Nutrición e Higiene de Los Alimentos

28 febrero 2011

Programa apunta a que niños que adelgazan no vuelvan a engordar

Filed under: noticia — nutricion @ 16:02

Los niños que participan en un programa intensivo contra la obesidad pudieron adelgazar y mantener un peso saludable durante un año, a diferencia de otras iniciativas infantiles que no lograban sostener la motivación en el largo plazo.

Esto es importante por dos motivos, según el doctor Donald Williamson, experto en obesidad infantil de la Louisiana State University y que no participó de este nuevo estudio.

Primero, dijo, es importante que los niños aprendan a no volver a engordar cuando abandonan el programa; segundo, los niños estudiados eran de distintas etnias y de bajos ingresos.

El 20 por ciento de los niños y adolescentes de Estados Unidos es obeso, según los CDC; esa cifra se triplicó en los últimos 30 años.

A diferencia de los niños con peso normal, los que tienen sobrepeso son más propensos a volverse adultos obesos, lo que aumenta el riesgo de que desarrollen enfermedad cardíaca y diabetes tipo 2, entre otros problemas de salud.

El equipo de Mary Savoye, de la Yale University en Connecticut, reunió a unos 200 niños y adolescentes de 8 a 16 años para participar en dos programas para adelgazar.

Un programa era intensivo, familiar y, durante seis meses, los niños hicieron ejercicio aeróbico dos veces por semana y asistieron a clases de nutrición y conductas saludables una vez por semana.

Durante otros seis meses, las sesiones disminuyeron a dos por mes y los padres recibieron entrenamiento en salud y nutrición. En el otro programa, los niños asistieron a una sesión de orientación cada seis meses a cargo de trabajadores sociales, médicos y dietistas.

Todos los participantes estaban en el 5 por ciento más alto del valor de índice de masa corporal (IMC) para su edad y sexo. La asignación del programa fue al azar.

El equipo les midió el peso, la altura, la presión, el colesterol e indicios de diabetes a los seis meses, a los 12 meses y al año después de finalizar el programa.

En los primeros seis meses del programa intensivo, los participantes habían adelgazado 2,25 kg, según publica el equipo en la revista Pediatrics.

A los 12 meses, habían engordado alrededor de 0,45 kg. Al siguiente año, pesaban 6 kg más que al inicio del estudio, pero su IMC seguía bajo porque estaban creciendo.

En cambio, el grupo tratado con asesoramiento durante dos años engordó 4,5 kg en los primeros seis meses, 8 kg al año y 11,7 kg a los dos años con aumento del IMC.

El grupo tratado con el programa intensivo mantuvo niveles de colesterol más saludables que el de control y tuvo menos signos de alarma de diabetes que al inicio del programa.

Una de las complicaciones del estudio fue que más de la mitad de los niños de ambos grupos no finalizó el estudio. Eso es habitual en estas intervenciones y es, de hecho, uno de los principales problemas de estos programas.

Pero, para los autores, el hallazgo de que los participantes que adhirieron al programa hayan mantenido la reducción del IMC es promisorio.

Fuente: Nueva York, febrero 10/2011

Pediatrics, online 7 de febrero del 2011
Reuters Health

La vitamina D ayuda a mantener bajo control el azúcar en sangre

Filed under: noticia — nutricion @ 15:38

Consumir yogur con vitamina D adicional ayudaría a los diabéticos a regular el azúcar en sangre, según revela un estudio realizado en Irán.

Los autores dividieron a 90 adultos con diabetes en tres grupos que ingirieron yogur todos los días: uno recibió yogur común; otro, yogur enriquecido con vitamina D, y el tercero, yogur enriquecido con vitamina D y calcio.

A las 12 semanas, “hallamos una mejoría relativamente sobresaliente” en los niveles de azúcar en sangre de los grupos tratados con los yogures enriquecidos con vitamina D, indicó el coautor Tirang Neyestani, profesor asociado del Instituto Nacional de Investigación en Nutrición y Tecnología Alimenticia de Irán.

A diferencia de estudios previos, la nueva investigación demuestra una relación causa-efecto y sugiere que la vitamina D beneficia a las personas con diabetes tipo 2, opinó el doctor Anastassios Pittas, profesor asistente de medicina de la Escuela de Medicina de la Tufts University en Boston, y que no participó del estudio.

En la diabetes tipo 2, que es la forma más común, el cuerpo no puede utilizar la insulina para procesar la glucosa de los alimentos, lo que aumenta su nivel en sangre. La vitamina D ayudaría a regular la sensibilidad a la insulina y, quizás, su producción en el páncreas.

El equipo de Neyestani dividió a 55 mujeres y 35 hombres en grupos de 30; todos bebieron el yogur asignado dos veces por día. El yogur común contenía 150 mg de calcio, mientras que la versión fortificada con vitamina D incluía 500 UI de la vitamina y 150 mg de calcio, y la versión doblemente fortificada contenía 500 UI de vitamina D y 250 mg de calcio.

