Acerca de la Revista Cubana de Pediatría

Filed under: Noticias — enero 1st, 2016 — 1:53 — prevemi

logo_rev_cub_pediatr_2015La Revista Cubana de Pediatría es la publicación médica vigente  más antigua de Cuba. A partir de ahora cambiará la forma de envío de los trabajos debido a que la Editorial de Ciencias Médicas ha iniciado  el proceso de automatización de la revista. Para ello los autores para enviar sus trabajos a la revista deberán conocer la dirección del sitio de la revista que es http://www.revpediatria.sld.cu/

Una vez que  los autores se encuentren en el sitio de la revista es necesario registrarse e iniciar sesión para poder enviar artículos en línea. A continuación   encontrarán los 5 pasos que se siguen para enviar los artículos a la revista. De igual forma se les informa a todos los lectores de la revista que para acceder  a la misma deberán  hacerlo por la dirección electrónica que ya se mencionó. Ya se encuentra disponible el número 4 de 2015 y los lectores podrán leer las nuevas Instrucciones a los Autores, las que deberán leer con detenimiento antes de enviar sus artículos.

Para los envíos a la revista:

Envíos en línea

¿Ya tiene nombre de usuario/a y contraseña para Revista Cubana de Pediatría?

Ir a Iniciar sesión

¿Necesita nombre de usuario/a y contraseña?

Ir a Registro

Es necesario registrarse e iniciar sesión para poder enviar artículos en línea y para comprobar el estado de los envíos actuales.

Directrices para autores/as

INSTRUCCIONES A LOS AUTORES

REVISTA CUBANA DE PEDIATRÍA

Contenido:

TIPOS DE ARTÍCULOS

OTROS TIPOS DE ARTÍCULOS

PRESENTACIÓN  DE ARTÍCULOS

SISTEMA DE EVALUACIÓN

CRITERIOS PARA LA AUTORÍA

CONSIDERACIONES  ÉTICAS

CONFLICTO DE INTERESES

DERECHOS DE AUTOR

ENVÍO DE LOS ARTÍCULOS

TIPOS DE ARTÍCULOS

La Revista Cubana de Pediatría publica los artículos siguientes:

Editoriales: son artículos breves que expresan el punto de vista de un autor —o del Comité Editorial de la publicación— sobre un tema, situación científica o  problema de actualidad, que puede o no estar relacionado con el contenido del número de  la revista en que salga publicado; en otros casos, puede presentar el punto de vista de la revista referente a un tema, como también referirse a políticas editoriales. No incluyen resumen. Puede aparecer más de un editorial en cada número. Se escribirán por solicitud del Comité Editorial  de  la  revista. La extensión no debe ser mayor de 1 500 palabras.

Artículos de Investigación Originales: son informes escritos que comunican los resultados de una investigación. Deben contener información suficiente y disponible para que los lectores puedan valorar resultados y repetir experimentos. Constan de Resumen  estructurado, Introducción, Métodos, Resultados, Discusión y  Conclusiones, que se incluyen al final de la Discusión. La extensión se fija en hasta 4 500 palabras (incluidos el título, resumen, tablas, anexos, figuras, pies de figuras y  las  referencias  bibliográficas). Se admiten hasta 5 entre figuras, tablas y esquemas.

Artículos de Revisión: son trabajos  realizados  sobre temas  determinados, en los que se reúnen, analizan y discuten informaciones ya publicadas. Deben presentar el Resumen estructurado, Introducción con los objetivos generales explícitos, Métodos con la declaración de las fuentes de obtención de la información (bases de datos, directorios y otras fuentes primarias), período que se toma para la revisión, idioma, el Desarrollo (con los subtítulos que el autor considere conveniente), con el análisis y/o discusión de tema y las Consideraciones Finales. La  extensión total debe llegar hasta las 5 000 palabras (sin incluir las referencias bibliográficas). Se admiten hasta 5 entre figuras, tablas y anexos.

Presentación de caso o Reporte de caso:

Son artículos que tienen el objetivo de describir y analizar manifestaciones clínicas, síntomas, signos, conducta clínica y terapéutica de hallazgos únicos y que se consideren como interesantes para el desarrollo de la ciencia. Deben incluir un Resumen estructurado, Introducción, Reporte o Presentación del Caso, Discusión y Conclusiones. Su extensión no debe exceder de las 3500 palabras, sin incluir las referencias bibliográficas. Se aceptan hasta 3 figuras, tablas y anexos.

Serie o Reporte de casos:

Son artículos cuyo objetivo es el de presentar una serie de casos con alguna característica o similitud que los hace agrupables. Estas pueden ser sindrómicas, etiológicas, anatómicas, histológicas, fisiológicas, genéticas, moleculares, del tipo de tratamiento, de algún efecto adverso al tratamiento o de algún estudio complementario. La descripción debe hacerse con un límite entre 2 y 10 casos, los cuales se presentarán con la siguiente estructura: Resumen estructurado, Introducción, Reporte o Presentación de Casos, Discusión y Conclusiones. Su extensión no debe exceder de las 3500 palabras, sin incluir las referencias bibliográficas. Se aceptan solamente 1 figura por cada caso.

