Archive for febrero, 2013

Martes 26 / febrero / 2013

Comenzó el curso a distancia

Filed under: curso virtual,Noticias — prevemi — febrero 26th, 2013 — 17:22

Curso a distancia
En el día de hoy, martes 26 de febrero de 2013, y coincidiendo con un aniversario más del natalicio del profesor Dr. Néstor Acosta Tieles quien es considerado el padre del estudio del maltrato infantil en nuestro país, se iniciaron las actividades del curso a distancia Prevención del maltrato infantil en su segunda edición.

Comentarios desactivados

Martes 19 / febrero / 2013

Violencia intrafamiliar

Filed under: Para estudiantes,Para la familia,Para profesores,Secciones especiales,violencia — prevemi — febrero 19th, 2013 — 15:57

Aunque la expresión se revelaría por sí misma —violencia intrafamiliar o doméstica— considero conveniente definirla para enmarcarla en el ámbito de esta consulta.  Con visión sintetizadora diría que está dada cuando uno de los miembros de la familia comete un acto de abuso con “el otro”, casi siempre sustentado por su poder o jerarquía.

El tema reviste actualidad mundial y, para su abordaje, he invitado a la doctora Raisa Ruiz Estrada, Jefa del Servicio de Psiquiatría del Hospital Calixto García de esta capital, y Jefa del Grupo Provincial de la especialidad en Ciudad de La Habana.

—Doctora, ¿se podría afirmar que este es un fenómeno exclusivamente masculino, o incluye también al femenino?

—Incluye a ambos sexos, pero es mas frecuente que las víctimas sean del sexo femenino. Otros grupos vulnerables a la violencia lo constituyen los niños y los ancianos. Investigaciones internacionales revelan que el 75 por ciento de estos casos corresponden a maltratos a la mujer.

—Al menos en nuestras culturas, ¿se conocen los orígenes de la violencia familiar?

—Son varias las hipótesis, pero recordaría, en una búsqueda de orígenes, que el encuentro de las culturas de Europa con América fue violento, de modo que la conquista primero y la colonización después, fueron los primeros actos de violencia que resultaron del mal llamado “descubrimiento”.

—¿Cuales son las manifestaciones principales de estos impulsos destructores? ¿Incluyen la violencia física, psicológica y sexual?

—Sí. Las más comunes son el abuso psicológico, que es toda acción u omisión que inflige o intenta infligir daño a la autoestima, la identidad o el desarrollo de la persona. Incluye insultos constantes, humillaciones, amenazas, silencios prolongados, ridículos, entre otros. También el abuso físico (pegar, empujar, tirar objetos y, en casos más graves, matar), y el sexual, que comprende el abuso infantil, acoso sexual, caricias no deseadas.

—¿Es el resultado de conductas desviadas o enfermizas?

—No, es una practica aprendida, consciente y orientada. Es consecuencia de una organización  social estructurada sobre la base de la desigualdad.  En este sentido la violencia intrafamiliar es el resultado de las relaciones desiguales de poder y es ejercida por los que se sienten con mas derecho a intimidar y a controlar.  Por ello las desigualdades producidas por el género y la edad son sus principales determinantes.

—¿Esta violencia se viene incrementando al final de este siglo XX, o la globalización de la información nos ha hecho tomar mayor conciencia de ella?

—Te respondería afirmativamente a ambas preguntas. Lo que sucede es que la globalización de la información nos hace mas conscientes y conocedores de esta problemática a nivel planetario  y nos convoca también a pensar unidos en la búsqueda de soluciones para enfrentar este verdadero flagelo.

—¿Podría decirse que constituye un grave problema de salud mundial?

—Si, objetivamente por la presión que ejercen sus víctimas sobre los centros de urgencia médica, y otros servicios asistenciales, aunque casi mayoritariamente las víctimas no revelan las causas de las lesiones físicas o psicológicas que presentan, lo que obstaculiza por otra parte, el buen desempeño médico. Estos traumas causados por la violencia, que no resultan en muerte, limitan la funcionalidad individual y social de las víctimas.

