Archive for the 'Guías anticipatorias'

Jueves 6 / septiembre / 2012

Prevención de la escoliosis postural en escolares sanos.

Filed under: Guías anticipatorias — Msc. Javier Vladimir Muñoz Pérez — septiembre 6th, 2012 — 6:52

La escoliosis postural se trata de una de las afecciones de la columna vertebral que por sus características evolutivas se puede prevenir , comunmente aparece durante el crecimiento y desarrollo de la adolescencia,  en plena etapa escolar,  generalmente se presenta  en niños y adolescentes tranquilos,  que permanecen sentados en sillas inapropiadas para su estatura con respecto a la mesa o de pie durante mucho tiempo.

Sobre este interesante tema, la Dra. María Elena Izquierdo, pediatra del Grupo Nacional de Puericultura, realizó una actualizada investigación. Le invitamos a leer artículo completo.

Comentarios desactivados

Domingo 1 / julio / 2012

Prevención de la Hipertensión Arterial desde la Niñez y la Adolescencia.

Filed under: Guías anticipatorias — Msc. Javier Vladimir Muñoz Pérez — julio 1st, 2012 — 8:02

Por: Dra. María Elena Izquierdo Izdra-maria-elena-izuierdo-izquierdoquierdo.

E-mail:  mariae.izquierdo@infomed.sld.cu

Centro de Referencia Nacional de Puericultura.

Versión PDF

¿Cuándo sospechar HTA primaria o secundaria en la consulta de Puericultura?
Cuando encontramos un niño mayor o adolescente  sobrepeso u obeso con niveles de Presión Arterial ligeramente elevados por encima del P 95 que con frecuencia refiere tener antecedentes familiares positivos de HTA o Enfermedad Cardiovascular  podemos pensar en la HTA primaria o esencial.
Por el contrario, si se tratara de un niño pequeño con cifras de TA claramente superiores al P 95, de aparición brusca, sin antecedentes familiares de HTA o signos de afectación de órgano diana, pensamos en HTA secundaria.
Actualmente se considera que más del 80 % de los casos de Hipertensión Arterial diagnosticados en la adolescencia se debe  al  progresivo aumento de la HTA primaria durante la infancia,  por lo que se hace necesaria la prevención de esta enfermedad desde etapas tempranas de la vida haciendo énfasis en la pesquisa  y  control rutinario de la TA durante  las consultas de Puericultura en la atención Primaria de Salud a partir de los 3 años de edad al menos una vez al año para identificar niños con riesgo de presentar HTA esencial y  evitar el desarrollo de esta en la vida adulta.
La TA al igual que el Peso y la Talla  en el niño/a y el adolescente varían acorde a cada etapa de la vida y por tanto el conocimiento de los valores normales de la TA según sexo y edad, es un indicador importante para  evaluar el desarrollo normal en la edad pediátrica, lo que permite hacer un diagnóstico precoz de hipertensión incluso en el paciente asintomático, lo que hace suponer que actualmente hay un subregistro de la enfermedad ya que la mayoría de las veces  la toma de la TA no se hace de forma sistemática.
¿CÓMO MEDIR LA TENSIÓN ARTERIAL?
1-    Relajación física y mental del niño/a o adolescente:
El paciente debe evitar ejercicio físico 30 minutos previo a la toma de la Tensión arterial.
Sentado durante 5 minutos antes de la medición. Ambiente tranquilo y agradable en consulta. La espalda apoyada, brazo apoyado con fosa cubital a la altura del corazón, piernas sin cruzar y pies apoyados en el suelo.
2-    Equipo bien calibrado y tamaño adecuado al brazo del niño: el ancho debe ser al menos el 40% y el largo debe cubrir al menos el 80% de la circunferencia del brazo.

Manguito recomendado:
Mayores de 14 años: Igual al adulto.
Niños de 9 a 14 años: manguito de 10 cm de ancho
Niños de 8 a 5 años: 6 cm.
Niños de 4 a 3 años: 4 cm.
Niños de 2 años y menos: 2,5 cm
3-    Técnica estándar:
Preferiblemente el brazo derecho y evitar ropas que lo compriman.
Fonendoscopio colocado sobre el pulso de la arteria braquial, proximal y medial a la fosa antecubital y por debajo del borde inferior del manguito. Inflar el manguito unos 20 a 30 mm Hg por encima de la TAS estimada. Desinflar a un ritmo de 2-3 mm Hg por segundo .Usar la fase I de Korotkoff para la TAS y la fase V para la TAD.
Se tomará la talla del niño y se  buscará el valor obtenido de la TA en la Tabla de
Valores de Percentiles  para la Tensión Arterial en la columna donde su estatura resulte
más cercana según su Sexo y Edad.

