Tag Archive 'tuberculosis'

Miércoles 12 / abril / 2017

ONUSIDA advierte de que los países no lograrán alcanzar la meta de reducir en un 75% para 2020 las muertes por tuberculosis entre las personas que viven con el VIH a menos que se emprendan medidas urgentes

Filed under: Destaques — sida — abril 12th, 2017 — 1:37 PM

onusidaCon motivo del Día Mundial de la Tuberculosis, que se celebra el 24 de marzo, ONUSIDA insta a los países a adoptar muchas más medidas para reducir el número de muertes por tuberculosis entre las personas que viven con el VIH. La tuberculosis es la causa más común de ingreso hospitalario y muerte entre estas personas. En 2015, 1,1 millones de personas murieron por enfermedades relacionadas con el SIDA y, de ellas, en torno a 400.000 personas, de las cuales 40.000 eran niños, murieron de tuberculosis.

Resulta inaceptable que tantas personas que viven con el VIH mueran de tuberculosis y que la mayoría de casos no se diagnostiquen ni se traten, dice Michel Sidibé, Director Ejecutivo de ONUSIDA. Solo si se fomenta la colaboración entre los programas de VIH y tuberculosis para acelerar la acción conjunta podrán alcanzarse las importantes metas en materia de VIH y tuberculosis a nivel mundial.

Ocho países, a saber, la República Democrática del Congo, la India, Indonesia, Mozambique, Sudáfrica, la República Unida de Tanzanía y Zambia, representan alrededor del 70% de todas las muertes por tuberculosis entre las personas que viven con el VIH. La intensificación de las acciones en estos ocho países situaría al mundo en la vía adecuada para alcanzar la ambiciosa meta establecida en la Declaración Política de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA de 2016 de reducir las muertes relacionadas con la tuberculosis entre las personas que viven con el VIH en un 75% para 2020.

noticia completa

Fuente: ONUSIDA

Comentarios desactivados

Viernes 25 / septiembre / 2015

Tuberculosis genitourinaria en paciente con sida. Presentación de caso

Filed under: Presentación de casos — sida — septiembre 25th, 2015 — 12:55 PM

Paciente masculino, blanco, de 34 años de edad, con serología positiva al virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) desde 2004, clasifica como sida en 2006 cuando se le diagnostica TB pulmonar por baciloscopia. En su momento, se trató con el esquema convencional (isoniacida, rifampicina, pirazinamida y etambutol) según el Programa Nacional de Control de la Tuberculosis en Cuba con adecuada adherencia. Posteriormente, finalizado el tratamiento, fue dado de alta, asintomático, con evolución favorable y curación total. Desde ese año, comenzó terapia antirretroviral con estavudina/lamivudina/abacavir, esquema que mantuvo hasta 2012, en que cambió a abacavir/lamivudina/lopinavir/ritonavir por fallo terapéutico.

En junio de 2014, ingresa en el Hospital del IPK, refiriendo fiebre de alrededor de dos meses de duración, intermitente, vespertina, acompañada de sudoraciones profusas y pérdida de peso importante. Además, desde el comienzo de la fiebre, el paciente presentó disuria y se le administraron varios antibióticos (sulfaprim, ciprofloxacino, gentamicina) sin respuesta al tratamiento. Una semana antes del ingreso, el paciente refirió que expulsaba ¨gases al orinar¨ y ¨orina por el recto¨.

Durante su ingreso se constataron las características de la fiebre descritas, además de la presencia de una fístula recto-vesical. En el examen físico de la piel se demostró lesión ulcerada anterior del hemitórax izquierdo de 3 mm de tamaño, con drenaje de secreción purulenta alrededor de dos meses atrás.

La esposa de este paciente se encontraba hospitalizada en el IPK desde la misma fecha por manifestaciones ginecológicas. La esposa fallece por una micobacteriosis diseminada como causa principal de la muerte.

Artículo completo

Fuente: Rev. Cub. Medicina Tropical Vol. 67, No1 (2015)

Comentarios desactivados

Miércoles 25 / marzo / 2015

TB: encontrar, tratar y curar

Filed under: De la prensa cubana — sida — marzo 25th, 2015 — 12:34 PM

tuberculosis_campanaMás de un siglo después de ser identificado el bacilo de Koch —como se le llama también a la Mycobacterium tuberculosis, en alusión a su descubridor, el premio Nobel de Medicina Robert Koch— la consunción, la tisis o la peste blanca, sobrenombres dados a través de la historia a la tuberculosis, sigue siendo la principal causa de muerte para unos dos millones de personas, de los ocho que desarrollan esta enfermedad cada año en el mundo.

Estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ubican a la tuberculosis (TB) como la segunda infección más letal en la población adulta en el mundo, después del Sida. Más mujeres mueren cada año debido a este padecimiento que por causas maternas, y solo en el 2013 más de medio millón de niños contrajeron TB, y cerca de 80 000 fallecieron.

Las capacidades de diagnóstico de los países no se corresponden en su mayoría con el alto número de infestados, una de las razones por las que la OMS coloca entre las prioridades de su agenda el llamado a los sistemas de salud y gobiernos a concatenar esfuerzos para eliminar este flagelo hacia el 2035.

Noticia completa

Fuente: Periódico Granma

Comentarios desactivados

Lunes 24 / marzo / 2014

Día Mundial de lucha contra la tuberculosis. Cuba 2014

Filed under: Destaques — sida — marzo 24th, 2014 — 11:53 AM

logo_tuberculosisCada 24 de marzo se celebra el Día Mundial contra la Tuberculosis, en jornada que tiene como objetivo formar conciencia en las personas de todo el mundo sobre la amenaza internacional que representa esta enfermedad contra la salud. Es un día para reconocer, también, la colaboración de todos los que luchan contra esta afección transmisible que se puede curar, controlar y, con esfuerzos y recursos suficientes, eliminar eventualmente.

En La Habana se celebró este viernes 21 de marzo la actividad por este día, bajo el lema Terminemos con la tuberculosis, diagnóstico y tratamiento para todos para generar un mayor nivel de conciencia respecto de la epidemia mundial de tuberculosis y de los esfuerzos para acabar con la enfermedad.
En la jornada participaron Marla Oiz, Representante del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, el Dr. Antonio Marrero, jefe del Programa de tuberculosis del MINSAP, la Dra. Rosaida Ochoa, directora de la Unidad Nacional de Promoción de Salud y Prevención de Enfermedades, la Dra. Yanira Llerena, jefa del Programa de tuberculosis en La Habana, entre otros.

En 1982, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Unión Internacional Contra la Tuberculosis y las Enfermedades Respiratorias patrocinaron el primer Día Mundial contra la tuberculosis, con el fin de educar al público sobre las devastadoras consecuencias económicas y de salud causadas por la enfermedad, su efecto en los países en desarrollo y su impacto continuo y trágico en la salud global.

No obstante, en nuestro país desde 1962 existía el Programa Nacional de Control de la tuberculosis, y según datos ofrecidos por la Dra. Yanira Llerena, desde 1971 hasta 1991 se mostró una tendencia descendente como expresión del resultado de la lucha contra esta enfermedad.
Entre 1992 y 1994, según afirmó, la incidencia incrementa y para contrarrestar esta situación epidemiológica en 1993 se realiza una revisión del Programa, lo cual permitió un mayor control. La Dra. Llerena agregó que las cifras del 2013 indican que el país cerró con 6,9 enfermos por cada 100 mil habitantes, por lo cual reafirmó que existen las condiciones para cumplir con el programa de la OMS y la OPS y erradicar o disminuir la incidencia de la enfermedad.

Resalta Cuba avances en su lucha contra la tuberculosis

Fuente: Unidad Nacional de Promoción de Salud y Prevención de Enfermedades.

Comentarios desactivados

Martes 5 / noviembre / 2013

Coinfección de tuberculosis pleural con el virus de inmunodeficiencia humana y sida

Filed under: Presentación de casos — Tania Izquierdo — noviembre 5th, 2013 — 6:07 PM

Se presenta el caso clínico de un paciente de 19 años de edad, quien había sido ingresado en la provincia de Cienfuegos bajo el diagnóstico de derrame pleural paraneumónico. Se le administraron antibióticos de amplio espectro que le produjeron una ligera mejoría clínica, de modo que fue egresado. Debido a la persistencia de los síntomas respiratorios y el derrame pleural – observado a través del estudio radiográfico — fue admitido en el Servicio de Neumología del Hospital General Docente Dr. Juan Bruno Zayas Alfonso de Santiago de Cuba, y allí se determinó que el afectado presentaba coinfección de tuberculosis pleural con el virus de inmunodeficiencia humana/sida, para lo cual se le indicó la categoría 1 del tratamiento establecido a los efectos.

La tuberculosis pleural es la complicación más frecuente de la tuberculosis del adulto, especialmente en niños mayores, adolescentes y adultos jóvenes, aunque puede ocurrir en cualquier edad. Como complicación de una primoinfección suele presentarse en personas de cualquier grupo etario y puede ser contralateral al complejo primario. En ocasiones es la única manifestación de una tuberculosis o la expresión de una diseminación hematógena, en cuyo caso puede ser bilateral.

