Archive for the 'Temas de maltrato infantil'

Lunes 22 / diciembre / 2014

Violencia contra mujeres y niñas

Filed under: Para profesionales,Temas de maltrato infantil,violencia,violencia intrafamiliar — prevemi — diciembre 22nd, 2014 — 21:34

Violencia contra mujeres y niñas
lancet_0Cada día, millones de mujeres y niñas en el mundo experimentan la violencia. Este abuso puede tener muchas formas, desde la violencia física y sexual de la pareja, la mutilación genital femenina, matrimonios con niños y forzados, tráfico sexual y violación. Esta serie de Lance sobre la Violencia contra las mujeres y niñas muestra que este abuso puede ser prevenido. Cinco artículos recorren las evidencias de intervenciones, discuten el papel vital del sector de la salud y de la prevención, muestran la necesidad de que los hombres y mujeres participen en programas efectivos, aportan lecciones prácticas a partir de experiencias obtenidas en algunos países, y hacen un llamado para la acción con cinco recomendaciones fundamentales para evaluar el progreso.

COMENTARIOS

Prevention of violence against women and girls: a new chapter

Patriarchy and violence against women and girls

Research priorities to address violence against women and girls

SERIE

Prevention of violence against women and girls: what does the evidence say?

The health-systems response to violence against women

From work with men and boys to changes of social norms and reduction of inequities in gender relations: a conceptual shift in prevention of violence against women and girls

Prevention of violence against women and girls: lessons from practice

Addressing violence against women: a call to action

Obtenido de Infomed en: http://www.infomed.sld.cu/noticia/2014/12/19/violence-against-women-and-girls

Nota: imagen obtenida del mismo sitio de Infomed en: http://www.infomed.sld.cu/noticia/2014/12/19/violence-against-women-and-girls

Comentarios desactivados

Viernes 12 / diciembre / 2014

A pesar del riesgo de SMSL, los bebés siguen durmiendo con ropa de cama blanda, según los CDC

Filed under: Temas de maltrato infantil — prevemi — diciembre 12th, 2014 — 18:47

A pesar del riesgo de SMSL, los bebés siguen durmiendo con ropa de cama blanda, según los CDC
Aunque la ropa de cama blanda se ha vinculado con un riesgo más elevado de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL), más de la mitad de los padres estadounidenses siguen usando ese tipo de ropa de cama para poner a dormir a sus bebés, según un estudio reciente.

Ver la noticia completa en: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_149763.html

Comentarios desactivados

Jueves 3 / abril / 2014

La violencia de pareja puede dañar a ambos miembros, halla un estudio

Filed under: Temas de maltrato infantil,violencia,violencia intrafamiliar — prevemi — abril 3rd, 2014 — 0:47

La experiencia aumentó el riesgo de depresión a medida que la víctima y el agresor pasaron a la adultez temprana, informan unos investigadores.

VIERNES, 7 de marzo de 2014 (HealthDay News) — Los adolescentes y adultos jóvenes involucrados en la violencia de pareja son más propensos a sufrir de depresión, indica un estudio reciente.

Los sociólogos de la Universidad Estatal de Bowling Green hallaron que tanto los hombres como las mujeres que perpetraban o eran víctimas de violencia de pareja tenían más síntomas de depresión.

Los investigadores señalaron que el motivo de que esa violencia dañe la salud mental de las víctimas está claro, pero que este estudio mostraba que también tiene un efecto nocivo sobre los perpetradores de la violencia.

Los autores del estudio dijeron que las personas que perpetran violencia de pareja saben que se les considera de forma negativa.

Los investigadores también dijeron que el daño mental provocado por la violencia de pareja puede dañar la autoestima y la autoconfianza de los jóvenes dificultando que hagan una transición fluida a la adultez.

Esto significa que el impacto de cualquier tipo de violencia en la relación de pareja entre los adolescentes y los adultos jóvenes podría ser a largo plazo, e interferir con cosas como la educación, encontrar un buen trabajo y comenzar y gestionar una familia.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores analizaron datos de jóvenes que fueron entrevistados por primera vez cuando tenían de 12 a 19 años, una vez más un año más tarde, y después de eso, cada dos años. En la última entrevista, los participantes tenían entre 17 y 24 años.

El estudio aparece en la edición de marzo de la revista Journal of Health and Social Behavior.

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTE: Journal of Health and Social Behavior, news release, March 5, 2014
HealthDay

Obtenido del sitio MedlinePlus, en la dirección: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_145008.html

Nota: imagen obtenida del sitio MedlinePlus.

Comentarios desactivados

Domingo 7 / julio / 2013

Síndrome de Maltrato Físico

Filed under: Secciones especiales,Tema de actualización,Temas de maltrato infantil — prevemi — julio 7th, 2013 — 13:27

Espacio dedicado a divulgar aspectos relacionados con esta forma particular de maltrato infantil:

Violencia intrafamiliar

Definición: es la agresión corporal que recibe un menor de un adulto de manera intencional, producida por una parte del cuerpo, un objeto o sustancias, que provocan lesiones que van desde menos grave hasta la muerte.

Términos afines:

Síndrome del niño golpeado, síndrome de abuso físico, lesión no accidental o intencional, traumatismo X, síndrome del niño sacudido.

Datos para el diagnóstico:

En el maltrato físico, es vital el examen físico de todas las partes del cuerpo, donde se pueden encontrar múltiples datos, la historia de las lesiones y la versión de los padres o de quien conduce al paciente a la sala de urgencias o consultas de atención primaria o pediatría. En ese sentido, son importantes:

La edad. Aunque el maltrato físico se puede ver en cualquier edad, lo más probable es que ocurra en niños menores de 5 años. Más a menudo por debajo de los 2 años de edad, sobre todo el trauma craneal.

Las discrepancias entre los hallazgos físicos de la lesión o lesiones y la historia que ofrecen los padres cuando se entrevistan por separado.

La tendencia psicótica del agresor, por lo general explosiva para evadir la responsabilidad.

El tiempo transcurrido entre el accidente y la primera asistencia médica que recibe el niño; generalmente, cuando se trata de un maltrato, los padres o agresores acuden a la sala de urgencias horas o días después de ocurrido el hecho, por temor a ser descubiertos. Otras veces no van al médico, esperando que cure la lesión. En este caso es importante descubrir las lesiones tardías, tales como rasguños, huellas de instrumentos, quemaduras en evolución y otras. No se puede dejar de revisar la región anogenital. Estos son datos de mucho valor en el diagnóstico.

El modo de vida de los padres: pobre alojamiento, hijo de un solo miembro de la pareja, nivel social bajo, dificultades económicas, parejas jóvenes, la unión consensual, conflictos maritales, alcoholismo u otras drogas, indisciplina social de los padres y el niño, aunque no deben excluirse aquellos padres que tienen un nivel cultural donde es más difícil el diagnóstico por temor al escándalo.

Debe tenerse en cuenta la versión de los vecinos.

Las falsas prácticas religiosas, ritos o la ignorancia como “sobar al niño”, aplicación de parches calientes u otras maniobras que dañen la integridad física del niño.

Una historia de muertes infantiles dentro de la familia o muerte súbita puede ser un alto índice de sospecha, aunque este dato generalmente no se busca.

En los niños mayores hay que tomar en cuenta la versión que ofrecen de las formas de maltrato, que las aceptan como formas de castigo.

Consideraciones generales. Lesiones traumáticas en el maltrato físico:

Las lesiones traumáticas son los elementos fundamentales que el clínico y todos debemos reconocer para considerar en el diagnóstico la posibilidad de maltrato físico y establecer todos los mecanismos necesarios para el tratamiento, las investigaciones sociales y el seguimiento de estos pacientes. Se consideran lesiones importantes las siguientes:

Los sangramientos. Hematomas, equimosis, petequias, laceraciones,

sangramiento ótico. Epistaxis. Cianosis. También las lesiones de vísceras sólidas, entre ellas: el hígado, el bazo y el Sistema Nervioso Central (SNC). Estas últimas son siempre de carácter grave porque conducen al coma tempranamente.

Lesiones óseas. La fractura del cráneo, fracturas simples o múltiples en cualquiera de los huesos del cuerpo, son las que más denuncian el abuso físico.

Lesiones cutáneomucosas. Heridas, huellas de cualquier tipo (chapas, cintos, ataduras, zapatos, quemaduras, mordida humana y otras). Dejamos como estudio independiente las características de estas lesiones en la Bibliografía básica 4.

Lesiones oculares. Hematomas de los párpados, hifema, desprendimiento de la retina; hemorragias en parches, edema de la papila, arrugas y ceguera que aparecen como lesiones tardías, secreción ocular para buscar enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Las lesiones del maltrato físico son múltiples y variadas; pueden aparecer aisladas o en combinación, esta última es la forma más frecuente. Los hematomas y las equimosis en distintos períodos de evolución por descomposición de la hemoglobina, es un dato fidedigno de maltrato infantil, cuando lleva días sin ser visto por el médico. Otras lesiones sospechosas de maltrato son las hemorragias retinianas, cuya intensidad puede ser variable, desde focos pequeños hasta moteado hemorrágico en placa bipolar y en las fibras nerviosas; igualmente, el edema de la papila. Ambas lesiones pueden ser la expresión de una complicación importante del Sistema Nervioso Central.

Las lesiones cutáneas no hemorrágicas son de mucho valor en estos pacientes, las cuales pueden confundirse con otras patologías, como sucede en las quemaduras por cigarro que a menudo se confunden con la varicela o el ectima gangrenoso de la Pseudomona aeruginosa. Sin embargo, la localización y forma de las quemaduras de cigarro son distintas; por lo general, se localizan en la espalda, los hombros y las plantas de los pies y dan la impresión de úlcera profunda.

Las heridas, mordidas humanas, rasgaduras con las uñas de las manos y quemaduras, dejan huellas que pueden estar combinadas entre sí, o con otras lesiones.

Las fracturas óseas a cualquier nivel, son casi un dato constante en este síndrome, a menudo se descubren de manera casual en niños menores de 2 años. Generalmente son graves, múltiples y en distintos períodos de evolución, siendo las más importantes las de los huesos del cráneo que pueden cursar con edema, hemorragia en distintos niveles, otorraquia o nasorraquia. De singular importancia resultan los que afectan la cavidad abdominal y la cavidad craneana, que producen cuadros clínicos de gran envergadura. Se acompañan de de grandes pérdidas de sangre en estas cavidades, palidez cutáneo-mucosa intensa, anemia aguda y shock hipovolémico que causan la muerte del niño.

