Archive for the 'Biografías'

Miércoles 5 / septiembre / 2012

El flagelo del maltrato infantil

Filed under: Biografías,CAPMI,entrevistas,General — prevemi — septiembre 5th, 2012 — 21:15

Por Jose Antonio Michelena

Las experiencias de un médico cubano

Roberto Plana Bouly nació en la oriental provincia de Guantánamo, en 1931, y en su ya larga vida no ha olvidado como los marines, por pura diversión, lanzaban monedas de un centavo para que los niños las disputaran delante de los autos en movimiento, con riesgo para sus vidas. Es una de las imágenes más lejanas de maltrato infantil que guarda en su memoria este hombre, que ha dedicado casi medio siglo a una de las especialidades más hermosas de la medicina: la pediatría. Su sensibilidad y preocupación por los infantes, durante el prolongado ejercicio de la profesión en disímiles sitios del país, lo condujeron a ser uno de los actores principales en la lucha contra el maltrato de los niños dentro de Cuba.

Luego de concluir estudios de medicina en la Universidad de La Habana, en 1961, el doctor Plana fue enviado hacia Antillas y Banes para cumplir con el servicio social rural. Dos años más tarde, de regreso a la capital, cursó la especialidad y ya como pediatra marchó a las provincias de Pinar del Rio, Matanzas y Santiago de Cuba. En esta última conoci6 a una persona que sería muy importante en su vida profesional: el doctor Néstor Acosta Tieles. Luego, nuevamente en La Habana, fue ubicado en el hospital pediátrico de San Miguel del Padrón -conocido como “La Balear” y allí permaneció durante 14 años.

Justamente, en San Miguel del Padrón, el doctor Plana tuvo la oportunidad de tratar casos muy poco frecuentes en la medicina y ver enfermedades emergentes, aquellas que aparecen por primera vez o que están prácticamente erradicadas. En ese contexto, detectó un caso de meningoencefalitis eosinófila, una enfermedad producida por el parásito Angiostrongylus cantoniensis, el cual identificó y aisló por primera vez en Cuba. El hallazgo se confirmó en el Instituto Pedro Kouri y, por la envergadura científica, fue invitado a colaborar en la confirmación el especialista costarricense Pedro Morera.

Fue un logro científico relevante para Plana.

Durante su ejercicio en San Miguel del Padrón, el doctor Plana trató a niños que habían sido objeto de horribles maltratos, como el de dos hermanitos de nueve meses y año y medio, cuyos padres los quemaban con cigarros encendidos; o el de una pequeña de dos años que murió por la rotura del bazo y del hígado, a consecuencia de las patadas propinadas por su papá. Eran casos que llegaban al hospital enmascarados como accidentes, pero las investigaciones médicas demostraban que no eran tales. Fueron experiencias muy duras, que el profesor Plana no ha olvidado.

A partir de su encuentro en Santiago de Cuba, en la década de los setenta, Plana y el doctor Néstor Acosta se acostumbraron a intercambiar conocimientos respecto al maltrato infantil, tema en el que Acosta fue un constante investigador y la persona que inició sus estudios en Cuba. Sus resultados fueron publicados en los Libros Maltrato infantil. Prevención y Muerte súbita en el niño. En este Último demuestra que hasta 30 por ciento de los fallecimientos de infantes está relacionado con el maltrato. El creó un equipo de trabajo que recibía información de los hospitales habaneros, cuando fallecía un niño de muerte súbita, y se entrevistaba con los padres en las primeras 24 horas. Esas pesquisas, junto al trabajo investigativo, arrojaron esa alarmante estadística. La formación de Acosta como anátomo-patólogo le permitía llegar a las verdaderas causas de los decesos. Otra contribuci6n del doctor Néstor Acosta fue la de establecer una clasificación de los maltratos infantiles, los que agrupa en dos categorías: general y particular. En la primera incluye a los estados y gobiernos como responsables, y en la segunda, a los individuos, la familia y la comunidad.