A los tres meses, el nivel promedio de azúcar del grupo tratado con el yogur común aumentó de 187 a 203 mg/dL de sangre. En los otros dos grupos, ese nivel disminuyó de 184 a 172 mg/dL. Se considera “diabética” a la persona con niveles de azúcar en sangre superiores a 126 mg/dL.

Pittas consideró extraño el aumento del azúcar en sangre en grupo que había consumido yogur común. Esto podría haber exagerado los resultados obtenidos en los otros dos grupos.

En el grupo que había consumido yogur común también aumentaron los valores de hemoglobina A1C, un signo de aumento del azúcar en sangre en el tiempo, mientras que esos valores disminuyeron en los otros dos grupos.

Además, los participantes tratados con el yogur fortificado adelgazaron entre 1 y 2,5 kg durante el estudio. El grupo control mantuvo su peso inicial. Aunque esa diferencia podría parecer pequeña, habría sido suficiente como para modificar el nivel de azúcar en sangre de los grupos.

“Adelgazar, independientemente de cuál sea la causa, mejora la diabetes”, dijo Pittas.

Es importante destacar también que la vitamina D se administró incluida en el yogur y no como suplemento. Tomarla sola daría otros resultados.

El yogur contiene probióticos, las bacterias que nos ayudan a digerir los alimentos. “Existen pruebas de que serían muy importantes en la diabetes”, indicó Pittas.

Fuente: Nueva York, febrero 25/2011 (Reuters)

American Journal of Clinical Nutrition, online 2 de febrero del 2011

9 febrero 2011

La dieta en los primeros tres años de vida podría afectar al Coeficiente Intelectual

Filed under: noticia — nutricion @ 11:33

Una dieta alta en grasas y azúcares durante los primeros años de vida podría afectar al desarrollo del coeficiente intelectual de los niños. Así lo ha demostrado un estudio publicado hoy por el semanario científico British Medical Journal y llevado a cabo por especialistas de la Universidad de Bristol (Reino Unido).

Los autores de la investigación basan sus conclusiones en el estudio ALSPAC, que se realizó con 14.000 niños nacidos entre 1991 y 1992 y pretendía hacer un seguimiento a largo plazo de la salud y el bienestar de los participantes. Con este objetivo, los padres completaron cuestionarios detallados sobre el tipo de comida y bebida que sus hijos consumían a los tres, cuatro, siete y ocho años y medio.

Periódicamente, se sometió a los niños al test de inteligencia Wechsler, que reveló que aquellos cuya dieta era poco sana presentaban un coeficiente intelectual menor que los que comían bien.

Los patrones de alimentación entre los cuatro y los siete años no tuvieron impacto en el nivel de inteligencia de los niños pero sí su tipo de dieta entre los cero y los tres años.

Los especialistas aclaran que estos estudios sugieren que “los efectos cognitivos relacionados con los hábitos alimenticios en los primeros años de vida podrían persistir aunque se cambiara la dieta”.

Sin embargo, los expertos también aclaran que estos resultados son “modestos” y recomiendan efectuar nuevas investigaciones para conocer mejor el efecto sobre la inteligencia que puede tener el tipo de dieta a una temprana edad.

Fuente: Londres, febrero 8/2011 (EFE)

Los cultivos ecológicos tienen más antioxidantes y menos nitratos

Filed under: noticia — nutricion @ 11:29

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) ha revelado que los cultivos ecológicos contienen una mayor concentración de antioxidantes y otras sustancias beneficiosas para la salud que los procedentes de la agricultura industrial, así como una menor cantidad de nitratos.

Según ha explicado a EFE la responsable del estudio, María Dolores Raigón, el proyecto ha analizado las propiedades nutricionales de diversos productos hortofrutícolas, como lechugas, acelgas, berenjenas, cebollas o naranjas.

En el caso de las berenjenas, una hortaliza que pese a que no es rica en minerales contiene una elevada proporción de polifenoles, un antioxidante “muy beneficioso” para la salud, las ecológicas tenían una concentración “significativamente” mayor a las procedentes de la agricultura convencional.

En cuanto a las naranjas, uno de los últimos cultivos analizados por este grupo de investigación, los resultados del estudio revelan que las que han sido cultivadas de forma ecológica contienen más cantidad de vitamina c.

En concreto, las naranjas ecológicas aportan entre un 10 y un 20 por ciento más de esta vitamina, de manera que con cada 100 mililitros de zumo de naranja ecológica se ingieren más de 60 miligramos de esta sustancia, cantidad que alcanza la dosis diaria recomendada, lo que no ocurre con las naranjas tradicionales.

Raigón ha explicado que esta mayor presencia de sustancias beneficiosas para la salud en los productos ecológicos se debe a que en su sistema de producción no se utilizan herbicidas, los cuales destruyen la actividad enzimática del suelo que contribuye a la absorción de minerales por parte de los cultivos.

