Archive for the 'Sobre las ITS'

Domingo 26 / agosto / 2012

Infecciones de transmisión sexual (ITS)

Filed under: Sobre las ITS — Tania Izquierdo — agosto 26th, 2012 — 1:49 PM

La sexualidad es una parte importante del ser humano. El amor, el afecto y la intimidad sexual representan un papelITS importante en las relaciones saludables. También contribuyen con su sentido del bienestar. Múltiples enfermedades y trastornos pueden afectar la capacidad de tener relaciones sexuales o disfrutarlas, incluyendo la disfunción eréctil, los problemas sexuales de la mujer, las infecciones de transmisión sexual y el cáncer. Las inquietudes acerca de la infertilidad o el temor a los embarazos no planificados también pueden afectar esta capacidad. Entre los hombres, el tratamiento del cáncer de próstata puede causar una disfunción eréctil. Entre las mujeres, el cáncer cervical, uterino, vaginal, vulvar u ovárico puede tener consecuencias sexuales. Mantener la salud sexual no significa tener relaciones sexuales o no tenerlas. Significa darle a su salud la importancia que se merece.

Se denominan Infecciones de Transmisión Sexual o ITS (antes conocidas como enfermedades de transmisión sexual)  a todas aquellas infecciones que se transmiten fundamentalmente a través de relaciones sexuales no protegidas, intercambio de fluidos genitales o contacto con lesiones.

Muchas no causan síntomas y solo constituyen puertas de entrada y salida para otras infecciones, como le producida por el VIH (virus del sida). Pueden ser transmitidas, incluso si no producen síntomas. Afectan a hombres y mujeres de todos los orígenes y niveles económicos. Cerca de dos tercios de las infecciones se producen en menores de 25 años porque los jóvenes y adolescentes se arriesgan con más frecuencia a tener múltiples parejas sexuales y relaciones sin protección.

Las mujeres presentan mayor riesgo de padecer ITS que los hombres pues biológica y socialmente, son más parejasusceptibles. Una gran superficie de la mucosa vaginal se expone al semen, que contiene más concentración de patógenos que el fluido vaginal. El riesgo es mayor en niñas y adolescentes cuya inmadurez genital impide que su mucosa funcione como una barrera protectora. En el plano social, son más vulnerables a las relaciones sexuales de alto riesgo y menos exitosas al negociar el uso del condón. Las mujeres están más expuestas a sufrir complicaciones; algunas ITS pueden comprometer el útero y las trompas de Falopio, causando una Enfermedad Pélvica Inflamatoria (EPI).

El embarazo no ofrece a las mujeres ni a sus bebés ninguna protección contra las ITS. De hecho, si una mujer contrae una ITS mientras está embarazada, las consecuencias para ella y su bebé son significativamente más graves y hasta pueden ser mortales. Es importante que las mujeres se den cuenta de los efectos dañinos de las ITS y que sepan cómo protegerse y proteger a sus niños contra la infección.

Las ITS son causadas por gérmenes que necesitan condiciones de calor y humedad para sobrevivir. Algunas son curables. Otras lo son si se tratan en las primeras etapas. Otras no se curan. Pero todas son prevenibles.

Un poco de historia

its1Las ITS han existido y acompañado al hombre a lo largo de su propia historia. Los romanos por ejemplo denominaban a este tipo de enfermedades morbus incidens y para protegerse de ellas, en sus relacione sexuales ya usaban unos preservativos hechos de tripa de carnero, que un pastor anónimo llamó camisa de Venus. A fines del siglo XVI Jacques de Bitencourt las denominaba enfermedades venéreas. Posteriormente Siboulei las califica como efectos colaterales del amor.  Muchos años atrás grandes personajes, artistas, miembros de la realeza, militares y otros, cayeron víctimas de estas enfermedades que en ese entonces eran fatales.

Pero con la invención del microscopio, se hizo posible la identificación de los microbios causantes, dando con ello unlaboratorio cuba gran paso de avance en su conocimiento.  Después de la segunda Guerra Mundial, con la llegada de los antibióticos, se pudieron controlar varias de estas molestias, principalmente la sífilis, que de mortal pasó a ser curable.

En los años 60, época del amor libre, los jóvenes promueven una serie de cambios en el comportamiento social y sexual que estimulaban la promiscuidad y el intercambio frecuente de parejas. Luego, con la aparición de la píldora anticonceptiva, se relajan aun más las conductas sexuales porque se elimina el temor a los embarazos no deseados.

