Tag Archive 'adolescentes'

Martes 6 / enero / 2015

Nivel de conocimientos sobre las Infecciones de Trasmisión Sexual (ITS) y conducta en adolescentes estudiantes de Enfermería

Filed under: Artículos recomendados — sida — enero 6th, 2015 — 1:11 PM

En Cuba, anualmente se notifican entre 40 y 50 mil casos solamente de sífilis, blenorragia y condiloma acuminado, con tendencia al incremento, principalmente en adolescentes. A pesar del sub-registro que debe existir en algunas de ellas, no aparecen datos estadísticos sobre otras ITS, exceptuando el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) causante del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA). Desde el inicio de la epidemia del VIH/SIDA en 1986 hasta el año 2011, se han diagnosticado 15824 personas con el virus, de los cuales el 80,8 % son hombres. Desde el inicio de la epidemia hasta el año 2004, del total de casos diagnosticados como seropositivos, el 10,79 % correspondió a los adolescentes de 10-19 años y 1,16 % de estos, habían desarrollado el SIDA con respecto al total de seropositivos diagnosticados.

Así en el municipio capitalino Boyeros, se pudo constatar que no existen estudios previos acerca del nivel de conocimientos de ITS/VIH en adolescentes. Por todo esto, el presente estudio tuvo como objetivo determinar el nivel de conocimientos sobre las ITS/VIH y su relación con factores demográficos, así también la relación entre el sexo, la conducta y la percepción en un grupo de adolescentes estudiantes de Enfermería.

artículo completo

Fuente: Vol 66, No 2(2014)

Comentarios desactivados

Miércoles 10 / diciembre / 2014

Todos incluidos: los adolescentes

Filed under: Destaques — sida — diciembre 10th, 2014 — 3:57 PM

adolescentes_cubaLos adolescentes están siendo excluidos en la respuesta mundial al sida. El VIH es la primera causa de mortalidad entre los adolescentes de África subsahariana y la segunda a escala mundial. Estos suelen carecer de acceso a servicios vitales y probados tales como el tratamiento contra el VIH. Con el fin de afrontar esta situación, se celebró una reunión en Ginebra (Suiza) del 3 al 5 de diciembre para desarrollar una estrategia dirigida a abordar los retos a los que se enfrentan los adolescentes.

Esta consulta estratégica a nivel mundial reunió a unos 50 activistas de redes de jóvenes, gobiernos, ejecutores, contribuyentes y copatrocinadores de ONUSIDA. Todos ellos se comprometieron a conseguir progresos reales a través de la mejora de programas, el fomento de la innovación y el aumento de la sensibilización.

En primer lugar, los participantes estudiaron el progreso de los esfuerzos actuales y evaluaron un marco de resultados para crear responsabilidades y seguir los progresos de esta población, a menudo ignorada. También se habló de determinar metas para medir el progreso y de qué se puede hacer para acelerar el cambio para los adolescentes, a través de métodos innovadores y datos mejorados. Pero, fundamentalmente, los asociados estuvieron de acuerdo en que aún queda mucho por hacer para aprovechar el potencial innato de los adolescentes y jóvenes para conseguir cambios sociales progresivos.

En la reunión se desarrolló un plan de acción en el que se detallaron los esfuerzos catalizadores en los que podrían tomar parte los asociados para conseguir resultados. Los asociados trabajarán juntos para completar el programa Todos Incluidos, que comenzará en febrero de 2015.

Esta consulta fue organizada por ONUSIDA y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). También participaron en la organización el Fondo de Población de las Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud, en colaboración con redes de jóvenes y otros miembros fundamentales del Grupo Directivo de Todos Incluidos: el Fondo Mundial para la Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria, el Plan de Emergencia del Presidente de los Estados Unidos para el Alivio del Sida y la Campaña de MTV Staying Alive.

noticia completa

Fuente: ONUSIDA

Comentarios desactivados

Lunes 7 / julio / 2014

Adolescentes y jóvenes por una sexualidad responsable

Filed under: Destaques — sida — julio 7th, 2014 — 6:08 PM

Como parte de las acciones que se desarrollarán con motivo del Día Mundial de la Población, el Centro de Estudios sobre la Juventud invita a participar en la entrevista on-line Adolescentes y jóvenes por una sexualidad responsable.

