Drogadicción

Posted at — prevemi — septiembre 7th, 2012 — 1:04 under adolescencia,CAPMI,entrevistas,Temas de maltrato infantil

DROGADICCIÓN

Abuso de sustancias, farmacodependencia, toxicomanía, drogadicción… El tema de esta Consulta, por su actualidad e interés social, desborda nuestras fronteras. ¿Qué son realmente las drogas? En su esencialidad -y me remito a un autorizado criterio- droga es toda sustancia química que, introducida voluntariamente en el organismo de un sujeto, posee la propiedad de modificar sus condiciones físicas y también psíquicas.

El profesor Antonio Bandera Rosell, subdirector técnico-facultativo de la Clínica del Adolescente, ubicada en Quinta Avenida, entre 38 y 40, Miramar, Ciudad de La Habana, y especialista en Psiquiatría Infanto-Juvenil, establece una sintética clasificación entre drogas estimulantes, sedantes, y deformantes o distorsionantes de la realidad.

Dice con precisión: Las estimulantes determinan euforia y sobrevaloración de las potencialidades del consumidor, con sentimientos transitorios de omnipotencia y actitudes audaces. Estas drogas son las anfetaminas y la cocaína, entre otras. Las depresoras tienen un efecto liberador de los instintos primitivos, y son el alcohol, la morfina, la heroína… Las psicodélicas ejercen un efecto distorsionante de la percepción espacial y han determinado miles de muertes a nivel mundial en los casos de jóvenes que se lanzan al vacío por la falsa percepción de que la calle está solo a un paso de su balcón. Estas drogas, además, producen alucinaciones, despersonalización, alteraciones del nivel de conciencia. En este grupo se encuentran el LSD (Acido Lisérgico) y la marihuana.

-¿Y en cuanto a los mecanismos de acción sobre el organismo humano?

-Son tres fundamentalmente: liberación de los instintos primarios, trastornos de la trasmisión del impulso nervioso a escala cerebral; y estimulación de determinadas zonas del cerebro que provocan un comportamiento esclavizante a las drogas y convierte al sujeto a la larga en su único centro de interés.

-¿Cómo se llega a la adicción, esa necesidad imperiosa de consumir drogas regularmente? ¿Puede adquirirse por la simple curiosidad de probar, experimentar, o vendría determinado por fenómenos psíquicos y físicos?

-El motivo de probar las drogas para ver qué se siente, inducido por la curiosidad, es un fenómeno frecuente en algunos adolescentes, los cuales utilizan este mecanismo para imponerse desafíos a sí mismos con el fin de autoafirmarse. En general, el peligro está en el uso continuado o en el descubrimiento de que ciertas drogas pueden provocar placer y que a partir de ahí se insista en su uso.

-¿En qué momento puede calificarse a una persona de adicta a alguna sustancia?

-La OMS sugiere un nombre más propio, farmacodependiente, el cual se ajusta a un grupo de personas que consumen drogas y que poseen una serie de características tales como dependencia física y también psíquica, tolerancia a las drogas y síndrome de abstinencia.

-¿Podría aclarar a qué se denomina -síndrome de abstinencia- en el universo que abordamos?

-Son malestares físicos que se presentan por la supresión de la droga y que están integrados por una serie de síntomas y signos, de naturaleza física y psíquica, que varían según la droga.

-Dentro de la categoría de los inhalantes se encuentran ciertas sustancias como pegamentos, disolventes, aerosoles… ¿También son considerados drogas?

-Los inhalantes son disolventes industriales y se encuentran en muy diversos productos de uso industrial y doméstico. Son sustancias exaltadoras del estado de ánimo, de efectos fugaces dependiendo de la dosis inhalada. La inhalación produce una sensación de grandeza y una mayor tolerancia al dolor, lo que puede acarrear graves consecuencias y dar al traste con la vida a través de accidentes.

-Se habla en ocasiones que las drogas mejoran la actividad sexual. ¿Es cierta esta afirmación?

-Las drogas poseen características diferentes sobre el sistema nervioso central e influyen de manera diversa sobre la sexualidad. Pero no hay dudas de que el uso continuado provoca en el hombre la pérdida de la erección y la eyaculación, y en la mujer produce frigidez. Además, el consumidor habitual pierde interés por todo lo que le rodea, incluyendo el sexo, y centra su atención en la búsqueda y consumo de drogas.

-¿Qué consecuencia, a corto y a largo plazo puede comportar para la condición humana, y la salud, la dependencia a las drogas?

-Diría que severas consecuencias para la salud física, mental, familiar y social del paciente, tanto más graves cuanto más precoz es el inicio de su consumo. Los efectos adversos de las drogas son muy variados y pueden clasificarse, según su duración, en agudos o crónicos. Cambios en el ánimo, trastornos en la capacidad de concentración, deterioro de la función motora (fundamentalmente habilidades manuales), pérdida pasajera de la memoria, falta de atención que obstaculiza el desempeño escolar, traumatismos por accidentes, suicidios y homicidios, dependencia, tolerancia a la droga y enfermedades tan graves como el cáncer, la cirrosis y el enfisema pulmonar. El uso de drogas es un obstáculo serio al desarrollo intelectual y social de los jóvenes, que impide su evolución natural hacia la edad adulta madura, al prolongar la dependencia y la inmadurez.

-Una vez emprendido este peligroso camino, ¿es posible la curación?

-Como ocurre con otros procesos patológicos, los resultados son tanto mejores y el desenlace más favorable, cuanto más inmediata sea la intervención durante el curso del padecimiento. La dependencia es curable.

-En general, ¿en qué consisten los tratamientos? ¿Cuál es el porcentaje de éxito curativo que se alcanza?

-Existen diferentes métodos terapéuticos. Tratamiento hospitalario a corto plazo que incluye la participación activa de médicos, enfermeras, terapistas ocupacionales, psicólogos y otros. Cuidados ambulatorios a través de la consulta externa periódica o de la hospitalización parcial, también con variedad de actividades terapéuticas. Cualquiera que sea el método empleado incluye la intervención de la familia en el programa terapéutico. El uso de la psicofarmacoterapia puede ser útil en algunos casos.

-Dejo a su buen juicio cualquier comentario final…

-Resulta imprescindible fortalecer los conocimientos en este campo y promover investigaciones epidemiológicas que nos permitan conocer la cuantía del problema y la detección temprana de poblaciones en riesgo. Las personas más vulnerables son los adolescentes y jóvenes por sus conductas impulsivas y riesgosas y la búsqueda de experiencias nuevas. (2001)

Obtenido de http://www.granma.cubaweb.cu/salud/consultas/d/c08.html

No responses yet