Medicina Natural

22 marzo 2012

Asocian “deuda de sueño” con problemas de atención en jóvenes

Filed under: noticias — mednat @ 16:26

Los estudiantes secundarios que tratan de compensar la falta de sueño el fin de semana, rinden menos en los test de atención en la escuela que los que no duermen de más.

Un equipo de Corea del Sur asegura que los resultados sugieren que la “deuda de sueño” acumulada durante la semana reduciría los recursos intelectuales de los adolescentes. “Son como un banco: siempre están sobregirados”, opinó el doctor David Gozal, experto en trastornos infantiles del sueño de la University of Chicago y que no participó del estudio. “Si uno no maneja bien la tarjeta de crédito, estará en bancarrota rápidamente”, añadió.

Los 2600 estudiantes secundarios coreanos estudiados dormían en promedio 5,42 horas por día de lunes a viernes. El fin de semana, sumaban casi tres horas de sueño, según cuestionarios. Los que más dormían los fines de semana rendían menos en las tareas computarizadas de atención durante la clase, señaló el equipo de Seog Ju Kim, de la Universidad de Medicina y Ciencia de Gachon, en Incheon. Aunque los resultados no prueban que la falta de sueño sea la causa, tampoco podrían explicarse según las diferencias en edad, sexo, depresión o ronquidos, publica Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine.

Los trastornos de atención no estuvieron asociados con la cantidad de horas que los adolescentes dormían durante la semana. Para Gozal, eso tiene sentido porque algunos superan la falta de sueño, mientras que otros necesitan compensar la deuda los fines de semana. “La atención y la función ejecutiva son el primer paso para el éxito académico. Hay suficientes pruebas en animales de que la necesidad de dormir no se puede pasar por alto”, dijo el autor. Gozal explicó que, aunque los alumnos coreanos dormirían menos que los estadounidenses, el sueño también se volvió un bien escaso en Estados Unidos, entre adolescentes, adultos y hasta bebés.

Según el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de Estados Unidos, los niños y los adolescentes deberían dormir por lo menos nueve horas por noche, aunque algunos pueden dormir menos. “En una sociedad muy influida por el rendimiento académico, un niño o adolescente que necesita compensar la falta de sueño el fin de semana es, quizás, una persona en riesgo”, dijo el experto.
Septiembre 12/2011(Intramed)

Nota: Los lectores del dominio *sld.cu tienen acceso al artículo a texto completo a través de Hinari.

Kim SJ, Lee YJ, Cho SJ, Cho IH, Lim W, Lim W.Relationship Between Weekend Catch-up Sleep and Poor Performance on Attention Tasks in Korean Adolescents.Publicado en Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine;165(9):806-12. Septiembre5/2011

26 mayo 2011

El sueño, la depresión y el estrés influyen en la pérdida de peso

Filed under: noticias — mednat @ 17:23

Un nuevo estudio, publicado recientemente en la versión en línea de International Journal of Obesity indica que el sueño, la depresión y el estrés son componentes fundamentales de un programa de intervención para bajar de peso.

Se considera que la actual epidemia de obesidad en Estados Unidos obedece a diversos elementos contribuyentes, entre ellos, factores genéticos, ambientales y relacionados con el estilo de vida, tales como las alteraciones en los patrones de sueño. Múltiples estudios han demostrado una relación inversa entre la duración del sueño y el aumento de peso.

Para comprender mejor los efectos del sueño, la duración del sueño, la depresión y el estrés sobre el éxito para bajar de peso, los investigadores, dirigidos por el Dr. Charles Elder del Kaiser Permanente Center for Health Research, Portland, Oregon (Estados Unidos), llevaron a cabo un estudio clínico aleatorio de fase 2.

La fase 1 comprendió una intervención conductual no aleatoria para bajar de peso durante seis meses en la que participaron 472 adultos con obesidad (índice de masa corporal, 30 a 50 kg/m2). La fase 2 incorporó el mantenimiento de la pérdida de peso. El estudio actual se enfoca en los resultados de la fase 1.

La intervención de la fase 1 comprendió 22 sesiones de grupo, dirigidas por un psicoterapeuta conductual, que se llevaron a cabo durante el curso de 26 semanas. A los participantes se les recomendó que redujeran el consumo de alimentos en 500 calorías al día, que adoptaran el tipo de alimentación DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension -Enfoques Alimentarios para Detener la Hipertensión- y que realizaran un mínimo de 180 minutos de ejercicio por semana.

La media de la pérdida de peso durante la fase 1 fue 6,3 ± 7,1 kg y 285 participantes (60%) que tuvieron una pérdida mínima de 4,5 kg fueron seleccionados de manera aleatoria para la fase 2. Los participantes asistieron a un promedio de sesiones de 73,1% ± 26,7%. Llenaron 5,1 ± 1,9 registros de alimentos diarios por semana y comunicaron 195,1 ± 123,1 minutos de ejercicio por semana.

