Profesor. Armando J. Figueroa Hernández

Posted at — Oreste González Torres — febrero 14th, 2011 — 19:12 under Nuestro homenaje

Profesor. Armando J. Figueroa HernándezNacido el 8 de febrero de l943 en el pueblo de Santo Domingo, antigua provincia de Las Villas, donde cursa sus estudios primarios; al finalizar el sexto grado ingresó en el Instituto de Segunda Enseñanza de Sagua la Grande de la misma provincia, destacándose en sus labores de la asociación de alumnos y luchas estudiantiles, sus cualidades docentes lo acreditan para cursar la carrera de medicina en la Universidad de la Habana, única en Cuba en aquella época.

Laboró con la FEU en múltiples tareas, participando además en deportes y un grupo de música POP ganador de diferentes premios en festivales universitarios. Participó en todas las tareas asistenciales, laborales, docentes, políticas e ideológicas orientadas durante la carrera. Fue escogido para realizar el Internado Vertical en la especialidad de Otorrinolaringología, bajo la tutoría del Dr. Horacio Escobar, en el Hospital General “Calixto García”  de la Ciudad de la Habana,  donde culminaron sus estudios de pregrado (año 1968).

Fue designado en su postgrado para laboral como médico general en la ciudad de Camagüey en el año 1968, donde ejerce funciones de Otorrinolaringólogo en el Hospital Provincial Docente Clínico Quirúrgico “Dr. Manuel Ascunse Domenech”. A los tres meses de vida laboral, fue designado por la Dirección Provincial de Salud,  Jefe del Grupo Provincial de Otorrinolaringología, desde entonces cumplió funciones administrativas y asistenciales en el Hospital Provincial Docente Pediátrico, Hospital de Neumología “Amalia Simoni” y Hospital Militar de dicha ciudad, controlando los servicios de la Ciudad de Ciego de Ávila y Morón, siendo promotor de la fundación de los servicios de Endoscopía, Audiología, Foniatría y rehabilitación.

Al fin de sus labores como postgraduado; en el año 1970 fue propuesto por el Dr. Horacio Escobar (Jefe del Grupo Nacional de Otorrinolaringología) y el Vice Ministro de Asistencia Médica en funciones, para retrasar el ejercicio de su Residencia en la Especialidad y pasar a laboral como médico general en funciones de especialista y docente en la ciudad de Ciego de Ávila, en la que finalmente ejerce funciones de Jefe del Servicio de la Especialidad en dicho Hospital Provincial durante dos años más, fortaleciendo los  servicios de endoscopía, audiología, foniatría y rehabilitación, ya creados.
Se le otorga la residencia en la especialidad el año 1972, la cual realiza en los Hospitales Docentes del Instituto de Ciencias Médicas de Villa Clara, terminando la residencia con un ejercicio docente realizado por un Tribunal Estatal de Ciudad de la Habana en el año l975, en el que obtuvo resultados sobresalientes.

Sus primeros años de especialistas fueron en la ciudad de Sancti Spiritus, siendo pionero de la otocirugía en esa provincia con resultados satisfactorios, que según referencias, aún perduran. En esa etapa colabora activamente en la docencia de enfermería ocupando en los últimos años la jefatura provincial de la especialidad. Fue designado por el Nivel Central de Salud para laboral en el año 1981 en la provincia de Cienfuegos, donde realiza los primeros ejercicios docentes recibiendo el título de Instructor Graduado en Otorrinolaringología en la Facultas de Ciencias Médicas de dicha ciudad el 1 de septiembre de 1982,  Profesor Asistente en l985 y el 14 de octubre de 1989 recibe la categoría de Profesor Auxiliar, recibiendo el título de Especialista de Segundo Grado el  11  de   Abril  de  dicho año.

