Archive for the 'Para estudiantes'

Domingo 10 / enero / 2016

Adolescencia ¿Etapa crítica?

Filed under: adolescencia,Para estudiantes,Para la familia — prevemi — enero 10th, 2016 — 1:55

Adolescencia ¿Etapa crítica?
Comienzo de una serie que va a recorrer los momentos más importantes de la adolescencia: el encuentro con la sexualidad, las transformaciones biológicas y psicológicas y algunas recomendaciones para educar la sexualidad en este momento de la vida, a partir de un estudio realizado por la Cátedra de Sexología y Educación Sexual, del Instituto Pedagógico “Enrique J. Varona”.

Por: Aloyma Ravelo

La adolescencia transcurre, según la OMS, entre los 10 y 19 años. Sin embargo, hay quienes plantean que se extiende hasta los 23 ó 24 años, edad en que las muchachas y los muchachos terminan sus estudios universitarios y se insertan en la vida laboral.

Existe consenso en cuanto a que la primera parte de este período del desarrollo de la personalidad abarca hasta alrededor de los 15 años y recibe el nombre de adolescencia temprana y la siguiente, el de adolescencia tardía o juventud . Ambos períodos están íntimamente ínter conexionados, forman un sistema inseparable aunque, para su estudio, se divida en esos dos momentos.

La Dra. González señala que, de manera simplificada, se le suele designar como el tránsito de la infancia a la adultez, lo cual, sin dejar de ser absolutamente real no contempla toda la complejidad y magnitud de los cambios y las problemáticas por las que deben pasar los chicos y las chicas a lo largo de estas edades. La adolescencia es, en nuestro criterio —añade— la etapa de la vida de transformaciones más rápidas, profundas y radicales en todas las esferas (psicológica, biológica y social), solo comparable con la infancia temprana, donde, desde el nacimiento hasta los 36 a 40 meses, el infante se convierte de un ser totalmente desvalido, en un niño capaz de realizar por si solo, aunque naturalmente con la ayuda y apoyo del adulto, la mayoría de sus funciones vitales.

En la situación de los adolescentes, tanto mujeres o varones, el salto se hace mucho más agudo y riesgoso, si tenemos en cuenta que, al inicio de esta fase, se encuentran bajo la autoridad y el control absoluto de los mayores y que en unos breves años deberá desarrollar las competencias que les permitan autodeterminarse, tomar decisiones trascendentales para ellas, ellos y quienes los rodean, a fin de poder desempeñarse de manera independiente y responsable en la vida de pareja, familiar, laboral y social en general.

Es realmente importante hacer hincapié en esta cuestión del paso de la dependencia a la independencia por la que deben transitar los y las adolescentes, asunto que muchos padres y madres no hemos pensado en detalle y, sin dudas, esto, por si solo, hace compleja la situación. Por ello, acota la directora de CASES, que los adolescentes de ambos sexos, tienen el derecho de que se les prepare, se les abran los senderos para lograr el ejercicio de una vida rica, hermosa, plena de vivencias y experiencias, donde cada vez más dependan de sus propios esfuerzos, opciones y decisiones para las que deben tener en cuenta no solo sus intereses y necesidades sino, también, las de su contexto social.

En el II seminario colombiano “Sexualidad en la adolescencia”, realizado en l993, se planteó que la adolescencia es una faceta más de autodescubrimiento, de clarificación de la identidad y, lógicamente, de construcción y maduración. Mientras aprenden a conducir y manejar sus diferentes posiciones, es muy posible que se enfrenten a choques, confrontaciones, cambios de comportamiento y, sumado a esto, las pocas oportunidades que en ocasiones les ofrecen no sólo la familia, sino también, la sociedad. Por esta razón, suelen ser, muchas veces, censurados y sancionados socialmente. Calificados de improductivos, dependientes y desadaptados al medio.

Su nueva situación social, el conjunto de transformaciones internas y externas a los que están sometidos, suelen enfrentarlos a múltiples retos, desafíos; también a obstáculos y escollos generados, muchas veces, por los propios mayores, dificultades que deben vencer para arribar a una adultez responsable y feliz.

Los retos fundamentales que deben enfrentar y resolver los adolescentes para culminar con éxito el crecimiento y maduración a lo largo de estas edades, se refieren a tres esferas esenciales de la vida:

la profesional laboral
la ideológica, ética y social
de pareja y familiar

En condiciones educativas óptimas, desde el punto de vista psicológico, biológico y social, tanto chicas como chicos, acceden gradualmente a un conjunto de adquisiciones que los capacitan para este salto cualitativo en su existencia.

En el orden físico —manifiesta— en breve tiempo, adquieren la constitución y un conjunto amplio de capacidades y habilidades que los hacen aptos para asumir un desempeño más efectivo en su desenvolvimiento, en una variedad muy amplia y compleja de tareas y acciones que requieren de nuevas aptitudes corporales.

Desde el punto de vista intelectual, el pensamiento se hace cada vez más lógico y abstracto, reflexivo, lo que les posibilita explorar en lo más profundo de su intimidad psicológica, desarrollar su autoconciencia y autovaloración, y arribar a un conocimiento cada vez más objetivo de quienes les rodean y penetrar, progresivamente, en la esencia de su realidad circundante. De esta forma y paulatinamente —enfatiza— van conformado una cosmovisión, un conjunto de saberes, valores y actitudes hacia sí y su mundo que propicia su autorregulación más efectiva. Estos procesos estarán favorecidos por la riqueza afectiva y volitiva que alcanzan progresivamente en su vida psíquica. Ninguna de estas adquisiciones es ajena a la vida social y educacional en particular, son consecuencia y causa, a la vez, de los logros a que, en esta esfera, van arribando los y las adolescentes.

La especialista hace énfasis en este punto crucial: El sentimiento y la necesidad de independencia y autodeterminación que caracteriza el desarrollo de los y las adolescentes, los motiva a buscar la satisfacción de estas necesidades, fundamentalmente en el grupo de sus iguales y a poner ciertas “distancias” de la autoridad adulta. Puntualiza que son mecanismos indispensables para la maduración psicológica y social. Solo en la medida en que logren, poco a poco, ir dando (bajo la guía de los mayores, pero cada vez más por si solos), los pasos existenciales que les permitan adquirir los conocimientos, las capacidades, habilidades que los preparen para la vida autónoma, podrán acceder a la adultez.

Este sendero está colmado de vivencias muy enriquecedoras pero, también, suele estar minado de angustias, conflictos y contradicciones algunas intrínsecas, generadas por el propio desarrollo. Sin embargo, muchas de estas afectaciones están motivadas por las incomprensiones y el mal manejo de las personas encargadas de su educación. Estas personas suelen desconocer e ignorar las transformaciones y posibilidades esenciales de la etapa, anidan tabúes, temores, inseguridades con relación a ese “niño con apariencia y ansias de adulto” (así tienden a interpretar sus demandas), que los conducen a imponer regulaciones, represivas, a cubrirlos con un manto protector que no se aviene con sus nuevas necesidades y posibilidades y se convierten en un freno que engendra, no pocas veces, trastornos en su desarrollo.

Los estilos educativos autoritarios, el proteccionismo, la ignorancia o la negación de las naturales ansias de libertad y autonomía de estos chicos y chicas, les impide desplegar sus alas y emprender el necesario vuelo que los conducirán a vencer los retos y dificultades para alcanzar las mayores alturas en el crecimiento de su vida futura.

Los educadores tenemos que convertirnos en la guía que los ayude a alcanzar la madurez indispensable para que, finalmente, sean capaces de determinar por sí solos sus destinos existenciales, de trazar planes para el porvenir y convertirse en parte indispensable de las fuerzas transformadoras de éste en su vida personal y social.

