Variación de la concentración de IgA secretora salival en niños que ingieren una leche fermentada conteniendo lactobacillus casei como probiótico.

Posted at — Msc. Javier Vladimir Muñoz Pérez — enero 7th, 2012 — 21:54 under Estudios de laboratorio

Diferentes estudios científicos han demostrado que el consumo de probióticos es eficaz en la prevención y tratamiento de determinadas enfermedades infantiles, especialmente aquellas que afectan al tracto respiratorio y gastrointestinal. Sin embargo son pocos los estudios que han evaluado el efecto beneficioso de estas bacterias en niños sanos, probablemente debido a la dificultad de tomar muestras de sangre en este tipo de voluntarios. En función de esto, se trató de poner en evidencia la respuesta inmunológica a la ingesta de una leche fermentada conteniendo Lactobacillus casei como probiótico, mediante la evaluación directa pero no invasiva de la concentración de Inmunoglobulina A secretora (IgA-s) en saliva, en un grupo de niños de 3 y 4 años. Al analizar los valores individuales de variaciones de Inmunoglobulina A secretora según el tipo de probiótico ingerido, se observó una variación positiva en Inmunoglobulina A secretora entre la 1ª. y 4ª. semana en los niños que consumieron leche fermentada con L. casei y también se obtuvo un incremento sostenido analizando los promedios de IgA-s en los distintos momentos de la experiencia con el consumo de leche fermentada conteniendo L. casei, incremento que no se observó en los niños que consumieron el placebo.
Este novedoso resumen corresponde a un artículo de los investigadores Juliana Fernández, Julieta Pettinari,  María Mercedes Ruben, José Mario Céspedes.
El trabajo fue publicado en la Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal. Sistema de Información Científica Redalyc.
Le invitamos a leer artículo completo.

No responses yet