En sentido general, para llegar a un diagnóstico de certeza de maltrato físico es necesario tener en cuenta todos los datos que hemos señalado a partir de un buen interrogatorio, el cual debe realizarse a los padres por separado y en el niño mayor tener presente su opinión. Otros que pueden aportar datos son los vecinos y los maestros que conocen a la familia y sus características. El examen físico debe ser completo desde la cabeza hasta los pies, incluido los genitales.

Los exámenes complementarios aportan datos de mucho interés, sobre todo el survey óseo, estudio de la coagulación, la tomografía axial computarizada (TAC), el ultrasonido (US), la resonancia magnética (RM); estos últimos en las lesiones del cráneo; el fondo de ojo es una investigación que no se debe dejar de hacer.

Las secuelas que deja el maltrato físico son, por lo general, definitivas e incapacitantes; nunca es olvidado por los niños y causa en ellos trastornos psicológicos profundos, como alteraciones de la personalidad y retraso escolar. Son también importantes las lesiones oculares que dejan ceguera, glaucoma, cataratas o pérdida total del ojo. Más adelante se estudiaremos las secuelas cerebrales.

Diagnóstico diferencial:

Caffey constató que muchos niños con trastornos neurológicos de mediana intensidad y dificultades en el aprendizaje pudieron haber sido víctimas de traumas de la cabeza por abuso. Otros han encontrado en estudios retrospectivos una alta incidencia de diagnósticos equivocados con otras condiciones. En otras casuísticas de accidentes en el niño, no aparece el maltrato infantil como una de las principales causas. Por ello debe hacerse el diagnóstico diferencial, entre otras patologías, con:

Osteogénesis imperfecta. También llamada fragilitis ósea, es una enfermedad hereditaria, caracterizada por esclerótica delgada y translúcida (ojos azules), fragilidad ósea con fracturas múltiples recientes y antiguas. La piel es delgada. Generalmente se acompaña de otras anomalías como cardiovasculares y renales. Se menciona la forma tardía de la enfermedad, pero en realidad, cuando esto ocurre debe descartarse el maltrato infantil, sobre todo en niños mayores.

Discrasias sanguíneas. Se acompañan de plaquetopenia, como sucede en la púrpura trombocitopénica idiopática (PTI), la cual se asocia a hematomas. Los estudios de laboratorio establecen el diagnóstico.

Sífilis congénita. Se acompaña de lesiones óseas y lesiones cutáneas en las plantas de los pies, además rinitis y otras alteraciones. Las lesiones óseas son de tipo inflamatorio. La serología establece el diagnóstico.

Impétigo. Infección cutánea causada, generalmente, por el estafilococo y el estreptococo beta hemolítico del grupo A. SE disemina con rapidez a través de la piel del niño infectado. Está formado por una pápula diminuta que pasa a fase de vesícula que forma una pústula y finalmente desarrolla una costra dorada. Es frecuente en ambientes cálidos y húmedos.

Síndrome estafilocócico de piel escaldada, síndrome de shock tóxico y enfermedad de Kawasaki. Las tres tienen parecido; el primero se observa en niños menores de 5 años con fiebre, irritabilidad y un eritema macular generalizado que progresa rápidamente a una fase escarlatiforme. Se asocia a un signo de Nikolsky positivo, así como un desprendimiento de la piel en forma laminar espontáneo. El síndrome de shock tóxico, aunque se ve en mujeres jóvenes, se ha descrito en niños; está formado por un exantema escarlatiforme y descamación temprana de la piel de las extremidades. Lengua de fresa y lesiones erosivas. Los primeros días hay fiebre, hipotensión, síntomas gastrointestinales, mialgias y eritrodermia difusa que puede ceder al cuarto o quinto día. El Kawasaki, es un síndrome mococutáneo de ganglios linfáticos; está limitado a niños menores de 10 años y entre ellos a niños menores de 5 años. Es una variedad de eritrodermia generalizada escarlatiforme de tipo macular con lesiones en iris o diana.

Osteomielitis. Generalmente son lesiones óseas únicas, de tipo inflamatorio que se acompañan de fiebre de días de evolución.

Hipofosfatemia. Enfermedad autonómica dominante, ligada al cromosoma X y se caracteriza por la disminución del fósforo. Hay osteomalacia por la mineralización retrasada, con la formación de un exceso de osteoide; por tanto son frecuentes la osteítis fibrosa y las fracturas. Los estudios de laboratorio establecen el diagnóstico.

Manchas en vino de Oporto o nevus flammeus. Están presentes desde el nacimiento y no suelen desaparecer o evolucionar como los hematomas. Son unilaterales y segmentarias, respetando la línea media y aumentan con la edad, y aparecen en cualquier sitio del cuerpo, preferentemente en la cara. La mancha en vino de Oporto, está formada por capilares.

Alopecia areata. Es un problema frecuente que se caracteriza por la aparición de placas de calvicie sintomáticas, no inflamatorias, redondas, localizadas en cualquier parte del cuerpo provista de pelos, pero más frecuentes en el cuero cabelludo. Hay historia familiar en 10 a 20 % de los niños afectados. El carácter genético parece responder a un carácter autosómico recesivo. En las márgenes de las placas pueden detectarse pelos en signo de exclamación, esenciales para el diagnóstico.

Alopecia por tracción y cicatrizal. Frecuente en las niñas y mujeres negras, por peinados que ejercen presión sobre el pelo durante un largo período, en la mayoría de los casos son reversibles, aunque en las niñas con multitud de trencitas, los rulos, bigudíes nocturnos y rizados pueden hacerse permanente. La cicatrizal puede ser por procesos inflamatorios.

Conducta:

Se debe primero atender al paciente brindando asistencia a las lesiones que presenta. Se debe llenar el Certificado de primera intensión del lesionado: documento que evalúa el estado de un paciente que ha sido presuntamente agredido. Obliga al facultativo a clasificar la gravedad de la lesión recibida y a establecer un pronóstico respecto a la viabilidad de la conservación de la vida del individuo. Dicha clasificación tiene la finalidad que las autoridades policiales determinen la pertinencia de imponer medidas cautelares (detención o advertencia de no abandono de la ciudad) sobre los presuntos causantes de las lesiones físicas y definir la magnitud de la afección infligida, lo cual determina la competencia del tribunal actuante (municipal o provincial) respecto a la tipificación del delito de agresión a la integridad física de la víctima. Este documento que se llena es el Modelo 53/13 MINSAP. Este modelo lo llena el médico de familia o del pediátrico y lo entrega en el policlínico (si es APS) o al policía que está en el cuerpo de guardia del pediátrico. Este oficial de la policía será quien activará los demás trámites correspondientes; por tanto, es importante que frente a la sospecha o diagnóstico definitivo de síndrome del niño maltratado si existen lesiones físicas se tiene que llenar el certificado.

—————————

Otros aspectos de interés: puede ampliar más los conocimientos accediendo a los documentos siguientes:

Conferencia orientadora: Síndrome de Maltrato Físico (es un documento en formato pdf y pesa 59 KB)

Conferencias anteriores: Síndrome del niño sacudido. Conferencia impartida por el profesor Dr. Carlos Cabrera Álvarez en el I Taller prevención del maltrato infantil, Ciudad de La Habana, julio de 2008:

Parte 1 es un documento en formato power point y pesa 1.1 MB

Parte 2 es un documento en formato power point y pesa 688 Kb

Publicaciones nacionales:

-2006:

Cabrera Alvarez C, Alonso Sanchez G, Arbelo Figueredo M, Pozo Abreu SM. Síndrome del niño maltratado.

-2004:

Cabrera Alvarez C, Alonso Sanchez G. Síndrome de abuso físico. Presentación de un caso. Arch Cir Gen Dig 2004 Dic 6. Disponible en: http://www.cirugest.com/revista/2004/12-06/2004-12-06.htm

-1997:

Gálvez Cabrera E, González Loredo MC, Sirgo Patiño I, Pérez Álvarez H, y Valdés Carrera L. Síndrome del niño maltratado. Presentación de un caso. Rev Cubana Med Gen Integr 1997;13(1):19-28. Disponible en: http://www.sld.cu/galerias/doc/sitios/prevemi/snmaltratado.doc

Comentarios desactivados

Domingo 7 / julio / 2013

Problemas éticos en el maltrato infantil

Filed under: Bioética,para conocer sobre,Para profesionales,Temas de maltrato infantil — prevemi — julio 7th, 2013 — 12:21

Cada vez que se actúa en el MI, legal o sanitariamente, se introduce un cambio en el niño y su entorno, que se expresa como una crisis que rompe un equilibrio de funcionamiento. Se agregan así, las intervenciones profesionales que pueden repercutir en la salud del niño y complicar el maltrato. Es un deber de los profesionales cuidar la crisis, especialmente en lo que se refiere a decidir en nombre del niño para protegerlo y tratarlo.

El documento en pdf que les ofrecemos a continuación titulado: Los problemas éticos en el maltrato infantil es un fragmento de un artículo chileno. Esperamos les sea útil.

Comentarios desactivados

Domingo 7 / julio / 2013

El maltrato entre pares o “bullying”

El maltrato entre pares o “bullying”

Bullying

El maltrato entre pares o “bullying” en inglés es una realidad que ha existido en los colegios o escuelas desde siempre y se ha considerado un proceso normal dentro de una cultura del silencio que ayuda a su perpetuación.

Les proponemos ampliar sobre este tema de maltrato infantil a través de un fragmento del artículo titulado: Maltrato entre pares o bullying.

Comentarios desactivados

Miércoles 3 / julio / 2013

Castigo sí o no

Filed under: para conocer sobre,Temas de maltrato infantil,violencia — prevemi — julio 3rd, 2013 — 22:48

El castigo no es tema gusto para nadie: ni para  los padres ni para los hijos. Creo que es mejor hablar de poner límites. Los límites y las normas son necesarios para el buen funcionamiento de la familia. Los límites deben ser claros, coherentes y firmes habiendo coherencia entre los padres.

La aceptación y comprensión de las normas por parte de los más pequeños los hace personas más sociables; por lo tanto, los límites forman parte importante del proceso educativo. La adquisición de normas  y la reconducción de la conducta en el niño deben hacerse siempre desde el cariño.

Educar y cuidar de los hijos es la función principal de los padres, siempre, claro está, desde el amor. La educación tiene como finalidad formar una persona autónoma, crítica y sociable que desarrolle sus capacidades, sepa vivir en sociedad y sea feliz y capaz de dar felicidad a los demás.