La adolescencia constituye una fase indudablemente difícil, de gran vulnerabilidad, que requiere atención especial. Pero que, de ninguna manera, se debe considerar, por sí misma, como una etapa de crisis, rebeldía y rompimiento social; por el contrario, la propia historia del género humano demuestra que no han sido pocos los logros y triunfos, los aportes que ellos y ellas han brindado al crecimiento de la sociedad a lo largo de los siglos.

Obtenido del sitio Salud Vida, en Infomed, disponible en: http://www.sld.cu/saludvida/jovenes/temas.php?idv=6195

Comentarios desactivados

Jueves 12 / marzo / 2015

Efectos psicológicos del bullying duran años

Filed under: bullying,Para estudiantes,Para la familia,Para profesionales,salud escolar,Secciones especiales — prevemi — marzo 12th, 2015 — 10:50

Efectos psicológicos del bullying duran años

Efectos del bullying duran añosLa depresión y la ansiedad asociada con el hostigamiento escolar se prolongaron hasta por lo menos los 20 años de edad en un nuevo estudio publicado en JAMA Psychiatry. Los más afectados eran quienes habían sido hostigadores y hostigados.

“Obviamente, se conocen las consecuencias del bullying en el corto plazo. Me sorprendió que una década después de la victimización, en la transición a la edad adulta, aún siguiéramos viendo las marcas emocionales en las víctimas y los hostigadores/hostigados”, dijo el doctor William Copeland, autor principal del nuevo estudio de la Duke University, en Durham, Carolina del Norte.

El equipo estudió a 1.420 niños y adolescentes de la zona oeste de Carolina del Norte, a los que les preguntaron sobre sus experiencias con el hostigamiento, o bullying, en distintos momentos, entre los 9 y los 16 años. Luego se los controló hasta los 26 años para detectar trastornos psiquiátricos.

Un cuarto de los participantes y sus padres dijeron que habían sido hostigado por pares por lo menos una vez y uno de cada 10 admitió que había hostigado a otros niños.

Tras considerar las adversidades familiares de cada participante, el equipo observó que los que habían sido víctimas del bullying tenían algo más de riesgo que los adultos jóvenes sin esos antecedentes de padecer varios trastornos psiquiátricos.

Por ejemplo, el 6 por ciento de los jóvenes sin exposición al hostigamiento tenía un trastorno de ansiedad, comparado con el 24 por ciento de las exvíctimas del bullying entre pares y el 32 por ciento de los que habían sido hostigadores/hostigados.

Los niños que habían hostigado y habían sido hostigados eran los más propensos a padecer un trastorno de pánico o depresión en la juventud o a pensar en suicidarse.

“Esto no sorprende porque, en parte, es una reacción a la experiencia traumática del hostigamiento y, además, conviven con la experiencia de haber hostigado a otros”, dijo el doctor Mark Schuster, jefe de pediatría general del Hospital de Niños de Boston y profesor de la Facultad de Medicina de Harvard, que no participó del estudio.

Los jóvenes que sólo habían hostigado a otros tenían cuatro veces más riesgo de tener un trastorno de personalidad antisocial, que se caracteriza por la falta de empatía y el maltrato a otros.

Los trastornos psiquiátricos y los problemas familiares en la niñez estuvieron asociados con el bullying, pero no explicaron por completo la aparición de las complicaciones en el futuro.

Los autores dijeron que algunos de los trastornos en la edad adulta parecían ser una consecuencia directa del bullying.

El estudio “llama la atención a la gravedad del bullying y refuerza lo aprendido: que no es sólo un rito del crecimiento que todos los niños padecen y pueden soportarlo”, dijo Schuster.

Los autores recomendaron que las escuelas, los padres y los médicos trabajen juntos para prevenir el bullying. Para los niños que lo padecieron, Schuster recomendó el acompañamiento adulto para evitar consecuencias psicológicas futuras.

FUENTE: JAMA Psychiatry, 2013

Reuters Health

Obtenido de: http://www.sochipe.cl/aporta.php/noticias/mostrar-noticia/efectos-psicologicos-del-bullying-duran-anos/

Comentarios desactivados

Domingo 7 / julio / 2013

El maltrato entre pares o “bullying”

El maltrato entre pares o “bullying”

Bullying

El maltrato entre pares o “bullying” en inglés es una realidad que ha existido en los colegios o escuelas desde siempre y se ha considerado un proceso normal dentro de una cultura del silencio que ayuda a su perpetuación.

Les proponemos ampliar sobre este tema de maltrato infantil a través de un fragmento del artículo titulado: Maltrato entre pares o bullying.

Comentarios desactivados

Martes 16 / abril / 2013

Medicina familiar en Cuba

Filed under: Docencia,Para estudiantes,Para profesionales,Para profesores — prevemi — abril 16th, 2013 — 19:14

Alemañy Pérez E, Díaz Perera Fernández G. Medwave 2013;13(3):e5634 doi: 10.5867/medwave.2013.03.5634

Medicina familiar en CubaEl sistema de salud cubano ha desarrollado en los últimos 50 años un grupo de programas para garantizar su misión social: lograr un estado de salud de la población que se corresponda con la prioridad establecida por las máximas autoridades del país. En respuesta al llamado del Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz, de crear un médico diferente y un nuevo especialista considerando las necesidades de atención de la población cubana, se implementó el modelo del médico de familia. También se crea la Medicina General Integral como especialidad médica. En este artículo se presenta un recuento de las particularidades y características de estos procesos y se resalta su impacto en indicadores de salud, así como la participación de esta especialidad en la formación de recursos humanos para el sistema de salud.
Ir al artículo…

Comentarios desactivados

Martes 16 / abril / 2013

Cumplió Cuba gran parte de Objetivos del Milenio

Filed under: Noticias,Página del editor,Para estudiantes,Para la familia,Para profesionales — prevemi — abril 16th, 2013 — 10:49

Cumplió Cuba gran parte de Objetivos del Milenio
Cumplió Cuba gran parte de Objetivos del MilenioGinebra, 16 abr (PL) Cuba cumplió gran parte de los Objetivos del Milenio de la ONU, a pesar del inmenso costo económico y social del bloqueo estadounidense, señala un informe publicado por el Consejo de Derechos Humanos.
En 2012 su tasa de mortalidad infantil fue de 4,6 por cada mil nacidos vivos, la más baja de América Latina, y la materna de 21,5 por cada 100 mil, entre las menores a nivel internacional, precisa el texto que el país caribeño presentará el 1 de mayo en su Examen Periódico Universal.

La mayor de las Antillas garantiza el acceso universal y gratuito a la salud pública y su programa de vacunación tiene una de las más amplias coberturas del mundo, al permitir la prevención de 13 enfermedades.

A pesar de las restricciones impuestas por el bloqueo norteamericano en la adquisición de recursos y tecnologías, el país profundizó la investigación de vacunas para los virus del cólera, el dengue y el VIH y prioriza planes de alto impacto, entre ellos los de cardiología, cáncer, nefrología y trasplante de órganos.

Durante los últimos años el programa nacional contra el sida ha tenido notables logros, disminuyeron la mortalidad y los diagnósticos tardíos, se incrementó la sobrevida de las personas con tratamiento y se mantiene prácticamente eliminada la transmisión materno infantil de la sífilis y el VIH.

Cuba alcanzó, además, los objetivos del milenio de erradicar la pobreza extrema y el hambre, promover la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de la mujer y lograr la enseñanza primaria universal.

El país caribeño fue el primero en firmar y el segundo en ratificar la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer.

El informe de 2011 de la Unesco reconoce el alto nivel educacional de la nación caribeña y la ubica en el lugar 14 del mundo en su Índice de Desarrollo de la Educación para Todos.

A pesar de los reconocidos avances en esa esfera, el país trabaja para lograr una mayor calidad en todos los niveles de enseñanza e introdujo cambios dirigidos a seguir perfeccionando la formación de maestros, así como a incrementar el rigor y la eficacia en la preparación de los estudiantes, señala el texto.

Cuba tiene un alto desarrollo humano y ocupa el lugar 51 entre 187 países, de acuerdo con el informe de 2011 sobre el tema.