—Queda claro que una de las características comunes de la violencia doméstica es su “invisibilidad” y, por tanto, el amplio subregistro de estos sucesos. ¿Se conoce la situación real en Cuba?

—Como sucede en otros muchos países, el denominador común es la inexistencia de estadísticas  sobre esta problemática que abarquen todo el país, porque, como ya expresamos, la víctima objeto de  la violencia en un alto porcentaje no lo confiesa. Datos ofrecidos por Naciones Unidas refieren que una de cada cuatro mujeres es afectada por la violencia conyugal. Estudios muy rigurosos pero parciales realizados en nuestro país indican que no estamos ausentes de la violencia doméstica, aunque hasta el momento no constituye un problema de salud.

—¿Qué padecimientos pueden acarrear para las víctimas de la violencia intrafamiliar estos abusos sistemáticos?

—Traumas físicos, desajustes de la personalidad, trastornos depresivos, ansiosos,  dolores de cabeza, temores injustificados, deterioro de la autoestima, predisposición al consumo de sustancias (alcohol y drogas), deserción escolar en los niños, gestos o intentos de suicidio, falta de motivación.

—¿Es posible establecer, mediante la educación u otras vías, medidas que contribuyan a la prevención de estos actos?

—Es importante contar con políticas y planes nacionales, y movilizar recursos para la prevención y control de la violencia intrafamiliar, con énfasis especial en los grupos más vulnerables. Es esencial, asimismo, la formación de equipos interdisciplinarios y multisectoriales orientados a la prevención de la violencia y la defensa de la vida en la propia comunidad, debidamente capacitados  para el fomento de una cultura de convivencia.

—¿Existen servicios o respuestas sociales en nuestro medio disponibles para apoyar a estas víctimas?

—Cuba, con un sistema de salud privilegiado, dispone de una estructura de salud con médicos y enfermeras de familia que ejercen en la propia comunidad acciones de promoción y prevención.  Además, prácticamente en todos nuestros municipios existen las Casas de Orientación a la Mujer y la Familia,  donde se imparten programas de atención y prevención de la violencia. Igualmente, en diferentes áreas de salud funcionan consultas de Psicología y Psiquiatría que atienden esta problemática.

—Dejo a su criterio un comentario final que considere imprescindible…

—Llamar la atención en cuanto a que las víctimas del maltrato familiar son maltratantes en potencia. Es decir, que pueden llegar a ser futuros padres, madres, esposos y esposas, hermanos o hermanas, maltratantes. Por ello necesitan apoyo profesional especializado, psicológico, para que su vida posterior no se vea afectada. La defensa de la vida es también la defensa de las condiciones que hacen la vida tranquila, placentera y creativa. (2002)

Obtenido de http://www.granma.cubaweb.cu/salud/consultas/v/c02.html

Comentarios desactivados

Martes 19 / febrero / 2013

Contribuya a la educación de su hijo

Filed under: Para la familia — prevemi — febrero 19th, 2013 — 15:50

¿Tiene su hijo entre 4 y 7 años de edad? Para contribuir a su desarrollo intelectual, fomentar la comunicación y fortalecer su personalidad, le ofrecemos algunas sugerencias de nuestros consejeros que seguramente les serán de utilidad y de objeto de reflexión. Educar con amor y dedicación a los hijos los ayudará a ser mejores personas.

Por: Guillermo Julio Ruiz Rodríguez

Dedicar de 15 a 30 minutos diarios a una conversación amena. Los temas deben centrarse, entre otros, en las interrogantes del niño, su vida en la escuela, su relación con maestros y amiguitos, las cosas que le preocupan, su apariencia personal, el fomento del amor por las personas y por la naturaleza, el valor de decir siempre la verdad…

Animarlo a hablar correctamente: el uso de adjetivos y de verbos.

Divertirse con juegos de palabras (versos, trabalenguas, frases…)

Fomentar el hábito de la lectura. Antes del 1er. grado, léale pasajes entretenidos y educativos adecuados a su edad.

