Medicina Natural

17 enero 2012

Estilo de vida puede afectar riesgo de muerte súbita cardíaca

Filed under: noticias — mednat @ 17:28

Las mujeres que estén en forma, coman sano, no fumen y mantengan su peso a un nivel saludable podrían tener menos riesgo de sufrir una muerte súbita cardíaca, según un estudio estadounidense.

Cada uno de estos factores -una dieta de estilo Mediterráneo, un peso saludable, no fumar y hacer ejercicios- fueron vinculados con una menor probabilidad de muerte súbita cardíaca, que está relacionada con un mal funcionamiento del ritmo eléctrico del corazón, dijo el estudio publicado en Journal of the American Medical Association.

Combinados, los factores fueron asociados a un riesgo un 92% menor. “Cuanto más se adhiera a este estilo de vida saludable, mejor se está en términos del riesgo de muerte súbita cardíaca”, indicó Stephanie Chiuve, del Brigham and Women’s Hospital, en Boston, que dirigió el estudio.

Esta forma de muerte es responsable de la mitad de todas las muertes cardíacas, con 250 000 y 310 000 casos anuales en Estados Unidos, escribieron los autores.

Chiuve y su equipo analizaron los resultados del Estudio de Salud de Enfermeras, en el que más de 81 000 mujeres respondieron periódicamente encuestas sobre su salud y estilo de vida durante 26 años.

Durante el período estudiado, 321 mujeres sufrieron muerte súbita cardíaca a una edad promedio de 72 años. Las mujeres que hacían la dieta más parecida a la Mediterránea tenían el menor riesgo de muerte súbita cardíaca, un 40% menos que aquellas cuya alimentación se parecía menos a la recomendada.

La dieta Mediterránea incluye una alta proporción de verduras, frutas, nueces, grasas omega-3 y pescado, cantidades moderadas de alcohol y pequeñas raciones de carne roja.

Las mujeres con peso normal eran un 56% menos propensas a sufrir muerte súbita cardíaca en comparación con las mujeres obesas, mientras que al menos 30 minutos de ejercicios por día reducían el riesgo en un 28%.

Las mujeres que nunca habían fumado tenían un 75% menos de probabilidad de padecer esa forma de muerte en comparación con las que fumaban al menos 25 cigarrillos por día.

El estudio, financiado por los Institutos Nacionales de Salud y la Asociación Estadounidense del Corazón, no analizó cuánto tiempo las mujeres mantuvieron cada uno de los factores que contribuyen a una vida saludable.

Tampoco logró comprobar que un estilo de vida saludable sea el responsable de disminuir el riesgo de sufrir muerte súbita cardíaca.

Pero los investigadores concluyeron que el 81% de los casos de muerte súbita cardíaca se debió a estilos de vida no saludables.

Chiuve dijo que los resultados son importantes para entender quién está en riesgo de sufrir este tipo de muerte. La mayoría de las personas temen estar en riesgo por otros problemas de salud, como un ataque cardíaco previo.

“Pero con la muerte súbita cardíaca, la mayoría de los casos ocurren en la población general. El estilo de vida es algo que generalmente no se analiza en la investigación” sobre esta forma de muerte, agregó.
Nueva York, julio 6/2011 (Reuters)

Nota: Los lectores del dominio *sld.cu acceden al texto completo a través de Hinari.

Stephanie E. Chiuve, Teresa T. Fung, Kathryn M. Rexrode, Donna Spiegelman, JoAnn E. Manson, et. al. Adherence to a Low-Risk, Healthy Lifestyle and Risk of Sudden Cardiac Death Among Women. JAMA 2011; 306(1):62-69.