Adicionalmente, según el Índice de Desarrollo Humano No Económico se encuentra en el puesto a 17 a nivel mundial.

tgj/car

Obtenido del portal Prensa Latina, en:

http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&idioma=1&id=1315481&Itemid=1

Comentarios desactivados

Sábado 30 / marzo / 2013

Seleccionada Cuba sede de foro mundial sobre salud escolar

Filed under: adolescencia,eventos,Noticias,Para estudiantes,Para la familia,Para profesionales,salud escolar — prevemi — marzo 30th, 2013 — 20:54

Seleccionada Cuba sede de foro mundial sobre salud escolar
Cuba sede de foro mundial sobre salud escolar, 2013 La Organización Panamericana de la Salud (OPS) seleccionó a Cuba sede del I Congreso Mundial de Escuelas Promotoras por la Salud, informó hoy a la prensa Yanira Gómez, funcionaria del Ministerio de Educación (MINED).

Los organizadores decidieron desarrollar por primera vez el evento en la Isla, en reconocimiento a la calidad de la labor del Estado cubano en la divulgación de buenos hábitos de vida entre las nuevas generaciones, señaló Gómez, jefa del Departamento Independiente de Salud Escolar del MINED.

El Congreso tendrá lugar en el contexto de la Reunión Nacional de Salud Escolar y Actualización, a celebrarse del 22 al 28 de abril en la ciudad de Matanzas, donde asesores de esta materia -provenientes de todo el país- debatirán en torno a las metas alcanzadas en su trabajo y los retos.

Respecto a los avances del ramo en la nación sede, Gómez mencionó la ampliación del concepto de salud con el que actualmente el Ministerio trabaja, haciendo hincapié en el bienestar mental y en la ayuda a los jóvenes a formarse un proyecto de vida.

Consideramos indicadores positivos que cada año aumente la cantidad de alumnos interesados en cursar estudios más allá del noveno grado, así como también las altas cifras de retención escolar, que muestran cómo la superación profesional y la estabilidad económica son interés de los cubanos del mañana, destacó.

Sin embargo, hay cuestiones más elementales, aún por resolverse, como la incidencia del tabaquismo o los problemas de muchos jóvenes en su comportamiento ciudadano, especialmente en vocabulario y gestualidad, expresó.

En Cuba, la salud escolar no es una asignatura independiente, sino una preocupación presente en todas las esferas de la docencia, y que abarca diversos ángulos, entre estos los hábitos nutricionales, el uso de sustancias tóxicas y la sexualidad.

Obtenido de http://www.cuba.cu/noticia.php?actualidad&id=16120

Comentarios desactivados

Martes 19 / febrero / 2013

Violencia intrafamiliar

Filed under: Para estudiantes,Para la familia,Para profesores,Secciones especiales,violencia — prevemi — febrero 19th, 2013 — 15:57

Aunque la expresión se revelaría por sí misma —violencia intrafamiliar o doméstica— considero conveniente definirla para enmarcarla en el ámbito de esta consulta.  Con visión sintetizadora diría que está dada cuando uno de los miembros de la familia comete un acto de abuso con “el otro”, casi siempre sustentado por su poder o jerarquía.

El tema reviste actualidad mundial y, para su abordaje, he invitado a la doctora Raisa Ruiz Estrada, Jefa del Servicio de Psiquiatría del Hospital Calixto García de esta capital, y Jefa del Grupo Provincial de la especialidad en Ciudad de La Habana.

—Doctora, ¿se podría afirmar que este es un fenómeno exclusivamente masculino, o incluye también al femenino?

—Incluye a ambos sexos, pero es mas frecuente que las víctimas sean del sexo femenino. Otros grupos vulnerables a la violencia lo constituyen los niños y los ancianos. Investigaciones internacionales revelan que el 75 por ciento de estos casos corresponden a maltratos a la mujer.

—Al menos en nuestras culturas, ¿se conocen los orígenes de la violencia familiar?

—Son varias las hipótesis, pero recordaría, en una búsqueda de orígenes, que el encuentro de las culturas de Europa con América fue violento, de modo que la conquista primero y la colonización después, fueron los primeros actos de violencia que resultaron del mal llamado “descubrimiento”.

—¿Cuales son las manifestaciones principales de estos impulsos destructores? ¿Incluyen la violencia física, psicológica y sexual?

—Sí. Las más comunes son el abuso psicológico, que es toda acción u omisión que inflige o intenta infligir daño a la autoestima, la identidad o el desarrollo de la persona. Incluye insultos constantes, humillaciones, amenazas, silencios prolongados, ridículos, entre otros. También el abuso físico (pegar, empujar, tirar objetos y, en casos más graves, matar), y el sexual, que comprende el abuso infantil, acoso sexual, caricias no deseadas.

—¿Es el resultado de conductas desviadas o enfermizas?

—No, es una practica aprendida, consciente y orientada. Es consecuencia de una organización  social estructurada sobre la base de la desigualdad.  En este sentido la violencia intrafamiliar es el resultado de las relaciones desiguales de poder y es ejercida por los que se sienten con mas derecho a intimidar y a controlar.  Por ello las desigualdades producidas por el género y la edad son sus principales determinantes.

—¿Esta violencia se viene incrementando al final de este siglo XX, o la globalización de la información nos ha hecho tomar mayor conciencia de ella?

—Te respondería afirmativamente a ambas preguntas. Lo que sucede es que la globalización de la información nos hace mas conscientes y conocedores de esta problemática a nivel planetario  y nos convoca también a pensar unidos en la búsqueda de soluciones para enfrentar este verdadero flagelo.

—¿Podría decirse que constituye un grave problema de salud mundial?

—Si, objetivamente por la presión que ejercen sus víctimas sobre los centros de urgencia médica, y otros servicios asistenciales, aunque casi mayoritariamente las víctimas no revelan las causas de las lesiones físicas o psicológicas que presentan, lo que obstaculiza por otra parte, el buen desempeño médico. Estos traumas causados por la violencia, que no resultan en muerte, limitan la funcionalidad individual y social de las víctimas.

—Queda claro que una de las características comunes de la violencia doméstica es su “invisibilidad” y, por tanto, el amplio subregistro de estos sucesos. ¿Se conoce la situación real en Cuba?

—Como sucede en otros muchos países, el denominador común es la inexistencia de estadísticas  sobre esta problemática que abarquen todo el país, porque, como ya expresamos, la víctima objeto de  la violencia en un alto porcentaje no lo confiesa. Datos ofrecidos por Naciones Unidas refieren que una de cada cuatro mujeres es afectada por la violencia conyugal. Estudios muy rigurosos pero parciales realizados en nuestro país indican que no estamos ausentes de la violencia doméstica, aunque hasta el momento no constituye un problema de salud.

—¿Qué padecimientos pueden acarrear para las víctimas de la violencia intrafamiliar estos abusos sistemáticos?

—Traumas físicos, desajustes de la personalidad, trastornos depresivos, ansiosos,  dolores de cabeza, temores injustificados, deterioro de la autoestima, predisposición al consumo de sustancias (alcohol y drogas), deserción escolar en los niños, gestos o intentos de suicidio, falta de motivación.

—¿Es posible establecer, mediante la educación u otras vías, medidas que contribuyan a la prevención de estos actos?

—Es importante contar con políticas y planes nacionales, y movilizar recursos para la prevención y control de la violencia intrafamiliar, con énfasis especial en los grupos más vulnerables. Es esencial, asimismo, la formación de equipos interdisciplinarios y multisectoriales orientados a la prevención de la violencia y la defensa de la vida en la propia comunidad, debidamente capacitados  para el fomento de una cultura de convivencia.

—¿Existen servicios o respuestas sociales en nuestro medio disponibles para apoyar a estas víctimas?