No es necesaría la violencia para educar

Como es bien sabido por todos: la violencia genera violencia. Con esto no quiero decir que a los niños se les deba pasar todo, sino que debemos reconducir su conducta sin utilizar métodos violentos. Si el niño vive sumergido en un ambiente familiar donde todo se resuelve o se impone de manera agresiva: gritos, insultos, bofetadas… adquirirá este modelo y esta manera de actuar para resolver las situaciones conflictivas que se irá encontrando en su vida cotidiana. Cuando la agresión se convierte en algo constante en las relaciones familiares se generan sentimientos de ira en el niño, éste reprime la conducta delante del que le castiga pero no puede controlar su agresividad en otras situaciones.

No debemos gritarles para decir que no griten. Por lo tanto, la violencia física o verbal no es el camino más adecuado para reconducir la conducta del niño. El castigo físico no permite el razonamiento ni el diálogo entre padres e hijos, no le enseña al niño a ser crítico, ni independiente ni autónomo; tan sólo le transmite que las cosas se deben hacer por temor a que le peguen,  por obediencia ciega y sumisión absoluta.

El castigo físico denota poco autocontrol por parte de los padres. Los padres liberan la tensión pero demuestra delante del hijo su falta de control para enseñarle a comportarse de manera adecuada con otras estrategias más positivas. La violencia física genera sentimientos negativos en el niño: ira, venganza, frustración e impotencia. Además no enseña conductas o recursos alternativos al niño; la bofetada le ordena al niño que deje de hacer lo que estaba haciendo, por ejemplo, gritar, pero no le enseña  a estar atento, pedir perdón o arreglar las cosas.

Cómo aplicar el castigo

El castigo puede ser necesario en algún momento pero debe ser utilizado de una manera racional y para cambiar la conducta del niño. No se debe aplicar con gritos e insultos, ni humillando al niño, porque esto manifiesta un comportamiento vengativo y negativo por parte del adulto que puede ser copiado por el niño; la finalidad del castigo es hacer reflexionar al niño sobre lo que ha hecho mal y mejorar su conducta.

El castigo debe ser empleado para mejorar la conducta del niño. Los padres no deben aplicar más o menos castigos en función de lo cansados que estén o del nivel de tolerancia y paciencia que se tenga ese día.

Antes de aplicar un castigo el niño debe estar informado claramente de cuáles son las consecuencias de una mala conducta (por ejemplo: si tiras juguetes por el balcón te apago la tele). Si el niño sobrepasa el límite verbalizado por sus padres, el castigo o la supresión de uno de los privilegios del día (retirar los juguetes hasta que el niño se calme, ponerlo en un rincón de pensar hasta que deje de gritar, no jugar con sus hermanos hasta que deje de pegar…) debe realizarse inmediatamente y sin demora. Cuando el niño reflexione sobre lo que ha sucedido y cambie su conducta, siempre se le debe reconocer y felicitar para reforzar las conductas positivas.

No se deben imponer castigos eternos o que se demoren en algunos días. Por ejemplo no sirve de nada decirle al niño que se va a quedar una semana sin ir al parque o que le vamos a tirar todos los juguetes a la basura.

Lo que tampoco vale es estar amenazando todo el día o bien, no cumplir las amenazas que se verbalicen al niño. Con esto, los padres pierden toda la credibilidad.

Siempre hay que darle al niño la posibilidad que arregle las cosas: que pida perdón o cambie de actitud. Si esto ocurre se debe felicitar al niño y manifestarle lo bien que lo ha hecho.

El diálogo como base de las relaciones familiares

Las familias deben dialogar siempre, padres e hijos deben hablar y ser escuchados. Este es un ejercicio que se debe practicar desde que los niños son pequeños, sino, ¿cómo pretenderemos que en la adolescencia hablen con nosotros si no hemos dialogado nunca con ellos? Las bases del diálogo las podemos resumir en:

* Aplicar normas basadas en el razonamiento entre los diferentes miembros de la familia

* Las normas se deben explicar a los niños y ellos las deben comprender

* Padres e hijos deben cumplir las normas y cambiar conductas si es conveniente

* En la toma de decisiones se debe tener en cuenta la opinión de los hijos

* La normas ayudan a la familia a organizarse mejor y refuerzan la unidad familiar

* Los padres tienen la última palabra porque tienen una función educadora y protectora sobre los hijos

* Los hijos deben saber de antemano las consecuencias de sus actos para que puedan ser responsables de sus acciones

La obediencia

La obediencia es una actitud de responsabilidad donde el niño colabora y comprende las normas o reglas que debe cumplir para una convivencia feliz.

La obediencia en el niño hay que trabajarla mediante el autocontrol y la enseñanza de recursos para regular la conducta. El niño aprende a ser obediente porque agrada al adulto, porque le satisface serlo y porque se le ha explicado el por qué de las cosas. Una de las cosas que más ayuda a fomentar la obediencia es en decir de forma clara y sencilla cuáles son las obligaciones y deberes del niño, tener unas normas claras en casa y felicitar al niño siempre que obedezca o haga lo que tenga que hacer.

Dra. Esther Martínez García

Especialista en Pediatría

Médico consultor de Advance Medical

http://www.mapfre.com/salud/es/cinformativo/castigo-ninos.shtml

Comentarios desactivados

Miércoles 6 / febrero / 2013

Glosario. 2011

Glosario de términos y significados empleados en la prevención del maltrato infantil.

A

Abandono infantil: se refiere a las situaciones en que los padres o cuidadores, estando en condiciones de hacerlo, no dan el cuidado y protección que los niños necesitan para su desarrollo. También conocido como negligencia infantil, descuido infantil.

Abuso físico: agresión corporal que recibe un menor por un adulto, de manera intencional, producida por una parte del cuerpo, un objeto o sustancia, que provoca lesiones que van desde menos graves hasta la muerte. También conocido como maltrato físico.

Abuso sexual infantil: cualquier tipo de actividad sexual con un niño o niña en la cual el agresor está en una posición de poder y el niño se ve involucrado en actos sexuales que no es capaz de comprender o detener. Es el maltrato sexual a niños o menores; también conocido como Acoso Sexual Infantil, Vejamen Sexual Infantil, Abuso Sexual del Niño.

Accidentes: acontecimiento no planeado, no necesariamente causante de lesiones o daños, que interrumpe una actividad, invariablemente insegura o por la combinación de acto y/o condiciones inseguras.

Agresión infantil letal: aquel trauma intencional, activo o pasivo, infligido por un familiar a un niño, que le provoque la muerte.

Agresión verbal infantil: conducta verbal constante que ofende, humilla y denigra el autoconcepto del niño.

Aislamiento del niño: acción ejercida por padres que evitan que el niño mantenga y aproveche las oportunidades normales de relación social de manera positiva y activa.

Apaleado: término que se emplea cuando un niño presenta lesiones a consecuencia de haber sido agredido físicamente por sus padres o cuidadores.

B

Bioética: una rama de la ética  aplicada que estudia las implicaciones de valor de prácticas y desarrollos en las ciencias de la vida, medicina  y atención  en salud.

Bullying: a excepción del Reino Unido y de Australia, en el resto de los países se utiliza esta palabra únicamente para referirse a las situaciones de acoso que se dan contra sujetos jóvenes en las escuelas, cuando un alumno está expuesto de manera repetitiva a acciones negativas por parte de uno o más estudiantes, sin capacidad para defenderse. También se le conoce como intimidación, acoso escolar, maltrato entre iguales. No toda confrontación, pelea o insulto es acoso escolar.

C

Certificado de primera intensión del lesionado: documento que evalúa el estado de un paciente que ha sido presuntamente agredido. Obliga al facultativo a clasificar la gravedad de la lesión recibida y a establecer un pronóstico respecto a la viabilidad de la conservación de la vida del individuo. Dicha clasificación tiene la finalidad que las autoridades policiales determinen la pertinencia de imponer medidas cautelares (detención o advertencia de no abandono de la ciudad) sobre los presuntos causantes de las lesiones físicas y definir la magnitud de la afección infligida, lo cual determina la competencia del tribunal actuante (municipal o provincial) respecto a la tipificación del delito de agresión a la integridad física de la víctima. Este documento que se llena es el Modelo 53/13 MINSAP.

Colecho: cuando los padres u otros familiares comparten la cama con el niño generalmente lactante. Es una forma absurda y dramática de negligencia física. Trae como consecuencia el aplastamiento del niño o muerte por asfixia.

D

Daño psíquico en el niño: deterioro, disfunción, disturbio o trastorno, o desarrollo psico-génico o psicoorgánico que, producido por una lesión psíquica  que ha afectado las esferas afectiva y/o intelectiva y/o volitiva de un niño y que limita la capacidad de goce intelectual, familiar, social y/o recreativa.

Desapego: inatención pasiva o pasiva-agresiva de los padres respecto a las necesidades del niño, que evita la creación de un vínculo afectivo y mutuo.

Dilema ético: conflicto de valores o creencias que resulta de una situación en la que la elección de un bien inevitablemente conlleva la pérdida de otro bien.

E

Educación para la salud (EPS): consiste en proporcionar a la población los conocimientos, habilidades y destrezas necesarias para la promoción y protección de la salud; contribuye a capacitar a los individuos para que participen activamente en definir sus necesidades y elaborar propuestas para conseguir unas determinadas metas en salud.

Encierro en el hogar: acción que realizan los padres o tutores sobre los adolescentes que consiste en impedir las relaciones sociales de estos con sus compañeros o negarles salidas amistosas. Es una forma de aislamiento.

Error médico: todo acto médico o paramédico  de tipo profiláctico, diagnostico o terapéutico que no se corresponda con el problema real de salud del paciente y en el que no exista mala fe, la negligencia, la indolencia, la incapacidad, ni la ignorancia profesional.

Ética médica: conjunto de normas de comportamiento para los miembros de la profesión médica en sus relaciones con quienes demandan sus servicios y en las que mantienen entre sí los profesionales de la medicina y con otros profesionales de la salud.

H

Humillar al niño: acción que se ejecuta para rebajar, mortificar, despreciar, confundir o avergonzar a una persona menor de edad; abatir el orgullo del niño, hacerlo pasar por una situación en la que su dignidad sufra algún menoscabo.

I

Intervención familiar educativa: proceso que permite a la familia recibir información, producir conocimiento sobre determinados temas de salud y promover la reflexión. Pretende estimular la adopción de estilos de vida saludables y patrones de relación funcionales y adaptativos a los cambios, incluyendo los de salud-enfermedad.

Intoxicación no accidental por autoingestión: ingestión en exceso de sustancias tóxicas por voluntad propia, para conseguir distintos efectos, entre estos, intento suicida o violencia contra sí mismo, incrementar el estado de ánimo o emocional o sedación.