Programar visitas a bibliotecas.

Garantizarle material de aprendizaje: creyones, papel, lápices…

Estimularlo y gratificarlo son excelentes opciones para que crezca su autoestima.

Ante cualquier logro de aprendizaje, (por pequeño que sea) comunicarle aceptación, alegría, confianza en si mismo.

Conversar con ellos sobre los lugares de interés en su comunidad (parques, museos, lugares históricos…)

Promover hábitos de salud: nutrición, descanso, aseo, escuchar música sin estridencias, juego…

Besar, abrazar, ofrecer muestras de contacto físico.

Respetar. Jamás agredir, ni emplear ironías degradantes u ofensivas.

Enseñar y reforzar el “Por Favor”, “Con su Permiso”, “Muchas Gracias”…

Amar siempre…

Obtenido de: http://www.sld.cu/saludvida/jovenes/temas.php?idv=6201

Comentarios desactivados

Martes 19 / febrero / 2013

¿La violencia anida en nuestro hogar?

Filed under: Para la familia,violencia — prevemi — febrero 19th, 2013 — 15:42

Por Odalys González

Si enumeramos algunos hechos de la cotidianidad, es posible que tengamos respuestas positivas a esta interrogante. Pero igualmente abundarán respuestas negativas y es que el tema de la violencia no siempre se entiende en toda su magnitud.

¿A qué le llamamos relaciones de poder?

La violencia es, para muchos, exclusivamente aquel acto que involucra a más de una persona y en la que invariablemente hay agresión física o verbal. Esta, ciertamente, es la manifestación de violencia más reconocida y a veces, con suerte, es denunciada. Pero… ¿ha pensado en cuánta violencia puede haber tras una frase, una mirada de sometimiento, el irrespeto hacia diferencias individuales, la omisión de algún miembro de la familia, una critica mal intencionada, una exigencia desmesurada o sencillamente, cuando el estrés motivado por determinada situación se vuelca sobre alguien cercano? En casi todos estos casos la agresión queda silenciada y lo que es peor, muchas veces aceptada.

Lo que mayormente se reconoce como violencia es lo que atenta contra la salud de forma visible. Lo identificamos con una herida, una marca en el rostro u otra parte del cuerpo o alguna otra forma de daño físico. Pero, ¿Si exponemos a un niño pequeño al humo del cigarrillo, es considerado un acto de violencia? ¿No estamos atentando contra su salud? Si subestimamos o reprimimos constantemente a algún miembro de la familia y le decimos ¡Tú no puedes! ¿Repercutiría en su salud mental? ¿Qué ocurre si esta frase se repite con frecuencia y en presencia de otros? s

presiones psicológicas y emocionales, l Revisemos dos definiciones de violencia:

“… todo acto o su omisión intencional de uno o más miembros del grupo familiar capaz de producir un daño físico, psicológico o patrimonial a otro(s) miembro(s) o a los propios ejecutores del acto o su omisión”

“La violencia tiene que ver con la utilización de la fuerza física o de la coacción psíquica o moral por parte de un individuo o grupo de sujetos en contra de sí mismo, de objetos, o de otra persona o grupo de personas víctimas por lo que constituye una amenaza o negación de las condiciones de posibilidad de realización de la vida y de la supervivencia.”

Pudiéramos polemizar en cuanto a que la violencia puede ser intencional o no, así como también, el uso del término coacción; pero ese no es nuestro propósito. Preferimos tomar de cada definición aquellos aspectos con los que coincidimos. En todo acto de violencia familiar se controla y somete a otro, limitándose sus posibilidades. Estas definiciones reconocen que siempre ocurre una trasgresión del derecho de los débiles, los niños, las personas de la tercera edad y la mujer, aun cuando pueda no ser un acto conciente.

Intentar definir la violencia familiar se hace mucho más difícil si tenemos en cuenta que dentro del hogar hay jerarquías, relaciones de respeto, normas de convivencia, vínculos afectivos e intervienen las características psicológicas de cada persona. Si además, en el núcleo familiar conviven varias generaciones, fenómeno que generalmente obedece a factores socioeconómicos, los débiles están más expuestos.