En los 80, comienza un largo camino hacia la tolerancia de la homosexualidad pero también aparecen grupos altamente vulnerables a las ITS, especialmente al sida.

Actualizado: mayo/2016

Fuente:
Enfermedades de transmisión sexual. CDC
Enfermedades de transmisión sexual. MedlinePlus

Tutorial interactivo sobre las ITS.
MedlinePlus
Consideraciones básicas sobre las ITS y el VIH/sida. Disponible en la biblioteca del CNP ITS/VIH/sida

Comentarios desactivados

Jueves 28 / junio / 2012

Verrugas genitales o condiloma acuminado

Filed under: Sobre las ITS — Tania Izquierdo — junio 28th, 2012 — 2:18 PM

¿Qué es?
condiloma5Las verrugas genitales, también conocidas como condiloma acuminado, están entre las infecciones de transmisión sexual más frecuentes. Son masas suaves en la piel y las membranas mucosas de los genitales. Pueden verse como protuberancias pequeñas, planas, del color de la piel, o protuberancias diminutas en un inicio, similares a la coliflor. Las verrugas genitales son provocadas por el virus del papiloma humano (VPH). Hay muchos tipos de VPH y no todos provocan verrugas genitales. Otros tipos de VPH causan verrugas en otras partes de la piel, como las manos. El VPH está asociado con el cáncer del cuello uterino, de ano y de pene. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la infección por el VPH no siempre produce cáncer.

En los hombres, las verrugas genitales pueden crecer en el pene, cerca del ano o entre el pene y el escroto. En las mujeres, las verrugas genitales pueden crecer en el área de la vulva y el perineo, en la vagina y en el cuello uterino (la abertura del útero o matriz). Las verrugas genitales varían de tamaño e, incluso, podrían ser tan pequeñas que no pudieran verse.

¿Cómo se trasmite?
Virus del papiloma humano. WikipediaLa forma más común de contraer el VPH es teniendo sexo oral, vaginal o anal con una persona que tiene la infección por el VPH. Solo porque usted no pueda observar verrugas en su pareja no significa que no tenga el VPH. La infección puede tener un período de incubación prolongado. Esto significa que pueden transcurrir meses entre el momento en que una persona contrae la infección con el virus y el momento en que la persona advierte las verrugas genitales. A veces, las verrugas pueden tardar años en desarrollarse. En las mujeres, las verrugas pueden encontrarse en lugares donde no pueden verse: en el interior de la vagina, en la superficie del cuello uterino, etc.

No todas las personas que han estado en contacto con el virus del VPH y las verrugas genitales van a desarrollarlas. Usted es más propenso a contraer verrugas genitales y diseminarlas más rápidamente si:

  • Tiene múltiples compañeros sexuales
  • Desconoce si alguien con quien ha tenido una relación sexual tenía una infección de transmisión sexual (ITS)
  • Es sexualmente activo a temprana edad
  • Consume alcohol y tabaco
  • Tiene una infección viral, como herpes, y está estresado al mismo tiempo
  • Está embarazada
  • Tiene un sistema inmunitario debilitado debido a una enfermedad o medicamento

Si un niño presenta verrugas genitales, se debe sospechar abuso sexual como la posible causa.

¿Cuáles son los síntomas?
condiloma3sSi se encuentran en áreas visibles, se ven como protuberancias de color carne, elevadas o planas, o como tumores con la apariencia de una coliflor. También puede percibirse un aumento de la humedad en el área genital cercana a las verrugas, aumento del flujo vaginal, prurito genital y (o) sangrado vaginal durante o después de tener relaciones sexuales.

¿Cuáles son las pruebas para diagnosticar la infección?
Si usted advierte la presencia de verrugas en el área genital, consulte a su médico. Es posible que su médico pueda diagnosticar las verrugas realizándole simplemente un examen visual. Para las mujeres, una prueba de Papanicolaou puede ayudar a detectar los cambios en el cuello uterino que son provocados por las verrugas genitales.

condiloma1Se puede utilizar una ampliación (colposcopia) para ver las verrugas vaginales que no se pueden ver a simple vista. El médico puede colocar vinagre (ácido acético) diluido en agua en el área, lo cual ayuda a visualizar mejor cualquier verruga.

El virus que causa las verrugas genitales puede provocar resultados anormales en una citología vaginal. Si usted tiene este tipo de cambios, probablemente necesitará citologías vaginales más frecuentes por un tiempo. Existen pruebas que pueden determinar si usted tiene un tipo de VPH de alto riesgo que se sabe causa el cáncer de cuello uterino.

