Rev. de Educación Médica Superior

16 mayo 2011

Idoneidad

Filed under: Glosario Educación Médica — sccs @ 17:12

Evidencia práctica de capacidades, conocimientos, habilidades necesarias y cualidades personales para el desempeño eficiente de un puesto u ocupación. 

Fuente:

Cuba. Ministerio de Salud Pública. Resolución Ministerial # 250, de 27 de septiembre de 2006.

Actuación – Desempeño (Performance)

Filed under: Glosario Educación Médica — sccs @ 17:09

Actuación (Performance)

Indica lo que una persona realmente hace en una situación real de la vida. En medicina, indica lo que realmente hace un estudiante o un médico en el encuentro con el paciente, cuando aplica los conocimientos y las habilidades adquiridas según su juicio clínico y del uso de sus habilidades de comunicación interpersonal. Desde este punto de vista, la competencia implica
madurez profesional y facilidad para tomar decisiones difíciles. Aunque estos elementos son inherentes a la buena práctica, no es fácil demostrarlos. La valoración de la actuación clínica es de gran importancia, pero a menudo es difícil medirla.

Fuente:

Andrzej Wojtczak. Glosario de términos de educación médica. International Institut for Medical Education (IIME). Nueva York, USA.  Traducción del Dr. Jorge Palés, Presidente de la SEDEM y de la Dra. Maria Nolla, Jefe de Estudios de la Fundación Dr. Robert.
Educ. méd. v.6 supl.2 Barcelona jul.-sep. 2003.

Desempeño profesional (o laboral) en salud

El desempeño profesional es el comportamiento o la conducta real de los trabajadores, tanto en el orden profesional y técnico como en las relaciones interpersonales que se crean en la atención del proceso salud / enfermedad de la población; en el cual influye a su vez, de manera importante el componente ambiental. Por tanto existe una correlación directa entre los factores que caracterizan el desempeño profesional (en todas sus funciones) y los que determinan la calidad total de los servicios de salud.
Esta concepción de la calidad del desempeño, unida e integrada a la calidad de los servicios, lleva a postular la evaluación del desempeño profesional como un proceso continuo de evaluación de la calidad de la atención en salud, que rompe los marcos puramente académicos, y la vincula con la responsabilidad y el compromiso social, como respuesta a las necesidades de la población; en un proceso activo y participativo de problematización constante, que dirige las acciones a desarrollar en los procesos permanentes de superación profesional.
Para determinar la calidad del desempeño laboral, es necesario tener en cuenta las condiciones de trabajo, así como las personales, y en las que hay que profundizar al analizar los resultados evaluativos, a fin de determinar de los problemas identificados, cuáles requieren decisiones de gestión y/o capacitantes.

Fuente:

Salas  Perea, Ramón Syr. Propuesta de estrategia para la evaluación del desempeño laboral de los médicos en Cuba. [Tesis para optar por el grado de Doctor en Ciencias de la Salud]. La Habana: Escuela Nacional de Salud Pública; 2009.

Acreditación (Accreditation)

Filed under: Glosario Educación Médica — sccs @ 17:06

Proceso de autorregulación mediante el cual diversas organizaciones gubernamentales, no gubernamentales, de voluntariado, asociaciones privadas profesionales o de carácter público garantizan el reconocimiento formal a los programas o instituciones de tipo educativo que cumplen los criterios propuestos de calidad educativa. Los programas o instituciones de carácter educativo deben cumplir ciertos estándares que se determinan mediante la revisión de la información escrita, los estudios efectuados por las propias instituciones, las visitas realizadas a los lugares en donde se imparten los programas educativos, y la consideración
detallada de todos los datos por parte de un comité de evaluación. Mientras que los programas o instituciones son acreditados, a los médicos individuales se les autoriza o certifica para el ejercicio profesional.

Fuente:

Andrzej Wojtczak. Glosario de términos de educación médica. International Institut for Medical Education (IIME). Nueva York, USA. Traducción del Dr. Jorge Palés, Presidente de la SEDEM y de la Dra. Maria Nolla, Jefe de Estudios de la Fundación Dr. Robert.
Educ. méd. v.6 supl.2 Barcelona jul.-sep. 2003.