Desde las 9:00 a.m. hasta el mediodía del próximo viernes 11 de julio, investigadores y especialistas en Juventud y Sexualidad se darán cita en el Palacio Central de Computación para dialogar con nuestros lectores mediante nuestra web. ¿Cuándo es el momento perfecto para la primera vez? ¿Cómo me protejo? ¿Abortar o no abortar? ¿Me preocupa mi orientación sexual? ¿Estamos listos para ser madres y padres responsables? ¿Cuánto se ha avanzado en la prevención de las ITS?, pudieran ser algunas de las interrogantes que se abordarán durante el intercambio, cuyo propósito es esclarecer y comentar dudas, miedos y tabúes asociados a la sexualidad.

Artículo completo

Fuente: Juventud Rebelde. Versión digital

Comentarios desactivados

Domingo 27 / enero / 2013

Implementación de una Campaña de Bien Público para prevenir el VIH/SIDA en los adolescentes

Filed under: Investigaciones cubanas — Tania Izquierdo — enero 27th, 2013 — 5:41 PM

En Cuba la tasa de prevalencia estimada en la población sexualmente activa es de 0,05% y es reconocida como una de las más bajas del mundo. A escala nacional el contagio con VIH/sida sigue en aumento y en estos momentos la cifra no es imperceptible. El gran alcance de los efectos del sida no se puede expresar totalmente en número. Por cada persona infectada hay innumerables personas afectadas directa o indirectamente.

En el 2011 el municipio de Majibacoa, ubicado en la provincia de Las Tunas, registró 22 casos de VIH/sida, de una población total de 41 648. De este número de infectados: dos han fallecido, tres son mujeres y 17 son hombres; incluye siete homosexuales, uno bisexual y cinco reclusos. El sector más afectado son los hombres que tienen sexo con otros hombres (HSH), y la edad más recurrente está entre 19 y 25 años, representando el 60% de los infectados. Solo una de las personas que padecen la enfermedad en el área de estudio es menor de 19 años.

En el Consejo Popular Calixto, uno de los consejos populares más afectados del municipio, se detectaron seis casos de VIH/sida. Este consejo popular tiene una extensión territorial de 73,5 Km, con una población de 8 403 habitantes. Anteriormente en este municipio no se habían desarrollado tesis e investigaciones de tipo comunicológico sobre el tema del VIH/sida, que investiguen en profundidad los factores que provocan el aumento de infectados y que presenten propuestas de solución a los problemas detectados a través de una Campaña de Bien Público.

La adolescencia es uno de los sectores que mayor riesgo ofrece a la propagación de este virus, y es además la mejor edad para influir positivamente en su educación sexual. La consolidación de valores, como la fidelidad y la responsabilidad, es la mejor vía para aumentar la percepción de riesgo y formar en los adolescentes conductas sexuales más responsables y seguras que eviten la infección del VIH. Este es el motivo de que los adolescentes del Centro Mixto ¨Hirán Durañona Figueredo¨ del Consejo Popular Calixto se hayan seleccionado para el análisis específico del actual estudio.

La presente investigación es de tipo comunicológico, porque admite una campaña de bien público para lograr cambios de conducta en los sujetos objeto de estudio. La población seleccionada se encuentra entre los adolescentes tempranos, medios y tardíos, de 12 a 18 años de edad, del Centro Mixto ¨Hirán Durañona Figueredo¨, del Consejo Popular de Calixto (437 en total). La muestra incluye 240 adolescentes del centro, que representan el 55% del total.