¿Cómo se trata la infección por VPH?
Las verrugas genitales deben ser tratadas por su médico. No intente tratar las verrugas usted mismo. No use remedios de venta libre propuestos para otros tipos de verrugas.

Es posible eliminar las verrugas, pero la infección viral en sí no puede curarse. El virus continúa viviendo en el interior de la piel. Por este motivo, las verrugas a menudo reaparecen después de que se las ha extirpado. Es posible que deban ser extirpadas más de una vez. Una forma de extirpar las verrugas es congelarlas. Esto se llama crioterapia o criocirugía. Las verrugas también pueden extraerse con láser y con electrocauterización.

Puede realizarse una escisión electroquirúrgica con asa para extirpar las verrugas. Con este método de extirpación, se pasa un instrumento afilado en forma de asa por debajo de la verruga, para recortarla de la piel.

Pueden usarse sustancias químicas especiales para extirpar las verrugas. Estas sustancias químicas disuelven las verrugas en el área genital. Es posible que deban aplicarse al área varias veces durante un período de varias semanas antes de completarse el tratamiento.

Las sustancias químicas para eliminar verrugas que usted puede comprar en la tienda no deben usarse para las verrugas genitales. Pueden irritar mucho la piel de esta área específica.

Las verrugas genitales pueden crecer si no las trata. Si usted es sexualmente activo, también se arriesga a transmitir la infección a su pareja.

Existen medicamentos que el médico puede recetarle:
Imiquimod (Aldara)
Podofilina y podofilox (Condylox)
Ácido tricloroacético (ATC)

condilomaSi usted presenta verrugas genitales, todos sus compañeros sexuales deben ser examinados por un médico y recibir tratamiento en caso de encontrárseles dichas verrugas. Incluso si usted no tiene síntomas, debe recibir tratamiento para prevenir complicaciones y transmitir la afección a otros. Será necesario que usted regrese al médico después del tratamiento para verificar que todas las verrugas hayan desaparecido.

Se recomiendan citologías vaginales si usted es una mujer que ha tenido verrugas genitales o si su compañero las tuvo. Si padeció de verrugas en el cuello uterino, puede necesitar citologías vaginales cada 3 a 6 meses después del primer tratamiento. Las mujeres con cambios precancerosos causados por infección con el VPH pueden necesitar tratamiento adicional. La mayoría de las mujeres jóvenes sexualmente activas resultan infectadas con el VPH, pero en muchos casos, el virus desaparece por sí solo.

La mayoría de los hombres que resultan infectados con el VPH nunca tienen ningún síntoma ni problemas a raíz de la infección. Sin embargo, se la pueden transmitir a las compañeras sexuales actuales y algunas veces a las futuras parejas.  Incluso después de haber recibido el tratamiento para las verrugas genitales, usted aún puede infectar a otros.

¿Cómo puedo protegerme?
La única forma segura de prevenir las verrugas genitales es no tener relaciones sexuales. Si usted es sexualmente activo, tener relaciones sexuales solo con una pareja que no tiene la infección por el VPH y que solo tiene relaciones sexuales con usted reduce su riesgo de tener verrugas genitales.

El uso de condones puede prevenir el contagio del VPH. Sin embargo, los condones no siempre pueden cubrir toda la piel afectada.

Actualizado: mayo/2016

Fuente:

Verrugas genitales. MedlinePlus
Condilomatosis vulvar grave. Dr. Idalberto Clavijo Balart, Dr. Alejandro Rodríguez Tabares y Dr. Ramón González Montero. MEDISAN. 2010 Abr; 14(3).

Comentarios desactivados

Viernes 21 / octubre / 2011

Infección por el virus del papiloma humano (VPH)

Filed under: Sobre las ITS — Tania Izquierdo — octubre 21st, 2011 — 3:18 PM

Virus del papiloma humano. Wikipedia¿Qué es?
Los virus del papiloma humano (VPH) son virus comunes que pueden causar verrugas. Existen más de 100 tipos de VPH. La mayoría son inofensivos, pero aproximadamente 30 tipos se asocian con un mayor riesgo de provocar cáncer. Estos tipos afectan los genitales y se adquieren a través del contacto sexual con una pareja infectada. Se clasifican como de bajo riesgo o de alto riesgo. Los VPH de bajo riesgo pueden causar verrugas genitales. En las mujeres, los VPH de alto riesgo pueden conducir al cáncer en el cuello uterino, vulva, vagina y ano. En los hombres, pueden conducir al cáncer del ano y del pene.