Además, la agricultura ecológica respeta el equilibrio productivo de la planta, de manera que los frutos se mantienen en el árbol hasta el momento óptimo para su recolección.

Por otro lado, los cultivos ecológicos no sólo contienen más minerales y antioxidantes, sino que poseen una concentración menor de sustancias nocivas, como los nitratos, los cuales al contacto con la saliva se transforman en nitritos, una sustancia que limita la capacidad de la sangre de transportar oxígeno.

Así lo ha observado Raigón en los cultivos de lechugas ecológicas, en las que la presencia de nitratos es más reducida que en las lechugas convencionales.

La agricultura ecológica es también, según la investigadora, un buen aliado para recuperar la biodiversidad que la aparición de la agricultura industrial ha hecho disminuir.

En este sentido, ha indicado que la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) ha determinado que la sustitución de las variedades locales por variedades híbridas que trajo la revolución agrícola constituye la primera causa de pérdida de biodiversidad del planeta.

Según Raigón, la agricultura ecológica permite recuperar esas variedades locales, lo que contribuye a aumentar el potencial genético de los cultivos y la autonomía de los agricultores.

Fuente: Valencia, Febrero 7/2011 (EFE)

8 febrero 2011

La obesidad crea un riesgo de “tsunami” de dolencias cardíacas

Filed under: noticia — nutricion @ 12:10

Más de 500 millones de personas, o uno de cada diez adultos en todo el mundo, son obesos, una cifra dos veces superior a la de 1980, según un grupo de investigadores. La epidemia de obesidad se está extendiendo de los países ricos a los más pobres, añadió el equipo. Y aunque los países ricos han dado grandes pasos para reducir las tasas de colesterol alto e hipertensión, el número total de personas con presión alta subió de 600 millones en 1980 a casi 1.000 millones en el 2008, una cifra que se ha visto alimentada por el envejecimiento y el aumento de la población mundial.

“El sobrepeso y la obesidad, la tensión y el colesterol altos no son ya problemas occidentales o problemas de las naciones opulentas”, dijo Majid Ezzati, del Imperial College de Londres y la Universidad de Harvard, que dirigió los estudios, publicados en la revista The Lancet.

El estudio, realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), midió los cambios en factores de riesgo clave que afectan a la salud coronaria. Las dolencias cardíacas son la primera causa de muerte en el mundo industrializado, y cada año se gastan miles de millones de dólares en dispositivos médicos y fármacos para tratarlas. El nuevo estudio mostró progresos en algunas áreas, pero también encontró otras preocupantes. En Norteamérica, por ejemplo, ha habido un gran avance en la reducción de los índices de presión elevada en varones. En Australia, Nueva Zelanda y Nueva Guinea, las tasas de hipertensión en mujeres también mejoraron.

UN “TSUNAMI” MUNDIAL DE DOLENCIAS CARDIACAS

Sin embargo, el índice de masa corporal (IMC), una medida clave de la obesidad, ha crecido en todo el mundo. “El mundo se está volviendo más y más obeso”, dijo Ezzati en una entrevista telefónica.

Tener sobrepeso u obesidad eleva el riesgo de enfermedad cardíaca, diabetes, algunos cánceres y artritis. La hipertensión, otro factor clave de riesgo de enfermedad cardíaca, es la primera causa de muerte en todo el mundo. Las enfermedades relacionadas con la obesidad representan casi un 10 por ciento del gasto médico en Estados Unidos o aproximadamente unos 147.000 millones de dólares al año. En Europa, más de la mitad de los adultos tienen sobrepeso o son obesos, lo que aumenta la presión sobre los ya problemáticos presupuestos sanitarios.

No obstante, los estudios mostraron que los riesgos cardíacos ya no son sólo un problema de los países ricos de Occidente. “Cuando dejas a un lado dos o tres países -Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda- es en países de ingresos medios donde la incidencia de la obesidad es mayor”, dijo Ezzati.

Los niveles promedio de colesterol cayeron en Norteamérica, Australia, Nueva Zelanda, Nueva Guinea y Europa, pero aumentaron en el este y sudeste de Asia y en la región del Pacífico, según hallaron los estudios. Los niveles de presión arterial son mayores en los países del Báltico y en el este y oeste de Africa.

Al comentar estos resultados, Sonia Anand y Salim Yusuf, de la Universidad McMaster en Canadá, dijo que mostraban un “tsunami de enfermedad cardiovascular” a nivel mundial que ha de ser afrontado con esfuerzos para reducir la ingesta de grasas malas y sal, y un aumento de los niveles de ejercicio.

La Asamblea General de la ONU tiene previsto celebrar una reunión en septiembre para debatir sobre la creciente amenaza de las llamadas enfermedades no transmisibles, o crónicas, como las dolencias cardíacas, el cáncer y la diabetes, particularmente en los países más pobres.

Fuente: CHICAGO/LONDRES Febrero 4/2011 (Reuters)

Autor: nutricion | Contáctenos
Otro blog más de Art