Tag Archive 'Papiloma'

Lunes 23 / enero / 2017

Un programa piloto evalúa la vacunación frente al virus del papiloma humano en hombres gais del Reino Unido

Filed under: Destaques — sida — enero 23rd, 2017 — 3:17 PM

Un programa piloto que está siendo desarrollado en Inglaterra (Reino Unido) ha gestionado ya la administración de 15.000 vacunas tetravalentes frente al virus del papiloma humano (VPH) en mujeres transexuales, hombres gais y otros hombres que practican sexo con hombres (HSH).

El Reino Unido -como la mayor parte de países europeos incluida España- solo contempla la administración de vacunas frente al VPH en chicas adolescentes para prevenir el cáncer de cuello de útero, a pesar de que varios estudios han evidenciado su capacidad de prevenir las verrugas genitales y el cáncer anal en HSH, hecho que ya llevó a la Agencia Europea del Medicamento a ampliar la indicación de la vacuna tetravalente (Gardasil®) frente al VPH

Noticia completa

Fuente: Grupo de trabajo sobre tratamiento del VIH

Comentarios desactivados

Viernes 13 / enero / 2017

Una vacuna se muestra eficaz frente al virus del papiloma humano en mujeres con el VIH con carga viral indetectable

Filed under: Destaques — sida — enero 13th, 2017 — 10:04 AM

papiloma humanoSegún los resultados de un estudio canadiense que han sido publicados en la revista Vaccine, la vacunación frente al virus del papiloma humano (VPH) en mujeres con el VIH que tienen la carga viral indetectable se muestra segura y efectiva. El VPH es un patógeno muy común que se transmite por vía sexual. Existen diferentes cepas de este virus que pueden provocar desde verrugas genitales hasta diferentes tipos de cáncer como el de cuello de útero, ano, vagina, vulva, pene y orofaríngeo.

Hasta el momento, han sido tres las vacunas aprobadas para el VPH: Cervarix®, que proporciona protección frente a los subtipos de alto riesgo 16 y 18 del VPH (que pueden provocar cáncer de cuello de útero y ano); Gardasil®, que protege frente a los subtipos de bajo riesgo 6 y 11 (que causan verrugas genitales) y los subtipos 16 y 18 del VPH; y la nueva vacuna Gardasil 9® está destinada a la prevención de un amplio rango de subtipos del VPH entre los que se incluyen el 6, 11, 16, 18, 31, 33, 45, 52 y 58.

Pese a que ni en EE UU ni en Europa la indicación de uso de estas vacunas incluye a personas con el VIH, los resultados de algunos estudios realizados sugieren que podría ser también segura y eficaz en esta población de pacientes.

Para arrojar más luz sobre esta cuestión, un equipo de investigadores canadienses en colaboración con la red canadiense de ensayos clínicos para el tratamiento, la prevención y la curación del VIH llevaron a cabo un estudio que contó con 372 mujeres con el VIH a las que se les administró la vacuna Gardasil® entre 2008 y 2012. La participantes tenían una media de edad de 38 años; el 44% era de etnia negra, el 36% de etnia blanca y el 13% restante indígena. Aproximadamente llevaban 8 años diagnosticadas de infección por VIH y su recuento de CD4 en el momento de entrada al estudio fue de 510 células/mm3 y el 72% tenía la carga viral indetectable.

A las participantes se les administró por vía intramuscular tres dosis de la vacuna: una al inicio del estudio y las dos siguientes dosis a los dos y seis meses.

condiloma3sDel total de las 372 pacientes inscritas, 310 recibieron, como mínimo, una dosis de la vacuna. Un total de 277 mujeres (89%) recibió las tres dosis de Gardasil® . De las 310 participantes, 14 fueron excluidas de los análisis de respuesta de anticuerpos por no disponer de tales datos tras la primera dosis de la vacuna. De las 296 restantes, 272 (92%) dieron negativo a la prueba de anticuerpos y de ADN de, como mínimo, uno de los subtipos del VPH incluidos en la vacuna, lo que indica que lo más probable es que no estuvieran infectadas por esos subtipos del VPH.

Transcurridos siete meses desde el inicio del estudio, la proporción de mujeres que presentaron anticuerpos frente a las proteínas del VPH incluidas en Gardasil® fue de más del 90% y en algunos casos de más del 98% (dependiendo del subtipo del virus). El 93% de las mujeres participantes del estudio presentó anticuerpos frente al subtipo 6 del VPH; el 94% lo hizo para el subtipo 11; el 98% los desarrolló para el subtipo 16, y el 67 % para el subtipo 18.

El equipo de investigadores halló que, en general, las mujeres con VIH participantes del estudio mostraron mayores niveles de anticuerpos para el VPH en comparación con datos obtenidos en ensayos anteriores en mujeres no infectadas por el VIH, a excepción de los niveles de anticuerpos frente al subtipo 18 del VPH observados en ensayos previos que fueron menores en mujeres con el VIH que en mujeres sin VIH.

Además, los expertos hallaron que las mujeres con VIH que tenían la carga viral indetectable en el momento en que fueron vacunadas tuvieron una mayor respuesta a Gardasil®, con independencia del recuento de células CD4.

