Rehabilitación BIOMECANICA

8 noviembre 2010

La obesidad infantil y SOMA: Importancia de la rehabilitación en el programa de tratamiento.

Filed under: Bienvenidos — rehabilitacion-bio @ 11:31

La obesidad infantil constituye una problemática actual a gran escala, el incremento de niños obesos, ha ocasionado un aumento de trastornos posturales y mecánicos del SOMA, de un difícil tratamiento y control. En cuba la existencia de un equipo multidiciplinario en torno a la atención a estos niños garantiza un buen ejercicio para definir una conducta terapéutica lo mas ajustada a la realidad del paciente. La inclusión de un fisiatra en este equipo contribuye a incrementar aun más la calidad en la atención en tratamiento de los problemas del SOMA y otros sistemas que se afectan por igual.

La obesidad infantil y SOMA: Importancia de la rehabilitación en el programa de tratamiento.

Autor: Dr. Dysmart Hernández Barrios
Universidad Médica de Camagüey.

Introducción.
La obesidad a lo largo de la historia de la medicina ha tenido múltiples interpretaciones, siendo en algunas ocasiones vista como un sinónimo de fortaleza y salud, mientras para otros como una enfermedad como tal. Si embargo muy a lo cierto, es  la cultura imperante la que marca realmente la posición que toma  de la obesidad. Si embargo es cierto que las personas con obesidad termina siendo presas del padecimiento de un mayor grupo de afecciones médicas que la población normo peso o delgada.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la obesidad como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. Afecta más de 1/3 de la población adulta. Sin embargo la obesidad infantil está considerada por la OMS como un problema mundial de salud pública, al existir más de 42 millones de niños menores de cinco años que tienen sobrepeso y que potencialmente serán adultos obesos.

La situación actual de la obesidad se ha transformado  en una compleja problemática, puesto que el incremento de afecciones, tales como las enfermedades crónicas no trasmisibles obedecen entre sus causas a la obesidad. Las repercusiones económicas del aumento de la obesidad son muy importantes, el gasto sanitario derivado crece año tras año. Según el Observatorio de Salud de Europa un 9% del presupuesto sanitario se destina a este fin, sin contara el por ciento que se destina a la investigaciones en esta esfera.

La mayor parte de las instituciones de salud a nivel internacional están desarrollando un sistema complejo de atención, los más elaborados  tiene un enfoque de trabajo multidisciplinar y su objetivo común es la prevención de la obesidad. Se han planteado estrategias de actuación en forma de programas multidisciplinares donde diferentes profesionales tratan el tema desde sus áreas de conocimiento.

Un problema si se constata en muchos de ellos, se debe a las existencias de programas de actuación donde no se incluye la figura del fisioterapeuta o el fisiatra. Uno de los campos de actuación principales de la fisioterapia son las patologías que afectan al sistema músculo esquelético, entre las causas que mayor afecciones biomecánicas produce al SOMA  se incluye la obesidad.

Dentro de los programas actuales de los Servicios Integrales de Rehabilitación se encuentra la atención a este grupo poblacional, de manera que a nivel de la atención primaria de salud (APS) se pueda garantizar la prevención y el tratamiento de las secuelas que a largo plazo ocasiona esta afección. La formación y conocimientos que el fisioterapeuta tiene en este campo de actuación hacen necesaria su inclusión en los programas multidisciplinares con el objetivo de mejorar cualitativamente el trabajo del equipo en la  APS.

En nuestro país llama la atención el incremento en los últimos años de la obesidad infantil. Lo cual constituye un factor de alto riesgo, por ser en estas edades donde el sistema óseo madura y logra definir la estructura morfológica del adulto. Cualquier alteración en esta etapa puede terminara en la instauración de múltiples deformidades, que a la larga limitaran la vida funcional y la vitalidad del individuo.

Desarrollo.

La obesidad infantil (acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud) está considerada por la OMS como la pandemia del siglo XXI. Se asocia fundamentalmente a los cambios dietéticos que a nivel mundial se están produciendo, incrementándose por la industria y el mercado la propiciación de una ingesta de alimentos hipercalóricos con un contenido nutricional bajo; apoyado a su vez por una disminución de la actividad física a causa del aumento de los estilos de vida sedentarios que se propician, cada vez más con el usos de los tecnojuegos los cuales limitan  muchas de las  actividades de la vida diaria.