Interpretación:
TA normal: cuando se constante una presión arterial sistólica o una presión arterial diastólica menor al 90 percentil para una determinada edad, sexo y talla.
Pre- hipertensión: TAS o TAD  Pmayor o igual al 90 pero menor del P95 para su edad, sexo y talla (tomadas separadas en el tiempo).
Hipertensión Arterial: TA mayor o igual al P95 en3 ocasiones o más (tomadas separadas en el tiempo).
Estadios de HTA:
Se agrega el Percentil 99 en la tabla de valores según sexo y edad:
Estadio 1: aquellos niños o adolescentes que tienen una PAS y/o PAD por arriba del P 95 pero no sobrepasan los 5 mm Hg del P 99.
Estadio 2: los que sobrepasan el P 99 en más de 5 mm Hg.
Los adolescentes con TA mayor o igual a 120/80 mm Hg deben ser considerados como “prehipertensos”, aún cuando el valor de la PA esté por debajo del P 90 para edad, sexo y talla.

Hipertensión de bata blanca: Se presenta en TA mayor de 95 en la consulta pediátrica, dando sin embargo TA normales cuando se toma la TA fuera de la consulta médica. En este caso, hacer tomas de TA fuera de la consulta, preferiblemente domiciliarias, para evitar errores en el diagnóstico.

Si se confirma HTA:
1-    Comprobar si es mantenida en 3  o más determinaciones.
2-    Tomar la TA en ambos brazos y  piernas para descartar la Coartación de la Aorta.
3-    Descartar otras causas de HTA  secundaria con exámenes específicos según sospecha clínica.
4-    Buscar Antecedentes Patológicos Familiares y personales de interés.
5-    Valorar estilo de vida.

Orientaciones para la Prevención de la HTA:
I-    En la Atención Primaria de Salud:
–   Tomar TA a todos los adolescentes y Niños/as Sanos a partir de los 3 años de edad  en los controles de Puericultura, al menos una vez al año; así como a los clasificados como  sobrepeso, obesos o portadores de síndrome metabólico, enfermedad congénita cardíaca o renal en cada consulta de seguimiento.

–   Educación a la población por parte del médico y enfermera de la familia sobre la importancia de la prevención y el control de la Hipertensión Arterial.
–   Actualización del tema en actividades docentes y trabajos de investigación del área de salud.
Orientaciones Anticipadas a madres y adolecentes en la consulta de Puericultura sobre:
1- Promoción de la lactancia materna desde la consulta de Puericultura Prenatal.
La leche de madre contiene ácidos grasos poli insaturados de cadena larga
(LCPUFAs), que son importantes componentes estructurales de las membranas
celulares, incluido el endotelio vascular, por lo que juegan un papel en el control
de la TA.

2- Modificar estilos de vida en niños mayores y adolescentes:

a-    Dieta. Consumir una dieta rica en verduras y frutas frescas (antioxidantes) y los productos lácteos bajos en grasas.

b-    Reducir los aportes de sodio de la dieta a 1,2 g/día para los niños de 4-8 años y a 1,5 g/día para niños mayores. Elegir alimentos bajos de sal como frutas y verduras, evitar alimentos precocinados.

c-     Evitar  la vida sedentaria y aumentar  la actividad física.
–   Difundir los beneficios de una actividad física aeróbica, liviana y regular, por ejemplo, caminar, andar en bicicleta o nadar en forma recreativa,

–   Realizar de 30 a   60 minutos de actividad física preferiblemente todos los días de la semana. Los deportes de competición solo deben limitarse en aquellos niños con HTA no controlada.

–   Limitar televisión, ordenador y videojuegos a menos de 2 horas al día.

3-    Advertir al adolescente sobre los efectos adversos del tabaco y el alcohol.
II-    En las escuelas y medios masivos de difusión: mensajes sencillos sobre los beneficios de una vida sana: dieta adecuada, actividad física regular, supresión del tabaquismo y consumo limitado de alcohol.

La toma sistemática de la Tensión Arterial en la Consulta de Puericultura permite el diagnóstico precoz de la HTA Secundaria y el despistaje  de la Primaria.

