas que no serán de utilidad en su futura profesión, pero que se consideran básicas para la formación integral de cualquiera, como geografía, historia, dibujo artístico o gimnasia.

    Sin embargo hay dos conocimientos que prácticamente todos los universitarios van a necesitar en el ejercicio de su profesión y que sin embargo no se las dedica ni una sola hora lectiva entre en las 23,500 horas de clase que dura su formación, son conducir un coche y escribir a máquina. Asombrosamente nuestro sistema de estudios considera que conducir y mecanografía son dos enseñanzas innecesarias para el alumno universitario y las coloca al mismo nivel de conocimientos como la escultura o la pesca deportiva. Para recibir esas enseñanzas, el alumno debe de preocuparse si está interesado en encontrar fuera del horario escolar donde y quien se las enseñe, y pagar lo que les exijan por las clases.

    Sinceramente nunca he entendido que se encuentre tiempo para enseñar a tocar la flauta, o los fundamentos de la filosofía de Kant, enseñanzas que solo a unos pocos alumnos en concreto les va a ser útil y no se encuentre tiempo para enseñar el Código de la Circulación o la mecanografía, que con seguridad serán útiles a la gran mayoría de los estudiantes. No siendo enseñante ni pedagogo, no me siento adecuado para juzgar si esta postura es correcta o no, solo expreso mi perplejidad sobre este tema.

    Lo cierto es que como para conducir un coche se pide por ley sacar el Carné de Conducir, cualquier joven terminará aprendiendo a conducir correctamente, pero para manejar el Pc no se exige ninguna carné, por lo que pese a que se van a pasar mas horas frente a un ordenador que conduciendo, nadie se pone a estudiar a escribir a máquina y en consecuencia una tras otra generaciones de jóvenes que escriben con solo dos o a lo más cuatro dedos, pese que en el mismo bachillerato y más aún en la carrera, muchas asignaturas precisan de trabajos mecanografiados.

    En consecuencia los jóvenes no solo no aprenden a escribir correctamente sino que adquieren vicios de mecanografía, que son difíciles de eliminar en el futuro. Conviene por ello que aprendamos a escribir con todos los dedos y mirando a la pantalla, pues no solo ganaremos velocidad escribiendo, sino que cometeremos menos errores tipográficos, lo que redunda en una mayor velocidad de finalización de los escritos.

    Creo que todos debemos mejorar nuestra mecanografía pues el teclado seguirá siendo la interfaz mas utilizada por mucho tiempo para controlar el Pc y sea la que sea nuestra profesión el ordenador será sin duda el instrumento habitual que urilizaremos en nuestro trabajo

    El ajo no es tan bueno como parece
    28 Feb 2007, 10:16 | Fuente: AP

    Contrario a lo que se presumía, el ajo no reduce el colesterol sin importar si se consume crudo, o se lo ingiere en pastillas o en polivitamínicos, aunque podría tener otros efectos saludables.
    Si el ajo tenía la posibilidad de mostrar sus virtudes, debería haberlas demostrado en este estudio, dijo Christopher Gardner, uno de los participantes en la investigación más rigurosa hecha en Estados Unidos sobre el tema y que fue financiada por el gobierno.

    El ajo es uno de los remedios más populares desde la antigüedad. Se estima que cura desde afecciones cardíacas hasta cáncer, infecciones e inclusive picaduras de mosquito. Y desde hace algunas décadas, se considera que el ajo baja la presión, por lo que tendría un saludable efecto a nivel de las arterias.

    Sin embargo, previos estudios han mostrado resultados contradictorios. Algunos sugirieron que ayuda a disminuir el peligro de cáncer del estómago y de la próstata. Otros, en cambio, no le encontraron beneficio alguno, excepto su excelente aroma al ser frito en aceite, y la forma en que intensifica el sabor en los mariscos.

    Los beneficios a la salud provendrían, según algunos expertos, de una substancia, la alicina, que contiene azufre. Esa substancia es liberada cuando el ajo es cortado en pedazos o aplastado.

    Sin embargo, en el último estudio, se determinó que cualquier beneficio que puede recibir el organismo de la alicina merma en el momento en que el ajo es consumido, señaló Gardner, profesor adjunto de medicina en la universidad de Stanford.

    De todas maneras Gardner, un amante del ajo, se mostró muy optimista cuando él y sus colegas comenzaron la investigación. Y aunque consideró los resultados decepcionantes, dijo que posiblemente el ajo permitiría reducir los niveles de colesterol si se lo consume en grandes dosis o por personas con exceso de colesterol. Además, el ajo podría tener otros atributos además de reducir el colesterol, que podrían beneficiar el corazón, señaló.

    El estudio apareció en la última edición de la revista especializada Archives of Internal Medicine.

    Un editorial de la revista se mostró de acuerdo con las conclusiones, señalando que todavía no está decidido si el ajo está en condiciones de evitar afecciones cardiovasculares.

    En el estudio participaron 192 adultos con un promedio de 50 años de edad y niveles superiores a lo normal de colesterol LDL, que contribuye a las enfermedades coronarias.

    A los participantes se les asignó al azar ajo crudo, ajo en píldoras, o placebos.

    Luego de administrarles ajo o pastillas seis veces a la semana, durante seis meses, se determinó que el ajo, o la ausencia de éste, no tuvo efecto alguno en los niveles de colesterol.

    Topics: FAQ | Comentarios desactivados

    Los Comentarios están cerrados.