Medicina Natural

26 Abril 2011

Consumo de café o té puede reducir el riesgo de cáncer en el sistema nervioso

Archivado en: noticias — mednat @ 17:05

Científicos de varios países demostraron el efecto saludable del café y el té. Un consumo elevado de esas bebidas puede reducir el riesgo de formación de tumores en el sistema nervioso, según publicaron medios alemanes.
Investigadores alemanes analizaron los datos recogidos para el estudio Investigación Preventiva Europea de Cáncer y Nutrición (European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition, EPIC), basado en encuestas sobre el consumo de té y café en ciudadanos europeos entre 1991 y el 2000.
Según el sondeo, el país con más alto consumo es Dinamarca, con 798 mililitros por día en comparación con los italianos que solo bebían 98 mililitros diario.
El estudio se realizó en 10 países de Europa sobre los factores de riesgo potenciales del cáncer. Al inicio de la investigación 521 488 hombres y mujeres entre los 25 y 70 años respondieron cuestionarios sobre sus antecedentes médicos, estilo de vida como: dieta, ejercicio, tabaquismo. Los científicos se concentraron en más de 410 000 participantes sin cáncer y con información alimentaria completa.
Durante 8,5 años a 343 pacientes se les diagnosticó glioma, un conjunto de tumores cerebrales responsable del 80% de los cánceres malignos en esa zona entre los adultos, y a otros 245 otro tumor cerebral, generalmente benigno, llamado meningioma.
Tras dividir a los participantes en cuatro y cinco grupos, según el consumo de café y de té al inicio del estudio, el equipo no halló evidencias de una relación causa-efecto. Pero los resultados cambiaron cuando analizaron dos grupos: los que tomaban por lo menos media taza (150 ml) y los que bebían menos o nada de ambas infusiones. Los que más café o té consumían eran un tercio menos propensos a desarrollar glioma, considerando factores como la edad y el tabaquismo.
En Europa, por ejemplo, las tasas anuales de cáncer de tumores cerebrales son entre 4 y 6 casos por cada 100 000 mujeres, y por cada 100 000 hombres entre 6 y 8 casos. La posibilidad de sufrir un tumor cerebral maligno en la vida es de menos del 1%.
La causa de la formación de tumores cerebrales es desconocida en la mayoría de los pacientes, solo la herencia genética o una exposición a radiación en la infancia son causas en la aparición de este tipo de tumores. Por eso parece sorprendente que el riesgo a sufrir una enfermedad tan desconocida pueda reducirse bebiendo un poco más de una taza de café o de té cada día. Sin embargo, el café y el té contienen antioxidantes que protegen a las células corporales del daño que puede producir el cáncer y otras enfermedades.
Los resultados, en más de 500 000 adultos de Europa, se suman además a las evidencias de un estudio reciente en Estados Unidos que asoció el alto consumo de café y de té con una reducción del riesgo de desarrollar gliomas. Pese a que las conclusiones de la investigación fueron calificadas de preliminares, esta desató la esperanza en nuevos resultados. Además, otros estudios demostraron el efecto del café y té en la reducción del riesgo de otros tipos de cáncer, como el de ovario o de hígado.
Según el instituto sueco Karolinska, consumir por lo menos dos tazas al día de té reduce el riesgo de cáncer de ovario en un 46% respecto a los que no lo toman.
Berlín, febrero 13/2011(Notimex)

6 Abril 2011

Vinculan obesidad infantil con malos hábitos de salud

Archivado en: noticias — mednat @ 15:49

Los niños obesos ingieren más comidas escolares, ven más televisión y hacen menos ejercicio que otros niños con peso normal, por lo que su sobrepeso tiene que ver con malos hábitos de salud y no con la herencia, señaló un estudio. Según la investigación del Centro Vascular de la Universidad de Michigan (UM), cuyos resultados fueron publicados en la revista American Heart Journal, se basó en exámenes médicos de control de 1300 alumnos de sexto grado de educación elemental en el estado de Michigan.
El análisis demostró que los niños obesos son más propensos a consumir el almuerzo que se ofrece en la escuela en lugar de llevar el propio de casa, que pasan dos horas por día entretenidos con la televisión o con juegos de video.
De acuerdo con el estudio, el 58% de los niños obesos vio televisión durante dos horas el día anterior, comparado con el 41% de los niños no obesos. Se comprobó que el 45% de los estudiantes obesos siempre come el almuerzo escolar y que solo el 34% de los estudiantes no obesos lo hace. Además,  que los niños no obesos que hacen ejercicio regularmente toman clases de educación física o son miembros de un equipo deportivo.
“En los casos de niños con exceso de peso se puede considerar el aspecto genético, pero el aumento de la actividad física, reducción del tiempo frente a una pantalla y una mejoría en el valor nutritivo de la dieta escolar revertiría la tendencia de obesidad”, dijo Kim A Eagle, director del Centro Cardiovascular de la UM y autor principal del estudio.
Los niños involucrados en la investigación participaban en el “Proyecto Escuelas Saludables”, un programa escolar apoyado por las comunidades y el Sistema de Salud de la UM que enseña a los alumnos estilos de vida saludables.
Los investigadores concluyeron que el estilo de vida está más vinculado con la obesidad infantil que la herencia genética, debido a que los patrones de alimentación y de ejercicio de los niños obesos resultaron tan diferentes de los de sus pares con peso normal.
El presidente Barack Obama promulgó recientemente la Ley de Niños Saludables y Libres del Hambre, de 2010, para la creación de menús escolares más saludables para los 31 millones de niños en Estados Unidos que comen en los programas de almuerzo escolar.
La ley tiene el propósito de mejorar la nutrición reduciendo el contenido de sal, grasas y azúcar en las comidas escolares, y disminuir la obesidad infantil que se ha triplicado en Estados Unidos en los últimos treinta años. La prevalencia de la obesidad entre los niños de Estados Unidos de 6 a 11 años subió del 6,5% en 1980 al 19,6% en el 2008.
Chicago, enero 31/2011 (Notimex)