Métodos y técnicas generales de la investigación científica usados: Histórico-lógico; Inductivo-deductivo; Análisis-síntesis.
Métodos para la investigación cualitativa: Etnografía; Investigación-Acción-Participación.
Métodos y técnicas empíricos desarrollados son: la observación participante; la entrevista en profundidad; el cuestionario; análisis de contenido.

Se aplicaron encuestas a los estudiantes del Centro, teniendo en cuenta dos criterios o clasificaciones según la edad de los encuestados: los estudiantes del séptimo, octavo y noveno grados, en adolescencia temprana y media (12 a 15 años) y los estudiantes del décimo, onceno y duodécimo grados, en adolescencia media y tardía (15 a 18 años), con el fin de comparar la diversidad de criterios en estas etapas de la vida de los adolescentes. En el primer caso de un total de 337 alumnos se encuestaron 174 alumnos, y en el segundo grupo se encuestaron 66 estudiantes de un total de 100.

La opinión de profesores, promotores de salud, trabajadores sociales y miembros del Grupo Operativo de Prevención, Educación y Lucha contra el Sida (GOPELS), también es fundamental para obtener una noción de la preparación de los profesionales, que se dedican a combatir la enfermedad y que deben educar a las nuevas generaciones sobre una conducta sexual responsable. Se encuestaron en total 23 profesionales.

La opinión y el criterio de médicos, enfermeras, especialistas en salud, higiene y epidemiología, estudiantes de medicina y algunas de las personas que viven con VIH/sida (PVVS) también fueron tomadas en cuenta con el fin de reunir la mayor información posible y así encontrar la solución más eficaz al problema planteado. El total de encuestados sumó once personas.

Texto completo.

Implementación de una Campaña de Bien Público para prevenir el VIH/SIDA en los adolescentes. Boffil Amores, Mairelis; Leyva Pérez, Alonso; Carmen Quintana, Gladys Centeno. Rev Electron;37(7)jul. 2012. tab

Comentarios desactivados

Jueves 3 / enero / 2013

Poblaciones clave

Filed under: Sobre grupos vulnerables — Tania Izquierdo — enero 3rd, 2013 — 1:38 PM

Intervenciones educativas y preventivas en los adolescentes y jóvenes

Las características de la epidemia varían enormemente de una región a otra, pero en todos los casos los jóvenes son el epicentro deljovenes problema. Cada día 5 000 jóvenes de entre 15 y 24 años son infectados por el VIH, lo que equivale a casi 2 millones de nuevas infecciones cada año. En los países donde el VIH se concentra entre los profesionales del sexo, los consumidores de drogas inyectables o los hombres que tienen relaciones homosexuales, los comportamientos de alto riesgo comienzan generalmente en la adolescencia y una buena parte de esas poblaciones de alto riesgo tiene menos de 25 años.

La mayoría de estos jóvenes carecen de los conocimientos y aptitudes básicas necesarias para evitar la infección por VIH, tienen acceso insuficiente a la información, al asesoramiento, a las pruebas, a los preservativos, a las estrategias de reducción del daño y a los servicios de atención y tratamiento de las infecciones de transmisión sexual. Son víctimas de factores socioeconómicos que no pueden controlar.

Está demostrado que los países que han reportado una disminución de la prevalencia de la infección por VIH son los que han conseguido modificar en mayor medida los comportamientos y la prevalencia entre los grupos de edades más jóvenes.

Debido a que la iniciación sexual ocurre muchas veces a edades muy tempranas, la educación sobre VIH/sida debe implementarse de la misma manera, a una edad temprana, antes de que los jóvenes practiquen conductas sexuales que los pongan en riesgo de contraer la infección.

Cuando los tomadores de decisiones, los planificadores de programas y los donantes deciden cómo asignar los limitados recursos disponibles a actividades de prevención del sida, necesitan la evidencia de qué funciona y qué no funciona.

Se impone entonces que los gobiernos y los organismos donantes inviertan no solo en proyectos de intervención sino también en evaluaciones de procesos y resultados y análisis de costo-beneficio, a fin de poder identificar y promover las intervenciones más eficaces.