OTROS TIPOS DE ARTÍCULOS

La Revista Cubana de Pediatría publica también los artículos siguientes:

Colaboración especial: refleja temas de interés para los pediatras,  pero no tiene un formato específico. Incluye un Resumen no estructurado. Se aceptan reportes de consensos, protocolos de actuación, entre otros. La  extensión total se fija en hasta 5 000 palabras (sin  incluir  las  referencias bibliográficas). Se admiten hasta 5 figuras, tablas y  anexos.

Comunicaciones breves: son similares a  los artículos de Presentación de casos, pero su extensión es menor. No tienen  un formato específico. No incluyen Resumen. Se aceptan hasta 2 500 palabras (incluido  el título, tablas, figuras, pies de figuras y  las referencias bibliográficas). Se admiten  hasta  2 figuras y  tablas.

Cartas al Comité Editorial: permite a los lectores  de  la  revista  expresar  sus comentarios, preguntas o críticas sobre los artículos publicados en el número anterior de  la revista al que se pretende publicar. No incluyen  Resumen. Su extensión máxima no debe exceder de 1 500 palabras (incluidas las referencias bibliográficas).

Conferencias: se acepta la presentación de conferencias o de ponencias expuestas en eventos o reuniones científicas. En la primera hoja deben incluirse  los datos siguientes: nombre del evento o reunión en que se presentó, organización responsable, así como fecha y lugar de celebración. Contienen un  Resumen no estructurado. Su extensión máxima será de 3 000 palabras  (incluido el título, resumen, tablas, figuras, pies de figuras y  las referencias bibliográficas). Se aceptan hasta 3 figuras  y  tablas.

Los obituarios (in memóriam), los reconocimientos, informes, convocatorias  y  anuncios tendrán una extensión máxima de 1 200 palabras. No incluyen Resumen ni referencias bibliográficas. Se acepta 1 figura.

PRESENTACIÓN  DE ARTÍCULOS

Los trabajos serán inéditos. Una vez aprobados, no podrán someterse a la consideración de otra revista para una publicación múltiple, sin la debida autorización de la Editorial Ciencias Médicas (ECIMED).

Los artículos se presentarán en formato electrónico de texto Word, en letra Arial 12 y espaciado 1,5. Las páginas se numerarán con arábigos y consecutivamente a partir de la primera. Las abreviaturas y siglas se identificarán la primera vez que se mencionen en el texto, y no se incluirán en el título ni en el resumen. Se emplearán las de uso internacional.

Los artículos no deben contener fragmentos de textos procedentes de trabajos previamente publicados o en proceso de publicación en revistas u otro soporte, sin la debida citación.

Todos los resultados de laboratorio clínico se informarán en  unidades del  Sistema Internacional, o  permitidas  por este. Si se desea señalar las unidades tradicionales, estas se escribirán entre paréntesis. Ejemplo: glucemia: 5,55 mmol/L (100 mg/%).

Cada trabajo que se presente para publicar debe acompañarse de una carta firmada por todos los autores, en la que se indique que el trabajo no se ha enviado a otra publicación con anterioridad, y  que todos los autores están de acuerdo con los contenidos expresados en el  artículo. En los trabajos de investigación originales se aclarará, además,  el aporte de cada autor  en la investigación o preparación del artículo (Criterios de Autoría).

Los autores son responsables de las opiniones que expresen en sus trabajos.

Los ensayos clínicos deberán tener su debido número de registro, obtenido en un Registro de Ensayos Clínicos. Este número debe ser  verificable,  por lo que aparecerá la fuente. Además, deberán ajustarse a los parámetros de evaluación expresados en la guía  internacional  CONSORT (http://bvs.sld.cu/revistas/recursos/CONSORT.pdf)

Se aceptan trabajos redactados en el idioma Inglés procedentes de otros países cuya lengua original no sea el español.

Primera página. Contendrá los siguientes aspectos:

Nombre de la institución que auspicia el trabajo.

Título en español e inglés: no debe exceder de 15 palabras. Evitar, siempre que sea posible, los títulos con signos de interrogación  y palabras como Estudio sobre…, Observaciones acerca de…, Investigaciones sobre…, etcétera. Siempre que sea posible, el título no debe “partirse” por dos puntos o punto y seguido. En casos en que sea muy necesario, se recomienda el uso de la coma.

Nombre(s) y 2 apellidos de todos los autores, ordenados según su participación en el trabajo, con la denominación, doctor (Dr.), licenciado (Lic.), técnico (Téc.), máster en ciencias (MSc.), doctor en ciencias  de determinada especialidad (Dr.C.), doctor en ciencias (Dr.Cs.), etcétera., así como la dirección electrónica y teléfono de cada uno. Debe enviarse la dirección postal de la institución que auspicia el trabajo, y se debe mencionar  el autor al que se enviará la correspondencia.

