Los hemocitos participan en la eliminación de los restos celulares.

Posted at — Msc. Javier Vladimir Muñoz Pérez — septiembre 30th, 2012 — 6:18 under De Noticias al Día

Un trabajo realizado en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas y coordinado por Eduardo Moreno, que en la actualidad desarrolla su labor investigadora en la Universidad de Berna, en Suiza, describe cómo la selección natural ocurre también a nivel celular y cómo los distintos tejidos y órganos se aseguran de mantener en sus filas a las mejores células, evitando los procesos patológicos.

Los últimos estudios sugieren que los mecanismos de selección natural descritos por Darwin ocurren también en el ámbito microscópico, de manera que las células compiten por sobrevivir y dividirse en los tejidos y órganos.

Las células pancreáticas, por ejemplo, desarrollan funciones muy distintas a las células de la piel (secreción de insulina y función de barrera, respectivamente), pese a tener todas un material genético exactamente idéntico; y así ocurre con los 200 tipos celulares diferentes que conforman el organismo humano.

Conocimiento
A pesar del creciente interés que despiertan los mecanismos de competición celular, que aseguran el mantenimiento de las funciones en cada uno de los compartimentos del organismo, no se conocen con exactitud los mecanismos celulares y moleculares responsables de mantener esta homeostasis. Mediante el estudio en Drosophila melanogaster, los autores del trabajo, que se publica en la edición electrónica de Cell Reports (DOI: 10.1016/ j.celrep.2012.08.012), han demostrado que la competición celular es un proceso que tiene varias fases.

En primer lugar, las células que serán seleccionadas como ganadoras y que desempeñan mejor las funciones celulares se encargan de eliminar a las células perdedoras mediante muerte celular programada o apoptosis.

A continuación, los restos celulares de las células muertas son eliminados por los hemocitos, que en la mosca son los equivalentes a los macrófagos humanos. ”La principal aportación del artículo es que hemos demostrado por primera vez el papel de los hemocitos, unas células circulantes de la hemolinfa de la mosca, en la eliminación de los restos celulares durante la competición celular”, ha apuntado Fidel Lolo, primer autor del articulo.

Además, según Sergio Casas-Tinto, coautor del trabajo, los resultados del estudio indican que algunos genes necesarios para la eliminación de restos celulares por los hemocitos -proceso conocido como fagocitosis- no lo son para la apoptosis de las células perdedoras. “Sugerimos que la fagocitosis no es una causa, sino una consecuencia de la muerte celular, lo que implica que todavía queda un largo camino por recorrer para poder entender cómo se establece la selección de las células perdedoras y su posterior eliminacion”, añade Moreno.

Relaciones
La competición celular está estrechamente relacionada con procesos patogénicos como el cáncer. “Cada vez son más las evidencias que ponen de manifiesto la importancia de estos procesos en los bordes de los tumores, donde, como si un frente de batalla se tratase, observamos marcadores que sugieren una acumulación de células muertas”, ha afirmado Lolo.

Entender los mecanismos de competición celular puede ser clave para comprender las etapas más tempranas de la formación tumoral, su diagnóstico precoz, incluso cuando no hay evidencias microscópicas, y el diseño de nuevos fármacos que bloqueen el crecimiento de los tumores, también en etapas muy tempranas de su desarrollo.
septiembre 17/2012 (Diario Médico)

Nota: Los lectores del dominio *sld.cu acceden al texto completo a través de Hinari.

Fidel-Nicolás Lolo, Sergio Casas-Tintó, Eduardo Moreno. Cell Competition Time Line: Winners Kill Losers, which Are Extruded and Engulfed by Hemocytes. Cell Reports
2(3) pp. 526 – 539. 27 Sept 2012

Filed under: Oncología | Etiquetas: , , | Dra. María T. Oliva Roselló | 1:03 AM |

No responses yet