Archive for the 'Prontuario'

Domingo 13 / marzo / 2016

Enfermedades raras

Filed under: Prontuario — Oreste González Torres — marzo 13th, 2016 — 23:07

Enfermedad de Rosai-Dorfman (RDD): también conocida como histiocitosis sinusal con linfoadenopatía masiva (SHML), es un raro trastorno histiocitario de causa desconocida, caracterizado por una superproducción, proliferación y acumulación de histiocitos en los linfonodos del cuerpo (linfoadenopatía), más destacado en el cuello (linfoadenopatía cervical). La acumulación de linfocitos puede ocurrir en otras áreas del cuerpo como la piel, el sistema nervioso central, riñón y tracto digestivo. Fue descrita por Rosai y Dorfman en 1969. Una forma de presentación limitada a los senos perinasales, es conocida como Enfermedad de Rosai-Dorfman nasosinusal (S-RDD), caracterizada por la afectación de los senos perinasales anteriores, con síntomas de epístaxis, obstrucción nasal y deformidad dorsal de la pirámide nasal, o la afectación del grupo de senos perinasales posteriores, con síntomas de hisposmía, epístaxis y obstrucción nasal.

Comentarios desactivados

Jueves 14 / marzo / 2013

Maniobras básicas en Otorrinolaringología

Filed under: Prontuario — Oreste González Torres — marzo 14th, 2013 — 20:49

Maniobra de Valsalva: Debe su creación a Antonio María Valsalava, consiste en que, a través de una coordinación de movimientos musculares, se hace una espiración forzada, mientras se mantiene la nariz y la boca cerrada, cerrando también las cuerdas vocales, y por lo tanto, la glotis. De esta manera aumenta la presión de las trompas de Eustaquio. Si estas están permeables, el aire entrará de manera forzada en el oído medio. Esta maniobra puede ser espontánea, como ocurre cuando se tose o defeca, o ser provocada. Determina además un aumento de la presión intratorácica e intraabdominal, que conlleva a la disminución de la frecuencia cardíaca, disminución del retorno venoso y aumento de la presión venosa. Inicialmente esta maniobra fue empleada para remover cuerpos extraños del oído y para mejorar la hipoacusia. Sin embargo, es ampliamente utilizada para aclarar síntomas o reacciones en el paciente, como para el tratamiento de la taquicardia supraventricular donde se persigue aumentar el tono vagal. También se emplea cuando existe bloqueo del oído durante el descenso de altura y en la investigación de hernias de la pared abdominal o de anomalías vasculares como el varicocele. También tiene aplicación en el buceo, donde se usa para contrarrestar un aumento progresivo de la presión de agua desde el exterior y evitar un barotrauma.

Maniobra de Frenzel: Diseñada por Herman Frenzel, para los pilotos alemanes en la 2da guerra mundial. Se realiza deglutiendo y oprimiendo la lengua contra el paladar y emitiendo simultáneamente el sonido “ke”, de esta forma se provoca una hiperpresión en el cavum que fuerza la Trompa de Eustaquio.

Maniobra de Toybee: Es el inverso a la maniobra de Valsalva, boca cerrada, nariz pinzada, deglución. El aire del oído medio se aspira, lo cual permite la apertura de la trompa de Eustaquio.

Maniobra de Dix-Hallpike: Se realiza dejando caer rápidamente al paciente hacia atrás desde una posición de sentado en la camilla, con la cabeza girada 30º, hasta que quede con la cabeza hiperextendida. Entonces se determina la existencia de vértigo y/o nistagmo, y una vez cesan estos síntomas y signos, retornamos de forma rápida al paciente a la posición inicial, sin modificar para nada la posición de la cabeza relativa al tronco. En caso de una canalitiasis de conducto semicircular posterior (causa más frecuente de vértigo posicional paroxístico benigno), aparecerá un nistagmo mixto, horizontal y geotrópico, vertical (hacia arriba) y torsional (que se aprecia como antihorario en el caso de una lesión derecha y horario en el caso de una lesión izquierda). Este nistagmo tiene una latencia de unos segundos, se acompaña de vértigo intenso y desaparece solo (sin modificar la posición del paciente). Al reincorporar al paciente a la posición de sentado, reaparece el vértigo, pero el nistagmo tiene un sentido totalmente contrario. Cuando en una prueba posicional no se cumplen todas las características antes descritas, debemos sospechar y descartar la existencia de otras alteraciones vestibulares, e incluso de tipo central.

Maniobra de reposición de partículas de Epley: En el año 1992, Epley describió una maniobra con secuencias lógicas que permiten llevar las otoconias del canal semicircular posterior al utrículo. En su trabajo inicial Epley reportó una resolución de casi el 100%. Es una terapéutica sencilla y efectiva para el tratamiento del vértigo postural paroxístico benigno (VPPB). Se realizada de la siguiente manera: 1. Se lleva al paciente a la posición de Hallpike hacia el lado del oído sintomático. 2. Giro de la cabeza 90 grados hacia el lado contrario. 3. Decúbito lateral sobre el hombro contralateral, con la cabeza en posición prona (unos 180 grados desde la posición original). 4. Paso del paciente a la posición sentada, con la cabeza aún girada.

