Medicina Natural

30 octubre 2014

La leche materna, oro biológico

Filed under: noticias — mednat @ 15:03

Aunque lleva acompañando al ser humano desde el principio de los tiempos, la leche materna no se ha estudiado demasiado hasta la fecha. Así se explica en un artículo publicado recientemente en la revista Science que, bajo el título, La primera comida funcional de la naturaleza, despliega todas las virtudes de este alimento, que van mucho más allá de la nutrición del bebé.

Según Ardythe Morrow, epidemiólogo del Cincinnati Children’s Hospital de Ohio, durante el último medio siglo se ha ignorado el estudio de la leche materna por considerarse algo “no moderno”. Ahora, sin embargo, las tornas han cambiado y este “producto” se ha convertido en un área de interés para la ciencia.

Según este experto, este resurgimiento tiene una explicación: durante mucho tiempo se ha sabido que la leche materna es abundante es oligosacáridos, carbohidratos complejos que, teóricamente, los humanos no pueden digerir pero en los que las bacterias ‘buenas’ sobreviven y prosperan. Hace 50 años, cuando estos oligosacáridos se descubrieron, no existía la tecnología necesaria para conocer su estructura y determinar su efecto en lo que hoy se conoce como el microbioma del intestino del bebé. Incapaces de progresar en el conocimiento de este asunto, los científicos -siempre según el artículo- perdieron interés en la posible conexión entre leche y microbios. Las cosas han cambiado recientemente, tanto por los avances en química analítica como por el creciente interés en la fauna microbiana presente en el organismo humano, así como por el movimiento que ha popularizado la lactancia materna, cuyos beneficios son resaltados hasta por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Así, en el artículo se explica que estas conexiones se están investigando con entusiasmo otra vez. Algunos investigadores se han centrado en hacer un mejor uso del microbioma impulsado por la leche, mientras que otros han documentado como la leche materna va más allá de alimentar al recién nacido y su flora bacteriana “buena”. La leche materna, sostienen, contiene también toda otra serie de componentes que reducen los patógenos, impulsan un sistema inmunológico robusto y llevan a cabo otras funciones.

De hecho, en los últimos tiempos se han descubierto que las madres traspasan a sus hijos enzimas inactivas que, una vez en el intestino del bebé, fomentan la presencia de moléculas bioactivas de otras proteínas presentes en la leche. “La leche es un fluido genial que ha sido escandalosamente infraestudiado”, afirma David Mills, de la University of California en Davis. “Si podemos identificar los componentes de la leche materna humana que son importantes, podremos entender la “inteligencia” de este producto y descifrar todas sus ventajas”.

A primera vista, la leche materna es toda una mezcla de grasas, proteínas y azúcares. Pero también tiene células del sistema inmune, como macrófagos, células madre aptas para la regeneración y entre cientos y miles de moléculas bioactivas. La leche “no consiste sobre todo en nutrición, más bien en protección inmunológica”, subraya Morrow en el texto.

En realidad, es algo de lo que se empezó a sospechar hace nada menos que 130 años, cuando se vio que los niños amamantados naturalmente sobrevivían más que los que tomaban leche en biberón. En esa tesis se avanzó hasta que, en la década de 1950, dos premios Nobel -Richard Kuhn y Paul György, demostraron que esto se debía a los oligosacáridos que promovían el crecimiento de unos microbios llamados bifidocacterias. Y es ahí cuando las investigaciones dejaron de avanzar. Hasta casi cinco décadas después.

Fue en 2006 cuando el químico de los alimentos Bruce German, también de la UC Davis, volvió a mostrar interés por las conexiones entre la leche materna y el microbioma. Y fue también entonces cuando la tecnología acompañó al avance de la ciencia, ya que fue la espectometría de masas y alguna otra técnica sofisticada la que ayudó a identificar estos oligosacáridos exclusivos de la leche materna.

Sin embargo, en ese primer intento solo una bacteria se logró aislar, la Bifidobacterium longum biovar infantis. Un año después, tras su secuenciación, el equipo de Mills demostró que la bacteria llevaba los genes necesarios para que los oligosacáridos de la leche pudieran digerirse.

El conocimiento en torno a esta bacteria sigue avanzando. Y los científicos quieren que se use no solo para conocer mejor a la leche materna, sino también para prevenir una enfermedad que afecta a los prematuros, la enterocolitis necrotizante. Se especula con la posibilidad de que el microbioma de los bebés nacidos antes de tiempo no sea tan “amable” con los oligosacáridos y genere una sobrerreacción inflamatoria que haga que el cuerpo no los pueda tolerar. Quizás la introducción de la bacteria de forma suplementaria podría ayudar a que esto no ocurriera.