Datos de reportes mundiales en el 2008, reportan que habían más 22 millones de menores de 5 años con sobrepeso.  Los  EEUU presentan una de las mayores tasas de obesidad y sobrepeso en niños y adolescentes, alcanzando un 25% en el transcurso de la última década del pasado siglo. Según la OMS, España es uno de los países de la Unión Europea con más incidencia de obesidad infantil. Datos demográficos  reportan que en el 2008 mostró que un 28.3% de los niños y adolescentes tenían exceso de peso, y de ellos más del 70% padecen de problemas ortopédicos asociados a la obesidad. Un estudio basado en las tendencias del siglo según criterio de FAO predice que para el año 2015, más del 48% de los niños en edad escolar tendrán sobrepeso en países desarrollados.

Para poder abordar este problema de salud,  la OMS formuló a petición de los Países Miembros, La Estrategia Mundial sobre el régimen alimentario, actividad física y salud, aprobada en la 57ª Asamblea Mundial de la Salud en mayo del 2004 .Su contenido está orientado a  promover y proteger la salud mediante políticas y planes integrales para promover la alimentación saludable y la práctica de actividad física, con la colaboración de la sociedad civil, el sector privado y los medios de comunicación, así como las instituciones de salud.

Todo esto ha propiciado que a nivel de los Ministerios de Salud se desarrolle un  marco teórico con un grupo de  estrategias de actuación en forma de programas multidisciplinares. Todos ellos tienen, la actividad física y la nutrición como ejes principales del programa.

Los programas multidisciplinares de tratamiento de la obesidad infantil no sólo tienen como objetivo reducir el peso sino minimizar los problemas que genera esta patología en el individuo a nivel psicológico, así  como su influencia en el  entorno familiar y social. En el plano físico las afectaciones repercuten de forma nociva en la salud de los sistemas: pulmonar, renal, gastrointestinal, neurológico, cardiovascular, endocrino, urológico y músculo-esquelético.

Este último sitio de múltiples afecciones. A pesar que los efectos de la obesidad sobre la estructura y función del sistema músculo-esquelético (SME) no han sido bien documentados, es conocida su asociación con la enfermedad de Blount o el deslizamiento de la epífisis femoral, así como la degeneración cartilaginosa temprana y las desviaciones angulares. Por otra parte tienen un  mayor riesgo de presentar fracturas o tendencia hacia la cronicidad de las secuelas traumáticas, debido a la influencia del  sobrepeso sobre las diferentes estructuras del SOMA. Hoy se habla de la tendencia al dolor óseo por obesidad debido al estrés mantenido sobre el hueso y las articulaciones, lo cual produce pequeñas micro fracturas, que constituyen la base de una periostitis crónica del hueso.

La obesidad tiene un impacto significativo en el SOMA asociándose al incrementado nivel de aparición de una forma muy temprana de  enfermedades  de origen degenerativas e inflamatorias. En los cuales las nuevas investigaciones biomecánica  indican que pueden deberse a un profundo efecto en las partes blandas como ligamentos, fascias o tendones. Los cuales al estar sometido a una mayor sobrecarga, sufren procesos de distensión y fibrositis constantes, dando como resultado una pérdida de las propiedades elásticas y mecánicas de estas estructuras. La perdida de estas variables predispone a un mayor deterioro de la salud del SOMA y a la instauración de deformidades de los miembros inferiores y la columna vertebral.

En cuanto al  abordaje específico de las lesiones músculo-esqueléticas dentro los programas multidisciplinares consultados no se tiene en cuenta en la mayor parte de los programas revisados o las publicaciones existentes al respecto; más sin embargo  existe la necesidad de conocer las consecuencias físicas de la carga de ejercicio continua del SOMA a los cuales van a estar sometidos estos niños. Por tantos las actividades motrices deben regularse de forma que estas no puedan incrementar el nivel de daño en los niños. La mayor parte de los programas consultados hasta el momento no incluyen este abordaje terapéutico y  menos  un profesional de la rehabilitación  dedicado a este menester, la mayor parte son llevados por licenciados en Cultura Física Terapéutica. Las áreas terapéuticas, muchas veces no juegan su papel al no llevar u progre de individualización para cada paciente obeso, lo cual a traído como resultado, un incremento del nivel de lesiones del SOMA o un incremento de las deformidades.