Maniobra de Semont: La maniobra se realiza de la siguiente manera: a. Paciente sentada, con la cabeza girada 45º a la derecha. b. Decúbito lateral izquierdo. (realizado bruscamente), con el mismo giro de la cabeza. Se mantiene así cuatro minutos. c. Decúbito lateral derecho (volteo brusco), con el mismo giro de la cabeza. Se mantiene así otros cuatro minutos. d. Incorporación lenta a la posición inicial.

Maniobra de Cottle: Consiste en la elevación de la punta nasal con el dedo índice del examinador o el desplazamiento de la mejilla lateralmente por el mismo paciente lo que aumenta el área de la válvula nasal Interna para evidenciar insuficiencia de la misma. se considera positiva si el flujo de aire mejora subjetivamente con la maniobra.

Fuente: Dr. Héctor Hernández Sánchez. Hospital “Dr.Luís Díaz Soto”

Comentarios desactivados

Domingo 27 / febrero / 2011

Diagnóstico diferencial

Filed under: Prontuario — Oreste González Torres — febrero 27th, 2011 — 2:58

Diagnóstico diferencial entre enfermedad de Paget y Otoesclerosis

Enfermedad de Paget

Otoesclerosis

Compromiso óseo

Difuso

Temporal

Compromiso de las capas de la cápsula ótica

Capa perióstica

Las 3 capas (Endostio, capa endocondral y perióstio)

Compromiso de la platina

Raro

Si

Diagnóstico diferencial de una adenopatía aislada


Banal

Inflamatoria

Tumoral primitiva

Metástasica

Edad

Niños y jóvenes

Niños y adultos

Cualquiera

Adultos y ancianos

Tamaño (cm)

0.5 – 1

1 – 2

2

2

Forma

Elíptica

Esférica

Esférica

Irregular

Localización

Cervical

Diversa

Diversa

Diversa

Consistencia

Elástica

Firme

Firme

Dura – Pétrea

Sensibilidad

Indolora

Dolorosa

Indolora

Indolora

Diferencias entre nistagmus posicional central y periférico


Central

Periférico

Latencia

No tiene

Entre 2 segundos y 10 segundos

Duración

Permanece más de 1 minuto

Desaparece antes de 30 segundos

Fatiga

Persiste con la repetición

Desaparece con la repetición

Posición

Puede aparecer en varias posiciones

Suele aparecer en una sola posición

Dirección

Cambia de dirección con el cambio de posición

Suele ser hacia un solo lado

Expresión clínica

Apenas tiene

Vértigo rotatorio intenso

Diferencias clínicas entre patología vertiginosa central y periférica


Central

Periférica

Comienzo

Lento. Raro con crisis agudas

Habitualmente brusco

Morfología

Mareo mal definido

Vértigo

Síntomas vegetativos

Escasos

Importantes

Duración

Variable: de días a años

Episódico

Evolución

Progresión frecuente

Raro más de una semana

Hipoacusia

Excepcional

Habitual

Oscilopsia

Importante

Escasa

Síntomas asociados

Neurológicos deficitarios

Otológicos

Diagnóstico diferencial entre Fractura longitudinal y transversa del peñasco


Fractura longitudinal

Fractura transversa

Frecuencia

Más frecuente (70 -80 %)

Menos frecuente (20 %)

Membrana timpánica

Desgarrada (otorragia o signo de Laugier)

intacta (hemotímpano)

Tipo de hipoacusia

conductiva

neurosensorial

Parálisis facial

Menos frecuente (20 %)

Más frecuente (50 %)

Región traumatizada

Temporal o parietal

occipital

Vértigo+nistagmus espontáneo

no

si

Equimosis mastoidea (Signo de Battle)

si

no

Diagnóstico diferencial entre forunculosis del CAE y mastoiditis


Forunculosis

Mastoiditis

Dolor retroauricular

difuso

Más intenso sobre el antro mastoideo

Desplazamiento del pabellón auricular

Hacia adelante

Hacia adelante y hacia abajo

Adenopatías

presentes

ausentes

Compresión del trago y movilización del pabellón auricular

doloroso

No doloroso

Rx de mastoides

Antro mastoideo limpio

Antro mastoideo borroso

Diagnóstico diferencial entre otitis externa y otitis media


Otitis externa

Otitis media

Estación

verano

invierno

Dolor a la movilización del trago

si

no

Conducto auditivo externo

inflamado

normal

Membrana timpánica

Normal o enrojecida

perforada

Supuración

si

presente a través de la perforación

Adenopatías

frecuentes

Menos frecuentes

Fiebre

si

si

Audición

Normal o disminuida

siempre disminuida

Fuente: Dr. Héctor Hernández Sánchez. Hospital “Dr.Luís Díaz Soto”

Comentarios desactivados

Sábado 22 / enero / 2011

Semiotecnia de la halitosis

Filed under: Prontuario — Oreste González Torres — enero 22nd, 2011 — 21:01

1. Si el aire espirado por la nariz es fétido y el espirado por la boca no lo es, debemos pensar que la causa se encuentra por encima del velo del paladar (las rinitis,   sobre todo la atrófica u ocena, las sinusitis, etc.)

2. Si el aire espirado por la boca es fétido y el espirado por la nariz lo es muy poco, la causa radica en la boca: caries, piorrea, sarro, etc.

3. Si los dos aires espirados son igualmente fétidos la causa reside en la faringe (faringitis crónica, amigdalitis); en el sistema respiratorio (abscesos, bronquiectasias); en el sistema digestivo; en las enfermedades generales (uremia, etc) o en las intoxicaciones.

