SARS

18 abril 2012

Epidemia del SRAS

Filed under: Acerca de — Tania Izquierdo @ 16:06

Red Mundial de Alerta y Respuesta ante Brotes EpidémicosEl 12 de marzo del 2003, la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó un alerta global acerca de una neumonía atípica a raíz de informes del Departamento de Salud de Hong Kong, China, y otros provenientes de Hanoi, Vietnam, donde se venían produciendo brotes en hospitales públicos desde el mes de febrero, tanto en pacientes como en los trabajadores de la salud que los atendían y sus contactos cercanos. Poco después de lanzada la alerta, la OMS comenzó a recibir informes de otros países: Singapur, Tailandia, Indonesia, Taiwan y Filipinas, así como países en otros continentes incluyendo Canadá, los Estados Unidos y Alemania. (1)

El agente etiológico, altamente infeccioso, con tasa de ataque >50% entre los trabajadores de la salud que cuidaron de los pacientes con el síndrome, fue identificado por una red de laboratorios convocados al efecto como una cepa hasta entonces desconocida de Coronavirus, agente viral asociado en humanos al catarro común. (1)

El intervalo entre la infección y el inicio de los síntomas, y entre el inicio de éstos y la administración de atención médica, así como la virulencia del agente y el número posible de contactos durante este período, tuvieron un fuerte impacto epidemiológico en la rápida extensión de la enfermedad. (4)

Ciudad de Foshan. Provincia de Guangdong, ChinaLa epidemia se originó en el sureste de China, sin embargo sólo unos meses después se extendió a un amplio número de países. El primer caso de esta epidemia se dió probablemente en noviembre de 2002 en un hombre de la ciudad de Foshan, provincia de Guangdong. En esta región existen miles de granjas ya que su actividad es predominantemente agrícola y tiene un clima subtropical. Sin embargo, este primer caso y otros que le siguieron no llamaron tanto la atención sino hasta el 21 de febrero de 2003 cuando un médico nefrólogo chino de la provincia de Guangdong hizo un viaje a Hong Kong para visitar a sus familiares. El había iniciado síntomas leves días previos a su viaje, pero cuando llegó a Hong Kong ya se encontraba enfermo. Él ingresó a un hospital el día 22 de ese mes y falleció un día después. Este solo individuo había infectado por lo menos a 10 personas más durante su breve estancia en el hotel donde se alojó y algunos miembros del hospital donde recibió atención médica.  (4)

Estos pacientes fueron los responsables de extender la epidemia a otros hospitales de Hong Kong, Vietnam, Singapur, otra provincia de Hong Kong, Canadá y a otros países. Cinco días después del inicio de los síntomas del caso en Hong Kong (26 de febrero de 2003), se produjo el caso del hombre de negocios asiático-americano que fue ingresado en un hospital de Hanoi, desde donde se dio la alerta a la OMS. Él había estado en Hong Kong antes de viajar a Hanoi y se había empezado a sentir enfermo tres días antes de llegar. Durante su estancia en Hong Kong, se había alojado en el mismo hotel que el caso que inició la epidemia. Para el 5 de marzo de 2003 ya se habían identificado casos secundarios en Hanoi entre trabajadores de la salud y subsecuentemente, otras personas fueron infectadas. (4)

En Toronto, una mujer asiática, residente en Canadá, viaja a visitar a su hijo a Hong Kong del 13 al 23 de febrero de 2003. Dos días después de su regreso a Toronto (25 de febrero) presenta fiebre, anorexia, mialgias, odinofagia y tos seca. Nueve días después del inicio ella muere. Ella y su esposo se alojaron en el mismo hotel y en el mismo piso que el caso responsable de la epidemia. Para el 8 de marzo, 5 de 6 familiares adultos que vivían en su mismo departamento presentaron síntomas de SRAS.  (4)

Al 30 de mayo de 2003, el SRAS había sido reportado en 30 países. El número de casos era de 8295 alrededor del mundo, de los cuales 750 habían fallecido, lo que equivale a una tasa de letalidad del 9%. (4)

La epidemia del SRAS nos ha enseñado lo vulnerable que seguimos siendo como especie. También cómo los avances de la era moderna pueden diseminar rápidamente una infección a cualquier parte del mundo. Es por ello que la cooperación internacional entre instituciones y gobiernos cobra capital importancia en estos tiempos. Sólo con la cooperación de todos se podrán implementar la medidas necesarias que permitan contener satisfactoriamente una epidemia que como la del SRAS y evitar que se  extienda a nivel mundial.  (4)

Bibliografía

1. Nancy Sánchez Tarragó. Síndrome Respiratorio Agudo Severo: aspectos clínicos y epidemiológicos Síndrome Respiratorio Agudo Severo. Reporte Técnico de Vigilancia. Vol. 8, No. 89 Mayo 31, 2003. Disponible en: http://bvs.sld.cu/uats/rtv_files/rtv0503.htm

4. Carlos J. Castro-Sansores, Renán A. Góngora-Biachi. Síndrome Respiratorio Agudo Severo: la primera epidemia del siglo XXI. Rev Biomed 2003; 14:89-100. Disponible en: http://www.uady.mx/~biomedic/rb031426.pdf

Autor: Tania Izquierdo | Contáctenos
Otro blog más de Art