Se demostró que el estrés y la duración del sueño eran factores importantes para participar en la fase 2. Un cambio de un punto en la Escala de Estrés Percibido se acompañó de oportunidades relativas de 0,966 (más eficacia asociada a menos pérdida de peso, intervalo de confianza del 95%: 0,937 a 0,995; p =0,024). Los participantes con una tendencia cuadrática en la duración del sueño tuvieron oportunidades relativas de 0,797 (intervalo de confianza del 95%: 0,649 a 0,978; p = 0,030). Los participantes que dormían seis a siete horas o siete a horas tuvieron más posibilidades de reunir los requisitos para la fase 2 que los pacientes con otras duraciones de sueño.

Al ingresar en el programa, un menor estrés se relacionó con más pérdida de peso subsiguiente (declive: 0,132; EE: 0,054; t = 2,42; p = 0,021).

Las modificaciones de los factores pronósticos iniciales durante el programa tuvieron repercusiones importantes en el éxito. La reducción del estrés entre el ingreso al estudio y una consulta de seguimiento de pérdida de peso posterior según se midió mediante la Escala de Estrés Percibido conllevó una mejor reducción de peso (r = 0,159; p = 0,048). Se observó una tendencia similar en la depresión según se midió mediante el Cuestionario de Salud Personal -Subescala de Presión (r = 0,223; p = 0,035).

Los investigadores no demostraron ninguna correlación entre el tiempo de detección y el éxito para bajar de peso. La asistencia a las sesiones se correlacionó positivamente con la eficacia en la reducción de peso (r = -0,621), lo mismo que el ejercicio (r = -0,361) y en los registros de alimentos (r = -0,501; todas las p < 0,001).

Los autores del estudio terminaron diciendo que “estos resultados indican que los médicos y los investigadores podrían evaluar poner en práctica medidas dirigidas al sueño, la depresión y el estrés como parte de intervención conductual para bajar de peso”.

Este estudio fue patrocinado por el National Center for Complementary and Alternative Medicine, National Institutes of Health.
abril 25/2011 (Medscape) (Registrarse en el sitio)

C R Elder1, C M Gullion1, K L Funk1, L L DeBar1, N M Lindberg1 and V J Stevens. Impact of sleep, screen time, depression and stress on weight change in the intensive weight loss phase of the LIFE study. Journal of Obesity. Publicado en versión preliminar marzo 2011.

22 marzo 2011

Falta de sueño adecuado provoca estrés y baja productividad

Filed under: noticias — mednat @ 15:00

El especialista José de Jesús Gutiérrez Rodríguez aseguró que la falta de sueño adecuado causa baja productividad laboral, irritabilidad, problemas académicos e incluso de estados de ansiedad entre las personas. El jefe del Departamento de Clínicas de Salud Mental de la Universidad de Guadalajara, señaló que se estima que entre 60 y 80% de los adultos sufre estrés durante el día, relacionado con el mal dormir.
“Si el sueño de una persona no es eficiente, ésta permanecerá de mal humor durante el día, tendrá dolores de cabeza o musculares y rendirá menos en el trabajo y la escuela, afectando su vida personal y laboral”, indicó.  Sin embargo, dijo que a pesar de la importancia de dormir bien, poca gente lo considera como primordial, sobre todo ahora que las personas están presionadas económicamente y deben trabajar más, desplazarse por períodos prolongados.
En el caso de los menores, subrayó que prefieren jugar videojuegos, chatear o estar en la computadora que irse a la cama.
“Existen pocas investigaciones encaminadas a indagar sobre los procesos del sueño, los tipos de trastornos y los factores que influyen para que una persona descanse de manera adecuada”, aseguró.
Es por ello que durante el Congreso Internacional de Salud Mental realizado en diciembre pasado, se declaró el 2011 como el Año del Buen Dormir, por lo que durante estos meses se llevarán a cabo cursos, talleres y conferencias. En estos eventos se capacitará a por lo menos 800 personas en la Zona Metropolitana de Guadalajara sobre los efectos de tener un sueño adecuado, comentó.
Agregó que esta iniciativa, emprendida por la UdeG y apoyada por diversas organizaciones de salud mental en México, comprende además la difusión de manuales para que la gente conozca en qué condiciones alimentarias, climáticas, ambientales y qué tipo de ropa son los ideales para tener un descanso efectivo y reparador.
Por su parte, Laura Alfaro Beracoechea, representante del Colegio de Profesionales en Salud Mental, dijo que pretenden que las personas conozcan qué tipo de actividades durante el día son riesgosas para un sueño efectivo y que sepan las medidas de relajación y respiración que les ayuden a conciliar el sueño.
Los especialistas recalcaron la importancia de que la población conozca cuántas horas debe dormir. Como promedio un adulto debe descansar entre 7 y 9 horas al día, un adolescente de 8 a 10 horas, mientras que los niños deben dormir de 10 a 12 horas.
Recomendaron usar ropa holgada y de algodón para dormir, así como no ingerir alimentos muy pesados o condimentados, evitar ver noticias estando en la cama o antes de dormir, tener un colchón cómodo y alejar la cama de ventanas.
También se debe procurar una habitación cálida y oscura, así como tener siestas de 15 minutos durante el día, si no se durmió el tiempo adecuado.
Los especialistas ofrecerán de manera gratuita cursos, pláticas y talleres a las escuelas, comunidades y organismos que deseen conocer más de este tema.
Guadalajara, enero 26/2011 (Notimex)