Fuente: Dr. Bernardo Zandó Iznaga. Profesor titular. Hospital “Dr.Manuel Fajardo”

Comentarios desactivados

Sábado 22 / enero / 2011

Síndromes en Otorrinolaringología

Filed under: Prontuario — Oreste González Torres — enero 22nd, 2011 — 20:40

Síndrome de Ramsay-Hunt: Parálisis facial, otalgia y lesiones herpéticas en piel (característico del herpes zóster ótico).

Síndrome de Eagle o estilocarotideo: Caracterizado por dolores cérvico-cráneofaciales, localizados en la zona temporal o retroauricular, si es por compresión de la carótida externa, o en el territorio parietal  o periorbital, si la compresión se produce sobre la carótida interna, originado por una anomalía en la morfología del aparato hiodeo, que produce una largura excesiva de la apófisis estiloides, que ejerce compresión sobre estructuras vecinas.

Síndrome de Kartagener: Caracterizado por dextrocardia, bronquiectasia y poliposis nasal.

Síndrome de Trotter: Producido por una neoplasia, se caracteriza por dolor en la mandíbula y lengua, con cefalea del lado afectado, sordera unilateral, desviación del paladar, movilidad defectuosa de los músculos palatino y pterigoideo interno, y adenopatía cervical.

Síndrome de Costen: Caracterizado por dolor irradiado al oído, acúfenos e hipoacusia neurosensorial en frecuencias agudas que se presenta en la disfunción de la articulación temporomandibular.

Síndrome de Lemierre: Conocido como sepsis postanginal, es causado por el agente anaerobio Fusobacterium necrophorum. Esta rara enfermedad usualmente se caracteriza por troboflebitis de la vena yugular y embolismo séptico después de una historia de dolor de garganta.

Síndrome de Grisel: Es una complicación infrecuente de las infecciones que afectan al área otorrinolaringológica. Consiste en una subluxación atloaxoidea no traumática, tras un proceso infeccioso, comúnmente del tracto respiratorio superior (faringitis, amigdalitis, adenoiditis) o secundario a intervenciones quirúrgicas en esta región. Su síntoma característico es la tortícolis, dolorosa y persistente, a pesar de haber solucionado la infección. Fue descrita por primera vez en 1830 por Sir Charles Bell, en 1930 Pierre Grisel publica 2 casos de subluxación atloaxoidea en niños.Es más frecuente en niños. Fácilmente pasa desapercibida en los estudios radiológicos.

Síndrome de Mobius: Entidad clínica caracterizada por  compromiso del VI y VII par, aun que puede existir compromiso de otros pares craneanos. Así mismo se han identificado alteraciones del tórax, extremidades y retardo mental. Normalmente es de aparición bilateral y rara vez es unilateral. Afecta a hombres y a mujeres por igual. Los hallazgos histopatológicos incluyen: agenesia nuclear, lesiones de encefalomalacia con focos de necrosis en el tallo cerebral, hipoplasia de las neuronas, ausencia o hipoplasia  del  tronco nervioso y ausencia o hipoplasia de los músculos faciales. Dentro de las etiologías involucradas en la génesis de este síndrome se ha descrito la regresión prematura de la arteria trigeminal, retardando la formación o desencadenando la obstrucción de las arterias basilares o vertebrales.  En segundo lugar se ha visto una forma de transmisión  autosómica dominante, localizándose en el cromosoma 10q, 3q21-q22. En la mayoría de los casos se debe a mutaciones cromosómicas esporádicas en familias normales. Las manifestaciones clínicas usualmente dependen de los pares craneanos comprometidos. La parálisis del VII par congénita, ya sea uni o bilateral. Siempre está presente la parálisis del VI par, es el hallazgo ocular más frecuente y la abducción del ojo afectado no va más de la línea media. La mandíbula suele ser moderadamente hipoplásica, los pabellones auriculares son normales, las deformidades de las extremidades ocurren en el 50% de los casos incluyendo sindactilia, polidactilia y contracturas articulares. El retardo mental se presenta solamente en el 15% de los pacientes. Hay manifestaciones raras que incluyen defectos cardíacos, urinarios e hipogonadismo.

Síndrome  de Vernet o del  agujero rasgado posterior: Lesión  o parálisis de los  pares  craneales IX. X ,XI . Ocasiona  una  hemiplejia faringo-laringo-velopalatino-trapecio-esternocleidomastoidea con  atrofia  y  tonicidad  disminuida por lesión  del XI par, alteraciones  de la  deglución  por  detención  de los  alimentos  a  nivel  del  seno  piriforme y  signo d e la cortina además de  trastornos  del  gusto en  el tercio posterior de la  lengua.

Síndrome  de Collet-Sicard o  del agujero condíleo  rasgado posterior: Parálisis  de los pares  craneales IX, X, XI,XII. Al  síndrome  anteriormente  descrito se asocia  parálisis lingual homolateral.

Síndrome  de Villaret o del espacio retroparotídeo posterior: Parálisis  de los  pares  craneales IX, X,XI,XII  y simpático. Al  síndrome anterior  se le  agrega  el síndrome de  Claude –Bernard-Horner: Miosis, enoftalmos  y  ptosis palpebral.

Síndrome hipofisoesfenoidal: Oftalmoplejia total (comienza  generalmente  por  parálisis del VI par). Amaurosis. Dolores  en  la región  trigeminal ( V par) inicialmente iniciados  en  la  rama oftálmica.