Intoxicación por negligencia en niños: es aquella producida por el descuido de un adulto, cuando dejan en cualquier lugar, al alcance de los niños sustancias químicas que causan daños al organismo, o cuando se le suministran por equivocación, sin prescripción facultativa, o medicamentos vencidos por fecha de expedición. También conocida como intoxicación no premeditada.

Intoxicación por abuso o premeditada en niños: es la intoxicación no accidental en la cual el niño recibe de un adulto dosis repetidas de sustancias o drogas tóxicas deliberadamente, con el propósito de simular una enfermedad o calmar la intranquilidad del menor.

M

Mala práctica: cuando un profesional, como un médico o abogado, no brinda el servicio adecuado por ignorancia reprobable o negligencia, o con intención  criminal, especialmente cuando dicha falla da lugar a daño o pérdida; conocido también como impericia, mala praxis.

Maltrato prenatal: conductas realizadas voluntariamente por la madre o personas del entorno familiar, o conductas negligentes que influyen negativamente en el embarazo y repercuten en el feto; también conocida como maltrato durante el período de gestación.

Maltrato Infantil: toda violencia, perjuicio o abuso físico o mental, descuido o trato negligente, malos tratos o explotación, mientras que el niño se encuentre bajo la custodia de sus padres, de un tutor o de cualquiera otra persona que le tenga a su cargo (Artículo 19, Convención sobre los Derechos del Niño); toda conducta de un adulto con repercusiones desfavorables en el desarrollo físico, psicológico o sexual de una persona menor. Se trata de un problema polifacético y multicausal, cuyo tratamiento debe basarse en un enfoque interdisciplinario y la investigación científica de sus componentes físicos, sicológicos y culturales. Considera, además, que el maltrato infantil radica en el núcleo familiar (Primera Reunión del Grupo de Consulta Regional Sobre el Maltrato Infantil, Organización Panamericana de la Salud). También conocido como Abuso de niños en la familia o en otras instituciones.

Modelo ecológico: modelo explicativo que estudia las relaciones entre las personas y su ambiente, integrando los aspectos psiquiátricos y psicológicos con los aspectos sociales, culturales y ambientales. El trabajo de Belsky (1980) se convirtió en referencia obligada de los modelos ecosistémicos. La integración, en cada caso concreto, de variables de diferentes niveles ecológicos se consideró como el aspecto esencial del maltrato y abandono infantil.

Muerte Súbita del Niño: la muerte súbita o inexplicada en un niño cualquiera que sea su edad, es aquella que sobreviene bruscamente o de modo imprevisto, presumiblemente enfermo o saludable, cuya causa no se tuvo en cuenta en el desenlace fatal de la víctima. Participan factores clínicos, éticos y biosociales (I Simposium de Muerte Súbita. La Habana, 1979).

N

Negligencia en el niño: es una forma de incumplimiento de los deberes para con el niño.

Negligencia durante la gestación: conjunto de acciones efectuadas por la embarazada para dañar intencionalmente al embrión o el feto, con la finalidad de interrumpir su estado de gestación.

Negligencia educacional: insuficiencia de los padres o tutores para registrar a su hijo en los programas escolares cuando este ha cumplimentado la edad requerida, o para incorporarlo a instituciones cuando requiere terapéuticas especializadas.

Negligencia emocional: está dada por los cambios del estado de ánimo de los padres, tutores o cualquiera que cuide los niños. En estas personas está presente la ira, el enojo o la pérdida del temperamento, el irrespeto al niño, la frustración, la impulsividad, el disfrute agresivo o de emociones fuertes, el exceso de autoridad y la pérdida de la afectividad emocional como ocurre con la lactancia, cuando la madre la suspende arbitrariamente.

Negligencia en los cuidados médicos: insuficiencia de los padres o tutores para administrar los medicamentos adecuadamente, asegurar el seguimiento médico y la terapéutica necesaria.

Negligencia física: insuficiencia de los padres o tutores para proveer al niño de alimentos, ropas, cuidados físicos de rutina personal, tales como el aseo, así como resguardo o abrigo adecuado.

Niño: todo ser humano menor de 18 años, salvo que en virtud de la ley que le sea aplicable, haya adquirido la mayoría de edad con anterioridad.

Niño abandonado: niño o adolescente que es abandonado por los padres o padres sustitutos sin considerar su atención futura; también conocido como abandono Infantil.

Niños con discapacidad: aquellos niños que presentan discapacidades mentales o físicas que interfieren con las actividades usuales de la vida diaria y pueden requerir adaptación o intervención; también conocido como Niños Minusválidos, Niños en Desventaja o Niños Discapacitados.

Niños de la calle: niños y adolescentes fugitivos y sin hogar que viven en las calles de las ciudades y no tienen un lugar fijo de residencia; también conocidos como Niños sin Hogar y Jóvenes de la Calle.

Nivel exosistema (del Modelo ecológico): incluye aquellas variables que rodean al individuo y a la familia y que le afectan de forma directa.

Nivel macrosistémico (del Modelo ecológico): se incluyen esencialmente las variables socioeconómicas (recursos, distribución de los mismos, desempleo), estructural (entramado de normas y recursos que puede utilizar un individuo en su sociedad), y cultural (actitudes y valores predominantes en cada grupo social).

Nivel microsistema (del Modelo ecológico): se estudian todas aquellas variables que implican comportamientos concretos de los miembros de la familia así como las características de la composición familiar.

P

Prevención primaria: protección de la salud a través de medidas generales de tipo personal y comunitario, como la promoción de un estado nutricional adecuado, del ejercicio físico y del bienestar emocional; la vacunación frente a las enfermedades infecciosas, y el establecimiento de medidas de seguridad ambientales.

Prevención secundaria: medidas aplicadas a individuos y grupos de población para la detección precoz y la intervención rápida y efectiva sobre las situaciones de desviación del estado adecuado de salud.

Prevención terciaria: aplicación de medidas para reducir o eliminar las alteraciones y formas de incapacidad a largo plazo, minimizar el sufrimiento causado por las situaciones que dan lugar a pérdida de la salud, y facilitar la adaptación del paciente a las enfermedades irreversibles.

R

Rechazo hacia el niño: conductas de los padres o tutores que indican abandono, no muestran afecto y reconocimiento de los logros del niño.

Resiliencia: capacidad humana para adaptarse ante la tragedia, trauma, adversidad, infortunios, y sobrellevar importante estrés en la vida.

Responsabilidad médica: obligación que tienen todas las personas que ejercen la medicina de responder ante la justicia por daños ocasionados con motivo del ejercicio de su profesión. Cuenta con las tipificaciones siguientes: impericia, imprudencia, negligencia, delito, error médico, infracción o falta médica e iatrogenia.

Responsabilidad social del profesional: realización con dignidad de la función encomendada por la sociedad expresada mediante una actitud moral de este profesional ante sí y ante los demás (colegas, pacientes, familiares y sociedad en general), la cual refleja su profunda comprensión del compromiso y función social que le corresponde desempañar.

S

Síndrome Alcohólico Fetal: estado que se produce en fetos o recién nacidos, debido a la exposición intrauterina a etanol cuando la madre ha consumido alcohol durante el embarazo.

Síndrome de Alienación Parental: trastorno caracterizado por un conjunto de síntomas que resultan del proceso por el cual un progenitor transforma la conciencia de sus hijos, mediante distintas estrategias, con objeto de impedir, obstaculizar o destruir sus vínculos con el otro progenitor.

Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante (SMSL): muerte abrupta e inexplicable de un recién nacido aparentemente saludable con menos de un año, y que permanece sin explicación luego de un estudio exhaustivo del caso, incluyendo la realización de una autopsia completa, examen del escenario de la muerte, y revisión de la historia clínica; también conocida como Muerte en la Cuna, Muerte Súbita Infantil, Síndrome de la Muerte Súbita Infantil, Muerte Súbita del Lactante.

Síndrome de los Niños Invisibles: se presenta en niños que viven sin protección contra todo tipo de actos premeditados de violencia, sufren malos tratos, explotación en situaciones ocultas, no aparecen en los registro de las estadísticas; aquí están interrelacionadas las formas generales de maltrato y las particulares.

Síndrome de Munchausen por Poder: los padres, frecuentemente la madre, provocan o inventan síntomas orgánicos o psicológicos en sus hijos que inducen a someterlos a exploraciones, tratamientos e ingresos hospitalarios innecesarios; también conocido como Síndrome de Munchausen Causado por Tercero.

Síndrome de Negligencia Física y Emocional: deterioro progresivo corporal y emocional del niño o adolescente, por insuficiencia de los padres o tutores para prever y proporcionarle las necesidades básicas para la vida, y no controlar o fiscalizar debidamente la atención del niño durante las etapas de su crecimiento, formación y desarrollo intelectual.

Síndrome del Bebé Sacudido: se define como una forma severa y claramente definida de maltrato infantil. Resulta de cambios de aceleración rotacional súbitos del cráneo inducidos por sacudidas violentas o sacudidas alternando con impactos; también conocido como Síndrome del Niño Sacudido, Síndrome del Niño Zarandeado.

Síndrome del Niño Maltratado: conjunto de signos y síntomas que se caracteriza por lesiones físicas repetidas ocasionadas a un niño por los padres o padres sustitutos; a menudo se desencadenan por comportamientos pequeños y normales del menor que generan irritación.

T

Trabajo infantil: actividad laboral de personas menores de edad. Se refiere a la protección que los menores deben tener cuando ejercen una actividad laboral.

Trastorno por Estrés Postraumático en el niño: trastorno de la ansiedad caracterizado por un suceso (trauma) físico o emocional aterrador que provoca que el niño que lo ha sobrevivido tenga pensamientos y recuerdos o retrospectivas persistentes y aterradores de esa terrible experiencia.

V

Violencia intrafamiliar: abuso deliberado, con frecuencia reiterado, por parte de un miembro de la familia contra otro, entre cónyuges, padres, hijos, hermanos o cualquier otro miembro del hogar. Este abuso puede ser físico, psicológico y sexual; también conocida como Violencia familiar, Violencia doméstica.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Acosta Tieles N. Maltrato infantil. Prevención. 3ra. ed. Editorial Ciencia y Técnica: La Habana; 2007.

2. Amaro Cano MC. Algunas reflexiones más sobre la ética de la atención primaria de salud. Revista Cubana de Medic Gener Integr [en línea]. 2003 [acceso 6 de diciembre de 2011]; 19(6): . Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/mgi/vol19_6_03/mgi05603.htm.

3. OMS. Maltrato y descuido de los menores por los padres u otras personas a cargo. En: Informe mundial sobre la violencia y la salud.  2002. Disponible en: http://www.paho.org/Spanish/AM/PUB/capitulo_3.pdf. [acceso 6 de diciembre de 2011].

