Salud, es el tema

23 Abril 2015

Malaria

Archivado en: diccionario — diccionariomedico @ 10:00

El paludismo o malaria es una enfermedad infecciosa frecuente transmitida por parásitos protozoarios del género Plasmodium a través de las picaduras de mosquitos Anopheles infectados. Recibió uno de sus nombres (malaria) por la creencia de que estaba causada por el mal aire procedente de los pantanos que rodeaban Roma. El médico y microbiólogo británico Ronald Ross recibió el Premio Nobel de Medicina en 1902 por sus investigaciones acerca de la enfermedad.

La enfermedad es endémica en la mayor parte de las regiones tropicales y abarca muchas áreas de América del Sur y Central, África, Oriente Medio, el subcontinente Indio, el Sudeste Asiático y Oceanía. Se describen cuatro tipos de paludismo humano: por Plasmodium falciparum; por Plasmodium vivax; por Plasmodium malariae y por Plasmodium ovale. Los más frecuentes son el paludismo por P. falciparum y por P. vivax. El más mortal es el provocado por el P. falciparum.

La intensidad de la transmisión depende de factores relacionados con el parásito, el vector, el huésped humano y el medio ambiente. Estos mosquitos se crían en agua dulce de poca profundidad (charcos, campos de arroz o huellas de animales) y pican sobre todo entre el anochecer y el amanecer. La transmisión es más intensa en lugares donde los vectores tienen una vida relativamente larga que permite que el parásito tenga tiempo para completar su desarrollo. También depende de condiciones climáticas como el régimen de lluvias, la temperatura y la humedad que pueden modificar el número y la supervivencia de los mosquitos. La inmunidad humana se desarrolla a lo largo de años de exposición y reduce el riesgo de que la infección cause enfermedad grave. Los niños, las mujeres embarazadas y las personas que viajan desde zonas no endémicas hasta países tropicales presentan un riesgo especial.

El ciclo vital del parásito comienza con la picadura de los mosquitos Anopheles hembra, los mosquitos inyectan esporozoitos, que circulan hasta el hígado e infectan los hepatocitos. Se transforman en merozoitos que son liberados desde allí al torrente sanguíneo e infectan rápidamente los eritrocitos para empezar la fase eritrocítica asexual de la infección, que es la responsable de la enfermedad en los seres humanos. Múltiples ciclos de desarrollo eritrocítico, con la producción de merozoitos que invaden otros eritrocitos, conducen a la aparición de cifras enormes de parásitos circulantes y de manifestaciones clínicas. Algunos parásitos eritrocíticos también se desarrollan hacia gametocitos sexuados y tras otras transformaciones vuelven a formarse esporozoitos en las glándulas salivales de los mosquitos lo que permite la infección de otros individuos. P. vivax y P. ovale también provocan una infección hepática crónica  que con el tiempo puede progresar a una recidiva de las manifestaciones clínicas. Por el mecanismo de citoadherencia, los eritrocitos infectados con los estadios más maduros de los parásitos eritrocíticos no circulan, sino que se adhieren en el interior de los vasos sanguíneos de pequeño calibre en el cerebro y otros órganos evitándose su paso a través del bazo, donde en condiciones normales se eliminarían los eritrocitos. Los plasmodios diferentes del P. falciparum no provocan citoadherencia de los eritrocitos infectados, infectan un menor número de estos y ocasionan con menos frecuencia cuadros graves y complicados.

Es importante establecer el diagnóstico clínico con rapidez en los individuos con cuadros febriles y riesgo de paludismo así como distinguir entre las diferentes especies ya que el tratamiento de cada una de ellas es distinto en función de la especie etiológica. En ocasiones el diagnóstico se basa solo en la presencia de un cuadro febril en áreas endémicas o en viajeros procedentes de estas. Pueden presentarse pródromos seudogripales inespecíficos como cefalea y fatiga, seguidos del paroxismo palúdico clásico con escalofríos, fiebre alta y sudoración, además de cefaleas, artralgias, mialgias, náuseas, vómitos, confusión, tos, dolor torácico y dolor abdominal entre otros. Los síntomas generalmente se producen entre 9 y 14 días, aproximadamente, después de la picadura de un mosquito infectado para P. falciparum y de aproximadamente 2 semanas para el resto. La fiebre es típicamente irregular al comienzo de la enfermedad, pero sin tratamiento puede adquirir un carácter regular, con ciclos de 48 horas ( P. vivax y P. ovale ) o 72 horas (P. malariae), especialmente en los casos por plasmodios diferentes al falciparum. Los pacientes pueden estar absolutamente asintomáticos entre los episodios febriles. Los signos clínicos pueden incluir anemia, ictericia, esplenomegalia y hepatomegalia leve.  La gran mayoría de las infecciones por parásitos diferentes a P. falciparum no son complicadas, ni en las zonas endémicas ni en los viajeros no inmunizados. En las zonas donde el paludismo es endémico, las personas pueden adquirir una inmunidad parcial, lo que posibilita la aparición de infecciones asintomáticas.

