Tag Archive 'salud del niño'

Viernes 15 / septiembre / 2017

Ese niño es imposible

Filed under: Para la familia — prevemi — septiembre 15th, 2017 — 1:57

La conducta infantil está multideterminada y el comportamiento de un niño tiene muchas más causales que el rigor o no rigor educativo que pueden emplear los padres. Factores genéticos, temperamentales, la apariencia física, las habilidades intelectuales, etcétera, son elementos del propio niño que pueden constituir un fértil terreno para la instauración de dificultades en su comportamiento.

“¡Qué niño más majadero!”, “¡El chiquillo ese es una pesadilla!”, “¡qué criatura más imposible!”, “¡qué fiñe más pesao!” A pesar de que mayoritariamente los niños reciben estas valoraciones de manera ocasional, que después no se repite, hay niños que son objeto frecuente de ellas pues su comportamiento es habitualmente censurado por los que lo rodean, debido al malestar que provocan.

Por: Miguel Ángel Roca Perara

¿Cuántas veces, no ha escuchado usted expresiones similares? Posiblemente en muchas ocasiones, aunque la mayoría de las veces los niños reciben estas valoraciones situacionalmente, como consecuencia de un comportamiento no adecuado o no bien visto por los que están a su alrededor, que después no se repite y no tiene mayores implicaciones. Sin embargo, hay niños que son objeto regular de ellas, pues su forma de actuar, casi siempre, es censurada por los que lo rodean, dado el malestar que generan.

En estrecha relación aparecen también juicios y valoraciones sobre la responsabilidad de los padres en la aparición y manifestaciones de los indeseados comportamientos y son frecuentes expresiones tales como: “¡los padres tienen la culpa por malcriarlos tanto!”, “¡qué clase de padres debe tener, que mira como lo tienen!”, “¡qué flojos deben ser tus padres!” Visto así todo parece conformar una vieja aseveración que dice: “niño con problemas… ¡familia con problemas!”

Es indiscutible el papel de la familia en la aparición de trastornos y dificultades en el comportamiento infantil; el déficit de habilidades educativas y los conflictos interpersonales entre los padres influyen negativamente sobre los menores en el establecimiento de límites y el autocontrol de la conducta. Pero establecer esta relación de manera lineal es simplificado y apresurado, y conduce a sentar a los padres en el banquillo de los acusados.

La conducta infantil está multideterminada y el comportamiento de un niño tiene muchas más causales que el rigor o no rigor educativo que pueden emplear los padres. Factores genéticos, temperamentales, la apariencia física, las habilidades intelectuales, etcétera, son elementos del propio niño que pueden constituir un fértil terreno para la instauración de dificultades en su comportamiento.

Es este el momento de abordar el asunto con una visión circular en el sentido de ver cómo el tener en el hogar un niño con severas dificultades de conducta afecta muy seriamente la dinámica familiar. No por gusto en ocasiones se ha afirmado que los padres de estos niños son padres “bajo asedio”, cuyas vidas giran, casi en su totalidad, en torno al problema de conducta del niño. Viven siempre aprehensivos, pendientes de que el niño no rompa algo, de que no hurte algún objeto, de que cumpla sus deberes, de que no se faje con otros niños, de que sea respetuoso… y ante el más mínimo fracaso en estos propósitos, lo sienten como una falla personal, como una sensación de ineficacia que se convierte en una extraña mezcla de hostilidad y compasión hacia el niño…, lo que agudiza su comportamiento indeseado. Vivencian muy intensamente el rechazo y la desaprobación de los demás, incluidos los familiares cercanos, llegando a sentirse estigmatizados. Sólo a modo de ejemplo, los padres de niños “normales” les prohíben la compañía con el niño “imposible”. Cuando así ocurre, los padres no sólo se retraen de la vida social, sino que desarrollan un reactivo sentimiento de protección excesiva hacia el niño, y crean condiciones que incrementan el comportamiento indeseado, confirman las opiniones de los demás en torno a su responsabilidad, y agudizan aún más la situación de estigmatización.

Como consecuencia de lo anterior se genera una hipersensibilidad en la vida familiar, que conduce a frecuentes conflictos entre sus miembros por las más insignificantes razones: los hermanos se sienten desatendidos, los padres pelean y llegan a separarse, el trato ofensivo e irrespetuoso llega a legitimarse… y nuevamente como consecuencia se agudizan las manifestaciones de conductas indeseadas.

No es mi pretensión legalizar y contemplar pasivamente el comportamiento indeseado de un niño, pero sí llamar la atención sobre el hecho de que tenemos posibilidades de contribuir a su mejoría y progresiva adaptación social: los padres deben buscar la ayuda profesional calificada, los familiares deben convertirse más en colaboradores que en jueces o fiscales, los maestros deben asumir como un desafío la correcta educación (¡o reeducación!) de estos niños, la comunidad debe contribuir a que los padres no se sientan aislados ni el niño “etiquetado”.

La palabra “imposible” es demasiado condenatoria para el encanto del mundo infantil. Si todos trabajamos de conjunto en aras de su bienestar, siempre será posible sacar a la luz todo lo que hay de bueno en un niño y hacer de él una persona socialmente útil.

Tomado de la sección Salud del periódico Trabajadores.

Obtenido de http://www.sld.cu/saludvida/jovenes/temas.php?idv=6204

Comentarios desactivados

Martes 4 / marzo / 2014

Well Child Care: A Comprehensive Strategy for Cuban Children and Adolescents

Filed under: Tema de actualización — prevemi — marzo 4th, 2014 — 9:30

Medicc ReviewEsquivel M, Álvarez G, Izquierdo ME, Martínez D y Tamayo V. MEDICC Rev. Enero 2014;16(1):7?11.