4. Michelena JA. El maltrato infantil: Una mirada desde Cuba. [En línea]. 2011 [acceso 6 de diciembre de 2011]. Disponible en: http://www.sld.cu/sitios/prevemi/verpost.php?blog=http://articulos.sld.cu/prevemi&post_id=414&c=105&tipo=2&idblog=96&p=1&n=dcr.

5. Hernández Rastrollo R. Glosario de términos y expresiones frecuentes de bioética en la práctica de cuidados intensivos pediátricos. An Pediatr [en línea] 2008. [acceso 6 de diciembre de 2011]; 68(4): . Disponible en: http://www.elsevier.es/sites/default/files/elsevier/pdf/37/37v68n04a13117714pdf001.pdf.

6. Benítez Gener A, Guerra García L, Pérez Martínez D, Martínez Contreras Y, Mauri Crespo JA. Glosario de Términos Farmacológicos. Revista de Ciencias Médicas Pinar del Río [en línea]. 2007 [acceso 6 de diciembre de 2011]; 11(5): 93-98. Disponible en: http://publicaciones.pri.sld.cu/rev-fcm/rev-fcm11-2.4/rev-fcm11-24-16.htm.

7. López Corría I, Torres Velásquez IR. Glosario de enfermería en inglés y español de los términos más utilizados por enfermeros. ACIMED [en línea]. 2006 Oct [acceso 6 de diciembre de 2011]; 14(5). Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1024-94352006000500004&lng=es.

8. Pérez Quintero GF, Rodríguez Rubio T, Arencibia Pino E. Glosario español-inglés de interrogantes y frases útiles para la entrevista médica a un paciente con un trastorno en la región cabeza-cuello. ACIMED  [en línea]. 2005 Abr [acceso 6 de diciembre de 2011]; 13(2): 1-1. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1024-94352005000200010&lng=es.

9. Otero Alpí B, Hernández Medina P, Redonet MA, Rodríguez EV, Díaz Hernández M. Folleto para la Especialidad de Nutrición y Dietética. Filial “Simón Bolívar”, Pinar del Río [en línea]. 2007 [acceso 6 de diciembre de 2011]; 11(23). Disponible en: http://publicaciones.pri.sld.cu/rev-fcm/rev-fcm11-2.3/rev-fcm11-23-22.htm.

10. Wojtczak Andrzej. Glosario de términos de educación médica. Educ méd  [en línea]. 2002 [acceso 6 de diciembre de 2011]. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1575-18132003000400004&lng=es.

11. Otero Ceballos M. Glosario Salud Mental de Niños y Adolescentes. Pediatría [en línea] 2012 [acceso 6 de julio de 2011]. Disponible en: http://files.sld.cu/enfermeria-pediatria/files/2011/03/salud-mental-de-ninos-y-adolescentesglosario.pdf.

12. MINSAP. [En línea]. Programa Nacional de Atención Integral a la Salud de Adolescentes. 2000. [acceso 6 de julio de 2011]. Disponible en: http://files.sld.cu/adolescencia/files/2012/03/programa-adolescentes.pdf

13. DeCS. BVS. 2012 [acceso 6 de julio de 2011]. Disponible en: http://decs.bvs.br/E/homepagee.htm.

14. Torres Acosta R. Glosario de Bioética. Ecimed. La Habana; 2011.

15. Baster Moro JC. Glosario de términos y definiciones Gerontología y Geriatría. Ecimed: La Habana; 2010.

16. Álvarez Sintes R. Temas de Medicina General integral. Vol. I. Ecimed. 2008.

17. Pin Arboledas G. Glosario de la medicina del sueño útil para el pediatra extrahospitalario y de Atención Primaria [en línea]. 2010 [acceso 6 de julio de 2011]. Disponible en: http://www.sepeap.org/secciones/documentos/pdf/759-762%20Glosario.pdf.

18. Ministerio de Salud Pública. Carpeta Metodológica de Atención Primaria y Medicina Familiar. Cuba. 2001.

19. Ministerio de Salud Pública. Programa Nacional de Atención Médica Integral a la Familia. Cuba. 2004.

20. Maestría Atención Integral al Niño. [CD-ROM]. La Habana: Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana; 2004.

21. Plana Bouly R. Síndrome de Negligencia Física y Emocional. Trabajo para optar por la categoría de Profesor Auxiliar. 2004. Facultad de Ciencias Médicas Manuel Fajardo.

22. Alonso Sánchez G, Cabrera Álvarez C. Maltrato infantil. Algunas consideraciones filosóficas. Póster. I Congreso internacional sobre Maltrato Infantil: Otro Mundo Mejor es Posible. 2005. Disponible en: http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/prevemi/mi_algunas_consideraciones_filosoficas.pdf. [acceso 6 de julio de 2011].

23. Leandro C. Glosario: lesiones en medicina legal. Med. Leg. Costa Rica [en línea]. 2000 [acceso 6 de julio de 2011]; 17(1): 47-48. Disponible en: http://www.scielo.sa.cr/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1409-00152000000100012&lng=es.

24. Krieger Nancy. Glosario de epidemiología social. Rev Panam Salud Publica  [en línea]. 2002 Jun [acceso 6 de julio de 2011]; 11(5-6): 480-490. Disponible en: http://www.scielosp.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1020-49892002000500028&lng=es.

25. Moreno Villares JM, Álvarez Hernández J, Wanden-Berghe Lozano C, Lozano Fuster M. Glosario de términos y expresiones frecuentes de Bioética en la práctica de la Nutrición Clínica. Nutr Hosp [en línea]. 2010 Ago [acceso 6 de julio de 2011]; 25(4): 543-548. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-16112010000400004&lng=es.

26. Marty M. Carolina, Carvajal A. César. Maltrato infantil como factor de riesgo de trastorno por estrés postraumático en la adultez. Rev chil neuro-psiquiatr [en línea]. 2005 Sep [acceso 6 de julio de 2011]; 43(3): 180-187. Disponible en: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0717-92272005000300002&lng=es.

27. Bonilla Montero RA, Vargas Sanabria M, Mora Guevara A. Síndrome de la niña y el niño sacudidos: hallazgos anatomoclínicos. Med leg Costa Rica [en línea]. 2006 Mar [acceso 6 de julio de 2011]; 23(1): 103-112. Disponible en: http://www.scielo.sa.cr/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1409-00152006000100008&lng=es.

28. de la Cerda Ojeda F, Goñi González T, Gómez de Terreros I. Síndrome de Munchausen por poderes. Cuad med forense [en línea]. 2006 Abr [acceso 6 de julio de 2011]; (43-44): 47-55. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1135-76062006000100004&lng=es

29. Quintana CG. El Síndrome de Burnout en Operadores y Equipos de Trabajo en Maltrato Infantil Grave. Psykhe [en línea]. 2005 [acceso 6 de julio de 2011]; 14(1). Disponible en: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-22282005000100005&lng=es&nrm=iso.

30. Coria De La HC, Canales FL, Ávila VP, Castillo DP, Correa AC. Síndrome del niño sacudido: Artículo de revisión. Rev chil pediatr [en línea]. 2007 Feb [acceso 6 de julio de 2011]; 78(1): 54-60. Disponible en: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0370-41062007000100007&lng=es.

31. Giménez-Pando J, Pérez-Arjona E, Dujovny M, Díaz FG. Secuelas neurológicas del maltrato infantil: Revisión bibliográfica. Neurocirugía [en línea]. 2007 Abr [acceso 6 de julio de 2011]; 18(2): 95-100. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1130-14732007000200002&lng=es.

32. Hernández M, Gerardo A, Tapias S, Ángela C. Maltrato infantil: normatividad y psicología forense. Diversitas [en línea]. 2010. [acceso 6 de julio de 2011]; 6(2): 389-413. Disponible en: http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1794-99982010000200013&lng=pt&nrm=iso.

33. Collado Madurga AM, Odales Ibarra R, Piñón Gómez A, Alerm González A, González Pérez U, Acosta Quintana L. El dolor infantil, un acercamiento a la problemática desde la bioética. Rev Cubana Pediatr [en línea]. 2012 [acceso 6 de julio de 2011]; 84(3): 275-281. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-75312012000300008&lng=pt.

34. Morales Chávez Mariana C. Rol del Odontopediatra en el Diagnóstico de Maltrato Infantil. Acta odontol venez [en línea]. 2009 Jun [acceso 9 de noviembre de 2012]; 47(2): 488-494. Disponible en: http://www.scielo.org.ve/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0001-63652009000200030&lng=es.

35. Lachica E. Síndrome del niño maltratado: aspectos médico-legales. E. Cuad med forense [en línea]. 2010. [acceso 9 de noviembre de 2012]; 16(1-2). Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1135-76062010000100007&lng=es&nrm=iso.

36. Benítez G N., Velázquez A J., Castro P M., Rivero G P.. Maltrato juvenil en discapacitados intelectuales, su relación con la comorbilidad psiquiátrica. Rev. chil neuro-psiquiatr. [en línea]. 2011 [acceso 9 de junio de 2012] ; 49(2): 149-156. Disponible en: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0717-92272011000200004&lng=es.

37. Eberhard F ME., Pose L G., Mora D X, Vergara A MF. Maltrato infantil, TEC y diagnóstico por imágenes. Rev. chil pediatr [en línea]. 2011 Jun [acceso 9 de junio de 2012]; 82(3): 231-237. Disponible en: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0370-41062011000300009&lng=es.

38. Pereda N., Arch M. Abuso sexual infantil y síndrome de alienación parental: criterios diferenciales. Cuad. med forense [en línea]. 2009 Oct [acceso 9 de junio de 2012]; (58): 279-287. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1135-76062009000400002&lng=es.

39. Marín Díaz ME. Reflexiones: ¿el maltrato es un problema de salud?. Rev haban cienc méd [en línea]. 2007 Mar [acceso 9 de junio de 2012]; 6(1). Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1729-519X2007000100002&lng=es.

40. Carreño Clara I, Rey A. Reflexiones en torno a la comprensión del maltrato infantil. Univ. psychol; sept. 2010; 9(3):807-822.

41. Estable B. Maltrato infantil. Arch Pediatr Urug [en línea]. 2010 Sep [acceso 6 de julio de 2011]; 81(3): 188-191. Disponible en: http://www.scielo.edu.uy/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0004-05842010000300010&lng=es.

42. Loredo Abdalá A. et al. Maltrato infantil: Una acción interdisciplinaria e interinstitucional en México. Consenso de la Comisión para el Estudio y Atención Integral al Niño Maltratado. Segunda parte. Salud Ment [en línea]. 2011 Feb [acceso 9 de junio de 2012]; 34(1): 67-73. Disponible en: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0185-33252011000100009&lng=es.