En la primera reunión del Grupo de Consulta Regional sobre Maltrato Infantil, celebrada en Brasil en Julio de 1992, se le definió como toda conducta de un adulto con repercusiones desfavorables en el desarrollo físico, psicológico o sexual de una persona menor, un problema polifacético y multicausal, denigrante e inhurnano, que se acompaña de altos tasas de morbinortalidad, afecta profundamente la calidad de vida de sus víctimas y, por consiguiente, debe recibir la atención prioritaria de los programas de salud del niño y el adolescente, en cada país de la región. El maltrato o abuso físico es la agresión corporal que recibe un menor de un adulto, de manera intencional, producida par una parte del cuerpo, un objeto o sustancia, que provoca lesiones que van desde menos grave hasta la muerte.

La lista de maltratos -nos dice Plana- es extensa y la mayoría se produce en el seno del hogar, ejecutados por un miembro de la familia o un vecino muy allegado. Son clasificados como maltratos infantiles la humillación, el abandono, el síndrome de Munchausen (los padres le inventan enfermedades a los hijos y los sorneten a investigaciones innecesarias), los descuidos que provocan accidentes: agua hirviente y cuchillos al alcance de menores; así, como no proteger a los infantes de ventanas abiertas en alturas, ascensores, escaleras, huecos y otros espacios de peligro potencial. Los estudios realizados nos dicen que los accidentes de los niños, en su mayoría, son evitables refiere el doctor Plana.  Las negligencias que los hacen posibles forman parte de la cadena del  maltrato, asegura.

Igualmente larnentables son los maltratos infantiles no accidentales, entre los que se cuentan los causados a menores por administrarles Benadrilina o Fenobarbital, bien porque padecen de hipersinesis (los mal llarnados -hiperkineticos-), o sencillamente porque las madres quieren estar tranquilas. El uso continuado de estos medicamentos causa serios trastornos en el organismo de los infantes. Este tipo de niños  activos también suele ser objeto de castigos y otros actos violentos. Se considera maltrato, además, dejar a los menores expuestos a programas audiovisuales de violencia, los cuales les ocasionan daños psicológicos y, al mismo tiempo, les generan conductas violentas en el futuro.

Según el doctor Plana, las familias disfuncionales y el alcoholismo son caldo de cultivo para el maltrato infantil. A la pregunta de cuando se conoce en Cuba sobre el tema, responde que no hay mucha cultura al respecto, pero ahora, en 2009, se cumplen 30 años de su introducción, en forma pública: en junio de 1979, el doctor Néstor Acosta Tieles publicó en el diario Juventud Rebelde un extenso artículo; en 1990 colocó otro en Granma International, y su Libro Maltrato infantil, publicado por la editorial Científico-Técnica, ha tenido tres ediciones (1998, 2002, 2007). Más, no es hasta 2003 que comienza un avance verdaderamente significativo en cuanto a informar y educar a los profesionales de la salud y a expandir el mensaje hacia la comunid.ad. En mayo de ese año, la doctora Noralina Alonso, miembro del Consejo de Estado, le cornunicó al doctor Acosta que se pondría en acción un plan encaminado a revolucionar la atención primaria de salud; por tanto, los profesores, en los distintos niveles del sector, deberían organizar cursos dirigidos hacia ese objetivo. Era el impulso que Néstor Acosta había estado esperando y su respuesta no podía ser otra que proponer un curso sobre maltrato infantil. El doctor Plana fue la primera persona sumada al proyecto y junto a otros diez profesores y profesoras de experiencia formaron un Comité académico presidido por Acosta.