Se deben separar los nombres de los autores por coma, y a continuación de esta, el superíndice  que indique la afiliación institucional de los autores, donde se especifique el centro de procedencia y el departamento donde laboran, con la provincia y el país.

Segunda página. Incluirá un Resumen de hasta 250 palabras, en idioma español e inglés. Debe ofrecer un sumario breve de cada una de las secciones principales del trabajo,  y  expresar los aspectos más novedosos e interesantes del trabajo. En los artículos de investigación  originales, de revisión, presentación de casos  y serie de casos  el Resumen debe ser estructurado, no así en los demás tipos de artículos.

En el Resumen estructurado de los artículos de investigación originales, debe aparecer: Introducción, Objetivos, Métodos, Resultados y Conclusiones. En las revisiones incluirá aspectos de la Introducción, Objetivos, Métodos, Desarrollo  y las Consideraciones Finales. En  las  Presentaciones de  casos y series de casos el resumen debe contener   información de la Introducción, Descripción  del caso o casos y Conclusiones. Debe redactarse en forma impersonal, y en  tiempo pasado excepto, las  Conclusiones.

Palabras clave: el autor reflejará el contenido del documento a partir de 3 a 10 términos o frases  cortas al pie del Resumen, y lo hará en orden de importancia. En el título debe aparecer una palabra clave o más. Se recomienda utilizar el tesauro  DeCs  (Descriptores en Ciencias de la Salud)  http://decs.bvs.br/E/homepagee.htm

Páginas siguientes (para los artículos de investigación originales)

Introducción: debe redactarse con claridad, congruencia y originalidad y en tiempo presente, debe ser relativamente breve, aproximadamente una cuartilla. Presenta los antecedentes que fundamentan  el estudio. En general, responde a las preguntas: por qué se eligió ese tema y por qué es importante. Los objetivos  se enuncian  al final de la Introducción.

Métodos: debe proporcionar información para que un lector pueda repetir el estudio. Debe expresar de forma clara y concisa  dónde, cuándo y cómo se hizo el trabajo. Se describen el diseño de la investigación, incluidas  las premisas y limitaciones, los criterios de selección y de exclusión de los sujetos, las consideraciones éticas, la definición de universo y muestra, de unidades de medidas y otros términos. Se deben especificar los métodos estadísticos utilizados y los programas empleados para el procesamiento de los datos. Debe redactarse en  tiempo  pasado.

Resultados: deben quedar expresados con claridad, haciendo referencias a tablas y figuras, pero sin repetir textualmente las tablas. El empleo de las tablas y figuras se debe limitar a situaciones  en las que resulte imprescindible ilustrar algo. Constituyen los datos de la investigación y deben redactarse en  tiempo  pasado.

Discusión: las secciones de Resultados y Discusión  deben aparecer separadas. La Discusión debe analizar los resultados del trabajo, y confrontarlos con las coincidencias y contradicciones que se reportan en la literatura, sin llegar a convertirla en una sucesión exagerada de opiniones. No debe repetirse información contenida en la Introducción y en los Resultados. Debe redactarse en tiempo  presente  porque los hallazgos del trabajo  se consideran ya evidencia científica. Las Conclusiones y  Recomendaciones (si las hubiera) deben expresarse al  final de la Discusión, y no en epígrafes aparte. Las Conclusiones no deben constituir una lista de  resultados. Se trata de que el autor brinde al lector, en pocas palabras, de forma clara, su versión acerca de lo que ha aportado la investigación, y deben responder a los objetivos planteados en la Introducción. Si el trabajo es de revisión, el autor puede escribir sus Consideraciones finales al final de la exposición.

Agradecimientos

Al final del artículo se puede agradecer a personas o instituciones que ayudaron al autor  en su trabajo, pero  que  no reúnen los criterios de autoría.

Referencias bibliográficas: Se seguirán las recomendaciones contenidas en los Requisitos uniformes para preparar los manuscritos que se proponen para publicación en revistas biomédicas, confeccionados por el Comité Internacional de Editores de Revistas Biomédicas (estilo Vancouver). Se numerarán según el orden de aparición en el texto, y deberán identificarse mediante arábigos en forma exponencial.  Se incluirán citas de documentos publicados relevantes y actualizados de la literatura nacional  e  internacional. Al menos 50 % de las citas deben ser de los últimos 5 años, previos a la publicación del trabajo, mientras que en los artículos de revisión  el 70 % de las referencias bibliográficas deben corresponder a los últimos 5 años.

Deberá evitarse la mención de comunicaciones personales y documentos inéditos; solo se mencionarán en el texto entre paréntesis, si fuera imprescindible. Las referencias de los artículos aprobados para publicación se incluirán indicando el título de la revista y la aclaración de próxima aparición entre paréntesis. Se relacionarán todos los autores del texto citado; si tiene 7 o más, se mencionarán los 6 primeros, y después del sexto, et al. Los títulos de las revistas se abreviarán por el Index Medicus (List of Journals Indexed in Index Medicus). No se destacará ningún elemento con el uso de mayúsculas ni el subrayado. Se observarán el ordenamiento de los elementos bibliográficos y el uso de signos de puntuación prescritos por el estilo Vancouver.