Múltiples actividades asistenciales, docentes, administrativas e investigativas,  así como su participación como presidente de tribunales estatales y docentes,  enriquecen su quehacer científico y laboral que lo hacen acreedor del nombramiento de Profesor Consultante el 18 de enero del 2003.
Su expediente curricular abarca más de 60 cursos recibidos y 20 impartidos, cerca de 100 trabajos científicos presentados en diferentes eventos,  tanto dentro como fuera del país, 26 publicaciones en Revistas Médicas Cubanas e Internacionales, una innumerable participación como presidente de tribunales estatales y  tribunales docentes para cambios de categoría, además, es miembro de Sociedad Cubana de Cirugía (Filial Sancti Spiritus, Cuba. Año 1976),  Fundador y miembro de la Sociedad Cubana de  Otorrinolaringología (Filial Santa Clara, Cuba. Año 1979),  Presidente de la  Sociedad  Cubana  de   Otorrinolaringología y fundador de la misma (Filial  Cienfuegos, desde el año 1995) y  Cátedra de Educadores de la Salud (Facultad de Ciencias Médicas. Cienfuegos, Cuba – 1990). Durante su vida ha recibido numerosos reconocimientos y condecoraciones:

• Medalla Piti Fajardo. Por más de 25 años de servicios  distinguidos como profesional de la Salud Pública.
• Reconocimiento Internacional de  Aporte a la  Ciencia.   Venezuela – 1997.
• Reconocimiento  del Ministro de Salud Pública de Cuba por la meritoria labor como profesor de varias generaciones de médicos y la obtención de la categoría de Profesor  Consultante.
• Reconocimiento Facultad de Ciencias Médicas de Cienfuegos. Labor meritoria como profesor distinguido y obtención de la categoría de Profesor Consultante. 2004.
• Reconocimiento Sociedad de Otorrinolaringología por ser Miembro Numerario Fundador de la Filial Las Villas en el año 1975.
• Reconocimiento Sociedad de Otorrinolaringología por ser Miembro Fundador del Comité Ejecutivo de la Filial  Cienfuegos en el año 1985.
• Reconocimiento Grupo Provincial de Otorrinolaringología y Facultad de Ciencias Médicas de Sancti Spiritus, por la labor meritoria como profesor distinguido y obtención de la categoría de Profesor Consultante.
• Reconocimiento de la Sociedad de Otorrinolaringología por haber sido nombrado por el Ministro de Educación Superior, como Presidente de los Tribunales Estatales de Especialistas de Segundo Grado en la región central del país.

Titulos:
Especialista de Segundo Grado en Otorrinolaringología.
Profesor Consultante.
Hospital Universitario “Dr. Gustavo Aldereguía Lima” y Facultad de Ciencias   Médicas “Dr. Raúl Dorticós Torrado.
Cienfuegos – Cuba.

Por el historial presentado con anterioridad, quisimos hacer el meritorio reconocimiento en vida,  al ilustre “Profesor de Profesores”, resultando imposible ser todo lo abarcador de una  vida tan rica en matices asistenciales y docentes,  de investigador y de comunicador por excelencia, y sobre todas las cosas, padre de familia.

Antes de culminar está síntesis biográfica, pretendemos dejar constancia de aspectos de su pensamiento, para ello formulamos cuatro interrogantes y le dimos la posibilidad de plasmar sus disímiles criterios, que quedarán para la historia de la Otorrinolaringología en nuestra provincia  de Cienfuegos.

Interrogantes:
1. ¿Ha quedado algún aspecto en su vida profesional que no completen sus sueños?

2. ¿Qué considera lo más difícil de su vida y profesionalidad?

3. Sus discípulos, incluyéndome, lo consideran un comunicador por excelencia.
¿Comparte Ud. esta opinión?

4. ¿Cree que es innato o se requiere de un entrenamiento a lo largo de la vida?

5. ¿Qué le recomendaría a los nuevos galenos que han optado por ser seguidores de la Otorrinolaringología?