Bibliografía:
1-     Revista Pediatría de Atención Primaria, ISSN 1139-7632, Vol. 10, Nº. 40, 2008 , págs. 95-123.
2-    Nelson 1998. Hipertensión Sistémica. Capitulo 404 vol. 2 pág.1712-16. Albert W. Pruitt. Parte XX. Tratado de Pediatría. Décimo quinta edición.
3-     Consulta de Puericultura. La Habana: UNICEF/MINSAP; 2010.
4-    Bartosh SM, Aronson AJ. Childhood hypertension. An update on etiology, diagnosis, and treatment. Pediatr Clin North Am. 1999; 46: 235-52.
5-  Crespo M, Málaga S, Santos F, Rey C, Monte C. Hipertensión arterial esencial en la infancia. An Esp Pediatr. 1987;29:24-31.
6-Luma GB, Spiotta RT. Hypertension in children and adolescents [consultado el 12/11/2011]. Am Fam Physician. 2006; 73:1558-68. Disponible en www.aafp.org/afp/20060501/1558.html
7 – McCarron P, Smith GD, Okasha M. Secular changes in blood pressure in childhood, adolescence and young adulthood: systematic review of trends from 1948 to 1988. J Hum Hypertens.2002; 6:677-89.
8 – Panel of Dietary Intakes for Electrolytes and Water, Standing Committee on the Scientific Evaluation of Dietary Reference Intakes, Food and Nutrition Board, Institute of Medicine. Dietary reference intakes for water, potassium, sodium, chloride, and sulfate Washington, DC: National Academies Press; 2004. Disponible en www.nap.edu/books/030909169 1/html
9- .American Medical Association. Guidelines for Adolescent Preventive Services (GAPS). Vol 2002; 1997. Disponible en www.ama-assn.org/ama/upload/mm/39/gaps mono.pdf.
10-. Geleijnse JM, Hofman A, Witteman JC, Hazebroek AA, Valkenburg HA, Grobbee DE. Longterm effects of neonatal sodium restriction on blood pressure. Hypertension. 1997; 29:913-11- . Martín RM, Ness AR, Gunnell D, Emmett P, Davey Smith G; ALSPAC Study Team. Does
breastfeeding in infancy lower blood pressure in childhood? The Avon Longitudinal Study of Parents and children. Circulation. 2004; 109:1259- 66.
12- . American Academy of Pediatrics, Committee on Sports Medicine and Fitness. Athletic participation by children and adolescents who have systemic hypertension. Pediatrics. 1997; 99:637-8.
13- Chobanian AV, Bakris GL, Black HR, et al. The seventh report of the Joint National Committee on Prevention, Detection, Evaluation and Treatment of High Blood Pressure. Hypertension 2003; 42:12061252.
14. Poletti OH, Pizzomo JA, Barrios L. Valores medios de tensión arterial y su tendencia con el sexo, la edad, el estado nutricional y el nivel socioeconómico, en escolares de la Ciudad de Corrientes, Argentina. Arch.argent.pediatr 2006; 104(3): 210-216.
15. Dei-Cas SA, Dei-Cas IJ, Dei-Cas P y col. Estudio de la presión arterial en adolescentes de 15 años. Su relación con características antropométricas y factores de riesgo de hipertensión arterial. Arch.argent. pediatr 2000; 98:161-170.
16. Sorof JM, Lai D, Turner J, et al. Overweight, ethnicity and the prevalence of hypertension in school-aged children. Pediatrics 2004; 113:475-482.
17.Sinaiko AR. Hypertension in children. N Engl J Med. 1996; 335:1968-73.

Comentarios desactivados

Viernes 9 / marzo / 2012

Hábito de sueño y prevención de sus trastornos en el niño sano.

Filed under: Guías anticipatorias — Msc. Javier Vladimir Muñoz Pérez — marzo 9th, 2012 — 18:38

Artículo PDFArtículo en PDF

Por: Dra. María Elena Izquierdo Izquierdo.

E-mail:  mariae.izquierdo@infomed.sld.cu

Centro de Referencia Nacional de Puericultura.

dra-maria-elena-izuierdo-izquierdo

El sueño tiene sus características según la edad y está relacionado con el ritmo biológico de cada persona: en los Recién Nacidos este ritmo oscila entre 3 y 4 horas (ultradiano), el sueño nocturno se va incrementando poco a poco y partir de los 6 meses se establece un descanso nocturno de 12 horas.  Este reloj biológico se activa cuando funcionan adecuadamente los estímulos externos tales: como horario de comidas, la luz del día, la oscuridad  de la noche y los hábitos de sueño; este último se ha relacionado con los llamados trastornos del sueño.