—Cuba, con un sistema de salud privilegiado, dispone de una estructura de salud con médicos y enfermeras de familia que ejercen en la propia comunidad acciones de promoción y prevención.  Además, prácticamente en todos nuestros municipios existen las Casas de Orientación a la Mujer y la Familia,  donde se imparten programas de atención y prevención de la violencia. Igualmente, en diferentes áreas de salud funcionan consultas de Psicología y Psiquiatría que atienden esta problemática.

—Dejo a su criterio un comentario final que considere imprescindible…

—Llamar la atención en cuanto a que las víctimas del maltrato familiar son maltratantes en potencia. Es decir, que pueden llegar a ser futuros padres, madres, esposos y esposas, hermanos o hermanas, maltratantes. Por ello necesitan apoyo profesional especializado, psicológico, para que su vida posterior no se vea afectada. La defensa de la vida es también la defensa de las condiciones que hacen la vida tranquila, placentera y creativa. (2002)

Obtenido de http://www.granma.cubaweb.cu/salud/consultas/v/c02.html

Comentarios desactivados

Martes 19 / febrero / 2013

Hablemos francamente: el encuentro con la sexualidad de los adolescentes

Filed under: adolescencia,Para estudiantes,Para la familia,Para profesores — prevemi — febrero 19th, 2013 — 15:49

Son innumerables los mitos, tabúes, prejuicios y estereotipos sexuales que albergan y trasmiten a los adolescentes de ambos sexos las personas que les rodean. En esta ocasión abordaremos los preceptos erróneos que, en muchas ocasiones, albergan los adultos con relación a la sexualidad de chicos y chicas.

Por: Aloyma Ravelo

En artículo anterior, la Dra. González explicaba que si para los mayores se hace muy difícil comprender el salto cualitativo que en todas las esferas de su existencia deben dar los y las adolescentes, en tan breve espacio de tiempo, tradicionalmente les resulta mucho más difícil asimilar y propiciar las adquisiciones inherentes al área psicosexual de su personalidad.

Son innumerables los mitos, tabúes, prejuicios y estereotipos sexuales que albergan y trasmiten a los adolescentes de ambos sexos las personas que les rodean. Ilustremos algunos de ellos detectados en estudios realizados:

los adolescentes son niños con cuerpo e ínfulas de adulto.
son promiscuos sexuales.
los intercambios sexuales entre adolescentes son prematuros y afectan su desarrollo.
la masturbación y el autoerotismo son dañinos para su salud.
las relaciones coitales están bien para el varón pero no para la muchacha.
los juegos sexuales entre adolescentes de igual sexo expresan tendencias homosexuales permanentes e insuperables.
los adolescentes son incapaces de autorregular responsablemente su vida sexual.
los grupos de adolescentes solo sirven para despertar en ellos ideas y comportamientos conflictivos e inapropiados.
los padres deben controlar y dirigir rigurosamente las conductas sexuales de los adolescentes, especialmente las de las muchachas.

Estos son solo unos pocos ejemplos de la inmensa lista de preconceptos erróneos que alojan los adultos con respecto a la sexualidad de los y las adolescentes. Con más frecuencia de la deseada, sobre esta base suele organizar la familia sus influencias educativas.—comenta le especialista y agrega: De esta forma, se convierte, aún sin proponérselo, y a pesar de sus mejores intenciones, en la fuente de muchos de los conflictos y dificultades, de los trastornos que pueden padecer en estas edades.

No se percatan de que la urna de cristal en la que los trataron de preservar durante la infancia, se convierte en estrecha y asfixiante en la adolescencia, al surgir nuevas necesidades y posibilidades psicosexuales y de personalidad, indispensables para poder formar y ejercitar las competencias físicas y espirituales que los convertirán en un hombre o una mujer pleno, realizado.

La directora de la Cátedra de Sexología y Educación Sexual recomienda la necesidad de conocer y evaluar con mayor objetividad la sexualidad de chicos y chicas. Según cifras establecidas, aproximadamente el 25% de la población mundial se ubica en las edades enmarcadas en la adolescencia. Estos jóvenes han adquirido la capacidad reproductiva, capacidad que suele ser mal manejada; con frecuencia no se les ha preparado para ser capaces de hacer un adecuado ejercicio de sus nuevas potencialidades sexuales, sin correr riesgos innecesarios. Tal capacidad física no implica en modo alguno capacidades psicológicas y sociales para enfrentar una maternidad o paternidad responsable y feliz.

Diversos organismos internacionales como el FNUAP y la OMS —añade la profesora— nos brindan datos elocuentes sobre su crecimiento y desarrollo en muchos países del mundo, y la presencia de trastornos, tales como: los embarazos, la maternidad y paternidad tempranas, la nupcialidad o las uniones consensuales sin la requerida madurez, los abortos, las relaciones coitales prematuras, las infecciones de trasmisión sexual y el SIDA, para citar los más comunes. No olvidar las consecuencias más o menos graves que para ellos y ellas, su familia y su contexto social entrañan estos fenómenos negativos.

¿Qué se puede hacer para que tales problemas no tronchen la vida de tantos adolescentes? Solo hay un camino acertado, comenta la especialista: La prevención y tratamiento de estos y otros trastornos solo son posibles a través de un efectivo proceso de educación y orientación que prepare a los y las adolescentes para gozar del derecho indiscutible de vivenciar y experimentar su sexualidad de forma plena y responsable, para enriquecer así su personalidad y toda su existencia individual y social.

Pero esto se dice fácil, le comento a la Dra. González. La situación se torna más compleja cuando analizamos que la propia familia no está preparada para asumir la responsabilidad de ser los principales educadores sexuales de sus hijos e hijas. Reconoce que para los adultos, quienes desde muy pequeños experimentan en carne propia el rigor de los prejuicios y estereotipos sexuales, resulta que todos esos mitos, forman, inconscientemente, parte de la cosmovisión de muchos de ellos. Es en extremo difícil, discernir qué es lo natural, apropiado e incluso necesario que, en materia de sexualidad, desarrollen y vivan nuestros hijos e hijas o alumnos adolescentes.

En próximos artículos la especialista de la Universidad Pedagógica realizará una breve descripción y análisis de las transformaciones y necesidades de la sexualidad inherentes a estas edades. La referida caracterización destaca las adquisiciones comunes, que en términos generales suelen presentar de forma típica la mayoría, no obstante, estos cambios sufren una particularización en cada ser humano que asume matices diferentes, únicos e irrepetibles, según su personalidad y su contexto sociocultural.

Si a partir de ésta o cualquier otra caracterización psicosexual del adolescente, nos trazamos como meta medir su desarrollo al aplicar la misma regla o norma, cometeremos la primera y más grave violación que nos conducirá al mayor de los fracasos, porque la sexualidad, al igual que toda esfera de la personalidad tiene un carácter individual, singular, e indispensable de tomar en consideración a la hora de organizar su formación y desarrollo.

Obtenido de http://www.sld.cu/saludvida/jovenes/temas.php?idv=6197

Comentarios desactivados

Sábado 9 / febrero / 2013

Presentación de cátedra

Filed under: Cátedra,eventos,Para estudiantes,Para profesores — prevemi — febrero 9th, 2013 — 9:10

Presentación de cátedra

El martes 26 de febrero se realizará presentación oficial de la cátedra multidisciplinaria Prevención del Maltrato Infantil Néstor Acosta Tieles in Memoriam, perteneciente a la Facultad No. 1 de la Universidad Médica de Santiago de Cuba.

La actividad se realizará a la 1:00 pm en el local de la Unión de Juristas de Cuba, sito en la Calle Heredia, entre Calvario y Carnicería. Santiago de Cuba.

Para ampliar esta información puede descargar el siguiente documento pdf (32Kb):

Presentación oficial de la cátedra multidisciplinaria Prevención del Maltrato Infantil Néstor Acosta Tieles in Memoriam

Otros documentos relacionados:

PDF (13Kb): Propuesta de constitución de la cátedra

PDF (19Kb): Plan de trabajo de la cátedra

Comentarios desactivados

Miércoles 6 / febrero / 2013

Glosario. 2011

Glosario de términos y significados empleados en la prevención del maltrato infantil.