El virus del papiloma humano genital es la infección de transmisión sexual (ITS) más frecuente. Existen más de 40 tipos de VPH que pueden infectar las zonas genitales de los hombres y las mujeres. Estos tipos de VPH también pueden infectar la boca y la garganta.  La mayoría de las personas que se infectan por el VPH ni siquiera saben que lo están.

El VPH no es igual al virus del herpes o al VIH (el virus que causa el sida). Todos estos virus se pueden transmitir durante el contacto sexual, pero causan síntomas y problemas de salud distintos.

El VPH puede hacer que las células normales de la piel infectada se vuelvan anormales. La mayoría de las veces, estos cambios en las células no se pueden ver ni sentir.  El cuerpo combate en forma natural el VPH y las células infectadas vuelven a su normalidad en algunos casos. Pero cuando el cuerpo no elimina el VPH, el virus puede causar cambios visibles como verrugas genitales o cáncer. Las verrugas pueden aparecer semanas o meses después de contraer el VPH. El cáncer suele demorar años en presentarse después de que se contrae la infección. El VPH es la causa principal de la aparición del cáncer del cuello uterino.

Cáncer cérvico uterino. Imagen: Cuba Ahora.cu

¿Cómo se trasmite?
El VPH se transmite por contacto genital, más a menudo por relaciones sexuales vaginales y anales. También se puede transmitir por las relaciones sexuales orales y el contacto entre los genitales. El VPH se transmite entre parejas heterosexuales y homosexuales (gay), aun cuando la pareja infectada no tenga signos ni síntomas.

Una persona puede tener el VPH hasta años después de haber tenido contacto sexual con una pareja infectada.  La mayoría de las personas infectadas no saben que están infectadas o que están transmitiendo el virus a su pareja sexual. También es posible contraer más de un tipo de VPH.

En muy pocos casos, una mujer embarazada que tiene el VPH genital puede transmitir el virus a su bebé durante el parto. Y, en casos muy raros, el bebé puede presentar papilomatosis respiratoria recurrente (PRR) de comienzo juvenil.

¿Cuáles son los síntomas?
La mayoría de las personas infectadas por el VPH no presenta síntomas o problemas de salud por la infección. En el 90% de los casos, el sistema inmunitario del cuerpo elimina el VPH de manera natural en un lapso de dos años. Pero algunas veces, las infecciones por el VPH no se curan, y pueden causar:

  • Verrugas genitales
  • Rara vez, verrugas en la garganta, una afección llamada papilomatosis respiratoria recurrente o PRR.  Cuando se presenta en niños, se le llama papilomatosis respiratoria recurrente de comienzo juvenil
  • Cáncer de cuello uterino y otros cánceres menos frecuentes pero graves, como cáncer de vulva, de vagina, de pene, de ano y cáncer de la cavidad orofaríngea (parte posterior de la garganta, incluidas la base de la lengua y las amígdalas)

Los tipos de VPH que pueden causar verrugas genitales no son los mismos que los que causan cáncer. No hay manera de saber cuáles personas con el VPH padecerán cáncer u otros problemas de salud.

Síntomas y signos relacionados con la infección por VPH:

Verrugas genitales: por lo general aparecen en las zonas genitales como un granito o pequeños grupos de granitos. Pueden ser pequeñas o grandes, planas o elevadas o en forma de coliflor. Los profesionales médicos pueden diagnosticar las verrugas con solo mirar el área genital durante la consulta. Las verrugas pueden aparecer semanas o meses después del contacto sexual con una pareja infectada, aun cuando esta persona no tenga signos de verrugas genitales. Si no se tratan, las verrugas genitales pueden desaparecer, quedarse igual o aumentar en tamaño y en número. Las verrugas no se convertirán en cáncer.

Cáncer de cuello uterino: por lo general no presenta síntomas sino hasta que está en una etapa avanzada. Por esta razón, es importante que las mujeres se realicen periódicamente pruebas de detección del cáncer de cuello uterino. Estas pruebas pueden identificar signos iniciales de la enfermedad para que sean tratados en forma temprana, antes de que se conviertan en cáncer.

Otros cánceres relacionados con el VPH: pueden no presentar signos o síntomas sino hasta que estén avanzados y sean difíciles de tratar.  Esto incluye cánceres de vulva, de vagina, de pene, de ano y cáncer de la cavidad orofaríngea (parte posterior de la garganta, incluidas la base de la lengua y las amígdalas). Para conocer los signos y síntomas de estos cánceres, visite www.cancer.gov.