A continuación se ofrecen ejemplos de algunos de los casos más frecuentes:

Revistas impresas:

1.- You CH, Lee KY, Chey RY, Menguy R. Electrogastrographic study of patients with unexplained nausea, bloating, and vomiting, Gastroenterology. 1980;79(2):311-4.

Se admite la omisión del número en las revistas con paginación consecutiva para cada volumen. Ejemplo:

  • You CH, Lee KY, Chey RY, Menguy R. Electrogastrographic study of patients with unexplained nausea, bloating, and vomiting, Gastroenterology. 1980;79:311-4.

Gómez E. Sarcomas de partes blandas. Tendencias actuales del tratamiento. Rev Cubana Oncol. 2001;17:7-10.

Nguyen HT, Herndon CDA, Cooper C, Gatti J, Kirsch A, Korokowski P, et al. The Society for Fetal Urology consensus statement on the evaluation and management of prenatal hydronephrosis. J Pediatr Urol. 2010;6:212-31.

Libros y monografías:

1. Capítulos de libros impresos:

Cook WA, Stephens FD. Supernumerary kidney. En: Schrier LW, Gottschalk CW (Eds). Diseases of the Kidney. Fifth edition. Volume I. Boston: Little, Brown and Company; 1992. p. 654.

2. Autores individuales:

Murray PR, Rosenthal KS, Kobayashi GS, Pfaller  MA. Medical microbiology. 4th ed. St. Louis: Mosby; 2002.

3. Autor(es) y editor(es):

Breedlove GK, Schorfheide AM. Adolescent  pregnancy. 2nd ed. Wieczorek RR, editor. White Plains (NY): March of Dimes Education Services; 2001.

Tesis impresas:

Borbowski MM. Infant sleep and feeding: a telephone survey of Hispanic Americans, Mount Pleasant (MI) [tesis]. Central Michigan University; 2002.

Betancourt Guerra Y. Calidad de la atención nutricional en el Hospital “Eduardo Agramonte Piña” [tesis]. Universidad de Ciencias Médicas, Camagüey; 2002.

Publicaciones en periódicos impresos:

Autor, periódico, fecha, sección (página), columna.

Publicaciones electrónicas:

CD-ROM

Anderson AC, Poulsen KB. Anderson´s electronic atlas of hematology (CD-ROM), Philadelphia: Lippincott, Williams &Wilkins; 2002.

Artículo de revista en Internet

Abood S. Quality improvement initiative in nursing homes: the ANA acts in an advisory role. Am J Nurs [serie en Internet]. 2002 jun [citado 12 de agosto de 2002];102(6). Disponible en: http://www.nursinworld.org/AJN/2002/june/Wawatch,htm

Monografía en Internet

Foley KM, Gelban H, editors. Improving palliative care for cancer [monografía en Internet], Washington: National Academy Press; 2001 [citado 9 de julio de 2002]. Disponible en:   http://www.nap.edu/books/0309074029/html/

Página principal de un sitio web

Cancer-pain.org [homepage en Internet]. New York: Association of Cancer Resources, Inc; c2000-01; actualizado 16 de mayo [citado 19 de julio de 2002]. Disponible en: http://www.cancer-pain.org/

Página web en un sitio web

American Medical Association [homepage en Internet], Chicago: The Association: c1995-2002; actualizado 23 de agosto de 2001 [citado 12 de agosto de 2002). AMA Office of Group Practice Liaison. Disponible en:                                                  http://www.amaassn.org/ama/pub/category/1736htm

Trabajos no publicados:

En prensa. (Se prefiere el término ‘’De próxima aparición’’ (Forthcoming) en lugar de ‘’En prensa’’ (In Press) porque no todos los artículos serán impresos)

Tian D, Araki H, Stahl E, Bergelson J, Kreitman M. Signature of balancing selection in Arabidopsis. Proc  Natl  Acad  Sci USA. Forthcoming 2002.

Tablas, modelos y  anexos:

Se presentarán en hojas aparte, en forma vertical, numeradas consecutivamente y mencionadas en el texto. Las tablas se ajustarán al formato de la publicación y la Editorial Ciencias Médicas podrá modificarlas si estas presentaran dificultades técnicas. Deben presentarse en forma tabulada (cada dato en una celda).