A

Abandono infantil: se refiere a las situaciones en que los padres o cuidadores, estando en condiciones de hacerlo, no dan el cuidado y protección que los niños necesitan para su desarrollo. También conocido como negligencia infantil, descuido infantil.

Abuso físico: agresión corporal que recibe un menor por un adulto, de manera intencional, producida por una parte del cuerpo, un objeto o sustancia, que provoca lesiones que van desde menos graves hasta la muerte. También conocido como maltrato físico.

Abuso sexual infantil: cualquier tipo de actividad sexual con un niño o niña en la cual el agresor está en una posición de poder y el niño se ve involucrado en actos sexuales que no es capaz de comprender o detener. Es el maltrato sexual a niños o menores; también conocido como Acoso Sexual Infantil, Vejamen Sexual Infantil, Abuso Sexual del Niño.

Accidentes: acontecimiento no planeado, no necesariamente causante de lesiones o daños, que interrumpe una actividad, invariablemente insegura o por la combinación de acto y/o condiciones inseguras.

Agresión infantil letal: aquel trauma intencional, activo o pasivo, infligido por un familiar a un niño, que le provoque la muerte.

Agresión verbal infantil: conducta verbal constante que ofende, humilla y denigra el autoconcepto del niño.

Aislamiento del niño: acción ejercida por padres que evitan que el niño mantenga y aproveche las oportunidades normales de relación social de manera positiva y activa.

Apaleado: término que se emplea cuando un niño presenta lesiones a consecuencia de haber sido agredido físicamente por sus padres o cuidadores.

B

Bioética: una rama de la ética  aplicada que estudia las implicaciones de valor de prácticas y desarrollos en las ciencias de la vida, medicina  y atención  en salud.

Bullying: a excepción del Reino Unido y de Australia, en el resto de los países se utiliza esta palabra únicamente para referirse a las situaciones de acoso que se dan contra sujetos jóvenes en las escuelas, cuando un alumno está expuesto de manera repetitiva a acciones negativas por parte de uno o más estudiantes, sin capacidad para defenderse. También se le conoce como intimidación, acoso escolar, maltrato entre iguales. No toda confrontación, pelea o insulto es acoso escolar.

C

Certificado de primera intensión del lesionado: documento que evalúa el estado de un paciente que ha sido presuntamente agredido. Obliga al facultativo a clasificar la gravedad de la lesión recibida y a establecer un pronóstico respecto a la viabilidad de la conservación de la vida del individuo. Dicha clasificación tiene la finalidad que las autoridades policiales determinen la pertinencia de imponer medidas cautelares (detención o advertencia de no abandono de la ciudad) sobre los presuntos causantes de las lesiones físicas y definir la magnitud de la afección infligida, lo cual determina la competencia del tribunal actuante (municipal o provincial) respecto a la tipificación del delito de agresión a la integridad física de la víctima. Este documento que se llena es el Modelo 53/13 MINSAP.

Colecho: cuando los padres u otros familiares comparten la cama con el niño generalmente lactante. Es una forma absurda y dramática de negligencia física. Trae como consecuencia el aplastamiento del niño o muerte por asfixia.

D

Daño psíquico en el niño: deterioro, disfunción, disturbio o trastorno, o desarrollo psico-génico o psicoorgánico que, producido por una lesión psíquica  que ha afectado las esferas afectiva y/o intelectiva y/o volitiva de un niño y que limita la capacidad de goce intelectual, familiar, social y/o recreativa.

Desapego: inatención pasiva o pasiva-agresiva de los padres respecto a las necesidades del niño, que evita la creación de un vínculo afectivo y mutuo.

Dilema ético: conflicto de valores o creencias que resulta de una situación en la que la elección de un bien inevitablemente conlleva la pérdida de otro bien.

E

Educación para la salud (EPS): consiste en proporcionar a la población los conocimientos, habilidades y destrezas necesarias para la promoción y protección de la salud; contribuye a capacitar a los individuos para que participen activamente en definir sus necesidades y elaborar propuestas para conseguir unas determinadas metas en salud.

Encierro en el hogar: acción que realizan los padres o tutores sobre los adolescentes que consiste en impedir las relaciones sociales de estos con sus compañeros o negarles salidas amistosas. Es una forma de aislamiento.

Error médico: todo acto médico o paramédico  de tipo profiláctico, diagnostico o terapéutico que no se corresponda con el problema real de salud del paciente y en el que no exista mala fe, la negligencia, la indolencia, la incapacidad, ni la ignorancia profesional.

Ética médica: conjunto de normas de comportamiento para los miembros de la profesión médica en sus relaciones con quienes demandan sus servicios y en las que mantienen entre sí los profesionales de la medicina y con otros profesionales de la salud.

H

Humillar al niño: acción que se ejecuta para rebajar, mortificar, despreciar, confundir o avergonzar a una persona menor de edad; abatir el orgullo del niño, hacerlo pasar por una situación en la que su dignidad sufra algún menoscabo.

I

Intervención familiar educativa: proceso que permite a la familia recibir información, producir conocimiento sobre determinados temas de salud y promover la reflexión. Pretende estimular la adopción de estilos de vida saludables y patrones de relación funcionales y adaptativos a los cambios, incluyendo los de salud-enfermedad.

Intoxicación no accidental por autoingestión: ingestión en exceso de sustancias tóxicas por voluntad propia, para conseguir distintos efectos, entre estos, intento suicida o violencia contra sí mismo, incrementar el estado de ánimo o emocional o sedación.

Intoxicación por negligencia en niños: es aquella producida por el descuido de un adulto, cuando dejan en cualquier lugar, al alcance de los niños sustancias químicas que causan daños al organismo, o cuando se le suministran por equivocación, sin prescripción facultativa, o medicamentos vencidos por fecha de expedición. También conocida como intoxicación no premeditada.

Intoxicación por abuso o premeditada en niños: es la intoxicación no accidental en la cual el niño recibe de un adulto dosis repetidas de sustancias o drogas tóxicas deliberadamente, con el propósito de simular una enfermedad o calmar la intranquilidad del menor.

M

Mala práctica: cuando un profesional, como un médico o abogado, no brinda el servicio adecuado por ignorancia reprobable o negligencia, o con intención  criminal, especialmente cuando dicha falla da lugar a daño o pérdida; conocido también como impericia, mala praxis.

Maltrato prenatal: conductas realizadas voluntariamente por la madre o personas del entorno familiar, o conductas negligentes que influyen negativamente en el embarazo y repercuten en el feto; también conocida como maltrato durante el período de gestación.

Maltrato Infantil: toda violencia, perjuicio o abuso físico o mental, descuido o trato negligente, malos tratos o explotación, mientras que el niño se encuentre bajo la custodia de sus padres, de un tutor o de cualquiera otra persona que le tenga a su cargo (Artículo 19, Convención sobre los Derechos del Niño); toda conducta de un adulto con repercusiones desfavorables en el desarrollo físico, psicológico o sexual de una persona menor. Se trata de un problema polifacético y multicausal, cuyo tratamiento debe basarse en un enfoque interdisciplinario y la investigación científica de sus componentes físicos, sicológicos y culturales. Considera, además, que el maltrato infantil radica en el núcleo familiar (Primera Reunión del Grupo de Consulta Regional Sobre el Maltrato Infantil, Organización Panamericana de la Salud). También conocido como Abuso de niños en la familia o en otras instituciones.

Modelo ecológico: modelo explicativo que estudia las relaciones entre las personas y su ambiente, integrando los aspectos psiquiátricos y psicológicos con los aspectos sociales, culturales y ambientales. El trabajo de Belsky (1980) se convirtió en referencia obligada de los modelos ecosistémicos. La integración, en cada caso concreto, de variables de diferentes niveles ecológicos se consideró como el aspecto esencial del maltrato y abandono infantil.