El solecismo sale para todos (Cuarta parte)

Filed under: De nuestro Idioma — sccs @ 16:36

En el extremo opuesto de la frase hecha, rozando el esnobismo, en el equipaje de viajeros que vuelven (o por el conducto auditivo de quienes siempre tienen lo foráneo como mejor porque “viene de afuera”), al panorama léxico cubano llegan, entre otros dislates, vocablos cuyos usos no concuerdan con el que recogen los diccionarios. Así, junto a un malsonante leísmo y el exceso de acá donde debe decirse aquí, aparece el término impronta cada vez que alguien necesita referirse amarca, huella, señal… (sin tener en cuenta que ese vocablo en sentido figurado, alude solo a la influencia moral que deja algo o alguien); imaginería (sustantivo) o imaginario (adjetivo) en lugar de imaginación; sumatoria en vez de suma; la interrogante (así, con género femenino aunque el diccionario lo recoge masculino) a cambio de la pregunta, la interrogación, la duda; problemática en sustitución de problema; la temática por tema (sin embargo, en el habla y la escritura de estos sujetos el vocablo tema reemplaza de modo superfluo a asunto, cuestión, problema, idea…; verbigracia: “La producción de zapatillas es importante en el tema de los salideros”); más una ringlera de voces no siempre necesarias –en apariencia más cultas y elegantes y a menudo neologismos– con las cuales se dificulta la comprensión en lugar de favorecer la comunicación: frecuenciar, uniformización, direccionar, remarcable, secretividad

Ya la mayoría no ve ni mira, sino observa, visiona o visualiza; no oye, sino escucha o audiciona; no cuenta, sino contabiliza; no atiende o concentra, sino focaliza… También de otra latitud ha llegadoa Cuba, para intromizarse entre funcionarios, el mál hábito de inciar las oraciones con los infinitivos de las perífrases verbales, omitiendo los auxiliares o los verbos modales y en lugar de Tenemos que agradecerles…, Queremos expresarles…, Deseamos manifestarles…, Debemos decirles…, nos sueltan sin sonrojarse, suponiendo que es así como deben hablar los que ejercen cargos públicos: Agradecerles que…, Expresarles que…, Manifestarles que…, Decirles que…

(CONTINUARÁ)

Fuente:

Alberto Ajón León. El solecismo sale para todos. La Calle del Medio. Nº 30. Octubre 2010. Pág. 3.

El solecismo sale para todos (Tercera parte)

Filed under: De nuestro Idioma — sccs @ 16:34

Autores hay que se desentienden de la gramática y de las reglas de la sintaxis parapetándose tras el desaliño de moda, el descrédito iconoclasta de las normas, el monólogo que a veces fluye irreflenable durante los desvaríos de los personajes en algunos textos de ficción, el calco indiscriminado de un lenguaje supuestamente popular, la injustificada presunción de innovaciones literarias… Por ahí se escucha a que recomienda no usar en las narraciones otro verbo que no sea “dijo” (nunca usar afirmó, aseveró, declaró, negó, insinuó, manifestó, expresó, aseguró, sentenció, corroboró… sino dijo, dijo, dijo, tal vez tomando como modelo el diálogo zigzagueante que sostienen en una tarde de aburrimiento dos personajes de Cabrera Infante atrapados por la lluvia en un café, y en el que para acentuar la monotonía del intercambio casi lacónico, el autor reitera una y otra vez la misma forma verbal: dijo). También se oye al que sin escrúpulo ni escalofrío –y para estupos general– condena como ultraje escandaloso el uso de adverbios terminados en -mente; al que ignnorando la carga semántica que puede transportar un signo de puntuación, repudia el empleo que de ellos ha de hacerse según patrones (porque José Martí –¡Martí nada menos en el argumento de los blasfemos!– “demostró que la puntuación es temperamental”, así dicen, y citan como ejemplo a los cultores del nuevo periodismo en Estados Unidos).

Pernicioso es también el que reproduce como bueno el lenguaje manido, la frase parapléjica, la jerga insustancial, el insulso neoplasmo que los burócratas trasmiten a los reporteros de prensa y estos a la población; intratables clisés que se convierten en verdaderos bloques de significado –inamovibles bloques de concreto– que han perdido con el manoseo la brillantez que alguna vez pudieron haber ostentado: profundo agradecimiento, importante aporte, variado espectáculo, destacado intérprete, exhaustivo análisis, amplio y profundo debate, intenso programa, merecidas vacaciones, digno homenaje, metas trazadas, metas alcanzadas, divertidos festejos, objetivos propuestos, logros alcanzados, plan previsto, alegres carnavales, lluvias caídas, acuerdos tomados, ofrenda floral, recinto ferial, repentina enfermedad, legado imperecedero, indestructible amistad, apretada agenda, distinguido huésped, preparación previa, cortinas imaginarias, violento huracán, terrible catástrofe, ejemplo a imitar, tareas a realizar, metas a alcanzar, jóvenes del futuro… y una larguísima ristra de comodines que no incitan a la reflexión y que sobreviven en las antípodas de la creatividad, la originalidad del estilo y el lenguaje artístico que se espera de la literatura o del periodismo mejor, pues siendo la lengua su instrumento de expresión, la eficacia del mensaje depende directamente de la destreza en el manejo de esa herramienta.

(CONTINUARÁ)

Fuente:

Alberto Ajón León. El solecismo sale para todos. La Calle del Medio. Nº 30. Octubre 2010. Pág. 3.

Autor: sccs | Contáctenos
Otro blog más de Art