Figuras:

Las fotografías, gráficos, dibujos, esquemas, mapas, salidas de computadoras, otras representaciones gráficas y fórmulas no lineales, se  denominarán figuras, y tendrán numeración arábiga consecutiva. Las figuras deben ser originales. En caso de utilizar alguna imagen de otra publicación, el autor deberá solicitar los permisos correspondientes de la editorial propietaria de las imágenes y consignar la fuente. Los gráficos se utilizarán como una alternativa a las tablas, y nunca duplicar la información en tablas y gráficos. Las imágenes de las figuras se entregarán en los formatos JPG  y GIF. Las figuras deben tener una resolución mínima de 300 dpi. Los gráficos y esquemas deberán presentarse en un formato editable. Todos deberán tener la calidad adecuada, y no deberán superar los 800 píxeles de ancho. Si alguna de las fotografías  identifica al paciente, tiene que tener consentimiento  informado de los padres. Si  el paciente tiene más de 17 años debe aparecer el  consentimiento informado del paciente. Los pies de las figuras se confeccionarán en página aparte a 2 espacios.

SISTEMA DE EVALUACIÓN

Todos los artículos se someten a un proceso de evaluación por  pares  a  ciegas. Los autores desconocen quiénes evalúan sus  trabajos Sin embargo los revisores conocen la identidad de los autores.

Se realiza la revisión de todos los trabajos que se han aceptado por el Comité Editorial. Cada artículo se somete a la consideración de dos especialistas con amplia experiencia en el contenido de los artículos. Cuando ambos especialistas difieren en sus criterios, se busca la opinión de un tercero, para elaborar un veredicto final de aceptación o rechazo del trabajo. No obstante, la decisión final de la publicación del artículo corresponde al Comité  Editorial, independientemente de la decisión de los árbitros.

El proceso de evaluación no  excederá los 90 días hábiles. En este plazo los autores serán informados sobre la decisión editorial.

CRITERIOS PARA LA  AUTORÍA

El Comité Internacional de Editores de Revistas Médicas recomienda los siguientes criterios para la autoría:

  • Las aportaciones importantes a la idea y diseño del estudio, o a la recogida de datos, o al análisis e interpretación de datos.
  • La redacción del borrador del artículo, o la revisión crítica de su contenido intelectual sustancial.
  • La aprobación final de la versión que va a publicarse.

CONSIDERACIONES  ÉTICAS

Las investigaciones  que se presenten deberán cumplir con todas las declaraciones éticas para los estudios en humanos (Declaración de Helsinki)  http://bvs.sld.cu/revistas/recursos/helsinki.pdf

Se debe  manifestar en  el epígrafe de  Métodos que el protocolo de investigación y  el consentimiento  informado fueron  aprobados por el correspondiente Comité de Ética de su centro hospitalario.

CONFLICTO DE INTERESES

Los autores deberán declarar, de forma obligatoria, la presencia o no de conflictos de intereses en relación con la investigación presentada.

DERECHOS DE AUTOR

Esta revista está disponible en Acceso  Abierto sin restricciones, dando cumplimiento a la política internacional sobre el acceso abierto a la información. Los criterios que aquí se exponen pueden ser utilizados sin fines comerciales, siempre y cuando se haga referencia a la fuente primaria.

ENVÍO DE LOS ARTÍCULOS

El envío de documentos debe hacerse a través del Sistema de Gestión Editorial de la revista en:

http://www.revpediatria.sld.cu/index.php/ped/about/submissions#onlineSubmissions

ACLARACIÓN FINAL:

Los trabajos que no se ajusten a estas Instrucciones, se devolverán a los autores. Los aceptados se procesarán según las normas establecidas por la Editorial Ciencias Médicas. Para facilitar la elaboración de los artículos, se orienta a los autores consultar  los requisitos uniformes antes señalados. Para su reproducción total o parcial deberá mencionarse la revista de origen y enviar 2 ejemplares a nuestra redacción.

Lista preliminar para la preparación de envíos

Como parte del proceso de envíos, los autores/as están obligados a comprobar que su envío cumpla todos los elementos que se muestran a continuación. Se devolverán a los autores/as aquellos envíos que no cumplan estas directrices.

  1. El envío no ha sido publicado previamente ni se ha sometido a consideración por ninguna otra revista (o se ha proporcionado una explicación al respecto en los Comentarios al editor/a).
  2. El archivo de envío está en formato OpenOffice, Microsoft Word, RTF o WordPerfect.
  3. Siempre que sea posible, se proporcionan direcciones URL para las referencias.
  4. El texto tiene un interlineado sencillo, un tamaño fuente de 12 puntos, se utiliza cursiva en lugar de subrayado (excepto en las direcciones URL), y todas las ilustraciones, figuras y tablas se encuentran colocadas en los lugares del texto apropiados, en vez de al final.
  5. El texto reúne las condiciones estilísticas y bibliográficas incluidas en Pautas para el autor/a, en Acerca de la revista.
  6. En el caso de enviar el texto a la sección de evaluación por pares, se siguen las instrucciones incluidas en Asegurar una evaluación anónima.

Declaración de privacidad

Los nombres y las direcciones de correo electrónico introducidos en esta revista se usarán exclusivamente para los fines establecidos en ella y no se proporcionarán a terceros o para su uso con otros fines.