Muerte Súbita del Niño: la muerte súbita o inexplicada en un niño cualquiera que sea su edad, es aquella que sobreviene bruscamente o de modo imprevisto, presumiblemente enfermo o saludable, cuya causa no se tuvo en cuenta en el desenlace fatal de la víctima. Participan factores clínicos, éticos y biosociales (I Simposium de Muerte Súbita. La Habana, 1979).

N

Negligencia en el niño: es una forma de incumplimiento de los deberes para con el niño.

Negligencia durante la gestación: conjunto de acciones efectuadas por la embarazada para dañar intencionalmente al embrión o el feto, con la finalidad de interrumpir su estado de gestación.

Negligencia educacional: insuficiencia de los padres o tutores para registrar a su hijo en los programas escolares cuando este ha cumplimentado la edad requerida, o para incorporarlo a instituciones cuando requiere terapéuticas especializadas.

Negligencia emocional: está dada por los cambios del estado de ánimo de los padres, tutores o cualquiera que cuide los niños. En estas personas está presente la ira, el enojo o la pérdida del temperamento, el irrespeto al niño, la frustración, la impulsividad, el disfrute agresivo o de emociones fuertes, el exceso de autoridad y la pérdida de la afectividad emocional como ocurre con la lactancia, cuando la madre la suspende arbitrariamente.

Negligencia en los cuidados médicos: insuficiencia de los padres o tutores para administrar los medicamentos adecuadamente, asegurar el seguimiento médico y la terapéutica necesaria.

Negligencia física: insuficiencia de los padres o tutores para proveer al niño de alimentos, ropas, cuidados físicos de rutina personal, tales como el aseo, así como resguardo o abrigo adecuado.

Niño: todo ser humano menor de 18 años, salvo que en virtud de la ley que le sea aplicable, haya adquirido la mayoría de edad con anterioridad.

Niño abandonado: niño o adolescente que es abandonado por los padres o padres sustitutos sin considerar su atención futura; también conocido como abandono Infantil.

Niños con discapacidad: aquellos niños que presentan discapacidades mentales o físicas que interfieren con las actividades usuales de la vida diaria y pueden requerir adaptación o intervención; también conocido como Niños Minusválidos, Niños en Desventaja o Niños Discapacitados.

Niños de la calle: niños y adolescentes fugitivos y sin hogar que viven en las calles de las ciudades y no tienen un lugar fijo de residencia; también conocidos como Niños sin Hogar y Jóvenes de la Calle.

Nivel exosistema (del Modelo ecológico): incluye aquellas variables que rodean al individuo y a la familia y que le afectan de forma directa.

Nivel macrosistémico (del Modelo ecológico): se incluyen esencialmente las variables socioeconómicas (recursos, distribución de los mismos, desempleo), estructural (entramado de normas y recursos que puede utilizar un individuo en su sociedad), y cultural (actitudes y valores predominantes en cada grupo social).

Nivel microsistema (del Modelo ecológico): se estudian todas aquellas variables que implican comportamientos concretos de los miembros de la familia así como las características de la composición familiar.

P

Prevención primaria: protección de la salud a través de medidas generales de tipo personal y comunitario, como la promoción de un estado nutricional adecuado, del ejercicio físico y del bienestar emocional; la vacunación frente a las enfermedades infecciosas, y el establecimiento de medidas de seguridad ambientales.

Prevención secundaria: medidas aplicadas a individuos y grupos de población para la detección precoz y la intervención rápida y efectiva sobre las situaciones de desviación del estado adecuado de salud.

Prevención terciaria: aplicación de medidas para reducir o eliminar las alteraciones y formas de incapacidad a largo plazo, minimizar el sufrimiento causado por las situaciones que dan lugar a pérdida de la salud, y facilitar la adaptación del paciente a las enfermedades irreversibles.

R

Rechazo hacia el niño: conductas de los padres o tutores que indican abandono, no muestran afecto y reconocimiento de los logros del niño.

Resiliencia: capacidad humana para adaptarse ante la tragedia, trauma, adversidad, infortunios, y sobrellevar importante estrés en la vida.

Responsabilidad médica: obligación que tienen todas las personas que ejercen la medicina de responder ante la justicia por daños ocasionados con motivo del ejercicio de su profesión. Cuenta con las tipificaciones siguientes: impericia, imprudencia, negligencia, delito, error médico, infracción o falta médica e iatrogenia.

Responsabilidad social del profesional: realización con dignidad de la función encomendada por la sociedad expresada mediante una actitud moral de este profesional ante sí y ante los demás (colegas, pacientes, familiares y sociedad en general), la cual refleja su profunda comprensión del compromiso y función social que le corresponde desempañar.

S

Síndrome Alcohólico Fetal: estado que se produce en fetos o recién nacidos, debido a la exposición intrauterina a etanol cuando la madre ha consumido alcohol durante el embarazo.

Síndrome de Alienación Parental: trastorno caracterizado por un conjunto de síntomas que resultan del proceso por el cual un progenitor transforma la conciencia de sus hijos, mediante distintas estrategias, con objeto de impedir, obstaculizar o destruir sus vínculos con el otro progenitor.

Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante (SMSL): muerte abrupta e inexplicable de un recién nacido aparentemente saludable con menos de un año, y que permanece sin explicación luego de un estudio exhaustivo del caso, incluyendo la realización de una autopsia completa, examen del escenario de la muerte, y revisión de la historia clínica; también conocida como Muerte en la Cuna, Muerte Súbita Infantil, Síndrome de la Muerte Súbita Infantil, Muerte Súbita del Lactante.

Síndrome de los Niños Invisibles: se presenta en niños que viven sin protección contra todo tipo de actos premeditados de violencia, sufren malos tratos, explotación en situaciones ocultas, no aparecen en los registro de las estadísticas; aquí están interrelacionadas las formas generales de maltrato y las particulares.

Síndrome de Munchausen por Poder: los padres, frecuentemente la madre, provocan o inventan síntomas orgánicos o psicológicos en sus hijos que inducen a someterlos a exploraciones, tratamientos e ingresos hospitalarios innecesarios; también conocido como Síndrome de Munchausen Causado por Tercero.

Síndrome de Negligencia Física y Emocional: deterioro progresivo corporal y emocional del niño o adolescente, por insuficiencia de los padres o tutores para prever y proporcionarle las necesidades básicas para la vida, y no controlar o fiscalizar debidamente la atención del niño durante las etapas de su crecimiento, formación y desarrollo intelectual.

Síndrome del Bebé Sacudido: se define como una forma severa y claramente definida de maltrato infantil. Resulta de cambios de aceleración rotacional súbitos del cráneo inducidos por sacudidas violentas o sacudidas alternando con impactos; también conocido como Síndrome del Niño Sacudido, Síndrome del Niño Zarandeado.

Síndrome del Niño Maltratado: conjunto de signos y síntomas que se caracteriza por lesiones físicas repetidas ocasionadas a un niño por los padres o padres sustitutos; a menudo se desencadenan por comportamientos pequeños y normales del menor que generan irritación.

T

Trabajo infantil: actividad laboral de personas menores de edad. Se refiere a la protección que los menores deben tener cuando ejercen una actividad laboral.

Trastorno por Estrés Postraumático en el niño: trastorno de la ansiedad caracterizado por un suceso (trauma) físico o emocional aterrador que provoca que el niño que lo ha sobrevivido tenga pensamientos y recuerdos o retrospectivas persistentes y aterradores de esa terrible experiencia.

V

Violencia intrafamiliar: abuso deliberado, con frecuencia reiterado, por parte de un miembro de la familia contra otro, entre cónyuges, padres, hijos, hermanos o cualquier otro miembro del hogar. Este abuso puede ser físico, psicológico y sexual; también conocida como Violencia familiar, Violencia doméstica.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Acosta Tieles N. Maltrato infantil. Prevención. 3ra. ed. Editorial Ciencia y Técnica: La Habana; 2007.