Los resultados analíticos de laboratorio muestran habitualmente anemia, trombocitopenia y anomalías de las funciones hepática y renal. Los frotis sanguíneos gruesos permiten identificar los parásitos y calcular la densidad de los mismos, constituyen medios convencionales de diagnóstico en las áreas hiperendémicas. Los frotis sanguíneos delgados teñidos con Giemsa permiten estudiar mejor la morfología del parásito pero el proceso es mucho menos eficaz que con los frotis gruesos, son preferibles en las zonas en las que el paludismo es infrecuente y donde el personal de laboratorio dispone de mucho tiempo para examinar múltiples campos microscópicos. También se pueden detectar antígenos mediante métodos sencillos y rápidos que incorporan la detección colorimétrica de uno o dos antígenos. Otra prueba diagnóstica como la reacción en cadena de la polimerasa (PCR) permite la identificación de los parásitos, aunque no resulta práctica para el diagnóstico de rutina.

En el paludismo grave pueden aparecer complicaciones como anemia intensa, insuficiencia respiratoria por edema pulmonar no cardiogénico, insuficiencia renal aguda, hepática, hipoglicemias, coagulopatías, sepsis y otras manifestaciones de disfunción multiorgánica. La malaria cerebral es una complicación de la infección por Plasmodium falciparum cuyos síntomas aparecen con la parasitemia. En la misma se puede manifestar coma profundo, defectos neurológicos focales y patrones respiratorios anormales entre otros síntomas. El síndrome neurológico posmalaria es una complicación infrecuente del paludismo que ocurre principalmente en pacientes con malaria grave por Plasmodio falciparum, es más frecuente en pacientes con formas complicadas de la enfermedad con respecto a enfermos no complicados. Se caracteriza por un comienzo agudo de síntomas neuropsiquiatricos o neurológicos. Ocurre después de la desaparición de la parasitemia, en un período variable que puede ser hasta de 2 meses. En los casos de paludismo por P. vivax o P. ovale pueden producirse recidivas clínicas semanas o meses después de la infección inicial, aunque el paciente haya abandonado la zona palúdica.

El tratamiento incluye fármacos que interfieren con el ciclo de vida o el metabolismo del parásito. La terapia basada únicamente en la sintomatología debe reservarse para aquellos casos en los que no sea posible el diagnóstico parasitológico. Una opción terapéutica disponible, especialmente en el caso del paludismo por P. falciparum, es el tratamiento combinado basado en la artemisinina. El paludismo secundario al resto de plasmodios suele tratarse por lo general con cloroquina, aunque los casos de resistencia de P. vivax a este fármaco cada vez son más frecuentes La OMS  recomienda un monitoreo continuo de la resistencia a los antipalúdicos.El retraso entre la aparición de los síntomas y el comienzo de la aplicación del tratamiento definitivo, así como la utilización de terapias subóptimas, la presentación con una parasitemia intensa o signos de un paludismo grave son factores que pueden influir desfavorablemente en el pronóstico. A pesar de todo, con un tratamiento intensivo muchos pacientes pueden tener una buena recuperación.

Para la prevención, la lucha antivectorial es el medio principal de reducir la transmisión del paludismo en la comunidad. A nivel individual es de vital importancia la protección personal contra las picaduras de los mosquitos. Los mosquiteros tratados con insecticidas y la fumigación de interiores con insecticidas de acción residual son algunas de las medidas fundamentales que deben tenerse en cuenta. Los antipalúdicos también se pueden utilizar en la prevención; la quimioprofilaxis, suprime la fase hemática de la infección, previniendo así la enfermedad. En zonas donde la transmisión es elevada, se recomienda el tratamiento profiláctico intermitente a personas en riesgo.