INSPIRE: Siete estrategias para poner fin a la violencia contra los niños y las niñas

Filed under: Noticias,violencia intrafamiliar — febrero 19th, 2017 — 0:18 — prevemi

inspireImagine que al despertar esta mañana hubiera escuchado en las noticias el anuncio de que los científicos han descubierto una nueva enfermedad a la cual están expuestos cada año hasta mil millones de niños y niñas en todo el mundo. Imagine que, como consecuencia de ella, estos niños quedarán expuestos por el resto de su vida a un mayor riesgo de padecer enfermedades mentales y trastornos de ansiedad, enfermedades crónicas como las cardiopatías, la diabetes y el cáncer, enfermedades infecciosas como la infección por el VIH y problemas sociales como la delincuencia y el abuso de drogas.

Leer el artículo completo en Infomed, en http://www.sld.cu/anuncio/2017/02/16/inspire-siete-estrategias-para-poner-fin-la-violencia-contra-los-ninos-y-las-nina

Nota: imagen obtenida del mismo sitio.

20 de febrero: Día Mundial de la Justicia Social

Filed under: efemerides — febrero 15th, 2017 — 19:56 — prevemi

20 de febrero: Día Mundial de la Justicia Social
La justicia social es un principio fundamental para la convivencia pacífica y próspera, dentro y entre las naciones. Defendemos los principios de justicia social cuando promovemos la igualdad de género o los derechos de los pueblos indígenas y de los migrantes.

Ver la efeméride completa en: http://www.un.org/es/events/socialjusticeday/

Nota: imagen obtenida de: http://www.un.org/es/events/socialjusticeday/images/homepage_2013.jpg

Cuidado con el castigo

Filed under: Para la familia,Para profesores — febrero 15th, 2017 — 1:56 — prevemi

El castigo es posiblemente una de las prácticas más utilizadas en el seno de la familia. Son diversos los que se emplean como “estrategia educativa”. Sin embargo, el uso sistemático del castigo como acción correctora principal puede acarrear consecuencias negativas que deben evitarse.

Por: Dionisio F. Zaldívar Pérez

Entendemos por castigo cualquier acción que ejecuta una persona, y que causa la aversión del que la recibe, empleado como elemento correctivo o de control con la finalidad de eliminar una conducta o comportamiento molesto o inadecuado.

Entre los castigos más frecuentes se encuentran:

El tiempo fuera (sacar o prohibir al sujeto permanecer en el lugar o contexto donde ha exhibido una conducta considerada molesta o inapropiada enviándolo a dormir, etc.)

El retiro de reforzadores o estímulos positivos (prohibición de ver la TV, de salir a jugar con los amigos, etc.)

El castigo físico (que por supuesto no tiene nada de educativo).

Las causas más frecuentes por las cuales se castiga a un niño son: desobedecer las órdenes o indicaciones de los adultos; actividad excesiva del niño (hiperactividad) que resulta molesta para los adultos; rebeldía (actitud desafiante ante los padres u otros adultos); mala comunicación padres-hijos; irritabilidad, frustración o malestar de los padres.

Es posible que las causas que explican el uso extendido del castigo estén relacionadas con su aparente eficacia y rapidez para controlar o detener el comportamiento inadecuado o molesto. Sin embargo, sobran los ejemplos de niños que a pesar de haber recibido castigo, incluso físico, por mostrar determinados comportamientos, siguen exhibiéndolo tan pronto se presenta la ocasión.

Diversos estudio han mostrado que los efectos supresores del castigo resultan momentáneos, que este no provoca el desaprendizaje del comportamiento castigado, ni ofrece en su lugar otra alternativa más adecuada por lo que en la primera ocasión se activa nuevamente.

El uso sistemático del castigo como acción correctora principal puede acarrear consecuencias negativas, entre las que podemos señalar: daño a la autoestima del niño, quien llega a desvalorizarse (baja autoestima); aparición de estados de tensión, estrés y agresividad; déficit de atención; pérdida de confianza en los padres; ansiedad o culpa de alguno de los miembros de la familia; y empleo de la mentira como medio de evitar el castigo.

Como pueden observarse, si bien el castigo aparece como una “rápida solución” a los problemas de comportamiento infantil, sus efectos no son permanentes y por lo general provocan más daño que beneficio.

Educar requiere paciencia y poder mostrar al educando las alternativas de comportamientos más efectivos, lo que se logra en primer lugar con el propio ejemplo de los padres, la adecuada comunicación con el niño, la exigencia apropiada, pero siempre con amor, con el uso de argumentos directos y lógicos que inviten al niño a reflexionar sobre las consecuencias de su comportamiento, no solo para él, sino también en las afectaciones que pueden provocar en los demás.

El castigo físico nunca puede considerarse como una acción educativa. Por el contrario, es generador de agresividad y aprendizaje de comportamientos violentos que serán mostrados más allá del contexto familiar, ya que pueden afectar no sólo el comportamiento psicológico del individuo, sino también el social.