2. Amaro Cano MC. Algunas reflexiones más sobre la ética de la atención primaria de salud. Revista Cubana de Medic Gener Integr [en línea]. 2003 [acceso 6 de diciembre de 2011]; 19(6): . Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/mgi/vol19_6_03/mgi05603.htm.

3. OMS. Maltrato y descuido de los menores por los padres u otras personas a cargo. En: Informe mundial sobre la violencia y la salud.  2002. Disponible en: http://www.paho.org/Spanish/AM/PUB/capitulo_3.pdf. [acceso 6 de diciembre de 2011].

4. Michelena JA. El maltrato infantil: Una mirada desde Cuba. [En línea]. 2011 [acceso 6 de diciembre de 2011]. Disponible en: http://www.sld.cu/sitios/prevemi/verpost.php?blog=http://articulos.sld.cu/prevemi&post_id=414&c=105&tipo=2&idblog=96&p=1&n=dcr.

5. Hernández Rastrollo R. Glosario de términos y expresiones frecuentes de bioética en la práctica de cuidados intensivos pediátricos. An Pediatr [en línea] 2008. [acceso 6 de diciembre de 2011]; 68(4): . Disponible en: http://www.elsevier.es/sites/default/files/elsevier/pdf/37/37v68n04a13117714pdf001.pdf.

6. Benítez Gener A, Guerra García L, Pérez Martínez D, Martínez Contreras Y, Mauri Crespo JA. Glosario de Términos Farmacológicos. Revista de Ciencias Médicas Pinar del Río [en línea]. 2007 [acceso 6 de diciembre de 2011]; 11(5): 93-98. Disponible en: http://publicaciones.pri.sld.cu/rev-fcm/rev-fcm11-2.4/rev-fcm11-24-16.htm.

7. López Corría I, Torres Velásquez IR. Glosario de enfermería en inglés y español de los términos más utilizados por enfermeros. ACIMED [en línea]. 2006 Oct [acceso 6 de diciembre de 2011]; 14(5). Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1024-94352006000500004&lng=es.

8. Pérez Quintero GF, Rodríguez Rubio T, Arencibia Pino E. Glosario español-inglés de interrogantes y frases útiles para la entrevista médica a un paciente con un trastorno en la región cabeza-cuello. ACIMED  [en línea]. 2005 Abr [acceso 6 de diciembre de 2011]; 13(2): 1-1. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1024-94352005000200010&lng=es.

9. Otero Alpí B, Hernández Medina P, Redonet MA, Rodríguez EV, Díaz Hernández M. Folleto para la Especialidad de Nutrición y Dietética. Filial “Simón Bolívar”, Pinar del Río [en línea]. 2007 [acceso 6 de diciembre de 2011]; 11(23). Disponible en: http://publicaciones.pri.sld.cu/rev-fcm/rev-fcm11-2.3/rev-fcm11-23-22.htm.

10. Wojtczak Andrzej. Glosario de términos de educación médica. Educ méd  [en línea]. 2002 [acceso 6 de diciembre de 2011]. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1575-18132003000400004&lng=es.

11. Otero Ceballos M. Glosario Salud Mental de Niños y Adolescentes. Pediatría [en línea] 2012 [acceso 6 de julio de 2011]. Disponible en: http://files.sld.cu/enfermeria-pediatria/files/2011/03/salud-mental-de-ninos-y-adolescentesglosario.pdf.

12. MINSAP. [En línea]. Programa Nacional de Atención Integral a la Salud de Adolescentes. 2000. [acceso 6 de julio de 2011]. Disponible en: http://files.sld.cu/adolescencia/files/2012/03/programa-adolescentes.pdf

13. DeCS. BVS. 2012 [acceso 6 de julio de 2011]. Disponible en: http://decs.bvs.br/E/homepagee.htm.

14. Torres Acosta R. Glosario de Bioética. Ecimed. La Habana; 2011.

15. Baster Moro JC. Glosario de términos y definiciones Gerontología y Geriatría. Ecimed: La Habana; 2010.

16. Álvarez Sintes R. Temas de Medicina General integral. Vol. I. Ecimed. 2008.

17. Pin Arboledas G. Glosario de la medicina del sueño útil para el pediatra extrahospitalario y de Atención Primaria [en línea]. 2010 [acceso 6 de julio de 2011]. Disponible en: http://www.sepeap.org/secciones/documentos/pdf/759-762%20Glosario.pdf.

18. Ministerio de Salud Pública. Carpeta Metodológica de Atención Primaria y Medicina Familiar. Cuba. 2001.

19. Ministerio de Salud Pública. Programa Nacional de Atención Médica Integral a la Familia. Cuba. 2004.

20. Maestría Atención Integral al Niño. [CD-ROM]. La Habana: Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana; 2004.

21. Plana Bouly R. Síndrome de Negligencia Física y Emocional. Trabajo para optar por la categoría de Profesor Auxiliar. 2004. Facultad de Ciencias Médicas Manuel Fajardo.

22. Alonso Sánchez G, Cabrera Álvarez C. Maltrato infantil. Algunas consideraciones filosóficas. Póster. I Congreso internacional sobre Maltrato Infantil: Otro Mundo Mejor es Posible. 2005. Disponible en: http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/prevemi/mi_algunas_consideraciones_filosoficas.pdf. [acceso 6 de julio de 2011].

23. Leandro C. Glosario: lesiones en medicina legal. Med. Leg. Costa Rica [en línea]. 2000 [acceso 6 de julio de 2011]; 17(1): 47-48. Disponible en: http://www.scielo.sa.cr/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1409-00152000000100012&lng=es.

24. Krieger Nancy. Glosario de epidemiología social. Rev Panam Salud Publica  [en línea]. 2002 Jun [acceso 6 de julio de 2011]; 11(5-6): 480-490. Disponible en: http://www.scielosp.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1020-49892002000500028&lng=es.

25. Moreno Villares JM, Álvarez Hernández J, Wanden-Berghe Lozano C, Lozano Fuster M. Glosario de términos y expresiones frecuentes de Bioética en la práctica de la Nutrición Clínica. Nutr Hosp [en línea]. 2010 Ago [acceso 6 de julio de 2011]; 25(4): 543-548. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-16112010000400004&lng=es.

26. Marty M. Carolina, Carvajal A. César. Maltrato infantil como factor de riesgo de trastorno por estrés postraumático en la adultez. Rev chil neuro-psiquiatr [en línea]. 2005 Sep [acceso 6 de julio de 2011]; 43(3): 180-187. Disponible en: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0717-92272005000300002&lng=es.

27. Bonilla Montero RA, Vargas Sanabria M, Mora Guevara A. Síndrome de la niña y el niño sacudidos: hallazgos anatomoclínicos. Med leg Costa Rica [en línea]. 2006 Mar [acceso 6 de julio de 2011]; 23(1): 103-112. Disponible en: http://www.scielo.sa.cr/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1409-00152006000100008&lng=es.

28. de la Cerda Ojeda F, Goñi González T, Gómez de Terreros I. Síndrome de Munchausen por poderes. Cuad med forense [en línea]. 2006 Abr [acceso 6 de julio de 2011]; (43-44): 47-55. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1135-76062006000100004&lng=es

29. Quintana CG. El Síndrome de Burnout en Operadores y Equipos de Trabajo en Maltrato Infantil Grave. Psykhe [en línea]. 2005 [acceso 6 de julio de 2011]; 14(1). Disponible en: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-22282005000100005&lng=es&nrm=iso.

30. Coria De La HC, Canales FL, Ávila VP, Castillo DP, Correa AC. Síndrome del niño sacudido: Artículo de revisión. Rev chil pediatr [en línea]. 2007 Feb [acceso 6 de julio de 2011]; 78(1): 54-60. Disponible en: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0370-41062007000100007&lng=es.