Los científicos no son los únicos que han vuelto con fuerza a poner sus ojos en el estudio de la leche materna. También lo han hecho las empresas que fabrican leche de fórmula. “La primera compañía que consiga introducir un oligosacárido en su producto, marcará la diferencia”, explica el nutricionista Lars Bode, de la UC San Diego.

Este auge de la investigación, concluye el artículo, pone de manifiesto lo que ya es indudable: la complejidad y los poderes de la leche que cada madre fabrica de forma natural para sus recién nacidos. “La evolución ha creado el alimento funcional más poderoso. Ahora solo nos falta entenderlo”, concluye Mills.

Fuente: ElMundo.es

Cinco raciones diarias de fruta y verdura disminuyen el riesgo de muerte por enfermedad

Filed under: noticias — mednat @ 14:53

Cada vez hay más evidencias de que el aumento del consumo de frutas y verduras se relaciona con un menor riesgo de muerte por enfermedades cardiovasculares y cáncer. Pero no ha estado muy claro cuál es para la mayoría de las personas la cantidad crítica que les conviene consumir para obtener esos beneficios, es decir, una cantidad por debajo de la cual los beneficios disminuyen significativamente y por encima de la cual ya no aumentan nada o casi nada. Las conclusiones de una nueva investigación, basada en la revisión de resultados de numerosos estudios, indican ahora que comer cinco raciones de fruta y verdura diarias está asociado con un menor riesgo de muerte por enfermedad, sobre todo por afecciones cardiovasculares. Más de cinco raciones parecen no tener un efecto adicional.

Una ración de fruta puede ser una pieza entera, como por ejemplo una manzana, o una porción equivalente en peso de una pieza de fruta muy grande, como una tajada de sandía, o un conjunto de piezas de fruta muy pequeñas, como un bol de fresas. Lo mismo se aplica a la verdura.

El riesgo promedio de muerte por todas las causas de enfermedad se redujo en un 5 por ciento por cada ración diaria adicional de fruta y verdura, mientras que el riesgo de muerte por enfermedades cardiovasculares se redujo en un 4 por ciento por cada ración diaria adicional de fruta y verdura.

Xia Wang, de la Universidad de Shandong en China, Wei Bao, del Instituto Nacional Eunice Kennedy Shriver de Salud Infantil y Desarrollo Humano, uno de los Institutos Nacionales estadounidenses de Salud, Frank B Hu, de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, en Boston, Massachusetts, Estados Unidos, y otros especialistas en China, analizaron los resultados de 16 estudios en los que se recopilaron datos de un total de 833.234 participantes y 56.423 fallecimientos.

Las diferencias en el diseño y la calidad de cada estudio se tuvieron en cuenta para minimizar el riesgo de distorsiones engañosas en las comparaciones.

Fuente: NCYT

Confirmado el vínculo entre la falta de vitamina D y el riesgo de demencia y Alzheimer

Filed under: noticias — mednat @ 14:48

La deficiencia de vitamina D se asocia con un riesgo significativamente mayor de demencia y enfermedad de Alzheimer en las personas mayores, según un sólido estudio liderado por expertos de la Universidad de Exeter, en Reino Unido, en colaboración con científicos del Hospital Universitario de Angers y las universidades norteamericanas Internacional de Florida, de Columbia, de Washington, Pittsburg y de Michigan.

El equipo analizó ancianos estadounidenses que participaron en el Estudio de Salud Cardiovascular y descubrieron que los adultos que eran moderadamente deficientes en vitamina D poseían un 53 por ciento más de riesgo de desarrollar demencia de cualquier tipo, elevándose el riesgo al 125 por ciento en los que eran muy deficientes. Resultados similares se registraron para la enfermedad de Alzheimer, con los miembros del grupo moderadamente deficientes siendo un 69 por ciento más propensos a desarrollar este tipo de demencia, aumentando hasta un 122 ciento el riesgo en aquellos con deficiencia grave.