Existe una metodología para evaluar la solidez de la evidencia sobre la eficacia de distintas intervenciones de prevención, que comprende los siguientes pasos:

  • Primero, definir los tipos clave de intervención que los formuladores de políticas han de seleccionar teniendo en cuenta la población considerada.
  • Segundo, definir el grado de evidencia que se necesitaría para justificar la aplicación generalizada de la intervención.
  • Tercero, desarrollar criterios explícitos de inclusión y exclusión para los estudios revisados.
  • Cuarto, examinar críticamente todos los estudios que reúnan las condiciones y sus resultados, por tipo de intervención.
  • Quinto, resumir la robustez de los datos sobre la eficacia de cada tipo de intervención.
  • Sexto, comparar la solidez de la evidencia aportada por los estudios con el umbral de evidencia que se necesitaría para recomendar la aplicación generalizada de la intervención.
  • Séptimo, a partir de esa comparación, extraer recomendaciones basadas en la evidencia respecto a la aplicación de cada tipo de intervención en el entorno o grupo de población en cuestión.

Existen ambientes claves desde donde se puede aplicar con eficacia la intervención educativa dirigida a los jóvenes, cada uno con sus características particulares:

La escuela

En muchos aspectos, las escuelas son ambientes claves para contribuir a la disminución de la prevalencia del VIH entre los jóvenes. De los jóvenes que asisten a la escuela la mayoría entran a ésta antes de iniciar las relaciones sexuales. Sin embargo, las intervenciones en materia de educación sexual y educación sobre el VIH varían enormemente en las diferentes escuelas. La gran mayoría de las intervenciones de educación sexual y sobre el VIH basadas en las escuelas han demostrado ser capaces de reducir los comportamientos sexuales peligrosos declarados en los países en desarrollo. Habría que aplicar de forma más generalizada las intervenciones basadas en programas de estudios que reúnan las características de las intervenciones más eficaces en el mundo desarrollado y en los países en desarrollo. Todos los tipos de intervención escolar deben ser objeto de nuevas evaluaciones rigurosas, y es preciso realizar también evaluaciones más precisas de las intervenciones mediadas por compañeros y no basadas en los programas de estudios antes de poder pasar a recomendarlas ampliamente.

Los servicios de salud

fanguito
Los servicios de salud complementan las intervenciones realizadas en otros sectores, pero es frecuente que los jóvenes no los utilicen. Los servicios más importantes de cara a la prevención del VIH entre los jóvenes son los que fortalecen

su capacidad para evitar la infección, entre ellos la información y la consejería; los que reducen los riesgos, en particular proporcionando preservativos e intervenciones en materia de reducción del daño; y los que ofrecen diagnóstico y tratamiento para las infecciones de transmisión sexual y el VIH. Estudios sobre las intervenciones encaminadas a fomentar el uso de los servicios de salud por los jóvenes recomiendan que se apliquen de forma generalizada, con un seguimiento meticuloso de la calidad y la cobertura, las intervenciones que incluyan formación para los proveedores de servicio, mejoras de los consultorios y realización de actividades en la comunidad, y que aquellas que entrañen además la implicación de otros sectores se apliquen también ampliamente pero con cautela, siempre que incorporen un componente importante de evaluación.

Los medios de comunicación

Los jóvenes están muy familiarizados con los medios de comunicación, de donde obtienen información y ejemploslogoSCom sobre el modo de comportarse, de ahí que dichos medios tengan un potencial enorme para hacerles llegar mensajes sobre el VIH y el SIDA. Se ha observado que los programas basados en medios de comunicación pueden influir en los resultados relacionados con el VIH entre los jóvenes, pero no en todas las variables ni en todas las campañas. Las campañas que incluyen el uso de la televisión son las que requieren el mayor umbral de evidencia, pero son también aquellas cuyos efectos gozan del máximo apoyo evidencial. Todo ello parece indicar que los programas amplios basados en los medios de difusión constituyen un valioso instrumento en este terreno.

