Editorial del Proyecto Internacional Susy Safe

Posted at — Oreste González Torres — febrero 13th, 2011 — 1:35 under General

La ocurrencia y alojamiento de un cuerpo extraño (CE) en la práctica otorrinolaringológica es un serio y común problema entre los pacientes de edad pediátrica.

La asfixia provocada por la aspiración de cuerpos extraños (CE) en las vías respiratorias es una de las principales causas de muerte en niños por debajo de los 14 años. El número estimado de incidentes al año, en niños de 0-14 años, en la Unión Europea (UE) es de 50 000 (10% fatales). Cerca de 10 000 involucran objetos inorgánicos, productos industriales y de plástico, piezas metálicas, monedas y juguetes. De estos últimos (2000 por año), el 1% son fatales. El costo (en términos de pérdida de vidas), para la UE y sólo por lesiones causadas por productos industriales, es de casi 5000 millones de euros cada año.

La mayoría de los accidentes por CE ocurren bajo la supervisión de adultos y existen patrones geográficos relacionados con las condiciones socioeconómicas de las familias. La aspiración de cuerpos extraños en las vías aéreas es un accidente que ocurre frecuentemente en el hogar, en especial en niños menores de tres años y puede ocasionar su fallecimiento en el momento de la aspiración. Si este accidente pasa desapercibido, evoluciona a la cronicidad dando lugar a alteraciones anatomo-funcionales que son irreversibles dependiendo de su localización y el tiempo de permanencia del cuerpo extraño en la vía aérea. Es una patología que se presenta en todos los países y la frecuencia depende del grado de cultura médica, ya que pueden prevenirse en la mayor parte de casos si se tienen en cuenta los factores que contribuyen a su presentación y lo que procede hacerse si éste llega a suceder.

El material aspirado varía de acuerdo a la ubicación geográfica, costumbres y ambiente de donde procede el niño. La naturaleza de los cuerpos extraños es también distinta, de acuerdo a la edad. En el lactante son generalmente fragmentos alimentarios u otros objetos que el niño se lleva a la boca.

El preescolar que sufre este accidente, se encuentra en general desarrollando actividad física, mientras mantiene alimentos u objetos dentro de la boca6. El escolar, puede aspirar los diferentes cuerpos extraños al imitar malos hábitos de sus mayores (tapiceros o modistas), que mantienen parte de sus elementos de trabajo en la boca en presencia de los niños.

Distinto de los cuerpos extraños inhalados dentro de las vías respiratorias bajas, la presencia de un cuerpo extraño en el oído o en la nariz no es usualmente amenazante para la vida de los pacientes pero podría resultar en una significativa morbilidad

Por su parte la inserción de un cuerpo extraño en el canal auditivo externo (CAE) no es infrecuente en la emergencia médica y puede resultar en una morbilidad significativa. Esta afirmación es particularmente verdadera en los niños por el pequeño tamaño de la anatomía del CAE y la delicada piel del mismo 

En los años recientes una renovada atención se ha enfocado en la epidemiologia del CE nasal haciendo énfasis en las características del CE así como en el manejo de los casos.

Dos cuestiones principales limitan la comprensión y la prevención de los accidentes por CE, primero, no hay datos disponibles con el grado de detalle necesario para la vigilancia activa y con fines de análisis de riesgos y, segundo, existe un subregistro importante de las lesiones, pues no se informan adecuadamente las resueltas espontáneamente o sin complicaciones.

Con el objetivo primordial de establecer un verdadero control de las lesiones debidas a la ingestión, aspiración e inserción de CE nos ha hecho un llamado el Proyecto Internacional Susy Safe (Susy Safe Project-http://www.susysafe.org/) Esta iniciativa financiada por la Dirección General de Salud y Protección al consumidor de la Comunidad Europea (DGSANCO) y el Ministerio Italiano de la Industria está integrado por más de 26 países y más de 60 instituciones médicas del mundo.

La pretensión es establecer un registro para controlar las lesiones debidas a cuerpos extraños (CE) mediante la recopilación de datos en todos los países, con el fin de proporcionar un análisis de riesgo para los diferentes CE causantes de la lesión y brindar información accesible para los profesionales y ciudadanos de cada país. Creemos sólidamente que nuestro Sistema Nacional de Salud Pública con el apoyo de la Sociedad Cubana de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello cuenta con los instrumentos necesarios para trabajar en este proyecto de investigación y obtener un registro propio de las lesiones provocadas por los CE en la esfera otorrinolaringológica.

Fuente: Susy Safe Project

No responses yet