El estudio, financiado en parte por la Asociación de Alzheimer y publicado en la edición digital de ‘Neurology’, analizó a 1.658 adultos de 65 años y más que eran capaces de caminar sin ayuda y estaban libres de demencia, enfermedades cardiovasculares y accidentes cerebrovasculares al inicio del análisis. Se siguió a los participantes durante seis años para ver si desarrollaban Alzheimer u otras formas de demencia. Los autores esperaban encontrar una asociación entre los niveles bajos de vitamina D y el riesgo de demencia y enfermedad de Alzheimer, pero los resultados fueron, a su juicio, sorprendentes, al detectar que la relación era dos veces más fuertes que lo que se había previsto. Los expertos creen ahora necesario realizar ensayos clínicos para determinar si el consumo de alimentos como el pescado azul o tomar suplementos de vitamina D pueden retrasar o incluso prevenir la aparición de Alzheimer y demencia.

La demencia es uno de los mayores desafíos de nuestro tiempo, con 44 millones de casos en todo el mundo, un número que se triplicará para el año 2050 como consecuencia del envejecimiento acelerado de la población. Se cree que mil millones de personas en todo el mundo tienen niveles bajos de vitamina D y muchos adultos mayores pueden experimentar un empeoramiento de la salud como resultado de ello.

Esta investigación es, según sus autores, el primer estudio a gran escala en analizar la relación entre la vitamina D y el riesgo de demencia en el que el diagnóstico fue realizado por un equipo multidisciplinar de expertos, utilizando una amplia gama de información, incluyendo la neuroimagen. La investigación anterior estableció que las personas con niveles bajos de vitamina D son más propensas a seguir teniendo problemas cognitivos, pero este estudio confirma que esto se traduce en un incremento sustancial en el riesgo de enfermedad de Alzheimer y demencia.

La vitamina D proviene de tres fuentes principales: la exposición de la piel a la luz solar, alimentos como el pescado azul y suplementos alimenticios. La piel de las personas mayores puede ser menos eficiente a la hora de convertir la luz solar en vitamina D, lo que las hace más propensas a estar carentes de vitamina D y depender de otras fuentes. En muchos países, la cantidad de radiación UVB en invierno es demasiado baja para permitir la producción de vitamina D.

El estudio también encontró evidencia de que hay un umbral del nivel de vitamina D que circula en el torrente sanguíneo por debajo del cual aumenta el riesgo de desarrollar demencia y enfermedad de Alzheimer. El equipo tenía anteriormente la hipótesis de que esto podría estar en entre 25 a 50 nmol/L y sus nuevos hallazgos confirman que los niveles de vitamina D por encima de 50 nmol/L están más fuertemente asociados con una buena salud cerebral.

Fuente: Infosalus

I Jornada Internacional de Ozonoterapia en Latinoamérica

Filed under: Eventos — mednat @ 13:55

I Jornada  Internacional de Ozonoterapia en Latinoamérica

22 octubre 2014

Antioxidante presente en las uvas puede ser la clave para un nuevo tratamiento contra el acné

Filed under: noticias — mednat @ 16:30

Unos investigadores han constatado que el resveratrol, un antioxidante que se obtiene de las uvas, podría debilitar a ciertas bacterias causantes del acné al hacer que sus membranas exteriores se vuelvan más difusas.

Los autores de este estudio, de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) en Estados Unidos, han comprobado también que combinar resveratrol con un medicamento común para el acné, el peróxido de benzoílo, podría mejorar la capacidad del fármaco para matar a esas bacterias y ello podría traducirse en nuevos tratamientos.

Estos primeros hallazgos del equipo de la Dra. Emma Taylor demuestran que el resveratrol y el peróxido de benzoílo atacan las bacterias del acné, las Propionibacterium acnes, de maneras diferentes.

Los investigadores han comprobado que el resveratrol puede debilitar a las bacterias al causar que sus membranas exteriores se vuelvan más difusas, tal como se ve en las imágenes inferiores.

El resveratrol es un antioxidante que detiene la formación de radicales libres, que causan daños en células y tejidos. El peróxido de benzoílo es un oxidante que trabaja creando radicales libres que matan a las bacterias del acné.

Taylor y sus colegas pensaron inicialmente que, dado que las acciones de los dos compuestos son opuestas, su combinación debería provocar que se contrarrestasen mutuamente, pero no fue eso lo que sucedió. Este estudio demuestra que combinar un oxidante y un antioxidante, en las circunstancias adecuadas, puede lograr un efecto bactericida sostenido a lo largo de un período de tiempo más largo.

El equipo cultivó colonias de las bacterias que causan el acné y después añadieron varias concentraciones de resveratrol y peróxido de benzoílo, tanto en solitario como juntos. Los investigadores vigilaron los cultivos en busca de crecimiento o muerte bacterianos durante 10 días. Hallaron que el peróxido de benzoílo era capaz de matar inicialmente a las bacterias en todos los niveles de concentración, pero el efecto duraba poco y no pasaba de las 24 primeras horas.