El incremento en las tasas de supervivencia de los niños cubanos ha generado nuevos retos en la búsqueda de la mejoría continua de su bienestar y calidad de vida. Estos avances pueden lograrse solo con la elevación de la atención preventiva y de la promoción de salud. El presente artículo describe el diseño de una estrategia para la atención global de los niños y adolescentes basada en una mejor calidad de las visitas a niños, se definen los componentes de la visita, las actividades específicas por edad para una de ellas y las guías para el seguimiento basadas en los hallazgos en las visitas. Complementario a la estrategia, se identifican indicadores y estándares para la evaluación sistemática de la calidad de la visita, permitiendo la recolección de información objetiva y específica acerca de las visitas individuales y la valoración de las tendencias en el tiempo, que a su vez facilitan mayores mejoras a largo plazo, en esta estrategia.

Ver el artículo completo en: http://www.medicc.org/mediccreview/index.php?issue=27&id=338&a=vahtml

Comentarios desactivados

Sábado 15 / febrero / 2014

14 de febrero de 1975: El Consejo de Ministros aprueba el Código de Familia

Filed under: efemerides,General — prevemi — febrero 15th, 2014 — 14:45

El Código de Familia, aprobado un día como hoy, entró en vigor el 8 de marzo de 1975 como homenaje a la mujer cubana. Surgía así un cuerpo legal propio para las instituciones de familia, matrimonio, divorcio, relaciones paterno-filiales, obligación de dar alimentos, adopción y tutela. Este proyecto de Código fue discutido por millones de cubanos, quienes tuvieron la posibilidad de sugerir enmiendas o modificaciones que fueron tomadas en cuenta.

El estatuto reconoce a la familia como célula fundamental de la sociedad a partir del fortalecimiento de la igualdad de derechos y deberes entre los sexos y los hijos, de los vínculos de cariño, ayuda y respeto recíprocos entre los integrantes del núcleo; de la formación de valores e ideología.

Los objetivos principales de este código son:

* Contribuir al fortalecimiento de la familia y de los vínculos de ayuda y respeto recíprocos entre sus integrantes;

* Contribuir al fortalecimiento del matrimonio legalmente formalizado o judicialmente reconocido, fundado en la absoluta igualdad de derechos de hombre y mujer;

* Contribuir al más eficaz cumplimiento por los padres de sus obligaciones con respecto a la protección, formación moral y educación de los hijos, para que se desarrollen plenamente en todos los aspectos y como dignos ciudadanos de la sociedad socialista;

* Contribuir a la plena realización del principio de igualdad de todos los hijos.

El Código de Familia cubano se encuentra actualmente en proceso de modificación. Se pretende adecuar sus preceptos -una vez aprobado- a los lineamientos de las Convenciones de Naciones Unidas sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer y sobre los derechos del niño.

Obtenido de: http://articulos.sld.cu/cimeq/?p=5387

Comentarios desactivados

Martes 19 / febrero / 2013

Contribuya a la educación de su hijo

Filed under: Para la familia — prevemi — febrero 19th, 2013 — 15:50

¿Tiene su hijo entre 4 y 7 años de edad? Para contribuir a su desarrollo intelectual, fomentar la comunicación y fortalecer su personalidad, le ofrecemos algunas sugerencias de nuestros consejeros que seguramente les serán de utilidad y de objeto de reflexión. Educar con amor y dedicación a los hijos los ayudará a ser mejores personas.

Por: Guillermo Julio Ruiz Rodríguez

Dedicar de 15 a 30 minutos diarios a una conversación amena. Los temas deben centrarse, entre otros, en las interrogantes del niño, su vida en la escuela, su relación con maestros y amiguitos, las cosas que le preocupan, su apariencia personal, el fomento del amor por las personas y por la naturaleza, el valor de decir siempre la verdad…

Animarlo a hablar correctamente: el uso de adjetivos y de verbos.

Divertirse con juegos de palabras (versos, trabalenguas, frases…)

Fomentar el hábito de la lectura. Antes del 1er. grado, léale pasajes entretenidos y educativos adecuados a su edad.

Programar visitas a bibliotecas.

Garantizarle material de aprendizaje: creyones, papel, lápices…

Estimularlo y gratificarlo son excelentes opciones para que crezca su autoestima.

Ante cualquier logro de aprendizaje, (por pequeño que sea) comunicarle aceptación, alegría, confianza en si mismo.

Conversar con ellos sobre los lugares de interés en su comunidad (parques, museos, lugares históricos…)

Promover hábitos de salud: nutrición, descanso, aseo, escuchar música sin estridencias, juego…

Besar, abrazar, ofrecer muestras de contacto físico.

Respetar. Jamás agredir, ni emplear ironías degradantes u ofensivas.

Enseñar y reforzar el “Por Favor”, “Con su Permiso”, “Muchas Gracias”…

Amar siempre…

Obtenido de: http://www.sld.cu/saludvida/jovenes/temas.php?idv=6201

Comentarios desactivados

Sábado 25 / septiembre / 2010

Publicaciones nacionales

Filed under: Publicaciones nacionales — prevemi — septiembre 25th, 2010 — 12:28

Ponemos a su disposición algunas publicaciones nacionales relacionadas con la salud infantil a las que pueden acceder haciendo click sobre su título.

Revista Cubana de Medicina General Integral:
Año 2010:
Maltrato infanto juvenil en discapacitados cognitivos

Año 2009:

No responses yet