Ablación por catéter

Posted at 0:05 under Diccionario

ablación cardíacaAblación por catéter. Eliminación de tejidos con una corriente eléctrica suministrada por medio de electrodos colocados en el extremo distal de un catéter. Las fuentes de energía son usualmente de corriente directa (choque de CD) o alterando la corriente a radiofrecuencias (usualmente 750 kHz). La técnica se usa más a menudo para realizar la ablación de la unión auriculo ventricular (AV) y/o de las vías accesorias con el fin de interrumpir la conducción (AV) y producir un bloqueo AV en el tratamiento de diversas taquiarritmias.
Fuente: DeCS

amplíe información:

Ablación por catéter, también conocida como ablación cardíaca con catéter o ablación por radiofrecuencia. La ablación por catéter sirve para el tratamiento de una amplia gama de arritmias.

Se trata de un procedimiento que si bien no persigue curar la arritmia, sí permite el control adecuado de la frecuencia ventricular y mejorar la calidad de vida de los pacientes, pero más importante aún, prevenir la miocardiopatía relacionada con la taquicardia. Es un procedimiento seguro (con baja incidencia de complicaciones mayores.

Durante el procedimiento de ablación, se inserta un catéter en una arteria del enfermo de su brazo, ingle o muslo superior, o cuello antes de realizar un pequeño orificio en un vaso sanguíneo. El médico introducirá una serie de catéteres a través del vaso sanguíneo hasta el lugar correcto en el corazón, y dirigirá la punta de un catéter especial hacia una pequeña área del tejido cardíaco. Una máquina enviará ondas RF (radio frecuencias), temperaturas extremadamente bajas o una luz láser a través del catéter para crear una cicatriz que se llama línea de ablación.

Esta cicatriz forma una barrera que previene que los impulsos eléctricos crucen desde el tejido cardíaco dañado hasta el tejido saludable alrededor. Esto evitará que las señales eléctricas anormales viajen al resto del corazón y causen arritmias.

Luego de la ablación por catéter, quitarán los catéteres, se cerrará y pondrá una venda en la abertura del brazo, ingle o cuello.

El paciente permanecerá en el hospital por algunas horas o durante la noche. Tiempo durante el cual, se monitorearán la frecuencia cardíaca y tensión arterial. Sus movimientos estarán limitados para prevenir sangrado en el área en la que se insertaron los catéteres. Después podrá regresar a su hogar.

La ablación por catéter tiene algunos riesgos, entre los que se incluyen sangrado, infección, daño a un vaso sanguíneo, daño al corazón, arritmias y coágulos. También, existe un pequeño riesgo de cáncer por la radiación utilizada durante la ablación cardíaca.

Vea más información EN:

Deja un comentario

*