Papilomatosis respiratoria recurrente: una afección en la que se forman verrugas en la garganta. Algunas veces puede bloquear las vías respiratorias, causando ronquera o dificultad para respirar.

Células con papiloma. Wikipedia¿Cuáles son las pruebas para diagnosticar la infección?

Las pruebas de detección del VPH disponibles en el mercado mundial solo se utilizan para evaluar a mujeres a cierta edad y que hayan tenido resultados específicos en sus pruebas de Papanicolaou para el cáncer de cuello uterino. No existe una prueba general para hombres o mujeres que detecte si una persona tiene el VPH, ni tampoco se cuenta con una prueba aprobada de detección para detectar el VPH en los genitales, la boca o la garganta.

¿Cómo se trata la infección por VPH?
No existe un tratamiento contra el virus, pero hay tratamientos para las enfermedades que el VPH puede causar:

Las verrugas genitales visibles las puede eliminar el propio paciente con el uso de medicamentos recetados,  o también si va al médico para que le dé tratamiento. Algunas personas prefieren no tratarse las verrugas, para ver si desaparecen por sí solas. Ningún tratamiento es mejor que otro.

El cáncer de cuello uterino se puede tratar más fácilmente si se diagnostica y trata en su etapa inicial. Sin embargo, una mujer que se hace en forma periódica la prueba de Papanicolaou y tiene un seguimiento adecuado puede identificar problemas antes de que aparezca el cáncer. La prevención es siempre preferible al tratamiento.

Otros tipos de cáncer relacionados con el VPH también se pueden tratar más fácilmente si se diagnostican y tratan en etapas iniciales.

La PRR se puede tratar mediante cirugía o medicamentos.  En ocasiones, puede requerir de muchos tratamientos o cirugías durante varios años.

¿Cómo puedo protegerme?
Hay muchas formas en que una persona puede reducir su probabilidad de contraer el VPH:

  • Las vacunas pueden proteger a hombres y mujeres contra casi todos los tipos comunes de VPH que pueden causar enfermedad y cáncer. Estas vacunas se administran en tres inyecciones. Es importante recibir las tres dosis para contar con la mejor protección. Las vacunas son más eficaces cuando se dan a los 11 o 12 años de edad.
    Niñas y mujeres:
    Existen dos vacunas (Cervarix y Gardasil) para proteger a las mujeres contra los tipos de VPH que causan la mayoría de los cánceres de cuello uterino.  Una de estas vacunas (Gardasil), también protege contra la mayoría de las verrugas genitales.  Gardasil también ha demostrado proteger contra los cánceres de ano, de vagina y de vulva. Ambas vacunas están recomendadas para niñas de 11 a 12 años de edad y para niñas y mujeres de 13 a 26 años que no hayan recibido ninguna dosis o que no hayan completado la serie cuando eran más pequeñas. Las vacunas también se pueden administrar a niñas a partir de los 9 años de edad. Se recomienda que, en lo posible, las tres dosis de la vacuna sean de la misma marca.
    Niños y hombres:
    Una de las vacunas disponibles (Gardasil) protege a los varones contra la mayoría de las verrugas genitales y los cánceres de ano. Esta vacuna está disponible para varones de 9 a 26 años de edad.
  • Las personas que decidan llevar una vida sexual activa, pueden reducir su riesgo de contraer el VPH si utilizan condones. Para que protejan más, los condones se deben usar en todas las relaciones sexuales, desde el inicio hasta el final. Los condones también pueden disminuir el riesgo de contraer otras enfermedades relacionadas con el VPH, como las verrugas genitales y el cáncer de cuello uterino. Pero el VPH puede infectar las áreas que no queden cubiertas por el condón, por lo que los condones no protegen completamente contra el VPH.
  • Una persona puede reducir la probabilidad de contraer el VPH si permanece en una relación con una sola pareja, limita el número de parejas sexuales o escoge una pareja que no ha tenido parejas sexuales o ha tenido muy pocas.  Sin embargo, hasta las personas que han tenido solo una pareja sexual en la vida pueden contraer el VPH pues no se puede determinar si una pareja que ha sido sexualmente activa en el pasado está infectada actualmente.

