Balneario Santa Rita

Un viejo esclavo africano enfermo, al que se da la libertad al quedar desahuciado por los médicos anda errante por los montes y encuentra – por casualidad – una fuente milagrosa que le sana enteramente en pocos días.

Es la leyenda común a casi todas las aguas medicinales de Cuba. Pero la del manantial termal ahora llamado de Santa Rita es diferente, única, con una historia documentada, y quizás también más hermosa y trascendente. Fue recogida por el médico de piratas Alexander Oliver Esquemeling en 1772.

Una norteamericana, Irene Aloha Wrigt la tomó de esta fuente y la incluyó en su libro Isla de Pinos, Gema del Caribe. Que apareció en 1910.

En esencia y con más de dos siglos de antigüedad nos entera de que esta Isla tenía una sola clase tipo o raza de indios gobernada durante más de 30 años por un mismo cacique; Takamena, el de la Siguanea.

Su hijo, Auki Himairo que nació y creció sin conocer la guerra, al llegar a la edad en que debía demostrar sus condiciones para remplazar al viejo cacique como jefe de la tribu, no tenía todavía ningún hecho de armas que probara su valor y pericia como capitán.

Para que tuviera su oportunidad se le organizó una fuerte expedición con muchas canoas de guerra y lo mandaron contra los indios de Cuba; pero allá no quiso masacrar a sus hermanos y por ello – a su regreso -, acusado de cobardía, murió de un lanzazo que le asestara su propio padre frente a toda la tribu.

Su cuerpo como simiente de paz se transfiguró; y allí donde cayera, junto al actual río Santa Fe, brotó luego un manantial de agua transparente como el cristal y tan cálida como la sangre.

Tan noble sacrificio (y consecuente prodigio) quedaron luego perpetuados al dar a esta fuente de inagotable caudal el nombre de El Manantial de la Paz. Desde que se tiene memoria y hasta 1860 así se conoció en todo el Caribe.

Propiedades de los manatiales:

Manantial Santa Rita

* Bicarbonatadas cálcicas
* Baja mineralización
* Radiactivas
* Pueden ser utilizadas en forma de baños totales o parciales desde 15 a 30 minutos según orientación médica.
* Utilizadas en afecciones dermatológicas: Micosis, dermatitis, etc.
* Afecciones del Sistema Ostiomioarticular: Artritis no supurativa, artrosis, rehabilitación de accidente vascular encefálico y de traumatismos.
* Antiinflamatorios: Inflamación pélvica.

Manantial Ojitos de Santa Lucía

* Tiene el PH igual que la lágrima humana.
* Puede ser utilizada en lavados oculares, en procesos infecciosos, alérgicos, inflamatorios, previa indicación médica.

Manantial El Ferroso

* Rico en hierro (Fe) sustancia que facilita la hemoglobina en le sangre por lo que es útil en las anemias por déficit de hierro.
* La ingestión prolongada y sin orientación puede ocasionar trastornos digestivos por lo que se recomienda la orientación y control del facultativo.

Manantial La Magnesia

* La presencia de magnesia en su composición la convierten en agua recomendable para combatir trastornos del aparato digestivo.
* En pequeñas dosis puede actuar como un laxante suave a dosis mayores puede ser una purga fuerte. Previa consulta con su médico.

Manantial La Cotorra.

* Agua de altísima calidad como agua de mesa, oligomineral, es decir baja mineralización lo que la hace excelente para su consumo durante y entre las comidas, contribuye a mejorar la digestión y facilita el drenaje del riñón.
* Es inmejorable compañía en quehacer diario.

Historia del Balneario

A la altura de 1860 se funda la Sociedad “Fomento Pinero” con el objetivo de desarrollar varios renglones económicos y principalmente establecer los baños higiénicos y medicinales. Algunos de los accionistas de esta sociedad interesados en estos baños fueron patriotas y personalidades renombradas de la época como son: Rafael María Mendive, Cirilo Villaverde, Antonio Bachiller y Morales, José Morales Lemus y el propio Dr. José de La Luz Hernández. Llegado el siglo XX, nos encontramos con el testimonio del Ing. De Minas Pablo Llaguno de Cárdenas, quién luego de más de 5 años enfermo llega a esta isla y sana por completo de serias afecciones estomacales. El tiempo de curación de este ingeniero fue dé un mes y doce días como refiere en el pequeño libro que escribió al concluir su tratamiento.

En 1941 se funda el Instituto Nacional de Hidrología y Climatología Médica de Cuba donde se continúan realizando las investigaciones químicas de estas aguas. A la altura de 1957 se inaugura el Instituto de Fisioterapia del Balneario de Santa Fe, siendo su Director Facultativo el Dr. Víctor Santamarína reconocido como un ilustre promotor del termalismo en Cuba.

La citada instalación contaba con los más modernos aparatos terapéuticos de la época traídos de Francia y un Solarium o dispositivo de Helioterapía Científica, único en el Hemisferio Occidental y 3ro en el mundo. Todos estos hechos dan lugar a que en 1958, Isla de Pinos era el 3er Polo Turístico del País.

Al triunfo de la Revolución, debido a los incidentes que tensaron las relaciones con los Estados Unidos dejaron de venir los pacientes norteamericanos que eran la gran mayoría de los que aquí se atendían.

Consecuentemente el Balneario queda desactivado y su moviliario especial es trasladado a otras instalaciones del país. Finalmente en octubre de 1967 las aguas de la recién construida Presa de Santa Fe inundan la zona y las aguas curativas quedan por 30 años sumergidas por este embalse.

Hoy remozado y adjunto al servicio de rehabilitación Orestes Fall Peñate recibe diversas afecciones de forma ambulatoria. El espectro de afeccionescubre la afecciones osteomioarticulares, neurológicas, dermatológicas, cardiícas, respiratorias entre otras muchas.

Tomado de la Multimedia “Balneario Isla de la Juventud”
Lic Witse Javier
.

Deja un comentario

*