Tag Archive 'olfato'

Jueves 5 / septiembre / 2013

Nueva terapia para volver a oler

Filed under: ORL al día — Oreste González Torres — septiembre 5th, 2013 — 0:32

En estudios con ratones, científicos de una universidad estadounidense lograron por primera vez restaurar el sentido del olfato con una terapia que podría beneficiar a la gente que nace con anosmia congénita, la incapacidad de detectar olores.

El tratamiento fue probado con ratones que nacieron con la enfermedad genética, la cual afecta las vellosidades microscópicas del organismo -los llamados cilios- que se encargan de detectar los compuestos químicos en el aire.

El hallazgo, afirman los investigadores en la revista Nature Medicine, podría conducir a tratamientos para todas las enfermedades causadas por problemas en los cilios, que en los humanos pueden conducir a ceguera, sordera y enfermedad renal.

Los cilios son estructuras similares a vellosidades que se encuentran dentro de muchos tipos de células.

Cuando su función se deteriora se producen las llamadas ciliopatías, que son enfermedades que muchas veces son mortales o que provocan incapacidad grave.

Una de éstas es la anosmia congénita, que provoca la inhabilidad permanente para oler.

La nueva investigación, dirigida por científicos de la Universidad de Michigan, investigó a ratones nacidos con una mutación en el gen Ift88 la cual significaba que los animales tenían problemas para producir cilios y no podían detectar olores.

Los científicos crearon un virus capaz de infectar a las células con una versión funcional del gen Ift88.

El virus fue inyectado en la nariz de los ratones durante tres días consecutivos y esto logró restaurar los cilios y el sentido del olfato de los animales.

“El uso de terapia genética en un modelo de ratones con disfunción de los cilios nos permitió rescatar y restaurar la función olfatoria, el sentido del olfato” explica el doctor Jeffrey Martens, profesor de farmacología de la Universidad de Michigan y principal autor del estudio.

“Esencialmente, entrenamos a las neuronas que se encargan de transmitir el sentido del olfato para que volvieran a producir los cilios que habían perdido” agrega.

“Estos resultados pueden conducir a una de las primeras opciones terapéuticas para tratar a la gente con anosmia congénita”. Dr. James Battey

El investigador subraya que todavía hará falta llevar a cabo muchas más investigaciones para poder contar con un tratamiento para humanos.

Pero se espera eventualmente poder contar con una terapia para la gente que ha perdido el sentido del olfato debido a este trastorno genético.

Además, dicen los científicos, el estudio ofrece información valiosa sobre la anosmia a nivel celular.

El profesor Philip Beales de la Universidad de Londres, quien participó en el estudio, explica a la BBC que éste “es una prueba de concepto que ha demostrado que podemos restaurar la función del gen en esas células, producir las proteínas adecuadas, producir cilios y hacer que funcionen como se espera”.

En este estudio los ratones lograron posteriormente usar el olfato para detectar alimentos.

Pero los científicos esperan poder usar un enfoque similar que pueda ser utilizado para corregir los síntomas de estos trastornos.

Según el doctor James Battey, director del Instituto Nacional para Sordera y Otros Trastornos de Comunicación de Estados Unidos, que financió parcialmente el estudio, “estos resultados pueden conducir a una de las primeras opciones terapéuticas para tratar a la gente con anosmia congénita”.

“También se espera que el hallazgo conduzca a nuevos enfoques terapéuticos para tratar enfermedades que involucrar la disfunción de los cilios en otros sistemas orgánicos, muchos de los cuales pueden ser fatales si no se les trata” agrega.

La anosmia no sólo es causada por una mutación genética.

Mucha gente pierde la capacidad de oler debido a la edad avanzada, una lesión en la cabeza o problemas de sinusitis crónica. 5 de septiembre de 2012

DiarioSalud.Net

Comentarios desactivados

Viernes 2 / agosto / 2013

El sentido del olfato viene determinado por los genes

Filed under: ORL al día — Oreste González Torres — agosto 2nd, 2013 — 11:41

Las diferencias genéticas al parecer explican por qué algunas personas pueden oler ciertos olores y otras no, afirman los investigadores.

Con la ayuda de 10 olores distintos, los investigadores realizaron pruebas de sensibilidad del olfato a casi 200 personas y luego analizaron el ADN de los participantes. En cuatro de los olores que se usaron en las pruebas, había un vínculo entre la sensibilidad del olfato y ciertas variantes genéticas.

Los cuatro olores son de malta, manzana, queso azul y violetas, según los hallazgos, publicados en la revista Current Biology (doi:10.1016/j.cub.2013.07.031).

“Nos sorprendió ver cuántos olores tenían genes asociados con ellos. Si esto se extiende a otros olores, entonces podríamos esperar que todos tuvieran su propio rango de olores a los que son sensibles”, afirmó en un comunicado de prensa de la revista el colíder del equipo de investigación, Jeremy McRae, de Plant and Food Research en Nueva Zelanda.

“Estos olores se hallan en los alimentos y en las bebidas con los que la gente se encuentra cada día, como en los tomates o las manzanas. Esto podría significar que cuando las personas se sientan a comer, cada una de ellas lo vive de manera personalizada”, afirmó McRae.

McRae y sus colaboradores también hallaron que la capacidad de las personas de oler estos cuatro olores era la misma en todo el mundo. Eso significa que alguien en Asia tiene tantas probabilidades de ser capaz de detectar uno de estos olores como alguien en África o Europa.

La capacidad de oler uno de estos olores no predice la capacidad de oler los otros, según halló también el estudio. Así que, si a alguien se le da bien oler el queso azul, no quiere decir que se le dará bien oler una manzana que tenga al lado.

Las variantes genéticas que afectan la capacidad de oler estos cuatro olores están en o cerca de genes que codifican los receptores olfativos. Los investigadores explicaron que las moléculas receptoras del olfato están situadas en la superficie de las células nerviosas sensoriales de la nariz. Cuando ciertos compuestos químicos flotan en el aire, las células nerviosas envían una señal al cerebro y eso resulta en la percepción de un olor.

Richard Newcomb, colíder del proyecto, afirmó que saber los compuestos que las personas pueden percibir de los alimentos, además de otros productos, ejercerá una influencia en el desarrollo de los futuros productos. “Las compañías podrían querer diseñar alimentos destinados a personas en función de su sensibilidad, y básicamente elaborar alimentos y otros productos personalizados según su gusto y su olfato”, indicó en el comunicado de prensa. agosto 2/2013  (HealthDay News)

Jeremy F. McRae, Sara R. Jaeger, Christina M. Bava, Michelle K. Beresford, Denise Hunter, Yilin Jia. Identification of Regions Associated with Variation in Sensitivity to Food- Related Odors in the Human Genome.Current Biology,  Ago 1, 2013

Noticias. Al Día

No responses yet