El resveratrol no tenía una capacidad fuerte de matarlas, pero inhibía el crecimiento bacteriano durante un período de tiempo más largo. Sorprendentemente, los dos compuestos juntos resultaron ser la forma más efectiva de reducir la cantidad de bacterias. Fue como combinar lo mejor de dos mundos y lanzar un ataque a dos bandas contra las bacterias.

Tomado de NCYT

Emma J. M. Taylor, Yang Yu, Jackson Champer, Jenny Kim. Resveratrol Demonstrates Antimicrobial Effects Against Propionibacterium acnes In Vitro. Dermatol Ther (Heidelb). 2014;4(2).Sept 17, 2014.DOI: 10.1007/s13555-014-0063-0

Correr reduce el riesgo de muerte

Filed under: noticias — mednat @ 16:23

Según un estudio publicado en “Journal of the American College of Cardiology”, correr durante unos pocos minutos al día a una velocidad lenta puede reducir de forma significativa el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular en comparación con alguien que no corre.

Los investigadores estudiaron 55 137 adultos de edades comprendidas entre 18 y 100 años durante un periodo de 15 años para determinar si existe alguna relación entre correr y la longevidad. Los datos se recogieron en el Aerobics Center Longitudinal Study (Estados Unidos), donde los participantes completaron un cuestionario sobre sus hábitos de correr. El 24 % de los participantes declaró que corría en su tiempo libre. Durante el estudio fallecieron 3413 participantes, incluyendo 1217 cuyas muertes estaban relacionadas con enfermedad cardiovascular.

En comparación con los participantes que no corrían, los corredores presentaban un 30 % menos de riesgo de muerte de todas las causas y un 45 % menos de cardiopatías o ictus. Los corredores vivían tres años más de media en comparación con los participantes que no corrían. Los beneficios eran los mismos sin importar la duración de la carrera, la distancia recorrida o la velocidad e independientemente del sexo, la edad, el índice de masa corporal, las condiciones de salud o del consumo de tabaco y alcohol.

El estudio mostró que los participantes que corrían menos de 51 minutos, menos de seis kilómetros y a menos de seis kilómetros por hora o solo dos veces por semana presentaban un riesgo de muerte menor que aquellos que no corrían. “Los corredores que corrían menos de una hora a la semana presentaban los mismos beneficios que aquellos que corrían más de tres horas. Por tanto, puede que más no sea mejor en la relación entre correr y la longevidad”.

Tomado de Diario Médico

El tabaco es causa de estrés oxidativo y destrucción celular

Filed under: noticias — mednat @ 16:14

Los resultados de la investigación indican que los fumadores y los exfumadores muestran unas concentraciones de nonanal superiores a la de los no fumadores, en los que su existencia es casi nula. Antonio Aguilar-Ros, profesor de la Facultad de Farmacia de la Universidad CEU San Pablo y miembro de la investigación, especifica que no se han tenido en cuenta dentro de la muestra a los fumadores pasivos y que para la consideración de un fumador como tal, “se han tomado como referencia los criterios de la sociedad científica”.

Durante el estudio se analizaron diferentes compuestos orgánicos volátiles en el aire exhalado de un total de 89 pacientes con distintas patologías respiratorias. Para el análisis de los mismos, se les asignó un grupo en función del consumo de tabaco: 35 no fumadores, 24 exfumadores y 30 fumadores activos. Para la obtención de resultados se utilizaron técnicas de desorción térmica, cromatografía de gases y espectrometría de masas para la interpretación de seis compuestos orgánicos volátiles, cuya identificación y cuantificación se llevó a cabo mediante el tiempo de retención, su espectro de masas, así como la comparación con estándares cromatográficos. La presencia de nonanal en los pacientes muestra que las personas fumadoras padecen un claro daño celular que podría derivar en una patología inflamatoria o tumoral. Además, esta presencia en individuos que abandonaron el hábito de fumar mucho tiempo atrás, indica que la lesión celular podría permanecer a largo plazo, aunque no se ha podido determinar su duración exacta o el cese de su aparición.