19 mayo 2011

Estudio vincula tabaquismo pasivo con mayor riesgo de diabetes

Filed under: noticias — mednat @ 22:34

Fumar tabaco está ligado a un mayor riesgo de diabetes mellitus tipo 2, tanto para los fumadores como para quienes los rodean, según reveló un estudio. Cuanto mayor es la cantidad de humo de segunda mano a la que está expuesta una persona, mayor es el riesgo de la enfermedad, que se produce por la resistencia a la insulina -una condición en la cual las células no logran usar la hormona adecuadamente- a veces combinada con una deficiencia total de insulina, según la investigación, publicada en Diabetes Care.
“Se identificó una asociación positiva entre el tabaquismo activo y el riesgo de diabetes mellitus, pero estudios previos tenían información limitada sobre el tabaquismo pasivo o los cambios en la conducta tabáquica con el tiempo”, escribió John Forman, del Brigham and Women’s Hospital en Boston, que dirigió el estudio.
La investigación siguió a 100 000 mujeres durante 24 años. En 1982, las mujeres  -todas participantes del “Nurses Health Study”- brindaron información sobre cuánto tiempo pasaban alrededor del humo de cigarrillo. Durante los siguientes 24 años, una de cada 18 mujeres fueron diagnosticadas con diabetes mellitus tipo 2.
Forman y su equipo hallaron que las mujeres que fumaban más de dos paquetes diarios de cigarrillos tenían las mayores probabilidades de desarrollar la enfermedad. Alrededor de 30 de las grandes fumadoras desarrollaron diabetes mellitus cada año por cada 10 000 mujeres del estudio, comparado con unas 25 mujeres que no fumaban y no pasaban tiempo expuestas al humo generado por otras personas. No obstante, los riesgos fueron realmente mayores para las ex fumadoras y las mujeres expuestas al humo de segunda mano, ya que en ambos grupos alrededor de 39 de cada 10 000 participantes desarrolló diabetes cada año.
Cuando se tuvieron en cuenta variables como el peso, la edad y los antecedentes familiares de diabetes, las ex fumadoras presentaban un 12% más de riesgo de la enfermedad que aquellas que estaban regularmente expuestas al humo de segunda mano. Los riesgos potenciales de diabetes por estar expuesto al tabaquismo pasivo se desconocían, dijo David Nathan, que dirige el Centro de Diabetes del Hospital General de Massachusetts y es profesor de la Escuela de Medicina de Harvard.
“Esto simplemente refuerza desde el punto de vista de la salud pública la lección que hemos estado resaltando por décadas”, que es limitar la exposición al humo de cigarrillo, indicó Nathan, que no participó del estudio.
Nathan dijo a Reuters Health que nadie sabe por qué el tabaquismo y la diabetes mellitus tipo 2 están relacionadas, pero manifestó que la inflamación jugaría un papel importante en ambos procesos. El experto añadió que aunque el estudio involucró a mujeres no hay motivos para pensar que los resultados no se aplicarían también a los hombres.
Nueva York, marzo 11/2011 (Reuters)

Diabetes Care. Association Between Passive and Active Smoking and Incident Type 2 Diabetes in Women. Febrero 25, 2011.

6 mayo 2011

El café puede reducir el riesgo de ictus en las mujeres

Filed under: noticias — mednat @ 17:06

Un estudio sueco publicado en Stroke con datos correspondientes a cerca de 35 000 personas muestra las que toman más de una taza al día disminuyen su riesgo cerebrovascular. Beber más de una taza de café al día se asocia a un 22-25% menos riesgo de ictus en mujeres en comparación con aquellas que toman menos cantidad, según un estudio del Instituto Nacional de Medicina Ambiental del Instituto Karolinska de Estocolmo.
El consumo bajo o la ausencia de consumo se asoció a un mayor riesgo de ictus en un estudio en 34 670 mujeres entre 49 y 83 años que fueron seguidas durante 10,4 años. Los investigadores señalan que, aunque es demasiado pronto para cambiar los hábitos de los bebedores de café, el estudio podría reducir las preocupaciones de algunas mujeres.
Los grupos de mujeres que declararon beber entre 1 y 2 tazas diarias, 3 o 4, o 5 o más tazas mostraron beneficios similares en comparación con las tomaban menos de una taza diaria. Estas diferencias se mantuvieron con independencia del tabaquismo, el índice de masa corporal, los antecedentes de diabetes mellitus, hipertensión arterial o consumo de alcohol, lo que sugiere que los efectos del café no están influidos por los factores de riesgo cardiovasculares conocidos.
Los autores recopilaron datos del Grupo de Mamografía Sueco, que investigaba la asociación entre la dieta, el estilo de vida y el desarrollo de enfermedades.  Reunieron casos de primer ictus ocurrido entre enero de 1998 y diciembre del 2008 mediante su vinculación con las base de los hospitales suecos, hasta documentar un total de 1680 ictus.
Según señala Susanna Larsson, responsable del estudio, tras tener en cuenta otros factores de riesgo, el consumo de café se relacionó con un menor riesgo de ictus total, infarto cerebral y hemorragia subaracnoidea. Los pocos casos de hemorragia intracraneal podrían deberse a la carencia de asociación con este subtipo de ictus.
Los cuestionarios de frecuencia alimentaria no realizaron distinciones entre el café descafeinado y el normal, pero el consumo de café descafeinado en la población sueca es bajo.
La Dra. Larsson señala que las posibles vías por las que el consumo de café podrían reducir el riesgo de ictus incluyen el debilitamiento subclínico de la inflamación, la reducción del estrés oxidativo y la mejora en la sensibilidad a la insulina.
“Algunas mujeres han evitado consumir café porque pensaban que no era sano. De hecho, existe una creciente evidencia que indica que el consumo moderado de café podría disminuir el riesgo de algunas enfermedades como la diabetes mellitus, el cáncer de hígado y posiblemente el ictus”, concluye Larsson.
JANO, marzo 11/2011

Autor: mednat | Contáctenos
Otro blog más de Art