El policlínico docente Tomás Romay, de La Habana Vieja, fue el sitio escogido para comenzar el primer curso sobre maltrato infantil en el sistema de atención primaria. Alrededor de 25 personas integraron el alumnado y recibieron información sobre la diversidad de rostros que tiene el maltrato físico en los niños: negligencias, intoxicación no accidental, intoxicación alcohólica, niño sacudido, maltrato emocional, fueron algunos de los temas impartidos. Luego de esta primera experiencia, el curso adquirió mayor relieve docente y se convirtió en diplomado. Actualmente se imparte el séptimo en la Facultad Calixto García.

Los intercambios entre profesores y alumnos en los diplomados, los relatos surgidos de las experiencias de ambos, se constituyen en memoria de casos, en referencias difíciles de olvidar. Plana cuenta una historia que sucedi6 en El Cerro. Cierta noche, en el barrio del Canal, una persona que acudió a un colector de basura sintió un gemido y, al asomarse, descubrió a un niño recién nacido. Lo llevó a su casa, le dió calor, pues el pequeño temblaba, y posteriormente lo traslad6 a un policlínico y más tarde al hospital de matenidad de Línea, donde le salvaron la vida al bebé. Cuando se investig6 el caso, se descubrió una trarna macabra. La madre, quien lo había colocado en la basura, había ocultado su embarazo por temor. La muchacha, de 24 años había vivido siempre bajo encierro.

Este ño 2009 se constituyó la cátedra Néstor Acosta in memoriam, en el hospital clínico docente de Diez de Octubre, con el doctor Roberto Plana coma profesor principal y 1a doctora Silvia Pozo como presidenta. La integran especialistas de muchas disciplinas, quienes tienen el propósito de seguir en la expansión de conocimientos acerca del maltrato infantil. En la medida en que más personas estén informadas, que sean capaces de reconocer los distintos tipos de maltrato infantil, la sociedad estará más preparada para enfrentar este flagelo, nos dice Plana..  Queremos disminuir el maltrato infantil, en principio hasta 50 por ciento. Sabemos que las personas que cursan los diplornados pasan la informacit5n a sus familiares y amigos. Identificarlo, tomar conciencia de los daños, son aspectos importantes para combatirlo.

Obtenido de la Revista Cultura y Sociedad, 3 del 2009.

Comentarios desactivados

Jueves 27 / octubre / 2011

Compromiso social del Prof. Néstor Acosta Tieles

Filed under: Biografías — prevemi — octubre 27th, 2011 — 21:21

Por el Prof. Dr.: Roberto Plana Bouly
Presidente del Comité Academico para la Prevención del Maltrato Infantil (CAPMI).

Néstor Acosta Tieles
Categoría docente Profesor Auxiliar y Consultante del ISCM-H
Categoría  Científica Master en Atención Integral al niño
Especialista de 2do. Grado en Anatomía Patológica
Miembro de tribunales de categorización docente
Presidente del comité académico para prevención del Maltrato infantil
Presidente de la comisión científica del Movimiento Cubano por la Paz
Profesor miembro fundador de la Facultad 10 de Octubre
Nació en el municipio Pedro Betancourt, provincia de Matanzas el día 26 de Febrero de 1933.
Familia integrada por los padres y dos hermanos, una hembra y un varón
Padre obrero azucarero, militante del partido Socialista Popular
Madre ama de casa, militante del Partido Socialista Popular
Hermanos estudiantes
Contrae matrimonio con una joven estudiante, que se convierte en su fiel y admirable esposa, de cuya unión, nacen dos hijos hembra y varón y se constituye una gran familia por la que sentía un amor infinito.
Los hijos le ofrendaron dos nietos una hembra por parte del varón y un varón por parte de la hembra, este último convertido en la niña de sus ojos.
Cursa los estudios primarios en su ciudad natal en un ambiente familiar muy favorable para el desarrollo social, político e ideológico.
Continúa estudio en el  Instituto de segunda enseñanza de Matanzas, graduándose de bachiller en ciencias, estudios superiores en la Universidad de la Habana. Se gradúa de doctor en medicina en el año 1964.
Desde cuatro años antes, a la salida de los médicos que abandonaron el país, ocupó el cargo de instructor no graduado en la cátedra de patología. Durante los dos últimos años de su carrera se desempeñó como profesor del primer grupo de enfermeras instructoras pediátricas que prestarían sus servicios en las escuelas de enfermeras del país.
En octubre de 1964, fue designado para el Plan Santiago (formación de médicos); primero como profesor de Patología por haber comenzado a realizar la residencia de la especialidad , culmina el proceso de la residencia y se gradúa de especialista de primer grado de Patología y   posteriormente por la falta de profesores ocupó la cátedra de Embriología, la cual mantuvo durante 8 años. 
Creó en el hospital pediátrico Sur el departamento de Patología Infantil y ocupó la jefatura.
En 1972 regresó a la Habana ocupó el cargo de jefe de patología del hospital Pediátrico Ángel Arturo Aballí y de Hijas de Galicia, desempeñándose como profesor en la Facultad  “10 de Octubre”, de la cual fue Miembro Fundador. En 1981 resultó electo miembro del comité nacional del sindicato de la salud y su secretario general en la provincia de Ciudad Habana, cargo que desempeñó hasta 1986; por la meritoria labor desempeñada se le hizo un reconocimiento. Durante ese tiempo también fue miembro Suplente del comité provincial del partido en Ciudad Habana.