Síndrome de la  encrucijada  petroesfenoidal de Jacod: Parálisis  de los pares craneales II, III, IV, V y VI  que  ocasiona:
a. Oftalmoplejia  sensorial , motora, sensitiva y dolorosa.
b. Hipoacusia conductiva  ipsilateral por  obstrucción  tubaria.
c. Neuralgia del trigémino.

Síndrome de la  Punta  de la  Roca o  de Lannois-Grandenigo: Dolores frontoparietotemporales por lesión  del  ganglio de Gasser (ganglio del  V  par) y  parálisis  del  VI par (motor ocular  externo), con  dolor retroorbitario homolateral, diplopía y estrabismo.

Síndrome de Sluder (Neuralgia  del  ganglio esfenopalatino): Trastornos dolorosos  faciales, orbitarios, occipitales, cervicales  inferiores, mastoideos, con  posibles irradiaciones a  dientes y  faringe y  frecuentes  alteraciones  secretorias  en esas  zonas. El  dolor  afecta todas  o  algunas  de las  zonas  descritas, aparece  bruscamente,  con marcha  continua  o paroxística y  se  agrava con frío  o  calor y  se  calma  con anestesia  nasobucal.

Síndrome de Charlin: Dolores  nasoorbitarios  intensos  con  crisis  paroxísticas, hidrorrea homolateral, lesiones  tróficas corneanas (iritis,conjuntivitis, iridociclitis)

Síndrome de Garcin: Parálisis unilateral de  todos  los  nervios  craneales.

Síndrome de Tapia: Parálisis del X  par, laríngeo  superior, XII par y  la rama  interna  del XI par.
Síndrome de Schmidt: Lesión  de  los  pares  craneales X y las  ramas  interna  y  externa del  XI  par.

Síndrome de Avellis: Parálisis de la  rama  interna  del XI par y  del X  par.

Síndrome  de Pierre-Robin: Macroglosia,  micrognatia y  paladar  hendido.

Síndrome  de Sjögren: Enfermedad  autoinmune que  afecta  glándulas  lagrimales  y   salivales. Asociada  en  muchos  casos  a vasculitis, neuropatías  centrales  y  periféricas, miositis  y nefropatías

Síndrome  de Frey: Sudoración  sincrónica  con  la alimentación  que  aparece  en  pacientes  sometidos  a  cirugía  de  glándula  parótida. Su génesis  se debe a  que las  fibras  nerviosas  parasimpáticas  motoras  del nervio  auriculotemporal  se regeneran  y alcanzan el  extremo distal  de las  fibras  nerviosas  simpáticas cutáneas de  las  glándulas  sudoríparas y la  reacción  al estímulo “gustativo” durante  la  alimentación produce sudoración en  el sitio de la  operación.

Síndrome de Melkersson-Rosenthal: Es un cuadro de causa desconocida consistente en la tríada: edema orofacial recidivante, parálisis facial y lengua fisurada o plicata. El hallazgo más frecuente es el edema orofacial consistente en un edema duro, no pruriginoso, asimétrico afectando al labio, mejillas y mentón. La parálisis facial se da en el 50% de los enfermos, es unilateral y en el 10% recidivante. La lengua fisurada o plicata es el hallazgo menos frecuente, se caracteriza por la presencia de surcos y fisuras profundas afectando al dorso de la lengua. El estudio histológico de las biopsias de labio muestran un granuloma sarcoideo no caseificante. Cuando la sintomatología afecta únicamente al labio se conoce como queilitis granulomatosa. El diagnóstico diferencial debe establecerse con otras causas de granulomas orofaciales, incluyendo la enfermedad de Crohn, sarcoidosis, picaduras de insecto, etc.

Síndrome de King-Kopetzky (SKK): Este síndrome ha sido descrito como una discapacidad auditiva con umbrales normales de audición. Las características principales del mismo son resumidas en:

1. Es una condición en la que un individuo se queja de dificultades auditivas, comprendiendo el habla en ambientes ruidosos pero con umbrales auditivos normales en la audiometría de tonos puros.

2. Es un trastorno multifactorial que afecta a un grupo heterogéneo, con factores psicológicos, fisiológicos y psicoacústicos asociados.

3. Técnicas más sensibles pueden ser utilizadas para explorar disfunciones auditivas subclínicas que subyacen en pacientes con síndrome de King-Kopetzky.

4. Una alta prevalencia de problemas auditivos en la historia familiar de pacientes con síndrome de Kiing-Kopetzky indica la importancia de los factores genéticos en esta afección.

5. Pacientes portadores del síndrome de King-Kopetzky pueden beneficiarse con una rehabilitación apropiada.

Síndrome de Van Der Hoeve: Osteogénesis  imperfecta  tardía con  escleróticas  azules y  sordera.

Síndrome de Alport: Nefritis hereditaria  y sordera.

Síndrome de Jervell y  Lange-Nielsen: Sordera y  anormalidades  ECG.

Síndrome de Waardenburg: sordera  y  albinismo  parcial.

Síndrome de Amalric: Distrofia  foveal  y  sordera.

Síndrome de Hallaren: Retinitis  pigmentaria , ataxia  cerebelosa y sordera.

Síndrome de Usher: Retinitis  pigmentaria  y  sordera.