43. Bolaños-Rodríguez MJ, Loredo Abdalá A, Trejo-Hernández J, Huerta-López J. Violencia familiar como factor asociado a la frecuencia de crisis asmáticas en niños. Estudio preliminar. Acta Pediátr Mex [en línea]. 2010 Sept-Oct [acceso 9 de noviembre de 2012]; 31(5). Disponible en: http://www.medigraphic.com/pdfs/actpedmex/apm-2010/apm105g.pdf

46-García-Piña C, García-Piña A, Loredo Abdalá A, Gómez-Jiménez M. Guía para la atención del abuso sexual infantil. Acta Pediatr Mex [en línea]. 2009 [acceso 6 de julio de 2011]; 30(2): 94-103 Disponible en: http://www.medigraphic.com/pdfs/actpedmex/apm-2009/apm092e.pdf.

44. Loredo Abdalá A. Maltrato infantil: consideraciones básicas para el diagnóstico de las formas más preponderantes. Acta Pediatr Mex [en línea]. 2008 [acceso 6 de julio de 2011]; 29(5): 255-61 Disponible en: http://www.medigraphic.com/pdfs/actpedmex/apm-2008/apm085c.pdf.

45. Vargas Sanabria M. Muertes por agresión infantil en costa rica entre los años 2003 y 2011. Med. leg. Costa Rica [en línea]. 2012 Sep [acceso 16 de enero 2013]; 29(2): 07-18. Disponible en: http://www.scielo.sa.cr/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1409-00152012000200002&lng=es.

46. Armero Pedreira P, Bernardino Cuesta B, Bonet de Luna C. Acoso escolar. Rev Pediatr Aten Primaria [en línea]. 2011 Dic [acceso 6 de julio de 2011]; 13(52): 661-670. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1139-76322011000600016&lng=pt.

47. Campo González A, Alonso Uría RM, Amador Morán R, Díaz Aguilar R, Durán Valledor MI, Ballesté López I. Maltrato infantil en hijos de madres adolescentes en el Hospital Docente Ginecoobstétrico de Guanabacoa (2005-2006). Rev Cubana Med Gen Integr [en línea]. 2011 Dic [acceso 9 de noviembre de 2012]; 27(4): 477-485. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21252011000400006&lng=es.

48. Domínguez Raquel. Síndrome de Münchhausen por poder. Arch. Pediatr. Urug. [en línea]. 2011 Mar [acceso 9 de noviembre de 2012]; 82(1): 36-38. Disponible en: http://www.scielo.edu.uy/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0004-05842011000100009&lng=es.

49. Glosario Multilingüe de Términos Médicos. [En línea]. Sitio Traducciones http://glosario.sld.cu/multilingue [acceso 6 de julio de 2011].

50. Chacón Estrada NM, Pontón Chacón G, Ortúzar Blanco O. Miniglosario de términos de uso más frecuente en las especialidades de cardiología, anestesiología, gastroenterología, neurología y psiquiatría pediátricas. Acimed [en línea]. 2007 [acceso 6 de julio de 2011]; 16(4). Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/aci/vol16_4_07/aci121007.htm.

51. Soriano Faura F.J. Grupo PrevInfad/PAPPS Infancia y Adolescencia. Promoción del buen trato y prevención del maltrato en la infancia en el ámbito de la Atención Primaria. Rev Pediatr Aten Primaria [en línea]. 2009 [acceso 6 de julio de 2011]; 11: 121-44. Disponible en: http://www.pap.es/FrontOffice/PAP/front/Articulos/Articulo/_IXus5l_LjPoCZLea9cswCuqATBqHX2qj.

52. Lora Espinosa A, Díaz Aguilar MJ. Aspectos prácticos en la atención del niño y adolescente con TDAH. Rev Pediatr Aten Primaria. Supl [en línea]. 2012 [acceso 17 de febrero de 2013]; (21):83-6. Disponible en: http://www.pap.es/files/1116-1482-pdf/12_sup22_pap.pdf.

53. Riquelme Pérez M. Metodología de educación para la salud. Rev Pediatr Aten Primaria Supl [en línea]. 2012 [acceso 17 de febrero de 2013]; (21): 77-82. Disponible en: http://www.pap.es/files/1116-1481-pdf/11_sup22_pap.pdf.

54. RAE. Diccionario de la Lengua Española. 22da ed. [En línea]. Disponible en: http://lema.rae.es/ [acceso 9 de noviembre de 2012].

Comentarios desactivados

Jueves 22 / noviembre / 2012

¿Hasta cuando el mundo permitirá el genocidio?

Filed under: editorial,historia,mortalidad infantil,Página del editor,Temas de maltrato infantil,violencia — prevemi — noviembre 22nd, 2012 — 1:01

¿Hasta cuando el mundo permitirá el genocidio?

Niños fallecidos por bombardeo israelí a GazaImagenes como esta nos dejan sin aliento. Son ejemplo de lo que desde hace varios días el mundo noticioso está publicando: la escalada de agresión israelí contra Palestina. Numerosos son los titulares donde se reiteran las cifras de fallecidos por los bombardeos que han ocurrido en la Franja de Gaza por parte de Israel, como por ejemplo, el Ministerio de Sanidad palestino ofrece la cifra de 101 como víctimas mortales, entre ellas 24 niños y diez mujeres, mientras que los heridos son ya cerca de 850, de ellos 260 niños y 140 mujeres. Todos son víctimas civiles inocentes.

Cese la masacre de GazaEl mundo ha reprochado este genocidio contra la población civil de Palestina. Así hemos conocido de manifestaciones en Alemania, Turquía, Venezuela, Estados Unidos, Canadá y el Reino Unido en franca solidaridad con los palestinos y haciendo un llamado a detener esta violencia.

Mientras tanto Israel reitera su disposición a expandir de manera significativa estos actos violentos y se escuda insistiendo en que su ofensiva es antiterrorista y que se trata de ataques de muy alta precisión para minimizar víctimas entre la población civil. El Ejército de Israel reconoció que desde el 14 de noviembre ha bombardeado 1 350 objetivos en la Franja de Gaza; sin embargo esos ataques están golpeando indiscriminadamente a los niños de Gaza.

Bombardeo israelí a GazaNuestro país condena enérgicamente esta agresión y ha realizado un llamado a la comunidad internacional a tomar con urgencia las medidas que sean necesarias para detener este acto criminal.

El Comité Académico para la Prevención del Maltrato Infantil (CAPMI) se suma a esta condena y respalda la justa causa del pueblo palestino. Es imperativo el cese del infanticio a que están siendo sometidos, por parte de Israel, los niños de Palestina. Cese esta forma general de maltrato infantil. La comunidad internacional ha de hacerse sentir en lucha unida y enérgica contra esta masacre.

Bibliografía consultada:
1-¿Qué propaganda compensa la imagen de cuatro niños muertos?. Noticia. Cubadebate. [Serie en Internet] 2012 [Citado el 21 de noviembre del 2012]. Disponible en http://www.cubadebate.cu/opinion/2012/11/19/%C2%BFque-propaganda-compensa-la-imagen-de-cuatro-ninos-muertos/

2-Cuba reitera condena a agresión israelí contra Palestina. Noticia. Cubadebate. [Serie en Internet] 2012 [Citado el 21 de noviembre del 2012]. Disponible en http://www.cubadebate.cu/noticias/2012/11/17/cuba-reitera-condena-a-agresion-israeli-contra-palestina/

3-Israel reconoce que un tercio de los muertos en Gaza eran civiles. Internacionales. Periódico Granma. [Serie en Internet] 2012 [Citado el 21 de noviembre del 2012]. Disponible en http://www.granma.cubaweb.cu/2012/11/20/interna/artic07.html

4-El mundo reprueba los bombardeos israelíes contra Gaza. Noticia. Cubadebate. [Serie en Internet] 2012 [Citado el 21 de noviembre del 2012]. Disponible en http://www.cubadebate.cu/noticias/2012/11/16/el-mundo-reprueba-los-bombardeos-israelies-contra-gaza/

5-Israel revela intenciones de incrementar masacre en Gaza. Noticia. Cubadebate. [Serie en Internet] 2012 [Citado el 21 de noviembre del 2012]. Disponible en http://www.cubadebate.cu/noticias/2012/11/18/israel-revela-intenciones-de-incrementar-masacre-en-gaza/

7-Experto advierte que “Israel busca pasar por víctima”. Noticia. Cubadebate. [Serie en Internet] 2012 [Citado el 21 de noviembre del 2012]. Disponible en http://www.cubadebate.cu/noticias/2012/11/18/experto-afirma-que-israel-busca-pasar-por-victima/

8-En fotos, Europa protesta contra bombardeos sobre Gaza. Noticia. Cubadebate. [Serie en Internet] 2012 [Citado el 21 de noviembre del 2012]. Disponible en http://www.cubadebate.cu/noticias/2012/11/18/en-fotos-europa-protesta-contra-bombardeos-sobre-gaza/

Autora:

Dra. Silvia María Pozo Abreu

Editora principal de la página web Prevención del Maltrato Infantil

Presidenta de la Cátedra de Extensión Universitaria Prevención del Maltrato Infantil Néstor Acosta Tieles In Memoriam

Facultad de Ciencias Médicas 10 de Octubre

Comentarios desactivados

Miércoles 7 / noviembre / 2012

Historia y filosofía de los malos tratos a los niños

Filed under: Tema de actualización,Temas de maltrato infantil — prevemi — noviembre 7th, 2012 — 0:03

Historia y filosofía de los malos tratos a los niños

Reconcentracion de Weyler

Cátedra de Extensión Universitaria Prevención del Maltrato Infantil Néstor Acosta Tieles In Memoriam

Profesora: Dra. Silvia María Pozo Abreu

Tema de actualización: Historia y filosofía de los malos tratos a los niños

Contenidos:
-Evolución histórica de los conceptos de infancia y adolescencia
-Recorrido histórico de los malos tratos a la infancia desde el punto de vista internacional
-Historia de los malos tratos a los niños en Cuba desde la época colonial. El Proyecto social cubano

Objetivo:
-Describir las diferentes etapas en la historia de los malos tratos a los niños tanto desde el punto de vista internacional como nacional

Los malos tratos a los niños existen desde el surgimiento del hombre. La violencia hacia los niños se ha manifestado de formas muy diferentes, y siempre con una justificación. El conocimiento científico de la infancia, de sus condiciones biológicas y el estudio de las elevadas tasas de mortalidad infantil es una adquisición reciente.