El fisiatra a es el profesional con formación específica en anatomía, biomecánica y fisiología de los mecanismos de salud y enfermedad que aplica a la prescripción terapéutica de ejercicio. Estas capacidades teóricas y prácticas le permiten hacer frente a la obesidad y sus condicionantes. El fisioterapeuta a su vez se convierte en personal que mayor parte del tiempo estará presente en el tratamiento del paciente.  El objetivo del fisioterapeuta en el tratamiento de los niños o adolescentes con obesidad es controlar o reducir el aumento de peso a través de la actividad física y la educación en torno a una cultura sobre estilos de vida saludables. Los fisioterapeutas son capaces de mantener un control de las variaciones de las principales variables físicas (fuerza, resistencia, elasticidad, flexibilidad y velocidad) como se comportan durante el tratamiento, y en la medida que estas ofrezcan variaciones no deseadas informar e interconsultar con el equipo multidisciplinario frente al paciente y la familia.

La intervención para el control de la obesidad tendrá tres niveles de actuación, comenzando  a un nivel preventivo, pasando  por un nivel terapéutico y hasta llegara a un nivel educacional. La prevención se hará adaptando las diferentes actividades del programa a las características músculo-esqueléticas de cada niño (biotipo funcional),  con el objetivo de no agravar los factores de riesgo que ya presenta sólo por el hecho de ser obeso. A nivel terapéutico, tratará las afecciones del SOMA que ya existen y aquellas que puedan surgir en el transcurso del programa. Para el  nivel educacional, puede jugar un papel importante en la promoción de la salud en temas como la higiene postural o los hábitos de vida saludables, ejercicios y salud mental.

Conclusiones.

La asociación entre los trastornos del SOMA y la obesidad infantil, así como sus limitaciones a la hora de desarrollar actividades físicas son pautas a tener en cuenta en la conformación de cualquier sistema de tratamiento orientado por un equipo multidisciplinario para el tratamiento de niño obeso. Este problema de salud merita ser  abordado de una manera específica.

La existencia de un fisiatra y  de un fisioterapeuta en los programas de tratamiento multidisciplinar para el tratamiento de la obesidad infantil es necesaria para lograr una mejor calidad en la atención médica y en el tratamiento individual del niño.

A nivel de los programa se busca dar una  respuesta a la necesidad de abordar las patologías del SOMA de una manera específica a nivel del trabajo con los niños, adaptando las actividades motrices a sus condicionantes músculo-esqueléticos, a su biotipo y la características del comportamiento de la variables biomecánicas a la hora de realizarlas, de la manera que la terapia no incremente las limitaciones y se convierta en un factor más para el abandono del niño de su programa de fisioterapia.

Bibliografía.
1.    WHO. Global Strategy on Diet, Physical Activity & Health . Childhood overweight and obesity http://www.who.int/dietphysicalactivity/childhood/es/ 16/03/2010 07.02
2.    International Obesity Task Force (IOTF) Report to WHO-Obesity in children and young people: A crisis in public
3.    UE: Plataforma europea para la acción sobre la dieta, actividad física y salud, 2005. Francia: Epode 2004. Bélgica:
4.    health .Journal Obesity Reviews ( 2008 ). http://www.iotf.org/childhoodobesity.asp
5.    Boletín del Observatorio de Salud de Europa (Extra de mayo de 2006, nº50)
6.    The White House.Office of the Press Secretary.February 09, 2010. http://www.whitehouse.gov/the-pressoffice/first-lady-michelle-obama-launches-lets-move-americas-move-raise-a-healthier-genera 15/3/2010 19:10
7.    Estrategia mundial sobre régimen alimentario, actividad física y salud. http://www.who.int/dietphysicalactivity/childhood_WHOs_actions/es/ 16/03/2010, 07.40
8.    Viasano 2007. España: Estrategia NAOS (Declaración de santander, 2005). Programa THAO, 2007.

1 comentario »

Aún no hay comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada. TrackBack URL

Dejar un comentario

*

Autor: rehabilitacion-bio | Contáctenos
Otro blog más de Art