En fecha reciente escuché a una amiga comentar: “…definitivamente mientras dure la Serie Nacional de Béisbol en mi casa solo se ve la pelota…” El ejemplo puede ser común a muchos hogares. Esta amiga aceptaba que ante tal hecho ella se acostaba temprano y prescindía del disfrute de la telenovela. ¿Pudiéramos señalar esto como un ejemplo de violencia? Digamos que hay un total irrespeto por los gustos y preferencias de esta persona y no se busca conciliar intereses.

Detrás de este ejemplo hay una muestra de violencia intrafamiliar que pudiera definirse como maltrato psicológico si tenemos en cuenta que este se define como: “…toda aquella palabra, gesto o hecho que tienen por objeto humillar, devaluar, avergonzar y/o dañar la dignidad de cualquier persona. Esta es una manifestación de violencia mucho más difícil de demostrar, sobretodo en los casos en que se produce en el interior de un grupo familiar”

El maltrato psicológico incluye también el acto de ignorar los gustos, preferencias e intereses de algún miembro de la familia. El ejemplo es también una muestra que confirma como la violencia se expresa a través de relaciones de poder entre los miembros de cada familia.

¿A qué le llamamos relaciones de poder?

El poder responde a diferentes significados, digamos el poder es del dueño de la casa, o de la persona con más desenvolvimiento económico, o de quien con más fuerza defiende su criterio, y ¿qué tal si el más pequeño de la casa, con mucha habilidad llora cada vez que quiere algo y logra que todos en casa lo complazcan? Por supuesto que las relaciones de género establecen también desigualdades de poder. Estas relaciones de poder terminan implantando el lugar de victima y victimario, y originan otros conflictos.

Si en el hogar alguien es sometido, ignorado o humillado por una persona con “más poder”, esta situación podría desencadenar una respuesta en la que la víctima se convierta en victimaria en relación con otro miembro más débil de la familia, sobre el que volcaría su frustración o insatisfacción.

De manera que detrás de situaciones de la vida cotidiana subyace, apenas percibida, la violencia. Esta puede generar una cadena de reacciones violentas, se va enraizando y peligrosamente extendiendo; la pregunta sería ¿Hasta dónde?

La violencia no es un fenómeno simple, tiene muchas aristas. Por el momento estas referencias solo dejan la posibilidad abierta a próximos intercambios. Tómese un tiempo y revise los hábitos y costumbres familiares. Con una mirada más crítica usted pudiera descubrir algo de violencia en hechos que hasta ahora consideraba normales. Si descubre alguno, no se asuste, es un buen síntoma porque le ayudará a eliminarlos y dará un paso a favor de una vida feliz en familia y sin violencia. En este propósito es importante aprender a conversar y a negociar en busca del entendimiento. Esto es sencillamente una oportunidad para la reflexión que le puede ayudar a defender sus derechos, a entender mejor a los demás y hacerse entender mejor.

Palabras claves: violencia familiar

Asesor:Miguel Roca

Obtenido del sitio Salud Vida en http://www.sld.cu/saludvida/hogar/temas.php?idv=21271

Comentarios desactivados

Martes 19 / febrero / 2013

Formas deficientes o erróneas de criar a los hijos

Filed under: Para la familia — prevemi — febrero 19th, 2013 — 15:36

Podemos agrupar en cuatro clases principales las actitudes y conductas erróneas en que los padres pueden incurrir en la crianza de sus hijos. La sobreprotección, el rechazo o abandono, el sobre-dominio o autoritarismo y la disciplina inestable e irregular. Es muy importante que los padres se den cuenta de ellas y las comprendan, porque muchas veces las asumen sin percatarse de ello, inconscientemente, o lo que es peor, creyendo que actúan bien.