Distribución mas frecuente de los casos de paludismo

Fuentes:

Diccionario Académico de la Medicina. Premios Nobel

Medline Plus. Malaria

CDC. Malaria

Clinical Key. Paludismo

Revista Cubana de Medicina. 2014;53(3): 354-358.

OMS. Nota descriptiva N°94 .Paludismo. Abril de 2015

Imagen tomada de Wikipedia

21 Abril 2015

Apertura del stand de Servicios Médicos Cubanos

Archivado en: eventos — Lic. Jorge Noel Marqués García @ 19:30

logosaludpara-todos20152 En la apertura del stand asociado con la comercializadora de Servicios Médicos Cubanos, SMC, realizada el martes en la segunda jornada de la XIII Feria Comercial Salud para Todos, la Dra. Yiliam Jiménez, presidenta  de esa entidad, dijo que ésta llega fortalecida a la presente edición del foro, tras su unión con la empresa Turismo y Salud, Servimed, conocida en el mundo por sus más de 25 años de excelente desempeño.

Nuestra organización, enfatizó, desea contribuir al propósito trazado por la Organización Mundial de la Salud, OMS, de lograr que todos sus estados miembros alcancen para sus  pueblos la cobertura universal de salud.

En otra parte de su alocución, expresó que SMC cuenta con un desempeño validado en 67 países, con la participación de más de 51 mil médicos, tecnólogos y otros trabajadores de la  salud.

Agregó que de forma conjunta con el grupo de industrias biotecnológicas y farmacéuticas, BioCubaFarma, la comercializadora ofrece 7 nuevos programas para el abordaje integral de problemas de salud como la diabetes mellitus, cáncer, enfermedades cardiovasculares, trastornos auditivos y del neurodesarrollo infantil, entre otros.

Asimismo, comentó, se labora en el montaje de modernos sistemas que facilitarán servicios de telemedicina, para quienes deseen consultar la opinión de expertos médicos cubanos.

La Dra. Jiménez añadió que SMC ofrece más de 150 programas médicos personalizados que han sido elogiados por miles de pacientes y agregó que se desarrollan otros vinculados a las  cirugías de mínimo acceso, cirugía bariátrica, neurología y neurocirugía, cardiología y cirugía cardiovascular y restauración neurológica, los cuales podrán conocerse durante las sesiones de trabajo de este foro, aseveró.

En la segunda fecha, asimismo, se expuso un panel por parte de especialistas del Centro Internacional de Restauración Neurológica, Ciren, quienes abordaron: Novedosos servicios y  productos para la salud en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades neurológicas.

Los expositores fueron: Dr. Roidel Alessandrini, Programa contra el envejecimiento; Dr. Mario Álvarez, Avances en el tratamiento con enfermedad de Parkinson y otros trastornos del  movimiento; Dr. Ricardo Valdés, Restauración neurológica y atención al dolor raquídeo; y Dr. Nelson Quintana, Experiencias del Ciren en cirugía funcional y cirugía de Parkinson, distonía, epilepsia y utilización del sistema Estereoflex.

Según el programa, para el 22 de abril está prevista la conferencia magistral Desarrollo del Heberprot-P como producto biotecnológico cubano, que impartirá el Dr. Manuel Raíces  Pérez Castañeda, del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, Cigb. Además, habrá una firma de Alianzas Estratégicas de Servicios Médicos Cubanos con BioCubaFarma, el  Ministerio del Turismo y con el Grupo Empresarial de Informática y Comunicaciones. (Lic. Jorge Noel Marqués, integrante del Centro Virtual de Convenciones de Salud, Cencomed)

20 Abril 2015

20 de Abril

Archivado en: de la prensa cubana — johanna @ 8:39

18 Abril 2015

18 de Abril

Archivado en: de la prensa cubana — johanna @ 12:12

17 Abril 2015

17 de Abril

Archivado en: de la prensa cubana — johanna @ 10:47

16 Abril 2015

Reinaugurado Pabellón de la Salud en ExpoCuba

Archivado en: eventos — Lic. Jorge Noel Marqués García @ 9:38

reinauguracion-salud-en-expocuba-1 Ante la presencia de directivos, estudiantes y  profesores de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana y trabajadores deExpoCuba, el Profesor Dr. Jorge González Pérez, rector de la institución académica capitalina y el compañero  Manuel Gutiérrez  Gutiérrez, subdirector del recinto ferial, realizaron el corte de cinta que dejó oficialmente reinagurado para este período, el Pabellón de la Salud, que en lo adelante será atendido directamente por el mencionado  centro docente, según trascendió.