Por ello, el análisis confirma que el tabaco es una causa de estrés oxidativo ya que provoca la destrucción de las células y la aparición de compuestos orgánicos volátiles dañinos para la salud. A pesar de esos indicios, no se puede establecer una relación clara entre la cantidad de tabaco consumido y niveles del nonanal, aunque mientras más se prolongue este hábito más riesgo existirá de padecer otro tipo de enfermedades. Por ello, es necesario tener en cuenta que el estrés oxidativo produce daños irreversibles estructurales y funcionales de las células, como alteraciones en proteínas esenciales, peroxidación lípida, rotura de cadenas y variaciones de las bases nitrogenadas del ADN, un aumento intracelular elevado de Ca2+ libre e incluso apoptosis y necrosis. Aun así, Aguilar-Ros aclara que “el daño en la membrana celular es un factor más, y no es determinante sino acumulativo a otra serie de factores de riesgo de sufrir una patología inflamatoria o pulmonar”.

Arma de doble filo
Además, el profesor considera este estudio una “arma de doble filo” a la hora de influir en la iniciación e incidencia de este hábito, ya que podría disuadir a posibles nuevos fumadores de iniciarse en su consumo por riesgo de adquirir un deterioro celular permanente, pero también desestimar la decisión de abandonar el hábito a los que ya son fumadores por la noción de que el daño ya adquirido no se eliminará. Sin embargo, Aguilar advierte de que aunque el daño celular sea permanente, mientras más se alarga el consumo de tabaco, mayores son las probabilidades de desarrollar enfermedades pulmonares.

En esta investigación en la que participa la Universidad CEU San Pablo, financiada por el Instituto de Salud Carlos III, Neumomadrid 2008 y SEPAR 2010, también han colaborado el Hospital Central de la Defensa, el Hospital 12 de Octubre, la Universidad Complutense y la de Alcalá de Henares.

Próximas investigaciones
Este estudio forma parte de un proyecto más amplio que pretende avanzar en la detección precoz del cáncer de pulmón y clarificar los mecanismos celulares relacionados con el desarrollo de ésta y otras enfermedades pulmonares. Aguilar-Ros también ha informado de dos futuras investigaciones en este campo, una en lo referente al cáncer de pulmón y otra que indagará más sobre los efectos del tabaco, con la utilización de encuestas a fumadores y ex fumadores, cuyo objetivo consiste en desarrollar herramientas que eviten la proliferación de este hábito y su abandono por completo.
Tomado de Diario Médico

José Javier Jareño-Estebana, M. Ángeles Muñoz-Lucasb, Belén Carrillo-Arandac, José Ángel Maldonado-Sanzd, Ignacio de Granda-Orivee, Antonio Aguilar-Rosf. Estudio de compuestos orgánicos volátiles en aire exhalado en una población clínicamente sana: efecto del tabaquismo. Arch Bronconeumol. 2013;49:457-61. – Vol. 49 Núm.11

El orégano, aroma de salud

Filed under: De Salud Vida — mednat @ 16:02

Orégano "brujo". Foto tomada de: terranostra-terranostra.blogspot.comEl orégano, planta que perfuma, adorna, brinda sabor a nuestra cocina y es fuente de salud.

Ver artículo…

6 octubre 2014

La forma en que se hace frente al estrés puede aumentar el riesgo de insomnio

Filed under: noticias — mednat @ 16:40

Los resultados muestran que el hacer frente a un suceso estresante a través de una desvinculación de la conducta – el renunciar a hacer frente al estrés – o mediante el empleo de alcohol o drogas fue un mediador significativo de la relación entre la exposición al estrés y la aparición de insomnio. Es sorprendente que la técnica de hacer frente mediante la distracción – como el ir al cine o mirar televisión – también fue un mediador significativo entre el estrés y la presentación de insomnio. Por otra parte, el estudio reveló que la intrusión cognitiva – los pensamientos recurrentes en torno al factor estresante – era un mediador significativo y clave, contribuyendo a 69 % del efecto total de la exposición al estrés sobre el insomnio.

“Nuestro estudio es uno de los primeros en demostrar que no es el número de factores estresantes, sino la reacción que el individuo tiene a ellos lo que determina la probabilidad de que se presente insomnio”, dijo el autor principal Vivek Pillai, miembro de investigación en el Centro de Trastornos e Investigación del Sueño en el hospital Henry Ford en Detroit, Michigan. “Aunque un suceso estresante puede originar una noche de insomnio, es lo que se hace en respuesta al estrés lo que puede ser la diferencia entre algunas noches de no dormir bien y el insomnio crónico”.

Los resultados del estudio son publicados en la revista Sleep (DOI: 10.5665/sleep.3838).