Examen físico

  • Mucosas: normocoloreadas y húmedas.
  • Tejido celular subcutáneo: no infiltrado.
  • Aparato respiratorio: expansibilidad torácica disminuida en el hemitórax derecho. No se percibió tiraje. Murmullo vesicular abolido en el tercio inferior del campo pulmonar derecho y crepitantes por encima de este. Frecuencia respiratoria de 22 respiraciones por minuto.
  • Auscultación cardíaca: ruidos cardíacos rítmicos y no se percibían soplos. Frecuencia cardíaca de 89 latidos por minuto.
  • Abdomen: blando depresible y no doloroso a la palpación. Sin tumoración palpable, ni visceromegalias. Presentaba ruidos hidroaéreos, que eran normales.
  • Sistema nervioso central: sin alteraciones.
  • Peso: 64 kg.
  • Talla: 170 cm..

Exámenes complementarios

Hemoglobina: 108 g/L
Hematócrito: 0,33 L/L
Eritrosedimentación: 27 mm/L
Leucocitos: 8,6 x 109/L Polimorfonucleares: 0,60 Linfocitos: 0,40
Bilirrubina total: 9,6 U/L Directa: 1,0 U/L Indirecta: 8,6 U/L
Transaminasa glutámicopirúvica: 17 U/L
Transaminasa glutámicooxalacética: 87 U/L
Fosfatasa alcalina: 300 U/L
Creatinina: 11 U/L
Proteínas totales: 81 g/ L
Albúmina: 32 g/L
Globulina: 49 g/L
Fósforo: 1,0 mm/L
Glucemia: 4,3 mmol/L
Inmunoglobulina G: 28,7 mg/dL
Inmunoglobulina M: 2,11 mg/dL
Inmunoglobulina A: 2,20 mg/dL
Proteína C reactiva: 3
Conteo de eosinófilos: 0,5 x 109/L
Conteo de neutrófilos: 7,1 x 109/L
Factor reumatoideo: negativo.
Antígeno de superficie: negativo.
Electroforesis de proteínas: aumento notable de la zona alfa, con aspecto policlonal.
Prueba de la tuberculina: 16 mm.
Inmunocomplejo circulante: 0,199.
Serología: no reactiva.
Carga viral: 6 990 000.
Virus de la inmunodeficiencia humana: positivo.
Líquido pleural: no se observaron bacilos ácidoalcohol resistentes (BAAR) ni se obtuvo crecimiento bacteriano.
Examen citoquímico de orina: ligeramente turbio y de color amarillo.
Prueba de Rivalta: positiva.
Conteo de células: 42 x 106/L (predominio de linfocitos).
Glucosa: 5,5 mmol/L
Proteínas: 64,5 g/L
Estudio radiográfico

  • Rayos X de tórax (vista anteroposterior): radiopacidad homogénea en la base izquierda, con aspecto de derrame pleural de moderada cuantía. Cisuritis interlobar derecha. Acentuación de la trama hilio-basal derecha.
  • Ecografía de bases pulmonares: derrame pleural de moderada cuantía (700 cc de líquido) en la base pulmonar izquierda.
  • Ecografía abdominal: hígado, vesícula, vías biliares y páncreas de aspectos normales. Ambos riñones con buena relación seno-parénquima, sin dilatación ni imagen sugestiva de litiasis. Próstata con medida de 26 x 25 x 22 mm. Aumento del patrón gaseoso en el epigastrio, por lo que no se definieron adenomegalias.
  • Rayos X luego de realizar toracocentesis: imagen de sol naciente en la base derecha, con lesiones inflamatorias asociadas.
  • Tomografía axial computarizada (TAC) de tórax: no alteraciones mediastinales. Elevación del hemidiafragma derecho: derrame pleural derecho de pequeña cuantía. En la base pulmonar derecha se observaron imágenes hiperdensas lineales, como secuela de un proceso inflamatorio antiguo.
  • Las muestras de esputo para la búsqueda de BAAR I y II (directo y con cultivo) resultaron negativas.

Ver artículo completo.

Coinfección de tuberculosis pleural con el virus de inmunodeficiencia humana y sida. Dr. Joaquín López González,MsC. Haidee Marrero Rodríguez, MsC. Ilena Silva Reyes, Dra. Marelis Veranes García y Dra. Liané Benítez Rodríguez. MEDISAN 2013; 17(11):8111

Comentarios desactivados

Older Posts »