Los padres que castigan físicamente a sus hijos están contribuyendo a la reproducción de conductas violentas en el ámbito de la sociedad e inducen al uso de la violencia como forma de ejercer el control sobre otros.

Educar es dialogar, es persuadir, es enseñar con el ejemplo. Agote estos recursos antes de imponerles un castigo sus hijos, estos y la sociedad se lo agradecerán.

Tomado de la sección Salud del periódico Trabajadores.

Obtenido de http://www.sld.cu/saludvida/jovenes/temas.php?idv=6200

Los piercing orales y sus complicaciones en estomatología

Filed under: adolescencia,Publicaciones nacionales — febrero 13th, 2017 — 14:12 — prevemi

Los piercing orales se han convertido en una moda, la práctica de su colocación en diferentes zonas del cuerpo es muy antigua, se observan diversos tipos y se colocan en labios, lenguas, mejillas y otras partes, la forma vertiginosa en que se ha incrementado su uso en la sociedad actual motivó esta investigación.

El impacto negativo de las tecnologías en los adolescentes y jóvenes

Filed under: adolescencia,Noticias — febrero 13th, 2017 — 13:50 — prevemi

El desarrollo de la ciencia y la tecnología es omnipresente en la sociedad actual, desde lo económico y lo político hasta lo psicosocial,  la vida íntima de las personas, los patrones de consumo, la reproducción humana, la extensión de la vida y sus límites con la muerte. Hoy  un mensaje de texto llega y el teléfono celular suena. El artículo El impacto negativo de las tecnologías en los adolescentes y jóvenes es una revisión bibliográfica sobre ese tema.

Conocimientos sobre maltrato infantil en madres de escolares

Filed under: Publicaciones nacionales — febrero 12th, 2017 — 5:03 — prevemi

El maltrato infantil es un hecho relevante para todos los sistemas de salud en el mundo, por las secuelas y el impacto emocional que ocasiona. En este artículo cubanos los autores tuvieron como abjetivo caracterizar el nivel de conocimiento que tienen las madres de escolares del consultorio médico de familia 13 del área de salud Aguada de Pasajeros acerca del maltrato infantil.

Leer el artículo completo en http://www.revmgi.sld.cu/index.php/mgi/article/view/148/48

Violencia intrafamiliar: un análisis desde la psicología humanista

Filed under: Tema de actualización,violencia intrafamiliar — febrero 8th, 2017 — 0:33 — prevemi

Revista del Hospital Psiquiátrico de La Habana

Violencia intrafamiliar: un análisis desde la psicología humanista. Dr.C. Jesús Dueñas Becerra. Rev. Hosp. Psiquiátrico de la Habana 2013, 10(1). Disponible en: http://www.revistahph.sld.cu/hph0113/hphrev2-1-13.html

RESUMEN

En este artículo, se define la violencia intrafamiliar y son evocados los factores multicausales que pueden generarla en el seno de la célula fundamental de la sociedad. Por otro lado, se hace un análisis in extenso de los diferentes tipos de violencia (física, psicológica, verbal, sexual u otras), que, en el núcleo familiar, se puede ejercer sobre los miembros más vulnerables: niños, adolescentes y personas de la tercera edad. Por último, se ofrece una guía metodológica (no una receta culinaria), recomendada por expertos del Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociológicas (CIPS), de la Academia de Ciencias de Cuba, para evitar —hasta donde sea humanamente posible— el uso de la violencia intrafamiliar en cualesquiera de sus manifestaciones.

Palabras clave: violencia social, violencia intrafamiliar, Psicología Humanista, Psicoanálisis Ortodoxo

6 de febrero: Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina

Filed under: efemerides — febrero 1st, 2017 — 19:46 — prevemi

6 de febrero: Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina
La solidaridad es uno de los valores fundamentales y universales en que deberían basarse las relaciones entre los pueblos en el siglo XXI. Por ese motivo, la Asamblea General decidió proclamar el 20 de diciembre de cada año Día Internacional de la Solidaridad Humana.

Ver la efeméride completa en: http://www.un.org/es/events/femalegenitalmutilationday/

Ese niño es imposible

Filed under: Para la familia — enero 31st, 2017 — 1:57 — prevemi

La conducta infantil está multideterminada y el comportamiento de un niño tiene muchas más causales que el rigor o no rigor educativo que pueden emplear los padres. Factores genéticos, temperamentales, la apariencia física, las habilidades intelectuales, etcétera, son elementos del propio niño que pueden constituir un fértil terreno para la instauración de dificultades en su comportamiento.

“¡Qué niño más majadero!”, “¡El chiquillo ese es una pesadilla!”, “¡qué criatura más imposible!”, “¡qué fiñe más pesao!” A pesar de que mayoritariamente los niños reciben estas valoraciones de manera ocasional, que después no se repite, hay niños que son objeto frecuente de ellas pues su comportamiento es habitualmente censurado por los que lo rodean, debido al malestar que provocan.