En 1987 fue nombrado jefe de patología infantil en el hospital pediátrico universitario Pedro Borras Astorga, donde realizó numerosas actividades científico académicas y políticas, entre ellas, la celebración en 1995 la jornada científica 60 aniversario de la fundación del hospital, en esta actividad dió a conocer su clasificación del maltrato infantil.
Por el nivel científico técnico desarrollado, los cursos prejornadas y la organización del evento este fue acreditado de excelente.

En 1992 ingreso en el Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos desempeñándose primero como Vice Presidente del comité de científico y después como Presidente, donde, con un grupo de colegas, realizó numerosas actividades de carácter nacional e internacional.
Entre sus numerosas contribuciones a la medicina y la enseñanza de las ciencias médicas destacan el estudio de la muerte súbita en el niño, en 1975, el estudio del maltrato infantil, presentado por primera vez en 1987 y su destacada contribución a la investigación del Virus Sincitial Respiratorio (VSR) en el año 2002 con el instituto Pedro Kouri (IPK).
Escribió más de 30 artículos científicos. Publicó 5 libros y 1 quedó en prensa para su edición todos de gran valor por las temáticas planteadas.
Patologías del cordón umbilical. Primera edición, Editorial Ciencia y Técnica, Habana Cuba, 1977, los derechos de autor fueron donados como contribución al Festival  de la juventud y los estudiantes
Muerte Súbita en el niño Maltrato infantil: Un reto para el Nuevo Milenio. Primera edición, Editorial Ciencia y Técnica, Habana, Cuba, 1998
Maltrato infantil. Segunda edición, Editorial, Ciencia y Técnica, Habana, Cuba 2002
Maltrato infantil. Tercera Edición, Editorial Ciencia y Técnica, Habana Cuba 2004.

Contribuyó con diferentes órganos de prensa en la publicación de artículos y reportajes
Sobre el tema de la muerte súbita en el niño (Juventud Rebelde, 6 de junio 1978) y Granma internacional, 6 de febrero de 1980) Concedió una entrevista en vivo para el Noticiero Nacional de Televisión del Mediodía (ICRT), en octubre 2004

Participó en más de 200 eventos científicos, nacionales e internacionales, en los que presento trabajos de interés en las dos terceras partes.