31. Giménez-Pando J, Pérez-Arjona E, Dujovny M, Díaz FG. Secuelas neurológicas del maltrato infantil: Revisión bibliográfica. Neurocirugía [en línea]. 2007 Abr [acceso 6 de julio de 2011]; 18(2): 95-100. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1130-14732007000200002&lng=es.

32. Hernández M, Gerardo A, Tapias S, Ángela C. Maltrato infantil: normatividad y psicología forense. Diversitas [en línea]. 2010. [acceso 6 de julio de 2011]; 6(2): 389-413. Disponible en: http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1794-99982010000200013&lng=pt&nrm=iso.

33. Collado Madurga AM, Odales Ibarra R, Piñón Gómez A, Alerm González A, González Pérez U, Acosta Quintana L. El dolor infantil, un acercamiento a la problemática desde la bioética. Rev Cubana Pediatr [en línea]. 2012 [acceso 6 de julio de 2011]; 84(3): 275-281. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-75312012000300008&lng=pt.

34. Morales Chávez Mariana C. Rol del Odontopediatra en el Diagnóstico de Maltrato Infantil. Acta odontol venez [en línea]. 2009 Jun [acceso 9 de noviembre de 2012]; 47(2): 488-494. Disponible en: http://www.scielo.org.ve/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0001-63652009000200030&lng=es.

35. Lachica E. Síndrome del niño maltratado: aspectos médico-legales. E. Cuad med forense [en línea]. 2010. [acceso 9 de noviembre de 2012]; 16(1-2). Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1135-76062010000100007&lng=es&nrm=iso.

36. Benítez G N., Velázquez A J., Castro P M., Rivero G P.. Maltrato juvenil en discapacitados intelectuales, su relación con la comorbilidad psiquiátrica. Rev. chil neuro-psiquiatr. [en línea]. 2011 [acceso 9 de junio de 2012] ; 49(2): 149-156. Disponible en: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0717-92272011000200004&lng=es.

37. Eberhard F ME., Pose L G., Mora D X, Vergara A MF. Maltrato infantil, TEC y diagnóstico por imágenes. Rev. chil pediatr [en línea]. 2011 Jun [acceso 9 de junio de 2012]; 82(3): 231-237. Disponible en: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0370-41062011000300009&lng=es.

38. Pereda N., Arch M. Abuso sexual infantil y síndrome de alienación parental: criterios diferenciales. Cuad. med forense [en línea]. 2009 Oct [acceso 9 de junio de 2012]; (58): 279-287. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1135-76062009000400002&lng=es.

39. Marín Díaz ME. Reflexiones: ¿el maltrato es un problema de salud?. Rev haban cienc méd [en línea]. 2007 Mar [acceso 9 de junio de 2012]; 6(1). Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1729-519X2007000100002&lng=es.

40. Carreño Clara I, Rey A. Reflexiones en torno a la comprensión del maltrato infantil. Univ. psychol; sept. 2010; 9(3):807-822.

41. Estable B. Maltrato infantil. Arch Pediatr Urug [en línea]. 2010 Sep [acceso 6 de julio de 2011]; 81(3): 188-191. Disponible en: http://www.scielo.edu.uy/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0004-05842010000300010&lng=es.

42. Loredo Abdalá A. et al. Maltrato infantil: Una acción interdisciplinaria e interinstitucional en México. Consenso de la Comisión para el Estudio y Atención Integral al Niño Maltratado. Segunda parte. Salud Ment [en línea]. 2011 Feb [acceso 9 de junio de 2012]; 34(1): 67-73. Disponible en: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0185-33252011000100009&lng=es.

43. Bolaños-Rodríguez MJ, Loredo Abdalá A, Trejo-Hernández J, Huerta-López J. Violencia familiar como factor asociado a la frecuencia de crisis asmáticas en niños. Estudio preliminar. Acta Pediátr Mex [en línea]. 2010 Sept-Oct [acceso 9 de noviembre de 2012]; 31(5). Disponible en: http://www.medigraphic.com/pdfs/actpedmex/apm-2010/apm105g.pdf

46-García-Piña C, García-Piña A, Loredo Abdalá A, Gómez-Jiménez M. Guía para la atención del abuso sexual infantil. Acta Pediatr Mex [en línea]. 2009 [acceso 6 de julio de 2011]; 30(2): 94-103 Disponible en: http://www.medigraphic.com/pdfs/actpedmex/apm-2009/apm092e.pdf.

44. Loredo Abdalá A. Maltrato infantil: consideraciones básicas para el diagnóstico de las formas más preponderantes. Acta Pediatr Mex [en línea]. 2008 [acceso 6 de julio de 2011]; 29(5): 255-61 Disponible en: http://www.medigraphic.com/pdfs/actpedmex/apm-2008/apm085c.pdf.

45. Vargas Sanabria M. Muertes por agresión infantil en costa rica entre los años 2003 y 2011. Med. leg. Costa Rica [en línea]. 2012 Sep [acceso 16 de enero 2013]; 29(2): 07-18. Disponible en: http://www.scielo.sa.cr/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1409-00152012000200002&lng=es.

46. Armero Pedreira P, Bernardino Cuesta B, Bonet de Luna C. Acoso escolar. Rev Pediatr Aten Primaria [en línea]. 2011 Dic [acceso 6 de julio de 2011]; 13(52): 661-670. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1139-76322011000600016&lng=pt.

47. Campo González A, Alonso Uría RM, Amador Morán R, Díaz Aguilar R, Durán Valledor MI, Ballesté López I. Maltrato infantil en hijos de madres adolescentes en el Hospital Docente Ginecoobstétrico de Guanabacoa (2005-2006). Rev Cubana Med Gen Integr [en línea]. 2011 Dic [acceso 9 de noviembre de 2012]; 27(4): 477-485. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21252011000400006&lng=es.

48. Domínguez Raquel. Síndrome de Münchhausen por poder. Arch. Pediatr. Urug. [en línea]. 2011 Mar [acceso 9 de noviembre de 2012]; 82(1): 36-38. Disponible en: http://www.scielo.edu.uy/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0004-05842011000100009&lng=es.

49. Glosario Multilingüe de Términos Médicos. [En línea]. Sitio Traducciones http://glosario.sld.cu/multilingue [acceso 6 de julio de 2011].

50. Chacón Estrada NM, Pontón Chacón G, Ortúzar Blanco O. Miniglosario de términos de uso más frecuente en las especialidades de cardiología, anestesiología, gastroenterología, neurología y psiquiatría pediátricas. Acimed [en línea]. 2007 [acceso 6 de julio de 2011]; 16(4). Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/aci/vol16_4_07/aci121007.htm.

51. Soriano Faura F.J. Grupo PrevInfad/PAPPS Infancia y Adolescencia. Promoción del buen trato y prevención del maltrato en la infancia en el ámbito de la Atención Primaria. Rev Pediatr Aten Primaria [en línea]. 2009 [acceso 6 de julio de 2011]; 11: 121-44. Disponible en: http://www.pap.es/FrontOffice/PAP/front/Articulos/Articulo/_IXus5l_LjPoCZLea9cswCuqATBqHX2qj.

52. Lora Espinosa A, Díaz Aguilar MJ. Aspectos prácticos en la atención del niño y adolescente con TDAH. Rev Pediatr Aten Primaria. Supl [en línea]. 2012 [acceso 17 de febrero de 2013]; (21):83-6. Disponible en: http://www.pap.es/files/1116-1482-pdf/12_sup22_pap.pdf.

53. Riquelme Pérez M. Metodología de educación para la salud. Rev Pediatr Aten Primaria Supl [en línea]. 2012 [acceso 17 de febrero de 2013]; (21): 77-82. Disponible en: http://www.pap.es/files/1116-1481-pdf/11_sup22_pap.pdf.

54. RAE. Diccionario de la Lengua Española. 22da ed. [En línea]. Disponible en: http://lema.rae.es/ [acceso 9 de noviembre de 2012].

Comentarios desactivados

Older Posts »