En el estudio intervino una muestra basada en la población de 2892 personas que dormían bien y sin ningún antecedente de insomnio en el curso de la vida. Al inicio, los participantes comunicaron el número de sucesos vitales estresantes que habían experimentado en el último año, tales como divorcio, enfermedades graves, problemas económicos importantes o la muerte de un cónyuge. También informaron la gravedad percibida y la duración de cada suceso estresante. Los cuestionarios también midieron los grados de intrusión cognitiva e identificaron estrategias de adaptación de los participantes en los siete días subsiguientes al suceso estresante. Una valoración de seguimiento después de un año permitió identificar a participantes con trastorno de insomnio, el cual se definió como el tener síntomas de insomnio durante por lo menos tres noches a la semana en un mes o más y alteración o ansiedad diurnas concomitantes. “Este estudio es un recordatorio importante de que los sucesos estresantes y otras modificaciones importantes en la vida a menudo producen insomnio”, dijo el Presidente de la American Academy of Sleep Medicine, Dr. Timothy Morgenthaler. “Si se siente agobiado por los sucesos en su vida, hable con su médico sobre las estrategias para reducir su grado de estrés y mejorar su sueño”.

De acuerdo con los autores, el estudio identificó posibles dianas de intervenciones terapéuticas para mejorar las respuestas de adaptación al estrés y disminuir el riesgo de insomnio. En concreto, observaron que la psicoterapia basada en la percatación plena ha demostrado una perspectiva favorable en suprimir la intrusión cognitiva y mejorar el sueño. “Aunque tal vez no podamos controlar los sucesos externos, podemos reducir su carga si nos mantenemos alejados de determinadas conductas de inadaptación”, dijo Pillai.

La American Academy of Sleep Medicine informa que el trastorno por insomnio a corto plazo que dura menos de tres meses ocurre en 15 % a 20 % de los adultos y tiene mayor prevalencia en mujeres que en hombres.

La investigación fue realizada bajo la supervisión de Thomas Roth, PhD y Christopher Drake, PhD, del Centro de Sueño Investigación del Hospital Henry Ford en Detroit. El estudio fue respaldado por financiación del National Institute of Mental Health (NIMH) del National Institutes of Health (NIH).
Tomado de Medcenter.com

Pillai V, Roth T, Mullins HM, Drake CL. Moderators and mediators of the relationship between stress and insomnia: stressor chronicity, cognitive intrusion, and coping. Sleep 2014;37(7):1199-1208.

Vitamina D, buena opción para disminuir la hipertensión

Filed under: noticias — mednat @ 16:30

Altos niveles de vitamina D contribuyen a reducir la presión arterial sistólica y los índices de hipertensión, según una investigación británica publicada en la revista especializada The Lancet.
El estudio, financiado por la Fundación Británica del Corazón y el Consejo de Investigación Médica de Reino Unido, refiere que niveles sistémicos de vitamina D han sido asociados a una variedad de estados de enfermedad, incluidos padecimientos cardiovasculares e hipertensión.

Científicos británicos exploraron el efecto de la suplementación de vitamina D sobre pacientes cardiovasculares y los resultados fueron mixtos, pero sí confirmaron un impacto positivo de la vitamina D en la hipertensión. Los autores del estudio utilizaron un enfoque genético para explorar la asociación de esta vitamina con la presión arterial alta, su causa y efecto, en una población de estudio grande de cerca de 100 mil personas de origen europeo.

Los investigadores realizaron 35 estudios a su población en estudio y encontraron que en los pacientes con menores niveles de vitamina D, la presión arterial era más alta, mientras más baja en aquellos que ingirieron el suplemento o estaban expuestos a la luz solar.

Concluyeron que, en comparación con otros tratamientos para reducir la presión arterial alta, la suplementación con vitamina D es una alternativa menos costosa y con menos riesgos de efectos secundarios, por lo que “es una opción buena y deseable para médicos y pacientes”.

Destacaron que es importante contar con niveles adecuados de vitamina D, ya que la deficiencia puede causar síntomas tales como cansancio, dolor y malestar general, y, si es más grave, raquitismo en niños y osteomalacia en los adultos.

Tomado del boletín de selección temática de Prensa Latina: Copyright 2013 “Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina

Karani S Vimaleswaran , Alana Cavadino , Diane J Berry , Rolf Jorde , Aida Karina Dieffenbach , Chen Lu . Association of vitamin D status with arterial blood pressure and hypertension risk: a mendelian randomisation study.The Lancet Diabetes & Endocrinology,  26 Jun 2014.

« Página anteriorPágina siguiente »

Autor: mednat | Contáctenos
Otro blog más de Art