Impartió una docena de cursos de Post-Grado para médicos y enfermeras. En los últimos tiempos, se destacó en la elaboración en los programas de cursos, Diplomados, Maestría y Tele-clase de Maltrato infantil. En el año 2003 el Instituto Superior de Ciencias Medicas lo designó Presidente del Comité Académico para la Prevención del Maltrato Infantil. En los últimos 4 años logró realizar con su comité 2 cursos de Post- Grado para médicos especialistas de MGI, licenciadas en enfermería y estomatólogos
que marcharon a realizar labores de colaboración a la hermana Republica de Venezuela . Fueron un total de 1036 colaboradores que recibieron su acreditación.
Se realizaron 5 ediciones de Diplomado y una de Maestría de Atención integral al niño con cuatro módulos de Maltrato infantil.
En su vida académica dedicó especial atención a tutorar tesis de especialistas, integrar y presidir tribunales de promoción de categorías docentes y Jornadas Estudiantiles y de Residentes. En 1993, fue Miembro del Jurado Premio de la Crítica a las Mejores Obras De Ciencia y Técnica publicada en ese año, designado por la Academia de Ciencias y el Instituto del Libro.

Entre los estímulos recibidos destacan el Premio otorgado por la FEU por la presentación del Trocar de Menghini y sus resultados, en el encuentro de Alumnos Ayudantes, 13 de marzo de 1963; la distinción de Trabajo Sobresalientes, por su trabajo sobre la detección del Citomegalovirus en saliva, presentado en IX Jornada Estudiantil y Premio Anual de la Salud 1999 por el libro Maltrato Infantil.

Realizó una destacada labor en la comunidad, pues en el barrio se convirtió en el médico y maestro de la familia pues no solo se consultaban con él los problemas de la medicina y las enfermedades, también los problemas  personales, familiares y sociales, a los cuales prestaba mucha atención y le dedicaba todo el tiempo necesario. Los factores de la comunidad siempre contaron con su contribución para abordar cualquier problema o situación que se presentara.

Entre las Medallas y Distinciones recibidas se encuentran:
– Medalla Manuel Fajardo, por 25 años de labor en el sector de la Salud
– Sello de la Cruz Roja Cubana
– Medalla por la Educación Cubana
– Medalla José Tey
– Medalla Fran País de 2do. Grado.   

Su obra cumbre a la cual dedicó más de 30 años de estudios, lo que le permitió escribir un libro, el Maltrato Infantil; por la gran demanda que tuvo entre los profesionales y lectores en general, se hizo necesario publicar 3 ediciones.
En los temas tratados en el libro deja evidencias de su inconformidad por los malos tratos, abusos y violencias de estados en la mayoría de los países, donde los estados y gobiernos  dan las espaldas a sus respectivos pueblos sumiéndolos en la miseria, el hambre y la injusticia social.
Abogó por la necesidad de educar, apoyar y ayudar a las familias pobres para evitar el maltrato a los niños y las mujeres.
También lo dejo plasmado en su siguiente reflexión

Has pensado alguna vez
En un mundo sin pájaros
  Sin árboles, sin flores
        Sin mariposas
   Sin mujeres y niños
      Ese es el legado
  Que no podemos dejarle
a las generaciones futuras.  
Ni misericordia, ni caridad
Ellos necesitan justicia social
             Ética y paz
En la  nota que nos dejó y expresa en los últimos minutos de su existencia
que dicta a su esposa:
“Para Plana, su esposa Argelia, por tu incondicionalidad, el apoyo que me brindaste en los días difíciles, por permitirme la tranquilidad de haberte trasladado mi poca experiencia y sobre todo porque el legado que te dejo se va a materializar, por los retoños que logramos en este árbol.”

De algunos retoños: Al culminar su tesis del diplomado año 2007  expresaron agradecimientos.

En este trabajo le agradecemos la colaboración prestada, a todas aquellas personas que nos ofrecieron su ayuda en la terminación del mismo, en especial a nuestro tutor
Dr. Roberto Plana que tan modestamente nos ayudo de una forma u otra hacer posible que se culminara este., gracias por el amor que nos ha brindado.
Gracias por los valores que nos han inculcados.
Gracias por guiarnos.
Gracias por estar aquí por siempre Prof. Dr. Néstor Acosta Tieles.

Comentarios desactivados