Síndrome de Pendred: Bocio no endémico  y sordera.

Síndrome de adair-Dighton: Síndrome familiar caracterizado por sordera, fragilidad ósea y escleróticas azules.

Síndrome de Barre-Lieou: Cefalalgia en la nuca, acufenos, hipoacusia, vértigo y crujidos en la nuca al mover el cuello.

Síndrome de Bechterew: Vasodilatación activa del pabellón auricular con sensación subjetiva de pulsación y ligero edema.

Síndrome de Behcet: Aftas en la boca, iridociclitis, seguida de hipopión asociada con ulceración de los genitales.

Síndrome de Bonnier: Vértigo, palidez y trastornos variados auditivos y oculares, debidos a lesión de los núcleos de Deiters.

Síndrome de Brenneman: Linfadenitis mesentérica y retroperitoneal consecutiva a infecciones de la faringe.

Síndrome de Briquet: Respiración superficial breve y afonía, dependiente de la parálisis histérica del diafragma.

Síndrome de Brissaud-Marie: Hemiespasmo glosolabial histérico.

Síndrome de Brissaud-Sicard: Hemiespasmo facial con trastornos motores en los miembros del lado opuesto, por lesión del puente.

Síndrome de Bruns: Asociación de vértigo con movimientos súbitos de la cabeza, atribuido a la presencia de cisticercos en el cuarto ventrículo.

Síndrome de Citelli: Atraso mental, aprosexia, somnolencia o insomnio en los pacientes de vegetaciones adenoideas o infección de los senos.

Síndrome de Ehlers-Danlos (Danlos-Eosenlor): Debilidad y adormecimiento de los miembros, disartria y parálisis de los labios, lengua y paladar.

Síndrome de Gasparini: Parálisis del V y VIII pares craneales del lado de la lesión y trastornos sensitivos en las extremidades del lado opuesto.

Síndrome de Gradenigo: Otitis media, seguida, después de un período de 10 a 15 días, de dolor intenso en la región temporoparietal y parálisis del motor ocular externo.

Síndrome de Gunn: Asociación de movimientos del párpado superior con los del maxilar.

Síndrome de Hassin: Protrusión de la oreja en combinación con el síndrome de Horner en las lesiones del simpático cervical.

Síndrome de Homen: Conjunto de síntomas debidos a una lesión del núcleo lenticular: vértigos, marcha vacilante, memoria defectuosa, demencia progresiva y rigidez, especialmente de las piernas que origina una marcha característica.

Síndrome de Horner: Miosis, ptosis palpebral, enoftalmia y anhidrosis, producidas por parálisis del simpático cervical.

Síndrome de Hughling-Jackson (de Jackson, de Hunt): Inflamación del ganglio geniculado, caracterizada por herpes zoster de la región auricular con parálisis facial o sin ella.

Síndrome de Hunter: Anemia perniciosa, glositis y aquilia gástrica.

Síndrome de Hutchinson (tríada de Hutchinson-de Jackson): Parálisis del paladar blando, laringe y mitad de la lengua, junto con parálisis de los músculos del trapecio y esternocleidomastoideo.

Síndrome de Jacob: Neuralgia del trigémino con oftalmoplejía o amaurosis unilateral.

Síndrome de Jiménez Díaz o de estasis cefálica intermitente: Cianosis, protrusión ocular, mareos, acúfenos, vértigo y sensación de muerte próxima debido a un trastorno de la circulación venosa de retorno.

Síndrome de Lermoyez: Ataque de vértigo que aparece después de un aumento de sordera, y mejoría de la audición después del ataque.

Síndrome de Lubarsch-Pick:  Amiloidosis atípica asociada con engrosamiento difuso de la lengua, esclerodermia y complicación de los músculos esqueléticos.

Síndrome de Mackenzie: Parálisis asociada de la lengua, velo del paladar y cuerdas vocales del mismo lado.

Síndrome mediastínico: Síndrome resultante de la compresión de uno o varios órganos del mediastino: cava superior (edema en esclavina, cefalea, vértigo), bronquios (tiraje, atelectasia), frénico (hipo, parálisis), vago (tos coquelochoide, disnea), conducto torácico (pleuresía quilosa), simpático (Síndrome de Horner), recurrente izquierdo (voz bitonal).

Síndrome de Ménière: Vértigo brusco, sordera y zumbidos de oídos.

Síndrome de Morel: Hiperostosis frontal, obesidad, trastornos nerviosos y mentales.

Síndrome de Morgagni: Hiperostosis frontal interna, virilismo y obesidad.

Síndrome de Plummer-Vison: Glositis, disfagia y anemia hipocrómica de tipo microcítico.

Síndrome de Aymond-Cestan: Parálisis de los movimientos de lateralidad de los ojos, más acentuada en el lado de la lesión y en el lado opuesto, hemiparesia, movimientos coreoatetósicos, parálisis facial y trastornos de la sensibilidad.

Síndrome de Roger: Hipersecreción continua de saliva debida a un cáncer del esófago u otra irritación esofágica.

Síndrome de Schmidt: 1. Parálisis de un lado, que afecta la cuerda vocal, velo del paladar y músculos trapecio y esternocleidomastoideo. 2. Lesión de los pares craneales X  y las ramas interna y externa del XI par.

Sindrome del seno cavernoso: Edema de la conjuntiva, del párpado superior y de la nariz, con parálisis de los pares III, IV y VI, en la trombosis del seno cavernoso.