Con el fin de evaluar la seguridad de la vacuna, las enfermeras tuvieron en observación a las participantes durante 30 minutos después de cada vacunación para valorar los posibles efectos secundarios. Además, las inscritas recibieron una llamada 48 horas después de cada inaculación en la que se les preguntaba por posibles efectos adversos. Del total de las participantes, el 36% refirió uno o más síntomas relacionados con la vacuna. Los más comunes fueron dolor en la zona de la inyección (30%), enrojecimiento (6%) o hinchazón (6%) de la zona. Además un 20% de las participantes comunicaron efectos tales como dolor de cabeza, fiebre o fatiga (20%). Todos los efectos secundarios fueron pasajeros y no revistieron complicaciones graves.

A pesar de que durante el estudio murieron dos de las participantes, estas muertes no estuvieron asociadas a la vacuna (una de ellas se debió a una sobredosis que se produjo 129 días después de la tercera dosis y la otra como consecuencia de una enfermedad asociada a sida 33 días después de la tercera dosis de la vacuna).

Durante los cuatro años de estudio, se produjeron 44 embarazos en 41 de las 310 mujeres vacunadas. De estos 44 embarazos, 23 fueron nacimientos vivos, 16 fueron interrupciones del embarazo, 4 fueron abortos espontáneos y en un 1, no se dispuso de datos. Del mismo modo, la vacuna no se relacionó con posibles problemas durante el transcurso de los embarazos ni con defectos congenitos.

Los resultados del presente estudio ponen de manifiesto el potencial de la vacuna del VPH en mujeres con el VIH sexualmente activas y que tengan la carga viral indetectable antes de recibir la.vacunación. Además, los datos muestran que incluso las mujeres con el VIH de edad avanzada podrían beneficiarse de la vacuna del VPH.

Fuente: CATIE/ Elaboración propia (gTt-VIH)

Comentarios desactivados

Jueves 3 / septiembre / 2015

El virus del papiloma humano (VPH) es la infección de transmisión sexual más frecuente en los Estados Unidos.

Filed under: Destaques — sida — septiembre 3rd, 2015 — 3:57 PM

¿Qué es el VPH?

El VPH es la infección de transmisión sexual (ITS) más común. El VPH es un virus distinto al del VIH y VHS (herpes). El VPH es tan común que casi todos los hombres y todas las mujeres sexualmente activos lo contraen en algún momento de su vida. Hay muchos tipos distintos de VPH. Algunos tipos pueden causar problemas de salud como verrugas genitales y cánceres. Pero hay vacunas que pueden evitar que estos problemas de salud ocurran.
¿Cómo se transmite el VPH?

Usted puede contraer el VPH al tener relaciones sexuales orales, vaginales o anales con una persona que tenga el virus. Se transmite con mayor frecuencia durante las relaciones sexuales vaginales o anales. El VPH puede transmitirse incluso cuando la persona infectada no presenta signos ni síntomas.

Toda persona sexualmente activa puede contraer el VPH, incluso si tiene relaciones sexuales con una sola persona. También es posible que presente los síntomas años después de tener relaciones sexuales con una persona infectada, lo que dificulta saber cuándo se infectó por primera vez.

¿El VPH causa problemas de salud?

En la mayoría de los casos el VPH desaparece por sí solo y no causa ningún problema de salud. Pero cuando el VPH no desaparece, puede causar problemas de salud como verrugas genitales o cáncer.

Generalmente, las verrugas genitales aparecen como pequeños bultos o grupos de bultos en la zona genital. Las verrugas genitales pueden ser pequeñas o grandes, planas o elevadas, o tener forma de coliflor. Un proveedor de atención médica puede por lo general diagnosticar las verrugas al mirar la zona genital.

Artículo completo

Fuente: CDC

Comentarios desactivados

Lunes 20 / julio / 2015

Normalización de un método inmunoquímico para detectar papilomavirus humano tipo 16 en lesiones cérvico-uterinas

Filed under: Investigaciones cubanas — sida — julio 20th, 2015 — 11:58 AM

Los Papilomavirus Humanos (PVH) constituyen una causa necesaria en el desarrollo del cáncer cérvico-uterino. Estos virus infectan células epiteliales de la capa basal, ya sea en piel o mucosas. Los genotipos con alto potencial oncogénico están asociados a más del 99,7 % de las neoplasias cervicales invasivas, siendo el PVH 16 el genotipo con mayor incidencia a escala mundial. Las lesiones del epitelio cervical pueden ser detectadas por citología, análisis histológico o por observación colposcópica. Estos métodos de diagnóstico son importantes en la evolución clínica de las pacientes. Por otra parte, los métodos moleculares de detección viral que permiten identificar los genotipos de PVH de alto riesgo (PVH-AR) en las lesiones cervicales, ofrecen la capacidad de establecer una asociación entre genotipos virales específicos, las lesiones en la mucosa cervical y su pronóstico. Sin embargo, la posibilidad de extender estas técnicas a la pesquisa poblacional en Cuba, es limitada por su costo.

A pesar de que el programa para el diagnóstico precoz del cáncer de cuello uterino ha resultado en una reducción sustancial de la incidencia de este tipo de cáncer en Cuba, dicha patología continúa siendo una importante causa de muerte en mujeres en edad reproductiva. Por lo tanto se hace necesario emplear otros métodos de diagnóstico confirmatorio, más sensibles que la citología, que detecten proteínas o ADN de PVH, que además resulten factibles de aplicar a estudios poblacionales desde el punto de vista económico y que aporten nuevos datos con respecto a la situación de la infección por PVH en mujeres cubanas.

Artículo completo

Fuente: Rev. Cub. Med. Trop. Vol 66, No,3

Comentarios desactivados