Antecedentes de los conceptos de infancia y adolescencia:
Los conceptos de infancia y adolescencia han variado a lo largo de la historia. Tenemos, por ejemplo, que en las culturas primitivas los ancianos eran los que poseían el mayor prestigio social siendo los jefes religiosos, morales, políticos y económicos mientras que los niños eran ignorantes e imprudentes.

Ya en la Grecia clásica el centros de atención pasa a la edad madura, teniendo ideas despectivas hacia ancianos y niños puesto que se consideraban como seres imperfectos. Los menores eran considerados un pequeño adulto por lo que a los 6 años ya contribuían en las actividades económicas de la familia.

En el renacimiento se incorporan los castigos corporales en el sistema de educación formal y el límite de edad de su aplicación es hasta los 20 años. El maestro goza, por tanto, de libertad absoluta sobre los niños.

En la época preindustrial el niño es tratado como un miembro más de la comunidad y son considerados como objetos de poco valor o como esclavos. Eran considerados propiedad de su padre quien puede utilizarlo como mejor considere.

El término “niño” no ha tomado su acepción moderna sino hasta el siglo XVII. Antes, no se sabían distinguir las diversas edades, y el término de niño se aplicaba muchas veces incluso a los adolescentes de 18 años. Sólo en los siglos XVII y XVIII aparecen palabras de sentido más limitado, como “bambin” o “marmot”, a las que el siglo XIX añadiría la de “bebé”.

En Francia el 28 de junio de 1793 es aprobado un decreto que favorece a los huérfanos que serían atendidos por el Estado. Se crea además ese mismo año una ley que establece que los niños deberán ser protegidos por sus padres quienes tendrán deberes con ellos. Aquí vemos cómo se ha ido evolucionando hacia el concepto de que la infancia debe ser atendida como un deber de los padres.

Durante el siglo XVIII ocurre una transformación en la imagen del niño. Se proponen métodos educativos adaptados a su edad y al grado de desarrollo del niño. Se pasa del modelo de prioridad de los hijos al modelo de protección con el cual los menores deben ser protegidos primero por sus padres, luego por la iglesia, la escuela y las instituciones de caridad privadas y si todo lo anterior fallara es el Estado quién intervendrá.

Ya en el siglo XIX la infancia capta más la atención de los adultos aunque en la práctica la mayor parte de los niños siguen los sistemas educativos tradicionales aplicados por padres o criados (en el caso de las clases más altas de la sociedad, quienes le delegan su educación).

Una vez implantada la ideología burguesa se desarrolla la clase media y ésta otorga a la mujer el papel fundamental a la mujer como madre y reproductora de todos los valores lo cual repercute en la educación de sus hijos, sin embargo se menosprecia a los niños de clases sociales más bajas.

Con la aparición de nuevas teorías de la pedagogía, la psicología evolutiva, la pediatría y la sociología y al considerar la infancia como centro de la educación, surge la preocupación por el bienestar de la infancia. El Estado comienza a asumir las competencias en el campo social.

Ocurre un cambio de concepción de la infancia y la progresiva aceptación de la capacidad del niño para llegar a ser un verdadero sujeto activo de derecho, otorgándosele derechos civiles y políticos condicionados a la posibilidad de formarse un juicio propio.

La definición de concepto de infancia y adolescencia:
La Convención sobre los Derechos del Niño adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en el año 1989 define lo siguiente:
“se entiende por niño todo ser humano menor de 18 años, salvo que en virtud de la ley que le sea aplicable, haya adquirido la mayoría de edad con anterioridad”.

El niño es un ser social. Esto indica que se desarrolla gracias a los vínculos que, desde el primer momento de su vida, establece con los que le envuelven. Estos vínculos definen y concretan sus potencialidades intelectuales y afectivas, proporcionan características propias y diferenciadas a su carácter, y le ofrecen la posibilidad de auto valorarse de una manera determinada por la referencia de los otros.

Recorrido histórico de los malos tratos a los niños:
-Desde el punto de vista de la sociedad podemos decir que el maltrato a los niños ha existido desde el surgimiento de los seres humanos. Numerosas historias relatan aspectos de actos violentos cometidos hacia este grupo vulnerable.

En la Edad Antigua: era común el infanticidio. Se ofrecían a los niños como sacrificios a dioses, para protegerse los adultos de las amenazas que los oráculos profetizaban. Los padres disponían de la vida así como de la muerte de sus hijos. Los Espartanos mataban los niños con defectos físicos ya que no eran útiles como guerreros.  En Atenas el infanticidio se remonta a Solón, uno de los «siete sabios», mientras que Platón lo aprueba en la República y Aristóteles lo considera un deber mientras que en la Roma antigua era costumbre arrojar a los niños deformes desde lo alto de la Roca Tarbeya; además las Doce Tablas reconocían el derecho paterno a cometer infanticidio, e incluso Cicerón afirma que es un deber del padre matar al hijo deforme. También contempla la posibilidad del infanticidio el primer manual de ginecología que se conoce, el de Sorano -98-138 d.C.-, que sugiere no tratar a los infantes recién nacidos por la ineficacia de los remedios, la calidad de vida y del gasto que produce.

En la Edad Media: Se considera que no es necesario distinguir a niños de adultos lo cual conlleva a la ausencia de interés por los niños. Estos no eran reconocidos en la estructura social, eran mercancías, maltratados y esto no diferenciaba clases sociales (el Rey Iván IV mató de un bastonazo a su hijo en un ataque de ira); otras formas de deshacerse de ellos era: el sofocamiento mientras dormían, dejados en las puertas del algún Monasterio, o la venta de esclavos que se prohíbe en el Concilio Tercero Lateranese de 1179.

Hacia el Siglo XVI emerge una diferenciación respecto del adulto en las representaciones artísticas. Recién en el Siglo XVII se dan algunos cambios positivos, desciende la mortalidad, no porque mejoren las condiciones de higiene sino porque disminuye el infanticidio; pero es en este siglo que se produce la Institucionalización como respuesta a la gran cantidad de niños/as abandonados y huérfanos. Se asienta el concepto de que es intolerable el infanticidio y la muerte de niños. Los niños son seres diferentes a los adultos.

Un siglo después cuenta que en Paris muere entre 1771 a 1777, el 80 % de los niños/as Institucionalizados y en Dublín entre 1775 y 1796 solo habían sobrevivido 45 de 10.000 niños que estaban en Instituciones o sea las medidas de protección se habían convertido en otras formas de infanticidios.

Después del Siglo XVIII el niño es visto como ser capaz de contemplar el mundo de una manera diferente al adulto por lo que deja de ser un adulto pequeño; se diferencian algunos segmentos: bebé (s.XIX) y aparecen los primeros tribunales de menores (1899, Illinois).

Tuvieron que pasar dos siglos más, para que se fundaran los primeros hospitales infantiles, las primeras asociaciones dedicadas a la crueldad contra los niños/as y el estudio de los primeros casos de maltrato.

Ya en la segunda mitad de Siglo XIX la familia comienza a adquirir características según nuestra concepción actual en cuanto a los lazos familiares así como en el papel de los niños en ella, su importancia en el proceso de socialización del niño y el papel de los padres.

Nace así el concepto de infancia como período de la vida distinto cualitativamente lo cual es consecuencia de una evolución progresiva a lo largo de los siglos respecto a los valores acerca de lo que es y debe ser el niño.

A finales del siglo XIX e inicios del Siglo XX ya el niño es sujeto de estudio y atención. Hay desarrollo incipiente psicología evolutiva, conceptos de evolución, desarrollo psicología cognitiva: Niño como sujeto en desarrollo / evolución.

Paralelamente emerge la idea de niño como posesión económica, como bien.

Es un ser inferior que debe ser controlado y administrado por los adultos (inicios Siglo XX, 50% de los niños trabajaban).

Durante la primera mitad del Siglo XX continuaron los malos tratos a los niños que han tenido carácter universal, como por ejemplo, la Segunda Guerra Mundial, desatada por Alemania sobre Europa en la cual muchísimos niños fueron víctimas, ya sea por su permanencia en campos de concentración o asesinados por las bombas lanzadas, como en las ciudades de Hiroshima y Nagasaki. Los niños que no fallecieron al ser lanzadas las bombas sufrieron las consecuencias años más tarde y aún hoy persisten los efectos de las mismas.

De los años 1950 hasta 1980: Niños como seres lúdicos (Erikson) y en Europa en los años 1960 y en América Latina en los años 1980 surgen políticas sociales y ocurre un cambio radical de paradigma: niños como sujetos de derechos, surgiendo la  Convención Internacional de los Derechos del Niño, en 1989. Sin embargo debemos recordar, también la muerte de niños vietnamitas al ser lanzado el agente naranja.

Aún hoy se continúan cometiendo genocidios contra los niños sin que el panorama cambie radicalmente a pesar de los esfuerzos internacionales por mejorar la vida de los más vulnerables. Baste señalar los miles de niños que son arrastrados como militares en las guerras de África mientras que otros son obligados a desplazarse a otros territorios con las secuelas psiquiátricas que todo ello conlleva.

-Desde el punto de vista de vista de la salud pública:
Se puede dividir en varias etapas, para una mejor comprensión:
1.    Desconocimento: abarca desde el surgimiento del hombre hasta el año 1946. El maltrato a menores era totalmente desconocido por los profesionales de la salud. Ya con el desarrollo de la pediatría y el surgimiento de campañas médico-sociales de protección a la infancia en la 2ª mitad del siglo XIX comienza el reconocimiento del maltrato infantil como una entidad clínica compleja.
2.    Descripción de síndromes sin identificar: desde 1946 hasta 1961. Comienza la etapa clínica pues los profesionales de la medicina publican artículos con resultados de sus estudios en los cuales describen diferentes lesiones pero sin identificar su etiología. En 1955 se comienza a valorar los factores ambientales y familiares y en 1959 la Organización de Naciones Unidas (ONU) realiza la “Declaración de los derechos del niño”.
3.    Identificación: desde 1962 hasta mediados de la década de 1970. En esta etapa se identifica el abuso sexual como forma de maltrato que coincide con el maltrato físico iniciándose el estudio científico de su incidencia a la vez que se reconoce la importancia clínica.
4.    Reconocimiento: desde mediados de la década de los 70-mediados década 1980. La Organización Mundial de la Salud (OMS) lo declara, junto con la violencia,  como un problema de salud pública mundial.
5.    Prevención: mediados década 1980 – hasta la actualidad. La prevención   del  maltrato  infantil  comienza  a  considerarse  como  una  prioridad  y se desarrollan programas de apoyo hospitalario perinatal y de primera infancia, de visitas al hogar y formación de padres, etc.

Por tanto vemos que la OMS ya lo ha declarado como problema de salud pública mundial y con ello la necesidad de la prevención como fundamento para su eliminación. Entonces se han creado en no pocos países grupos para su estudio.

