SARS

5 octubre 2012

Asociación del ALH (sistema antígeno leucocito humano) clase I con la infección por coronavirus del SRAS

Filed under: Reporte y presentación de casos — Tania Izquierdo @ 10:54

Regiones densamente pobladas genéticamente relacionadas con las poblaciones del sur de Asia, parecen ser más afectadas por la propagación de la infección por SARS. Hasta hace poco, pacientes de SRAS no probables se registraron entre los pueblos indígenas de Taiwán, que son genéticamente distintos de la población taiwanesa, no tienen HLA (sistema antígeno leucocito humano) -B * 4601 y sí tienen alta frecuencia de HLA-B * 1301. Mientras se observó un aumento en la frecuencia del alelo HLA-B * 4601 en el grupo de pacientes “probables infectados de SRAS”, un aumento aún más significativo del alelo se observó en el grupo de pacientes de “casos graves”. Estos resultados parecen indicar la asociación de los alelos HLA-B * 4601 con la severidad de la infección por SARS en las poblaciones asiáticas. Se hacen necesarios estudios independientes para poner a prueba los resultados obtenidos.

Ver el texto completo

Association of HLA class I with severe acute respiratory syndrome coronavirus infection. Marie Lin, Hsiang-Kuang Tseng, Jean A Trejaut et al. BMC Medical Genetics 2003, 4:9

2 mayo 2012

Ávidos de detalles, los científicos se enfocan hacia el genoma del virus del SRAS

Filed under: Cobertura informativa — Tania Izquierdo @ 11:33

Cada semana nos trae nuevas preguntas sobre el SRAS, y, en ocasiones, los destellos de las respuestas. La semana pasada, muchas de las preguntas se centraron en el genoma del nuevo coronavirus que se cree que es el culpable. Desde que un primer grupo canadiense de investigación registró su secuencia completa en línea el 13 de abril, la información sobre el genoma de otras nueve cepas de virus se encuentra disponible en la Web. Los investigadores de todo el mundo han devorado el código genético como una manada de lobos, búscando pistas sobre el origen del virus, su comportamiento y futuro.

Una lectura atenta de esta variación apunta a otras tendencias fascinantes, dice Henry Niman, un instructor de cirugía en Harvard  que opera una cada vez más popular lista de correo sobre la ciencia del SRAS. La semana pasada, Niman y otros investigadores estaban especulando cómo las diferencias de un solo aminoácido entre los virus aislados de diferentes pacientes podrían explicar las variaciones de patogenicidad e infectividad. Otros se muestran escépticos, sin embargo. Para mostrar estas correlaciones, se necesitan los datos de muchos más pacientes, o pruebas con animales, dice Spaan. Hay un montón de absurdos por ahí en este momento, dice. Para controlar mejor el problema, la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Ginebra tiene planes de establecer una base de datos de diversidad genética del SRAS , asociada a una base de datos clínica, afirma Klaus Stöhr, virólogo de la OMS.

Este podría crecer con rapidez, debido a los nuevos genomas que se descifran casi a diario. Solo el Instituto del Genoma de Singapur tiene listas cuatro secuencias más que aún no se han publicados en el sitio Web, dice el director ejecutivo Edison Liu. Después de todo, en la Era del SRAS, dice Liu, “es solo un saltico, un brinco y un salto” de la cabecera del paciente a otra secuencia nueva.

En PubMed. Los usuarios de la red nacional de salud pueden acceder a la noticia completa a través de Ebsco.

Science News
Mayo 2/2003

Autor: Tania Izquierdo | Contáctenos
Otro blog más de Art