Gracias…

Respuestas:
Lo bello de mi vida es haberla vivido y muy intensamente, porque agradezco al Supremo haber surgido de un hogar de amor donde las enseñanzas, consejos, dádivas y restricciones estuvieron siempre cargadas de ejemplos y comprensión de los errores, donde jamás nos regurgitaron tareas o deberes, sino regalándonos en cada momento las armas para luchar en la adversidad o la bienaventuranza. No conozco otro camino que el de amar a los demás sincera y desinteresadamente, comprender sus errores y darle las mismas armas de lucha que conozco, que quizás en su medio familiar o social no encontró y eso, me satisface tanto como crear la vida misma, tener hijos,  sembrar un árbol  y que tenemos cotidianamente la oportunidad al salvar una vida, aportar la vía de aire al desdichado cerca de la muerte, al consolar en la tristeza, en el miedo, en la enfermedad o simplemente la angustia sin causa aparente. Recuerdo uno de los lemas tan cotidianos en mi hogar paterno que dice LA FELICIDAD  CONSISTE  EN QUERER LO QUE SE TIENE Y NO TENER LO QUE SE QUIERE en nada soy conformista y por lo tanto soy extremadamente FELIZ, porque además tengo un bello y honorable  hogar donde todos tienen armas poderosas para enfrentar la vida y así lo están demostrando y sabemos compartir y trasmitir estoicamente las alegrías, penas y sinsabores y eso deja un buen sabor en la boca y la convicción que no pasamos por la vida desapercibidamente y queda la acción indefinida de la vis atergo para cultivar el amor y bienestar al prójimo.
Por lo tanto mis sueños se han estado cumpliendo desde que era muy pequeño que quería Ser Méquido y aún puedo serlo y dar todo a todos sin resquemores ni escondrijos y de la forma mas sincera del mundo.
Es una realidad que múltiples aspectos de la vida han tratado de entorpecer mi línea in crescendo en lo social, instructivo, educativo, laboral, docente, investigativo, etc. y hemos tropezado como todo ser humano con escollos al parecer insalvables, hemos caído por suerte un sólo escalón de vez en cuando, pero nos hemos levantado más fuertes, inteligentes, preparados y sobretodo humano, cosa que agradezco a Martí por ensañármelo y a la vida por la oportunidad de vivirlo.
Nunca presenté problemas académicos ni laborales y siempre he logrado encontrar, aún en los momentos más oscuros, la oportunidad de crecer en todos los momentos de la vida y lo he aprovechado al máximo y hemos salido airosos sin apoyo humano, pero convencido que poseemos las armas del tesón, la honradez y la perseverancia.
Si algo pudiera reclamarle a la vida es una o mil vidas más para seguir en la interminable lucha por hacer el bien sin mirar.  Es cierto que pudiera tener capacidad para hacer más cosas buenas como médico, pero el fatalismo geográfico u otros factores no pueden hacerme infeliz pues ha sido “mi tiempo y mi lugar en el espacio,  “Quiero y defiendo  lo que tengo”.