Por: Gustavo Torroella

Con la mejor buena fe y voluntad, muchos padres suelen adoptar actitudes y establecer relaciones negativas en la educación y crianza de los hijos que ocasionan consecuencias enormemente perjudiciales en el desarrollo de estos. Podemos agrupar en cuatro clases principales las actitudes y conductas erróneas y negativas en que los padres pueden incurrir en la crianza de sus hijos: la sobreprotección, el rechazo o abandono, el sobre-dominio o autoritarismo y la disciplina inestable e irregular.

Padres con afán de posesión: la sobreprotección
Durante los primeros tiempos de su vida, el niño depende totalmente de los padres, especialmente de la madre. A medida que el niño crece y se desarrolla, la necesidad de protección y cuidados inmediatos disminuye poco a poco. Por lo tanto es natural y explicable que en los primeros años de vida el niño permanezca atado a las faldas de la madre; pero estas ataduras deben irse estirando, soltándose gradualmente hasta que, finalmente, se independice el niño y alcance lo que se ha llamado el “destete psicológico”.

Pero en los padres, especialmente en las madres, actúa una fuerza en dirección opuesta que tiende a impedir o a demorar la emancipación psicológica del hijo, para prolongar la satisfacción que implica el hecho de la dependencia. Cuando prevalece esta tendencia, los padres se convierten en sobre-protectores. Estos padres se caracterizan por el control rígido que ejercen sobre la vida del hijo y con la intención de ampararlo y resguardarlo de supuestos peligros lo convierten en un ser indefenso e inútil para valerse por sí mismo.

El pobre niño, sometido a la excesiva sobre-protección de sus padres, es privado de la libertad que necesita para desarrollar su personalidad, para hacer las cosas a su manera, para valerse por sí mismo. Los padres lo deciden y hacen todo por él. Cuando falten ellos en el futuro, el niño, ya convertido en joven o quizás en adulto, será incapaz de hacer y decidir las cosas por cuenta propia. ¿Cómo reaccionan los niños a estos mimos y sobre-protección de sus padres? Unos se suelen volver reservados, cohibidos o inseguros y acatan obediente y resentidamente lo que les ordenan y otros se tornan agresivos, díscolos o rebeldes por las frustraciones y bloqueos que experimentan. Todas ellas conductas negativas.

Padres agresivos: el rechazo o abandono
La actitud de rechazo u oposición es el extremo contrapuesto a la sobreprotección. Es la aversión y agresividad que siente y muestra un padre hacia el hijo, a veces inconscientemente. El padre que está en este caso no le brinda al hijo la protección, la atención y sobre todo el cariño que este normalmente necesita.

La actitud de rechazo implica la desatención o abandono del hijo, la negativa a satisfacer sus necesidades, el castigo, la amenaza, los vejámenes y las críticas negativas frecuentes.

¿Cómo responde el niño que se siente rechazado, hostilizado por los padres? En estos niños suelen desarrollarse sentimientos de inseguridad que desembocan en actitudes de agresividad y crueldad con otras personas o también reaccionan con conductas llamativas, de alarde, jactancia o “payasería” para provocar la atención de los demás. Se vuelven inquietos, se les dificulta la concentración y el estudio.

Los padres deben procurar un equilibrio o equidistancia entre los extremos de la sobreprotección que niega la libertad del niño y el abandono y dejación completa que conduce al rechazo. Atención, amor, vigilancia y orientación; no sobreprotección que anula, ni tampoco el rechazo que abandona.

Padres dictadores: la sobredominación
Muchos padres actúan con los hijos como si fueran una pertenencia personal, como si fueran “esclavos” que deben cumplir las órdenes impuestas por sus “amos”, sin tenerse en cuenta la necesidad y el derecho a la libertad y el respeto a las diferencias y preferencias individuales. Son seres despóticos que regulan y dominan todos los aspectos de la vida del niño. Pero los niños suelen responder y “vengarse” de ese trato dictatorial, además de con las actitudes de agresividad y negativismo, controlando a su antojo una zona vedada a la intromisión de los padres: los simples hábitos fundamentales de la comida, del sueño y de las eliminaciones, negándose a comer, a dormir o a evacuar o haciéndolo irregular o inoportunamente.