Síndrome de Villaret: Parálisis de los últimos pares craneales con asociación del simpático cervical.

Síndrome de Weber: Parálisis de los miembros y del nervio hipogloso de un lado y de los nervios motores del ojo del otro; producido por una lesión de la porción inferior interna del pedúnculo cerebral.

Síndrome PFAPA: Compuesto por Fiebre Periódica, Aftas, Faringitis y Adenitis cervical, es una entidad clínica descripta en 1987. Habitualmente tiene su inicio antes de los 5 años de edad y entre sus principales características se destaca su regularidad, provocando episodios recurrentes de fiebre alta de al menos 3 a 6 días. El diagnóstico se basa en criterios clínicos, requiriendo la presencia de fiebre recurrente de inicio antes de los 5 años y al menos 1 de los 3 síntomas asociados, aftas, adenitis cervical o faringitis, en ausencia de infección de vías respiratorias y de neutropenia cíclica.

Síndrome de Cogan: Trastorno caracterizado por inflamación recurrente de la cornea, fiebre, fatiga, pérdida de peso, episodios vertiginosos y vértigo. Su forma clásica fue descrita por D.G.Cogan en 1945.

Síndrome de CHARGE: Acrónimo en inglés de C (Coloboma), H (Corazón), A (Atresia), R (Retardo del crecimiento y desarrollo), G (Genitourinario) y E (Anomalías del pabellón auricular e Hipoacusia). El síndrome es causado por anomalías de uno o más genes (incluye el CDH7), de importancia crítica durante el desarrollo embrionario.

Síndrome de Brown-Vialetto-Van Laere (BVVL): Es un raro trastorno neurológico caracterizado por parálisis pontobulbar progresiva asociada a sordera neurosensorial. Se han reportado alrededor de cincuenta y ocho casos en poco más de 100 años. La relación entre sexo femenino/masculino es aproximadamente de 3:1. La edad de inicio del síntoma varía desde la infancia a la tercera década de la vida. El síndrome se presenta con mayor frecuencia con sordera neurosensorial, que suele ser progresiva y severa. Otras características incluyen compromiso respiratorio (el hallazgo no neurológico más frecuente), debilidad en las extremidades, trastornos del lenguaje, debilidad facial, cuello y hombros, atrofia óptica, retinitis pigmentosa, hiperpigmentación macular, disfunción autonómica, epilepsia. La etiopatogenia de la condición sigue siendo elusiva. Aproximadamente el 50% de los casos son familiares lo que sugiere ser autosómica recesiva. El diagnóstico se basa generalmente en la presentación clínica. El curso clínico de BVVL es variable e incluye deterioro gradual (casi la mitad de los casos), deterioro gradual con períodos estables entre (un tercio de los casos) y deterioro brusco períodos de empeoramiento (casi una quinta parte de los casos). Después de la presentación inicial, un tercio de los pacientes sobreviven durante diez años o más.

Síndrome de Nathalie: Es un trastorno raro caracterizado por hipoacusia sensorineural, retardo del crecimiento, anomalías esqueléticas, atrofia muscular espinal, catarata juvenil, cardiomiopatía y trastornos en la conducción cardíaca e hipogonadismo.

Síndrome de Boltshauser: Caracterizado por atrofia muscular distal, parálisis de cuerdas vocales e hipoacusia neurosensorial.

Síndrome de ADOC Wang (Audio-dento-oculo-cardíaco): Caracterizado por anormalidades simultáneas auditivas, dentales, oculares y cardíacas.

Síndrome de Dehiscencia del Canal Superior (SDCS):  Descrito originalmente en 1998 y desde entonces ha sido bien documentado como un trastorno caracterizado por vértigo y oscilopsia en respuesta a sonidos fuertes (fenómeno de Tullio) o maniobra de Valsalva. Los pacientes informan otros síntomas, que incluyen tinnitus pulsátil, hiperacusia conductiva y desequilibrio crónico. Uno de los síntomas más comunes y a menudo molesto, informado en SDCS es la autofonia, o la percepción de mayor volumen de la voz. Clínicamente, los pacientes con SDCS típicamente muestran una miríada de señales auditivas y vestibulares, incluyendo la pérdida auditiva conductiva, aumento de la amplitud del potencial evocado miogénico vestibular (VEMP) con umbrales anormalmente bajos, y movimientos de los ojos en el plano del canal superior en respuesta a fuertes estímulos acústicos o Valsalva. El diagnóstico de SDCS puede ser confirmado con tomografía multicorte de alta resolución (CT).

Síndrome de Lindsay-Hemenway: Ocasionado por la isquemia de la arteria vestibular anterior, se caracteriza por un episodio inicial de vértigo seguido por un vértigo posicional paroxístico benigno y una respuesta calórica descendida o abolida.

Síndrome de Samter´s: Caracterizado por asma bronquial, poliposis nasal, intolerancia a la aspirina y productos químicos relacionados. Conocida también como asma inducida por aspirina (AIA), intolerancia a la aspirina (IASA) o triada de la aspirina (enfermedad inflamatoria caracterizada por hipersensibilidad a la aspirina, poliposis nasal y rinosinusitis en vía aérea superior y asma en vía aérea inferior). La asociación de poliposis nasosinusal (PNS), intolerancia a la aspirina y asma, fue observada por Widals et al. (1922), y después por Sumter (1967).