Los sueños son algo bello que no cuesta según el refranero español, son parte necesaria de la espiritualidad humana, que ayuda a vivir y por lo tanto no pueden ayudarnos a sufrir y mucho menos a morir. Por soñar he vivido feliz, he combatido los momentos difíciles en los estudios, he combatido la soledad de la lejanía del hogar materno, he enfrentado muy difíciles momentos en enfrentamiento a la muerte, pero he ganado fuerzas para triunfar, inventar un instrumental para operar oídos, o aportar una vía de aire a un sediento de él, he salvado vidas, curado enfermos, realizado proezas quirúrgicas que todavía hoy en día no sé como sucedió por mi preparación técnica del momento, o la juventud, o el lugar, debo creer que sólo Dios en ésos difíciles momentos guiaron mis manos para culminar felizmente con lágrimas de emoción dichas acciones. Por lo tanto mi felicidad ha sido mis aportes a mis semejantes y mejor todo lo que pueda hacer aún.
Lo  más difícil en la vida es la vida misma y peor, nosotros mismos, que no utilizamos las armas para vencer, sin nuestra propia ayuda y voluntad estaremos vencidos. No importa cual sucio, golpeado o arrugado nos ponga la vida, siempre seremos nosotros mismos y valemos mucho, tanto como para comprender lo humilde que somos, para no envilecernos y lo poderosos que somos, para crecer y a su vez contribuir al bienestar de los demás. Hubiese querido ser ése gran comunicador que me titulas al igual que otros que seguramente me quieren, respetan y aprecian, lo agradezco infinitamente,  pues sé que son muy sinceras y es esa gran parte buena que posees y de las que poco sabes en verdad, pero sé que iras descubriendo y aplicando para el bienestar de muchos, cosa que estás demostrando en progresión geométrica en los últimos tiempos y por lo que te he asegurado contestar tus preguntas.
Millares de ejemplares se han publicado sobre la comunicación y he tenido el gusto de enviar algo como las reglas de oro del buen comunicador a todos mis alumnos y compañeros, tanto oralmente como en comunicación escrita ¿recuerdas?, es producto de lo leído, lo aprendido, lo experimentado, lo sufrido, etc.  Sólo cosecha propia, susceptible de mejorar especialmente por todos Uds. mis amigos y que me llenaría de regocijo; si mi opinión personal vale algo, diría que la comunicación es algo innato de los seres vivos, completándose la perfección en el ser humano con sus distintos sistemas de señales en la preocupación y necesidad de comunicarse para lograr la subsistencia. Claro, como todo en la vida hay mejores y peores comunicadores, pero algo innato nos conduce a ello. Sólo se es un buen comunicador, cuando logramos interiorizar y hacer propios nuestros mensajes a los demás para que a su vez sean aplicados y trasmitidos en una cadena interminable como la vida misma. Cuanto más veraces y convencidos estamos de lo trasmitido, más creíble e interiorizado será y más conocimientos, hábitos y convicciones lograremos. Eso es una cualidad innata que todos poseemos en mayor o menor grado, los métodos y formas de expresarse, sólo son perfeccionables a través del estudio de peritos que han transitado por los tortuosos y difíciles caminos del proceso enseñanza aprendizaje; su conjunción logra una comunicación eficaz. Nunca creí tener la paciencia de enseñar, pero la vida me condujo a ello, Dios sabe lo difícil que fue enfrentarme a ello y la ayuda de amigos que vieron en mí cualidades de conductor o comunicador y me alentaron a esgrimir armas de otros calibres y rigurosos estudios y convicciones me llevaron, lanzaron en la difícil tarea de la docencia;  Martí, Varela, Varona y otros próceres cubanos de los cuales me he nutrido siempre intelectualmente, me dieron la fuerza necesaria para instruir y educar a varias generaciones de las cuales me siento orgulloso y a la vez nutrido por sus logros que a la vez son míos, son mi pago, mi alegría y mi felicidad eterna que vivirá en cada uno de mis discípulos y sus discípulos y así eternamente y así nunca morirá la vida, ni yo, ni ninguno de nosotros.  Los hombres pasan, las instituciones quedan y agrego, quedan eternamente mientras queden hombres dignos, honrados,  desinteresados y dispuestos a seguir luchando por ayudar a sus semejantes que es la ley de la vida y un precepto cristiano y martiano.  Todo hombre cuando nace tiene derecho a ser educado y en pago contribuir a la educación de los demás -José Martí, ése es mi consejo a los descendientes que te incluye, aprender de los demás y por supuesto poner mucho de su propia cosecha y personalidad que eso los engrandece aún más.

Gracias por tomarte tu tiempo en mí, gracias por oírme las experiencias y consejos y gracias  más por trasmitir todo lo bueno que pueda salir de aquí en bien de la humanidad. Espero estar vivo para disfrutar de tus logros continuos y tus enseñanzas a los demás y quizás pueda ser tu entrevistador o alguien preclaro que surgirá seguramente para hacerte justicia.  Felicidades desde ahora, estoy plenamente convencido que pueden ser  más útiles si las divulgas. Nos seguiremos viendo en la lucha por la vida y podrás contar como siempre conmigo.

Saludos Afectuosos…

Colaboración:
Dr. René Esteban Moreno Rajadel
6 de diciembre de 2006

No responses yet