Se actualizan payasos terapéuticos cubanos

Posted at 14:41 under Eventos,Salud es el tema

El Cardiocentro Pediátrico William Soler, en La Habana, es por estos días escenario del Congreso Cubano de Payasos Terapéuticos, cita oportuna para intercambiar experiencias, resultados y trazar nuevas metas.

payasos terapéuticos 5El programa incluye conferencias, presentaciones y visitas a centros sanitarios en los que se implementa este tipo de terapia con la finalidad de mejorar la salud emocional de los pacientes y contribuir con su recuperación. También se impartirán 12 talleres de superación profesional, de los cuales 11 serán impartidos por profesores extranjeros.

Aniet Venereo Castro Pérez, quien encarna a la payasita Celeste y forma parte de los instructores que entrenan a los nuevos miembros, precisa que desde 2013 se han formado como payasos terapéuticos más de 200 personas de 11 provincias del país.

Se trata médicos, rehabilitadores, psicólogos, artistas y otros profesionales o personas con vocación que voluntariamente ponen a disposición su talento en beneficio de la salud, acompañando no solo a los pacientes, también a sus familiares y a los adultos mayores.

Esta iniciativa de formación surgió a raíz de la visita en 2012 de Joan Barrington, directora de Therapeutic Clowns International, para impartir un primer taller al equipo de instructores de La Colmenita.  Desde entonces, el Grupo Cubano de Payasos Terapéuticos ha ido creciendo y ya acumula numerosas experiencias de trabajo.

“Está probado que somos efectivos en los hogares de anciano, en los hospitales psiquiátricos, centros psicopedagógicos, en los hospitales para adultos con enfermedades crónicas, institutos, pediátricos –señala la artista–; “hemos tenido personas en todas esas instituciones que casi cubren todo el Sistema de Salud y los resultados son positivos”.

Subraya la necesidad de que exista un equipo de payasos terapéuticos en los centros asistenciales, así como lo es un equipo de rehabilitadores, de pediatras; y que estos garanticen, mínimamente, una o dos visitas a la semana a esas instituciones.

Compartimos el sueño de que en el futuro los hospitales sean un centro cultural – sanitario, en el que las personas puedan continuar haciendo lo que les gusta, porque estar enfermo no les impide tener sueños, deseos, hacer cosas, afirma la payasita Celeste.

Por: Yeni Ortega Betancourt. Centro Virtual de Convenciones de Salud