Síndrome de Wolfram: Enfermedad rara, progresiva y neurodegenerativa, caracterizada por la aparición de diferentes enfermedades, entre las que se destacan: Diabetes mellitus, diabetes insípida, atrofia óptica, sordera, otros trastornos neurológicos y nefrológicos, en pacientes menores de 18 años de edad. Su origen se atribuye a una mutación del gen WFS1.

Síndrome de Mohr-Tranebjaerg (OMIM 304700): Inicialmente descrito como una sordera no síndromica ligada al cromosoma X (DFN-1). La sordera se muestra formando parte de un síndrome progresivo que incluye trastornos visuales que conducen a una ceguera cortical, movimientos distónicos y otros signos neurológicos (paraparesia espástica), fracturas, retardo mental o demencia. La sordera ocurre en edades tempranas (etapa prelingual o postlingual temprana). El síndrome es originado por una mutación en el gen TIMM8A (DDP).

Síndrome de Stickler: artrooftalmopatía hereditaria progresiva, trastorno del tejido conectivo que afecta alrededor de 1/7 500 a 1/9 000 recién nacidos, originado por mutaciones de diferentes genes del colágeno, nombrados  COL2A1, COL11A1 y COL11A2 (autosómico dominante); COL9A1 y COL9A2 (autosómico recesivo). Se caracteriza por anomalías oculares, esqueléticas, orofaciales y auditivas. Las características típicas incluyen degeneración vitreoretiniana, elevado grado de miopía, desprendimiento de retina, osteoartritis prematura, hipoplasia facial central, paladar hendido y pérdida auditiva.

Síndrome cuero cabelludo-oreja-pezón (SEN, por sus siglas en inglés): enfermedad congénita poco frecuente. Sus principales características son la presencia de defectos en el cuero cabelludo, orejas malformadas y ausencia de pezones.

Síndrome de Fernand Widal o Triada A.S.A: fue descrito en 1922 y retomado en el año 1968 por Sampter. Comprende asma, Rinosinusitis crónicas con polipósis nasal e intolerancia a la aspirina y a los antiinflamatorios no esteroideos.


Fuente: Dr. Héctor Hernández Sánchez. Hospital “Dr. Luís Díaz Soto”

Comentarios desactivados

Sábado 22 / enero / 2011

Asociaciones de síntomas y signos clínicos en Otorrinolaringología

Filed under: Prontuario — Oreste González Torres — enero 22nd, 2011 — 19:26

Triada de Körner (Signos de complicación precoz de la otitis media aguda): Temperatura elevada, dolor intenso y abombamiento de la membrana timpánica.

Triada  de Killian: Dolor, fiebre y  tumefacción  cervical (característico de la perforación esofágica).

Tríada  de Mayo: Dolor,  fiebre  y disfagia (característico de la perforación esofágica).

Tríada  de Ledirer-Grossman-Donelly: Dolor, disfagia  y   disnea (característico de la perforación esofágica).

Triada de Samter’s: Caracterizada por hipoacusia conductiva, otorrea persistente y plenitud aural (manifestaciones otológicas del síndrome de Samter´s).

Tetrada de O. Mayer: Caracterizada por síntomas irritativos (acúfenos, vómitos, nistagmus, vértigos y trastornos del equilibrio), síntomas de abolición funcional, lesiones óseas extensas y síntomas meníngeos (característico de la laberintitis consecutiva a una otitis media crónica).

Tetrada sintomática de la otoesclerosis: Ascenso precoz del límite tonal inferior, predominio manifiesto de la audición transósea sobre la aérea, paracusia  y acuidad auditiva invariable a las presiones centrípetas y centrífugas ejercidas sobre la membrana timpánica.

Fuente: Otorrinolaringología. Michael M. Paparella. Editorial Científico-Técnica. 1982


Comentarios desactivados

Sábado 22 / enero / 2011

Signos clínicos en Otorrinolaringología

Filed under: Prontuario — Oreste González Torres — enero 22nd, 2011 — 19:13

Signo de Scheibe: Salida constante de pus por la perforación de la membrana timpánica que se presenta como un punto amarillento animado de latidos, característico de la otitis media aguda (en algunos textos de autores cubanos aparece con la denominación de faro otógeno de Basterrechea).

Signo de la caída de la pared posterosuperior del conducto auditivo externo (CAE): En la porción más profunda del CAE, su porción posterosuperior se proyecta hacia adentro y asume a veces una coloración más rojiza, esa caída es en ciertos casos muy discreta y para evidenciarla es necesario el estudio otoscópico comparativo con el oído  sano.

Signo de Schwalbe: Prolapso de la mucosa a través de la perforación timpánica (característico de la otitis media aguda del lactante).

Signo de Schwartze: Mancha rosada que se observa a través de membranas timpánicas con buena transparencia, que se corresponde con focos otoescleróticos en actividad, de la pared interna de la caja (característico de la otoesclerosis).

Signo de Vacher: Dolor a la presión del trago (característico de la otitis media aguda del lactante).

Signo de Granger: Visibilidad aumentada del seno lateral en estudio radiológico del temporal después de los 2 años de edad empleando la proyección de Schüller  (característico de la otitis media aguda del lactante).

Signo de Bernad y le Meé: Visibilidad aumentada de los conductos semicirculares en estudio radiologico del temporal después de los 2 años de edad empleando la proyección de schüller (característico de la otitis media aguda del lactante).