Padres inestables: la disciplina irregular o inconsistente
Hay padres de carácter inestable que tienen el defecto de ser volubles, mudables en el trato que les dan a los hijos y caprichosos en la concesión de recompensas y libertades, así como en la impresión de castigos y restricciones. De este modo, por ejemplo, los padres celebran o se ríen de la “gracia” que hace el niño un día y en otras ocasiones, en que el niño realiza lo mismo, los padres, quizás porque están de mal humor, se molestan y castigan al pequeño. En el cerebro infantil cunde la confusión pues no se explica como la misma acción es, unas veces aceptada y aplaudida y otras desaprobada y censurada, lo que provoca sentimientos de inseguridad y ansiedad.

Lo que perturba más al niño no es la reprimenda, sino la arbitrariedad, la irregularidad e inestabilidad de las respuestas de los mayores, el no saber a qué atenerse, el que un día se le premie y otro se le castigue por la misma acción. Por esto el niño necesita un régimen ordenado de hábitos, de rutinas básicas estables, de recompensas y disciplina para inculcarle sentimientos de seguridad y confianza en sí mismo y en el mundo que le rodea.

Esto no significa que los padres deben aferrarse tercamente a un sistema de disciplina, si comprueban que ha fallado. Lo correcto es asumir una actitud “experimental” de ensayar nuevos métodos de crianza cuando hayan fracasado los anteriores. Siempre es más sensato reconocer un error y tratar de subsanarlo con un nuevo método más eficaz que insistir en hábitos y prácticas que han demostrado su deficiencia, para no dar “el brazo a torcer”.

Ensayar algo nuevo y mejor no es ser inestable, sino es estar abierto a nuevas experiencias y verdades.

Edición: Cristina Martínez
Edición web: Vicente Costales

Obtenido de Infomed, Niños y adolescentes – Salud Vida, disponible en: http://www.sld.cu/saludvida/jovenes/temas.php?idv=6211

Comentarios desactivados

Domingo 17 / febrero / 2013

Guía orientadora del Tema 5

Filed under: curso virtual — prevemi — febrero 17th, 2013 — 0:47

Se encuentra disponible la Guía orientadora del tema 5.

Guía orientadora del tema 5 Prevención del maltrato infantil

El tema 5 se inicia el martes 25 de marzo de 2014 y culminará con la entrega de la tarea el lunes 7 de abril de 2014.

Aquí se aborda la prevención de todas las formas de maltrato infantil haciendo énfasis en las formas particulares.

Una vez concluido el estudio de las conferencias orientadoras y los documentos de la bibliografía básica estará en condiciones de realizar las actividades evaluativas.

Su profesor principal es la Dra. Silvia María Pozo Abreu

Email: spozo@infomed.sld.cu

Comentarios desactivados

Domingo 17 / febrero / 2013

Guía orientadora del tema 4

Filed under: curso virtual — prevemi — febrero 17th, 2013 — 0:02

Se encuentra disponible la Guía orientadora del tema 4.
Guía orientadora del tema 4 Formas particulares del maltrato infantil.

El tema 4 se inicia el martes 11 de marzo de 2014 y culminará con la entrega de la tarea el lunes 24 de marzo de 2014.

Este tema aborda las características de las forma particulares del síndrome del maltrato infantil.

Primero deberá estudiar las conferencias orientadoras para luego ampliar información con la lectura de la bibliografía básica y la complementaria para, posteriormente, responder las evaluaciones.

Su profesor principal es la Dra. Silvia María Pozo Abreu

Email: spozo@infomed.sld.cu

Comentarios desactivados

Sábado 16 / febrero / 2013

Guía orientadora del Tema 3

Filed under: curso virtual — prevemi — febrero 16th, 2013 — 23:19

Se encuentra disponible la Guía orientadora del tema 3.

Guía orientadora del tema 3 Síndrome del maltrato infantil. Generalidades.
El tema 3 se inicia el martes 25 de febrero de 2014 y culminará con la entrega de la tarea el lunes 10 de marzo de 2014.

Aquí se abordarán las características del síndrome y su clasificación.