NOTA: El artículo está disponible para los lectores del dominio *sld.cu copiando el número doi en la portada de la revista, accesible a través de Hinari.

22 Marzo 2011

Recomienda la OMS controlar la publicidad de alimentos dirigida a los niños

Archivado en: noticias — mednat @ 13:20

Más de 42 millones de menores de cinco años son obesos o sufren de sobrepeso y la tendencia mundial va en aumento, debido, en gran parte, al bombardeo de publicidad de productos malsanos dirigida a niños, algo que ha llevado a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a tomar cartas en el asunto. “La dieta malsana es un factor de riesgo clave en las enfermedades no transmisibles que puede modificarse, pero actualmente, a nivel mundial, la mayoría de los mercados ofrecen una amplia variedad de alimentos y bebidas ricos en grasas, azúcar o sal”, advierte la OMS en un conjunto de recomendaciones destinado a orientar a los estados miembros en sus políticas sobre los mensajes publicitarios de alimentos dirigidos a los niños.
“La obesidad infantil se está incrementando, y lo peor es que 35 millones de los 42 millones de niños obesos viven en países en desarrollo”, señaló el doctor Tim Amstrong, coordinador de la OMS en materia de prevención.
Amstrong destacó que en el creciente contexto de globalización, los niños de todo el mundo están sometidos a publicidad y otras formas de mercadotecnia de alimentos y bebidas ricos en grasas, azúcar o sal, incluso con técnicas que consiguen llegar a los menores en escuelas y guarderías. El experto recordó que un niño obeso será un adulto enfermo con males no transmisibles como los cardiovasculares, el cáncer, diabetes o enfermedades respiratorias crónicas, que causan el 60% de las muertes a nivel mundial.
Las recomendaciones publicadas hoy fueron elaboradas con las aportaciones de los estados miembros y de otras partes interesadas -entre ellas importantes industrias alimentarias- durante la última Asamblea Mundial de la Salud celebrada en mayo del 2010.
Entre las empresas que participaron en los debates, Amstrong citó a grandes transnacionales como Coca Cola, Kellogs, McDonalds, Nestlé, Pepsico o Kraft, aunque no especificó sus posiciones.
Los países constataron que la publicidad de productos con grasas saturadas, ácidos grasos tipo trans, azúcares libres o sal dirigida a niños es común en todo el mundo. Y diferentes estudios han demostrado que la publicidad televisiva influye en las preferencias alimentarias, las solicitudes de compra y las pautas de consumo de los niños.
Ningún país es ajeno a esta tendencia, y así, como destacó hoy el director general de Salud de Noruega, Bjorn-Inge Larsen, la obesidad infantil en su país se ha doblado en los últimos diez años. “Está comprobado que el marketing aumenta el consumo de tabaco y de alcohol, por lo que tenemos razones para pensar que lo mismo ocurre con este tipo de alimentos malsanos, por ello la política de Noruega quiere ir en la dirección de reducir esa publicidad”, señaló.
La globalización y el impacto de las nuevas técnicas y métodos publicitarios -como valerse de famosos, mascotas o actividades filantrópicas- no deja a salvo ni a países pequeños y perdidos en mitad del Pacífico, como Samoa.
“La población autóctona de Samoa era alta y fuerte, y ahora es gorda y obesa. Tenemos un creciente problema de obesidad infantil y las enfermedades no transmisibles son la principal causa de mortalidad”, constató la secretaria de Salud de Samoa, Toelupe Palantina.
“Aunque en el 2008 pudimos aprobar leyes para el control del tabaco, en el caso de estos alimentos y bebidas malsanas sufrimos una fuerte presión de las multinacionales, así como de la industria local”, agregó.
Las recomendaciones de la OMS son de carácter general, con el objetivo de que las políticas nacionales reduzcan el impacto de la promoción de estos alimentos. Ello puede hacerse a través de la reducción a la exposición de los niños, bien sea de forma integral restringiendo toda promoción de productos ricos en grasas, azúcares o sal, o legislando, por ejemplo, sobre canales u horarios televisivos en este sentido.
También recomienda la OMS que los entornos donde se reúnan niños, como colegios, lugares de juego, u otros, estén libres de toda forma de promoción de estos productos nocivos.
Ginebra, enero 21/2011 (EFE)

Autor: mednat | Contáctenos
Otro blog más de Art