Signo de Griessinger: Dolor a la presión, localizado en la región posterior de la apófisis mastoidea a nivel de la desembocadura de la vena emisaria de Santorino, agregado a los síntomas de la otitis media (característico de la otitis media complicada con tromboflebitis del seno lateral y del golfo de la yugular)

Signo de Bell: Al efectuar la oclusión del parpado, el globo ocular se dirige hacia arriba y afuera, pero los parpados al no cerrarse del todo dejan ver la esclerótica (característico de la parálisis facial).

Signo de Nigro: Haciendo que el enfermo mire hacia arriba, se observa que el ojo paralizado describe una rotación mayor en altura, que le hace llegar a un nivel superior al ojo sano.

Signo de Kriegsmann: El tímpano recuerda a un aro revestido de papel, similar a los utilizados en el circo (característico de los traumatismos de la membrana timpánica).

Signo de Lauguier: Otorragia abundante de horas o días de duración con intermitencias (característico de las fracturas de peñasco).

Paracusia de Willis: Mejor audición en ambientes ruidosos (Característico de la otoesclerosis).

Signo de Roustan: Dificultad respiratoria más intensa en la posición vertical que en la horizontal, debido al desplazamiento del pus  que se colecta en el sitio más declive del abceso, formando un saliente sobre la laringe (característico del abceso retrofaringeo).

Signo de Pins o de succión contralateral: El niño rehúsa lactar del lado en que el oído enfermo tenga que apoyarse sobre el brazo de la madre (característico de la otitis media aguda del lactante).

Signo de Robertson: Se nota un poco más de calor en la mastoides del lado enfermo (característico de la otitis media aguda del lactante).

Signo de Hallé: Alternancia de rubicundez y palidez en la cara (característico de la otitis media aguda del lactante).

Signo  de Tobey-Ayer-Queckenstedt : Si  se  sospecha  troboflebitis  unilateral  del  seno  lateral  con  oclusión  total  del seno  lateral y  ambos  senos  son simétricos, al comprimir la  vena  yugular  del  lado  contrario  elevará  la  presión  del líquido  cefalorraquídeo mientras  que  la compresión  del lado afecto no elevará  la  presión  del líquido  cefalorraquídeo.

Signo  de Lillie-Cowe: En  la  tromboflefitis  unilateral  de  seno lateral, con  la  condición  de  que  ambos  sean simétricos, la  compresión  sobre  la vena  yugular  del mismo  lado  no  provocará cambios en el  fondo  de   ojo,  mientras  que del  lado  contrario  provocará dilatación  de las  venas retinianas.

Signo  de la  fístula: Al  aplicar variaciones  de presión en el oído  externo con  otoscopio  neumático se produce desviación  conjugada de los ojos en la  fase  de la  presión  negativa acompañada o no de   vómitos  o vértigo .

Signo de Hitseberger: Disminución de la  sensibilidad encontrada  en  el  conducto auditivo externo en la porción  posterior  del  canal óseo en los  neurinomas  del acústico (incluso  en  pequeños  tumores ) que comprimen  el nervio  facial y  su  rama sensorial es más sensible  a la  presión que  las  ramas  motoras.

Fenómeno  de Tullio: En  la  fístula laberíntica al  irrigar el oído  afecto, sonarse la  nariz, mover  bruscamente  la  cabeza, exponerse a  ruidos intensos  manipular  el  oído se produce vértigo.

Signo  de Bryce: Gorgoteo y  silbidos  en  la  garganta cuando se  comprime  masa en el cuello que corresponde a  laringocele  externo.

Signo de  Flaiani : Aparición  de pus  en el  meato  medio luego de  movilizar  la  cabeza  hacia  delante  por  un  minuto en la sinusitis  aguda.

Signo  de Luck: En  el absceso  yugulodigástrico de Bezold, se  emite  pus  por  el  oído  medio  al presionar el  cuello en la  zona  yugulodigástrica.

Signo antral de Holfman – Miller: Caída  o  desplazamiento de la pared posterior del  seno  maxilar.

Signo de Minigerode (Tiene tres  variantes):

Verdadero  Signo de Minigerode: Consiste  en  la  presencia   de  burbujas  de  aire  en  espacio  prevertebral,  por  fuera  de la luz  esofágica. Signo  radiológico patognomónico  de  perforación  esofágica.

Falso Signo de Minigerode: Aparece cuando se “atrapa”  aire  entre  un  cuerpo extraño  esofágico y  los  pliegues  de la  mucosa esofágica.

Falso Signo de Minigerode: Apreciado en los  abscesos gasógenos de  evolución lenta, donde  además  de las  burbujas  de  aire se  aprecia  nivel líquido  horizontal correspondiente  al  absceso.

Signo de Garel-Burger: Sensación  luminosa  del  paciente  al  ocluir  los  párpados (Característico de la transiluminación de  los  senos perinasales  o  diafanoscopia).

Signo  de Heryng: Mancha  luminosa  triangular infraorbitaria (Característico de la transiluminación de  los  senos perinasales  o  diafanoscopia).

Signo de Vosher-Davinson: Iluminación  de  las  pupilas (Característico de la transiluminación de  los  senos perinasales  o  diafanoscopia).

Fuente: Otorrinolaringología. Michael M. Paparella. Editorial Científico-Técnica. 1982

Comentarios desactivados