Es frecuente que padres de niños desde muy pequeñitos y hasta  la edad escolar refieran   que su niño/a se demora para conciliar el sueño y si lo hace se despierta fácilmente sobre todo durante la noche y casi siempre acompañado de llanto y que solamente lo consiguen si lo cargan, mecen o  acuestan  en la cama con ellos. Existen factores que pudieran estar relacionados con el insomnio, como el estrés familiar, la lactancia materna, el sonambulismo, los terrores nocturnos y las pesadillas pero generalmente se  produce,  por falta de educación del hábito del sueño en el niño.

La conducta más efectiva es la educación de los padres o tutores que asisten a la consulta de Puericultura. Se debe orientar anticipadamente desde etapas muy tempranas de la vida sobre cómo crear los hábitos de  sueño de sus hijos y para esto se hace necesario dirigir parte del interrogatorio de  la consulta para saber: en qué lugar de la casa duerme el niño, si lo hace en su cuna o con los padres, si se queda dormido solo en la cuna, qué hacen los padres si despierta varias veces por la noche?

Orientaciones a los padres:

Explicar  las características y las necesidades reales del sueño según la edad:

  • En la etapa de Recién Nacido, el sueño es interrumpido por el apetito, el cual no le permite dormir más de 4 horas seguidas. Sus necesidades diarias de sueño son de 15 a 16h (repartidas en día y noche).
  • Al concluir la etapa de RN  permanece más tiempo despierto por el día. Si continuamos alimentando el bebé con Lactancia Materna Exclusiva dormirá 4-5h a partir de los 2 meses ininterrumpidamente con 15 horas de sueño total en el día, a partir de los 6 meses  14 horas de sueño total.
  • De 1 a 3 años el sueño nocturno será de 12 a 13 horas  con una siesta después de comer.
  • De  3-5 años 10-12 h de sueño nocturno y desaparece la siesta con la escolarización

Otras consideraciones generales:

  • La madre debe ir eliminando la alimentación nocturna de manera que pueda dormir de 11:00pm a 6:00am.
  • Ponerlo en la cuna con un objeto que pueda relacionar con el sueño: por ejemplo un muñeco.
  • NUNCA debe dormir en la cama con los padres.
  • Dejar que se duerma solo sin la presencia de los padres.
  • Si despierta por la noche, verificar que no está enfermo, no mecerlo ni pasearlo, dejarlo tranquilo en la cuna hasta que se duerma.
  • Si son mayorcitos y hacen alguna pregunta cuando despiertan, no contestarla, aprenderán que la noche es para dormir.
  • A partir del año de edad,  se debe evitar los  programas de TV inadecuados para la edad, ya que pueden ser responsables de  pesadillas nocturnas.

Igual que se enseña  a comer también se enseña a dormir y así se creará correctamente el hábito para dormir y se  previenen los futuros trastornos del sueño.

habitos-de-sueno-en-el-nino-sano

BIBLIOGRAFÍA

  1. Estivill E. Insomnio infantil por hábitos incorrectos. Rev Neurol 1997;25:1429-33.
  2. Estivill E. Duérmete niño. 12 años de experiencia. Revisión crítica. An Esp Pediatr 2002;56:35-9.
  3. Buckner Z. Night waking is natural behaviour. BMJ 2000; 320:1667.
  4. Estivill E, Doménech M. Duérmete niño. 2ª ed. Barcelona: Ed. Debolsillo; 2003.
  5. Estivill E, Doménech M. Vamos a la cama. 2ª ed. Barcelona: Ed. Debolsillo; 2003.
  6. Fay M. Treating children with sleep disorders. BMJ 2000; 320:1667.
  7. Ortiz Gordillo. Estudio de los trastornos del sueño en los niños atendidos en un centro de salud. Vox paediatrica 2002; 10 (1): 47-8.
  8. Ramchadani P, Wiggs L, Webb V, Stores G. Systematic review of treatments for settling problems and night waking in young children. BMJ 2000;320:209-13.
  9. Masalán P, González R, Sequeida J, Mesa T, Rodríguez J. Hábitos de sueño y condiciones generales en que duermen escolares de segundo ciclo básico.www.tone.udea.edu.co/revista/sep99/habitos/htm.
  10. Peraita R. Semiología, evaluación y diagnóstico de los trastornos de la vigilancia y del sueño en la infancia. Rev Neurol 1997;25:1429-33.
  11. Estivill E. Situación actual de los trastornos del sueño en niños. Revista de Pediatría de Atención Primaria 2002; 16 (4): 11-3.