Según un trabajo de OMS, las intervenciones preventivas y educativas se pueden clasificar en cuatro categorías, en función de si las pruebas son lo bastante sólidas para formular recomendaciones:

¡YA!

Pasemos a la acción e intervengamos ya, supervisando la cobertura y calidad de la intervención. Estrategias que se recomiendan dentro de esta categoría:

  • Escuelas: intervenciones basadas en currículum de estudios con características eficaces, dirigidas por adultos.
  • Servicios de salud: intervenciones que incluyen formación para los proveedores de servicios, cambios en las instalaciones, y promoción de los servicios entre los jóvenes y los líderes de las comunidades.
  • Medios de comunicación: intervenciones que envían mensajes a través de la radio y/o la televisión, además de otros medios de difusión.

¿Listos?

Apliquemos extensamente la intervención pero evaluémosla cuidadosamente. Estrategias que se recomiendan dentro de esta categoría:

  • Comunidades geográficamente delimitadas: intervenciones centradas explícitamente en los jóvenes a través de estructuras y organizaciones existentes.
  • Jóvenes más expuestos al riesgo del VIH: programas basados en centros de salud que también tienen un componente de extensión comunitaria, y proporcionan información y servicios.

¿Preparados?

Es preciso investigar y desarrollar más la intervención, si bien muestra potencial de ser efectiva.

No intervenir

Puede ser que la evidencia muestre que no es conveniente aplicar la intervención.

Las intervenciones dirigidas a los jóvenes de comunidades geográficamente delimitadas (por ejemplo, aldeas rurales, asentamientos urbanos o vecindarios) tienen la posibilidad de llegar a los jóvenes allí donde viven, independientemente de si asisten o no a la escuela, están casados o solteros, trabajan, o están desempleados.

En otros países los jóvenes están especialmente expuestos al riesgo de contraer la infección por el VIH debido a las situaciones en que viven, aprenden y trabajan, y a consecuencia de las conductas que adoptan o se ven obligados a adoptar debido a factores sociales, culturales o económicos. Muchos de esos jóvenes viven en los márgenes de la sociedad, y es improbable que se beneficien de las intervenciones aplicadas a través de las escuelas, los servicios de salud o los medios de comunicación.

En Cuba, existe desde el 2003 un proyecto dirigido a fortalecer la respuesta cubana en la prevención y atención de la epidemia (CUB/03/018/A/01/99), auspiciado por el Fondo Mundial para la lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria. Es parte de los Programas de Educación Sexual y de Prevención del VIH/sida que se desarrollan por parte del MINED. Como tal, complementa y profundiza en la preparación para la vida familiar y sexual de los adolescentes y jóvenes comprendidos en el sistema educacional.

La Educación Sexual puede considerarse como una preparación del adolescente para la vida adulta independiente, con los recursos de su personalidad que le posibiliten dar solución satisfactoria a los diversos problemas que la vida les plantee, prevenir las ITS y realizarse personal, familiar y socialmente.

Fuentes:

Hablemos claro de sexualidad. Guía para adolescentes. Versión cubana, Primera Edición. 2004. Disponible en la biblioteca del CNP ITS/VIH/sida.

Manual para médicos de familia sobre ITS/VIH/sida. Colectivo de autores. MINSAP, CNP ITS/VIH/sida. 2003. Disponible en la biblioteca del CNP ITS/VIH/sida.

Educación en la Prevención del VIH/sida en el Sistema Nacional Escolar. Colectivo de autores. Ministerio de Educación. 2004. Disponible en la biblioteca del CNP ITS/VIH/sida.

VIH/SIDA entre los jóvenes. CDC. Disponible en: http://www.cdc.gov/hiv/spanish/resources/factsheets/youth.htm

Recursos en la OMS

actualizado mayo/2016

Comentarios desactivados

« Newer Posts - Older Posts »