¿Qué hace que el sistema inmunitario del recién nacido sea diferente y vulnerable?

Posted at — Msc. Javier Vladimir Muñoz Pérez — abril 1st, 2014 — 17:47 under De Noticias al Día

Los recién nacidos son más susceptibles a las infecciones, los cual probablemente se debe a su sistema inmunitario inmaduro y sin experiencia. El trastorno peligroso más frecuente en los recién nacidos y los lactantes son las infecciones de las vías respiratorias bajas causadas por virus, sobre todo el virus virus sicitial respiratorio (RSV). Un estudio publicado en PLOS Pathogens ( DOI: 10.1371/journal.ppat.1003934 ) muestra cómo el sistema inmunitario de los los pulmones durante las primeras etapas de la vida es diferente del de los niños mayores y los adultos.

probióticos_008En condiciones ideales, los recién nacidos podrían protegerse contra el RSV mediante vacunación, pero se sabe que el sistema inmunitario en las primeras etapas de la vida es menos reactivo a las vacunas “habituales”. Barney Graham y sus colaboradores del National Institute of Allergy and Infectious Diseases, de Estados Unidos, están investigando el funcionamiento del sistema inmunitario en edad temprana con el propósito de desarrollar vacunas eficaces para recién nacidos y lactantes.

La respuesta inmunitaria a la infección por el virus en el pulmón comprende células inmunitarias móviles llamadas células dendríticas (CD). Después del contacto con un virus intruso, las células dendríticas se desplazan hacia los ganglios linfáticos adyacentes donde activan otro tipo de célula inmunitaria, los linfocitos T CD8+, y de esta manera coordinan un ataque masivo y específico contra el virus en todo el organismo. Graham y sus colaboradores estudiaron el comportamiento de estas células dendríticas pulmonares en ratones recién nacidos y lo compararon con el de las células de animales de mayor edad.

Descubrieron que las respuestas de las células dendríticas pulmonares después de una infección por RSV experimentaban cambios considerables durante las primeras semanas de vida. Uno de los dos subgrupos activos de células de adultos estaba presente en bajas cifras y se hallaban funcionalmente limitados en ratones recién nacidos. El segundo subgrupo, llamados células dendríticas CD103+, está presente en cifras similares en recién nacidos y adultos después de la infección por el virus. Luego de la migración a los ganglios linfáticos, las células dendríticas CD103+ inician respuestas de linfocitos T CD8+. Sin embargo, cuando interactúan las células CD103+ y los linfocitos T CD8+, los resultados de la misma interacción son muy diferentes en los ratones de mayor edad.

Dependiendo de la edad de los ratones en el momento de la infección por RSV, las células dendríticas CD103 activan diferentes subgrupos de linfocitos T CD8+. Esto parece indicar que las células dendríticas de los recién nacidos captan, digieren y presentan partes de un virus intruso a las demás células inmunitarias de una manera fundamentalmente diferente a lo observado en los adultos. Además, los investigadores descubrieron que las células dendríticas CD103+ de ratones recién nacidos tienen mucho menor expresión de dos moléculas “estimuladoras” decisivas (llamadas CD80 y CD86) en su superficie. Estas moléculas estimuladoras interactúan directamente con una contraparte (llamada CD8) en los linfocitos T CD8+ y al hacerlo intensifican la respuesta inmunitaria, algo que está gravemente alterado en los ratones recién nacidos. El amortiguamiento de la estimulación mediada por CD28 en ratones adultos demostró que el apoyo coestimulador limitado de las células dendríticas neonatales mediado por CD28 puede constituir un mecanismo por el cual las células dendríticas de recién nacidos y adultos induzcan a respuestas de linfocitos T CD8+ distintivas.

“Una mejor comprensión de las deficiencias de la inmunidad en una etapa temprana servirá de guía para los enfoques en las vacunas que inducen a respuestas inmunitarias que evitan la enfermedad en lactantes” dicen los investigadores. “Nuestros datos parecen indicar que el eje CD80/CD86-CD28 puede aprovecharse para crear vacunas pediátricas que promuevan la generación de respuestas inmunitarias de “tipo adulto”.
febrero 19/2014 (Medcenter.com)

Tracy J. Ruckwardt, Allison M. W. Malloy, Kaitlyn M. Morabito, Barney S. Graham. Quantitative and Qualitative Deficits in Neonatal Lung-Migratory Dendritic Cells Impact the Generation of the CD8 T Cell Response. PLoS Pathogens; 10 (2): e1003934.Feb 13 2014

Filed under: Alergia e Inmunología,Neonatología | Etiquetas: , , | Dra. María T. Oliva Roselló | 1:05 AM |

No responses yet