Historia de los malos tratos a los niños en Cuba desde la época colonial. El Proyecto social cubano:
Para abordar este tema tenemos que diferenciar dos etapas diferentes:
-Antes de 1959
-Después de 1959

Antes de 1959: en esta etapa hay que mencionar al año 1942, cuando se produjo el llamado descubrimiento de América y con Indios cubanosello, de nuestro país, por Cristóbal Colón, que provocó un encuentro desigual entre dos culturas diferentes: la europea y la indígena. Estos colonizadores con su llegada  a mediados de 1510 comenzaron la ocupación. A pesar del carácter pacífico de los aborígenes la conquista se inició con la violencia. Los indios orientales tenían conocimiento de las crueldades a que eran sometidos sus hermanos de La Española, porque muchos de éstos habían llegado a Cuba huyendo de los conquistadores y también porque algunos aventureros españoles habían hecho incursiones en el extremo oriental de Cuba para robar indios y llevarlos a la isla cercana. La conquista se caracterizó por inhumanos abusos y crímenes injustificados contra los aborígenes. Ejemplo de ello fue lo que se conoce como La Matanza de Caonao.

ColonizaciónEl proceso de la conquista se caracterizó por actos de barbarie pero más nefasto  aún para la población aborigen fue el proceso de colonización de nuestra isla. A los aborígenes cubanos se les prohibió mostrar su cultura, su modo de vida y sus conocimientos. Fue entonces cuando nuestros antepasados perdieron sus costumbres y su cultura. Los indios se fueron exterminando poco a poco, debido a las matanzas de los españoles, al trabajo forzado, el maltrato, etc. La actividad económica se sustentó en el trabajo de los indígenas, entregados a los colonos por la Corona mediante el sistema de “Encomiendas”, una especie de concesión personal, revocable y no transmisible, mediante el cual el colono se comprometía a vestir, alimentar y cristianizar al aborigen a cambio del derecho de hacerlo trabajar en su beneficio. En la extracción de oro, se emplearon indios encomendados así como algunos esclavos negros que se integraron desde muy temprano al conglomerado étnico que siglos después constituiría el pueblo cubano. Estos indios fueron objeto de abusos sexuales, abusos físicos y a muchos los llevaron a España para ser vendidos. El resto fueron asesinados brutalmente.

Más delante de desarrolló la esclavitud de los deportados de África quienes tuvieron que adaptarse a vivir miserablemente humillados bajo el duro látigo de los amos. La trata de personas se mantuvo vigente hasta 1886, dejando secuelas en los niños esclavos que vivieron durante años en barracones insalubres, mientras otros eran vendidos como mercancías.

Se crearon así las bases para el surgimiento de la nueva nacionalidad cubana (compuesta por indios, españoles y negros esclavos) quienes fueron tomando conciencia de la necesidad de justicia ante los horrores que se estaban cometiendo durante siglos. Fueron los que hicieron consciente la lucha por la independencia de Cuba y la liberación de los esclavos años más tarde.

Es en este período, hacia el año 1896, que era ya evidente la imposibilidad de acudir a otras salidas reformistas y los cubanos, que luchaban por la justicia, la igualdad y contra la dominación española, dominaban de un extremo a otro de Cuba.

Dos generaciones de cubanos dedicaron casi 30 años a obtener la Independencia de su país y una tercera ya se empinaba a seguirla. Entonces el general Arsenio Martínez Campos, gobernador y capitán general de Cuba, propone a España la reconcentración de la población campesina en las ciudades bajo control de las autoridades españolas y se le encarga esta misión a Valeriano Weyler, a quien consideraba preparado militarmente y con inteligencia suficiente para aplicar la crueldad que se necesitaba. La Reconcentración de Weyler fue una medida de extrema de violencia, una política represiva de exterminio que tenía como objetivo impedir que la población campesina cooperara con el Ejército Libertador, aunque ello implicara su exterminio por el hambre y la peste. Para la reconcentración estableció un plazo de 8 días. La bárbara medida causó la muerte a entre 200.000 y 300.000 personas, entre ellos hombres, mujeres y niños y provocó el deterioro total de la agricultura cubana, sostén principal de la población de Cuba.

En el año 1898 se inicia la dominación de Cuba por los Estados Unidos de América (EUA) y con ello también la dominación de la medicina imperial y el robo de conocimientos como, por ejemplo, el apoderamiento de los conocimientos de Carlos J. Finlay, médico cubano pionero en demostrar la relación del mosquito Aedes Aegypti con la Fiebre Amarilla.
La llamada Guerra Hispano Cubana Americana también constituye un ejemplo de invasión para dominar a los pueblos, práctica ésta que aún se realiza.

Entre los años 1900 y 1959 (período neocolonial o seudorepública) la situación de los niños en Cuba no varió mucho. Se mantenía una política de violencia de estado y los pequeños eran marginados. Existía discriminación racial, de la mujer y de los hijos nacidos fuera del matrimonio formalizado, además de la mendicidad de niños, adolescentes y adultos, junto a la prostitución y la corrupción administrativa.

No existía un sistema primario de salud que resolviera las necesidades de la población y la tasa de mortalidad infantil sobrepasaba los 60 fallecidos por cada mil nacidos vivos. Miles de personas y entre ellas niños, morían de enfermedades curables por falta de asistencia médica.

Esta situación tuvo su final el 1ro. de enero del año 1959 cuando triunfa nuestra Revolución y con ella la implantación de medidas para la protección del ser humano y la naturaleza, aplicando el principio de voluntad política. Se producen radicales transformaciones en la sociedad cubana, tanto en el orden económico-político como social, encaminadas a eliminar los vicios heredados del pasado, teniendo como objetivo fundamental la atención y bienestar del ser humano, a partir de la satisfacción gradual de sus necesidades básicas.

No obstante EUA decidió imponer un bloqueo a nuestro país, que aún hoy mantiene y tanto ha costado a nuestro pueblo.

Además dictó leyes extraterritoriales y de restricción que hacen más daño aún hoy.

También es el responsable de la salida masiva de miles de médicos durante los primeros años de la revolución.

Entre los años 1960 y 1962 EUA a través de falsos argumentos provocó la salida de 14 000 niños cubanos en la llamada Operación Peter Pan, con lo cual muchos de estos niños fueron separados de sus familias y obligados a vivir como extranjeros en un país con otro idioma diferente. En la década de 1990 nuevamente EUA es protagonista de un nuevo acoso contra nuestro pueblo: la aprobación de la Ley de Ajuste Cubano debido a la cual muchos cubanos, incluido niños, han perdido su vida en el mar.

Nuestro proyecto social continúa brindando protección especial a la infancia, pero sobre esto comentaremos en otro momento.

Bibliografía consultada:
1.Historia de la infancia. [online]. [citado 2012 oct 07]. Disponible en: http://www.amnistiacatalunya.org/edu/es/historia/h-index.html
2.Bedregal P. Historia de la infancia. [online]. 2008 [citado 2011 Jul 02]. Disponible en: http://www.mednet.cl/medios/eventos/ChCC/FormadordeFormadores/Historiadelainfancia29.ppt
3.Infanticidio. Género, Niñez y Adolescencia. Ce.Pro.Fa – Centro de Protección Familiar. [online].  2008 [citado 2011 Jul 02]. Disponible en: http://ceprofa.blog.arnet.com.ar/archive/2008/02/14/infanticidio.html
4.Acosta Tieles N. Maltrato Infantil. Prevención. 2ra. Ed. Editorial: Científico-Técnica. La Habana, 2002
5.Acosta Tieles N. Maltrato Infantil. Prevención. 3ra. Ed. Editorial: Científico-Técnica. La Habana, 2007.
6.Robaina Suárez G. El maltrato infantil. [Revista en internet].  2001 [citado 2010 Jul 25]; 17(1):. Disponible en http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21252001000100011&lng=es&nrm=iso
7.Palenzuela Páez L. La protección legal a infantes y adolescentes por la Fiscalía General de la República. [revista en internet].  2001 [citado 2011 Jul 02]; 18:21-35. Disponible en: http://vlex.com/vid/legal-infantes-adolescentes-fiscalia-50075838?ix_resultado=2.0&query[buscable_id]=2615&query[buscable_type]=Fuente&query[filters_order]=source&query[textolibre]=maltrato+infantil
8.Díaz Huertas JA, Casado Flores J, García García E, Ruiz Díaz MA, Esteban Gómez J. Atención al Maltrato Infantil desde el ámbito sanitario en la Comunidad de Madrid. Editorial: Instituto Madrileño del Menor y la Familia. Madrid, 1998.
9.Cambrón Infante A. ¿Existe un derecho a morir? Aproximación al tema de la muerte. Bibliografía de la maestría Bioética, del Centro Juan Pablo II. 200
10.Jiménez Garrote JL. Eutanasia, Distanasia, Ortotanasia y Suicidio asistido. Bibliografía de la maestría Bioética, del Centro Juan Pablo II. 2007.
11.Claramonte Fuster M. A. El principio de la autonomía en el niño y el adolescente. Bibliografía de la maestría Bioética, del Centro Juan Pablo II. 2007.
12.La niñez en la historia. . [online]. [citado 2011 Jul 02]. Disponible en: http://www.educacioninicial.com/EI/contenidos/00/4300/4312.asp
13.Del Bosque-Garza J. Historia de la agresión a los niños. [online]. 2003  Ago [citado 2011 Jul 02]; 139(4):. Disponible en: http://www.medigraphic.com/espanol/e-htms/e-gaceta/e-gm2003/e-gm03-4/em-gm034gIV.htm
14.Arias Solis F. El maltrato infantil. [online]. [citado 2011 Jul 02].
Disponible en: http://www.accionporlosninos.org.pe/textos/foro187.doc
15.La Colonización Española. [online].  [citado 2011 Jul 02]. Disponible en: http://www.ecured.cu/index.php/La_Colonizaci%C3%B3n_Espa%C3%B1ol
16.La exterminación de los indios. [online]. [citado 2011 Jul 02]. Disponible en: http://www.ecured.cu/index.php/Comunidad_Primitiva_en_Cuba
17.Reconcentración de Weyler. [online].  [citado 2011 Jul 02] Disponible en http://www.ecured.cu/index.php/Reconcentraci%C3%B3n_de_Weyler
18.Gil Turnes G, Expósito Marrero D, Bartutis Romero M. La educación en Cuba desde la colonización española hasta 1868. Rev Hum Med  [revista en la Internet]. 2003  Ago [citado 2011 Jul 02] ;  3(2): . Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1727-81202003000200008&lng=es

Comentarios desactivados

Older Posts »