Comentarios desactivados

Sábado 28 / enero / 2012

Orientaciones y consejos anticipados en la consulta de puericultura prenatal.

Filed under: Guías anticipatorias — Msc. Javier Vladimir Muñoz Pérez — enero 28th, 2012 — 9:00

Artículo PDFArtículo en PDF

Por: Dra. María Elena Izquierdo Izquierdo.

E-mail:  mariae.izquierdo@infomed.sld.cu

Centro de Referencia Nacional de Puericultura.

Dra. María Elena Izquierdo Izquierdo.

Las orientaciones preventivas deben ser dadas desde la Consulta de Puericultura Prenatal, incluso desde la consulta preconcepcional, cuando la  pareja planifica tener un bebé,  siendo imprescindible  además la asistencia a esta consulta del futuro papá y otros familiares.
Es una consulta  para que la familia conozca todo lo relacionado con el manejo y cuidados del bebé que va a nacer, qué debe hacer y cómo hacer  para prevenir riesgos y enfermedades ante diferentes situaciones, se realiza utilizando un lenguaje claro y sencillo para facilitar el diálogo entre las partes.
Es importante conocer las expectativas de la futura mamá sobre la lactancia materna: deseos de amamantar, tiempo que planifica hacerlo y si tiene experiencias previas de amamantamiento; es el momento para motivarla y alentarla para  que amamanten a sus hijos durante los 6 primeros meses de vida de forma exclusiva a libre demanda y  se le informa a familia la importancia que tiene su ayuda  tras el nacimiento del niño para lograr una lactancia materna exitosa.
Conversar acerca de la primera tetada: que debe realizarse en la primera hora después del nacimiento, lo que favorece la instalación de la lactancia materna, que el bebé aprenda a mamar más pronto, ingiera cantidades importantes de IgA secretora y que evacue tempranamente el intestino.
Explicarle que para amamantar debe tener en cuenta:

  • Sonreírle y hablarle con mucha ternura
  • Que su hijo esté frente a ella.
  • Que la mayor parte de la areola quede dentro de la boca del niño.
  • Deben estar tranquilos y cómodos.

Posiciones que puede adoptar:

  • Sentada Clásica: Con la espalda recta, colocar una almohada bajo el niño para que quede más cerca del pezón.

– Acercar el niño al pecho y no el pecho al niño.

– Procurar que la cara quede exactamente frente al seno, lo que permitirá sostener el mismo con la otra mano en forma de C.

– Tocar con el pezón el labio inferior del niño, para desencadenar el reflejo de búsqueda.

  • Acostada Decúbito Lateral: (adecuada para la madre que se le ha realizado cesárea).

-El cuerpo del bebé sigue el cuerpo de la madre y están juntos abdomen con abdomen.

– La madre ofrece el pecho del lado en que está acostada.

  • Balón de Fútbol o Sandía: (adecuada para la madre que se le ha realizado cesárea o parto gemelar).

– El cuerpo del bebé se encuentra debajo de la axila de la mamá, con el estómago pegado a las costillas de la madre.

-La madre sostiene el cuerpo del bebé con el brazo del mismo lado y con la mano le sostiene la cabeza.

La orientación sobre la higiene es fundamental; debe saber  que  el baño debe ser diario pero con agua hervida y a temperatura agradable, evitando sentar en palanganas, sobre todo las niñas para evitar la sepsis urinaria, por tener éstas la uretra muy corta. Mantener una higiene especialmente cuidadosa de la persona que lo atiende, así como de la habitación donde duerme, la cual debe estar ventilada, tranquila, con luz natural y libre de humo de tabaco.

La ropita debe ser amplia, con una holgura tal que permita los movimientos del niño, preferiblemente de algodón, al igual que la ropa de la cuna, para combatir el calor. Cortar las uñas con mucho cuidado.

Al nacer el bebé la madre tendrá conocimientos sobre los exámenes de tecnología avanzada que se le realizará y las vacunas que recibirá antes de salir de la maternidad así como las enfermedades que previene.

Se prepara a  la familia en lo relacionado con las actividades que debe desarrollar para la estimulación temprana del desarrollo del niño en la etapa de recién nacido y cómo reconocer los logros del mismo (Programa Educa a tu hijo), se les enseña además  los cuidados en el hogar para prevenir los accidentes atendiendo a su edad, fundamentalmente: el  Colecho, la asfixia y la Broncoaspiración.

Comentarios desactivados