Actualizado: octubre/2011

Fuente:
Infección genital por VPH. CDC
Pruebas de detección del cáncer de cuello uterino. CDC
Virus del papiloma humano. MedlinePlus

Comentarios desactivados

Jueves 1 / septiembre / 2011

Sífilis

Filed under: Sobre las ITS — Tania Izquierdo — septiembre 1st, 2011 — 11:25 PM

¿Qué es?
chancroLa sífilis es provocada por la bacteria Treponema pallidium, que es una bacteria Gram negativa. A menudo se le ha llamado la gran imitadora porque muchos de sus signos y síntomas no pueden ser diferenciados de los de otras enfermedades.

¿Cómo se trasmite?
La sífilis se trasmite por:
– Relaciones sexuales desprotegidas vaginales, anales u orales o por contacto de piel no intacta con el chancro.
– A través de donaciones de sangre cuando el donante se encuentra en una fase temprana de la enfermedad.
– Trasmisión vertical (de la madre al feto)

Tiene un período de incubación de 10 a 90 días. Las lesiones (chancros) aparecen principalmente en los genitales externos, la vagina, el ano o el recto. También pueden aparecer en los labios y en la boca. Las úlceras genitales producidas por la sífilis pueden sangrar fácilmente y cuando entran en contacto con la mucosa oral o rectal durante la relación sexual.

chancro2sLa presencia de los chancros en los genitales facilitan la trasmisión sexual de la infección por VIH ya que estas lesiones ulcerosas rompen la primera barrera de defenza contra los agentes patógenos. Se calcula que el riesgo de contraer la infección por VIH es de 2 a 5 veces más alto cuando está presente la sífilis.

La sífilis no se trasmite por el contacto con inodoros, manillas de puertas, piscinas, bañeras y jacuzzis ni por compartir ropa ni cubiertos.

¿Cuáles son los síntomas?
Muchas personas que tienen sífilis están libres de síntomas por años, pero enfrentan el riesgo de complicaciones si no se tratan la enfermedad. Aunque parece que la transmisión ocurre a partir de personas con chancros, quienes están en la fase primaria o secundaria de la enfermedad, muchos de estos chancros pasan desapercibidos. Por lo tanto, la transmisión se da principalmente a partir de personas que no saben que están infectadas.

Por otra parte, dependiendo de cuánto tiempo una mujer embarazada ha estado infectada, puede enfrentar un alto riesgo de mortalidad fetal  o dar a luz un bebé que muere poco después de haber nacido. Un bebé infectado puede que nazca sin los signos y síntomas de la enfermedad. Sin embargo, si no es sometido a tratamiento de inmediato, el bebé puede presentar serios problemas al cabo de unas cuantas semanas. Si estos bebés no reciben tratamiento, pueden sufrir de retardo del desarrollo, convulsiones o morir.

La sífilis tiene varias etapas:

Fase primaria
chancro1sLa fase primaria de la sífilis suele estar marcada por la aparición de una sola úlcera (llamada chancro), pero puede que aparezcan múltiples úlceras. El tiempo que transcurre entre la infección por sífilis y la aparición del primer síntoma puede variar de 10 a 90 días (con un promedio de 21 días). Por lo general, el chancro es firme, redondo, pequeño e indoloro. Aparece en el sitio por donde la sífilis entró al organismo. El chancro dura de 3 a 6 semanas y se cura sin tratamiento. Sin embargo, si no se administra el tratamiento adecuado, la infección progresa hasta pasar a la fase secundaria.

Fase secundaria
La fase secundaria se caracteriza por irritaciones en la piel y lesiones en las membranas mucosas y se presenta de 2 aroseola sifilitica 8 semanas después de la aparición de las primeras úlceras. Esta fase suele comenzar con la aparición de una irritación en una o más áreas del cuerpo. Por lo general, la irritación no produce picazón. Las irritaciones asociadas a la sífilis secundaria pueden aparecer mientras se cura el chancro o varias semanas después de que el chancro se haya curado. La irritación característica de la sífilis secundaria puede tomar el aspecto de puntos rugosos, de color rojo o marrón rojizo, tanto en la palma de las manos como en la planta de los pies. Sin embargo, también pueden aparecer irritaciones de apariencia diferente en otras partes del cuerpo, que algunas veces se parecen a irritaciones provocadas por otras enfermedades.

Algunas veces, las irritaciones asociadas a la sífilis secundaria son tan leves que pasan desapercibidas. Además de las irritaciones, puede que se presenten otros síntomas durante la fase secundaria, que incluyen fiebre, inflamación de los ganglios, dolor de garganta, pérdida irregular del cabello, dolor de cabeza, pérdida de peso, dolores musculares y fatiga. Los signos y síntomas de la sífilis secundaria desaparecerán con tratamiento o sin tratamiento, pero la infección progresará hasta las fases latente y terciaria de la enfermedad, si no se administra ningún tratamiento.

