Otitis Media Crónica Colesteatomatosa del O.I

Posted at — Oreste González Torres — febrero 19th, 2011 — 0:22 under Imagen y diagnóstico

Paciente de 35 años de edad que refiere supuración del oído izquierdo desde la infancia, fue operado del septum nasal y adenoamigdalitis crónica. Actualmente presenta supuración purulenta fétida del O.I.

Examen físico:
Nariz:  Pequeña cresta inferior.
N.F:      Normal.
Faringe: Amigdalectomizado.
Laringe: Normal.
O.D:   Membrana timpánica retraida.
O.I:   Interprete la imagen.  Descríbala

Audiometría:   O.I.  Hipoacusia mixta de 40 db.
O.D. Hipoacusia conductiva de 20 db.

Colaboración:
Dr. Antonio Paz Cordovés. Hospital clínico-quirúrgico “Hermanos Ameijeiras”
Dra. Elisa Leyva Montero. Hospital clínico-quirúrgico “Hermanos Ameijeiras”

Impresión Diagnóstica: Otitis Media Crónica Colesteatomatosa del O.I

Tratamiento recomendado: Aticoantromastoidectomia a demanda con scutumplastia y reconstrucción de pared posterior y relleno de cavidad.

Información complementaria:
El colesteatoma del oído medio conceptualmente es un seudotumor formado por múltiples
capas epiteliales concéntricas (epidermosis), en cuyo interior se encuentran cristales de
colesterina, de ahí su nombre. Su crecimiento se efectúa por acumulo de capas que
comprimen el hueso circundante y por la acción química de la propia colesterina, dicho
crecimiento al destruir el hueso temporal dará origen a la aparición de múltiples
complicaciones.

Existen colesteatomas secundarios y primarios:
El secundario aparece en el curso de una supuración crónica debido a la penetración de
continuidad en la membrana timpanal de tipo epitimpánica o marginal, aún está en discusión
si también puede ser originado por una metaplasia epitelial, estimulada por la infección
crónica.
En el caso del colesteatoma primario (el cual tiene que diferenciarse del colesteatoma
genuino o margarinoma de Virchow que es congénito y puede verse en cualquier hueso
craneal), no tendremos el antecedente de otorrea, y aparece siempre en el epitímpano para
extenderse a otras partes del temporal, este tipo de colesteatoma se produce por una mala
ventilación del ático, bien sea en la bolsa de Prussak o en la de von Tröslch, condicionada o
no por un tabicamiento con la caja timpánica adquirido o congénito (pliegue, cuerda, tendón),
lo cierto es que el ático se ventila, se produce la retracción de éste y la invaginación de la
piel del epitímpano en el oído medio.
En estudio radiográfico, en la clásica vista de Schüller, podremos observar en casi 20% de los
enfermos el signo del colesteatoma, dado por una osteolisis redondeada, rodeada de un halo
de osteítis condensante, el colesteatoma se presenta mayoritariamente en apófisis mastoides
del tipo esclerótica o diploica y excepcionalmente en las neumatizadas.
Complicaciones: Al igual que las de las otitis medias agudas van a ser extracraneales
(laberintitis, parálisis facial periférica, mastoiditis agudas en sus diversos tipos) e
intracraneales (meningitis, abscesos cerebrales y cerebelosos, tromboflebitis del seno lateral),
también las paquimeningitis y abscesos extradurales se presentan más en estos procesos
crónicos que en los agudos.

Conducta a seguir:
Como norma básica, toda otitis media osteítica, con o sin colesteatoma, siempre será
quirúrgica debido a sus potenciales y graves consecuencias.
Insistimos en la importancia de un diagnóstico temprano para su mejor curación, mientras
más crónico es el proceso, más difícil será técnicamente la eliminación quirúrgica de todos los
focos, y tendrá que ser sacrificada por el cirujano mayor cantidad de elementos osiculares, de
manera que resulta mucho más difícil la reconstrucción del mecanismo de transmisión de los
sonidos; por otra parte la presencia de una OMCO es una amenaza potencial para la vida del
paciente por las graves complicaciones que inexorablemente ocasionará si no es operada.

Fuente:
1. Temas de ORL-Oscar Arbesun – Enfermedades del oído medio
2. Cirugía: V Otorrinolaringología – Oído medio

No responses yet