Por: Miguel Ángel Roca Perara

¿Cuántas veces, no ha escuchado usted expresiones similares? Posiblemente en muchas ocasiones, aunque la mayoría de las veces los niños reciben estas valoraciones situacionalmente, como consecuencia de un comportamiento no adecuado o no bien visto por los que están a su alrededor, que después no se repite y no tiene mayores implicaciones. Sin embargo, hay niños que son objeto regular de ellas, pues su forma de actuar, casi siempre, es censurada por los que lo rodean, dado el malestar que generan.

En estrecha relación aparecen también juicios y valoraciones sobre la responsabilidad de los padres en la aparición y manifestaciones de los indeseados comportamientos y son frecuentes expresiones tales como: “¡los padres tienen la culpa por malcriarlos tanto!”, “¡qué clase de padres debe tener, que mira como lo tienen!”, “¡qué flojos deben ser tus padres!” Visto así todo parece conformar una vieja aseveración que dice: “niño con problemas… ¡familia con problemas!”

Es indiscutible el papel de la familia en la aparición de trastornos y dificultades en el comportamiento infantil; el déficit de habilidades educativas y los conflictos interpersonales entre los padres influyen negativamente sobre los menores en el establecimiento de límites y el autocontrol de la conducta. Pero establecer esta relación de manera lineal es simplificado y apresurado, y conduce a sentar a los padres en el banquillo de los acusados.

La conducta infantil está multideterminada y el comportamiento de un niño tiene muchas más causales que el rigor o no rigor educativo que pueden emplear los padres. Factores genéticos, temperamentales, la apariencia física, las habilidades intelectuales, etcétera, son elementos del propio niño que pueden constituir un fértil terreno para la instauración de dificultades en su comportamiento.

Es este el momento de abordar el asunto con una visión circular en el sentido de ver cómo el tener en el hogar un niño con severas dificultades de conducta afecta muy seriamente la dinámica familiar. No por gusto en ocasiones se ha afirmado que los padres de estos niños son padres “bajo asedio”, cuyas vidas giran, casi en su totalidad, en torno al problema de conducta del niño. Viven siempre aprehensivos, pendientes de que el niño no rompa algo, de que no hurte algún objeto, de que cumpla sus deberes, de que no se faje con otros niños, de que sea respetuoso… y ante el más mínimo fracaso en estos propósitos, lo sienten como una falla personal, como una sensación de ineficacia que se convierte en una extraña mezcla de hostilidad y compasión hacia el niño…, lo que agudiza su comportamiento indeseado. Vivencian muy intensamente el rechazo y la desaprobación de los demás, incluidos los familiares cercanos, llegando a sentirse estigmatizados. Sólo a modo de ejemplo, los padres de niños “normales” les prohíben la compañía con el niño “imposible”. Cuando así ocurre, los padres no sólo se retraen de la vida social, sino que desarrollan un reactivo sentimiento de protección excesiva hacia el niño, y crean condiciones que incrementan el comportamiento indeseado, confirman las opiniones de los demás en torno a su responsabilidad, y agudizan aún más la situación de estigmatización.

Como consecuencia de lo anterior se genera una hipersensibilidad en la vida familiar, que conduce a frecuentes conflictos entre sus miembros por las más insignificantes razones: los hermanos se sienten desatendidos, los padres pelean y llegan a separarse, el trato ofensivo e irrespetuoso llega a legitimarse… y nuevamente como consecuencia se agudizan las manifestaciones de conductas indeseadas.

No es mi pretensión legalizar y contemplar pasivamente el comportamiento indeseado de un niño, pero sí llamar la atención sobre el hecho de que tenemos posibilidades de contribuir a su mejoría y progresiva adaptación social: los padres deben buscar la ayuda profesional calificada, los familiares deben convertirse más en colaboradores que en jueces o fiscales, los maestros deben asumir como un desafío la correcta educación (¡o reeducación!) de estos niños, la comunidad debe contribuir a que los padres no se sientan aislados ni el niño “etiquetado”.

La palabra “imposible” es demasiado condenatoria para el encanto del mundo infantil. Si todos trabajamos de conjunto en aras de su bienestar, siempre será posible sacar a la luz todo lo que hay de bueno en un niño y hacer de él una persona socialmente útil.

Tomado de la sección Salud del periódico Trabajadores.

Obtenido de http://www.sld.cu/saludvida/jovenes/temas.php?idv=6204

El embarazo en la adolescencia desde las perspectivas salud y sociedad

Filed under: adolescencia,Publicaciones nacionales — enero 25th, 2017 — 4:47 — prevemi

El embarazo en la adolescencia es un problema importante para los profesionales de la salud, ya que en este período tiene importantes consecuencias sociales y de salud sobre la madre adolescente y su hijo. Este artículo cubano publicado en el 2016 tuvo como objetivo analizar la repercusión del embarazo en la adolescencia desde las perspectivas de salud y sociedad.

Puede leerlo completo en: http://www.revmgi.sld.cu/index.php/mgi/article/view/225/70

Older Posts »