Fase terciaria
ífilis terciaria (goma)La fase latente (escondida) de la sífilis comienza con la desaparición de los síntomas de la fase secundaria. Sin tratamiento, la persona infectada seguirá teniendo sífilis aun cuando no tenga ni signos ni síntomas; la infección permanece en el organismo. En la fase terciaria, la sífilis puede lesionar los órganos internos, entre ellos el cerebro, los nervios, los ojos, el corazón, los vasos sanguíneos, el hígado, los huesos y las articulaciones. Las lesiones internas pueden aparecer muchos años más tarde. Entre los signos y síntomas de la fase terciaria de la sífilis se encuentran la dificultad para coordinar los movimientos musculares, parálisis, entumecimiento, ceguera gradual y demencia. Estas lesiones pueden ser lo suficientemente graves como para producir la muerte.

¿Cuáles son las pruebas para diagnosticar la sífilis?
Algunos proveedores de atención médica pueden diagnosticar la sífilis mediante el examen del material de un chancro (úlcera infecciosa) en un microscopio especial llamado microscopio de campo oscuro. Si las bacterias de la sífilis están presentes en el chancro, se notarán al microscopio.

El examen de sangre es otra manera de determinar si una persona tiene sífilis. Poco tiempo después de que una persona se infecta, el organismo produce anticuerpos que pueden ser detectados mediante un examen de sangre seguro, preciso y económico. El nivel de anticuerpos en la sangre será bajo durante meses o incluso años después de que la enfermedad se ha curado. Dado que una sífilis no tratada en una mujer embarazada puede infectar y posiblemente provocar la muerte de su bebé, toda mujer embarazada debería hacerse un examen de sangre para la detección de la sífilis.

¿Cómo se trata la sífilis?
La sífilis es fácil de curar en las primeras fases. Si una persona ha tenido sífilis durante menos de un año, la enfermedad se curará con una sola inyección intramuscular de penicilina, que es un antibiótico. Si una persona ha tenido sífilis por más de un año, necesitará de dosis adicionales. Para las personas que son alérgicas a la penicilina, hay otros antibióticos disponibles para tratar la sífilis. La sífilis no puede curarse con remedios caseros ni con medicinas que se venden sin receta médica. El tratamiento matará la bacteria de la sífilis y evitará futuras lesiones, pero no remediará las lesiones ya ocasionadas.

Dado que se dispone de un tratamiento eficaz, es importante que las personas se hagan pruebas de detección de la sífilis de manera constante si practican conductas sexuales que las enfrentan al riesgo de contraer ITS.

Las personas que reciben tratamiento contra la sífilis deben abstenerse de tener contacto sexual con parejas nuevas hasta que los chancros sifilíticos hayan desaparecido por completo. Las personas que tienen sífilis deben comunicárselo inmediatamente a sus parejas de manera que éstas también se sometan a las pruebas y reciban tratamiento si es necesario. El hecho de que una persona haya tenido sífilis una vez no la protege de tenerla de nuevo. Una persona puede seguir siendo susceptible a la reinfección aun cuando se haya curado con el tratamiento. Solamente las pruebas de laboratorio pueden confirmar si una persona tiene sífilis. Dado que los chancros sifilíticos pueden estar escondidos en la vagina, el recto o la boca, es probable que una persona no se entere de que su pareja sexual tiene sífilis. El proveedor de atención médica ayudará a determinar si es necesario hacer nuevamente las pruebas de detección de la sífilis después de que haya concluido el tratamiento.

La sífilis no tratada puede convertirse en una neurosífilis, puede ocasionar problemas cardiovasculares incluyendo aneurismas e inflamación de la aorta, destrucción de la piel y los huesos, y neuritis óptica.

¿Cómo puedo protegerme?
La manera más segura de evitar contraer infecciones de transmisión sexual, incluida la sífilis, es absteniéndose del contacto sexual o tener con una relación duradera, mutuamente monógama, con una pareja a quien le han hecho las pruebas y se sabe que no está infectada.

Abstenerse de consumir alcohol y drogas puede también ayudar a evitar la transmisión de la sífilis ya que estas actividades pueden conllevar a adoptar una conducta sexual peligrosa. Es importante que las parejas sexuales hablen entre ellas si tienen el VIH y si en el pasado han tenido otras ITS, de manera que puedan tomar acciones preventivas.