Al ofrecer la bienvenida a los presentes, el directivo de ExpoCuba destacó la coincidencia histórica de efectuar este acto en la fecha que conmemoramos los acontecimientos que culminaron con la victoria del pueblo en las arenas de Playa Girón, además de coincidir con el anuncio de la decisión del presidente Obama de excluir a Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo.

Por su parte, el Rector mencionó el alto compromiso adquirido por la universidad al tener la responsabilidad de mostrar a propios y ajenos en las áreas expositivas de la instalación los avances más significativos en el campo de la salud y la educación médica. (Cosmé Moré Cuesta, del Dpto. de Divulgación e Información de la Universidad Médica de La Habana)

16 de Abril

Archivado en: de la prensa cubana — johanna @ 8:38

14 Abril 2015

14 de Abril

Archivado en: de la prensa cubana — johanna @ 10:39

13 Abril 2015

13 de Abril

Archivado en: de la prensa cubana — johanna @ 8:36

11 Abril 2015

Matanzas, provincia más destacada en concurso Disfrutemos del Sol con Responsabilidad

Archivado en: eventos — Lic. Jorge Noel Marqués García @ 14:57

concurso-disfrutemjos-del-sol-3 En la premiación de la III Edición del Concurso Nacional de Plástica Infantil Disfrutemos del Sol con Responsabilidad, Matanzas resultó la provincia más destacada al lograr 25 de los 52 premios otorgados en el certamen. En la ceremonia, realizada el 11 de abril en la Casa de Artistas y Creadores del municipio Centro Habana, se informó también que por tercer año consecutivo el territorio yumurino logró ese resultado y, en la presente ocasión, las obras que representaron a la Casa de la Cultura Gonzalo Roig, del municipio Cárdenas, merecieron 9 de los 25 lauros concedidos.

Las obras premiadas correspondieron a tres niveles de participación. Primer nivel (de 5 a 8 años), segundo (de 9 a 11) y tercero (de 12 a 18). Según información emitida por el jurado se recibieron 190 trabajos y 32 no fueron evaluados. Las provincias que participaron fueron: Matanzas, La Habana, Villa Clara, Camagüey, Holguín, Pinar del Río, Sancti Spíritus, Las Tunas y Mayabeque. Además se otorgaron un premio de la enseñanza especial a Sandy Moreno, 14 años, escuela Frank País, de Sancti Spíritus, y pacientes XP, Yaslín Rodríguez, 19 años, La Habana.
 
Concluido el acto de premiación las niñas, niños y adolescentes galardonados junto a sus familares ejecutaron un recorrido por una de las salas de la institución donde se hallaba una muestra de las pinturas. Es oportuno recordar que el concurso tiene el objetivo de contribuir al disfrute responsable del sol y divulgar la importancia de la protección y prevenir el cáncer de piel.

El sol tiene efectos positivos sobre la salud (genera calor, favorece el crecimiento y desarrollo, modula las reacciones enzimáticas, destruye los agentes patógenos e interviene en la síntesis de vitamina D), y sus efectos adversos se relacionan con el incremento de la carcinogénesis, provoca trastornos inmunológicos, pigmentarios y oculares y favorece el envejecimiento de la piel.

La Organización Mundial de la Salud reconoce el aumento del cáncer de piel como problema de salud y por eso  ha realizado un llamamiento a todos los países para trazar una estrategia encaminada a prevenir el cáncer de piel y a evitar  la exposición no controlada al sol, ya que es el principal factor responsable de esta enfermedad. Las medidas de protección solar deben tomarse desde la niñez y la adolescencia, periodo en que son más efectivas.

En Cuba el cáncer de piel es el segundo tipo de cáncer más frecuente, según su localización anatómica, en los adolescentes entre 15-19 años de edad. Se han reportado más de 300 infantes y adolescentes con daño actínico crónico y más del 80 % del daño solar que sufre una persona durante toda su vida se produce antes de los 18 años de edad.

La exposición no protegida a las radiaciones ultravioletas y las quemaduras solares durante la infancia constituyen factores de riesgo para desarrollar cáncer cutáneo en la etapa adulta. (Lic. Jorge Noel Marqués, integrante del Centro Virtual de Convenciones de Salud; foto: Morgan Santos, del Dpto. de Audiovisuales).

Entradas siguientes »

Autor: johanna | Contáctenos
Otro blog más de Art