Recomiendan más horas de sueño para prevenir la obesidad infantil

Filed under: noticias — mednat @ 14:42

Los padres de familia que dejan dormir más tiempo a sus hijos los fines de semana estarían ayudándolos a prevenir el sobrepeso, dijo un estudio auspiciado por la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP).El estudio “La duración y regularidad del sueño, el peso corporal y la homeostasis metabólica en niños en edad escolar”, concluye que “el sueño adicional tiende a mitigar los efectos adversos del sueño irregular que tienen los menores de lunes a viernes”.
El grupo de investigadores de la Universidad de Chicago, de Illinois y de Louisville en Kentucky, coordinados por Karen Spruyt, examinó los efectos de los períodos de sueño en el índice de masa corporal (IMC) y la regulación metabólica de los niños. Los resultados del estudio serán publicados en la revista Pediatrics.
Se examinaron los patrones de sueño y el IMC de 308 niños, de 4 a 10 años durante una semana, así como el ayuno, los niveles plasmáticos de glucosa en la mañana, de  insulina, de lípidos y de proteínas, entre otros, de manera independiente al peso. Los niños registraron un promedio de ocho horas de sueño por noche, significativamente menor que las recomendaciones actuales y se observó una tendencia no lineal entre el sueño y el peso.
La presencia de gran variación en la duración del sueño  o de la corta duración, era más probable que estuviera asociado con la insulina modificada, las lipoproteínas de baja densidad y alta sensibilidad de los niveles de proteína C reactiva en plasma. Los niños cuyos patrones de sueño se encontraban en el extremo inferior de la duración, sobre todo en la presencia de los horarios de sueño irregular, mostraron el mayor riesgo para la salud.
Aunque los obesos no tuvieron diferencias radicales en sus horarios de sueño por día escolar, la duración del mismo fue menor y más irregular los fines de semana en comparación con los días lectivos. Además, esos niños eran menos propensos a recuperar el sueño los sábados y domingos. La combinación de menos horas de sueño y los patrones más variables se asoció con resultados adversos en las funciones metabólicas.
Los autores concluyen que las campañas de promoción de la salud dirigidas a las familias deben incluir la recomendación de “más horas de sueño regulares”, lo que puede favorecer la disminución de las tasas de obesidad. De igual forma, un mayor tiempo de sueño ayuda a mejorar la función metabólica de los niños, lo que les permite mantener un peso corporal estable.
Chicago, enero 24/2011 (Notimex)

23 mayo 2010

Yoga alivia fatiga y mejora el sueño en sobrevivientes de cáncer

Filed under: noticias — mednat @ 12:59

Mayo, 2010

Los sobrevivientes de un cáncer deberían hacer yoga para dormir mejor y tener más energía, según un estudio que se presentará en junio.
“Los médicos y oncólogos no se sienten cómodos al asesorar a los pacientes que quieren usar terapias complementarias a los tratamientos oncológicos”, dijo el doctor Douglas Blayney, presidente de la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica.
“Ahora tenemos una intervención estudiada en ensayos clínicos que sería beneficiosa”, agregó Blayney, que no participó en el nuevo estudio.
Los autores dividieron al azar a más de 400 sobrevivientes oncológicos en dos grupos. La mayoría había recibido quimioterapia para tratar un cáncer de mama.
Un grupo hizo Hatha yoga leve y yoga restauradora, dos modalidades que incluyeron ejercicios de postura y respiración, dos veces por semana durante un mes. El otro recibió la atención habitual.
Los que practicaron yoga pudieron disminuir la cantidad de píldoras para dormir y durmieron mejor, de acuerdo a un 22 por ciento de aumento de la calidad del sueño en una escala estandarizada. La cifra duplicó a la de los sobrevivientes que no hicieron ejercicio.
El yoga redujo también la fatiga a la mitad y aumentó levemente la calidad de vida.
Esa es una buena noticia para los pacientes oncológicos, dijo Karen Mustian, del Centro Médico de la University of Rochester, en Nueva York. “No tenemos buenos remedios para la fatiga de los sobrevivientes oncológicos”, dijo la autora en Reuters Health.
Mustian recomendó que los sobrevivientes oncológicos deben buscar instructores certificados por Yoga Alliance, en especial que tengan experiencia en el trabajo con enfermedades. Destacó que los resultados no serían aplicables a todas los tipos de yoga.
“Los médicos pueden decir con confianza que este tipo de programa de yoga puede ser útil”, dijo Blayney.

 

FUENTE: American Society of Clinical Oncology Annual Meeting
              Reuters Health

Autor: mednat | Contáctenos
Otro blog más de Art