Las úlceras genitales que provocan ciertas enfermedades, como la sífilis, pueden aparecer tanto en las áreas genitales masculinas como las femeninas, estén o no cubiertas o protegidas con un condón de látex. El uso correcto y habitual de los condones de látex puede reducir el riesgo de contraer la sífilis, así como los herpes genitales y los chancros, solamente si el área infectada o el área de posible contacto está protegida.

Los condones lubricados con espermicidas (especialmente el Nonoxynol-9 ó N-9) no son más eficaces que cualquier otro condón lubricado a la hora de evitar la transmisión de las ITS. Según resultados de varios estudios, el N-9 mismo puede producir lesiones genitales que permiten la entrada del VIH y de otras infecciones. En junio de 2001, los CDC recomendaron que no se usara el N-9 como microbicida o lubricante durante las relaciones sexuales anales. La transmisión de una ITS, incluida la sífilis, no puede prevenirse con lavarse los genitales, orinar o hacerse una ducha vaginal después de la relación sexual. Cualquier secreción, úlcera o irritación, en particular en el área de la ingle, debe ser señal para dejar de tener relaciones sexuales y ver a un médico de inmediato.

Actualizado: mayo/2016

Fuente:
Sífilis. CDC
Sífilis congénita. Enciclopedia Médica de la NLM de Estados Unidos
Sífilis. MedlinePlus
Consideraciones básicas sobre las ITS y el VIH/sida (Folleto del CNP ITS/VIH/sida)

Comentarios desactivados

Jueves 1 / septiembre / 2011

Molusco contagioso

Filed under: Sobre las ITS — Tania Izquierdo — septiembre 1st, 2011 — 11:20 PM

¿Qué es?
moluscoEs una infección viral cutánea que causa pápulas o nódulos elevados con apariencia de perla en la piel. El molusco o molluscum contagioso es causado por un virus miembro de la familia de los poxvirus. Aunque es más común en niños que en adultos, es considerada también una infección de transmisión sexual. Se observa con frecuencia en la cara, el cuello, las axilas, los brazos y las manos, aunque se puede presentar en cualquier parte del cuerpo, con excepción de las palmas de las manos y las plantas de los pies.


¿Cómo se trasmite?
La infección se puede adquirir de muchas maneras diferentes. El virus se puede diseminar a través del contacto con objetos contaminados, tales como toallas, ropas o juguetes pero también se propaga por contacto sexual. Las primeras lesiones en los genitales se pueden tomar erróneamente como herpes o verrugas, lo que a diferencia del herpes, dichas lesiones son indoloras.

¿Cuáles son los síntomas?
La lesión del molusco comienza clásicamente como una pápula pequeña e indolora que puede crecer hasta convertirsemolusco5 en un nódulo de color carne y apariencia de perla. La pápula frecuentemente presenta un hoyuelo en el centro. Estas pápulas se pueden presentar en filas, en el lugar en el que la persona se ha rascado. El rascado u otros tipos de irritación hacen que el virus se propague en filas o en grupos, llamados montones.

Las pápulas tienen un ancho aproximado de 2 a 5 milímetros. Por lo general, no hay inflamación ni el consabido enrojecimiento, a menos que la persona se haya estado rascando o hurgando las lesiones. La lesión cutánea comúnmente tiene un núcleo central o tapón de material blanco, ceroso o caseoso.

En los adultos, las lesiones se observan con frecuencia en los genitales, el abdomen y la cara interna del muslo.

¿Cómo puedo protegerme?
Se debe evitar el contacto directo con lesiones de piel y no se deben compartir toallas con otras personas.

El hecho de evitar las relaciones sexuales también puede prevenir el virus del molusco contagioso y otras enfermedades de transmisión sexual. Asimismo, se pueden evitar estas enfermedades teniendo una relación sexual monógama con una persona que se sepa que está libre de la enfermedad.

Los condones femeninos y masculinos no pueden proteger a la persona completamente, ya que el virus puede estar en áreas no cubiertas por el condón. No obstante, los condones aún se deben utilizar cada vez que se desconozca el estado de salud de un compañero sexual, con lo cual se reducen las probabilidades de forma correcta y constante. Los condones se deben utilizar con espermicida con nonoxinol 9.

Actualizado: mayo/2016

Fuente:
Molusco contagioso. MedlinePlus
Molusco contagioso. InfoRed Sida
Consideraciones básicas sobre las ITS y el VIH/sida (Folleto del CNP ITS/VIH/sida)

Comentarios desactivados

Older Posts »