Su profesor principal es la Dra. Silvia María Pozo Abreu

Email: spozo@infomed.sld.cu

Comentarios desactivados

Sábado 16 / febrero / 2013

Guía orientadora del Tema 2

Filed under: curso virtual — prevemi — febrero 16th, 2013 — 22:45

Se encuentra disponible la Guía orientadora del Tema 2:

Guía orientadora del tema 2 “Marco histórico del maltrato a los niños”

El tema 2 se inicia el día martes 11 de febrero de 2014 y culminará con la entrega de la tarea el lunes 24 de febrero de 2014.

Su profesor principal es la Dra. Silvia María Pozo Abreu

Email: spozo@infomed.sld.cu

Inicialmente debe leer la conferencia  1 “Historia y filosofía de los malos tratos a los niños” que se encuentra en formato de presentación, a la cuál debe dedicarle 2 horas de lectura, en la cual incorporara conceptos necesarios para avanzar en la unidad, paralelamente puede incorporarse al foro “Violencia y maltrato infantil como problema de salud pública mundial” para ir aumentando su conocimiento al respecto; posteriormente estudiara la conferencia 2 en presentación también “El maltrato infantil desde la perspectiva médica”, que por su importancia debe dedicarle 2 horas. Tiene además en la bibliografía complementaria un pdf que ampliaría de forma significativa sus conocimientos sobre este tema, le sugerimos que le dedique al menos 1 hora a su lectura y comprensión, creemos que si cumple estas orientaciones, usted estará apto para responder la tarea número 2 y continuar participando en el foro de forma activa con sus opiniones personales ya estructuradas.

Comentarios desactivados

Sábado 16 / febrero / 2013

Guía orientadora de Tema 1

Filed under: curso virtual — prevemi — febrero 16th, 2013 — 21:52

Está disponible la Guía orientadora del Tema 1:

Curso a distancia:
Generalidades del maltrato infantil

Guía Orientadora del tema 1:

-Título del tema 1: Violencia. Sus diferentes formas

-Personal docente:
.Dra. Silvia María Pozo Abreu

-Objetivos:
Identificar las principales formas, causas y consecuencias de la violencia así como la conducta a seguir desde la Atención Primaria de Salud.

-Palabras clave: prevención, violencia, violencia intrafamiliar, maltrato

-Programa analítico:
Contenidos:
.Generalidades sobre violencia. Definición. Clasificación. Teorías explicativas de la violencia
.Violencia intrafamiliar. Definición. Causas por las que se produce
.Abordaje y prevención de la violencia

-Estrategia Docente:
En este tema 1 se abordan las Generalidades sobre la violencia. Consta de una conferencia orientadora en formato power point donde explican la violencia en su forma general, y dos bibliografías básicas donde se  muestran las características de la violencia intrafamiliar así como el abordaje de la misma desde la Atención primaria de salud.
Aquí usted deberá descargar los materiales anteriormente descritos, estudiarlos y como evaluaciones tendrá que responder la Evaluación 1 que es un cuestionario, entregar la Tarea 1 y participar de forma activa en el Foro Experiencias sociales sobre violencia intrafamiliar.

-Calendario de actividades:
.El tema 1 comienza el día 28 de enero de 2014.
.Las actividades evaluativas estarán disponibles del miércoles  29 de enero de 2014 al 10 de febrero de 2014, día en que cerrarán las posibilidades de responder la Evaluación 1, entregar la Tarea 1 y participar en el Foro.
No podrá cursar el Tema 2 si no entrega y aprueba las actividades evaluativas del Tema 1, por lo que causará baja de forma inmediata, por lo que pedimos a todos los cursistas que tomen nota de las fechas de las evaluaciones y se mantengan en contacto estrecho con los profesores.

-Recursos para el Aprendizaje:
El envío de la Tarea 1 y la participación activa en el foro

-Bibliografía: descrita en la carpeta Bibliografía básica localizada en el Tema 1.

También disponible en formato word (24Kb)

Comentarios desactivados

Older Posts »